Imágenes de páginas
PDF
EPUB

to del arrendamiento de la venta del vino al circulen á las autoridades de su dependencia , á pormenor en el barrio de las Covachuelas de la fin de que ninguna pueda alegar ignorancia, pamisma ciudad, que se celebró a su favor por el ra cuyo efecto lo digo á V. E. de orden de año próximo pasado de 1818, habia sido deteni- S. M. » — Lo que inserto á V. para su inteligendo en sus providencias por las del comandante cia y demas efectos convenientes. -Dios guar: de armas en la misma, á causa del fuero militar de á V. muchos años. Palacio 2 de agosto de que goza Gonzalez, hasta haberle prevenido di- 1819,» — T'an decisiva real órden, concordante cho comandante, que suspendiera todo procedi- de la circular de 21 de mayo de 1795, se comuni. miento en el negocio, porque estaba decidido por el secretario del supremo consejo de Iná sostener su jurisdiccion militar, y la justa cau. dias al presidente de la audiencia de Cuba en sa del demandado en el goce de su fuero; y 17 de diciembre de 1819, y trasladada en 13 del habiéndola dado igualmente de las instrucciones siguiente setiembre por la cupitania general á que ha convenido tomar en el asunto, resultan- la superintendencia delegada , la circulo esta á do, entre otras cosas, que el asesor de dicha las intendencias en 8 de noviembre de 1820. Y comandancia militar fue de dictámen, que no con motivo de encuentros con la real marina se debia permitirse la cobranza que pretendia el renovó su observancia, y manda llevar a efecto indicado corregidor, porque no resultaba deu

por las de 17 de setiembre de 1826, y 31 de julio dor el Victor por el espediente y escritura que

de 1828. tenia a la vista, se ha servido resolver S. M., conformándose con el dictámen del asesor de la

Real órden de 3 de abril de 1836 comunicada superintendencia general de la real hacienda

por hacienda de Indias á la intendencia de de 4 de julio próximo pasado, que el referido

ejército de la Habana acerca de la facullad comandante de armas de Toledo deje espedila

de pedir autos ad efectum videndi. la jurisdiccion del corregidor de dicha ciudad hasta haber cobrado del repetido Victor Gon

« Excmo. Sr, - Al señor secretario del des-zalez de Castro los 2.000 rs. que debe a la real pacho de gracia y justicia digo con esta fechalo hacierda, por cuanto tratándose del reintegro siguiente. — «En real orden de 17 de febrero de los intereses de esta , no hay fuero ni privi- de 1833 espedida por ese mipisterio se previno, legio, que exima de responder ante los jueces y que cl juzgado de real hacienda de la Habana autoridades que de ello estan encargados, y á se abstuviese de pedir autos ad efectum videndi los mismos, y do á otros, ha de esponerse la á ningun otro tribunal de igual esfera, pero escepcion que á cada uno corresponde para li

antes de llevar á efecto por este de mi cargo brarse del pago que se repita ; y que V. E., bien aquella disposicion soberana, creyó conveniente penetrado de este principio fundamental de la S. M. que el consejo rcal examinase, si ofreadministracion de las reales rentas, como de cia inconvenientes en la práctica semejante sis quc si se debilita en lo mas mínimo este conoci- tema. Evacuada la consulta , é ilustrada sufimiento esclusivo de la jurisdiccion de la real cientemente la cuestion, se ha servido la Reina hacienda, serian infinitas las detenciones que Gobernadora resolver, que los juzgados privasufriria la cobranza, y vendria a quedar ex

livos de hacienda continuen en la facultad de hausto el erario con los incalculables males que pedir a los demas de agena jurisdiccion, ad efecson consiguientes , adopte por su parte las mas tum videndi, cualquiera autos en que se versen, eficaces providencias , tanto para que tenga el ó controviertan intereses del fisco, segun está mas exacto cumplimiento esta real resolucion determinado en real orden de 13 de enero de en el caso que la motiva, cuanto para que en lo

1803 corroborada por otras posteriores de 16 sucesivo no se repitan otros de igual caturaleza.

de octubre del mismo año, 2 de julio de 1817, Y considerando el Rey, que esta su real resolu:

