Imágenes de páginas
PDF
EPUB

nes necesarias para que asi se ejecute en todas | bido; y si no lo hiciere el factor ó tesorero palas cajas de sus gobiernos, de forma que los sado el año, sean á su cargo y culpa los alcanzes envios apden ajustados y se hagan á sus tiempos. que resultaren.

[blocks in formation]

De 1554 y 72. Que el tesorero firme en el li- De 1611.- Quo los gobernadores den instrucbro del contador las partidas de cargo que le

cion a los factores. hiciere.

Ordenamos, que si por conveniencia de nuesMandamos, que el tesorero de cada provincia tro real servicio proveyéremos factor en algun ó isla firme de su nombre en el libro del conta- puerto, el gobernador le dé instruccion en la dor la partida del cargo que se le hiciere, luego mejor y mas conveniente forma que pueda, pacomo se escriba, y se le hiciere cargo, pena de ra que con mayor aprovechamiento de nuestra pagar la cantidad de lo que montare cuanto es- real hacienda prevengan y atiendan al buen retuviere por firmar.

caudo de ella, usen y ejerzan él y sus sucesores LEY XXXIV.

este oficio , proveyendo que den fianzas bastan

tes á su satisfaccion, conforme a lo que hubieren De 1587 y 93.- Que los factores no escedan de

de tener a su cargo, y esprese todo lo necesasus oficios.

rio a la seguridad de ello, y asi se guarde, si A cargo de los factores, que hubiere en puer- por sus títulos ú órdenes nuestras do mandaretos de las Indias, es el proveer con tiempo los mos otra cosa. bastimentos, municiones y otros pertrechos pa

LEY XXXVII. ra las cosas ordinarias y estraordinarias que se ofrecen; y siendo esto lo que solamente toca á De 1548 y 1680.- Que los contadores y tesoresu ejercicio y administracion, esceden conside- ros hagan lus probanzas y diligencias por el rablemente. Y porque deben contenerse dentro fiscal del consejo , donde no hubiere factores, de los términos de sus facultades, mandamos,

y se refiere á la ley 46, tit, 18, libro 2. que no se introduzcan en las pagas de la gente Por la ley 46, tit. 18, lib. 2, se manda, que los de mar y guerra, y otras que se deben hacer en factores de nuestra real hacienda donde no hunuestras cajas reales, por su autoridad, ni por biere fiscales, hagan las probanzas y otras dililibranzas de virey, presidente ó gobernador, gencias que se ofrecieren al fiscal de nuestro pervirtiendo el buen órden que deben tener consejo, sin escusa ni dilacion, y envien reslos libros reales , y dando ocasion á que se puesta de lo que hicieren en aquellos negocios. paguen muchas partidas sin particular órden | Y porque puede suceder que no haya factores, nuestra.

ordenamos que estas diligencias se cometan á LEY XXXV.

los contadores, y en su falta á los tesoreros de

nuestra real hacienda, los cuales, segun estos De 1605. — Que el factor ó tesorero den rela

grados las cumplan y ejecuten como alli se concion de los géneros que entregaron , y el con

liene, pena de nuestra merced y de 100.000 tador tome la cuenta.

maravedis para nuestra cámara. Donde tenemos almacenes nuestros que son

LEY XXXVIII. á cargo de los factores ó de los tesoreros, si no hay factor , se entregan algunos géneros á los De 1549, 63 y 73.- Que se reformen en las Inmaestros de rivera, herrería, pólvora, fundicio

dias los oficios de factor y veedor. nes y otras obras de nuestro servicio, en cuyos Cuando vacaren en las Indias por muerte, entregos tiene descargo el factor, y si se des- privacion ú otra cualquier causa , los oficios de cuida, y no trata de que los susodichos den cuen- veedores ó factores proveidos, el tesorero ó ta de lo que reciben , puede haber muchos yer- contador que fueren de la provincia ó islas sirros y fraudes. Mandamos, que el factor ó teso- van estos oficios, repartiendo su ejercicio entre rero, donde usare aquel oficio, de cada un año los dos, conforme á las instrucciones que el relacion de lo que hubiere entregado, y el con- veedor y factor tuvieren : y ejerzan juntamente tador los haga llamar y tome cuenta de lo reci- con los suyos de tesorero y contador, y por esto

