Imágenes de páginas
PDF
EPUB

veerán que se gasten en la conversion de los proveer lo mismo en los que tributan y estan indios.

en nuestra real corona; y porque si el pueblo LEY II.

fuere grande , no satisfacen á sus conciencias

con un solo ministro, deben pedir al dioceQue los encomenderos solicilen la reduccion y

sano dos o tres, ó los que la grandeza del puedoctrina de los indios.

blo, larga distancia y número de indios neceLEY III.

sitare: y si fueren cortos y de poco interes se

convendrán dos o tres encomenderos, los mas De 1546 y 51.- Que los encomenderos negligen- cercanos, en tener á lo menos una iglesia en lutes en cumplir la obligacion de la doctrina

gar conveniente , proveyendo al ministro de lo no perciban los tributos, y los que la impi- necesario. dieren seun privados y desterrados de la pro

LEY JV. vincia. Los encomenderos negligentes y descuidados

De 1552.- Que los encomenderos seun obligaen poner la debida y necesaria diligencia, y cum

dos a la defensa de la tierru y se les upremie

á cumplirlo. plir su obligacion, no procurando ni teniendo ministros para la doctrina y administracion de

LEY V. los sacramentos á los indios de sus encomien De 1590.- Que los encomenderos en términos das, y que no han proveido suficientemente sus de dos ciudades elijun una en que residan, y iglesias y ornamentos al culto divino necesarios, en la otra pongan escudero. ni han satisfecho á los ministros su trabajo segun

LEY VI. lo espresado en las leyes de este libro: Declaramos, que demas de haber estado y estar en

De 1571 y 78.- Quelos encomenderos nombren culpa muy grave, son obligados á restituir todo sus escuderos, y el gobierno los apruebe y seaquello que justamente se debiera gastar en lo ñale el salario. susodicho; y si hubiere algunos, que con espiri

LEY VII. tu diabólico totalmente hayan procurado y repugnado, que no entrasen ni hubiese ministros

De 1578. —Que el tutor o curador pueda nomen sus pueblos, y á esta causa los indios han ca

brar escudero por el menor. recido de doctrina y lumbre de fé, y del santo

LEY VIII. sacrificio de la misa , y gracia de los sacramentos, y los han privado de tanto bien , en gran De 1541. — Que la obligacion de tener armus y detrimento de sus conciencias y daño irrepara caballos los encomenderos corra desde el dia ble espiritual y temporal de los indios, ofendien que recibieren la cédulu con término de cuatro do graudemente a Dios puestro Señor, son obligados á mucha mas restitucion y satisfaccion

LEY IX. que los descuidados y negligentes; sobre lo cual Dogamos á los arzobispos y obispos, que encar

De 1534 y 35. Que los encomenderos en tierguen estrechamente las conciencias a los confe

ras nuevas hagan casas de piedra donde el go

bernador señalare. sores, y usen de su jurisdiccion eclesiástica para la enmienda y castigo; y Nos los privamos per Encomendados que sean los indios en tierras petuamente de las encomiendas, y condenamos nuevas, hagan y edifiquen los encomenderos caen destierro de la provincia. Y declaramos, que sas de piedra en el lugar , parte, forma y traza, los encomenderos deben pedir y procurar con que se dispone en el titulo de la poblacion de toda diligencia ministros religiosos ó clérigos, ciudades, lib. 4, y pareciere al que gobernare, cuales convengan, y proveerlos de convenien el cual seđale los solares que hubieren menester; tes estipendios para su congrua sustentacion, y estos, y las casas que en ellos edificaren, y de lo necesario al culto divino, ornamentos,

nuestra merced, y mandanos que sean suyos vino y cera, al parecer y disposicion del dioce- propios, y como tales puedan en cualquier tiemsano segun la distancia y calidad de los pueblos; po disponer a su voluntad en vida ó muerte; y y los oficiales de nuestra real hacienda deben ) si alguno se escusare y no lo quisiere hacer, el TOM. III

13

meses.

es

gobernador provea, que de los tributos de aque- | eclesiásticos que castiguen , y corrijan los esceIla encomienda se fabriquen las casas, y hasta sos que en esto hicieren los doctrineros. que esten hechas no se acuda al encomendero

LEY XV. con los tributos; y si en la tierra y comarca no hubiere comodidad de piedra para el edificio,

De 1541 y 80.- Que los negros de los encomenprovea que se haga de argamasa ó tapieria , ú deros no tengan comunicacion con los indios. otros materiales los mas durables que se puedan

LEY XVI. haber, y que esten hechas y acabadas dentro de

De 1618.- Que el encomendero pague los dados años, contados desde el dia que se le diere

ños é intereses á los indios por su familia, deula encomienda.

dos y huéspedes. LEY X.

