Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Ningun oidor pueda conocer, ni conozca de brados han de ser primeru, que nos le damos

[ocr errors][ocr errors][merged small]

ni ase.

[ocr errors][merged small][ocr errors]

LEY XXVIII.

brados en ellas, ó estuvieren impedidos, de for:

ma' que no las 'puedari usar y egercer , el El emperador D. Carlos y la princesa gobernadora en

sidente de la audiencia nombre otru oidor o al.

preValladolid á 14 de octubre de 1555 D. Felipe II en el Escorial á 7 de marzo de 1563. D. Felipe III en el Par.

calde, el que le pareciere mas á propósito, y de do á 21 de noviembre de 1600.

la inteligencia que se requiera , que vaya a en:

tender en su egecucion y cumplimiento, si no Que ningun oidor conozca de pleitos en particular,

fueren nombrados dos ó mas, porque no haciendo oficio de alcalde del crimen.

los pleitos , 'ni otros negocios , solo, y en particu. I el presidente procure que el juez salga con la

poder y facultad cumplida para lo susodicho, y lar, no egerciendo oficio de alcalde del crimen

inayor brevedad que fuere posible, y en la pri. en las audiencias donde lo fueren , porque esta

inera ocasion nos dé aviso de lo

que

se hubiere jurisdicion solo toca y pertenece a la sala, cou

efectuado.
forme a lo dispuesto por leyes de estos reinos
de Castilla.

LEY XXXIII.
LEY XXIX.

D. Felipe II en la ordenanza 21, en Toledo d 25 de

mayo de 1596. En Madrid á 19 de diciembre de 4568 D. Felipe IV en Madrid a 7 de diciembre de 1639.

Y en la ordenauza 17 de 1563. Véase la ley siguiente, y la 45, tit. 2. lib. 5.

Que los oidores no lleven derechos , penas Que en vacante de fiscal sirva el oficio el oidor mas

sorius ,

, pena del cualro lanto, y la parte que se moderno de la audiencint.

aplica al jues , sca pura lu camara, Ordenamos y nandamos que en todos los Los oidores y alcaldes en el egercicio de la casos de vacante de fiscal supla por él, y haga jurisdiccion civil y criminal, no lleven algunos su oficio durante la vacante el oidor inas mo derechos, ni penas, ni caluinnias, ni otra al. derno de la audiencia donde sucediere, habien.

guna , cou color ó pretexto de asesoria , y las do en ella suficiente número de jueces para la

penas en que condenaren, en que la ley aplica expedicion y despacho de los negocios fiscales y alguna parte al juez, sea para nuestra cámara y de parte , de suerte que el oidor no haga falla sisco, y no para otra persona, y si llevaren algo en ellos; y asi se observe general y uniforme de lo susodicho , lo vuelvan con el cuatro laumente en todas nuestras audiencias de las In

to. (10) dias.

LEY XXXIV.
LEY XXX.

El emperador D. Carlos y el priucipe gobernador en
D. Felipe IV en el Pardo á 12 de enero de 1650.

Valladolid á 3 de junio de 1554. Que el oidor mas moderno, que hiciere oficio de fis. Que cada oidor por su lurno asista seis meses á las cal, preceda d los alcaldes del crimen y escusé el almonedas reales, no habienilo costumbre de que ir á su sala.

sea el mus moderno. El oidor que por mas moderno hiciere ofi

Cada oidor asista por su turno a las almonecio de fiscal de lo civil en las audiencias de Li das de nuestra real hacienda seis meses contima y Méjico, ha de preferir en todas las juntas al alcalde del crimen mas antiguo y á los demas; de relacion al que entrare de lo

hos, y cumplido este tiempo, el que saliere

que

estuviere y porque no concurran en la sala del criinen, hecho, no habiendo costumbre de

que

asista el cuando se vea en ella algun negocio en discor oidor inas oderno, que esta se ha de guardar.

