Apologia del altar y del trono: ó Historia de las reformas hechas en España en tiempo de las llamadas cortes e impugnación de algunas doctrinas publicadas en la constitucion, diarios y otros escritos contra la religión y el estado. Apología del altar, Volumen1

Portada
Imprenta de Cano, 1818 - 480 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 234 - El Tribunal de la Inquisición es incompatible con la Constitución. III. En su consecuencia se restablece en su primitivo vigor la ley II, título XXVI, Partida VII, en cuanto deja expeditas las facultades de los Obispos y sus Vicarios para conocer en las causas de fe, con arreglo á los sagrados Cánones y Derecho común, y las de los Jueces seculares para declarar é imponer á los herejes las penas que señalan las leyes, ó que en adelante señalaren.
Página 73 - ¿Qué es del monstruo, decid, inmundo y feo, Que abortó el dios del mal , y que insolente Sobre el despedazado capitolio A devorar el mundo impunente Osó fundar su abominable solio?
Página 92 - Gloria á aquel que la estúpida violencia De la fuerza aterró , sobre ella alzando A la alma inteligencia ! ¡ Gloria al que en triunfo la verdad llevando Su influjo eternizó libre y fecundo ! ¡Himnos sin fin al bienhechor del mundo ! A Guzman el Bueno.
Página 74 - Ornó de la razón, mientras osada, Sedienta de saber la inteligencia, Abarca el universo en su gran vuelo. Levántase Copérnico hasta el cielo, Que un velo impenetrable...
Página 52 - Estado no debería nunca abandonar el derecho y la obligación de resolver soberanamente sobre todos estos puntos. Debe poner sumo cuidado en asegurarse de que la superstición no se introduzca en estos asilos de la...
Página 90 - El hombre es libre." Y esta sagrada aclamación saliendo, No en los estrechos límites hundida Se vió de una región: el eco grande Que inventó Guttemberg la alza en sus alas; Y en ellas conducida, Se mira en un momento Salvar los montes, recorrer los mares, Ocupar la...
Página 117 - Fenecido el juicio eclesiástico, se pasará testimonio de la causa al juez secular, quedando desde entonces el reo á su disposición, para que proceda á imponerle la pena á que haya lugar por las leyes.
Página 59 - ... Algún tiempo después fui al cortijo, y allí vi columnas, capiteles y el lujo de la arquitectura, millones sepultados en la tierra, todos los esfuerzos del poder y todos los caprichos del mal gusto: vi una capilla suntuosa reemplazar a aquellos templos humildes y rústicos, que hablan al corazón, y recuerdan los altares de césped en que la humanidad naciente adoró por la primera vez al Omnipotente hacedor...
Página 250 - Los hereges pueden ser acusados de cada uno del pueblo delante de los Obispos ó de los Vicarios que tienen sus lugares...
Página 115 - Pero si el Ordinario insistiese en negar su licencia, podrá el interesado acudir con copia de la censura á la Junta suprema, la cual deberá examinar la obra, y si la hallase digna de aprobación, pasar su dictamen al Ordinario, para que más ilustrado sobre la materia, conceda la licencia, si le pareciere, á fin de excusar recursos ulteriores.

Información bibliográfica