Imágenes de páginas
PDF
EPUB

las cuentas, y considerada la ocupacion por en.

LEY XXIV. teco, y no por dias, si pareciere se le de

gratificacion estraordinaria moderadamente, como

D. Felipe IV en San Martin á 21 de diciembre de

1634. se observa en nuestra contaduria mayor de cuentas.

Que lo procedido de la Cruzada en Filipinas se meta LEY XXI.

en la caja real, y se pague en la de Méjico.

El tesorero de la Santa Cruzada de la Nue D Felipe III en S. Lorenzo á 19 de julio de 1614.

va-España tiene en la cindad de Manila de las Que los subdelagados generales traten d los oficiales Islas Filipinas un sustituto que hace oficio de ,

reales como á los contadores de cuentas. tesorero, y éste emplea el dinero que procede

Porque es justo que nuestros oficiales reales de las bulas, y otras muchas cantidades, con tengan la autoridad y tratamiento conveniente, titulo de que sou de ellas, con que quita el emcomo mivistros y criados nuestros, de quien pleo y carga á los vecinos de la ciudad de cuahacemos tauta confianza. Mandamos á los vire.

iro toneladas que ocupa en

cada

carga, que es yez de Lima y Méjico, que dén las órdenes cor:tra lo dispuesto por diferentes leyes, por

las necesarias á los comisarios subdelegados gene

cuales está hecha mcrced á la dicha ciudad de rales de la Santa Cruzada, para que los traten

la carga de las naos de la perniision, y no á en los autos y recaudos que les remitieren, en

persona alguna de la Nueva-España o Perú. la forma y estilo que tratau á los contadores de

tratau á los contadores de Encargamos y mandamos á los vireyes de la dic cuentas de las Indias.

cha Nueva. España, que hagan se verifique la

cautidad que montan las bulas que se distribu. LEY XXII.

yen en las Filipinas, y la que fuere quede en

muestra caja real de ellas, y tanto menos se en- : D. Felipe IV en Madrid á 3 de junio de 1634.

vie å las Islas de nuestra caja real de Méjico, y Que los subdelegados de la Cruzada no den licencias la que constare ha entrado eu la de las Islas, se para oratorios, sin informes de las causus.

entregue al tesorero de la Santa Cruzada, que Por los escesos que ha habido en dar licen en la ciudad de Méjico reside; y el dinero que cias para oratorios los comisarius subdelegados à estos reinos remitiere de lo procedido de las generales de la Santa Cruzada de vuestras lu. bulas se registre por cuenta de ella , y él y sn dias en las diócesis de los obispados sufragàneos. sustituto no embarquen mercaderias para aque .' Ordenamos que no se de ninguna licencia , si

llas Islas, ni de ellas para la Nueva España, imprimero los subdelegadus particulares de los poniendo los vireyes las penas que les parecieobispados sufragàneos no lo consultaren al sub. ren. Y mandamos a los oficiales de nuestra real delegado general, para que con justificacion de hacienda de una y otra parte, que en lo tocan. las calidades de las personas y necesidades que

te á la egecucion de esta ley observen las órdepara ello ocurrieren, puedan darse estas licen pes que dieren et virey y gobernador do las Iscias, y no de otra forma. Y encargamos y man.

las, cada uno en su distrito; y al gobernador damos á los comisarios subdelegados generales, mandamos que haga se que con cuidado examinen los informes y pare miento, de forma que en poder de los oficiales ceres que les enviaren los subdelegados parti

reales de aquellas Islas entre la cantidad que culares, y avisen en cada flola y galeones, que montaren las bulas, y que se avise á los de Mévimieren á estos reinos, al comisario general y jico, para que tanto menos reinilan á ellas del consejo de la Santa Cruzada de las licencias que dinero que tienen obligacion enviar en cada un hubieren dado, y causas que a ello les hubieren año. movido, cou distincion y claridad, segun que

LEY XXV. por el consejo de Cruzada esta proveido.

