Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Indias se proceda con gran consideracion, y el gobierno y administracion de justicia de las
concurriendo parecer de los ministros princi audiencias y vacantes de plazas, ley 5, litu-
pales de ellas. Auto 9, referido tit. de este

lo 14, lib. 3.
libro.

Y sobre procedimientos é impedimentos de minis-
Las cédulas generales para audiencias subordi Iros, ley 6 y 7, tit. 14, lib. 3.

nadas ya yan dirigidas a los vireyes. Autr 30, Del numero, letras y suficiencia de los letrados
referido tit. 1 de este libro.

y abogados informen los presidentes, ley 8,
Que los vireyes y presidentes informen sobre tit. 14, lib. 3.

[ocr errors][ocr errors][ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors][merged small]

1

De los presidentes y oidores de las audiencias

y

chancillerias reales de las Indias.

[ocr errors]

cio. (1)

[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors]

sona

st

[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors]

ciou.

LEY PRIMERA.

tra voluntad y conviene á nuestro real serviD. Felipe II en Madrid á 15 de febrero de 1567. Don

1

LEY III.
Felipe IV en esta Recopilacion.

D. Felipe II en Sın Lorenzo á 11 de agosto de 1573.
Que los vireyes de Lima y Méjico sean presidentes · D. Felipe III en 'adrid a 15 de enero de 1609 Von
de sus audiencias y gobiernen los distritos que se Felipe IV en Madrid á 30 de marzo y 7 de mayo de
declara

1635. Y en esta Recopilacion. Establecemos y mandamos que los vireyes que el virey del Perú tenga en Chile nombrada perdel Perú y Nueva-España sean presidentes de

sona que gobierne por muerte del gobernador. nuestras audiencias reales que residen en las

Por estar ordenado que si sucediere morir ciudades de Lima y Méjico, y tengan el gobier. el gobernador y capitan general de las provin. no superior de sus distritos, y el de Lina le cias de Chile, y presidente de la audiencia que tenga de los distritos de las audiencias de i en ellas reside, nonbre el virey del Perú perla Plata , Quito, Chile y Panamá, y el de Mé que

sirva los dichos cargos, en el interin jico del distrito de la audiencia de Guadalajara, que Nos los proveemos en soldados de la sufi

ciencia

у

satisfaccion segun se dispune por las leyes de este libro.

conviene: Mandainos

que

que el virey tenga hecho nombramiento de dos LEY II.

ó mas personas, para que si llegare el caso de

morir el gobernador , suceda la primera , y asi D. Felipe IV en Madrid á 10 de inayo de 1643. Y en Zaragoza á 14 de mayo de 1615. Y en esta Recopila

las deinas, por la graduacion de sus nombra

mientos, y sirva en el interin que el viQue en vacante de presidente gobernador y capitanNos los proveamos en propiedad : y para

rey envia persona que gobierne, basta que general de Tierra Firme nombre el virey del Perú quien sirva en inlerin estos cargos.

que esto se ejecute , el virey tenga cuidado de

enviar en las vias y embarcaciones de cada año
Ordenamos á los vireyes del Perú

que
siem

nombramientos en esta conformidad, cerrados
pre tengan hecho nombramiento de dos o mas
soldados de práctica y esperiencia, para que lle abran, sino fuere despues

de haber muerto el

y sellados con orden particular de que no se dor y capitan general de la proviucia de Tier: gobernador y luego sin dilacion. Y mandamos ra Firme, sirvan los dichos cargos, conforme las dichas provincias que deje dispuesto su cum

al gobernador que en aquella ocasion fuere de à la graduacion de los pombramientos, que habiendo tenido los vireyes notícia de plimiento, y á la audiencia que lo ejecute, y no baber fallecido el presidente , nombren otra contravenga en ninguna forma, y que esto se persona de las partes, inteligencia y satisfaccion entienda asi, en cuanto a las materias de go

guerra. que aquel puesto requiere, y tengan particular bierno, como á las de cuidado de enviar estos nombramientos cerra