ó por

otra causa ó accidente, se ha de escusar de ir a la sala, y para estos casos nombre

LEY XXXV. el virey un abogado, que en ella defienda á la

D. Felipe III en San Lorenzo á 26 de abril de 1618. parte de nuestro real fisco.

Y : 22 de agosto y 26 de setiembre de 1620. Y don

Felipe IV en esta Recopilacion.
LEY XXXI.

Sobre si los oidores y ministros reales se han de
D. Felipe II en Madrid á 18 de mayo de 1572. aplicor parte en los descaninos

y

contrabandos: Que los oidores y otros ministros no salgan á hacer Habiéndose ordenado que los o:dores y otros

vistas de ojos sin licenciu de los presidentes. nuestros ministros y oficiales no perciban ter

Mandamos que los oidores, alcaldes, fisca cias partes, ni otra alguna cautidad de los des les y ministros, estando proveido, que vayan á caminos y contrabandos, por haber conocido de hacer vistas de ojos en alguu pleito ó causa, no estas causas , y cordeuado los géneros y mercasalgan de las audiencias, ni hagan ansencia de derias por perdidos, guardando las leyes en lo ellas, si no fuere con licencia de los presideutes. que á esto toca , y que los fiscales tengan parti.

cular cuidado de que asi se egecute por

lo paLEY XXXII.

sado, y que adelante sucediere: Tenemos por D. Felipe III en Aranjuez á 14 de agosto de 1610. bien de reinilir la determinacion á lo

que Que dandose alguna comision á oidor o alcalde, y no vamente se halla resuelto

por

Nos er la ley 11, pudiendo ir el presidente nombre otro que use de tit. 17 , libro 8.

eka. Todas las veces que por Nos se cometieren algunos negocios á oidores, o alcaldes de muestras reales audiencias, y cuando llegaren las co

(10) Sobre esta ley y las dos siguientes véase lo misiones hubieren fallecido los ministros non

noiado sobre las leyes 7 y 11, tit. 17, Lib. 8. .

[ocr errors][ocr errors][ocr errors][merged small]

dia ,

15

pue

XL.

3

mos lo

[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

mayo

LEY. XXXVI.

LEY
D. Felipe II en Madrid a 26 de mayo de 1573. D. Felipe IV en Burgos a 28 de abril de 1660. Véase

la ley 15, tie, 1.", lib. 7.
Que los ministros no pidan cosa fiada de la real
Hacienda , ni ci cuenta de sus sulurios , hasta que

Que señala el salario que los ministros togados de.
hayan corrido.

ben percibir saliendo á comisiones. Mandarnos que ninguno de nuestros vire

Ordenamos y mandamos que cuando los mi

nistros togados salieren á comisiones lleven ca.
yes, presidentes, oidores, y los demas minis-

da dia de salario fijo doce pesos , demas de lo
tros, pida , ni cobre de nuestra hacienda nin.
guna cosa fiada, mi cuenta de sus salarios has que no han por sus plazas : y en caso de haberse

de ocho
ta que hayan corrido, ni los oficiales reales se

el

por

tiempo que estuvieren embarcados, y no mas, lo den , ni paguen : con apercibimiento de que siendo la embarcacion en los mares del Norte ó haciendo lo coutrario, se cobrará de los bienes Sur, y que esto se observe asi: con calidad de de los dichos ministros y oficiales, y proveere

uuestra voluntad fuere. que

que por ningun caso se esceda, y apercibimnien.

to de que si se contraviniere á lo susodicho, se LEY XXXVII.

procederá por nuestro consejo de las Indias, y

castigará á cualquiera que lo ejeculare y per. D. Felipe IV en el Pardo á 12 de enero de 1650.

mitiere. (11)
Que no se provean los oficios en Interin sin testi.

LEY XLI.
monio do que estan vacos, ni a los provcidos se so-
carra con sulario unticipado, ni ayuda de costa.

D, Felipe III en Madrid á 16 de abril de 1618.

Que el oidor que fuere d comision no pueda Uevar
Porque en algunas ocasiones han poinbrado

mas salario que el suyo y el de la comision.
los vircyes y presidentes gobernadores de nues-

Ordenainos que al oidor tras reales audiencias á personas que sirvan en

que

saliere á algu

na comision se le pague solo el salario de oidor,
interin los gobiernos y corregiinientos , , que y el de la comision, y que el de gobernador ó
son á uuestra provision, con solo noticia ó voz

corregidor, aunque lo haya de ser en interin,
de que son fallecidos los propietarios, y hecho no lo cobre oi lleve mas.
socorrer anticipadamente a los nombrados, con
dinero de ouestras cajas reales por cuenta de

LEY XLII.
sus salarios, de que resultan gravisiinos incon El emperarlor D. Carlos y la enperatriz gobernadora
venientes: Ordenamos y mandamos á los suso

en una ordenanza autigua del año de 1530. D. Feli

pe il en Toledo, ordenanza 54 y 59 de las de 25 de dichos, que no hagan tales provisiones en inte

de 1596. Y en la ordenanza 27 y 32 de audien-
rin, si no les coustare por testimonio auténtico

cias del año de 1563.
de la vacante de los oficios; y en cuanto a los Sobre el conocimiento de los pleitos y demandas
socorros y anticipaciones de nuestra hacienda у tre presidentes, oidores, alcaldes fiscules y otras
cajas reales, se guarde la prohibiciou por Nos

personas.
hecha , de que a ninguno de los proveidos en

que los presidentes, oidores, aloficios, eon cualquier causa ó pretexto, aunque caldes y fiscales no puedan traer pleito, ni desea de nuestro real servicio, se le socorra, ni manda civil en priinera instancia en nuestras auticipe alguna cantidad por ayuda de costa, ni reales audiencias

por interes suyo ni de sus musalario, y vireyes y presidentes no puedan geres, hijos, ni hermanos, que del conocimien. dispensar ea esto, y asi se egecute inviolable. to de estos pleitos y demandas inbibimos a los mcute.

oiilores de ellas, y permitimos que conozcan LEY XXXVIII.

solamente los alcaldes ordinarios de las ciuda

des y villas donde residieren los demnandados, y D. Felipe IV en Madrid á 28 de junio de 1630.

vengan en grado de apelacion à nuestro conseQue los oidores no lleven sulario por comisarios de jo de lodias, sicudo la causa de mil pesos ó mas fábrica de iglesia.

cantidad; y si el demanılado quisiere apelar paLos oidores que fueren nombrados por co ra la audiencia y no para el consejo , lo pueda misarios de fabrica de alguna iglesia metropo- hacer ; mas el presidente. oidor, alcalde, fislitana , ó catedral de las Indias, y señalado sa cal, sus mugeres, hijos y hermavos no tengan lario por esta ocupacion, no le puedan llevar, tal eleccion; pero si la demanda ó pedimento y uuestros oficiales reales retengan del salario se pusiere a los presidentes, oidores , alcaldes o de sus plazas la concurrente cantidad, y los vi- fiscales, sus mugeres, hijos o hermanos, puereyes y presidentes lo hagan egecutar. dan los actores pedir, demandar y usar de su

derecho ante las mismas audiencias, ó los alcal. LEY XXXIX.

des ordinarios, y mas puedan los actores inter-
D. Felipe II en Madrid á 26 de mayo de 1573. poner las apelaciones de los alcaldes ordinarios
Que de los presidentes y oidores y los demas minis-

para las mismas audiencias. (12)
tros que gozan salurio se les pague, estando ausen-
tes por justus causis.

