Anales del Museo Nacional de Buenos Aires

Portada
Imp. y Casa editora "Juan A. Alsina", 1905
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 175 - Tampoco supieron hacer tenazas para sacar el metal del fuego. Sacábanlo con unas varas de palo o de cobre y echábanlo en un montoncillo de tierra humedecida que tenían cabe sí, para templar el fuego del metal. Allí lo traían y revolcaban de un cabo a otro hasta que estaba para tomarlo en las manos. Con todas estas inhabilidades hacían obras maravillosas, principalmente en vaciar unas cosas por otras dejándolas huecas (sin otras admirables, como adelante veremos). También alcanzaron, con...
Página 299 - ... maltezas son casi exclusivas en los escudos; en uno de ellos hay dos dispuestas en sentido vertical, y, en el otro, las mismas dos, diagonalmente, de izquierda á derecha, hallándose interceptadas por un doble zig-zag combinado, que baja en la diagonal contraria. De los personajes que llevan los escudos no aparece más que parte de las piernas con indicación de los pies, marchando ambos hacia la derecha. Sus caras están trazadas sencillamente. La cabeza adornada con una diadema (como me parece...
Página 177 - La causa no se sabe; el metal cernido y lavado echábanlo a boca de noche en unas hornazas que llaman guairas, agujereadas, del tamaño de una vara, redondas, y con el aire que entonces es más vehemente, fundían su metal. De cuando en cuando lo limpiaban y el indio fundidor, para guarecerse, estábase al reparo de una paredilla sobre que sentaba la guaira y derretido el metal limpio de la escoria sacaba su tejo de plata y veníase a su casa muy contento, ya este paso, de noche, todo el cerro era...
Página 327 - Eléments de Tératologie végétale ou Histoire abrégée des anomalies de l'organisation dans les végétaux. Paris, 1841.
Página 203 - Ciulapa pudo con ellos mandar hacer los cilindros de su trapiche para moler la caña de azúcar. «Las hay de todos tamaños y se cree servían como moneda. El Sr.
Página 174 - ... los hierros para las armas, los cuchillos para cortar y los pocos instrumentos que tenían para la carpintería, los alfileres grandes que las mujeres tenían para prender sus ropas, los espejos en que se miraban, las azadillas con que escardaban sus sementeras y los martillos para los plateros...
Página 209 - En el Museo de Berlín hay dos hachas de este tipo de La Toma, cerca de la Puerta en la Provincia de Catamarca (fig. 21), una de ellas casi del mismo tamaño de la descrita por nuestro autor y Fig. 21. — Hachas con apéndices laterales del tipo de la descrita por el señor Ewbank. Col Museo Etnográfico de Berlín. (Ks. del Catálogo VC 1652 y VC 1658). otra la mitad, ambas presentan el filo destruido; y otra corta de filo muy ancho semilunar, plana, con todo el aspecto de haber sido un hacha ceremonial,...
Página 177 - El metal cernido y lavado echábaulo á boca de noche en unas hornazas, que llaman guairas ahugereadas, del tamaño de una vara, redondas, y con el aire que entonces es más vehemente fundían su metal. De cuando en cuando lo limpiaban ; y el indio fundidor para guarecerse, estábase al reparo de una paredilla sobre que sentaba la guaira, y derretido el metal, limpio de la escoria, sacaba su tejo de plata...
Página 177 - ... fundían su metal. De cuando en cuando lo limpiaban ; y el indio fundidor para guarecerse, estábase al reparo de una paredilla sobre que sentaba la guaira, y derretido el metal, limpio de la escoria, sacaba su tejo de plata y veníase...
Página 266 - imágenes labradas en láminas de cobre que traían consigo, y eran las joyas de su mayor aprecio, y así dichas láminas, como las varitas emplumadas, las ponían con grandes supersticiones en sus casas, en sus sementeras y en los pueblos, creyendo firmemente que con estos instrumentos vinculaban á Fig.

Información bibliográfica