D. Felipe II en Madrid á 14 y en San Lorenza á 15LEY XXIII.

de mayo de 1575. D. Felipe IV en el Pardo á 26 de

enero de 1633. D. Felipe II en el Pardo á 17 de oclubre de 1575. Y en San Lorenzo á 17 de setiembre de 1576.

Que las bulas de la Santa Cruzada se reciban y aco

moden en los bajeles, y los cabos y maestres tengan Que los ministros de Cruzada lleven los derechos con cuidado de que vayan y se entreguen en buena forme al arancel.

forma. Mandamos á los vireyes y audiencias reales, Ordenamos y mandarnos a los presidentes y que provean como los escribanos , notarios

у

jueces oficiales de la casa de contratacion de las otras personas que entendieren y se ocuparen

Iudias

quc reside en Sevilla, que en los bajeles, en la predicacion y espedicion de la bula de la capitanas y almirantas de flotas y galeones haSanta Cruzada , no lleven mas derechos ni saJarios de los que conforme a los aranceles pue

gan poner y acomodar todas las bulas de la San.

ta Cruzada que se les remitieren para enviar á den y deben llevar, usando de toda moderacion

las Indias, y provean de forma que vayap bien en que no haya escesos ni costas supérfluas, im.

acomodadas, y á los generales, almirantes y poniendo las penas que les pareciere y fueren

otros cualesquier cabos, que las reciban y lleconvenientes, en las cuales desde ahora conde.

ven con todo cuidado y seguridad, y entreguen namos y habemos por condenados á los que lo

en las Iudias conforme à sus consignaciones; y contrario hicieren, y de su cumplimiento y

los maestres de las naos que las llevaren á su egecucion tendrán particular cuidado.

cargo tengan obligacion de traer recibo de los oficiales de nuestra real hacienda, à quien fue

XXV.

.

31,

ren dirigidas, para que conste como se les han, hubiere oficiales de nuestra real hacienda se haentregado. Y porque en Tierra-Firme se suelen len presentes, para que sese cualquier fraude pudrir por la humedad de la tierra, sea obliga- que pueda haber. ciou de los dichos eutregarlas à los del mar del Sur, de la forma que las recibieren en España, Que los prelados no asiston d edictos de la ni y estos las entreguen en Linna de la misma for

recibimientos de Cruzada, ley 19, tit. 7 de este ma ,, y encargamos la ejecucion de todo á los ge.

libro. nerales, almirantes, capitanes y otros oficiales que los ministros y oficiales de la Cruzada no sean de las armadas y flotas; y se les pondrà por ca

excentos de pagar alcabala, big 15, tit. ig de pitulo especial en sus instrucciones, y hará car.

este libro, go de su contravencion en las visitas que die- . Que en el consejo de Cruiada asista uno de los del ren de sus cargos.

consejo de Indias por asesor y consejero, ley LEY XVI.

lít, 3, libro' i. D. Felipe IV en Madrid á 30 de mayo de 1640.

Que los secretarios del consejo de Indius refrenQue la conduccion de las bulas de Cruzada se haga d

den los d spachos que fueron a aquellas provincuenta de ellas.

cias pertenecienles & la Santa Cruzada, ley 3, En algunas partes de nuestras Indias han

til. 6, lib. 2, acostuinbrado los oficiales de nuestra real ha

Que el oidor asesor de Cruzada se pueda hullar en cienda hacer por cuenta de ella los gastos que

los acuerdos en que se trataren negocios de Cruo se causan en la conduccion de la bula de la San zada, ler 23, tit. 16, libro 2, ta Cruzada de unas partes a otras, y tambien los que el oidor asesor de Cruz da haga audiencia que se tienen en enviar el dinero procedido de

de provincia de horn aromodado para todo, ella á los puertos donde se ha de embarcar para

lry 4, tit. 19, lib. 2, traerse á estos reinos: Mandamos a todos los ofi.

