Imágenes de páginas
PDF
EPUB

mente se le señale y tase lo que ha de gastar y cienda ó tuvieren cuentas que dar tocantes á librar, y en qué cosas se ha de distribuir, y si ella, si se librare en nuestra caja real alguna alguna se le ofreciere tan breve, que no se pue

cantidad por cualquier causa ó razon que se dan volver á juntar: Tenemos por bien, que lo

ofrezca: Es nuestra voluntad, y mandamos á disponga, y luego de cuenta á la junta , y de to

nuestros oficiales, que retengan y no paguen las do nos dé aviso y bastante noticia , con testimo

libranzas, hasta que el deudor satisfaga lo que nios auténticos. Y encargamos, que si hubiere debiere: y el obligado á dar cuentas, las conclunuevas ó recelos de enemigos, se gobiernen con

ya, fenezca y pague el alcance. la prudencia y recato que conviene, conside

LEY XIX. rando el fundamento y certeza de la nueva, número de gente y bajeles , y el intento que pue

De 1596. — Que las pagas de hacienda real sean den tener, y lo que fuere preciso se gastará en

efectivas y no en libranzas. la ocasion y no antes, porque si en todas nuevas Lo que se hubiere de pagar de nuestra real y avisos se procediese sin discrecion, se gasta

hacienda á título de salarios y otra cualquier ria y consumiria nuestra hacienda en cosas' va causa, no se pague por libramientos de oficianas y sin provecho.

les reales, sino abran la caja real, y de ella pa

guen los salarios y deudas en los géneros que LEY XVI.

hubiere, asentándolos por la orden dada en el De 1591. — Que á los factores y proveedores se libro de entrada y salida , y no libren en ninles libre con moderacion , y den cuenta.

guna persona que nos deba , porque los deudoSi hubiere factores y proveedores, se les libre res han de pagar efectivamente en la caja. lo necesario para gastos precisos de nuestro

LRY XX. real servicio, con la moderacion que hemos resuelto, y como se les fuere librando se les tome

De 1593. Que en los casos de poder librar, cuenta por tanteo, y acabada la ocasion den

los oficiales reales retengan en su poder los cuenta final.

recaudos originales. LEY XVII.

Habiendo sido informado, que para muchas Que las pagas de las cajas se hagan en reales o

pagas que pueden hacer los oficiales reales, esen plata , por su justo valor.

peran libranzas de los vireyes y presidentes goOrdenamos, que todos nuestros oficiales de bernadores, á causa de que la obediencia les las Indias se hagan cargo de todo lo que entra sirva de disculpa, si no toman los recaudos que re en las cajas reales, en el mismo género y es

se requieren, de que resulta hacerse muchas pecie que se cobrare y entregare, y guarden pagas sin la justificacion que conviene, y las la misma forma en la que saliere y pagaren,

mas por intereses de escribanos de gobernacion con claridad y distincion, para que la demasia que pretenden sus derechos, y ellos y otros que resultare de lo que se recibiere de plata en las gracias de lo que se libra, con que mucha pasta , se convierta en beneficio de nuestra ha parte de los recaudos quedan originales en los cienda y no suyo, ni de otro particular, y para oficios de la gobernacion, que para tomar las este mismo efecto se paguen en reales los situa

cuentas es de mucho inconveniente; y porque dos, doctrinas, limosnas y otras cosas que se siendo cosa justa lo que se libra у ha de pagar, libraren en nuestras cajas; y si por no haber y nuestros oficiales estan obligados á lo saber, reales se hiciere la paga en pasta , se haga la lo mirarán, y podrán pagar sin aguardar librancuenta, no conforme al valor con que se recibie za del virey o presidente, escusando molestias re , sino al verdadero y comun.

y agravios a las partes, y es justo que no la reci.

ban, ni dejen de hacer sus oficios nuestros oficiaLEY XVIII.

les reales: Ordenamos y mandamos á los susoDe 1605.- Que no se prgue libranza á deudor dichos, que no paguen ninguna partida en virtud

de hacienda real, o que deba dar cuentas de libranza, sin quedar con los recaudos origihasta que satisfaga.

nales, de que se motivare y debiere dar, porA los que fueren deudores á nuestra real ha que de otra forma no se les pasará en cuenta. TOM. III.