LEY XVII. De 1583.- Que los encomenderos tengan casus

De 1633. — Que los encomenderos no tengan pobladas en las ciudades cabezas de sus enco

estancias en los términos de sus encomiendas, miendas.

ni se sirvan de los indios. LEY XI. De 1618.- Que ningun encomendero tenga cusa

LEY XVIII. en su pueblo , ni esté en él mas de una noche. De 1621. Que los encomenderos no tengan

obrages en sus encomiendas ni cerca de ellas. LEY XII.

LEY XIX. De 1563.– Que los indios no tienen obligacion de hacer, ni hagan casas á sus encomenderos.

De 1549. — Que los encomenderos no crien ga

nado de cerda en sus pueblos , y guarden las LEY XIII.

leyes 12, tit. 12, lib. 4, y 20, tit. 3, de este. De 1609. - Que no se licencia á los encomen

LEY XX. deros para usistir en sus pueblos.

De 1528.- Que ningun encomendero pueda leLEY XIV.

ner en su casa indius de su repartimiento.

LEY XXI, De 1550 á 1618. Que los encomenderos , sus

mugeres , padres, hijos, deudos, huéspedes, De 1618.- Que ningun encomendero ú otra percriados y esclavos no entren, ni residan en los sona impida casamiento de indios, y los curus pueblos de sus encomiendas.

se aseguren en los de una encomienda, de quee

las indias no van atemorizadas. Ordenamos, que ningun encomendero de in: dios, ni su muger, padres, hijos , deudos, cria

LEY XXII. dos, ni huéspedes, mestizos, mulatos, ni negros De 1539.- Que los encomenderos , o deposita libres ó esclavos, puedan residir ni entrar en rios de indios no los echen å minas, pena de los pueblos de su encomienda, porque de esta 100.000 mrs. y de perder la encomienda. comunicacion y asistencia resulta, que los natu

LEY XXIII. rales son fatigados con servicios personales, á que sin causa ni razon los obligan , ocupándolos

(Iguul á la 17 del titulo precedente.) en traer yerba y frutas, que van a buscar por

LEY XXIV. Jarga distancia, pescar, moler y amasar trigo,

De 1527. —Que ningun vecino de una provincia en que pasan grandes y escesivos trabajos y mo

pueda tener indios en otra. lestias, aunque sea con pretesto de utilidad de los indios, ó curarlos ó curarse, por gozar de la

LEY XXV. diferencia de lemple, pena de 50 pesos aplica- | De 1534 á 92. - Que los encomenderos no se dos por tercias partes a nuestra cámara , juez y

ause:iten á otra provincia sin licencia. denunciador. Y maudamos a nuestras justicias

LEY XXVI. reales, que no lo consientan ni permitan, y ejecuten la dicha pena, y encargamos á los prelados | De 1561 y 73. Que siendo muchas las licen

[blocks in formation]

LEY XXIX.

LBY PRIMERA.

De 1534 á 46. - De la sucesion. De 1628.- Que los encomenderos no sean pro

veidos en oficios, ni nombrados por capitanes Si muriere algun encomendero, y dejare en fuera de sus vecindades.-(L. 17 tit. 2 lib. 3). aquella tierra hijo legítimo y de legitimo matri

monio nacido, el virey ó gobernador le encoLEY XXX.

miende los indios que su padre tenia, para que De 1619 á 26.- Que los pensionarios sean obli gocc sus demoras, y los industrie, y enseñe en

gados a la misma residencia que los encomen las cosas de nuestra santa fé católica, guardando deros.

!como mandamos que se guarden) las leyes y orLEY XXXI.

denanzas hechas y que se hicieren para el buen

tratamiento de los indios; y hasta que sea de edad De 1553.- Que los encomenderos de la provin- para tomar armas, lenga un escudero, que nos

cia de Cartagena cumplan con residir en aque sirva en la guerra, con la costa que su padre sirlla ciudad.

vió y era obligado: y si el encomendero no tu

viere hijo legitimo, y de legitimo matrimonio LEY XXXII.

nacido, se encomendarán los indios á su muger De 1680. — Que los vecinos de Cuyo y Chile viuda ; y si esta se casare, y su segundo marido

asistan en sus vecindades, salvo los que estu tuviere otros indios, se le dará uno de los re. vieren ocupados en la guerra.

partimientos cual quisiere, y si no los tuviere,

se le encomendarán los que fueren de la muger LEY XXXIII.

viuda. De 1627.- Que los encomenderos de Cuyo ha.