S, M. por derret, de 3 de junio de 1645 fue ser: ciales reales de cualesquier partes de las Indias

vido de mandar que no se diese voto a los tesodonde se tiene correspondencia sobre lo que à

reros de la Santa Cruzada, como regidores en esto toca, que todos los gastos que por mayor

las ciudades cabezas de partido de las Indias, y y por menor se hicieren con la bula de la San que se escu ve en todas las provincias del Perú ta Cruzada, asi en la conduccíon y porte de ella,

y Nueva-España, no obstante cualquier auto o como en remitir el dinero de su procedido a las

ejemplar que haya hubido en contrario, y no se cajas adonde se hubiere de registrar para traer:

ti ale de estu materia ni se consulle i S. M. 10." se á estos reinos, los hagan y descuenten del

bre ella, y se recojan les despachos que de lo mismo dinero, y tanto menos reinitan, avisán

contrario se hubieren dado, y el consejo de In-" donos siempre de lo que en todo se hubiere En consulta del consajo de 27 de abril de 165r

dias ejecule lo que de esto le tocare, Auto 136, gastado, para que con esto haya la buena cuen

sobre atra del consejo de Cuzada, fue 8. M. ta y razon que conviene.

servido de resolver que

las bulas ó breves de ina! LEY YVIT.

dulgencias que Su Santidad concediere para las D. Felipe II en Madrid á 20 de febrero de 1584, Indias, se presenten por aquel consejo, y pasen Que en las cabeceras de los obispa.los se consuman las por

el de Indias, y estando pusadas por ambos bulas que sobraren.

consejos ni sea necesario pasarlas por los triEn las cabeceras de los obispados de las In bunales de las Indias. Auio 161.. dias consuman las bulas que sobraren; y donde ! Véase el Auto 77 referido, lib. 2, tit. 3.

HTULO 72ITTE 7 U2TO.

De 1 s ;ue to e. y linosnas.

$

[ocr errors]
[ocr errors]

ticos.

[ocr errors]

LEY PRIMERA.

LEY II. D. Felipe II á 30 de diciembre de 1571.

D. Felipe III en el Pardo á 2 de diciembre de 1609, Que no haya cuestores, ni se pida limosna para re

Y en Madrid á 14 de marzo de 1620. ligiosos en particular.

Que en pueblos de indios no se pida limosna sin lini Mandamos á los vireyes, audiencias y go cencia de las audiencias y los ordinario's eclesiásbernadores que provean lo conveniente sobre que no se permitan questores, ni pidan limos Los elérigos y religiosos doctrineros y otros nas para ningun religioso en particular, ni para demandantes han introducido pedir limosnas otro efeeto alguno, y se guarde lo dispuesto i los indios por escrito, y despues les hacen mopor las leyes de estos nuestros reinos de Casti- 1 lestias para obligarlos á cumplir lo prometido: lla, y traien eon los prelados de las órdenes que Mandamos que no se puedan pedir estas y sea por su parte provean, que asi se cumpla y eje. mejantes limosnas por escrito ni de contado, sin cute.

tener licencia de nuestra real audiencia del dis. TOMO I.

32

[ocr errors]

trito, dada con citacion de nuestro fiscal, y gobernadores dejen y consientan cobrar a las asimismo del ordinario eclesiástico.

personas que tuvieren poder especial del mo.

nasterio de nuestra Señora de Guadalupe, todas LEY III.

las donaciones, mandas ó limosnas que hubie . D. Felipe II en el Pardo á 27 de setiembre de 1576. ren hecho o hicieren cualesquier personas al

Y don Felipe IV en esta Recopilacion. dicho monasterio por testamentos, donaciones, biere para redencion de cautivos, y se envie d estos puder no persuadan ni pidan publicando gra. Que en cada un año se haga la cuenta de lo que hur • en otra forma, con que reinos y los redentores procure'n que sean resca cias é indulgencias, y solamente cobren las man. tados los cautivos en la carrera de las Indias.

das, donaciones y limosnas que los devotos quiMandamos que en fin de cada un año los sieren hacer de su volunlad, y en los lugares y oficiales de nuestra réal hacienda con interven distritos donde no hubiere persona abonada con cion del comendador del convento de la orden poder especial, examinado con mucha atencion, de vuestra Señora de la Merced, hagan la nombren á un vecino de la mayor confianza cuenta de lo que aquel año hubiere montado el que fuerc posible, en cuyo poder entren, y eso ingreso de limosnas para redencion de cautivos, te pueda pedir limosna , y tener libro en que y esto se ponga en la caja real, y envie luego å asentar los cofrades, y cuenta y razon de lodo ostus reinos dirigido a la casa da la contratación lo que recibiere; y los vireyes y justicias tende Sevilla por cuenta aparte, con relacion de gan muy particular cuidado de proveer y ba. que es para la redenciou , y que á los comen cer que en todas las ocasiones de llota se envie dadores de los conventos se de fé de lo que en lo que procediere registrado á la casa de contrare en la dicha nuestra caja cada año para el tratacion de Sevilla, por cuenta y riesgo de la dicho efecto y su descargo; y que en las ciu misma hacienda en cabeza del convento, con re. dades donde residen nuestras audiencias se ha-lacion particular y aviso de las personas que se ile y asista el oidor mas antiguo con los dichos hubieren encargado de esta obra, para que los nuestros oficiales y el comendador del conven- religiosos tengan cuidado de rogar á Dios por to. Y llegada que sea esta hacienda à la casa de sus bienhechores y cofrades, y por los

que Sevilla , antes que se entregue á quien la hu- bieren intervenido en el buen cobro de las libiere de haser, el presidente y jueces oficiales mosnas. Y encargamos á los prelados de nues. de ella nos avisen en nuestro consejo de las In tras Indias que en ello no pongan embargo ni dias, y, juntamente de la noticia que tuvieren impedimento alguno, y les den todo el favor y de las personas de Indias que los moros hubie ayuda que fuere necesario conforme a justicia. ren cautivado á ida ó versida de ellas, para que

LEY VI. por el nuestro fiscal del dicho consejo se pida y encargue á los redentores que fueren al 'resca D. Felipe II en Madrid : 22 de mayo de 1583. Don te, que con esta bacienda procuren que sean Felipe lul en Valladolid á 19 de febrero de 1606. Y rescatados y puestos en libertad. (1)

en San Lorenzo a 2 de abril de 1608. Véase la ley

40 , tit. 8 , lib. 10. LEY IV.

Que en las armadas y flotas no se pida limosna sin Elemperador doo Carlos y el cardenal Tavera go

licencia del rey, y se puede pedir para la casa de i beinador en Madrid a 14 de febrero de 1540. Nira. Sra. de Barrameda y huspital de la Miseri.

cordia de San Lúcar, y en que forma se han de admiQue las religiones de Ntra. Sra. de la Merced, y

nistrar lus cajas. Suntísima Trinidad no lleven en las Indias mandas inciertas , ni ab intestatos.

Mandamos que nu se puedan pedir ni pidan Ordenamos y mandamos á las audiencias

limosnas en las notas , armadas di bajeles de reales que no consientan ni den lugar á que las ellas estando en los

ellas estando en los puertos, ni pavegando de órdenes de nuestra Señora de la Merced

y
San-

ida ni vuelta , ni en los remates de la gente de tisiina Trinidad, pidan, demanden ni lleven mar y guerra , ni de otra forma, para ningucosa alguna de mandas inciertas, ni los bienes nos monasterios, hospitales y obras pias sin esde los que murieren ab intestato, aunque no

presa licencia nuestra, ni llevar cajas de demandejen herederos conocidos, ni que hagan sobre das , escepto para la casa de nuestra señora de lo averiguaciones ni molesten a las partes in

Barrameda y el hospital de la Misericordia de elteresadas.

San Lucar, donde se administran los Santos LEY V.

Sacramentos y curan los mareautes de las ar

madas y flotas de la carrera de Indias, que esEl emperador don Carlos y la reina de Bohemia go

tas demandas se reservan para que se puedan bernadora en Valladolid á 24 de enero, 13 y 28 de pedir en las flotas

у

armadas ; y las cajas ó al. febrero de 1551. D. Felipe II en Madrid á 17 de ene cancias se entreguen à los capitanes ó maestres ro de 1596. D. Felipe IV en Madrid a 20 de agosto de las naos por ante escribano que dé fé de ello,

de 1622. Y en esta Recopilacion. Que para el monasterio de Nira. Sra. de Guadalu

de duda

que

ocurrió de cierta remesa de pape se pueda pedir limosna y la forma en que se ha

peles remitidos de Méjico; y por otra de 14 de dide poner en cobro, y remiiir á estos reinos.

ciembre de 786 se ha mandado invertir esta limosna Nuestros vireyes, presidentes, oidores y

en la libertad de los cautivos en nuestras mismas fronteras de América.

Y finalmente, por cédula de 7 de febrero de 1793 (1) Esta ley se ha mandado observar estrecha se ha mandado guardar y cumplir esta ley 3 en todas medie en cédula de 26 de mayo de 1777. Con moti. sus partes.

[ocr errors]

una

y de las señales que llevaren, y no se abran ni , audiencias , gobernadores y capitanes generales quiebren , y á vuelta de viage las entreguen y a todos nuestros jueces y justicias ; y rogamos tambien por ante ešéríbáno al prior o vicario y encargamos á los arzobispos y obispos, y á de la casa de nuestra señora de Barrameda y sus vicarios, provisores y jueces eclesiásticos, al administrador del dicho hospital, y el pre- que dejen y consientan en todos sus distritos á sidente y jueces oficiales de la casa de contrata- ; las personas nombradas por el comisario genecion , y los demas ministros y oficiales hagan ral de aquellos Santos Lugares que reside en esacudir a las casas de nuestra Señora y Hospital tos reinos; y á los religiosos de la dicha orden con las limosnas, que para cada uno se pidie- que tuvieren patentes firmadas y auténticas paren y recogieren distintamente, y que no se ra ello de su general ó del cornisario general de junte la una limosna con la otra.

Jerusalen, ó del comisario general de las In

dias, pedir, demandar y recoger cualquier liLEY VII.

mosnas, y ayuden por su parte cuanto sea poD. Felipe III en Tordesillas á 21 de noviembre de sible y requiere la piedad de tan santa obra. 1605.

LEY X. ,
Que la media soldada y limósnas de la cofradia y hos-

Don Pelipe IV en San Martin á 21 de diciembre de pital de Triana se gasten conforme á sus estututos.

1634. Porque los dos cuartones ó media soldada

Que en las Indias no puedan pedir limasna griegos, - de las naos que van y vienen à las Indias, que

ni armenios , ni monges del Sinay. está aplicado a la cofradia y hospital de los ter

Por los religiosos que asisten en los Santos cantes de Triana , y las limosnas que se reco- Lugares de Jerusalen se nos han representado los geu para el dicho hospital , se conviertan en muchos inconvenientes y daños que resultan de los usos y efectos à que están aplicadas; Man- las licencias que se dan à griegos y armenios damos que los cuartónes y media soldada o cual para pedir limosnas en nuestros reinos , y que quier cantidad que proceda no se gaste ni dis- todas las que sacan las convierten en perseguirtribuya si no sucre en los efectos y cosas para los y molestarlos con pleitos y otros malos moque se instituyeron, conforme a los estatutos dos, y conviene remediar estos daños, y que del hospital y cofradia , y el presidente y jue- lo mismo se entienda con los monjes del monte ces oficiales de la casa de cowtratacion , teugan Sinay , porque cada dia ponen a los religiosos particular cuidado de que esto se cuinpla. en conocido riesgo y peligro de que los turcos LEY VIII.

