Imágenes de páginas
PDF
EPUB

bimientos de vireyes, arzobispos ni obispos de nas y abonadas, sin dar lugar á lo contrario, los bienes de fábricas , ni de los comunes de las

LEY XXII. iglesias. Y mandamos y encargamos á los vireyes y prelados, que en ninguna manera lo con

De 1591, 1621 y 80.- Que los prelados visiten sientan (1).

los bienes de las fábricas de iglesias y hospi

tales de indios, y tomen sus cuentas, asisLEY XIX.

ticndo persona por el patronazgo real. De 1534.- Que los indios edifiquen casas para Declaramos y es nuestra voluntad, que los los clérigos, y queden anexas á las iglesius.

arzobispos y obispos de nuestras Indias, cada Mandamos, que los indios de cada pueblo ó uno en su diócesi, por sus personas ó las de sus barrio edifiquen las casas que parecieren bas- visitadores, puedan visitar los bienes pertenetantes, para que los clérigos de los pueblos ó cientes a las fábricas de las iglesias y hospitales barrios puedan cómodamente vivir y morar, de indios, y tomar las cuentas á los mayordolas cuales queden anexas á la iglesia en cuya mos y administradores de las dichas fábricas y parroquia se edificaren, y seau de los clérigos hospitales , cobrar los alcances que se les hicieque tuvieren la iglesia y se ocuparen en la ins ren, y ponerlos en las cajas adonde tocaren, truccion y conversion de los indios parroquia para que de allí se distribuyan en cosas necesanos de ella , y no se puedan enagenar ni apli- rias y útiles , conforme a lo proveido por el gocar a otros usos.

bierno de cada provincia; con que en cuanto á

tomar las cuentas por lo que toca á nuestro paLEY XX.

tronazgo y proteccion real, haya de intervenir De 1559 y 82.- Que se hagan inventarios de

y asistir á ellas la persona que tuviere el gobier: los bienes de las iglesius , y ningun doctrinero

no de la provincia, ó la que el nombrare en su los lleve cuando se mudare a otro beneficio, lugar. y las audiencias tengan cuidado de que se

LEY XXIII. ejecute.

Rogamos y encargamos á los arzobispos y De 1546 y 54. Que los encomenderos deben obispos de nuestras Indias, que provean y or proveer lo necesario al culto divino, y ornadenen que en todas las iglesias de sus distritos mento de las iglesias. se hagan inventarios de los ornamentos , cali Declaramos, que los encomenderos tienen ces, custodias, libros y todo lo demas tocante

obligacion de provcer lo necesario al culto dial servicio y ornato de las iglesias, y que se re vino y á los ministros, ornamentos, vino y cecoja lo que se hubiere llevado de unas á otras,

ra, al parecer y disposicion del diocesano, sey por el mismo inventario se entreguen en ca gun la distancia y calidad de los pueblos: y da pueblo á quien tenga cuenta , y la dé de to naestros oficiales reales deben provcer lo misdo lo que recibiere. Y mandamos, que cuando mo en los que tributan y están incorporados en los doctrineros se mudaren de las iglesias par nuestra real corona. roquiales a otros lugares de repartimientos ó doctrinas, no lleven cosa alguna de las que hu Que no se puedan dar ni vender capillas en las biere en las iglesias donde han residido, y si la

iglesias catedrales sin licencia del Rey como llevaren, nuestras audiencias reales dén órden

patron, ni se pongan olras armas que las rea. como lo vuelvan y restituyan á donde toca

les, ley 42, tit. 6 de este libro. LEY XXI,

Que en el votar y vestuario de los ultares, ves

tirse las dignidades y otras cosas se guarde De 1618.- Que los mayordomos de las iglesias

lo que en la iglesia catedral de Sevilla, ley 7, sean legos, llanos y abonados.

tit. 11. Encargamos á los arzobispos y obispos de Que los religiosos prediquen sin estipendio en nuestras Indias, que provean los oficios de ma las iglesias catedrales los sermones de tabla, yordomos de sus iglesias en personas legas, lla ley 79, tit. 14.

(1) Citada con la 11, y mandada observar por el artículo 183 de la ordenanza de 1786.