LEY II. gan vecindad en Santiago de Chile.

De 1552 y 82. - Que no sucediendo el hijo maLEY XXXIV.

yor, sucedan los demas de grado en grado. De 1590.- Que ningun encomendero pueda ser Muerto el encomendero, si dejare dos o tres

escribano, y el que lo fuere escoja la escriba- hijos, ó hijas, ó mas, y el hijo mayor que confornia, o Ea encomienda.-(V.ley 12, tit. 8, lib. 6.) me la ley de la sucesion habia de suceder, no

quisiese ó no pudiese suceder, por entrar en rė. LEY XXXV.

ligioo ó tener otros indios, ó por ser casado con De 1637.- Que no se den uyudas de costa en muger que los tenga , ó por otro algun impedi

mento ó incapacidad, en este caso se podria du este libro, y los indios se les encomienden con dar si pasa la sucesion al hijo segundo : Decla- las cargas que sus padres los tenian: y asimisramos, que cuando no sucediere el hijo mayor en mo con que la hija mayor que sucedier e en ellos, los indios de su padre por alguna de las causas tenga obligacion á alimentar á las otras sus her: referidas ú otras, pase la sucesion al hijo segun manas, entretanto que no tuvieren con qué se do, y no sucediendo el segundo pase al tercero, sustentar, y asimismo su madre mientras no se y así por consiguiente hasta acabar los hijos va

casare, los cuales alimentos sean segun la calirones, y en defecto de suceder ellos, suceda la dad de las personas, cantidad de la encomienda, hija mayor, y no sucediendo esta, pase á la segun. y necesidad que tuvieren los que han de ser alida, como está dicho en los hijos varones: y si el te- mentados. nedor de los indios muriere sin dejar hijos varo

LBY V. nes, y dejare hijas, si no sucediere la mayor por: que no quiere, ó por otro algun impedimento,

De 1580.- Que muriendo el hijo mayor en rida pase la sucesion á la hija segunda , y por consi

del padre, suceda su hijo, nieto ó descendiente. guiente á la tercera hasla acabar las hijas, y en Aunque el hijo mayor muera en vida del podefecto de hijos é hijas venga la sucesion á la seedor de la encomienda , si dejare bijo ó hija, muger del tenedor de los dichos indios, segun la nieto o niela, o descendiente legitimo, en quien ley de la sucesion, de tal forma, que despues de concurran las demas calidades y requisitos para la vida del primer tenedor de los indios no ha suceder en los indios conforme a lo ordenado, de haber mas de una sucesion, en hijo ó hija, ó estos descendientes del hijo mayor por su órden muger, y no se han de volver a encomendar á sean preferidos en la sucesion al hijo segundo otro hijo, ó hija, ó muger del dicho primer te del poseedor difunto. nedor.

LEY VI.
LEY III.

De 1575 y 1603. — Que para suceder el marido De 1550 y 52.- Que el hijo que sucediere ali á la muger y la muger al marido, hayun vivimente a sus hermanos y madre mientras no se do casados seis meses.

Los que conforme la ley de la sucesion hubieMandamos , que aunque el encomendero que ren de suceder á sus mugeres en segunda ó termuriere, deje hijos e hijas, la encomienda se ha cera vida, y las mugeres á sus maridos en cualesga solamente al varon primogénito, el cual aun-quier encomiendas ó repartimientos de indios, que sea menor tenga obligaciou á alimentar a sus no puedan suceder si no fuere habiendo estado hermanos y hermanas, entretanto que no tuvie y vivido realmente casados in fucie Ecclesiae, ren con qué se sustentar: y asimismo a su madre

seis meses, y así se guarde y cumpla y observe mientras no se casare, como está proveido por en todas y cualesquier partes de nuestras Indias, la ley siguiente respecto de las hijas.