(11) Esta lev se esplica en cédula de Madrid de

9 de julio de 1685, y se mandó poner ejecucion en Es vuestra merced y voluntad á

pre favor de D. Fervando Marques, alcalde del crimen sidentes y oidores y los demas ministros de de Lima , y gobernador de Huancahélica en real ornuestras reales andiencias que gozan salario por

den de 9 de marzo de 1787. Véase la ley 47 , tit. 15,

lib. 5.
sus plazas y ocupaciones, se les pague, estando

(12). Por real cédula de 15 de noviembre de 1758,
ausentes
por justas causas.

se declara no estar comprendidos en esta ley los
TOMO I.

62

en.

Mandamos que

[ocr errors]

Pus

[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

1

[ocr errors]

que a los

[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

LEY XLIII.

LEY VIV: El emperador D. Carlos y la reina de Bohemia goe D. Felipe III en Valladolid í de inny? de 1675. bernadora en 7 de julio de 1550. Y el principe don

Que los oidores no pueden conocer le lus causas cri. Felipe goberna lor er 5 de junio de 1552. Y retirando en la ordenanzn 35 de auliencias. Y en la 21 de Ma

minules de vireres o presidentes. pila. D. Felipe III eq Val a tolid a 3 de mayo de 1605 Ordenamos y mandanos que si los vireyes Que los presidentes juntamente con los alcaldes or ó presidentes connetieren delitos, los ojdores de dinarios conoze'iul de las callsas criminales ile oido.

nuestras reales audiencias no conozcan de ellos. res y fiscales de las audiencias. Otrosi ordenainos qne los presidentes conoz.

LEY. XLVI. can de las causas criminales de los oidores y El emperador D. C:oclos en las ordenanzas de 1530. fiscales, juntamente con los alcaldes ordinarios,

Que los jueces de residencia de oiilores , alcaldes y sin embargo de cualquier ordenanza que dis- fiscales, hallando que merecen pena de muerte, proponga lo contrario: y en cuanto a los vireves cedan á prision y emburgo y los remitan á éstos

reinos con los procesos fenccidos. presidentes de nuestras reales audiencias de Lima y Méjico se guarde la ley siguiente. (13)

Mandamos que los jueces por Nos proveidos

para tomar residencia á los oidores, alcaldes LEY XLIV.

del crimen y fiscales de las audiencias, conforD. Felipe III eo San Lorenzo á 5 de setiembre de ine á las leyes de este libro, y à las ordenanzas 1620.

de ellas, y á las otras instrucciones que de Nos Que los vireyes puedan conocer de causas crimina Hevaren, hagan y adininistren lo que hallaren

les contra oidores, alcalıles r fiscales. por justicia, asi a nuestro fiscal como a las parLos vireyes de Liina y Méjico tengan juris

tes que lo pidieren ; y si los residenciados hudiccion para proceder de oficio, ó á pedimento bieren connetido delito por el cual merezcan de parte criminalmente contra los oidores , al

p.ni corporal, les hagan prender los cuerpos y caldes y fiscales de las audiencias que fueren

secuestrar sus bieves, y en el primer navio los delincuentes y sentencien sus causas; y si la

envicu presos á estos reinos, conforme á la capena fuere personal ó corporal, no la puedan lida:I del delito, con el traslado de los procesos ejecutar si no procediere consulta hecha sobre que contra ells se hubieren hecho, conclusos ello al nuestro consejo de las Indias, y conforme y fenecidos, de forma que en el consejo no sea á lo que resulviere se deterıninará la ejecucion

necesario hacer mas probaviza ni descargo. que se hubiere de hacer ; y si fuere algun caso

LEY XLVII. de sedicion o alboroto popular, ú otro delito tan enorme que por la pública satisfaccion con El emperador D. Carlos у los reyes de Bohemia govenga hacer en el delincuente alguna demos

bernadores en Valladolid á 7 de julio de 1550 Don

Felipe II en la ordenanza 10, en Toledo á 25 de ma. tracion, en este caso particular, y especialınente el virey, tenga obligacion á conferirlo con

Que cuanılo algun oidor fuere presentado por lestila audiencia, y siendo de las calidudes referi

, la audienciu provea si ha de declarar. das, se proceda a hacer la ejecucion que conven ga; y aunque en seinejantes casos criminales el Ordenarnos que cuando algun oidor fuere virey puede proc.der y preader, y en conse- presentado por testigo, la audiencia provea de cuencia de esto puedará el ininistru susp.ndido

forına que por falta de probauza no se falte a de su ejercicio, ni por esto po:lra el vicey pri

la justicia de las partes, mandándole que diga

lo varle, ni suspenderle de su plaza por senleucia

que supiere, salvo si pareciere que inaliciocon ejecucion; porque en este caso se ha de

samente le presentan para escluirle de juez. consultar á nuestro consejo, que resolverá en

LEY XLVIII.
la ejecucion lo que mas convenga, y no le po-
drá hacer einbarcar

D. Felipe IV en Madrid á 20 de octubre de 1627.
via de destierro
por

у

Allí á 20 de febrero de 1628.
pulsion, si no fuere guardando lo que el conse-
jo resolviere á la consulta. (14)

Que los presidentes, oidores, alcaldes y fiscales,
no sean padrinos de matrimonios ni bautizos, ni

los vecinos lo sean suyos, y los ministros lo puedan suegros y cuñados de los ininistros ni otros parien

ser unos de otros. les por consanguinidad ó afinidad que los espresados Mandainos

que los presidentes, oidores, al. En otra de 22 de diciembre del misino año se ha

caldes del criinen y fiscales en ningun tiempo Bia mandado y declarado en los propios términos. Cuando la sentencia cs interlocutoria puede ape- de inatrimonios ni bautismos de ningunas per

y por ningun caso pued in ser ni sean padrinos Jarse para ante los vireyes ó presidentes, quedaudo en su fuerza lo prevenirlo en esta ley; poi lo que

sonas de sus distritos y jurisdicciones, en cuyas mira a las defuitivas, por célula de 22 de diciembre causas y pleitos fueren ó pudieren ser jueces, de 1753.

couforine à derecho y leves de estos nuestros rei. (13) Mandada observar en cédula dirigida al pre nos de Castilla, y que estos tales taın poco lo sidente de Chile en cédula de 22 de setiembre de 725.

(14) Ni los vireycs ni presidentes parece pueden imponer ninguna pena ilus oidures sin el acuerdo y Perú para suspender y remitir en partida de regisconcurrencia de los regentes. Véase el artículo 62 de tro á los ministros omisos en el cainplimiento de su Instruccion de Regentes, que parece altera á esta obligacion, la que sin embargo parece está revocada lev.

por otra que se divigió al virey del Perú Amat, des. Véase la cédula de San Lorenzo de 19 de no aprobandule ciertas providencias que tornó contra el viembre de 1749, en que se dió facultad al virey del alcalde de corte D. Juan José de la Puente.

yo de 1596.

[ocr errors]

es

[ocr errors]

en ella.

[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]

que nos

[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

les

puedan ser en matrimonios y bautismos de pre audiencia , siendo en caso grave , sea en acuerilo

cerrado, ĵ no teniendo esta calidad sea en presen, sidentes, oidores, alcaldes y fiscales, ni de sus

cia del oidor mas antiguo. hijos; pero bien permitimos que los dichos mr

: nistros sean padrinos de matrimonius unos de

Mandainos á Jos vireyes, presidentes y guotros y de sus deudos y parientes, en cuyos plei

bernadores de las audiencias que cuando sucetos y causas estan probibidos de ser jueces, y diere algun caso de escándalo o publicidad en de los bautismos de sus hijos, y asi se guarde y que sea necesario reprender o advertir á algucumpla inviolablemente, sin contravenir en no de los oidores, alcaldes ó fiscales, lo hagan ninguna forma, porque de lo contrario nos ten en el secreto del acuerdo , asistiendo los oido. dremos por deservido, y se les hará cargo eu res y no olra persona; y si el caso no fuere pų. las visitas y residencias, y serán castigados con

blico ó escandaloso, ni la materia de tanta gra. rigor de derecho. (15)

vedad que obligue á esta demostracion, hagan

llamar al oidor inas antiguo, para que se halle LEY XLIX.

presente, y sin tomar motivo de pasiones par. D. Felipe II en Madrid á 22 de mayo de 1583, y á 7

liculares, guarden la moderaciou debida en el do eu oro de 1588. Con esta ley y la siguiente se vea

tratamiento de nuestros ininistros, de la ley 101, tit. 15, lib 3.

darán cuenta en la priinera ocasion; y los mi. Que los presidentes, nilores, alcaldes y fiscales no

nistros reprendidos ó advertidos estaran con la visilen ú persona alguna, ni vayan a desposorios modestia, sufrimiento y composlura que se reni entierros,

quiere; y si despues tuvieren que satisfacer, Ordenamos á los dichos ministros que pedirán licencia y darán su razon, de forma que no visiten a los vecinos, ni á alguno de ellos

se entienda la verdad; y siendo necesaria algupor ningun caso, ni á otra cualquier persona na averiguacion secreta, por escrito ó de palaparticular, tenga ó no tenga, pueda ó no pueda bra, la bará el oidor mas antiguo, para que se tener negocio o pleito: y asimismo que no va

de satisfaccion a la justicia. yaná desposorios, casamientos ni entierros en

LEY LII. cuerpo de audiencia, ni alguno en particular,

El emperador D. Carlos en la ordenanza de audiensi no fuere en casos muy señalados y forzosos.

cias de 1530. LEY L,

Que los abogados , relatores y escribanos no vivan

con los jueces , ni estos consientan ni los pleiteanD. Felipe IV en Madrid :i 39 de marzo de 1631. Y en

que

los sirvan ni frecuenlen sus casas.
13 de setiembre de 2017. Véase la ley 12, lítulo 2,
libro 8.

Ningup abogado, relator ni escribano de
Que los presidentes , oidores, alcaldes, fiscales y

audiencia viva con los oidores o alcaldes, ni los
contadores de cuentus, no puedan asistir en lus igle. pleiteantes los sirvan ni tengan comunicacion,
sias fiestas , honras o entier ros, y en qué casos continuacion vi conversacion con los dichos jue.
y forma pueden asistir.

ces o en sus casas, ni ellos los cousientan ; y el Ordenamos y mandamos que ninguno de

que hiciere lo contrario sea reprehendido por nuestros presidentes, oidores, alcaldes del cri. el presidente y ojdores , lasta dos veces, y à la men, fiscales de nuestras reales audiencias, y

tercera inultado en el salario de aquel dia; y si
contadores de cuentas de nuestras Indias, las partes , ó sus abogados ó procuradores qui-
yan, asislan, ni puedan ir vi asistir coino par-

sieren inforınarlos de su derecho, ó descubrir-
ticulares en ninguna iglesia ni convento donde les algunos secretos de la causa, bien periniti-
baya fiesta, honras ó cntierro de ninguna per inos que los puedan vir.
sona, si no fuere en los dias eu que concur-

LET LIII.
rieren
en cuerpo

de audiencias a las fiestas de
tabla ó en casos muy señalados y forzosos, con-

D. Felipe II en Maid: id i 23 de julio de 1580. formne à la ley antecedenti, que entonces lo ba. Que los ministros no se dejen ccompañar de nego. rán en la forma que hasta ahora se ha estilado, cianles , ni den lugar i que acompunen á sus muy en nada han de alierar. Lo cual se guarde,

geres compla y ejecute precisa é inviolablemente, sin

Los oidores, alcaldes y fiscales no se dejen dispensacion ni disimulacion alguna , asi en las acompañar de personas que trajeren pleitos en ciudades en que residen las audiencias, como

las reales audiencias, ni den lugar á que acomen todas las deias ciudades, villas y lugares de pañen á sus mugeres, por los inconvenientes sus distritos, porque conviene à nuestro rcal que

de lo contrario resultan.
servicio. (16)

LEY LIV.
LEY LI.

El emperador D. Carlos y la reina de Bohemia go

bernadora en Valladolid á 29 de abril de 1519. MaD. Felipe III en San Lorenzo á 5 de setiembre de

ximiliano у la reina alli á 16 de abril y 2 de mayo
1620. Y D. Felipe IV en esta Recopilacion. de 1550 D. Felipe II allia 9 de mayo de 1569. Para los
Que cuando con viniere reprehender di alguno de la

contratos y grangcrías de los vireyes se vea la ley 74,
tit, 5, lib. 5. Por lo que loca á gobernadores, corre-

gidores, alcaldes mayores y sus tevientes se vea la
(15) Manduda observar por cédula de 25 de no-

ley 47, lit. 2, lib. 5.
viembre cie 1688.
Y por una cedula de 17 de julio de 1775 dirigida

Que los presidentes y ministros de las audiencias á la audiencia de Guatemala se prohibe tambien que

no truten ni contralen ni se sirvan de los indios, los ministros encompadien entre si.

ni tengan grangerius. (16) Véase la ley 104, tit. 15, lib. 3 y su nota.

Ordenamos y mandamos que los presiden

[ocr errors][ocr errors]

va

[ocr errors][ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

+

[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors]

sonas

ellas. (17)

tes, oidores , alcaldes (lel crimen y fiscales no bredichas, aunque las hayan vendido y pasado tengan de ninguna suerte grangerias de gana con efecto a otro poseedor, hayan perdido el dos

mayores ni menores , ni estancias, ni la precio en que se bubieren vendido: y demos de branzas, ni tratos de mercaderias, ni otras ne. lo susodicho, la persona en cuya cabeza hubie, gaciones, ni labores , por sus personas ni otras ren estado puestas en confianza, incurra en pe. interpuestas, ni se sirvan de los indios, de

agua, na de otro tanto como montó el precio en què ni yerba , ni leña, ni otros aprovechamientos,

se hubieren vendido las huertas , casas, tierras ni servicios directa ni indirectamente, pena de ó estancias. la nuestra merced, y de perdiiniento de sus

LEY LVII. oficios, y de todo lo que contrataren, y gran. gerias que tuvieren, y mas mil ducados, lo cual D. Felipe II en Valladolid a 9 de mayo de 1565. aplicamos por tercias partes : las dos á muestra Que los ministros no pued.ın sembrar trigo ni mais. ital cámara у

fisco :

у
la otra á la persona que

Los presidentes, oidores, alcaldes y fiscales lo denunciare. Y permitimos que los indios los

en ninguna forma puedan sembrar trigo ni puedan servir con la calidad contenida en la ley

anaiz 77 de este titulo: y asimismo la

para sus casas ni para vender. ó

persona per. que contrataren con los dichos iniuistros,

LEY LVIII. ó con alguno de ellos, por el mismo caso hayan perdido y pierdan todos sus bienes, y sean

El emperador D. Carlos y la reina de Bohemia go

bernadora en Valladolid á 2 de innyo de 1550, capi. aplicados de la misına forma, las cuales dichas

tulo 3. D. Felipe Il en Lisboa á 27 de julio de 1582. penas mandamos á los presidentes de las au, diencias las ejecuten y hagan ejecutar en

Que los ministros no den dineros conso. que las personas y bieues de los que incurrieren en

Ordenamos y mandamos que por ninguna

via ni forma nuestros oidores, alcaldes ni fiscaLEY LV.

les puedan dar ni den dineros à censo perpétao

ni al quitar.
El emperador D. Carlos y la reina de Bohemia go-
bernadora en Valladolid ii 2 de mayo de 1550. Von

LEY LIX.
Felipe II allí a 9 de mayo de 1565.

