Imágenes de páginas
PDF
EPUB

nes de lo que recibieren, ó se les pagare, siem. do por tercias partes, cámara, juez y denunpre que por las partes les fueren pedidas, y que

ciador.

LEY XXVU. no satisfacen con decir, que lo asientan en los libros de su cargo.

De 1605. Que los asientos para el servicio del

rey, se otorguen ante los oficiales reales. LBY XXIII.

Mandamos, que los asientos y conciertos que De 1620.- Que los oficiales reales cobren los se ajustaren para Nos servir algunas personas

alcances, si no resultaren contra ellos. en diferentes ministerios y ocupaciones, se haRemitan los contadores de cuentas á nuestros

gan en nuestras contadurias reales, con interoficiales reales los alcances que hicieren, y no

vencion de nuestros oficiales, por ser la primeresultaren contra ellos, para que procedan á la

ra causa y recaudo por donde se les libran los salarios

que

han de haber , y en ellos ha de queejecucion y cobranza, porque derechamente les

dar razon de todo. compete,

LEY XXVIII. LEY XXIV. De 1625. - Que las justicias de

De 1599. Que los oficiales reales envien al los lugares de Yucatan cobren la real ha

consejo los arrendamientos y escrituras que cienda, y la remitan á los oficiales de la pro

otorgaren. vincia. LEY XXV.

Ordenamos a nuestros oficiales, que en todas

ocasiones nos envien en forma auténtica todos De 1552. Que las obligaciones y fianzi18 se re

los encabezamientos de alcabalas, y otras cuaciban con parecer de todos los oficiales reales lesquier rentas, arrendamientos, escrituras y y pongan en la caja.

recaudos que se hicieren en sus distritos soOrdenamos, que todas las obligaciones, escri. bre materias de nuestra real hacienda, tenienturas y fianzas que en cualquier forma se hubie do particular cuidado de su beneficio, y acreren de otorgar , asi sobre remates de tributos y centamiento bastimentos, como de todas las demas cosas, se

LBY XXIX. hagan y reciban con parecer de todos nuestros oficiales de la caja donde se otorgaren , para que

Refierese á la ley 31, tit. 1, de este libro. se satisfagan de los fiadores, y seguridad que A la buena administracion y cuenta de nuestomaren, y hasta que asi se ejecute no firmen tra real hacienda es muy conveniente, que nueslos recudimientos que hubieren de dar; y vis tros oficiales envien å las contadurias de cuentas las obligaciones y escrituras, pónganlas luetas cada seis meses relacion particular de valogo dentro en la caja por inventario, y tengan res, recibido , cobrado y por cobrar, como se cuidado de cobrarlas á sus plazos.

refiere en la ley 31, lit. 1 de este libro. Asi se

ejecutará sin omision. LEY XXVI.

LEY XXX. De 1591. - Que de las fées que dieren los con.

De 1618. — Que los vireyes y presidente del ladores, tomen la razon los demas oficiules, y

reino pidan relacion a los contadores de lo asienten en ellas.

cuentas de las cobranzas y rezagos. De todas las fées que diere el contador , asi En cada un año, despues de hecho el empaque de perlas quintadas, como pagas de almojari- y despacho para estos reinos, de la plata, oro fazgos, derechos de negros , y de otros cuales- y lo demas que nos pertenece del Perú, Nuevaquier cosas , tomen la razon los demas oficiales, España y Nuevo-Reino, pidan los vireyes y asientenla en los libros de su cargo, rubriquen presidente a nuestros contadores de cuentas relas fées , y digan que está tomada la razon , y no lacion de lo que hubieren hecho cobrar é intropasen de otra forına , con que de las que fueren ducir en las cajas reales, de resultas, alcances de quintos de perlas, no se lleven derechos en de cuentas y rezagos, y las diligencias hechas, ninguna cantidad a los dueños de canoas, pena para que provean del remedio necesario en lo del cuatro tavto de lo que se cobrare, aplica que tuvieren omision, descuido ó negligencia,

y dénnos aviso de lo que se deba proveer y re

de la facultad que tienen para la cobranza de mediar.

nuestra real hacienda enviar fuera de las cinco LEY XXXI.

