Imágenes de páginas
PDF
EPUB

HACIENDA (ministros de). — Titulo cuarto conforme á sus títulos, la mitad ante el presidel libro octavo.

dente y jueces oficiales de la casa de contratacion de Sevilla, y la restante cantidad en las

Indias donde fueren á ejercer, y póngase por DB LOS OFICIALES REALES, Y CONTADORES DE TRI

cláusula en los títulos, y si se hallaren en las BUTOS, SUS TENIENTES Y GUARDAS MAYORES.

Indias den las fianzas en ellas. Y es nuestra vo.

luntad, que si alguno de los proveidos, hallán LBY PRIMERA.

dose en estos reinos, quisiere darlas todas en

ellos, á todas en las Indias pueda el consejo De 1579 y 1680.- Que los oficiales reales nom dispensar, y determinar segun las causas que rebrados para las Indias, presenten sus titulos

presentare, con que para esta determinacion é instrucciones en la contaduria del consejo, hayan de concurrir en votos conformes las dos y den fianzas.

tercias partes de los del consejo, que se hallaren Mandamos, que los proveidos en oficios de al rotarla. tesoreros, contadores ó factores de nuestra real

LBY INI. hacienda, presenten ante los contadores de cuentas de nuestro consejo real de las Indias sus

Que los oficiales reales afiuncen por si y sus letítulos, cédulas é instrucciones que se les des

nientes. pacharen, para usar y ejercer, y los contado Las fianzas de oficiales reales propietarios han res tomen la razon de todo a la vuelta de los de ser por sí y sus tenientes, de las cuales todespachos , firmándola de sus nombres, y for marán toda la seguridad, que al resguardo de su mando un libro, en que pongan traslado autén- derecho convenga. tico de las fianzas, que los susodichos dieren en

LEY IV. la casa de contratacion de Sevilla: Y ordenamos a nuestros jueces oficiales, que tengan obli- De 1572. Que muriendo ó faltando los fiadogacion de recibirlas, siendo legas, llanas y abo

res de oficiales reales subroguen otros. nadas, y remitirlas a la contaduría de nuestro Por los títulos que se despachan á nuestros consejo de Indias originales, quedando en su oficiales reales se declara, que para seguridad de poder copia auténtica para lo que hubiere lugar nuestra real hacienda hayan de dar fianzas en la de derecho, y resultare de sus visitas, cuentas, forma, cantidad y lugares que alli se espresan. penas y restituciones, y que conste el salario Y porque conviene que sean firmes y bastantes, que deben percibir: y si los proveidos han guar y podria ser que algunos fiadores por muerte, dado lo ordenado acerca de sus oficios, y donde falta de crédito ó ausencia vioiesen á estado de hubieren de dar cuenta final de lo que fuere å meros seguridad , ó hallarse fallidos ó sin crédi. su cargo, no se les reciba ni pase lo pagado, to, de tal forma que no pudiese haber recurso gastado y distribuido sin órden ó contraorden contra ellos ni sus bienes para cobrar los alcannuestra , conforme a las leyes de este libro; y ces, que a nuestros oficiales se hiciesen, ni se habiéndoseles entregado el titulo é instruccio-pudiesen cobrar de los suyos: Mandamos, que si nes originales, puesta razon de los fiadores, y alguno de los que son ó fueren fiadores de nuescantidad de fianzas que hubieren dado , firmen tros oficiales reales falleciere, ó faltare de su cl recibo de su propia mano: y asimismo nues crédito, ó se ausentase de la tierra, el virey, y tros jueces oficiales no les consientan ir, ni pa presidente ó gobernador que de ella fuere, com. sar á las Indias á usar y ejercer, si los contado pela y apremie al oficial real á que subrogue res de cuentas de nuestro consejo no hubieren otro, llano y abonado en lugar del difunto, fallitomado la razon de los títulos é instrucciones. do ó ausente , de que tendrán mucho cuidado,

atento á la importancia y buen recaudo de nuesLBY II.

tra real hacienda. De 1608 y 80.- Que los oficiales reales den las

LEY V. fianzas donde por esta ley se previene. Los oficiales reales que al tiempo de su provi De 1626 y 80.- Que las fianzas de oficiales reusion se hallaren en estos reinos, den fianzas les , ministros y otros para seguridad de la

hacienda real , se reconozcan cada diez años. de afianzar, hasta que lo haya hecho, ó por el