2

LEY IV. dos y sellados con orden especial de que no se

D. Felipe II en Madrid á 14 de enero de 1565. Véase

la ley 46, tit. 3, lib. 3. dente. Y mandanos à la real audiencia de Tier: Que los presidentes despachen los negocios de go.

bierno con los escribanos de cámara. ra Firme que guarde lo susodicho precisa y puntualmente, sin embargo de cualesquier or

Los presidentes de nuestras audiencias han denanzas, cédulas ó costumbre; que asi es nues. (1) Véanse las notas á la ley 1.", tit. 2, lib. 3

[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

lidad. (2)

[ocr errors][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors]

de despachar todos los negocios y cosas tocantes ordenare ó resolviere que vaya ejecutor ú otra
à la gobernacion, con los escribavos de cámara ó persona à alguna comision, hará la eleccion
con sus tenientes, y no con otra persona alguna, nombramiento el presidente que fuere de
asi en las audiencias como fuera de ellas, sino aquella audiencia , y no los oidures, los cuales
suere en caso que haya y esten proveidos por no pongan impedimento en lo susodicho,
Nos escribanos particulares de gobernacion, | guarden lo proveido.
ante los cuales pasen los negocios de esta ca-

LEY VIII.
LEY V.

D. Felipe Il en Madrid á 26 de mayo de 1573.
D. Felipe III en Madrid á 31 de diciembre de 1606. Quc los presidentes no conmuten destierros sin es-
Que los presidentes gobernadores puedan despachar pecial facultad del rey manifestuda á la audiencia.
con sus secrelarios negocios secretos.

Mandainos que ningun presidente ni goLos presidentes gobernadores puedan des-bernador pueda conmutar los destierros en que pachar con sus secretarios ó personas que qui-i las audiencias condenaren, sin especial poder sieren todos los negocios en que por cualquiera dado por Nos, y manifestado á las audiencias. via les pareciere conveniente que se guarde se

LEY IX. creto, sin embargo de lo proveido ; pero es nuestra voluntad y mandainos que no despa. D. Felipe II en la ordenanza 7, en Toledo á 25 de cheo con sus secretarios sino en casos y cosa3

mayo de 1596. que

asi convenga gurdar secreto, y no perju- Que los presidentes lengan buena correspondencia diquen

al derecho de los escribanos de cáinara con los oidores y ministros y sean respelados. y gobernacion que hubieren beneficiado estos

Ordenamos á los presidentes que procuren oficios. (3)

tener toda buena correspondencia con los oidoLEY VI.

res y los deinas ministros, y ellos les tengan D. Felipe IV en Madrid á 9 de agosto de 1611. Véase todo el respeto que es justo y conviene, para la ley 41, tit. 3, lib. 3. Otras se refieren en la ley 1,

que hagan sus oficios como deben. til. 16, lib. 3. Que pone la forma en que los vireyes , presidentes,

LEY X: gobernadores y ministros han de escribir el rey.

El emperador D. Carlos y la emperatriz gobernadora Para mayor claridad y espedicion de los

en Madrid á 27 de octubre de 1535. Y D. Felipe IV negocios y correspondencias que los vireyes han

en esta Recopilacion. de tener con Nos, ordenarán à sus secretarios

Que los presidentes provean lo conveniente á la poque nomeren y dividan las cartas por materias,

licia y gobierno de las ciudades , los oidores no y escriban a media márgen, sacada en la otra impidun si los cabildos y concejos el cuidado de lo relacion sucinta de lo que contienen , comen

que se declara. zando por las eclesiásticas, y siguiéndose à es

Los presidentes ordenen lo que mas contas las de gobierno politico, y luego las tocan

venga

á la buena gobernacion y policia de las tes á materias de hacienda , y despues las de

ciudades y poblaciones de sus distritos, y los lo militar, refiriendo sustancialmente en cada una lo que se les ofreciere, aunque con ellas el cuidado de entender con los españoles é in

vidores no impidan á los cabildos y concejos remitan autos y otros papeles de las diligencias dios en hacer fueutes, puentes, calzadas, alcan. que se hubieren hecho, pues como quien los ha tarillas, salidas de las calles para las aguas, encriado podrán los secretarios hacer la relacion ladrillar, empedrar, tasar' mantenimientos, conveniente

para
las resoluciones

aderezar caminos, y hacer las demas cosas que uno de estos casos conviene tomar, citando los papeles correspondientes para su comprobacion de espedir y librar los pleitos y negocios, con

deben proveer para su conservacion, y traten y mayor inteligencia, si necesitare de ella, y forme á su obligacion. el indice se hará por sus nuneros, guardando la misma forma, y los presidentes, oidores, go

LEY XI. bernadores y todos los demas ministros que nos

D. Felipe II en Madrid á 24 de agosto de 1569. Don escribieren harán lo mismo

por

lo
que
les tuo

Felipe Ill en Madrid á 18 de setiembre de 1609. Véacare. (4)

se la ley 13, lit. 1.o, lib. 7. LEY VII.

Que los presidentes sean obedecidos y cumplidas sus D. Felipe II en Córdoba a 20 de abril de 1570. órdenes , y no den comisiones d los ministros fue

ra de las audiencias. Que el presidente nombre los ejecutores y comisarios.

Todas las veces que los presidentes ordenaTodas las veces que por las audiencias se ren y mandaren à los oidores , alcaldes , fisca.

les y ministros que hagan alguna diligencia en (2) Estas leyes se inandan guardar por cédula

lo que toca al oficio de presidente, los obedezde 18 de febrero de 1701 y por otras muchas. (3) Véise la ley 47, lit. 3, lib. 3.

can y cumplan sus órdenes sin reinision algu14) Por cédula de Buen Retiro de 25 de diciem

na , y asi es nuestra voluntad que se ejecute, bre de 1748 se manda guardar de nuevo esta ley por

Otrosi mandamos á los presidentes que no la confusion que resultaba de su omision.

saquen los jueces de las audiencias para comisioPosteriormente por diversas reales órdenes se ha

nes ni otras ocupaciones si no fuere en casos mandado practicar lo de la relacion sucinta de la nu. meracion y del indice

de mucha importancia, y que convenga no demas y

que

debe verse en real orden de 20 de noviembre de 1/84.

fiarlos de otras personas.

[ocr errors][merged small]

que en cada

[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors]

guo solo :

DEY XII.

les o delegados hayan sido jueces, no conozca

de él el prelado presidente, porque nuestra D. Felipe II en Madrid a 6 de febrero de 1595. Don

voluntad es que en estos casos solo conozcan Felipe III en San Lorenzo á 17 de setiembre de 1616.

los vidores.
One si de orden de los vireres, presidentes ó go-

LEY XVI.
bernadores de audiencias fueren llamados los oi-
dores, alcaldes ó fiscales no se escusen. El emperador D. Carlos y la reina gobernadora en

Madrid á 24 de agosto de 1530 D. Felipe II en la
Porque es justo que los vireyes y presiden- ordenar:za 36 de audiencias de 1563. D. Felipe III
tes , y los que conforme a las leyes de este li

en San Lorenzo á 5 de setiembre de 1620.
bro gobernaren las audiencias, comuniquen que fultundo el presidente presida el oidor mas an.
Jas materias y cosas importantes, y tomeu para tiguo y lo cometido á solo el presidente lo hagan
resolverlas el parecer de los ininistros de ellas:

todos.
Mandamos que cuantas veces fuere necesario y Ordenamos y mandamos que cuando falta.
el virey, presidente ó gobernador de audien re el presidente en cualquiera de nuestras rea-
cia enviare a llamar a los oidores, alcaldes ó les audiencias por muerte, enfermedad ú otro
fiscales , acudan à sus llamamientos y asistan impedi:nento, el oidor mas antiguo que por
á las juntas que se ofrecieren. Y ordenamos á tiempo fuere haga las funciones y las demas co-
los vireyes, presidentes y gobernadores de sas de la audiencia que el presidente podia y de-
nuestras reales audiencias que cuando hagan es. bia hacer , conforme a las leyes de este libro; y
tas convocatorias ó llamamientos sea para mate: si algun pleito se hubiere de ver en que deba
rias y cosas graves y de importancia y á horas asistir el presidente le vea el que presidiere. Y
que no les ocupen el tiempo necesario para des por cuanto por nuestras instrucciones y cédu-
pacho de los negocios, si la gravedad é impor- las se cometen algunas cosas á los presidentes
tancia de los que nuevamente ocurrieren no de las audiencias para que ellos solamente las
obligare å mas brevedad. (5)

hagan : Mandamos que estas y las demas come

tidas por Nos á solo el presidente, las hagan LEY XIII.

todos los oidores juntos y no el oidor mas antiD. Felipe III en S. Lorenzo å 5 de setiembre de 1620.

asimisino lo

que se cometiere á Que los vireyes y presidentes no llamen a los oido presidente y oidores , lo puedan hacer y hagan res ni alcaldes para que los acompanen en actos

los oidores solos en ausencia ó falta del preprivados.

sidente. (7) Ordenamos á los vireyes y presidentes que

LEY XVII. en los actos privados por ninguna via llainen, i

D. Felipe IV en Madrid á 26 de agosto de 1633. los oidores ni alcaldes para que

los acompañen;

Que lo cometido al oidor mis antiguo se entienda y si voluntariamente lo quisieren hacer no se

conforme a esta ley. lo consientan, y para

los ocurrentes

que pudieren ofrecer lleven los vireyes uu alcalde

Declaramos que

las comisiones dadas al oique Nos lo tenemos por bien. (6)

dor inas antiguo de alguna audiencia se entien

dan al que obtuviere la antigüedad, por mas
LEY XIV.

antiguo ó por enmeferdad, recusacion ú ocu-
D. Felipe III en San Lorenzo á 13 de mayo de 1609, pacion legitima del inas antiguo.
Que el presidente de Santo Domingo pueda tener á

LEY XVIII.
un oidor por asesor.
El presidente gobernador y capitan gene-

D. Felipe Il y la princesa gobernadora en Valladolid

á 8 de abril de 1559.
ral de nuestra real audiencia é İsla Española en
en los casos que couvenga pueda tener por ase-

Que el oidor mas antiguo , presidiendo, traiga vara

como los demas, y se guarde justicia y consorsor uno de los oidores de la dicha audicncia de

midad.
quien mas satisfaccion tuviere.

El oidor que por mas antiguo presidiere trai,
LEY XV.

ga vara si los demas oidores de la misma audien.
El emperador D. Carlos y el cardenal gobernador en

cia la debieren traer, y como tal oidor mas an. Talavera á 28 de enero de 1511.

tiguo haga lo que los otros oidores de ella sin

hacer novedad, presidiendo como está provei
Que el obispo, presidente de audiencia real en su
diocesi, no conozca de los pleitos eclesiásticos que do, y en todo procure que se guarde justicia,
ocurrieren « la audiencia por via de fuerza, ó en y haya paz y conformidad.
otra forma.

LEY XIX.
Siendo presidente de alguna de nuestras

D. Felipe IV en Madrid á 21 de setiembre y á 6 de
reales audiencias el arzobispo ú obispo en cuya diciembre de 1621. Y en 20 de setiembre de 1649.
diocesi estuviere , y llevándose por via de fuer Y en esla Recopilacion. Véase con la ley 23, tit. 3
za o en otra cualquier forma, el pleito de que

de este libro.
los dichos prelados ó cualquiera de sus oficia Quc el oidor mas antiguo cobre las ejecutorias del

consejo, con tres por ciento de lo

que

cobrare, de

cuenta al consejo del estado en que estuvieren. (5) Véase la ley 45, tit. 3, lib. 3 y su nola, y tam Ordenamos y mandamos que

los oidores mas
bien la 22, tit. 15, lib. 5.

(6) Esla ley parece opuesta á la 26, tit. 15, li-
bro5, que es posterior y mandada observar por la (7) Véase la 10, tit. 2, lib. 3, y la nola de la 57
Instruccion de Regentes.

del tit. 15 de este libro.
TOMỞ 1.

61

casos

se

[merged small][ocr errors][ocr errors][merged small][merged small]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]

tesu

[ocr errors]

las condenaciones contenidas en todas las ejes de se '

antiguos , y en ausencia o impedimeuto los in. Jide haber en la cobranzia, sean para todas las costas mediatos en antigüedad, hagan la cobranza de

y no los lleve de situaciones.

Los tres por ciento concedidos à los ojdores torias de visitas y residencias , despachadas por mas antiguos en la ley antecedente seau por nuestro real consejo de las Indias, y las penas todas las costas que se hubieren de lacer en ciones en negocios de gracia o en otra cualquier despachos que remitieren el fiscal ó tesorero de forma, y recojan todas las ejecutorias , cédulas nuestro consejo de Indias, y no se hagan ni cau. y otros despachos que se hubieren presentado sen otras por esta razon; y el tres por ciento no o presentaren ante las justicias y oficiales reales lo puedan cobrar ni cobren de los salarios y cade sus distritos con todos los autos y diligencias sas de aposento de los del consejo, ministros y que en razon de su cobrauza se hubieren cau oficiales, ni de otras consignaciones fijas semesado ; y hecho esto prosigan en la ejecucion y jantes à estas , ni otra cantidad alguna , ui

pue. cumplimiento de los despachos y ejet:utorias, dan introlucirse en su cobranza, dejándola á haciendo las ejecuciones , trances y remales de las personas que tuvieren coinision del consejo. bienes , y todas las deinas diligencias que para

LEY XXI.
cobrar lo que por dichos despachos se debiere,
convinieren y fueren vecesarias, basta que D. Felipe IV en Madrid á 26 de febrero de 1636.
con efecto se acaben de cobrar. Y

por
cuauto

Que los oidores jueces de cobranzas no entien eje-
Nos tenemos ordenado que los fiscales у

cutores. reros generales de nuestro consejo remitan á

. los oidores mas antiguos todas las ejecutorias

Mandamos que los oidores jueces de cobran

zas no puedan enviar ni envien jueces particuy despachos referidos, y nuestra voluntad es

lares a ellas ni á otras algunas decualquier calidad que ellos solos acudan a su ejecucion y cumplimiento, sin embargo de que hablen y se

que sean y cometan à lus gubernadores, corregidirijan á cualesquier otros jueces y justicias, in

dores y justiciasordinarias de los lugares, lasque

se hubieren de hacer fuera de las partes donde hibimos a todos nuestros tribunales, jueces y justicias del conocimiento de dichas causas pa:

residieren, para que cobradas las cantidades

se las reinitan , y los goberuadores, corregidora que no se entrometan en ellas en todo vi en

es y justicias asi lo cuinplan y ejecuten, y unos parte por via de apelacion , esceso, agravio ni

otros procedan con todo cuidado, sin omitir di

las en otra cualquier forma. Y mandamos ejecutorias y deinas despachos que en razon de ligencia y escusando cnanto convenga costas y

menoscabos á los deudores. las cobranzas se les hubieren enviado , las mitan y entreguen a los oidores mas antiguos

LEY XIII. con los autos y diligencias que hubieren hecho D. Felipe IV en Madrid á 11 de junio de 1610. Con sin réplica ni contradicion alguna, y si no lo

la ley 32, tit. 29, lib. 8. hicieren los dichos oidores , les compelan á que Que los jueces de cobranzas den cuenta en los trise los entreguen por todo rigor de derecho. Y bunales de sus distritos , y avisen al consejo. es nuestra voluntad que por

el trabajo y ocu Porque en estas cobranzas se proceda con pacion estraordinaria qne en lo susodicho han toda puntualidad, cuenta y razon,

ordenamos de tener los oidores mas antiguos lleven a tres ý mandamos á los oidores que las tienen à su por ciento de todo lo que asi cobraren, y se ha cargo que den en cada un año relacion jurada gan pago de ello, con las limitaciones contenidas de lo que hubieren hecho , y estado de las que en la ley siguiente , y todo lo demas lo remitan faltaren por ejecutar a los contadores del tribuá estos reinos en la primera ocasion por la or

nal de cuentas de sus distritos ; y porque tamden y forına que se acostumbra y en los des bien conviene saber lo que obraron lus oidores pachos se les diere , y avisen en todas ocasiones sus antectores en virtud de las ejecutorias y al consejo del estado en que quedan estas cau •

otros despachos que

recibieron, les encargamos sas con relacion del dinero que bubieren co que den a los dichos contaclores las noticias que brado y enviaren , diligencias que se hicieren, tuvieren; y si para su justificacion fuere neу testimonio de los impedimentos que ocur

cesario usar de algunas diligencias las puedan rieren en la cobranza , para que en él se len bacer de suerte que en caila contaduria se haga entera noticia de todo; y si fuere necesario

lle de todo la claridad que es menester , y proveer algun remedio demas de los preveni- conste el paradero que hubieren tenido las codos en las leyes de este título se haga.

branzas, comunicandose para todo con los con.

tadores , de modo que cada año nos puedan en• En Madrid á 14 de julio de 1650.

viar relacion cierta de su cobro y paradero. Otrosi los oidores jueces de cobranzas pon

En Madrid á 5 de febrero de 1641. gan muy especial y particular cuidado en ellas, haciendo continuas y precisas diligencias, sin

Y mandamos á puestros contadores de cuen permitir en ningun caso la retardacion que bas. tas que en conformidad de lo referido tomen ta aliora se ha esperimentado..

cuenta cada uno año a todos los oidores, jueces

de estas cobranzas de lo que resultare de ellas, LEY XX.

y estado en que estuvieren, y de lo cobrado y D. Felipe IV en Madrid á 19 de junio y a 22 de julio dejado de cobrar, y que ejecuten los alcances de 1026. Véase con la ley 23, tit. 3 de este libro.

que hubiere sin alguna omision ó dilacion que Que los tres por ciento que el oidor mas antiguo ha para todo lo tocante a esto, apejo y dependien

[ocr errors]

re

[ocr errors][merged small][ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors][merged small]

te, damosi y concedemos a los contadores tan

1 LEY XXVI .
hastante puder, cynisipo y, facultal, cuanto
de derecho se requiere ; y que en todas ocasio-

El emperador D. Carlos en Madrid á 5 de abril de des, nos avisen de lo que obrareu en el cumpli 1528 el principe 1). Felipe gobernador en Guada. miento de esta nuestra ley,

lajara á 21 de setiembre de 1516. Y el año de 1563, En Madrid á 11 ole julio de 1650.7

Que donde no hubiere alcaldes del crimen, los oi

dures conozcan de lo civil y criminal, y lrai gan vaOtrosi mandamos que los dichos oidores den

rus de justicia. en los tribunales de cuentas la relacion jurada, Los oidores de audiencias donde hubiéque conforme a lo orilenado deben presentar,

remos proveido alcaldes del crimen, conozcan tan á tiempo, que no se espere á la partida de de las causas civiles y criminales, seguy y como las armadas,

pueden conocer los oidores y alcaldes de Valla. EY LXXIII.

dolid y Granada, y traigan varas de justicia, D. Felipe IV en Cadiz å 21 de marzo de 1624.

como las traen los alcaldes de nuestra casa y

corte, y los presidentes les obliguen á que aşi Que el oidor asesor de cruzuda se pueda hallar en

lo hagan y cumplan.
los acuerdos en que se trataren negocios de cru-
zada.

LEY - XXVII.1.
Todas las veces que se ofreciere tratar en
los acuerdos algunos negocios tocantes a la San

D. Felipe IV en Madrid á 28 de diciembre de 1631. ta Cruzada , se pueda hallar presente el vidor, Que los oidores que en Lima y Méjico sirven de al. que fuere asesor del tribunal de Cruzada; y caldes del crimen en cuanto al rondar estén á la or. cuando no hubiere causa particular que toque

den del virey:
å éló á sus deudos, por lo general del oficio, no
sea excluido de hallarse en los acuerdos que en

Porque se ha dudado si los oidores que en

las audiencias ile Lima y Méjico, á falta de los estos casos se hicieren.

alcaldes del crimen , suplen por ellos, han de LEY XXIV.

rondar de noche: Declaramos, que como quie.

ra, que la regla general que en esto se ha de D. Felipe II en el Pardo á 17 de marzo de 1587.