D. Felipe Ill en San Lorenzo á 1.o de noviembre Que los oidores , alcaldes y fiscales no tengan casus, de 1610. D. Fe'ipo IV cu Madrid á 30 de junio de chacras, estancias , huerlus ni tierras,

1629. Mandamos que los oidores, alcaldes y fis Que la prohibicion de tratar y contratar se entien.

da lumbien para no tener canoas de perlas. cales en ningun caso ni en manera alguna pue.

Declaramos dan tener ni tengan casas propias para su vi

que

la prohibicion hecha a los vienda, ni para alquilar, ni chacras, ni estan

ininistros de las Indias de tratar y contratar, cias, ni tierras, ni huerlas , ni labren casas, ni coinprende y se ha de entender para que nintiendas en las ciudades donde residieren, ni fue.

guno pueda tener canoas de perlas, ni para otra ra de ellas, ni en otra parte en todo el distrito pesqueria que les pueda ser de alguna ganande la audiencia, en su cabeza; ni en las de otras

cia ni tralo, y siendo necesario, de nuevo las personas directamente o indirectamente, su las prohibimos: Y mandamos que no las tengan por penas en que està dispuesto , que incurran los

si ni por interpuestas personas, ni en compañía que tralaren ó conlratareu ó tuvieren otras

de otros, su las penas que les esten impuestas

en los demas tratos.
grangerias.
LEY LVI.

LEY LX,
D. Felipe III en Madrid a 24 de diciembre de 1615. El emperador D. Carlos en Barcelona á 20 de no-
Que los ministros contenidos en la ley antecedente

viembre de 1542. La reina de Bohemia goberoadora incurran en pena del precio de las estancias , huer en Valladolid á 29 de abril de 1519. Y á 16 de abril tas , Cusas ó tierrus que compraren , aunque las ha y 2 de mayo de 1550. D. Felipe Il en la ordenanyan vendido , y en otro lunto las personas en cuya

ża 30 de audiencias de 1563. Eu Valladolid á 9 de 'cabeza hubieren estado,

inayo de 1565. Y en la ordenanza 37 de audiencias

de 1596. Porque sin embargo de lo proveido por los señores emperador y rey, nuestro abuelo y pa

Que los ministros no entiendan en armadas, desca.

brimientos ni minas. dre, los dichos ministros interponen terceras personas en cuyas cabezas tienen casas y gran Los presidentes, oidores, alcaldes y fiscales gerias , siendo ellos los verdaderos dueños, y á no entiendan ni puedan entender en armadas nuestro servicio conviene, que se castiguen los

ni descubrimientos sin nuestro espreso mandaescesos cometidos, sin aguardar á tiempo de to, ni eu minas, en mucha ni en poca cantidad visitas : Maudamos que deinas de las dichas

pe.

en todo el distrito donde residieren, y los que nas, constando en cualquier tiempo que hu.

contravinieren á lo susodicho, incurran en las bieren comprado o compraren, o puesto, o pu.

penas coutenidas en las leyes antecedentes. sieren en cabeza agena alguna de las cosas so

LEY LXI. (17) Véase la ley 47, tit. 2, lib. 5, y allí la nota D. Felipe IV en Madrid á 27 de marzo de 1629. de la cédula de 15 de junio de 1751 sobie la junta lia

Que los oidores y, fiscales de Santo Domingo no care mada de corregidores y sobre las otras circunstancias con que se perinitió el repartiiniento a los pobres in

guen frulos, y de lo que se les llevare paguen los

derechos. dios; y la posteriormente esped:da en 27 de noviembre de 1761.

Sin einbargo de un capitulo de cédula del

[ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors]
« AnteriorContinuar »