les quiten lo poco que poseen con las limosnas

que sacan de nuestros reinos. Es nuestra volunD. Felipe III en Ventosilla á 16 de enero de 1603. Y dou Felipe IV en esta Recopilacion.

tad que no se den licencias á los griegos, ni ar.

menios, ni monjes del Sinay, de cualquier estaQue no se impidan las limosnas para Ntra. Sra, de Monserate, ni el fundarsele capillas.

do y calidad que sean, para pedir estas limos

nas en nombre de los Santos Lugares , ni con Rogamos y encargamos á los arzobispos y obispos que no impidan ni consientan impedir tentes de sus superiores. Y mandamos á los vi

otros títulos fingidos, aunque presenten palas limosvas que se quisieren haceral monasterio de nuestra señora de Monserrate, ni el reco

reyes y audiencias de las Indias

que

si èntengerlas, ni fundar capillas á su advocacion ; y pendan, y no den lugar á que se use de ellas

dieren que hay algunas de esta calidad, las sus. que favorezcan lo que a esto tocare, con que ahora ni en ningun tiempo. no se entienda por ahora con los indius, sino solamente con los españoles que las quisieren

LEY XI.
hacer de su voluntad.(2)

D. Carlos II en esta Recopilacion. ,
LEY IX.

Que no se pidan limosnas en las Indias para traer

á estos reinos sin licencia de el consejo. D. Felipe III en Madrid á 5 de diciembre de 1606. Ordenamos y mandamos que no se puedan Alli á 18 de inarzo de 1618.

pedir linosnas en los reinos de las Indias con Que en las Indias se pueda pedir limosna para los Lu

pretesto de devocion , obra pia , ni otra pingugares Santos de Jerusalen.

na causa para sacarlas de ellas sin espresa licenPara

se aumente la devocion de nuestrus vasallus à los Santus Lugares de Jerusalem, y pidieren sin esta calidad 1.0 se permitan ni con

'cia de nuestro consejo de Indias, sean socorridas las necesidades de los religio

sientan por nuestras justicias. sos de san Francisco, que con muchos trabajos y gastos asisten a su veneracion y orna Que los ministros de justicia , sus parientes y to: Mandamos a nuestros vireyes , presidentes,

criados no tengan tablages de juego, aunque

sca con pretesto de sacar limosnas, ley 75, (2) Véase la ley 22, tit. 4, lib. 1.o

tit. 16, lib. 2.

[ocr errors]

que

las que se

TITULO VUITTX Y DOS.

De las universidades y estudios generales y particulares de

las Indias,

[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

LEY PRIMERA.

tólica breves y bulas , y les hemos concedido

algunos privilegios y preeminencias: Manda. El emperador don Carlos y la reina de Robemia gobernadora en Valladolid a 21 de setiembre de 1551.

mos que lo dispuesto para los dichos estudios y

universidades se guarde, cumpla y ejecute, sin D. Felipe II en Madrid á 17 de octubre de 1562.

esceder en ningnna forma, y las que fueren Fundacion de las universidades de Lima y Méjico. por tiempo limitado, acudan á nuestro real

Para servir a Dios nuestro Señor, y bien consejo de las Indias à pedir las prorogaciones público de nuestros reinos, conviene que vues

uues- donde se proveerá lo que

fuere conveniente, y tros vagallos, súbditos y naturales teugan en no las teniendo, cese y se acabe el ministerio en ellos universidades y estudios generales don. | de aquellos estudios, que asi es nuestra vodeseau instruidos y graduados en lodas cien• Juntad. (a) cias y facultades, y por el inucbo el mucho amor y volun

LEY III. tad que tenemos de honrar y favorecer a los de nuestras Indias, y desterrar de ellas las tinie

D. Felipe IV en Madrid á 3 de setiembre de 1624. blas de la ignorancia , criamos, fundamnos y constituimos en la ciudad de Lima de los rei. Que las universidades guarden sus estatutos estando nos del Perú, y en la ciudad de Méjico de la confirmados por el rey y los vireyes no los puedan

alterar ni revocar sin justa causal y danco cuenta al Nueva-España universidades y estudios gene

consejo. rales, y tenemos por bien y concedemos á todas las personas que en las dichas dos universi Ordenamos y mandamos que las universidades dades fueren graduados , que gocen en nuestras

de Liina y Méjico, sus rectores, doctores, inaesIndias , Islas y Tierra-firine del mar Oceano, tros, ministros y oficiales, guarden los estatude las libertades y franquezas de que gozan en

tos que nuestros vireyes del Perú y Nueva Esestos reinos los que se gradúan en la universi-, paña les hubieren dado, siendo por Nos confirdad y estudios de Salamanca, asi en el no mados y no revocarlos por las leyes de este ti

pechar como en todo lo demas: y en cuanto a la tulo, entre tanto que no maudáreinos otra co. jurisdiccion se guarde la ley 13 de este títu- sa, y

sa, y por ellos gobiernen, rijan y administren

todo lo que toca á las dichas universidades y LEY II.

sus estudios, y que los vireyes no los puedan

dispensar, alterar, ni mudar sin justas y legi9. D. Felipe IV en esta Recopilacion.

inas causas, y dándonos cuenta en nuestro real Que en las universidades particulares se guarde lo justicias, de cualquier grado y calidad que

consejo de las Indias ; y todos nuestros jueces y dispuesto para cada nna.

sean asi lo cumplan y ejeculen. En las ciudades de santo Domingo de la Iso la Española, Santa Fé del Nuevo Reino de Gra

LEY IV. nada, Santiago de Guatemala , Santiago de Chile y Manila de las Islas Filipinas , está per D. Felipe IV en Madrid á 3 de setiembre de 1624. mitido que haya estudios y universidades, y

Constitucion 1. que se ganen cursos y den grados en ellas por Qire la eleccion del rector en Lima se haga cuando el tiempo que ha parecido conveniente, para

por esta ley se dispone. lo cual hemos impetrado de la santa Sede apos

Mandamos que se haga la eleccion de rec

tor consiliarios en las universidad de San (1) Sobre reforma de abusos introducidos en la Marcos de Lima el último dia del mes de junio universidad de S. Marcos de Lima se previuo al vi

por la tarde, guardando en lo demas la forma rey lo

que debia egecutár en cédula de 3 de noviem'bre de 1734.

y estilo que se ha observado , conforme a sus Por consideracion al patronato y proteccion que S. M. dispensa á estos establecimientos, seminarios conciliares demas colegios, se sirvió resolver en (2) En esta materia debe tenerse presente, que cédula de 11 de junio de 1792, que los alumnos es por una circular de 11 de junio de 792 se declara es. colares é individuos de universidades y colegios, vo lán bajo el real patronato las universidades, seininapuedan contraer esponsales sin que ademas del con rios, conciliares, y demas colegios de enseñanza erisenso paterno tengan licencia los de los seminarios gidos con autoridad pública en las Indias. Téngase de los prelados y vice-patronos, y los de las univer tambien presente la cédula de 19 de mayo de 1801, sidades y colegios de los vireyes y presidentes: que en que se crian censores régios con arreglo en un lo mismo se observe en las casas de mugeres; y que todo a las leyes 3 y 4, lit. 5, lib. 8 de la Novísima los que se celebraren de otra forina sean nulos. Recopilacion.

lo. (1);

у

« AnteriorContinuar »