En abono de nuestros oficiales perpétuos y gobernador se mande otra cosa : y en la parte otros ministros de las Indias, proveidos por

donde hubiere audiencia y caja real, y no gotiempo indefinido y sin limitacion, ó por dura bernador ó corregidor, tenga la llave nuestro cion de muchos años, se dan fianzas que suelen fiscal. Y ordenamos, que todas las fianzas de govenir en quiebra, falta de crédito ó mudanza de bernadores y corregidores, proveidos por Nos estado, y tiene graves inconvenientes, que no se en estos reinos ó en las Indias por el gobierno, reconozca y vea si se hallan con su primera se sean y se entiendan al riesgo, cuenta y cargo guridad, ó han venido á notable diminucion por del tiempo que administraren y tuvieren la llael curso y mudanza de los tiempos y otros acci. ve de la caja real que les tocare, conforme la dentes, á que estan sujetos los mayores caudales: ocurrencia, y estado de los casos: y que en Nos, por ocurrir á lo que puede suceder, man las ciudades de Quito y Santiago de Chile, auddamos, que todas las fianzas que hasta ahora se que haya gobernador ó corregidor, haya de hubieren dado, y se dieren para seguridad y abo estar la llave y administracion a cargo de los no por tiempo indefinido y sin limitacion, ó con fiscales de aquellas audiencias : y en las goberduracion de algunos años: ora sean afianzando naciones de Buenos-Aires y Tucuman, en culos oficios perpétuos de cualesquier ministros y yas ciudades no asistiere el gobernador y huoficiales nuestros: ora sea por asientos y arren biere caja real, tenga la llave y administracion damientos, ó seguridad de la real hacienda, se su teniente, con la obligacion referida. Y es reconozcan de diez en diez años, y antes si fuere nuestra voluntad, que en esta forma hagan los pedido por los fiscales ó ministros que tuvieron vireyes y presidentes del Nuevo Reino, que los nuestra voz, y defensa de hacienda real, y para contadores de cuentas despachen las provisioque se renueven y den otras, si las dadas hubie nes necesarias. Y mandamos, que en las cajas ren venido en alguna diminucion. Y ordenamos

no subordinadas a las tres contadurías de cuená los vireyes, audiencias y gobernadores, que tas de Lima, Méjico y Sacta Fé, los gobernahagan reconocer todas las fianzas dadas por cua dores ó corregidores de oficio compelan á nues lesquier nuestros ministros y oficiales y otras tros oficiales a subrogar las fianzas en los casos personas en la forma referida , dentro en los de esta ley, y se guarden como se mandan destérminos de sus distritos; y si no fueren cuales pachar las provisiones de los contadores. convengan por haber venido en diminucion, hagan que los obligados á darlas afiancen con otras

LEY VII. Manas y abonadas en la misma cantidad, y va

De 1633. —Que las fianzas de oficiales reales yan ejecutando esta órden siempre, precisa y

se pongan en las cajas. puntualmente, en todo y por todo, como en ella se contiene.

Hapse de poner las fianzas de oficiales reales

en las cajas de su cargo, y se les ha de hacer en LEY VI.

particular de ellas, siempre que entraren á serQue pura renovar las fianzus los oficiales de ha vir sus oficios, y dieren cuentas. cienda real, cuando convenga , se guarde la

LET VIII. forma de esta ley. Para reconocer los contadores de cuentas las

De 1579. — Que los oficiales reales se presenten flanzas de oficiales reales, despachen provisio

ante la justicia mayor, y los demas oficiales nes dirigidas a los gobernadores y corregidores,

sus compañeros. y estos compelan á los oficiales reales á que si Luego que los oficiales reales llegaren á la fueren muertos , ausentes ó fallidos de su cré- provincia, parte y lugar adonde fueren destidito y hacienda los fiadores, las den nuevamen pados para usar y ejercer sus oficios, se presente en la cantidad que les pareciere, á satisfac tarán ante el gobernador ó justicia mayor, y ancion de sus compañeros; y en el interin que no te los demas oficiales á cuyo cargo estuviere la lo cumplieren, el gobernador ó corregidor del administracion y cobranza de nuestra real hapartido tome la llave de la caja, y ejerza el ofi cienda al tiempo que llegaren, para que conscio, y cese el salario al oficial real, que dejare tando haber dado las fanzas contenidas en sus

títulos, y hecha ante todos la solemnidad y ju sento despues de los oficiales reales, y no en otra ramento á que son obligados, del buen recaudo forma. y administracion de la real hacienda, si otra co