58

LEY XXI. - De 1531, 52, y 1605.- Que lus li- | LEY IV. De 1603. — Que las cartas-cuentas

branzas se den y pasen por los oficiales rea de la real hacienda no pasen de 300 á 350 bur. les , tomándose razon en la escribania, y cum ras , y las refieran y corrijan bien. plidos y examinados estos requisitos por el Ley v.-De 1634.- Que los oficiales de hatesorero , se puedan satisfacer.

cienda real del Nuevo-Reino la remitan cada LEY XXII. De 1621. Que para espedirse año con puntualidad a los de Cartagena.

las libranzas se examinen y confieran sus re LEY VI. - De 1607.- Que la hacienda real de caudos entre todos los oficiales reales , lo

que

Venezuela se traiga á la caja del Rio de la pondrán por auto bajo responsabilidad.

Hacha. LEY XXIII. – De 1580.- Que en la prelacion | LEY VII. De 1593. — Que la real hacienda

de libranzas sobre ramos especiales, salariosy de Loja se remita por Guayaquil ó Payta á otras situaciones; caso de haber mandamien Panamá. to de las reales audiencias, y conocimiento de LEY VIII. De 1617. --Que los oficiales reales la estrema necesidad de los que tienen situa de Honduras entreguen el dinero al principio cion, no se use de arbitrio , y sea la prelacion del año, y den las cuentas á los 4 meses del conforme á justicia.

subsecuente.

LEY IX.

DBL ENVIO DE LA REAL HACIENDA.

HACIENDA (romesas de.) – Al título pre De 1609.- Que las barrus de plata del Rey se cedente sigue el 29 de las CUENTAS DE HACIEN. envien en la forma que se ordena. DA, y concluye el libro octavo de la Recopila Las barras que á Nos pertenecen, es nuestra cion con el

voluntad y mandamos, que donde se labraren TITULO TREINTA.

y fundieren se numeren, comenzando desde el número uno hasta el que alcanzaren las de aquel año , poniendo luego acabada de hacer la barra, encima de ella, el año, número y ley, y una

corona con una R. á la parte inferior, que dice LEY PRIMERA.

Rey, y la parte donde se fundió, todo á un De 1608.- Que cada año se remita á estos rei

tiempo, y que no se labren barretoncillos tan

pequeños, que tengan menos de 30 marcos: y nos lo que se hallare en las cajas reales.

asimismo que la plata menuda de piezas numeOrdenamos y mandamos á los oficiales de radas , habiendo puesto á cada una la misma nuestra real hacienda , que remitan á estos rei marca , se traiga en cajones. nos en cada un año todo el dinero, plata y oro,

LEY X que tuvieren en su poder , y se hallare en nues. tras cajas reales, y no retengan ninguna partida De 1588, y 1612. - Que con la hacienda real á título de gastos: y porque se pueden ofre

no venga inclusa otra ninguna. cer algunos precisamente necesarios, permitimos que puedan buscar, y recibir prestado, con Mandamos á nuestros oficiales, que no remibuena cuenta y razon , lo necesario, hasta que

tan á estos reinos ninguna hacienda de personas vaya entrando en las cajas con que dar satisface particulares, junta é inclusa con la nuestra: y cion, guardando puntualmente lo ordenado. la que hubiéremos hecho merced, librado ó

concedido en renta, den y entreguen á los que LEY II. - De 1550, y 1680-Que el oro y plata la debieren recibir, ó á sus mandatarios, para

que se enviare , se acomode bien, y el que fue- que la traigan por su cuenta, y que asi se guarde re encajonado se pese , para entregarlo a los aunque sea procedida de condenaciones hechas maestres de las naos, y hacerles cargo en el por el consejo, salarios, bienes de difuntos, registro real.

redencion de cautivos, ú otra de cualquier caliLEY III. De 1572. Que el oro y plata se dad que sea, y hagan division y separacion en

envie bien empacado, y con relacion de las bar- las cartas-cuentas, como se contiene en la ley 52, ras, tamaño, peso, ley y valor.

tit. 32, lib. 2, y otras de este libro.

[ocr errors]

LEY XI. - De 1633. Que los oficiules reales, etc. se trae en sus respectivas palabras ; asi co

de Chile retengan lo procedido de pulperias mo en GOBERNADORES INTENDENTES, los articu

y otrus rentas, y no lo remitan á Lima. los de su creucion en la Nueva-España, y atriLEY XII.