2 de octubre y 23 de diciembre de 1826; y que cion es una regla general, que coarta la autori- á fin de evitar el que se entorpezca la adminisdad de toda jurisdiccion que no sea la de la real tracion de justicia por el abuso de esta autorizahacienda en punto á cobranza de contribucin cion, se encargue á los respectivos intendentes, pes, se ha servido S. M. mandarme, que la co. cuiden mucho, de que en tales casos no se demunique a los demas ministerios para que la tengan los autos mas tiempo que el absoluta-

mente indispensable, y sean inmediatamente de órden de 26 de diciembre de 803 ya recopilada vueltos al juzgado de que procedan.”

removió toda duda , declarando que el juzgado Real orden de 25 de marzo de 1844 por el de la capitania general es el competente para ministerio de hacienda. - Sobre carta de la in conocer de este negocio y todos los de su patu tendencia de la Habana precribe: 1.° la obser- raleza, por cuanto los intendentes, comisarios vancia del privilegio de los tribunales fiscales ordenadores y de guerra, y demas dependiende pedir autos ad efectum videndi, conforme a tes del ramo de hacienda del ejército, no gozan la real declaratoria de 1836, que se cumpla : 2.o otro fuero en sus causas particulares civiles y que se devuelvan a los ocho dias, sin que se cau criminales que no dimanen de sus oficios, que sen derechos, ni el menor costo de este exá el ordinario de la jurisdiccion militar que ejermen del interes del fisco, que debe entenderse cen los capitanes generales con los auditores de de oficio: 3.' y que para su efecto se espidan guerra, y mucho menos sus viudas con arreglo las órdenes oportunas á los juzgados. -Con el á lo prevenido en la ordenanza de intendentes objeto pues de que asi se cumpla por estos , se y posteriores reales órdenes conceruicntes al trasladó la misma órden por el ministerio de asunto,» hacienda al de gracia y justicia en 20 del si Entretanto, como la inmediata declaratoria no guiente agosto.

se hubiese comunicado a la intendencia general Véanse en FISCALES DE HACIENDA los pri de la isla de Cuba por el ministerio de hacienvilegios anejos a su representacion.

da de Indias, de que dependen aun las oficinas de hacienda del ejército, continuó observando

se la antigua real orden de 17 de febrero de 1776 kcales declarutorias acerca de la inteligencia y que regia sobre el particular, y se hacia valer

efectos del fuero politico de hacienda del ejér en las competencias suscitadas con la capitania cito en ultramar.

general, causando otra consulta á S. M. y la real

resolucion de 30 de diciembre de 1819, que con Los articulos 86 y 87 de la ordenanza de in aquella se trasladan. lendentes arriba insertos, hacian consistir este fuero politico personal de guerra, concedido á Real orden de 17 de febrero de 1766 al intenlos gefes y empleados de hacienda del ejército dente de la Habana , declaratoria del fuero en que de las causas civiles y criminales de los personal de los empleados en la contaduriu y intendentes conociese la junta superior conten: tesorcria de ejércilo. ciosa con las apelaciones a la real persona, y de las demas, tocase el privativo conocimiento « Para evitar en lo sucesivo las dudas que se á los respectivos intendentes, como que son sus ofrecen, y han ocurrido sobre si los oficiales de naturales gefes politicos y militares, con las la contaduría y tesoreria de ejército de esa isla, apelaciones de sus providencias a la junta su deben declarar ante el gobernador ú otras jusperior de hacienda , y de las de esla á mi real ticias ordinarias, á que algunas veces se han espersona. El artículo 106 de la de 803 les declara cusado sin el permiso de V. S. por contemplarcl propio fuero militar, que a los comisarios se sujetos a su jurisdiccion, se ha servido el Rey ordenadores concede la ordenanza general del declarar a los citados individuos el goce del fueejército, estensivo, por lo que hace a los intea ro de ministerio de hacienda, con inmediata sudentes, á las causas de sus inugeres, hijos y cria jecion á V. S. como gefe principal de ella , á dos. Y no obstante que los artículos 19 y 20, cjemplar del que goz.in los oficiales de la contit. 11, trat. 8 de dicha ordenanza general lla taduria y tesoreria de marina conforme al armaban á gefes del negociado de hacienda de liculo 24, lit. 2, parte 1. de las ordenanzas de ejército, para conocer de las lestamentarias de la armada (1), que los sujeta a los intendentes, los de su clase, en el caso de la demanda de ú otros ministros principales de los departamenunos alquileres ofrecido en Castilla la Nueva tos, por militar la misma razon en las contaducon la viuda de un comisario ordenador, la real rias y lesorerias de ejército; y por consiguien

(1) Véase en FUBRO DE MARINA, pág. 335,

te ha resuelto igualmente S. M. que siempre y oficinas de ejército ó hacienda militar, acorque sea necesario, que los dependientes de ellas dó la junta superior directiva del ramo en la comparezcan a declarar ú otros actos ante los celebrada a 15 de diciembre último, de congobernadores ó justicias ordinarias, deban cs formidad con lo propuesto por el señor asetos jueces impetrar de V. S. ó sus sucesores en sor general ministro honorario del supremo esa intendencia el auxilio correspondiente para consejo de hacienda , que con el fin de evitar en que lo ejecuten.”

lo sucesivo nuevas competencias y embarazos

en el particular, que perjudiquen la pronta adReal órden de 30 de diciembre de 1819 reno ministracion de justicia, y los intereses de las vando la anterior.

partes contendientes, se publiquen el citado

auto y las soberanas resoluciones en que des« Siendo conveniente al mejor servicio del cansa , para que llegando á noticia de todos, seRey, que en lo sucesivo no vuelvan á ofrecerse pan el tribunal en que deben establecer sus las dudas que V. S. ha hecho presente en carta

demandas, y no pierdan tiempo y trabajo en de 16 de mayo último, número 1.207 acerca del hacerlo en los incompetentes, como hasta el fuero que deben gozar los empleados en las con presente ha sucedido en gran parte , sin duda tadurías y tesorerías de ejército, y en la secre por ignorar las mencionadas soberanas dispotaria de la intendencia de su cargo; se ha dig siciones. » « Decretado por el Excmo. Señor Dado S. M. resolver, conformándose con el intendente de ejército, superintendente geneparecer del contador general de Indias, que se ral delegado de real hacienda el cumplimiento observe lo dispuesto en real orden de 17 de fe de lo referido, se lleva a efecto, poniendo á conbrero de 1776, incluyendo en su espíritu y letra tinuacion las resoluciones insinuadas, con la al secretario y demas individuos de la secreta - adverteucia de que el fuero del ministerio de ría de esa intendencia, gozando solo de fuero hacienda de que habla la real orden de 17 de de real hacienda, como en la misma está decla febrero de 1776 con referencia a las antiguas rado á los de las contadurías y tesorerías de

ordenanzas de la armada, es el politico de guer. ejército. »

ra concedido en los articulos 86 y 87 de la orde. Esta última real orden se circuló á las inten

nanza de intendentes de Nueva-España.» dencias y comunicó á las demas autoridades de

V. HACIENDA MILITAR. la Isla para su debido conocimiento; pero como

Poco tiempo despues se trasladó a la intentodavía no bastase á fijar los conceptos y su ver

dencia por la capitanía general esta dadera inteligencia, pues que volvieron á suscitarse nuevas dudas y competencias, sin duda

Real órden de 10 de julio de 1832 de ratificacion por el transcurso de los años, y de las noveda

de la de 1803. des políticas, hubo de interponerse la autoridad superior contenciosa de hacienda , para un caso « Excmo. Sr. - Al capitan general de Puercofrecido, y el anto que preveyó en 30 de se to-Rico con esta fecha digo lo siguiente:–« He tiembre de 1831 fué con entero arreglo a la mis dado cuenta al Rey nuestro señor de cuanto ma real órden. Y tambien por la junta superior contiene el oficio de V. E. de 10 de diciembre directiva de 15 de diciembre siguiente se creyó último, en el que con motivo de las contestaciooportuno recordar su cumplimiento por medio nes con el intendente de ese ejército y provindel aviso al público, que se verificó asi en 25 de cia sobre el fuero de los empleados en sus deabril de 1832.

pendencias, da parte con espediente de las « Habiendo la junta superior contenciosa de dificultades que ofrece la administracion de jus real hacienda decidido en auto de 30 de setiembre ticia, por pretender aquel conocer de todas las del año próximo pasado á favor de la intendencia causas de estos. Igualmente se ha instruido de ejército de esta plaza la competencia suscita S. M. de lo que el consejo supremo de la guerda entre el juzgado de la propia intendencia, y el ra, al que tuvo por conveniente oir en el partide la capitanía general de esta isla, sobre a cualcular, ha espuesto en acordada de 5 de junio de los dos corresponde el conocimieuto de las próximo pasado, relativamente al fuero militar causas de los gefes y empleados en el ministerio que gozan los empleados en las oficinas de ejér.