LEY XI. sa no se ordenare por los títulos, en su presencia se asienten en los libros reales, con las fianzas, Que los oficiales reales vivan en las casas de la

fundicion. cédulas é instrucciones que llevaren y fueren obligados á presentar, para que conforme a los Por el breve y buen despacho de las fundidichos instrumentos hayan de dar en sus pro ciones, quintos, almonedas, cobranzas y pagas vincias los tanteos de cuentas que en cada un de nuestra real hacienda y otros negocios, viaño han de enviar a la contaduría de nuestro van nuestros oficiales en la casa de la fundicion consejo de Indias, y á los tribunales donde es. donde la hubiere, y esté en ella nuestra caja tuvieren subordinados.

real principal, y las demas que fueren de su

cargo, y los libros y recaudos, y allí asistan por LEY IX.

la orden y forma contenida en nuestras leyes y

ordenanzas. De 1530, 72, y 1680.- Que antes de entrar en

LEY XII. sus oficios hagan el juramento de esta ley. Nuestros oficiales reales, proveidos y pre

De 1614 y 23. — Que un oficial real viva donde

estuviere la caja. sentes en estos reinos, hagan el juramento que se acostumbra en nuestro consejo real de las Declaramos y mandamos, que el oficial real Indias; y si se hallaren en ellas, ante los tribu mas antiguo por lo menos, viva en nuestras canales o ministros que en los títulos se espresa

sas reales, sea contador ó tesorero; y no habienren , y prometan, que bien y fielmente, y con do casas reales, despues de estar acomodada todo cuidado y diligencia usarán y ejercerán sus nuestra caja real en lo mas seguro de la ciudad, oficios, mirarán y examinarán las escrituras, viva y esté el tesorero donde estuviere la caja, papeles y recaudos de las cuentas que fueren á aunque no sea oficial mas antiguo. su cargo, guardarán justicia á las partes, y mirando por la utilidad y aumento de nuestra real

LEY XIII. De 1610, 13 y 17.- Que se escusen hacienda y su administracion, guardarán se

los oficiales reales del Callao, y corra el ejercreto de lo que se debe guardar, y las leyes, or

cicio, cuenta y ruzon por los de Lima , asisdenanzas é instrucciones dadas para el buen

tiendo uno en aquel puerto.

LEY XIV. gobierno y estado de las Indias, y las leyes del

De 1620.- Que los oficiales reales reipo, y nos darán cuenta y aviso en nuestro de Limu y puerto de Callao ejerzan conforme real consejo de las cosas que convengan a nues

á esta ley. tro real servicio; y no tratarán pi contratarán

LEY XV. por si, ni por interpuestas personas, y en todo harán lo que buenos y fieles ministros en los di

De 1633, 26 y 45.- Que los oficiales reales en

vien cada año relacion jurada á los tribunachos cargos deben y son obligados; y luego di

les de cuentas. gan: Si juro. Y el que tomare el juramento prosiga diciendo: Si así lo hicieredes, Dios os Los oficiales reales envien todos los añcs conayude; y si no os lo demande. Decid: Amen. secutivamente, y sin falta por ninguna causa, reY él responda: Amen.

lacion jurada de la cuenta corriente de su cargo

á los tribunales de cuentas del distrito donde LBY X.

tuvieren obligacion a darlas , y por esto no de

jen de estar obligados á dar cuenta en la forma De 1570.- Que en las casas reales se acomoden

que está ordenado, pena de privacion de oficios; primero los oficiales reales, que los oidores.

y si no la enviaren cada año, puedan nuestros Los oficiales de nuestra real hacienda posen, contadores de cuentas de aquel tribunal despay se acomoden primero, que los oidores en nues. char ejecutores á costa de los susodichos, que tras casas reales, con la caja y fundicion, y ten los compelan á ello, que Nos les damos tan basgan los oidores esta conveniencia, si sobrare apo. tante poder cuanto de derecho se requiere. Y

mandamos á los vireyes y presidente del reino, en su lugar substituto con acuerdo del virey ó que lo hagan cumplir y ejecutar, guardando lo presidente; y si de otra forma se ausentaren, ordenado en la forma y nombramiento de per- pierdan sus oficios , y se guarde la ley 88, titusonas, que lo han de ejecutar.

lo 16, lib. 2, que trata de esta prohibicion.