les pase

no se les dé ni lleven mas salario que el de sus servicio puedan llevar doscientos mil marapropios oficios: y si falleciere alguno de los di vedis mas sobre su salario. chos tesorero ó contador antes de llegar al caso Cuando los oficiales de puestra real hacienda de esta reformacion, el factor y veedor , sirvan del Nuevo-Reino salieren á la costa del Norte de contador y tesorero, de forma que todos cua á llevar oro ó plata para remitir á estos reinos, tro oficios de tesorero, factor, contador y vee ó visitar algunas haciendas que nos pertenezcan, dor que servian cuatro oficiales, y despues sir ó á otras cosas necesarias y convenientes á nuesvieron tres, lo sirvan solamente dos, que sean tro real servicio: Declaramos y mandamos, que tesorero y contador, y no mas, por cuanto nues se les haya de aumentar y pagar á razon de dos · tra voluntad es, que los dichos oficios de factor cientos mil maravcdis cada año sobre el salario y vecdor se consuman, y no los haya, sino donde

que gozaren por sus oficios, y esto y no mas Nos fueremos servido de proveerlos ambos ó puedan percibir, pena de pagar el esceso, con alguno de ellos.

el cuatro tanto en que les condenamos, y aplica ·

mos a nuestra cámara y fisco, y no LEY XXXIX. - De 1597 y 1680. Que el pro en cuenta otra cantidad, rateándola

segun

el veedor y contador de Acapulco guarden lo tiempo de la ocupacion y ausencia, desde el dia que por esta ley se dispone.-(Se les designan que salieren hasta fenecer el viage: lo mismo sus facultades como administradores de adua se guarde generalmente con todos los oficiales na, y como ministros, para el despacho de las propietarios de las Indias, donde militare la mis. armadas y espediciones del sur, y naos de Fi ma razon, que asi es nuestra voluntad (1), lipinas.)

LEY XLV. LEY XL.- de 1622.– Que el contador de tributos de Méjico asista á los acuerdos y almo.

De 1528 : 1600.- Que los oficiales reales no nedas.

traten ni contraten con hacienda del rey, ni LEY XLI.

propiu, ni agena, ni tengan parte en urmadas

ni canoas de perlas. De 1573. Que los oficiales reales no lleven

Ordenamos y mandamos, que ninguno de nuesmas salario del que luvieren, conforme a sus

tros oficiales trate di contrate , dentro ó fuera titulos.

de su provincia con nuestra real hacienda ni la A los oficiales de nuestra real hacienda , pro suya propia , pi de otra cualquier persona , pietarios, no se les dé mas salario que el seña pueda tener ni tenga otro género de trato o aprolado en sus títulos, y á los nombrados en inte vechamiento ó grangeria en su provincia, ni en rin que Nos proveemos, no esceda de la mitad otra ninguna parte de nuestras lodias, ni de esque tuvieren los propietarios, conforme a la re. los reinos, ni negocie ni se aproveche de nuesgla general.

pi

tra real hacienda, ni la defraude por ninguna

via directe vi indirecte, por si, ni por otra cualLEY XLII. -de 1631.- Que en Cartagena huya quier persona, pública ni secretamente, ni en

defensor de la real hacienda , que sea letrado, otra forma, ni puedan armar navios , ni tener con doscientos pesos de salario.

parte en ninguna armada que se hiciere para LEY XLIII. de 1637. Que el teniente de descubrimientos, rescates ni contrataciones, ni

Cartagena no sea defensor de la real hacien arme canoa de perlas, vi las rescate, ni tenga da, para cuya ocupacion se nombre sugeto compañía por ninguna forma, pretesto, ni codistinto.

lor, pena de perdimiento de todos sus bienes, LEY XLIV.

y privacion perpelua de oficio, y destierro por

diez años de todas las Indias, en que por el misDe 15 de enero de 1569.- Que si los oficiales mo hecho le condenamos, y hemos por conde

reales propietarios sulieren á negocios del real Dado, para cuyo cumplimiento y seguridad de

(1) Por real orden de 8 de mayo de 1797 se ha declarado, que el sobresueldo que declara esta ley, sea el de 9 pesos diarios, si el viage fuere por tierra, y si por mar 18, costeándose con esto en el todo.-(Nota de la edicion 5.* de leyes de Indias.)