De 1604. - Que los gobernadores buciones. de la Habana no tomen ningun dinero del que viniere en las urmadas y flotas.

Articulos 75 al 79; 86 al 108; y 145 de la ordeLEY XIII. – De 1565. — Que los oficiales reales

nanza de 1786. de Tierra-Firme no tomen cosa alguna de la hacienda, que se les remite del Perú.

El 75 dice : que dictadas en los anteriores las LEY XIV. - De 1593.- Que en Panamá se pon reglas de conducirse los intendentes en los ramos

ga la hacienda del Rey en las casas reales, de justicia y gobierno politico y económico , se

hasta que se entregue por los maestres. procedia á las de la tercera Causa de su conociLEY XV.

De 1591. — Que el presidente de miento (Hacienda).- El 76 establece su jurisdicPanamá tase el precio de las cargas de plata | cion privativa , con reserva á los ministros de hasta Portobelo.

hacienda de sus funciones udministrativas, y LEY XVI.

De 1604. — Que el prosidente de facultades coactivo-económicas necesarias al in. Panamá prevenga las recuas necesarias para tento, husta el punto de haberse de proceder jubajar la plata á Portobelo, y los portes se dicialmente contra los deudores, que se seguiria ajusten por bajus.

entonces la demanda ante los intendentes : (de LEY XVII. - De 1616. - Que no habiendo se este artículo es concordante en lo sustancial el

guridad en el mar, se envie la pluta por tier 95 de la ordenanza de 803, que abajo se copia). ra á los puertos.

· El 77 facultu á los intendentes para el nomLEY XVIII. – De 1612 y 80.- Que la plata bramiento de SUBDELEGADOS, que instruyan en

oro del Rey y particulares no se traiga de los pueblos cabeceras los espedientes contencioPanamá á Portobelo antes de llegar la arma sos de la causa de hacienda , hasta ponerlos en da, ni por el rio Chugre.

estado de remitirlos a la intendencia para el LEY XIX. - De 1646.- Que el gobierno y avio fallo que corresponda, con acuerdo de su asesor. de la hacienda real en Tierra-Firme toca al

ART. 78. presidente, y la ejecucion á los oficiales reales, y sea preferida a la de particulares. « Por lo que toca al ejercicio de la jurisdic

cion contenciosa en los espedientes y negocios LEY XX.

de mis rentas, deberán los intendentes conocer De 1591.- Que los oficiales reales de las Indias

privativamente, y con absoluta inhibicion de remitan al tesorero del consejo lo que se co

todos los magistrados, tribunales y audiencias brare por ejecutorias de él.

de aquel reino, á escepcion solo de la junta suLo procedido de las condenaciones ejecuto-perior de hacienda; y tambien actuarán todas riadas por puestro real consejo de las Indias, y las causas en que tuviere algun interés ó perjuicobrado por los oidores ejecutores, han de re cio mi real erario, ó que toquen á cualesquiera mitir nuestros oficiales, registrado aparte, y di ramos y derechos suyos, que estén en adminisrigido al tesorero del consejo.

tracion ó arrendamiento, asi en lo respectivo á las cobranzas, como en todas sus incidencias;

de modo que ninguno de los intendentes, incluHACIENDA (causa de). - Siguen los ar so el de Méjico por lo respectivo a su provincia, ticulos de ambas ordenanzas de intendentes, admitirá a las partes recurso ni apelacion que contentivos de las bases , ó elementos de la ju no sea para la espresada junta superior en los risdiccion privativa en los nogocios del ramo, casos y cosas que haya lugar, asi como ésta no facultades , fuero , y prerogativas de sus minis- podrá hacerlo de sus resoluciones sino para mi tros y empleados, funciones administrativas, real persona por la via reservada de Indias : adprivilegios del fisco, y demas atingente en gene virtiéndose, que el superintendente subdelegado ral á la causa de hacienda. - Lo de ramos de no ha de asistir, cuando en dicha junta se trate terminados, como v. g. ALCABALAS, DIEZMOS, I de apelacion de providencia , que él haya dado

como intendente de la provincia de su inmedia- , del espresado fuero militar todos los asuntos y to cargo, ni tampoco el asesor de la superinten casos que sean relativos á los intendentes, y dencia si hubiese sido pronunciada con su acuer traigan origen de la jurisdiccion real ordinaria do; y que en tales casos concurra á la misma y causa de policia que deben ejercer como corjunta otro ministro del tribunal de la contadu-regidores, pues en ellos se ha de observar lo ria de cuentas. »

prevenido por el artículo 6 de esta instruccion.

ART. 87. El 79 declara iguales facultades á los intendentes y sus subdelegades aun en ramos y ren Igualmente declaro que, mediante cometerse las sujetos á particulares direcciones, con dero por el articulo 282 asi al contador y tesorero gacion en este punto de sus reglamentos. generales, como á los principales de provincia Tratan el 80 de causas de COMISOS ; el 81 de y á los foráneos, las funciones de comisarios de TIERRAS REALENGAS: el 82 de CONFISCACIO guerra concediéndoles sus prerogativas y uniNES : el 83 de BIENES VACANTES : el 84 del forme, hayan de gozar y gocen unos y otros el cúmplase que los INTENDENTES han de poner fuero militar en los propios términos espresados en los reales despachos; y el 85 de las COMPE por el artículo anterior; y que asimismo le goTENCIAS.

cen los oficiales y demas dependientes que se ART. 86.

hallen empleados y jubilados con sueldo, tanto Para evitar que se susciten competencias de en la tesorería y contaduría generales de ejérjurisdicciones sobre el fuero que corresponde cito de Méjico, cuanto en las principales de proá los ministros y subalternos empleados en mi vincia pues que han de ejercer en sus distritos real hacienda, declaro que, como inherente á las funciones de las de ejército; conociendo de la graduacion y honores que por el artículo 302 las causas civiles y criminales de todos privade esta instruccion se conceden a los intenden tivamente en primera instancia, siempre que tes de ejército y á los de provincia , deben go en ellas no pierdan dicho fuero, y tambien en zar y gocen unos y otros, sus mugeres , hijos y sus testamentos conforme al articulo 19 titucriados, el fuero militar en los casos y con las lo 11 tratado 8 de las citadas ordenanzas, los escepciones que está concedido por varios ar respectivos intendentes como que son sus natutículos de los títulos 1, 2 y 11, tratado 8, de las rales gefes políticos y militares, con las apelaordenanzas generales del ejército de 22 de oc- ciones de sus providencias a la juota superior tubre de 1768, y posteriores declaraciones, á los de hacienda , y de las de ésta á mi real persona. militares, sus mugeres, hijos y criados, y que Y á fin de cortar todo motivo de competencia de sus causas civiles y criminales conozca pri sobre el conocimiento de negocio que sea relavativamente en primera instancia, con las ape tivo a cualquiera de las personas a quienes por laciones á mi real persona por la via reservada este artículo y el anterior se declara el fuero de Indias, la janta superior de hacienda, á la militar, mando se observe exacta y rigurosamencual concedo para ello, y para que asimismo te lo resuelto por mi real cédula de 3 de abril conozca de sus testamentos con arreglo al ar de 1776, y que en los casos en que ella ordena se tículo 20 del citado título 11, la necesaria juris- consulte al consejo de guerra, se haga (por radiccion y facultades, y que pueda subdelegarlas zon de la distancia ultramarina , y aun cuando para la sustanciacion en los casos y personas aquellos ocurran entre alguna de mis reales auque tenga por conveniente (1): con prevencion diencias y la espresada junta superior) en el de que se han de entender tambien esceptuados mismo modo , y para el propio fin, por mano

[ocr errors]

(1) Nada mas natural y conforme, que esta atribucion que se concede á la junta superior contenciosa, para conocer en primera instancia de las causas civiles y criminales de los intendentes generales de ejército, especialmente en materias del oficio, aunque se crea remoto caso de que llegasen á comprometer formalmente los reales intereses. ¿Qué otra autoridad podia ser mas propia y competente, para atender á su resguardo, y administrar imparcial justicia ? La segunda instancia en estos casos se admitiria conforme al espíritu de este articulo , y del 12 (V. GOBERNADORBS, pág. 374) y al sistema judicial del dia, para ante la sala de Indias del sopremo tribunal.