[blocks in formation]
[ocr errors]

De 1670. — Que los oficiales reales envien cada Que ningun oficial real pueda venir á estos reiaño un tanteo, y la cuenta final cada tres

nos sin licencia del rey. años.

Los vireyes , audiencias ó gobernadores do Tienen obligacion los oficiales reales de en den licencia por ninguna causa ni razon á ofiviar cada un año a nuestro consejo un tanteo cial de nuestra real hacienda de todas las Indias de cuentas de lo que hubieren cobrado perte é islas adyacentes, para venir a estos reinos sin neciente á hacienda real, y la cuenta final de espresa licencia ó comision nuestra, ni los mantres en tres años, como está dispuesto por la den venir á ningun negocio, de cualquier caliordenanza 21 de las generales: Mandamos á to dad, pena de 1,000 pesos de oro para nuestra dos los de nuestras Indias, Tierra-Firme é is cámara y fisco, en que condenamos á cada uno las adyacentes, que la guarden , cumplan y que contraviniere, todas las veces que conceejecuten sin omision, con apercibimiento que diere la licencia o le mandare venir: y el oficial si no lo hicieren, serán castigados con la demos que saliere de la provincia ó islas de su distrito tracion que el caso requiere, por ser materia para venir é estos reinos, usando de tal órden que tanto importa á nuestro real servicio. - ó licencia, y no la tuvieren espresa nuestra, por (V. ley 19, tit. 14, lib. 3).

el mismo caso haya perdido y pierda su oficio,

y quede vaco, para que Nos le proveamos à LEY XVII.

nuestra voluntad real. De 1642.- Que los oficiales de la real hacienda

LRY XX. no den esperas.

De 1572. - Que los oficiales reales no se ausenOrdenamos a todos los oficiales de nuestra

ten, y asistan, y no den las llaves, si no tuvioreal hacienda, que reconozcan y guarden las le

ren justo impedimento. yes, cédulas y ordenanzas que tratan de su administracion , y cobranza , y no deu esperas á Sin comision ó licencia nuestra no se ausenlos que fueren deudores por cualquier causa ten los oficiales reales de la provincia, ni venque sea, á que no contravengan, porque si pro gan á estos reinos, guardando lo resuelto por cedieren de otra forma, se les hará cargo de los las leyes antes de esta : asistan a la cobranza de maravedis que por esta causa dejaren de cobrar, nuestra real hacienda: y no puedan dar los unos y correrá por su cuenta y riesgo el daño , que á los otros las llaves de las cajas reales no teresultare contra puestra real hacienda , y de la niendo justo impedimento, que entonces las poomision nos tendremos por deservido.

drán dar á su teniente ó substituto , habiendo

afianzado, ó enviar persona de confianza, peda LEY XVIII.

de perdimiento de sus oficios, y mitad de todos De 1563.- Que los oficiales reales no se puedan

sus bienes para nuestra cámara.-(V.ley 7 ti

tulo 6).
ausentar sin licencia.

LEY XXI,
Si los oficiales de puestra real hacienda tu-
vieren necesidad por justa causa de ausentarse

De 1605.- Que estando algun oficial enfermo de la ciudad donde residieren, siendo para fue

habiendo tres, entregue la llave al mas anra de la provincia , no puedan salir sin nuestra

tiguo. licencia : y siendo para dentro de ella, sin licen Si alguno de nuestros oficiales estuviere encia del virey o presidente de la audiencia de fermo ó justamente impedido, y fueren tres aquel distrito, y esta sea por breve tiempo y los que actualmente sirvieren y asistieren, enlimitada al mismo distrito, y no mas, dejando tregue su llave al mas antiguo de los compañe

Potosi puedun nombrar un teniente en la Plata.

ros, para que no cese el despacho y buen re tulo 2, lib. 3, sobre la provision en interin. caudo de nuestra hacienda.

En la vacante de oficial real por muerte ó

privacion, ú otra cualquier causa , provea el LEY XXII.

virey, presidente ó audiencia, si gobernare, con De 1530.- Que el teniente ó sustituto del oficial las calidades referidas en la ley 47, tit. 2, lib. 3 real uusente , sea nombrado conforme á esta

el oficio, entretanto que Nos le proveemos en ley, y afiance y haga el jurumento.

quien nuestra voluntad fuere.

LEY XXV. Si el oficial real ausente por justa causa y cou licencia no dejare teniente ó sustituto, la

De 1573. Que los vireyes y presidentes nomjusticia y los otros oficiales le nombren por

bren tenientes de oficiales reales. ahora hasta que el virey é presidente nombre Los vireyes y presidentes gobernadores proen interin , y sea de las calidades que al oficio vean en sus distritos tenientes de oficiales reales convienen; y para ejercer deu las fianzas y se en las partes que conviniere, tomando de ellos guridades que el propietario , y haga el jura- seguridad y fianza, y los oficiales de la cabecera mento y solemnidad de guardar la forma y or les tomen cuenta en cada un año. deu, que tenia obligacion el ausente.

LEY XXVI. - De 1613. Que los oficiales de LEY XXIII. De 1537.- Que por los oficiales reales ausentes

LEY XXVII. - De 1599 y 1608. - Que en Perden cuenta sus tenientes ó sustitutos, y no sea

tobelo asistan los tenientes de oficiales reales necesario citar a los propietarios.

de Panumá y un propietario. Por cualquier causa que interveoga, volun LEY XXVIII. — Que al oficial propietario que taria , necesaria ó probable , si los oficiales de asistiere en Portobelo se den doscientos ducanuestra real hacienda, se ausentaren de las ciu dos de ayuda de costa. dades donde deben residir, á la obligacion de LEY XXIX. De 1575. — Que los dos oficiales sus oficios, sus tenientes ó sustitutos, han de reales de Arequipu asistan en la ciudad y dar cuenta por los oficiales reales de sus cargos, puerto. la cual sea habida por buena y legitima, y no LEY XXX. - Quie un oficial real de Trujillo resea necesario, que los oficiales propietarios sean sida en Santa. citados ni emplazados, como si se hiciese y ave

LEY XXXI. riguase con sus mismas personas, y para esto dejarán justruidos á sus tenientes; porque asi

De 4 de diciembre de 1570. — Que se guarde la tomada han de perjudicar á los oficiales, como

ley 51, tit. 2. lib. 3, sobre la mitad del salario. si se hiciesen y averiguasen con sus personas Guardese lo proveido generalmente por la ley presentes; y por las que fueren hechas y fene 51, tit. 2, lib. 3, y los que fueren nombrados en cidas con los tenientes y alcances que resulta interin por oficiales reales ó por sus tenientes, ren, sean ejecutados los propietarios en sus per no gozen ni perciban mas que la mitad del sasonas y bienes , aunque los tenientes y oficiales lario, que deben y pueden llevar los propietay otras personas à quien se tomaren las dichas rios, con la pena alli contenida. cuentas, aleguen que no estaban instruidos y

LEY XXXII. bastantemente informados. Y mandanios á los tribunales, jueces y justicias a quien locare, ó

De 1622. — Que todos los oficiales reales prin

cipales se correspondan. cometiéremos la ejecucion de lo referido, que la bagan en personas y bienes de los oficiales A la buena administracion , cuenta y razon reales , por los alcances que en esta forma les de nuestra real hacienda conviene que nuestros fueren hechos, y no los citen, emplacen ni oi oficiales reales se correspondan con los otros gan mas sobre esto.

que estuvieren en las cabezas de provincias, y

continuamente les den aviso del estado que tuLEY XXIV.

vieren las cobranzas. Ordenamos á los vireyes, De 1569 y 1680. — Que se guarde lu ley 47, ti presidentes y gobernadores, que den las órde

56 TOM. III.

« AnteriorContinuar »