cito y real hacienda de esa isla, á virtud de la como sigue.—«Al intendente honorario de ejérreal ordenanza de 4 de diciembre de 1786 para cito don Juan de Piña y Ruiz, que ejerce funciolos intendentes de Nueva-España, que actual pes de propietario en el de Castilla la Nueva, mente rige en Puerto-Rico; y estando a lo de- digo hoy lo que sigue. -- « He hecho presente al clarado en ella, y álo terminantemente preveni- Rey el memorial de la marquesa de Jaureguizar, do en real órden de 26 de diciembre de 1803 viuda del comisario ordenador marqués del mis. (ley 1, tit. 4, lib. 6, suplemento de la Novísima mo titulo, solicitando que no se la moleste por Recopilacion), es incuestionable, que los emplea- el tribunal de la capitania general de Castilla la dos de contaduria y tesoreria de ese ejército y Nueva para el pago de los alquileres de la casa provincia estan sujetos en razon del fuero de que habita en Madrid; hasta que el consejo real guerra, que disfrutan en sus causas civiles y cri decida el juicio que penda en él sobre tasa y reminales al juzgado ordinario militar, que los tasa; y le he dado cuenta al propio tiempo de la capitanes generales desempeñan con sus audi- representacion que ha hecho V. S. con este molores, á escepcion de las que dimanen de los livo, pretendiendo el conocimiento de toda ipsempleos por faltas ó delitos cometidos en el tancia contra los sujetos al suero de la intendenejercicio de sus destinos, cuyo conocimiento cia de su cargo, en cuya clase y caso presente corresponde al intendente como gefe inmediato considera V. S. que se halla la marquesa. Entede quien dependen, lo cual es conforme a lo rado S. M. de todo, y habiendo oido al supreestablecido en la Peninsula, y determinado últi mo consejo de la guerra se ha dignado resolver mamente respecto a los empleados de la hacien- copformándose con su dictámen, que el juzgado da militar por la real resolucion de 30 de no de la capitania general es el competente para viembre de 1827, mayormente cuando la única conocer de este negocio y todos los de su patuobjecion que se opone por la intendencia, se con raleza , por cuanto los intendentes, comisarios creta á haberse derogado la orden de diciembre ordenadores y de guerra , y demas dependiende 803 por otra de 30 del mismo mes de 1819, tes del ramo de hacienda del ejército, no gozan sin considerar, que ni esta fue circular como otro fuero en sus causas particulares civiles y aquella , ni puede dársele la fuerza obligatoria criminales que no dimanen de sus oficios, que que se pretende, ni la una deroga precisamente el ordinario de la jurisdiccion militar que ejerla otra, ni del caso que la motivó puede dudar cen los capitanes generales con los auditores de se mas, pues que se contrae al fuero de hacien guerra, y mucho menos sus viudas con arreglo da y al ordinario, cuando hayan de declarar á lo prevenido en la ordenanza de intendentes ante éste los empleados de aquella; y dándose la y posteriores reales órdenes concernientes al estension indebida , que intenta el intendente, asunto.» – - De real orden lo traslado á V. E. equivaldria á un despojo del fuero de guerra, para su inteligencia y gobierno. lanto mas repugnante , cuanto que los intenden

Y elevado todo al real conocimiento por la tes mismos estan sujetos al juzgado del capitan general por el suero de guerra que les está de

via de hacienda de Indias, descendió la clarado. Enterado de todo S. M., y conforman: dose con el dictámen de dicho supremo tribunal

Ultima real órden del asunto, de 12 de febrero se ha dignado resolver , que el juzgado ordina

de 1833, dejando sin efecto la de 1832. rio del capitan general es el competente, para co «Excmo. Sr.- En cartas de 2 y 30 de senocer en las causas civiles y criminales de los tiembre último números 4356 y 4383 dio cuenempleados en las intendencias de ejército y real ta V. E. de lo acordado por las juntas superiores hacienda de sus dominios de ultramar, y que el contenciosa y de real hacienda acerca del conodel intendente debe concretar su conocimiento cimiento de las causas de empleados en las ofiá las que procedan del desempeño en sus desti cinas de ejército de esa isla : cousultando con nos de los citados empleados, conforme se de este motivo si ha de observarse ahí una real claró en la precitada real orden de 26 de di- órden fecha de 10 de julio del año próximo paciembre de 1803, que es la voluntad de S. M. se sado, espedida por el ministerio de la guerra imprima y circule nuevamente para su exacta sobre la misma materia, y trasladada á V. E. por y puntual observancia, y su tenor á la letra es ese capitan general: enterado S. M. se ha ser

[ocr errors]

vido resolver, que se sigan observando en el la intendencia de ejército en diciembre de 1827 particular las reales órdenes que han regido contra el escandaloso abuso de admitir algunos hasta aqui, sin que obste la referida de 10 de tribunales actuaciones voluminosas por demanjulio. Lo que comunico á V. E. para su cumpli. das de menor cuantia, haciéndose costas escemiento y cfectos consiguientes, y en contesta dentes al interés disputado, se la comunico real cion á sus citadas cartas. Dios guarde à V. E. orden de 13 de junio de 1829, circulada despues muchos años. Madrid 12 de febrero de 1833. por real cédula, preventiva de que no se dé al Vitoriano de Encima y Piedra.-Sr. intendente fuero de hacienda mas amplitud que la que tenia, de la Habana. »

« y de que conforme a lo mandado en real órden

de 18 de diciembre de 1796 con respecto a los Real órden de 14 de junio de 1790 al virey de

juzgados militares, no se formen procesos en Méjico sobre el fuero personal de los emplea

esos dominios sobre intereses pecuniarios, que dos en rentas, y prision por deudus.

no escedan de 100 ps., ni sobre palabras y he«Excmo. Sr.- Enterado el Rey del espedien chos livianos, que solo merezcan una ligera corte seguido en el año de 1781 sobre competencia reccion; antes bien se determinen estos puntos de jurisdiccio, entre el alcalde del crimen de verbalmente sin admitirse restitucion, recurso, esa real audiencia D. Cosme de Mier y Tres ni ningun otro remedio. » palacios, y el director de la renta del tabaco D. Felipe del Hierro, por haber puesto en ar

Pasaportes á empleados de hacienda procedenresto el primero á D. Benito de Ochoa , tenien

tes del ejército. te visitador de la citada renta del tabaco del obispado de Pucbla, por una deuda contraida Que se les expidan por la autoridad política despues de su ingreso en dichio destino: ha re de la provincia donde sirvan «y de ninguna masuelto S. M. teniendo prescute la ordenanza de nera por los capitanes generales, porque no dela renta de tabacos de ese reino del año de 1768, pendiendo de su jurisdiccion, no les vale el fuela de intendentes de 1786, y con dictámen de la ro de guerra, segun asi se declaró por punto junta suprema de estado, que en cuanto al fue general en real orden de 8 de diciembre de 1800 ro que deben gozar todos los dependientes de con respecto a todo individuo, que sirva empleo sus rentas en América, se siga la misma regla de hacienda ú otro político:» real órden de que se observa en España: y que aunque en los 20 de setiembre de 1842. titulos, que sc les espiden a los de la renta del tabaco, no consta que no pueden ser presos por Uso de uniforme y buslon para ministros de deudas que no desciendan de delito, o pertenez

hacienda. can á su real hacienda ; se debe observar, que esto ha dimanado de haber sido práctica, que Con derogacion de la ley 9, tit. 3, lib. 8 de embargados ó vendidos los bienes del depen. Indias la real cédula de 29 de setiembre de 1790 diente, aun en los casos en que conoce la justicia declara , que los oficiales reales y los ministros ordinaria por la calidad de la causa, y no alcan de hacienda que los subrogan , donde se hallan zando su producto para el pago, se le retiene cstablecidas las intendencias, deben entrar con con órden de su superior, la tercera ó cuarta espada y baston á las juntas de tribunales.-Y parte del sueldo, para que de ella se vaya satisfa la real orden a la intendencia de la Habana de ciendo el acreedor, pues dándosele al depen 20 de enero de 1792 dice: diente el sueldo por el servicio que hace, si se «Con motivo de varias dudas que se suscitale pone preso deja de servir, y por consiguiente ron sobre la inteligencia de la real orden de 12 no recibe estipendio, con el cual se alimenta y su de julio de 1789 que habla del uso del uniforme familia , y acaso se priva la renta de un depen- y baston señalado por ella á los ministros de la diente útil, poniendo á estos de peor condicion real hacienda y demas individuos que comprenque cualquiera artesano, que no puede ser cap-de; se ha servido S. M. con el fin de evitarlas turado por deudas.»

en lo sucesivo, declarar por punto general, que

los ministros de real hacienda, y demas que por No es de omitirse, que habiendo representado dicha real orden pueden vestir uniforme, y que

61 TOM. III

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »