Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors][ocr errors]

oir

[merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors][merged small]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

einperador y Tlivera gobery 214

min.,;. Libro Ilay Tile XVIA (1
para hacer audiencia y publicar las sentencias, dos con los ojslores a la hora sadalada por la or-
las cuales publiquen los oidores por sí mismos; denanga, gnarylogi; lo dispuesto; uv, si se hallaren
у

los seis ineses al año, que se computan por locupados se escusen yuyulusoidures le bagau. á
invierno, entren á las 'oobo, y las otros seis de la hora acustumbrada. Di
verano á las siete; y esten los presidentes y

LEY XIV.
dores presentes en las salas, como dicho es, it
oyendo pleitus y relaciones, de forma que haya D. Felipe III á 25 de enero de 16.03. D. Felipe IV en
el buen despacho que conviene, y las paulas no

f* Recopilaciona
reciban agravio en la dilacion; y que la sala de Que los vireyes y presidentes no asistan al votar

auliencia pública se haga los dos dias, mattes fos pléitva que havienen dcterminado , nilos de sus
y, viernes de cada semana; y cuando alguno fue puplentes, driados ,ini allegados.
re fiesta, se baga el siguiente , 'y' 'Etretla 'esten Otrusi los vireyes y los demas presidentes

Cuátro didúres", ó a lo inėhuis 'tres; pena que no se'halleri presentes af tieinpo de votar los
cuálquiera'çjue no fuere'a la real audiencia. Y pleitos en que de sus sentencias se hubiere ape-
in estuviere présente á fo'sušodiehal

, aunque tado ó su plicado para las audiencias; ni en las de no haya pleitos ni otros negocios , sea inultado sus parientes, criados, wi- allegados, salvo en en la initad del salario de aquel dia, al respecto los casos comprendidos en la ley 30, rtit. 17 de de coino le cabe, por la persona que los presi este libro de dentes señalaren, salvo si tuviere causa justa y legitimna, y se enviare à escusar con tiempozy que fos didores que estuvierrn en'audiencia pú. D. Felipe III en el Pardo, a 17 de noviembre de 1007, blica si se acabare antes de las horas, oigan plei. Que el oidor de cuya sentencia se upelare no se ha'tos lo que restare de ei las: y los acuerdos se ha si Prezrlle presente al volar ki, causa. gan los lunes y jueves por la tarde, entrando el

!!? Elvidor que hubiere sido juez de cualquieluviétro à las tres, y el verano a las cuatro zby

, tạ cálisa, ile cuya senitencia gé apelare para la en fin de cada un año envie cada una de hues audiencia, truse hátte présente a votarla'ni des tras audiencias a nuestro consejo de las Lidias

teriuinarla.'' 'fo de escribano ile dainara, por donde conste

Fling !!!

LEY XXVI. del cumplimiento de esta ley; y los presielentet tengan mucho cuidado de bacér guardar'y clenil

D. Toive en Madrid á 7 de julio de 1572 En Mémplit todo lo en ella contenido, que asi conviene uvidala 21 de mayo de 1577.10 Felipe Illá 2 de mayo

y 2011 rug!.:!! à nuestro real servicio y bunewde nuestros ruinos

1 de 1907 y señorios. (8) 1311

Que los cier Ms lengan wird's senulidus, y convi.

niendo hucerse en utrus ; se llame alifiscal LEY XXII.

-700-leninos que se hagan los acuerdos en los nadpe en Talavera i AL de enero de 5bh Di Keli

Pe!!1 en la ordenanza 72 y 32 eu Toledo á 25 de mayo

cuando

por
causa

convenga di 1596. 'Yun la ordenanza 25 de 1503.". hacerse alguno estrhörslinara no se haga sih liaQue los presidentes y oidores asisten en los estra

inar al vuestro fiscal de la audiencia, para que dos lus horus señalados, o sé' escusen, y no conozcan

se 'halle presente. (9) de pleitos en sus casas:

LEY XXVII. - er!".

!! 19 čring Porque los presidentes y oidores de nuestras audiencias reales deben asistir en los estrados á D. Felipe IV en Madrid á 20 de octubre de 1627... pir relaciones, votar y sentenciar los, pleitos, y Que si los dias de acuerdo fueren feriados , se lransa en los acuerdos las horas que está ordenado, y

fieran a los siguientes. asisten los demas oidores en las chancillerias de

Si sucediere que los dias de acuerdo sean Valladolid y Granada, y en las otras audiencias

feriados, transferanse á los siguientes, como no de estus reinos de Castilla : Mandamos que el oidor que por enferinedad ú otru justo impedi

; dia, por ser tan conveniente a nuestro real ser

concurran audiencia pública y acuerdo en un mento no pudiere ir a la audiencia, se euvie a escusar al presidente; y faltando, al oidor mas vicio, bueno ģ breve despacho de los negocios.