guardar es, que no ronden: todavia porque se Que en las juntas de hacienda entre tambien el oi. ha considerado que pueden ofrecerse casos y dor mas antiguo.

accidentes de tal calidad que obliguen á lo con. En todos los acuerdos tocantes a la real ha trario: tevemos por bien que entonces los virecienda, en que concurren los vireyes, presi- yes ordenen loque unas convenga; y á los oidores dentes, fiscales de nuestras reales audiencias, y mandamos, que supuesto que esto está ya intro. oficiales reales, entren y se hallen presentes, y ducido, siempre que el virey resolviere que ron. tengan voto los oidores mas antiguos.

den , lo hagan ; y á los vireyes encargamos que LEY XXV. esto se practique en los casos convenientes,

у

que obliguen a esta resolucion y no en otros. (9) D. Felipe Il en en Valladolid - 29 de abril de 1559. Y D. Felipe IV en esta Recopilacion.,

jico ó al contrario, en cuyo caso se manda observar Que los oidores tengan la antigüedud desde el dia

esta ley por real cédula de 26 de enero de 1807. de la posesion, y los de Lima ý Méjico conserven Estos ministros eu sus promociones ó pasos de la antigüedad que tenian si pasaren de una de estas

unas audiencias a otras y los oficiales reales, segun audiencias a la otra.

una orden circular de 15 de mayo de 1766, disfrutan Declaramos y mandamos que los oidores los sueldos que gozaban en sus anteriores destinos proveidos para que nos sirvan en las reales au. hasta que toman posesion de los nuevos.

Por otra de 1 de mayo de 1792 se declaró

que diencias, han de gozar la antigüedad desde el

gracia era estensiva a todo empleado en real hacien dia que tomaren la posesion, aunque hayalı sa da no interviniendo deinora voluntaria. lido de otras audiencias donde fueron inas anti. Pero donde debe verse todo esto esplicado estenguos ; pero si la promocion fuere de Liina á Mé samente es en la real orden de 28 de junio de 92, en jico, ó de Méjico á Liina, han de conservar la

que se espusieron las distintas providencias y reso

luciones del asunto; y porque se dice debió en Bueantigüedad que teniau en la audiencia de don .

nos Aires baberse resuelto la solicitud de un oidor de salieron, como se practica en las chancille. de Lima, proinovido á regente de aquella audiencia; rias de Valladolid

у

Granada de estos reinos de leniéndose presente, que en el caso de tener que Castilla. (8)

embarcarse el agraciado, gana el sueldo del nuevo destino desde el dia inmediato al del embarque.

(9) Por real cédula de 16 de diciembre de 1772

desaprobó al virey D. Manuel de Avat, y maudó de(8) Eo cédula de 21 de agosto de 1789 se declaró volver la muila u suspension de sueldo hasta quiniená favor de D José Rozabal la antigüedad en la ciu los pesos, mandada hacer a los alcaldes de corte, por dad de Lima respecto de D. Nicolas Velez, por el no haber rondado en la forma que les previno : esto principio de la mayor antigüedad del título de aquel es, que a las diez de la noche ocorriesen á su palacio no obsiaute que era oidor del Cuzco y ser paramen

á dar cuenta que salian , para que á esta hora les ausile bonorario de Lima, pero con antigüedad.

liase una patrulla que con este fin estaba dispuesta en Por real cedula de Madrid de 8 de julio de 780 se el cuartel de palacio. Y aunque se le aprobó al virey mandó contar y regular la antigüedad, no por el dia que los excitase á la ronda; pero no de aquel modo de la posesion, sino por el dia de la fecha del real tí. opuesto al gralo de respeto y recomendacion con que tulo; y que si hubiese dos o mas de una misma debe quiere el rey sean mantenidos sus ministros togiulos ser preferido el provisto en la plaza señalada por pri para la recta adninistracion de justicia Vdanse las mera, esceptuáudose las traslaciones de Lima á Me leyes 170, tit. 15., y la 33 lit. 17 de este lib.

[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

esta

[ocr errors][ocr errors][ocr errors]
« AnteriorContinuar »