Que en cada iglesia catedral se suprima una ca. de habia mas de 500 personas empleadas en la

nongia para sularios de inquisidores y minis cultura del tabaco, con el fin de ocurrir á la adtros, ley 24, til. 19.

ministracion de los Sacramentos en los halos y Que los oidores no lleven salario por comisarios corrales de su jurisdiccion, y á la gente de las

de fábrica de iglesia , ley 38, tit. 16, lib. 2. pesquerías de la costa del sur. Y por la de 30 de Que en cada reduccion haya iglesia con puerta diciembre de 1697 se pidió informe de si para y llave , ley 4, tit. 3, lib. 6.

la ermita del Santo Cristo del Buen Viage en De la parte que tengan las iglesias aplicada en Bayamo precedió la licencia del vice-patrono,

TRIBUTOS de pueblos do indios, leyes 31 á 34, que dispone la ley 2, tit. 6, lib. 1, y de lo contit. 5, lib. 6.

trario se practique el mandato de la 1.", tit. 3, lib. 1, dando cuenta. Era el de demolicion, el

mismo que en real cédula de 20 de julio de 1737 Ereccion de iglesias , ermitas , oratorios y

se aplicaba á un hospicio levantado en la Habacapillas rurales.

na sin real licencia, pues se seguian graves in

convenicutes de la multitud de conventos y reSon antiguas, y repetidas las reales cédulas, ligiosos, que se hacen exentos, y gravan la que estrechan el cumplimiento de las leyes pro- república en lo temporal , fallando quien cultihibitivas de fundar iglesias, conventos ni otros ve las haciendas. lugares piadosos sin real licencia. La particular Sobre oratorios se circuló y está en vigor la para la Habana de 9 de junio de 1692 aprueba de 25 de abril de 1787, por la que se encarga á por su calificada utilidad la ereccion de ayuda los prelados de Indias, que conforme a las disde parroquia en la iglesia del Santo Cristo del posiciones del derecho canónico y en uso de sus Buen Viage y colocacion del Santisimo Sacra- | facultades natas concedan licencias para los primento en las ermitas de Monserrate, Jesus del vados y domésticos con causas justas y necesaMonte y Santo Angel, aunque estrañándose, hu- rias, a fin de no gravar á los vasallos con gastos biese procedido el obispo á talcs fundaciones y dilaciones, procediendo en esta materia con sin el prévio consentimiento del vice-patrono, el pulso y circunspeccion que requiera su graque no lo permitiria en adelante por ningun mo vedad; declarándose, que en los casos que los tivo ni circunstancia, y antes ambos atenderian, arzobispos y obispos no dispensaren estas graá que en nada se perjudiquen los derechos y re.

e cias puedan impetrarse de su Santidad, con tal galias del real patronato: y en cuanto a las casas que los suplicantes lo hagan con espresion de de recogimiento de doncellas y mugeres divor causas por medio de sus respectivos ordinarios, ciadas, luego que se asegurara de lo positivo de sin cuya circunstancia y cl prévio informe de la congrua señalada para su manutencion, «dareis éstos, ni el consejo permitiria el ocurso á Rolicencia en mi nombre como vice-patrono para ma, ni los obispos darian pase á tales breves, su fundacion en forma, y para la del colegio de aunque lo tengan por el consejo: y que en cuanlos doce piños, quedando por mio el patronato to á licencias para capillas rurales procedan los de todas tres casas, como lo ha ofrecido el obis diocesanos con solo el acuerdo y consentimienpo, pero con calidad que ninguna de ellas tenga to de los vice-patronos. iglesia ni oratorio con puerta á la calle, sino solo un oratorio privado en lo interior de cada Iglesia catedral de la Habana, su ereccion y una; y dispondreis por lo que toca al recogi cons:ituciones: (V. CABILDO ECLESIASTICO tomiento para las mugeres divorciadas, que los mo 2, pág. 134). maridos las sustenten en él, o señalen cantidad

Fechas de la de los demas obispados é iglefija para su anual alimento. "-Igual aprobacion sias de las antiguas posesiones españolas en Uly con igual encargo de no consentirse perjuicio tramar, con el presupuesto de las de Puerto Riá la real regalía, prestó la real cédula de 1696 co y Filipinas: V. OBISPADOS, y pág. 389. al auto del R. obispo de 24 de julio de 1693, dictado para la colocacion del Santísimo en la ILOCOS SUR; é ILOCOS NORTE.-Dos iglesia ya fundada en el parage nombrado San provincias de la isla Luzon en las FILIPINAS, la tiago de las Vegas á 5 leguas de la Habana, don- | primera con 49.526 tributos, y 179.315 almas

en 30 pueblos; y la segunda con 30.379 tributos | dando esto de una vez asentado, y teniendo muy y 132. 167 habitantes de 14 pueblos.

presentes las leyes de esta Recopilacion, que les

favorecen, amparan y defienden de cualesquier ILOILO.- Una de las tres provincias de la is: agravios , y que las guarden y hagan guardar la Panay, la mas central de las Visayas en las FI

muy puntualmente, castigando con particular y LIPINAS, que administrada por un gobernador rigurosa demostracion a los transgresores. Y consta de 31 pueblos, y en ellos 52.172 tribu

rogamos y encargamos á los prelados eclesiás tos, y 265.847 almas.

ticos, que por su parte lo procuren como ver

daderos padres espirituales de esta nueva crisIMPORTACION (derechos de) –V. ARAN

tiandad, y todos los conserven en sus privileCELES de comercio (tomo 1." pag. 300 y sig.)

gios y prerogativas, y tengan en su proteccion. - "Su comercio: V. los estados de pág. 279, y siguientes tomo 2.o

LEY II.

De 1514 y 56. Que los indios se pueden IMPRESOS (censura de). – V. LIBROS E IM

cusar libremente , y ninguna órden real lo PRESOS.

impida. INCENDIOS se eviten: – V. ley 9", titulo 8,

Es nuestra voluntad, que los indios é indias lib. 4, (tom. 2.", pág. 122 ): V. OBREROS.

tengau, como deben , entera libertad para ca

sarse con quien quisieren, asi con indios, como INDIOS. Con este nombre genérico se con naturales de estos nuestros reinos, ó espadistinguian los naturales, ó aborigenes de las ñoles nacidos en las Indias, y que en esto no se posesiones antiguas españolas de las Américas les ponga impedimento. Y mandamos , que ninseptentrional y meridional. Se comprenden tam guna orden nuestra que se hubiere dado , o por bien los de la clase mas numerosa de la pobla nos fuerede dada, pueda impedir ni impida el cion del archipiélago de las Filipinas. De consi matrimonio entre los indios é indias con espaguiente, siéndoles aplicable el espíritu de equidad ñoles o españolas, y que todos tengan entera liy benevolencia, que respiran las leyes del Códi-bertad de casarse con quien quisieren, y nuesgo indiano, en cuanto toca al buen tratamiento de tras audiencias procuren que asi se guarde y los naturales, se trae todo lo esencial de los cua: cumpla. tro títulos siguientes.

LEY III.

DE LOS INDIOS.

TITULO PRIMERO DEL LIBRO SESTO. De 1581.- Que no se permita casar á las indias

sin tener la edad legitima Algunos encomenderos por cobrar los tribu

tos, que no deben los indios solteros hasta el LBY PRIMERA.

tiempo señalado, hacen casar a las niñas sin le

ner edad legitima, en ofensa de Dios nuestro De 1580 y 1680. — Que los indios sean favore

Señor, daño a la salud, é impedimento á la fecidos y umparados por las justicias eclesiás

cundidad. Y porque esto es contra derecho y toticus y seculares.

da buena razon, mandamos a nuestras reales Habiendo de tratar en este libro la materia de audiencias y justicias, que juntamente con los indios , su libertad, aumento y alivio, como se prelados eclesiásticos de sus distritos provean contiene en los títulos de que se ha formado: Es lo que mas convenga, castigando a los transgrenuestra voluntad encargar á los vireyes, presi sores , de forma que cesen tan graves inconvedentes y audiencias el cuidado de mirar por ellos, nientes. Y encargamos a los prelados que se iny dar las órdenes convenientes, para que sean terpongan, y procuren el remedio. (1) amparados favorecidos y sobrellevados, por lo

LEY IV. que deseamos, que se remedien los daños que padecen y vivan sin molestia ni vejacion, que De 1530.-Que los indios o indias que se casaren

(1) Por breves pontificios se permite dispensar á los indios todos los impedimentos, a excepcion del