Islas y Tierra Firme del mar Occéano, y no LEY IV.

viviendo casados el tiempo referido en la forma

susodicha, queden vacos los repartimientos y Que la hija sucesora se case dentro de un año, y

encomienda en que hubieren de suceder.
alimente a su madre y
hermanas.

LBY VII. Declaramos y mandamos, que en defecto de hijos varones legitimos, y de legitimo matrimo De 1573.- Que casándose encomendero con mu. nio nacidos, se haga la encomienda en las hijas ger que tenga encomienda, si la eligiere el mayores legitimas y de legitimo matrimono na marido, haya de ser con sus calidades. cidas, estando en la tierra altiempo que fallecie

LEY VII. ren sus padres, las cuales hijas mayores se hayan de casar y casen siendo de edad, dentro de Que muerto el marido , queden los indios a la un aco como se les encomendaren los indios; y

muger cuyos eran antes. si no fueren de edad legitima para contraer ma

LRY IX. trimonio, se casen cuando la tuvieren, segun la declaracion referida en la ley 39, titulo 9 de De 1574.- Que los hijos del segundo malrimo

casare.

[blocks in formation]

Declaramos, que muerto el tenedor de la enco. De 1555 á 1607. - Que en lu Nueva-España mienda , luego ipso jure, sin nueva aceptacion

se suceda en tercera y cuarta vida en lus enpasa en el siguiente en grado que era llamado, comiendas dadas hasta el año de 1607. conforme a la ley de la sucesion , en conformi

LEY XV. dail de la ley 45 de Toro; y si este quisiere repudiarla, puédalo hacer dentro de quince dias De 1637.- Que las rentas en indios, dadas en estando presente en la provincia donde murió

la Nueva-España desde el año de 607, seun su predecesor: y en tal caso sea habido por no

por dos vidas. sucesor, y suceda el siguiente en grado confor

LEY XVI. me á lo dispuesto: y si dentro de los quince dias

De 1559. — Que en la tercera y cuarta vida se muriere sin repudiar, se cuente en él la segunda

guarde la forma de suceder que en lu sevida segun esta declaracion, de forma , que no estando hecha la repudiacion en el tiempo refe

gunda. rido, se cuente por segunda vida la tal sucesion, Mandamos, que en cuanto á suceder en la y Nos podamos libremente disponer del repar

tercera ó cuarta vida el hijo ó hija mayor; y solimiento como fueremos servido, y si el que ha

bre si los hijos que sucedieren en los indios, de suceder estuviere en otra cualquiera parte de

serán obligados á alimentar a su madre y herlas Indias, fuera de la provincia donde estuvie manos, se guarde lo proveido y ordenado resre el repartimiento, ó donde muriere el enco

pectivamente a la primera y segunda. mendero, tenga veinte dias mas para poder ha

LEY XVII. cer la repudiacion.

De 1561.- Que la muger suceda al marido, y el LEY XI.

á la muger en tercera y cuarta vida, como en

segunda. De 1562.- Que muerto el sucesor en la enco

Dudóse en la Nueva-Españia si pasadas las mienda antes de habérsele despachado titulo,

dos vidas de la ley de la sucesion , á falta de hi. quede vaca.

jos sucederia la muger al marido, y el marido á Si el encomendero muriere teniendo hijos, y

la muger en la encomienda , y si sucederian los hubiere de suceder conforme a lo ordenado, el

transversales: Declaramos, que los transversales hijo ó hija mayor que dejare en la tierra, y el

nunca han de suceder. Y mandamos, que en lo sucesor muriere despues , aunque no se le haya

tocante à la sucesion de los maridos a las muhecho encomienda de los indios, sea visto vacar, geres, y de las mugeres á los maridos despues y no poder suceder en ellos otro hermano ni de la segunda vida, se disimule en la Nuevahermana suya, ó muger del primer poseedor, España por la forma contenida en las leyes de en caso que la tenga; por cuanto regularmente, este título. segun lo dispuesto, no ha de haber en la sucesion

LBY XVIII. mas del hijo ó hija mayor del primer poseedor,

De 1548. — Que falleciendo descubridor que ó la muger á falta de hijos.

tenga ayuda de costa en la caja, se reparta LEY XII,

entre los hijos, ó socorra á la muger, De 1568 y 1628.- Que el sucesor de la encomien. Si hubiéremos hecho merced en la Nueva

da se presente unte el virey al despacho del España á descubridores, que no tuvieren indios

[ocr errors][ocr errors]
« AnteriorContinuar »