ola que sin dificultad puedan ejecutarlo judicialmen

del virey de Méjico á otra junta que éste forma rá preceder el oficio que corresponda de la jusrá y presidirá en su posada , coruponiéndola ticia al respectivo intendente, y su órden para regente de aquella audiencia pretorial; la cual te; pero ni aun este oficio habrá de preceder, decidirá á pluralidad de votos, y conforme à la antes se diferirá en los casos criminales ejecumencionada cédula, el caso ó duda que se la con tivos in fragranti, y en otros actos judiciales en sultare , pues para ello la concedo competente que por ello tal vez se aventure la recta admiautoridad , jurisdiccion y facultades.-(V. aba nistracion de justicia, hasta despues de evacuajo las recientes declaratorias acerca de este fue- das las diligtucias que pidan ó recomienden el ro politico de hacienda del ejército).

secreto, pues entonces se verificará dicho oficio

al intendente á fin de que se atienda á mi real ART. 88.

servicio

segun lo exijan las circunstancias. Y lo Todos los demas ministros y subalternos em mismo se observará reciprocamente por los inpleados en la direccion, administracion y res tendentes, siempre que su jurisdiccion necesite guardo de mis reales rentas , gozarán el fuero dependientes de la ordinaria para que declaren, pasivo del ministerio de hacienda solo en los

ó informen judicialmente, con la diferencia de negocios y causas civiles y criminales que pro casos que va prevenida. Pero en materias estracedan de sus oficios, ó por motivo de ellos, y judiciales estarán todos obligados, sin esperar consiguientemente declaro, por regla y punto

órden de su gefe, á dar de buena fé los inforgeneral, que en todas las de esta paturaleza sean mes que por el otro se le pidieren para su gojueces privativos los intendentes bajo de cuya

bierno: con advertencia de que, cuando en cauórden sirvieren, y como tales conozcan de ellas; sas que se sigan ante la jurisdiccion real ordinapero en los delitos comunes, juicios universa

ria se ofrezca, bajo las circunstancias aqui pres. les, providencias de policía y buen gobierno, critas, tomar declaraciones á los ministros ó tratos y negocios particulares de los referidos subalternos que en conformidad de los artículos ministros y subalternos, quedan sujetos a la ju- 86 y 87 deben gozar el fuero de guerra, ó bien risdiccion real ordinaria: advirtiendo que en

ratificar las que hubiesen dado, han de pasar á las que actuaren los intendentes en uso de ella ejecutarlo en sus casas los escribanos, aun cuancomo corregidores, por sí ó sus tepientes, con do estos lo sean de cámara de algunas de mis reatra los empleados en rentas , sea con subordina

les audiencias ó chancillerías, respecto de que cion á la audiencia del territorio, para donde asi lo tengo resuelto y mandado por punto genedeberán otorgar á las partes sus apelaciones; y

ral en real órden de 30 de octubre de 1773. en aquellas en que procedieren en calidad de in

ART. 90. tendentes por causa de las rentas, ó incidencias de ellas, lo harán solo para la junta superior de En las causas y casos en que los ministros y hacienda con absoluta inhibicion de los demas dependientes de la direccion, administracion y tribunales. Y mando a estos y á aquellos que se resguardo de mi real hacienda , quedan sujetos guarden reciprocamente la buena corresponden- por los artículos antecedentes al conocimiento cia que conviene á mi real servicio, y que de de la jurisdiccion real ordinaria no podrán ser buena fé se remitan los unos á los otros los ne aprehendidos por ella, sin dar parte antes ó des. gocios que fueren de su respectivo conocimien pues, segun la diferencia de los casos esplicada to con arreglo à esta instruccion, entendidos por el artículo 89 para las declaraciones, á sus de que, de lo contrario , incurrirán en mi real inmediatos gefes á fin de que pongan otro sugeto desagrado.

en su lugar y no se esponga mi real servicio, ó ART. 89.

á este efecto se practique lo que por el artículo Si para justificacion de las causas, ó para otros 93 se ordena, si las circunstancias lo exigiesen. fines de mi servicio necesitare la jurisdiccion

ART. 91. real ordinaria de declaraciones, ó informes de dependientes de mis reales rentas, ya sean de Quiero y mando tambien que a todos los emlos que gocen el fuero militar, ó ya de los que pleados en la direccion, administracion y ressolo tengan el del ministerio de hacienda, debe guardo de mis rentas se les exima y releve de

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »