Imágenes de páginas
PDF
EPUB

si bien simples puscedores del terreno y pastos

21 de octubre de 1817 sobre aumento de la poen comun, dueños en propiedad y con señales blacion blanca de la Isla, llamó su atencion el peculiares de marca, de las cabezas de ganado, espresado particular; y considerándolo del maque cada uno introducia, o fomentaba en su sitio yor interés recomendaron al regente en oficio particular, dentro los términos del hato ó cor

de 9 de julio, hiciese instruir espediente separal del señalamiento; y de aquí el complicadísi- rado, con informe del ayuntamiento de aquella mosistema de las haciendas comuneras, que venia ciudad, y voto consultivo del acuerdo , remiautorizado por las leyes de Indias 9 y siguientes tiéndolo para la correspondiente determinacion. tít. 17, lib. 4. (V. tom. 2, pág. 165), y el origen

En vista de este oficio, la espresada junta audel mas fuertc obstáculo al fomento de la agri- xiliar de la poblacion de Nuevitas estendió otra cultura, que habiendo llamado la atencion de los acta del 27 de julio en los términos siguientes: geses superiores, en solicitud de su urgente re

« La junta , siempre constante en anhelar por medio, causó el espediente, cuyo cstracto sigue el progreso de la nueva poblacion de San Fercomo materia curiosa , y de grande interés al nando de Nuevitas, procuro desde sus principios mas completo desarrollo de los elementos de que se cimentara en bases sólidas, promoviendo bienestar y riqueza, que falta por verificar en como la mas justa y casi necesaria la division ó la vasta estension de las provincias central y repartimiento de los terrenos del hato de Nueoriental de la Isla.

vitas y demas colindantes, que sujetos á una co.

munidad de crianza de ganados, la mas irreEspediente instruido para promover la division gular y gravosa á la prosperidad pública, no

y repartimiento de las haciendas y hatos co- pueden cultivarse y negociarse libremente, comuncros, con su final resolucion.

mo se esperimenta con dolor en todas las ha

ciendas de esta jurisdiccion; y aunque no pudo Desde que se trató activamente de formar po

realizarse lo que se propuso en el acta de 9 de blacion en la bahía de San Fernando de Nuevi mayo último, ha tenido la muy singular complatas , sc tocó muy de cerca el gravísimo obstácu. cencia de que las indicaciones, que allí se hicielo de los terrenos poseidos ca comun, y los con

ron sobre esta interesante materia , llamasen la linuos litigios á que daba lugar la incertidumbre

atencion del Excmo. Sr. presidente gobernador de las propiedades individuales. El regente de

y capitan general, y del señor superintendente, la real audiencia don Joaquin B. Campuzano co quienes animados de su constante deseo del bien misionado para la espresada poblacion, y la jun- | general, se han servido disponer en su oficio de ta que le auxiliaba con estos asuntos, trataron en

9 del corriente, qne se forme espediente para acta de 9 de mayo de 1818 de los medios de resolver lo conveniente, encargándolo al señor evitar aquellos inconvenientes, describiéndolos regente. Considera este afortunado suceso cocon vivos colores. « Apenas (dijeron) alguno in mo un seguro pronóstico de la curacion del mal tcnta acotar un terreno, aunque sea en seguida

desolador de la comunidad de las haciendas, de su establecimiento, cuando se le oponen los que ahora mas que nunca estorba el cultivo de consocios, cuyos costosos pleitos arruinan á los las tierras, el aprovechamiento de sus propios vecinos , ccden en perjuicio de la agricultura,

dueños, y el aumento de las crianzas mismas, y trastornan el orden de la sociedad. Tratándose manteniendo una guerra continua y desastrosa del nuevo establecimiento de Nuevitas, debe cntre los comuneros, que comenzando por los procurarse un medio, que facilite la division de intereses, trasciende lucgo á la fama de aquelus contornos de la bahia , para escusar discor

llos, y produce en las familias odios, que se perdias en lo posible, y atraer pobladores, capita- pelúan en la posteridad, con evidente daño de listas y agricultores, proporcionando, que cada

las buenas costumbres; «de esa comunidad, propietario pueda disponer de lo suyo libremen << que regulada por las prácticas mas irracionate:» y con estos objetos se acordó citar a los « les, injustas y abusivas, que estableció la cohacendados comarcanos, para tener con ellos « dicia, tiene principalmente en estos últimos las conferencias y acuerdos que conviniesen. « tiempos obstruido el trabajo, paralizada la in

Remitida esta acta, entre otras, á los gefes « dustria, y estancada la riqueza pública ; de superiores como incidente de la real cédula de " csa comunidad, que como à la fuerza obliga á

[ocr errors]

« uvos á conservar incultos sus terrenos, para á sus hijos, sino herencias reducidas á litigios « que otros tengan en ellos el miserable prove. y disturbios entre ellos mismos. Todos se lamen « cho de unos pastos estériles, que impide la tan de los males, que les ocasiona la esclavitud « multiplicacion de los propietarios , lan útil de la comunidad , y yo no soy el que menos hra « al estado, el establecimiento de ingenios, ca sido afligido de estos lamentos desde que entré « fetales , y otros sitios de cultivo á los mismos en este territorio, pero uma costumbre ciega les « dueños ; y por decirlo de una vez, que tiene ha hecho respetar este fantasma , del que si al

sumergidas en la pobreza centenares de fami- guien saca partido y lo defiende, es á costa de « lias honradas, que seria felices adquiriendo ciento que padecen. El cstado padece no menos

algunas caballerías de los inmensos terrenos en que por la comunidad se hallen tantas leguas « que poseen inútilmente los comuneros, y que de tierra las mas pingües condenadas al pasto « por todos respectos presenta obstáculos insu comun, y privadas de la inmensa utilidad, quc

perables al progreso de la poblacion blanca, la agricultura y la misma ganaderia sacaria de « que tanto ha recomendado S. M. » Con estos ellas, desmontándolas y reduciéndolas á la labor, sentimientos, de que se hallan bien penetrados estableciendo potreros, y convirtiéndolas finallos señores concurrentes, acordaron suplicar al mente en propiedades particulares. » señor regente , encargado de la formacion del «Conducidos de estas sanas ideas el excmo. Sr. espediente, que ha de hacerse con testimonio presidente capitan general, y el Sr. superinten de esta acta, de la de 9 de mayo en lo pertinente, dente de real hacienda de la isla , y tomando y del oficio de 9 del corriente, que se ha leido, con el mas noble empeño el aumento de la pose sirva activarlo con su acreditado celo, hasta blacion blanca en esta parte oriental de la isla, y lograr la resolucion que espera de él, favorable lodas las riquezas, que nuestro soberano ha queá los derechos de propiedad, de felicidad pú-rido proporcionarla por su real cédula de 21 de blica, y del particular progreso de la poblacion octubre del año anterior, me han prevenido en de Nuevitas.» — Con lo cual se pasó al ayunta oficio de 9 de julio, que instruya sin demora un miento de Puerto-Principe este oficio del re espediente sobre librar estos lerrenos de la cogente, fecha 23 de agosto de 1818.

munidad, ogendo el informe de este M. I. ayud« Es indudable el derecho que tiene cada uno lamiento , y pasándolo á voto consultivo del real de los participes de una hacienda comun, para acuerdo. La junta, que me sirve de ausiliar en la dividirse y disfrutar separadamente de su res nueva poblacion de Nuevitas, ha sabido tambien pectiva porcion de terreno. Las leyes favorecen Lomar en su consideracion un asunto de tan grala division en toda compañia hasta el estremo de ve importancia, y recomendarlo con las mas salirse , digámoslo asi, de los principios gene sencillas y enérgicas razones. Con el testimonio rales, queriendo que valga aquella aun en el ca adjunto de sus actas, que comprende asimismo so de que haya un convenio espreso en con el oficio superior citado , doy principio al estrario. Los desacuerdos que nacen entre los pediente, y lo paso a V. S. esperando de su dishombres de poseer una cosa comunalmente, y tinguido celo por el bieu público, y de sus las ventajas que consiguen de aliñar y aprove grandes conocimientos en la materia que acerchar mejor la parte que tienen en ella , son las tará a poner en claro, razones notables que da la ley 1.", tit. 15, parti 1.° Si cuando se trate de la division de un da 6.a. Este distrito y otros de la Isla, donde los hato ó corral comun, se ha de cfectuar esta al terrenos estan sujetos a la perniciosa comunidad, respecto de los tantos pesos de posesion , que es ofrecen una triste esperiencia de lales desacuer el modo con que se conoce en el pais la cantidos, pues por las razones que he tomado de los dad de tierras, que pertenece a cada dueño cotribunales de esta ciudad, se puede asegurar munero , ó si se encuentra otra base ó principio que no bajan de 50 pleitos los que rolan actual mas justo, que deba gobernar en el caso. mente en todos ellos, originados de la posesion 2. Cómo se acreditará tanto esta respectiva comunal y confusa. Consecuencias de ella son cantidad de posesion, cuanto la total verdadera lambien las desavenencias lastimosas, que vemos de cada hacienda , y cuando no se presenten aseptadas entre personas de una misma sangre, documentos claros y terminantes, que reglas y el que los padres tengan el dolor de no dejar puedan seguirse para obviar dificultades,

110,

3.° En el supuesto que resuite conforme la los hacendados, y soy uno de ellos. Las grancantidad proporcional de tierras de cada parti des haciendas estan poseidas por herederos ó cipe á la del fundo divisible, cuáles son los prin- compradores; pero todas, sin division se han cipios mas seguros, que deberán adoptarse, pa- transformado en partes, ó partes de partes, que ra realizar prácticamente la division, y evitar se poseen en comunidad para la crianza de galas desigualdades, que pueda ocasionar la di- nados; y ninguno de tales propietarios puede versa calidad de las tierras montuosas, y de las repartir tierras, porque son comunes , ni puede de sabáva; debiéndose graduar por lo mismo labrarlas por sí, porque se dice que labranza el valor que tengan unas sobre otras, asi como quita crianza.» Hay una guerra intestina entre tambien se deberá especificar, si es justo dar ellos. Nadie usa de lo suyo, ni puede usar como alguna preferencia á los participes en los sitios le acomode, ni puede acotar , bi destinar un en que al presente se hallen ubicados.

terreno á plantios sin que resulte un pleito. Bajo 4." Qué convenga ejecutarse, cuando estos el pretesto de que tumbar un pedazo de monte es sitios o los ganados se hallen confundidos , pa- | perjudicial á los animales de uno de los comuciendo en unas mismas sabápas ó saos, y con neros , al concluir la tumba, se provoca la susunas propias aguadas ó abrevaderos.

pension de ella ante el juez que la ha concedido. 5.' Cuáles personas serán mas propias para

« La malicia ó envidia es tal, que esperan que el entender estas divisiones, y cuáles los medios vecino haya concluido su obra, para ponerle el mas amigables y sencillos para lograr que se pleito: que siquiera fuese al principio... ; pero verifiquen sin pleitos, gastos, ni caprichos, de- que gaste su dinero. Siempre le cojo , dice biéndose contar con que los traspasos, ventas el que es maligno : le aguardo cuando esté para ó cesiones, que se hagan, aunque sean á dinero cercar: en tierras de crianza es preciso tener para allanar la division, serán libres de alca- csa pension. Y si esto sucede con los naturales bala.

del pais; qué será con los extrangeros?" Daha Sobre cuyos puntos , y demas que V. S. juz- otras buenas razones , y referia algunos hechos gue conducir á la mayor ilustracion de tan in- notables, concluyendo con la proposicion de teresante materia, espero que V. S. me infor algunas providencias generales, que a su juicio mará circunstanciadamente, consultando la in- bastarian para remover tan grandes inconvemensa utilidad que va a seguirse á estos habi- nientes. tantes, y siguiendo el espíritu de las recientes El subdelegado de San Juan de los Remedios disposiciones soberanas espedidas para el fo- D. Joaquin Vigil, en papel de 18 de setiembre mento de esta isla, y en especial de esta parte consultó á la intendencia de Puerto-Principe oriental, á que tanto se opone el observado sis. las dudas que se le ofrecian en el mismo asunto. tema de comuneria, cuyos males son infinita- «Son muy pocas, (dijo) las haciendas de esta jumente mayores , que los embarazos que puede risdiccion , que tienen un solo dueño; la mayor costar su deseada destruccion.”

parte son de muchos porcioneros. Sucede que Mientras esta materia se ventilaba con celo en de estos, unos quieren vender y otros no: por Puerto-Principe, tambien en la Habana se exa

lo regular los primeros son pobres, que solo tieminaba por todas sus relaciones y con diversos

nen el terreno: los segundos son ricos, que lemotivos. Un papel de D. José Bruno de Alzon,

niendo bastantes fuerzas se aprovechan de la vecino de Santo Espiritu, dirigido al gefe de hacienda , ya tumbando los mejores montes, ya hacienda , daba muchas luces. «Intereses opues- criando mucho ganado, razon porque no les tos (decia), derechos enredados unos con otros, conviene permitir, que los compañeros vendan, propiedades que hasta el dia han sido indeci:

ni que se promueva el cultivo; resultando en sas, y mercedes multiplicadas casi en unos mis

muchas haciendas, que los mas pobres suelen mos terrenos y en diversas épocas forman obs

ser los mayores amos del terreno, y no tienen táculos incesantes à la prosperidad de este pais.

fuerzas para aprovecharlo por sí , ni pueden haSerá ilusoria la gracia liberal benéfica de la

cerlo beneficiar por otros, quedando ilusoria real cédula sobre el fomento y poblacion de la gracia de S. M. Esta jurisdiccion (añadió) blancos, si no se libertan las tierras. No las hay la mas feraz de toda la isla, tendrá un increya para los naturales : estan todas ocupadas por mento muy considerable, siempre que cada por

62 TOM. III.

ca

cionero de tierras pueda vender su parte, sin cisimos, y si es necesario, les harán una aforque se oponga el compañero. »

tunada violencia , para que sean felices y justos, Todo se remitió al regente para su agrega- desarraigando las preocupaciones, y venciencion al espediente que estaba instruyendo, y do los obstáculos que sostienen la comunidad.» que resultase una providencia general, “que ase « Aunque el señor regente ha recopilado en gure y facilite el cumplimiento de las sobera una breve espresion los males, que se esperinas disposiciones para el aumento de la agricul mentan por la comunidad de los halos y corratura y poblacion de esta isla.»-Y dada vista al les, los esponentes juzgan necesario adelantarayantamiento de Puerto-Principe, sus comisa la, por que este negocio ha de ir al conocimiento rios, licenciado D. Ignacio Francisco Agramon de los gefes superiores de la Habana, que sete y Recio, y D. Rafael Betancourt, le presenta guramente tienen muy escasa noticia de tan rara rop en 11 de dicienibre de dicho año el luminoso comunion. Mercedados estos fundos por informe siguiente:

bildo á los primeros fundadores para criar ga«M. I. A.-Los comisarios evacuando el in bado mayor y menor segun su clase, pusieron forme que V. S. M. I. se ha servido pedir en éstos un solo bojio en la sabána, en que habia de este espediente remitido por el Sr. regente de introducirse el ganado; pero a la muerte de los la real audiencia, tienen la desconfianza de que dueños no era posible dividir realmente el funsus cortas luces no alcancen á tratar con el dis do comun entre sus herederos, y se hacía la cernimiento correspondiente una materia, que particion por mitad, por cuartas y octavas pares bien árdua por su complicacion; pero quizá tes de todo el ganado señalado y herrado, y del la mas importante, de que se ha conocido en este cimarron que vendian y comerciaban del mismo cabildo desde su creacion con respecto al bien modo. Habia entonces una verdadera comunipúblico en todas sus ramificaciones. Los espo dad, no solo en las tierras, sino tambien en los nentes ven ya sembrada la semilla , de

que

ha animales y productos de ellas, pero pronto se de nacer un árbol frondoso de prosperidad, de esperimentaron sus inconvenientes, y la disabundancia y de riqueza, no solo en esta pobla- cordia hizo pensar en los medios de remediarcion, sino tambien en casi todas las de la isla. los. Con conocimiento y licencia del cabildo El dominio de las tierras, incierto y embargado dada bajo una informacion precedente de no repor las crueles trabas de una comunidad forza sultar perjuicio a los comuneros y colindantes, da y desconocida en nuestra legislacion , y en se eligieron nuevos asientos en otras sabápas todas las del mundo , y por la indivision de los del bato ó corral comun, separándose la señal fundos. ¡Qué obstáculo tan insuperable à la fe y el hierro, que tambien so: mercedaba por el licidad pública! ¡Qué gérmen tan fecundo de ayuntamiento, pero sus dueños siempre lo eran discordias y de odios en la sociedad! El doni. de solo la parte ó partes que les correspondian: nio de las tierras asegurado con limites cier creció la poblacion, y se tocó, que esta subditos para que el propietario pueda cultivarlas, vision de los hatos y corrales comunes difiaprovecharlas sin temor , y disponer de ellas cultaba el comercio de ellos, y fomentaba las con la libertad racional, que conceden las leyes discordias: no habia arbitrio de hacer una di¡Qué estímulo tan poderoso para el fomento de vision efectiva , por que ni habia agrimensores la crianza y de la agricultura! ¡Qué nianantial que las practicasen, ni letrados que las dirigietan inagotable de riquezas! ¡Ojalá tuviesen los sen conforme a las reglas que dicta la justicia. informantes la facilidad y energía que se nece ó porque casi todo el terreno era montuoso, y sitan, para desenvolver estas ideas, aplicándolas su particion causaria costos mayores que las esal miserable estado en que se hallan nuestros casas producciones del fundo, siendo imprac hatos y corrales comunes! Pero á lo menos ha ticable la division de las sabánas, y se adoptó rán lo que esté á sus alcances, con la esperanza en el siglo XVII el temperamento de avaluar de que

el buen discernimiento de V. S. y la su las tierras del hato ó corral comun segun lo que perior ilustracion de S. A. rectificarán sus erro podia criar, cuyo aprecio se hacia con interres, y manifestarán a los hacendados de esta ju- vencion y aprobacion de la justicia , aumentáprisdiccion los medios de enriquecerse sin in- dose el avalúo con la misma formalidad á pedijusticia , de los productos de sus terrenos fera mento de los condueños, cuando la hacienda se

hacía mas capaz de fomento; y el valor que re. puestas y manejadas en los pastos con cierto sultó en cada fundo dividido segun la parte que arte , emprenden conquistas en el terreno cocorrespondia á cada comunero, sirvió en lo su. mun, y ganan para su señor el esclusivo goce cesivo, y sirve hasta hoy con el nombre de can de una sabapa , de un sao, que tal vez se abrió tidad de tierras , de posesion , ó de tierras pose por el trabajo de otro condueño de cualquier sion, para designar la parte que cada dueño parage que pisan. Criar mucho, aunque esceda tiene en el fundo comun. Muy útil esta provi de lo que puede sustentar el fundo comun, es dencia en el tiempo en que se invento, porque el sistema de todos los comuneros, con el duble continuó la práctica de establecerse los nuevos objeto de no perder jamás lo que actualmente sitios con prévia licencia del cabildo, ó venci ocupan, y de ganar tierras con el instinto de los miento de las contradicciones que se suscitaban, brutos, auxiliado de una mara injusta; sistema y porque habia pocos comuneros que fácilmente conocidamente nocivo á la misma crianza, por: podian acomodarse ; despues que la tormenta que no se purgan y mejoran los ganados, pordel año de 1780 derribó considerable parte de que no se aprovecha en tiempo lo útil, y porlos montes, y la candela abrió grandes saos , y que una seca grande é un mal año destruye de formó muchas sabanas en que podian fomentar un golpe cuanto se habia adelantado , y pone á se las crianzas, como se han fomentado, des los condueños en el caso de reponer las crianzas pues que el aumento de las familias de los pro perdidas, para verlas perecer de nuevo en igua. pietarios hizo, que se subdividiesen á lo sumo les circunstancias. El comunero pudiente no las posesiones, y que cada participe establecie disfruta de su ganado en todo lo que pudiera, se un sitio sin la intervencion del cabildo, que para no desmembrar sus mavadas, con que piense le quitó por decreto de la capitania general, sa apoderarse de los pastaderos del otro menos para criar cuanto pudiese sin coartacion alguna, rico, y éste frecuentemente se ve en la dura aldespues en fin que el valor del ganado ha tomado ternativa, o de perder los terrenos que posee, un incremento triplo y aun cuádruplo, nosotros si quiere valerse de sus animales, para cubrir padecemos los funestos perjuicios de tan rara sus empeños, ó de padecer privaciones, apuros comunidad, que exigen una enérgica providen y pérdidas , si intenta conservarlos. » cia del gobierno sobre division.»

«No se mejoran las razas y castas de animales « Sip mas reglas que unas costumbres bárba por la comunidad, no se limpian los campos de ras, irracionales, injustas y aun inciertas é im las malezas, no se cuidan y sostienen los monplicadas , puede decirse con la seguridad de la tes, no se conservan las maderas de construcesperiencia, que la fuerza , el poder y la astucia cion, no se impiden los dolorosos estragos, que del comunero son las leyes que gobierpan en causan las aguadas cenagosas en la seca, no se estas comunidades. La igualdad proporcional forman otras nuevas de mas comodidad, no se del aprovechamiento entre los comuneros es usa de máquinas, y por decirlo de una vez, la absolutamente desconocida, y cada uno de ellos, industria y el trabajo no dan el menor auxilio á por pequeña que sea su parte en la hacienda, la naturaleza en los fundos comunes, porque se considera con derecho a disfrutarla toda , si ¿qué hacendado ba de afanarse, y hacer gastos, no encuentra una resistencia capaz de conte para mejorar los terrenos y los pastos, si otros nerlo. La union de los condueños y su direccion han de participar con él del provecho, y tal vez uniforme a mejorar el fundo, para que produz cogerlo solos ? Lo peor es, que aunque alguno ca mayor utilidad a todos, es una quimera. La se resolviese á trabajar con este ricsgo, encon: comunidad solo es en el nombre, es un velo con traria siempre oposicion en los condueños inteque se cubren las usurpaciones, y se cohones resados en disminuir las fuerzas del laborioso, tan execrables violencias; es una discordia per y en frustrar sus empresas. Un entrcdicho jupétua é inestinguible, una guerra intestina que dicial, un pleito es el recurso mas á propósito entre condueños igualmente ricos se transmite por muchas generaciones, y si hay pobres, ter «La comunidad tambien es una represa iovenmina con la ruina de estos, en que se gravan cible para la agricultura y para la poblacion. Un aquellos. Los trozos de ganado y atajos de bes comunero no puede acotar libremente su mistias caballares son como las tropas, que dis mo terreno para ponerlo en cultivo, porque

para ello.»

« AnteriorContinuar »