leguas , y á pueblos de indios muy distantes, eje.

cutores con vara de justicia y salario por dias, De 1632.- Que no se por el tanto ningun

á cobrar tributos y otros efectos , y con esta arrendamiento , sino en el caso de esta ley.

ocasion hacen vejaciones y molestias á los naSuelen darse por asiento ó arrendamiento los turales, y aun á los gobernadores y justicias: diczmos, estancos, y rentas que son de nuestro Mandamos, que remitan la cobranza de los tripatrimonio y hacienda real, y sucede que el úl butos y rentas nuestras á las justicias ordinarias timo asentista deja hacer el remate en otro, y de los pueblos y cabeceras, donde se nos debieInego le pide por el tanto, y sin mayor pujaren, despachando requisitorias suyas para esto, consigue prelacion en el asiento al último pos y apercibiéndoles que luego envien lo que cotor, á titulo de haber tenido el antecedente, con braren, y no lo retengan por ninguna causa , ó que no hay quien quiera hacer mayor puja ó nombrarán ejecutores á su costa; y si los ejecupostura. Y porque este modo de contratar es de tores no dieren cuenta á satisfaccion de las comucho perjuicio á nuestra real hacienda , orde- branzas, y diligencias que se les hubieren encarnamos y mandamos, que hecho el remate de gado , no sean nombrados en mas comision. los diezmos, estancos y rentas, no se admita á ninguna persona por el tanto, si no fuere en ca. LEY XXXV.- Que los oficiales reales de Tierraso que habiéndose hecho puja del cuarto, u otra

Firme se hagan cargo de lo que se les enviare, que se deba admitir, le quiera por el tanto el

y recibieren en oro y plata del Perú. del primero remate. - (V. en Diezmos pag. 58,

LEY XXXVI. la circular de 1801.)

De 1620. — Que si se reconocieren inconvenienLBY XXXII.

tes en lo ordenado, se informe al Rey. De 1618.- Que los oficiales reales tomen la

En el beneficio de nuestra real hacienda se ha razon de las encomiendas, pensiones , venta

de proceder, y solicitar el aumento y convenien jas y mercedes en los despachos, y libro es

cia licita; y si en lo ordenado se reconocieren pecial.

inconvenientes ó daños manifiestos: Ordenamos En todos los despachos que dieren nuestros

á nuestros vireyes y presidentes, que sobre esto vireyes, presidentes y gobernadores, asi de en.

nos informen, para que interpongamos los mecomiendas de indios, pensiones y ventajas, co

jores y mas necesarios medios, que esto ha sido mo de otras cualesquier mercedes que hicieren

siempre nuestra intencion. en nuestro nombre, ordenarán que se ponga cláusula especial de que antes de tomar la po

LEY XXXVII. sesion, ni correr el goce, tomen nuestros oficia

De 1506.- Que las ventas de hacienda real se les la razon, y ellos lo ejecutarán , y tambien

hagun en almoneda pública. lo pondrán en libro particular, y lo firmarán con dia, mes y año, de que darán fé, guar

Mandamos á los oficiales de nuestra real hadando lo ordenado por la ley 64, tit. 4 de este

cienda, que no vendan cosa alguna de ella fuera libro.

de las almonedas, conforme a lo ordenado.

LEY XXXII. De 1642. Que la administra

cion y cobranza de los efectos impuestos para sustento de las armadas, loca á los oficiales reales.

LEY XXXIV.

Que los vireyes y presidentes informen como po

drá ser aumentada la real hacienda, ley 17, tit. 14, lib. 3.

Sobre gastos estraordinarios y de administra. cion véanse las leyes 12, 13, 14 y 18, tit. 27 de este libro SUELDOS Y PENSIONES: y la 11, 14 y 15 del tit. 28 siguiente.