[ocr errors][merged small][merged small][merged small]

los suyos.

1

LEY XLVI.

De 1567 y 1505.- Que los oficiales reales no se

ocupen en otros cargos ni oficios mas que en De 4 de agosto de 1596-Que los oficiales reales no beneficien minas , ni ingenios.

Nuestra voluntad es, que cada uno de los ofiMandamos, que nuestros oficiales reales, sus ciales reales resida en su oficio, y le sirva sin hijos, hermanos y criados, en ninguna parte ó otra ocupacion ni comision , aunque sea proveilugar donde se labraren ó beneficiaren minas do por los vireyes, presidentes , audiencias ó de oro, plata ú otros metales, no puedan labrar | gobernadores. Y mandamos á los susodichos ni beneficiar minas, ni ingenios de cualquier que no los ocupen en otros oficios , si no fuere suerte ó calidad, asi por sus personas como por

habiendo hecho primero dejacion de los suyos,
otras, directe ni indirecte: y los que contravi- para que Nos los proveamos en otras personas,
nieren incurran en las penas impuestas á los que y guarden la ley 23, tit. 2, lib. 3.
tratan y contratan, que se ejecuten en sus per-

LEY LI.
sonas y bienes, sin disimulacion en ningun caso,
ni por ninguna causa.

De 1600.- Que los oficiales reales no sirvan ofi

cios de alcaldes mayores ni alféreces de los LEY XLVII. do 1600 y 1680. — Que como los ofi

pueblos. ciales reales no pueden tener canous de perlas, La prohibicion de ser nuestros oficiales reales no lo puedan ser los que las tuvieren.

alcaldes ordinarios, espresada en la ley 6, tit. 3,

lib. 5, comprende cualquier oficio de traer vaLEY XLVIII.

ra de nuestra real justicia, ser alguacil ó alferez De 27 de julio de 1592. — Que los oficiales rea

mayor de los pueblos donde residieren. Y orde. les no puedan tener grangerius, ni traer dinero

namos y cncargamos á los vireyes, presidentes fuera de las cajas.

y audiencias, que no lo permitan, y tengan es-
Prohibimos a nuestros oficiales reales, que pecial cuidado de que se cumpla.
tengan ingenios de moler metales, y otras cua-

LEY LII.
lesquier grangerias: beneficiar minas por sus
personas ni otras : ocupar ó tener fuera de nues-

De 1606 y 80. — Que se guarde lo proveido por tras cajas pingun dinero ó hacienda que á Nos

ley 40, tit. 2, lib. 5. pertenezca , so las penas contenidas en la ley Los oficiales reales de cualquier parte, pro45 de este titulo; y los que con ellos tuvieren vincia ó puerto no pueden ser tenientes de goparte en tales intereses, directe ó indirecte, bernadores, corregidores ó alcaldes mayores, incurran en perdimiento de sus haciendas apli- por la falta que hacen a la precisa ocupacion de cadas á nuestra cámara, y destierro perpé- sus oficios, y está prohibido su nombramiento luo de las Indias; y asi se ejecute irremisible- por la ley 40, tit. 2, lib. 5. Conviene que asi se menté.

guarde, y repetidamente lo ordenamos. LEY XLIX.

LEY XIII. De 1596.- Que las mugeres e hijos de oficiales De 1629.- Que ningun oficial real pueda tener reales no puedan tratar ni contratar.

regimiento, ni sus hijos , deudos , criados, ni Declaramos, que la prohibicion de tratar y

allegados, ni de sus mugeres. contratar las mugeres é hijos de los oidores de Ordenamos que ningun oficial de nuestra real nuestras reales audiencias por la ley 66, tit. hacienda sea regidor de la ciudad, villa ó lugar 16, lib. 2, comprende a las mugeres é hijos de donde residiere , ni de otra parte de las Indias, los oficiales reales, y que incurren en las mis- aunque lo compre con su propio dinero, ó su

(1) V. en EMPLEADOS prohibidos de comerciar las disposiciones que restablecen el saludable rigor de esta ley.