•, antiguo; y ninguno oiga ni conozca de los plei. tos que fueren propios de la audiencia en su pinca da , y tudus 'se junten en la audiencia i xer

mision es' motivo suficiente para que el oidor se eso

cuse de ir a la audiencia, delerinivar los pleitos y negocios que a ella у

Sobre está ley 21 y demas que propenden á que ocurrieren,

Jos jueçes pasen útiluente y cu sus verdaderos fes-
LEY XXIII.

tinos el año debe venerse presente la real cédula de
2 de mayo de 17:19!!) 1.

(9) Véase la ley, 21 anterior. D. Felipe IV en Madrid á 13 de octubre de 1629..

Cuando se ofreciese algun asunto de
Que el virey vaya al acuérilo ó se escuse. que debe tratai se 'en acuerdo, se le avisará uu dia

antes de celelvrarse al virey o presidente por oficio Los vireyes en cuanto á acudir a los acuer

del regeute ó por recado enviado con el escribano
dei acuerdo, a fin de que asista si lo tiene por con-

veniente ; lo que se entiende cuando el asunto es de (8) Por una carta acordada del consejo de 9 de lal naturaleza, que en su decision debe tener roto seiicubre de 1787 dirigidya la audiencia de Guate el Virey ú presidente, art: 37 della fastintcion de muia, su deciara que el desempeño de ninguna cb iegeutes. Ins'cs' Pin

LOOT

(

[ocr errors]

En

otrus ; y

[ocr errors]

:

dat

1

[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]
[ocr errors]

!

[ocr errors]

gravedad de

en

[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

que

[ocr errors][ocr errors]

LEY XXVII

tios, hijos de primos hermanos, y tios en este
D. Felipe II en Madrid ä 11 de febrero de 1587. Dón grado, yernos, y deinas parientes dentro del
Felipe Valencia a 13 de febrero de 1601. En cuarto grado, o eriados.
Ventosilla á 25 de abril de 1605.

LEY XXXII.
Que los pliegos y despachos del rey se abran en
acuerdo, como se ordena , y no los abrd el presiden D. Felipe II en San Lorenzo á 22 de julio de 1595.
te solo.

prie lus vireyes y presidentes no voten en lus maMardamos que los presidentes de inuestras terias de justicia y firmen lus sentencias con los audiencias reales, 'ni'otra persona alguna y no

oidores. abran pliegos 'ui despachos nuestros que fucrub

Declaramos que los vireyes de Lima y Mé. para las dichas arrepienrias", sin asistencia de los jico por presidentes de las reales audiencias no vidurés y fiscales de ellas , virun dacribanos de

tienen voto en las materias de justicia, Y mancámara, si pareciere convenientes que se á brán

damos que dejen la administracion de ellas á en los acuerdos, y no fuera de elips.

los oidores de las reales audiencias, para que

la LEY XXIX.

administren en la forma que los de nuestras D. Felipe II en Midrida 23 de inarzo de 1588.

..scales audiencias y chancillerias de Valladolid

y Granada , conforme a las leyes de este título; Que en abriéndose pliegosió despachos del rey , se

y en los negocios de justicia, que los oidores envie á lus oficiales reales lo les torare.

proveyeren, despacharen y senlenciaren , firLuego que: Is vireyes', presidentes y oido- mien los vireyes con ellos en el lugar que los res alurieren lys pliegos y cartas que en nuestro presidentes de las audiencias de estos reinos de nonbre: se les permilieren rectiozgan las que Castilla. (11),. se dirigen a los oficiales de nuestra realihacien.

LEY XXXIII.
da, y se les entregnen, y mas das cédulas y otros
despachos que en pliegos de wireyes, president D. Felipe IV en Madrid á 28 de setiembre de 1026.
tes o audiencias fueren inclusos yi focaren, al que los presidente's no voten en justicia sobre eje-
ministerio de oficiales reales;

11191.!?
3?1

clicion de cédulas.
LEY;XXX Minidr 1077

Porque los presidentes de nuestras audienEl emperador D. Ca løs.v la.emperatriz gobernadora cias hau pretendidlo tener voto decisivo en la ano de 1530. D. Felipe 111 eu, Aranjuez a 25 de mayo ejecucion de algunas cédulas reales que se han de 160-75

enviado á ellas, hablando con presidente y oiQuu en el acuerdo no este persona que no tenga vo dores, aunque vengan a ser litigiosas: Mándato, sino el fiscal. IV.

mos que los presidentes no tengan voto decisivo En el aebertide kas sentencias no esten en estas causas, cuando el cumplimiento y ejepreseptes du relatoces, escribanos vi atra, pen

curion de las dichas cédulas reales se redujere á sona que no lenga wwww.por si, mismo, sino juicio contencioso , y guardese la forma dada fuere el 'fiscal; pero los oidores puedan llamar

en la ley 44 de este titulo. al relator para que ordene lo que hubieren

LEY XXXIV.. acordado eu la causa que el hubiere referido, o

D. Felipe IV en Madrid á 1.° de octubre de 1624. al eseribavo, para que la escriba , porque se Véase la ley 21, tit. 12, lib. 5, que

la declara con la guarde el secreto, hasta que a seylencia se pro

siguiente de este titulo. nuncie. (,10). In

Que los presidentes gobernadores en cosas de gra1991 LEY - XXXI.visul mangoy

via y oficios propean solos; y en las de gobierno,

reducidas i justicia , puedan las partes apelar para D'Puipe 11 y la prine gobernadora en y nádolid

sus audieuciusi
a}15 de julio de 15:19. El mismo en la lordeiranza 26
de audiencias alte 1567. Y DE Felipe IV, en esta reco,

Todas las materias de gracia y provisiones

de oficios y encomiendas, donde las hubiere, y "... pilacion..,

facultad introducida de proveerlas, tocan a los Que los presidentes y oidores no; asistan en los esa trad is ni acuerdos , cuundo pelrytaren, vieren u presidentes gobernadores, como en los vireyes ,

por éstá dispuesto : y no ha de baber recurso a las recusudos, o sus casas, o los de sus parientes,

ten audiencias en que presidieren; pero en las matro de los grados que se espritishin', o bis de sus :-9 oreisilcriudus. 51, 110 !

terias de gobierno, que se reducen á justicia en

tre partes de lo que los presidentes proveyeren, Ordenamos y mandamos a los presidentes y si las partes a pelaren, han de aduuitir las apelaoidores de nuestras reales audiencias que no se ciones á sus audiencias. hallen presentes en los estrados ni en los acuer

LEY XXXV. dos, y se bajen y salgan de una y otra parte cuando se trataren, vieren o delerininaren al El emperador D. Carlos y el principe gobernador en

Valladolid á 18 de diciembre de 1553. D. Felipe II guno o algunos negocios en que hubieren sido recusados y habitlos por tales; y lo mismo se ba

en Madrid á 7 de febrero do 1567. D. Felipe III alli

á 25 de febrero de 1614. Véase la ley 22, tit. 12, liga en los uegocios que a ellos treaten; o à sus

bro 5. parientes en el grado de padres y hijas, nictos que los que se agraviaren de lo que el virey o presiy todos los descendientes y ascendientes por liNea recta in her marios, prinos hierına vos; sobrin

(11) - Sobre haber querido un presidente que le

Hevasen a su casa a formar el despaeho. Véase la --x197 Vessela ley 4, est'18 de este libro.

cédula de 20 de octubre de 1709. ...

[ocr errors][ocr errors]

V 1191-92

[ocr errors][ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[merged small][ocr errors][merged small]

le haber diferèocias: Mandamos que se guar..

denle proveyere en gobierno, puedan apelar para del caso ó negocio pareciere necesario, y esto
la audiencia.
sin demostracion ni publicidad, ni de forina

que Declaramos y mandamos que sintiéndose se pueda entender de fuera; y si hechas las dialgunas personas agraviadas de cualesquier au ligencias é instancias sobre que no pase adelatitos o determinaciones que proveyeren ú orde te, el virey o presidente perseverare en losha. naren los vireyes ó presidentes por via de go cer y manlar ejecutar , po siendo la materia de bierno, puedan apelar á nuestras audiencias, calidad en que notoriamente se haya de seguir donde se les haga justicia conforme á leyes y de ella:moviniento o inquietud en la tierra, se ordenanzas: y los vireyes y presidentes no les cuippla y guarde lo que el virey o presidente impidan la apelacion, ni se puedan hallar, ni hubiere proveido, sin hacerle impedirnento di hallen presentes à la vista y determinacion de otra demostracion, y los vidures nos den aviso estas causas, y se absteogan de ellas. (12) particular de lo que hubiere pasado, para que LEY XXXVI.

Nos lo mandemos reipediar como convenga. D. Felipe II en el Escorial á 4 de julio de 1570. En

LEY XXXVII. Barcelona á 19 de mayo de 1585. Y en Madrid á 24 de febrero de 1597. Véase la ley 34, tit. 3, lib. 3 yd,

D. Felipe III 'en San Loreozo á 19 de setiembre tit. 9, lib. 5.

de 1614. Véase la ley 10, tit. 1.o, lib. 7. Que escediendo los viseyes o presidentes de las fa- Que 'se guarde la costumbre en lo que esta ley de cullades que tienen, las audiencias les hagan los're.

clara. querimentos que conforme al negocio pareciere, sin publicidad; ý si no bastaren, y no se causare' in

Porque algunas de nuestras audiencias y oiquietuil en la tierra, se cumpla lo proveido por los

dures de ellas han pretendido que les toca el vireyes o presidentes, y avisen al rey. ':? depositar 'indias en las casas de españoles ; y

asentarlas para que sirvan por algun tiempo, ġ Porque en algunas ocasiones han sucedido diferencias entre los vireyes ó presidentes y los

dar provisiones para que volvivan espafioles en.

tre indios, y para mudarlos de unos pueblos à oidores de nuestras reales audiencias de las In.

otros, y dar comisiones, y nombrar los jueces, dias, sobre que los vireyes o presidentes esce

y

los presidentes tieneo la nisına pretension, den de lo que por puestras facultades les concedemos, é impiden la administracion y ejecu

por decir son causas de gobierno, sobre

que succion de la justicia : Mandamos que sucediendo casos en que a los oidores pareciere que el vi.

de en esto la costumbre que en cada audieucia

hubiere, y que si tuviere inconveniente se nos rey o presidente eseede y no guarda lo ordenado, y se embaraza y entromete en aquello informe de el, para que visto se ordepe lo que que no debia, los oidores hagan con el virey ó

mas convenga. presidente las diligencias, prevenciones, cita D. LEY, XXXVIII. ciones y requiriinieutos que segun la calidad

D. Felipe IV en Madrid a 22 de noviembre de 1631;

Que los vireyes y presidentes puedan declarar si d (12) En cédula de 19 de mayo de 1788 se pre

punto de que se tratu es de justicia ó gobierno, À vino, que cuando se interpusiesen estas apelaciones

Todos los oidores firmen lo que resolviere la muyor se usase de la formalidad de pedir venia. que se ha.

parte, aunque no lo hayan votado bia introducido por costuinbre. Pero en una posterior de 11 de febrero de 1797,

Cuando se ofreciere duda sobre si el

punto se ha mandado que en las apelaciones se observe ei que se trata es de justicia ó gobierno, los oidométodo de Méjico, donde llanamente se apela a la

res esten y pasen por lo que declararen y ordeaudiencia, la cual manda que el escribanio pase a hacer relacion para calificar el grado ó devolver,

naren los vireyes y presidentes, y firmen to

dos lo previviendo que para dar cumplimiento se pida per:

que

resolvieren en el negocio, aunque miso al virey.

hayan sido de parecer contrario ; y si se trataEsta práctica de Méjico está repetidamente indi re de escribir á Nos algunas cartas, cada uno cada en las distintas cédulas que cumprende la cir vote libremente, y pueda pedir que se ponga cular de 6 de julio de 1799. Y últimamente, por real cédula de S. Ildefonso

en ellas su voto; y si no le hubiere especial, de 29 de agosto de 1806, circular a las Américas se digase que lo resolvió la mayor parte, y el que dersgan todas las cédulas y prácticas anteriores que lo tuviere contrario nos pueda escribir por si no esteu conformes con su contenido , y se manda

solo lo que sintiere: y hecho esto, firmen todos que la ratificacion de si el asunto es de gobierno

lo sea propia de los vireyes y presidentes, pero que si

que se acordare, coino, dicho es. en el progreso de el negocio, que es, ó se hubiere

LEY XXXIX. declarado de gobierno se dictare por los vireyes y presidentes alguna provide:cia definitiva, o que teu

D. Felipe III en Valladolid á 22 de inarzo de 1602. ga fuerza de tal, precedan en estos casos presentarse de hecho las partes à la audiencia, la

que

Que los presidentes puedan hacer informaciones requisito , y sin que los vireyes y presidentes lo pue contra los oidores, y enviarlus al consejo, y ellos dun impedir por ningun motivo, deberá mandar

que

no, contra los presidentes. el escribano de gobierno pase á hacer relacion, ó

Damos comision y facultad a los presidenque entregue los autos al escribano del tribunal, en la inteligencia que la calificacion del grado toca á la tes de nuestras audiencias reales de las lodias

los vireyes y p:esidentes , quienes para que puedan hacer y recibir informaciones por un abuso han supuesto corresponderles la cali

cuando con venga , y sea necesario contra cuaficacion, fundados en ser la materia de gobierno,

lesquiera de los oidores de las audiencias en que como que en los asuntos de este género es en los que cabalmente tiene lugar la apelacion con arre

presidieren, y enviarlas cerradas y señalladas á glo á la ley 35 auterior.

buen recaudo a nuestro real consejo de las in.

1

[merged small][ocr errors][ocr errors]

sin

nias

[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

dias, para que en el vistas se provea lo que con

LEY XLII. venga; pero no han de poder los presidentes enviar á estos reinos á ninguno de los oidores D. Felipe IV'en Madrid a 22 de noviembre de 1631 por su autoridad. Y es nuestra voluntad, y

Véase la ley 5, tit. 1.° lib. 7. mandamos, que ninguno de los oidores pueda Que declara la forma de inhibir los vireyes de las hacer por si solo informaciones contra su presi.

audiencias. dente públicas'ni secretas por ningun caso ni En los casos que se ofrecieren de gobierno, causa que haya para ello, sin particular orden

ó en otros, en que hubiéremos dado orden ó coy comision nuestra ; como quiera que han de

mision particular à Jos vireyes, podrán avisar tener libertad para escribirnos y darnos cuenta

á las audiencias que se abstengan de su conocide lo que se ofreciere. (13)

miento, haciéndoles notorias nuestras comisioLEY XL.

nes, ó declarando

que
los casos de

que

tratan

son comprenditos en ellas , y en esta conforD. Felipe III en San Lorenzo å 25 de agosto de 1620. midad se guarden las leyes y cédulas dadas so.

bre lo referido.
Que los oidores puedan informar al rey, y rnviar-
le los testimonios que quisieren sin dar noticia al vi.

LEY XLIII.
rey o presidente.

D. Felipe II en Madrid'á 21 de marzo de 1593. En el Los oidores de nuestras audiencias en par

Campillo á 21 de octubre de 1595. En Madrid á 11

de enero de 1598. D. Felipe IIl en Toledo á 18 de ticular nos puedan avisar é informar de lo

que marzo de 1600. En Ventosilla á 4 de noviembre de les pareciere justo, y enviar los testimonios y

1606. Y en Madrid á 17 de diciembre de 1607. recaudos necesarios, aunque sea sin orden ni

Que á los vireyes y presidentes toca el gobierno, y licencia del virey o presidente de la audiencia, la guerra d los capitanes generales. como no sea haciendo inforinacion conforine á la ley antecedente, porque tales casos se po:

Las materias y negocios de gobierno tocan dràn ofrecer que no convenga que el virey o privativamente a los vireyes y presidentes, y presidente tenga noticia de la queja

en apelacion á las audiencias, como se declara o

preten. sion

en la ley 35 de este titulo. Y mandamos que en
que
contra él se tuviere la conserva•

por
cion de la paz y otros justos respetos, pues cuan-

duda se ejecute lo que ordenaren los vireyes y do sea necesario el oir al virey o presidente, co•

presidentes, de que nos darán aviso las audien,

cias, con las razones y motivos mo siempre lo hareinos, nuestro consejo de In.

que tuvieren paa dias mandará que inforine , para que con ple los capitanes generales tocan las de guerra, go

ra que Nos proveamos lo que conviniere: y á no conocimiento se provea lo que fuere justicia.

bierno de guerra y presidios, de que no han de

conocer las audiencias nijaun por via de apela-, LEY XLI.

cion : porque nuestra voluntad es que si algun

interesado se sintiere agraviado de lo que proD. Felipe II en Madrid a 26 de mayo de 1573. Y don veyere el capitan general, se le otorgue la ape. . Felipe IV en esta Recopilacion.

lacion en los casos que hubiere lugar de dere.
Que pareciendo a la mayor parte de los oidores que cho para nuestra junta de guerra de Indias; y
conviene pruveerr algo en los estrados, él virey ö en cuanto a las causas de soldados se guarden
presidente no lo detenga ni estorbe ; y si cocare al las leyes del título que de esto trata. (15)
virey o presidente, ó su familia , lo puedan hacer
los oidores ó audiencias solos , y tomar la razon ó

LEY XLIV.
informacion que convenga.
Ordenamos y mandamos á los vireyes ó pre-

D. Felipe II en San Lorenzo á 11 de mayo de 1588.

Y en Toledo á 25 de mayo de 1596. Ordenanza 5. sidentes que cuando pareciere á la mayor par.

y 6. Véase la ley 33 de este título. te de los oidores que conviene proveer algo en

Que los vireyes y presidentes no siendo letrados los estrados no lo impidan, detengan ni eslor no conozcan de pleitos ó causas pendientes por ape. ben y les dejen el libre uso y ejercicio que con laciones, ó suplicacacion en las audienc ias, aunque forme à derecho les compete.

sea en muterias de guerra.

Los vireyes y presidentes que no fueren leD. Felipe III en S. Lorenzo á 5 de setiembre de 1610.

trados, aunque sean gobernadores y capitanes Otrosi las audiencias en cuerpo de oidores ó generales no tengan conocimiento ni voten en cuerpo de audiencia , hallando que conviene pleitos y causas civiles ó criminales

que pena avisarnos en nuestro consejo real de las Indias dieren en las audiencies por apelacion ó suplialguna cosa que toque á los vireyes o presiden cacion, porque el conocimiento de ellas solo totes de ella ó su fainilia , lo puedan hacer sin ca a los oidores y alcaldes del crimen, y asi se hallarse presente el virey o presidente, y la au- ejecute, sin embargo de que las materias sean diencia tome la razon o informacion

que de guerra; y si el presidente fuere letrado, púevenga, como, cuándo y en la forma que pare

da conocer de ellas, no habiendo sido juez en ciere mas necesaria para la administracion de primera instancia , ó estando impedido por justicia y buen gubierno, que asi lo tenemos otra causa, conforme á derecho. por bien. (14)

[ocr errors]
[merged small][ocr errors]
[ocr errors]
[merged small][merged small][merged small][ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors]

LEY XLV.

LEY XLVII. D. Felipe IV, en Madrid á 29 de setiembre de 1623. D. Felipe III en Madrid a 3 de enero de 1600. Que los presidentes usen del gobierno que les per Que la audiencia de Méjico en vacante de virey goleneciere estando en cualquiera parte de sus disa bierne las provincias de la Nueva España, y la de tritos.

Guadalajara guurde sus órdenes. Si se ofreciere que los presidentes esten au Mandamos que cuando vacare el vireinado sentes de las ciudades donde residen las au de la Nueva España, por promocion ó inuerte diencias, y no hubieren salido de sus distritos, de los vireyes, feuga nuestra real audiencia de han de gobernar los presidentes todas las cosas Méjico á su cargo la gobernacion de las proque estàn á su cargo y les pertenecen, y nin vincias de la Nueva España, y despache todos guno de los oidores, ni toda la audiencia se emrlos negocios y las demas cosas que tocaban

у baracen ni introduzgau en ello, y asi se guarde pertenecian al virey, como él lo hacia, podia y precisamente. (16)

debia hacer, en virtud de nuestros titulos : y LEY XLVI.

en este caso el presidente y oidores de la real

audiencia de Guadalajara en la Nueva Calicia, Ei emperador D. Carlos y los reyes de Bohemia go obedezcan y cumplan las órdenes que la audienbervadores en Valladolid á 19 de marzo de 1550. Don

cia de Méjico les diere y enviare, como si fueFelipe II á 19 de octubre de 1586. D. Felipe III eu el Pardo a 20 de noviembre de 1606.

rau dadas por nuestros vireyes de la Nueva

España.
Quie la audiencia de Lima en vicente de virey go
bierne los distritos de las de los Charcás, Quito y

LEY XLVIIL.
Tierra fine.

Los misnios, i lli.
Ordenamos y mandamos que sucediendo fa:

Que lo mismo se guarde en caso de no poder gober, llecer los vireyes del Perú, tengan la gober

nar por enfermedad los vireyes.. nacion y despachen los negocios y cosas á ello tocantes los oidores de nuestra real audiencia de Si los vireyes de Lima y Méjico enferma

ren, de suerte que totalmente no puedan go Lima, asi en aquel distrito como en los de los Charcas, Quito y Tierra Frme, en la misma

bernar, en tal caso hasta que lo puedan hacer forma que lo podian y debian hacer los vireyes

sin nombrar, sustituir ni ayudarse de otra per. por virtud de las provisiones, poderes y facul.

sona alguna , se guarde y ejecute lo proveido tades que de Nos tuvieren, hasta tanto que pro

por las leyes antes de esta. (18) 93454 Cytys veamas de sucesor en su lugar.

Y
porque nues-

LEY XLXIX.
tra voluntad y conveniencia pública es que to-
do lo susodicbo se guarde, cumpla y ejecute

D. Felipe II en San Lorenzo á 28 de agosto de 1591. precisa y puntualmente, y en las ocasiones que Que las audiencias subordinadas avisen á los vire. se ofrecieren, suceda en el gobierno de todas yes de lo que convenga en materias de gobierno, y aquellas provincias del Perú, Charcas, Quito y

olros se correspondan ?, den cuenta al rep. Tierra Firme , y le tenga á su cargo la audien Porque nuestros vireyes tengan entera no. cia real de Lima, entretanto que nos provea- ticia de las materias de gobierno que se ofrecen mos sucesor: Mandamos a las audiencias de los en sus distritos: Mandamos á los presidentes y Charças, Quito y Tierra Firme que la obedea-oidores de las audiencias que estuvieren subor. can y esten subordinadas en las

vacantes y oca

dinadas por cualquier titulo á los vireyes , que siones referidas; y guarden"y 'cumplan sus órtengan grande y continuo cuidado de advertir. denies en de que tocare al gobierno del distrito les y avisarles de todas las cosas que se ofreciede cada una de las dichas audiencias, sin poner ren y les pareciere que conviene proveer, y en ello escusa, dificultad ni dilacion alguna, que nos dén los mismos avisos en todas ocasioque asi conviene á nuestro real servicio. (17) nes: y los vireyes lengan mucha cuenta con las

advertencias que les hicieren, y especial cuida

do en responder y avisarles de lo que proveye(16) Sobre la egecucion de esta ley se suscitaron dudas de resultas de lo prevenido en la Instruccion ren sobre los puntos de que se les diere a viso en de Regentes, y la cédula de 2 de agosto de 1789, cuanto fuere posible, y sin inconveniente; y de çuyo artículo 4 se previno, que saliendo los vireyes y

lo que proveyeren á sus despachos tambien nos presidentes de las capitales deleçasen á los regentes las facultades para el despacho de lo diario y urgen

dén aviso, para que se conformen las resoluciote. Sobre la estension de estas delegaciones ha habi nes y tengamos la noticia que conviene. do tambien reñidas controversias, hasta que en real orden de 30 de julio de 1799 se ha declarado, que es que no habiéndolo, el regente ú oidor decano sea tas se estiendan á lo que prescriban los delegautes presidente, gobernador y capitan general, sin dar en el oficio que pasen à regentes o decanos, y que en el egercicio de estos cargos parte alguna á la auningun caso hay necesidad de incluir las facultades diencia. de la capitania general, ni á favor de estos ininistros Igualınente debe tenerse presente la real cédula ni de oficial militar alguno.

de 2 de agosto de 789, en que se han distinguido los (17) Sobre esta ley y la que sigue se acaba de es grados de enfermedad en que se ha de calificar por pedir la real orden de 23 de octubre de 1806, en que Vacante el vireinato ó presidencia, y los en que basse ha mandado que en ningun caso tomen las audien tará delegar en los regentes algunas facultades para cias el mando, pues falleciendo ó saliendo fuera del los negocios diarios y urgentes. Debe tambien verse distrito los gobernadores y capitanes generales, la en este caso lo declarado en real orden de 7 de agosde sucederle el que esté nombrado en el pliego de to de 1799 providencias: que si no le hubiere, mande el oficial (18) Véase la real cédula de 2 de agosto de 89, y de mayor grado hasta coronel efectivo inclusive: y real orden de 17 de agosto de 99

unos

[ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors]

en

« AnteriorContinuar »