De 1572, y 1605.- Que las cobranzas fuera de

las cinco leguas se hagan por requisitorias. Acostumbrao nuestros oficiales, con pretesto

HACIENDA (administracion de.) - Titulo cienda de las ciudades de Lima y Méjico, y á veinte y ocho del libro octavo.

todos los demas, que si contraviniendo los vi

reyes á lo ordenado, libraren en ellos alguna DE LAS LIBRANZAS.

cantidad, se escusen de pagarla por los mejores medios que pudieren, representándoles nues

tras órdenes, con apercibimiento que si lo paLEY PRIMERA.

garen, mandaremos, que sean castigados como De 1516 á 1619.- Que no se libre ni pague de personas que cumplen libranzas y distribuciones

la real hacienda sin órden del Rey. de hacienda real, contra nuestras especiales órOrdenamos y mandamos á nuestros vireyes, denes; y si los vireyes escedieren de las que presidentes, vidores y ministros, sin escepcion tienen, y mandaren que paguen, les volverán á de dignidad ó grado, que no libren, paguen,

representar humilde y cortesmente lo que por ni permitan librar ni pagar ninguna cantidad de esta nuestra ley les mandamos, y que por nionuestra real hacienda, sin órden especial, fir gupa via puedan contravenir á ella: y en el cummada de nuestra mano. Y por evitar cualquier plimiento de cualesquier despachos y libranzas esceso que por lo pasado se haya cometido, es contra órdenes nuestras, hagan las advertennuestra voluntad encargar y mandar repetida- cias susodichas, sin atender á respetos particumente, que asi se cumpla y guarde sin interpre- lares, pues les toca por la obligacion de sas tacion : y apercibimos, asi á los susodichos como oficios, y al fin de cada año nos darán cuenta á nuestros oficiales reales, que en cualquier ca en nuestro real consejo de las Indias de todo lo so de contravencion no se les pasará en cuenta, que se hubiere librado y pagado contra las diy pagarán y satisfarán con sus personas y bie chas órdenes; y si no la dieren se cobrará de nes, y asimismo sus fiadores, todo lo que se sus personas, bienes y fiadores la cantidad que hubiere librado y pagado, y los declaramos por montare. ---(V. ley 16, tit. 6.) incursos en las penas de derecho, y leyes de

LEY IV. este titulo.

De 1617.- Que los oidores adviertan á los viLEY II.

reyes de esta prohibicion. De 1565 y 69. — Que si los oficiales reales pa

Encargamos y mandamos á los oidores de garen contra la prohibicion , aunque sea con nuestras reales audiencias de las Iudias, que esfianzas, incurran en pena de privacion de ofi

ién muy atentos y cuidadosos en que los virecio, y pagar con el doblo.

yes y presidentes gobernadores cumplan las órSi los oficiales reales pagaren de nuestra real

denes dadas sobre no librar en nuestras cajas caja algunas cantidades libradas por los vireyes, reales sin especial licencia y facultad nuestra: presidentes y oidores ó ministros, sin comision si entendieren, que quieren, ó intentan contrani órden nuestra, aunque tengan cláusula de venir y librar en real hacienda alguna cantidad que se paguen con fianzas, y calidad de llevar (aunque sea pequeña ) escusen el concurrir con confirmacion, y aprobacion nuestra dentro de ellos para intervenir en la resolucion y distrialgun término, ó volverán las partes lo que hu bucion, y les reficran y representen las órdebieren recibido : es nuestra voluntad, que so nes que lo prohiben, y que contra ellas no pueden lamente obedezcan y cumplan lo que por nues

resolver sin nuestra especial licencia, procetras órdenes y libranzas se mandare pagar, pena

diendo en esto con el buen término y reverende privacion de sus oficios, y de restituir con cia que son obligados al ministerio que ejercen, el doblo lo que contra el tenor de esta nuestra y á sus personas; y si todavía los vireyes no lo ley dieren y pagaren.

cumplieren, tengan obligacion de dar cuenta

al consejo. LEY III.

LEY V. De 1563, 1617 y 27. Que los oficiales reales

De 1607.

Que los fiscales de las audiencias repliquen á las libranzas de los vireyes, y las

contradigan á las librunzas dadas sin órden que fueren contra órdenes.

del Rey. Mandamos á los oficiales de nuestra real ha Nuestros oficiales guarden lo ordenado sobre

ell

no pagar libranzas dadas en las cajas reales sin

LEY VIII. órden nuestra; y luego que se libre por los vi. reyes, presidentes, audiencias y gobernadores, De 1614.

De 1614. - Que la prohibicion se guarde en den noticia á nuestros fiscales, donde los hu

sueldos militares no vencidos. biere, á los cuales ordenamos y mandamos, que Ordenamos á puestros oficiales, que si los luego sin intermision de tiempo lo contradigan, gobernadores capitanes generales libraren, ó y hagan las diligencias que convengan, para hicieren pagar algunos sueldos á soldados antes que no se cumplan, y en todo caso se guarde lo que los hayan servido, ó mandaren alguna cosa ordenado.

en csta razon contra órden, lo representen; y si LEY VI.

les mandaren pagar, sin embargo: obedezcan,

paguen, den cuenta al consejo, y remitan reDe 1620. Que los contadores de cuentas se

lacion con testimonio, por donde conste, para escusen de tomar la razon de librunzas contra

que se provea lo conveniente. órden , y remitan relacion.

LEY IX. Los contadores de cuentas han de mirar con particular cuidarlo si las libranzas que en sus

De 1621.- Que no se libre á religiosos ni monasdistritos dieren los vireyes de Lima y Méjico, y

terios sin órden del Rey. presidentes del Nuevo Reino y otros ministros, Mandamos á los vireyes, presidentes, auson contra las órdenes dadas; y si lo fueren se diencias y gobernadores, que no libren en nueshan de escusar de tomar la razon ; representan tra real hacienda ninguna cantidad a religiosos do las causas por escrito, para que en todo tiem. ni monasterios sin órden especial nuestra; y si po conste si cumplieron con la obligacion de su los oficiales reales lo pagaren, cóbrese de sus cargo; y en caso que sin embargo de la réplica personas y bienes con el cuatro tanto, dejándose mandaren cumplir , acs enviarán relacion les su derecho á salvo, para repetir lo librado de de las causas y motivos en que se hubieren fun- los que dicren las libranzas. dado. LBY VII.

Ley X. - Que á titulo de limosnas no libren los

vireyes de Nueva España los salarios, que corDe 1570, y 1606. — Que no se libren ni paguen

rieren sin asistencia. ayudas de costa ni entretenimientos sin órden, y repliquen los oficiales.

LEY XI. De tal forma prohibimos á los vireyes, y mi

De 1537 á 1680. — Que los vireyes y presidennistros gobernadores librar en nuestras cajas

tes gobernadores en los gastos precisos de la reales ninguna cantidad, que ni á título de ayu

real hacienda , guarden lo ordenado por esta das de costa , ni entretenimientos podrán dis

ley, y la 132, titulo 15 , libro 2, y 57 , titulo 3,

libro 3. pensar, sin espresa comision nuestra, ni mandar cumplir las dadas ó hechas por sus anteceso Porquc conviene al bien universal de nuestra res, antes darán órden para que no se paguen, monarquia, gobierno y defensa de nuestros reiy nuestros oficiales no las acepten, ni paguen

nos y señoríos dar órden, y limilar y estrechar y repliquen, y justifiquen la causa con el res los gastos de nuestra real hacienda; y reconopeto y urbanidad que deben, la cual oirán los ciendo, que en el beneficio y cobranza de la que vireyes, gobernadores y ministros, sin poner nos pertenece en las Indias, no hay la puntualiningun impedimento ni dilacion; y si los vi- dad y cuidado que se requiere, y los que gobierreyes ó ministros mandaren ejecutar sus órde nan, mediante las órdenes generales que tienen nes y libranzas, y nuestros oficiales pidieren para hacer gastos por causas y accidentes, que testimonio de sus respuestas, y lo demas que en no caen debajo de la regla y orden que está dala materia y ocasion pasare , para en guarda de da , de no librar ni tocar en nuestra hacienda, su derecho: Ordenamos, que se lo manden usan de ella con mas larga mano y liberalidad dar sin impedimento ni retardacion, y nuestros de la que conviene, y permite el estado que tieoficiales nos den cuenta, y remitan relacion de ne: Mandamos a nuestros vireyes y presidentes todo.

gobernadores, que pongan sumo cuidado y dili

gencia en el beneficio, aumento , cobranza y re mientos, firmados asimismo de todos los que mision á estos reinos de toda cuanta á Nos per

hubieren concurrido. tenece, aunque sea en poca cantidad, porque se

LEY XIII. nos ha de remitir , no reservando ninguna parte de un año para otro : y que moderen los gas