[ocr errors]

con dos mugeres ó muridos , sean custigados. de español, y se quisiere venir con ellos, o mu

Si se averiguare que algun indio, siendo ya dar domicilio, lo pueda hucer. cristiano, se casó con otra muger, ó la india con Cuando algun español tuviere hijos en india otro marido , viviendo los primeros, sean apar

con quien se hubiere casado , si quisiere traer tados y amonestados; y si amonestados dos ve consigo a estos reinos a la india y á sus hijos, ó ces no se apartaren, y volvierer a continuar en la india dijere que quiere venir con ellos, el la cohabitacion, sean castigados para su enmien- gobernador de la provincia la haga parecer aoda y ejemplo de los otros.

te si, y siendo su voluntad de venir con sus hi-. LEY V.

jos, los deje, y consienta, que libremente lo pue.

dan hacer, y traerlos; y si quisieren pasar á De 1551.- Que ningun cacique ni indio, aunque sean infieles, se case con mas de una muger.

otra parte, ó provincia de las Indias, no se les

ponga impedimento. Ningun cacique ni otro cualquier indio, aunque sea infiel, se case con mas de una muger: y

LEY IX, no tenga las otras encerradas, ni impida casar

De 1618.- Que los indios no se dividan de sus con quien quisiere.

padres. LEY VI.

Los indios solteros , que estuvieren divididos De 1628.- Que los indios no puedun vender sus de sus padres, mandamos que se reduzgan, y hijas para contraer matrimonio.

junten á un pueblo, ó reduccion. Usaban los indios al tiempo de su gentilidad

LBY X. vender sus hijas à quien mas les diese para casarse con ellas. Y porque no es justo permitir en

Que los hijos de indias casadas sigan el pueblo la cristiandad tan pernicioso abuso contra el ser

de su padre, y los de solteras el de la madre. vicio de Dios, pues no se contraen los matrimo Por el daño que se ha esperimentado de adminios con libertad por hacer las indias la volun tir probanzas sobre filiaciones de indios, y ser de sus padres, y los maridos las tratan como á es conforme á derecho: Declaramos, que los inclavas, faltando al amor y lealtad del matrimo dios , hijos de indias casadas, se lengan, y renio, y viviendo en perpétuo aborrecimiento con puten por del marido, y no se pueda admitir inquietud de los pueblos: Ordenamos y man probanza en contrario, y como hijos de tal indamos, que ningun indio ni india reciba cosa dio, hayan de seguir el pueblo del padre, aunalguna en mucha ni poca cantidad, ni en servicio, que se diga , que son hijos de español, y los hini en otro género de paga en especie, del ivdio jos de indias solteras sigan el de la madre. que se hubiere de casar con su hija, pena de

LEY XI. cincuesta azoles, y de quedar inhábil de tener oficio de república, y restituir la que llevó para

De 1680.- Que los indios puedun poner á sus nuestra cámara, y si fuere indio principal que hijos á oficios mientras no tributaren. de por mazegual, y los indios que fuere, jus Ordenamos , que los indios, que quisieren poticias lo ejeculen, y el gobernador y justicia

ner á sus hijos á oficios, mientras no fueren de mayor de la provincia lo haga ejecutar en ne edad de tributar, ó a sus hijas á ser enseñadas gligentes, ó se le hará cargo en su residencia. en otro ejercicio , lo puedan hacer dunde, y

cómo quisieren, y que nadie se lo impida. LEY VII. De 1618. - Que la india casada sea del pueblo de su marido, y viuda se pueda

LEY XII. volver á su origen, con que deje los hijos en el

De 1536.- Que los indios se puedan mudur de pueblo de su marido, habiéndolos criado por

unos lugares å otros. lo menos tres años.

Si constare, que los indios se han ido á vivir LEY VIII.

de unos lugares á otros de su voluntad, no los De 1524 y 55. — Que la india que tuviere hijos impidan las justicias , ni ministros, déjenlos vi

primer grado de consanguiindad y afinidad: cédula de 31 de enero de 1703 y nota de la viltima edicion de las leyes de Indias.

vir , y morar allí, escepto donde por las reduc. ciones, que por nuestro mandado estuvieren hechas, se haya dispuesto lo contrario, y no fueren perjudicados los encomenderos.-(V. ley 18, tit. 3 y 7, tit. 7).