no

ceda en él por donacion , renunciacion, heren

oficial real de diez mil maravedis, que aplicacia ni en otra forma, que Nos desde luego inha. mos á nuestra cámara. bilitamos a todos, y los hacemos incapaces de

LRY LVII. poder obtener ni servir semejantes oficios; por

De 1630.- Que habiéndose de nombrur guardas, que nuestra intencion y voluntad es, que solo se

los nombre el guarda mayor. ocupen en la administracion y cobranza de nuestra real hacienda, como estan obligados:

En todos los puertos de las Indias donde por y esta misma prohibicion se ha de entender con

Nos estuviere proveido guarda mayor , pueda sus hijos, deudos, criados y allegados, y de el susodicho nombrar guardas si se hubieren de sus mugeres.

poner en los navios que entraren, y no se lo

prohiban, ni se introduzgan en esto los goberLEY LIV.

nadores y oficiales reales, ni justicias. -(Véuse De 1568.- Que se guarde la ley 25, lit. 2, lib. 3.

ley 41, tit. 35, lib 9). Por la ley 25, tit. 2 lib. 3, está ordenado, que

LEY LVIII. para oficiales de nuestra real hacienda no sean proveidos mercaderes ni tratantes: Mandamos De 1629.- Que á los guardas mayores, pudienque asi se guarde precisamente, y siempre sean do ser , se les de casa en que vivan. elegidos los sugetos mas hábiles y á propósito, y cuales convengan a nuestro real servicio.

A los guardas mayores, que tambien son al

guaciles de nuestra real hacienda en los puertos LEY LV.

de las Indias, acomoden nuestros gobernadores

de casa para su vivienda, competente y capaz á De 1552 y 1680. - Que los oficiales real

las personas y ocupacion , pudiendo ser sin inpuedan tener indios, ni sus hijos, estando en

conveniente. la potestad de sus padres. Habiéndose ordenado por la ley 12, título 8,

LEY LIX.

De 1620. Que los oficiales reales lib. 6, que los oficiales de nuestra real hacienda

y dos oidores de Lima examinen al balanzano puedan ser encomenderos de indios, y por

rio de Potosi, y no pueda ser removido sin la siguiente estendido esta prohibicion á sus

causa legitima. mugeres é hijos, esceptuando los varones ca

LEY LX. sados, y que gobernaren sus familias al tiempo

De 14 de mayo de 1652. Que en la recusacion de la encomienda; porque si estuviesen en la

de oficiales reales se guarde la costumbre. patria potestad, serian sus padres en el efecto los encomenderos en fraude de la ley, y no ten

Proceden los oficiales reales en las causas de drian casa pcblada: Ordenamos y mandamos,

nuestra real hacienda contra los deudores, que que se cumpla y guarde la prohibicion, escep

por evadirse de pagar al plazo, y dilatar la satistuando el caso de hallarse los hijos fuera de la faccion, se valen de las recusaciones, y los prepotestad de sus padres , y teniendo el gobierno tenden remover in totum : Y deseando, que en la de sus familias al tiempo de la encomienda, co

cobranza de nuestra real hacienda se proceda mo en aquella y esta ley se contiene.

con toda puntualidad , ordenamos, que cuando

las partes intentaren este medio , se guarde la LEY LVI.

costumbre.

LEY LXI. De 1525. - Que los oficiales reales no se dejen acompañar de los vecinos.

De 1624. Que en la caja real de la Habana

haya oficial mayor con el salario que se declara. No consientan nuestros oficiales, que en dias de fiesta ni de trabajo los acompañe ninguna Al oficial mayor de la contaduría de nuestra persona, no fueren sus criados, ó los que lleva- caja de la Habana se le pagan 369 ducados de ren su sueldo, pena de quince pesos de oro al salario al año, aprobamos el nombramiento y vecino, cada vez que contraviniere, aplicados asignacion de salario por el tiempo que fuere á los pobres del hospital de aquel pueblo; y al nuestra voluntad : Y mandamos, que se le pague

en la forma y género de hacienda que hasta hemos de dar licencia para poderse casar con ahora.-(V. CAJAS REALES.)

ellas, incurran en la misma pena, y con esta de.

claracion se guarde y cumpla, y les damos liLEY LXII.

cencia y facultad para que reservando los graDe 1582, y 1619. — Que los oficiales reales no dos prohibidos, se puedan casar en sus distritos

se puedan casar con parientas de sus compa y fuera de ellos. — (V. MATRIMONIOS.) ñeros como se ordena.