Que los gobernadores y capitanes generales de tos, no la distribuyan ni libren en ninguna su

las provincias, procedan en estos casos con

forme á esta ley. ma ni efecto que fuere ó se les representare conveniente á sus gobiernos, si no fuere cn las Por la orden referida procederán los goberque están situadas y ordenadas por leyes de esta nadores y capitanes generales de las provincias recopilacion, ó cédulas despachadas por nuestro de nuestras Indias : y para librar y gastar de consejo de Indias: y en caso de invasion de ene. nuestra real hacienda harán juntas y acuerdos, migos, ó levantamiento de indios, y los demás por lo menos con nuestros oficiales reales, doncomprendidos en la ley 57, tit. 3, lib. 3, acudan de no hubiere audiencia : y den cuenta al virey al remedio con el valor y presteza que conven ó presidente; y si alguna cosa se ofreciere tan ga: procuren moderar los gastos, libren con breve y ejecutiva, que no se pueda aguardar su acuerdo de los oidores y oficiales reales, y guar resolucion, ejecuten luego lo que resolvieren, den la forma dada por la ley 132, tit. 15, lib. 2, y dennos cuenta muy puntual de todo por nuesde suerte que por todos los medios posibles pro tro consejo de Indias. curen beneficiarla, y á los oidores de nuestras

LEY XIV. audiencias, que por su parte lo atiendan y procu. ren; y en todas las ocasiones prevengan a los

De 1633.- Que los gobernadores de los puervireyes y presidentes de lo que en esta razon es

tos no gasten de la real hacienda sin preceder tuviere dispuesto; y si fuere necesario adver

junta tirlos, hagan los reparos convenientes con el

Mandamos á los gobernadores de los puertos respeto y decoro que deben : y lo mismo guar marítimos de nuestras Indias, que no libren ni den nuestros fiscales y todos los ministros inte gasten nuestra real hacienda, sino fuere en caso resados en la noticia de los gastos precisos. Y que se lenga por cierta y evidente alguna invaordenamos, que cuando se tomaren visitas ó re sion de enemigos por noticias y avisos, que en sidencias a los dichos vireyes y presidentes go- tales ocasiones han de guardar lo ordenado, ha bernadores se les ponga por capitulo general lo ciendo junta con nuestros oficiales, y con acuercontenido en esta nuestra ley , y hallándose cul do de todo, en que seguirán la mayor parte, pados incurran en las penas impaestas á los que con las calidades que se espresan en las leyes de gastan, ó se aprovechan indebidamente de nues este titulo, dando cuenta á los vireyes y presitra real hacienda.

dentes gobernadores del distrito, y à Nos por

nuestro consejo de Indias, sin retardacion de LBY XII.

lo que mas convenga á la defensa de nuestros De 1570 á 1618. — Que en las juntas y acuerdos

dominios , pena de que lo pagarán de sus biepara librar se esté á lo que votare la mayor

nes, con el cuatro tanto, con ejecucion, y se parte, y en discordia al voto del virey ó pre

les hará cargo en sus residencias, y háganse sidente, y todos firmen.

autos y diligencias judiciales, los cuales se nos En los acuerdos y juntas que se hicieren para remitan en la primera ocasion. librar en nuestra real hacienda, ofreciéndose los

LEY XV. accidentes referidos en las leyes que de esto tratan: Declaramos y mandamos, que se esté á lo

De 1615 y 27. Que se modere y tase lo que que votare la mayor parte , y en igualdad de vo se ha de gastar de hacienda real en ocasiones tos se ejecute lo que al virey o presidente gober de guerra , y cuáles han de ser. nador y su parte resolvieren, y firmen todos , y En las ocasiones de avisos de guerra y juntas los que fueren de parecer contrario, si quisie- que han de preceder precisamente, no se de ren, podrán para su resguardo escribir sus vo poder ni facultad general al virey, presidente, tos en un libro, que han de tener, y tengan para capitan general ó gobernador, para que gaste á este efecto, y por esta orden se den los libra su arbitrio lo que le pareciere, y particular

« AnteriorContinuar »