LEY XII.

De 1541 y 68. —Que los indios de tierra fria no

sean sacados a la caliente, ni al contrario.

Ordenamos, que los indios de tierra fria no sean llevados á otra, cuyo temple sea caliente, ni al contrario, aunque sea en la misma provincia, porque esta diferencia es muy nociva á su salud, y vida , y los vireyes , gobernadores y justicias, hagan sobre esto las ordenanzas necesarias, y convenientes, las cuales sean guardadas y cumplidas. -(V. ley 29 tit. 12). LBY XIV.

· De 1614. — Que los indios de Santa Cruz no sean sacados para otra provincia.

LEY XV. De 7 de noviembue de 1574. Que los indios

en Filipinas no sean llevados por fuerza de unas islas á otras.

Mandamos, que en las islas Filipinas los indios no sean llevados de unas á otras para entra. das por

fuerza, y contra su voluntad, si no fuere en caso muy necesario, pagándoles su ocupacion y trabajo, y que sean bien tratados, y no reciban agravio.

vor, ó ayuda, caiga, é incurra en pena de 100.000 maravedis, aplicados por tercias partes, á nuestra cámara, juez que lo sentenciare, y denunciador, y destierro perpétuo de las Indias; y que á su costa sean vueltos los indios á las provincias, é islas de donde los hubiere sacado. Y mandamos, que así se ejecute en sus personas, y bienes , sin otra sentencia, ni declaracion, y revocamos, y damos por ningupas las licencias generales, ó particulares, que Nos hubiéremos dado para traer icdios á estos reinos, y si el que fuere culpado no tuviere bienes en que ejecutar la pena pecuniaria referida : Mandamos, que le sean dados cien azotes públicamente , y en lo demas se ejecute. Y asimismo prohibimos á los yircyes, presidentes, oidores, gobernadores, y justicias, que dén tales licencias para traer a estos reinos indios , pena de privacion de sus oficios. (1)

LEY XVII.

LEY XVI.

De 1528, 43 y 56.- Que los indios no sean trai

dos á estos reinos, ni mudados de sus naturalezas.

Prohibimos, y espresamente defendemos a todos los vecinos, estantes, y habitantes en las lodias, é islas del mar Occéano, de cualquier estado, calidad, ó condicion, el traer, ó enviar á estos reinos, ni á otras partes de aquellas provincias , indios, ni indias, aunque sea con licencia nuestra, o de nuestros gobernadores, ó justicias; y aunque los indios, é indias digan, que quieren venir con ellos de su voluntail, y que sea asi, pena de que el que los trajere, o enviare, ó en alguna forma diere consentimiento, fa

De 1552.- Que habiendo indios en estos reinos

se les lo necesario de penas de cámura, para que se vuelvun á sus tierras.

Sin embargo de estar prohibido venir ó traer indios á estos reinos, se ha esperimentado grande escoso, y facilidad en venirse , ó traerlos, y por ser pobres no tienen medios para volverse á sus tierras : Y Nos teniendo lástima, y compasion de que anden pobres, y mendigos, mandamos, que todos los indios, é indias , que hubiere, y vinieren á estos reinos, y de su voluntad se quisieren volver á sus naturalezas, puedan pasar libremente á ellas, y los presidentes, y jueces oficiales de la casa de contratacion de Sevilla les dén licencia, y de penas de cámara de la casa se les dé , y pague lo necesario para su flele, y matalotaje, hasta volver á sus tierras, no constando quien los trajo, porque en este ca. so ha de ser a su costa , de que tendrán particuJar cuidado los de nuestro consejo de Indias.

LEY XVIII. De 1550. Que donde fuere posible se pongan

escuelas de la lengua castellana , para que la aprendan los indios. Habiendo hecho particular exámen sebre si

11) Esta ley y la siguiente se manda á la audiencia de la contratacion por la 99 de so tit. 1, lib. 9 que las biciese guardar ; pero por cédula de 19 de enero de 1751 se limita, que constando ser justos los motivos, no solo se les conceda licencia á los indios y caciques para ir á España, sino se les den los ausilios correspondientes por mar y tierra.

« AnteriorContinuar »