LBY LXIV. De casarse algunos oficiales de nuestra real hacienda con hijas, hermanas y deudas de los

De 23 de julio de 1572.- Que los oficiales rea

les tomen la razon de encomiendas , pensiones otros oficiales sus compañeros, pueden resultar inconvenientes, que impidan el buen uso de sus

y situaciones , pagas y

libranzas. oficios: Y porque asi conviene, prohibimos y En todos los títulos y despachos de encomiendefendemos a todos nuestros oficiales que ahora das de indios, pensiones, situaciones, consigson y despues fueren, poderse casar con hijas, naciones, pagas y plazas, asi en nuestra real hermanas y deudas dentro del cuarto grado de hacienda como en tributos vacos, y en cualeslos otros oficiales de las mismas provincias ó quier libranzas que á Nos toquen y pertenezcan, ciudades, sus compañeros, sin espresa licencia y dieren y proveyeren los vireyes, audiencias nuestra, pena de privacion de los oficios que ó gobernadores en nuestro nombre, provean y sirvieren, y de no poder tener otros en las In. pongan, por cláusula especial, que los oficiales dias : Y mandamos á los vireyes, presidentes y reales tomen la razon en los libros de su cargo, oidores, gobernadores, corregidores, alcaldes para la noticia y cuenta de todo. mayores y sus tenientes de todos aquellos rei

LEY LXV. nos y provincias, que si en cualquiera de sus jurisdicciones escediere de lo contenido en esta

De 1579. — Que se guarde lo ordenado , y que nuestra ley alguno de nuestros oficiales, ejecu.

se ordenare para la administracion de la real

hacienda. ten en él la pena referida irremisiblemente, y luego nos den aviso. Y asimismo mandamos, que Han de guardar nuestros oficiales reales con en los casamientos de oficiales reales y sus bi mucho cuidado y diligencia todas las leyes, que jos, y hijas, y parientes, con hijos , hijas, pa tratan de las obligaciones de sus oficios, buen rientes ó parientas de contadores de cuentas se cobro y administracion de nuestra real hacienguarde la ley 8, tit. 2, de este libro, en los gra- da, y todas las demas cédulas, órdenes y prodos y con las calidades que se contienen en la visiones dadas, que no se hallaren espresamente dicha ley, y en todo lo demas que allí refiere. revocadas por las leyes de este libro, conforme

está prevenido: y asimismo todas las demas céLEY LXIII.

dulas , provisiones y despachos, que de Nos tuDe 1593.- Que por tratar y concertar el casa vieren despues, pena de 50.000 maravedis para

miento de palabra , ó por escrito, ó por pro uuestra cámara por cada vez que lo dejaren de mesa, ó esperanza de licencia , incurran en la guardar, y de incurrir en las demas que se les pena.

impusieren. Declaramos y mandamos, que la ley antece

LBY LXVI. dente se entienda y practique con nuestros oficiales en lo que toca á que no se casen con hijas, De 1660 y 71. Forma de remitir los oficiales hermanas ni deudas dentro del cuarto grado de

reales las relaciones y cartas-cuentas de la otros puestros oficiales de las mismas provin

real hacienda de su cargo. cias y ciudades, sus compañeros, sin espresa Aunque es propio de la obligacion y oficio de licencia nuestra , pena de privacion de sus ofi los oficiales reales enviar con el tesoro, que se cios, añadiendo, que por el mismo caso que tra nos remite de las Indias cada año relacion distaren ó concertaren de casarse con las susodichas tinta de los géneros y mie

tinta de los géneros y miembros de la hacienda, hijas, hermanas y parientas de sus compañeros de que se componen los envios, los dichos ofien el grado referido, por palabra ó promesa, ciales no lo cumplen, de que resulta no tener ó por escrito , ó con esperanza de que Nos les noticia nuestro consejo de los efectos á que per

« AnteriorContinuar »