Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors][ocr errors]

lib. 8.

[merged small][merged small][merged small][ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

. habido en negociacioties , tratos y contratos de de los gnbernadores, corregidores , alcaldes ministros y sus criados y allegados: Mandainos mayores y todos los demas ministros de justiá los fiscales de nuestras audiencias que tengan cia, que son à provision de nuestros vireyes ó particular cuidado del cumplimiento y ejecu- presidentes, y se bubieren visto en las audien. cion de lo proveido , pidiendo lo que conven cias , refiriendo la sentencia que con cada uno ga si supieren o entendieren que se contravie. se hubiere pronunciado, y las penas y conde

. ne á alguno o algunos de los casos contenidos naciones impuestas , y si las ha pagado ó no, en las leyes que de esto tratan.

y si ha cumplido con el tenor de la sentencia, LEY XXV.

para que anotado y prevenido en las relaciones

puestas en las secretarios del consejo de serviD Felipe III en Madrid á 16 de enero de 1619. Véa cios , partes y calidades de los pretendientes, se con la ley 61, tit. 2, lib. 3 con la ley 9, tit. 26,

cuando se hicieren las proposiciones de oficios Qire los fiscales contradigan las prorogaciones de los

que Nos proveemos, y en todo tiempo conste

de los méritos de cada uno, y se proceda con el corregimientos.

acierto y ajustamiento que conviene. Ordenamos á los fiscales de audiencias, cu

LEY XXIX. yos presidentes fuereo vireyes ó tuvieren el go. bierno superior de la tierra, que tengan parti D. Felipe II en la ordenanza 84 de 1563, en Tolecular cuidado de contradecir las prorogaciones

do á 25 de mayo de 1596. Ordenanza 92 de Au

diencias. de los oficios que fueren á provision de los vireyes y presidentes, de forma que por ningun ca

Que los fiscales defiendan la jurisdiccion y hacienda

real so por ellas ni por tácita ni espresa disimulacion

el palrunazgo, y pidan que se castiguen los

pecados públicos, y den cuenta de todo. ninguna de las personas nombradas por los vi: reyes y presidentes sirva inas tiempo del que y

Ordenamos á los fiscales que tengan gran se le pertnite , conforme à leyes y ordenanzas;

cuidado de la defensa y conservacion de la jusi para la ejecucion y cumplimiento de lo sobre risdiccion, patrunazgo'y dicho fuere necesario que las audiencias pro- tigo de pecados públicos, y de darnos cuenta vean y ordenen alguna cosa, acudan a ellas con particular relacion de todo lo que en esto

hubiere para que asi lo hagan.

у
de cuanto mas convenga

á nuestro
real servicio.
LEY XXVI.

LEY XXX.
D. Felipe II en San Lorenzo á 31 de mayo de 1596

D. Felipe III en Madrid á 3 rle jupio, y eo San LoQue los fiscales procuren saber los que han com

renzo a 14 de agosto de 1620. prado oficios han llevauto confirmacion.

Que los fiscales sigan las causas de inmunidad y otras Conviene saber y entender si las personas ante jueces eclesiásticos, por sus personas o la de hau comprado los oficios que se han bene

sus agentes. que ficiado por nuestro mandado hau llevado

у Los fiscales de nuestras reales audiencias tienen de Nos coufirinaciones dentro del térmi

sigan las causas que pasan ante los ordinarios no que se les la ordenado : Mandamos

y otros jueces eclesiasticos sobre ininunidades fiscales hagan diligencia en pedir a todas las de las iglesias y otros cualesquier negocios y personas que hubieren comprado los oficios,

pleitos por sus mismas personas ó las de sus so-
que manifiesten las confirmaciones, y no las licitadores-fiscales , con que firmen las peticio-
manifestando pidan que seau a premiados á que nes en las cosas y casos que les tocareu ó las
los dejen, ó lo que más conviniere a nuestra real rubriquen.
hacienda.

LEY XXXI.
LEY XXVII.

D. Felipe IV en Madrid á 26 de setiembre de 1623.
D. Felipe Ill ea S. Lorenzo á 18 de octubre de 1607.

Que cuando los obispos proveyeren sobre lo conteni. Que los fiscales procuren que se acaben los pleitos

do en esta ley, el fiscal use del remedio hubiere

que de residencias y reniinciaciones de oficios.

lugar de derecho.

Cuando se ofrecieren casos en que los obisEs importante a nuestro real servicio que se fenezcan y acaben con brevedad todos los plei.

pos reserven en sí las confesiones y absolucio

Des sacramentales de los alcaldes mayores, cor-
tos y causas que estuvieren por sentenciar y de.
terminar en nuestras audiencias, y especial regidores , justicias y ministros de sus distritos
mente los

u otros semejantes : Mandamos que el fiscal de
tocan á residencias de jueces or-
que

la audiencia del distrito se presente en la au-
dinarios, y á renunciaciones de oficios. Y man-
dainos á los fiscales de ellas que tengan parti-

diencia , y use del remedio que hubiere lugar

de derecho. cular cuidado de hacer las diligencias necesa

LEY XXXII. rias para que se acaben y determinen.

D. Felipe II en Aranda á 17 de julio de 1610.
LEY XXVIII.

Que los fiscales pidan lo que convenga sobre donacio-
D. Felipe IV en Madrid á 11 de octubie de 1635.

nes de clérigos á sus hijos y tratos y contratos. Que los fiscales envien testimonio de las residencias A los fiscales toca por la obligacion de sus que se vieren en lus audiencias,

oficios pedir lo que convenga sobre las donacioMandamos á los fiscales que todos los años nes que los clérigos hicieren á sus hijos, y lo que envien al consejo lestiinonios de las residencias hubieren adquir.do en tratos y contratos, y ga

[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]

que los

[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

sos y

[ocr errors]

cosas

nancias que en ellos hubieren tenido contra lo vados y bien tratados, y no reciban alguna modispuesto por los concilios provinciales. Y man lestia, daño o perjuicio en sus personas o hadamos que asi lo hagan, cuinplan y ejecuten cienda. Y mandamos que en todos cuantos ca. con todo el cuidado y la solititud necesaria.

ocasiones se ofrecieren de enviar á hacer LEY XXXIII.

informacion sobre si resulta perjuicio contra algunas personas para conceder tierras de labor o

ó D. Felipe II en 26 de mayo de 1573.

pastos, ú otros efectos, los vireyes , presidenQue los fiscales procuren se ejecule lo dispuesto con.

tes y oidores hagan cilar á los

que

verdaderatra casados en estos reinos que residieren en las Indias.

inente fueren interesados , y á los fiscales de puestras reales audiencias

por

lo
que

locare á
Mandamos que los fiscales hagan instancia los indios, para que todos los susodichos y ca-
con mucho cuidado en que se cumpla y ejecute da uno puedan hacer sus diligencias , y ale.
lo que está mandado acerca de que los casados gar su derecho contra cualquier agravio que en
que estuvieren en las Indias sin sus mugeres su perjuicio pudiere resultar.
vengan a hacer vida con ellas, y sigan las cau-

LEY XXXVII.
sas que sobre esto se movieren, para que se fe-
nezcan con brevedad.

El emperador D. Carlos y el príncipe en Valladolid

á 11 de agosto de 1553. D. Felipe IV en esta recopiLEY XXXIV.

lacion. Véase la ley 10, tit. 2 , lib. 6. D. Felipe II en Monzon de Aragon á 6 de setiem. Que los fiscales tengan por obligacion particular el bre de 1563. Y en la ordenar:za 81 de audiencias de

acudir ci la libertad de los indios. este año en Madrid à 8 de enero de 1575. Alli á 23

Ordenamos y mandamos á los fiscales que de junio de 1587. Y en la ordenanza 93 de audiencias de 1596. D. Felipe IV ea esta Recopilacion.

visto y entendido lo que cerca de la libertad de

los indios está dispuesto, tutgan muy grande Que los fiscales sean protectores de los indios, y los defiendan y aleguen por ellos.

y particular cuidado de reclamar en las audien.

cias universalmente la libertad de todos los inLos fiscales de nuestras reales audiencias dios é indias, de cualquier calidad que sean ó sean protectores de los indios, y los ayuden y

esten debajo de servidumbre, ó color de escla. favorezcan en todos los casos y

que con

vitud, asi de los que residen en las casas y serforme à derecho les convenga para alcanzar vicio de los españoles, como en sus estancias, justicia , y aleguen por ellos en todos los plei-minas, grangerias , labores, haciendas , y en tos civiles y criminales de oficio y partes con otra cualquier parte donde se hallaren deteniespañoles, demandando o defendiendo, y asi dos y sin su natural liberjad, y para que la

go. lo den à entender a los indios y en los pleitos

cen y cese aun el menor perjuicio en materia particulares entre indios sobre hacienda , no

de tan grave escrúpulo, se informen con muayuden a ninguna de las partes , y en las au cha particularidad de las partes y lugares don. diencias donde hubiere protectores generales, de estuvieren, y del número de ellos, sigan y letrados y procuradores de indios, se inforinen prosigan sus causas sobre la libertad, hasta las coino los ayudan, para suplir en lo que falta. fenecer

у
acabar:
y en caso que

los indios é in. ren, y coadjuvarlos si les pareciere necesa dias fuere necesario ser declarados por libres,

les hagan saber y entender que lo son, y · LEY XXXV.

librar todos los despachos que convengan, pa

ra que puedan hacer y disponer de sus persoEl emperador D. Carlos y el príncipe gobernador en

nas lo que quisieren, y por bien tuvierei, coValladolid à 13 de febrero de 1551.

mo libres y no sujetos a alguna especie de serQue siendo el pleito de indio con el fisco se provea vidumbre; y los dichos fiscales hagan y sigan persona que defienda al indio.

estos pedimentos y causas de oficio, en nom. En caso que el fiscal siga pleito contra al

bre de los indios, sin que ellos lo pidan, digan gun indio, y no hubiere protector, ó los pro. curadores estuvieren impedidos porque concur

ni hagan alguna diligencia mas de las que los

fiscales hicieren, de forma que ningun indio ni ren al pleito otros litigantes , noinbre la au. diencia á una persona ,

india deje de conseguir y conservar libertad. la que

hallare mas á
proposito para su defensa. (7)

LEY XXXVIII.
LEY XXXVI.

D. Felipe II ordenanza 83 de 1563. D. Felipe IV en

Madrid á 2 de abril de 1637.
D. Felipe II en Aranjuez á 21 de mayo de 1571. Y don

Que los fiscales no acusen sin delator si no fuere en
Felipe IV en esta Recopilacion.

hecho notorio y no afiancen de calumniu. Que cuando para dar tierras se citaren los interesa

Mandainos das, se cite al fiscal por los indios.

que

los fiscales no acusen sin Deseamos

que
los indios sean en todo rele preceder delator, salvo en hecho notorio, o

cuando fuere hecha pesquisa. Y declaramos (6) La ley 13 , tit. 6, lib. 6, dice que en este ca que

saliendo

por si solos, o coadyuvando al deso el fiscal défienda á uu indio , y el protector al lator, no tienen obligacion de dar fianza de (7) Esta ley 35 se mandó guardar en cédula de

calumnia y costas, y que el delator debe afian.

zar conforme á derecho, aunque nuestro fiscal de 792 se ha mandado que en los casos en que el

le asista y coadyuve.
fiscal lenga que acusar a algun indio, la audiencia
nombre guien le delienda, pagándolo su honorario
de real facienda.
TOMO I

67

dar y

rio. (6)

[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

otro.

XI.

[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

lidad,

[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

LEY XXXIX.

LEY XLII.
D. Felipe II en la ordenanza 117 de 1563. D. Felipe III en San Lorenzo á 14 de agosto de 1625.
Q:le los fiscales pidan memoria de los testigos que se Que los ministros y fiscales escriban al rey con diso

han de ratificar, y los escribanos se la den. tincion y particularidad, escusando generalidudes.
Los fiscales sean obligados, cuando los 'plei-

Cuando los ministros y fiscales de nuestras tos criminales se recibieren a prueba de pedir reales audiencias nos escribieren sobre las matememoria á los escribanos de las audiencias, de rias de su cargo, no usen de términos y palalos testigos para ratificar dentro de tercero dia: labras generales, sino particulares y espciales, y y el dia siguiente, despues que la pidieren, los con tal distincion é inteligencia y fundamen. escribanos se la den,

, pena
de cuatro pesos.

tos, que se pueda poner en cada punto el re-
LEY

medio que convenga, y no se embaracen en es

cribir los casos ordinarios en que las audiencias, D. Felipe IV en Madrid á 7 de junio de 1621. haciendo justicia, hubieren proveido y estuvieQue los pleitos fiscales se vean en las audiencias con ren fenecidos , si no fuere concurriendo alguna cuidado todos los dias, y los ministros sean diligen. novedad tan grande, ú otra especialidad de las les en su despacho.

dispuestas por derecho, por donde se pueda re. Ordenamos que se continúe lo dispuesto por vocar la cosa juzgada, ó en caso que sea de la ordenanza en cuanto al despacho de los plei gobierno proveerse lo que mas convenga, y tos fiscales, y que esto sea con mucha puntua-guardando esta orden nos avisen de todo lo que por ser muchos los que se suelen retar.

se ofreciere digno de nuestra noticia, ó de mas dar, y no pudiéndose comodamente despachar especial provision ó despacho. Jos miércoles, y siendo necesario ocupar mas dias y horas, se haga de forma que se prosi

LEY XLIII. gan, fenezcan y acaben, y que los relatores los D. Felipe IV en Madrid á 7 de junio de 1621. antepongan á lodos los demas; y. si fueren ne Que los fiscales envien cada año relacion de los casos gligentes en la prevencion y despacho el presi.

graves que se ofrecieren. ilente de la audiencia , á pedimento del fiscal, Los fiscales nos envien en cada un año rela. los multe, hasta privacion de oficio; y porque cion de las cosas y casos graves que se ofrecieen la tela judicial, y en el substanciar estos plei ren en las audiencias de sus distritos. tos puede haber inteligencias y dilaciopes , en

LEY XLIV. cargamos y mandainos a los presidentes que una tarde de las del acuerdo, ú otro dia desocupado D. Felipe III en Lisboa á 24 de agosto de 1619. Don ordenen se haga relacion del estado hasta que se Felipe IV en Madrid á 13 de setiembre de 1627. Y

en Aranjuez á 11 de mayo de 1654. concluyau y pongan en poder del relator en el

Que antes de dar cuenta al rey los fiscales en casos artículo que hubiere lugar de derecho, de for

graves y de gobierno, acudan a los vireyes, presi. ma que en el sustanciar y determinar las cau.

dentes ó audiencias. sas biaya la brevedad que conviene; y el fiscal,

Ordenamos y mandamos á los fiscales que conforme á la ordananza , vaya haciendo dili.

antes de escribir y darnos cuenta en lo tocante gencias cou el presidente, en razon de darle

á casos graves ó medios que se les ofrecieren, ticia de los pleitos fiscales, segun es obligado; y que asimismo, como el presidente ha de pro

para el mejor gobierno de aquellas provincias ú ceder contra los relatores negligentes, lo haga

otras cualesquier materias en que se deba procontra los escribanos de cámara y oficiales que diencias, y les propongan y representen lo

veer , acudan a los vireyes, presidentes ó auen lo susodicho fueren remisos.

que pareciere digno de remedio,

у

fueLEY XLI.

re mas conveniente á nuestro real servicio, pa. D. Felipe II en Cainarena á 2 de junio de 1579. Don

ra que habiéndolo conferido, y comuuicado los Felipe IV en Madrid á 1.o de dicieinbre de 1625. vireyes y presidentes con las audiencias ó con Que cuando los fiscales recusaren a los jueces hagan

otros tribunales ó ministros, nos informen y los dipósitos conforme d esla ley.

den cuenta de lo que conviniere resolver en Mandamos que en todos los pleitos que

nuestro consejo, y con entera notícia se escuse nuestros fiscales recusaren á lo; presidentes, oi.

la retardacion que ocasione enviar por nuevos nores o alcaldes juren y prueben las causas co

informes ; y si estas diligencias hechas por esmo las demas partes , y hagan el depósito con

crito no aprovecharen, en tal caso los fiscales forme a las leyes de las penas de cáinara; pero

nos den aviso y envien los recaudos que fuesi el pleito fuere sobre hacienda real, es nues

ren menester, para que wandemos proveer tra voluntad que le puedan hacer de cualquiera del remedio necesario. hacienda vuestra, que hubiere y estuviere en

LEY XLV.
poder de los oficiales reales, á los cuales orde-
namos y
mandamos

D. Felipe III en Madrid á 20 de setiembre de 1607.
que
den

y paguen lo que fuere necesario para los depósitos, cuando los

Que los fiscales no lleven asesoría de las pleitos que fiscales se lo ordenaren.

sentenciaren en discordia. Es nuestra voluntad

que

cuando á los fiscales se remitieren algunos pleitos en discordia, en que no son partes, no lleven derechos de asesoria como los demas letrados, porque tie nen salario nuestro.

no

Lodo lo que

[ocr errors]

que el

LEY XLVI.

Que el salario de los solicitadores fiscales se pague

de gastos de justicia y estrados.
El emperador D. Carlos y el príncipe D. Felipe en
su nombre en Valladolid á 7 de agosto de 1548. Véa. Es nuestra voluntad que el salario de los
se la ley 37, lit. 4 , lib. 8.

solicitadores-fiscales se pague de gastos de jus-
Que donde no hubiere fiscales, los factores de la real ticia y estrados, y á falta de estos dos géneros,
hacienda hagan las probansas tocantes al fiscal del de

penas de cámara, con que habiendo despues
consejo.

efectos de gastos de estrados, se satisfaga y pa.
Si al fiscal del consejo se le ofreciere tener
necesidad de hacer probanzas y otras diligencias Biere suplido.

gue á las penas de camara lo que de ellas se hu.
en las Indias : Mandamos que los factores de
nuestra real hacienda, donde no hubiéremos
proveido de fiscales, enliendan en esto con to-

Que los fiscales de las audiencias reales no sean
do cuidado y diligencia, y envien respuesta de

asesores del Santo Oficio, y puedan ser con

sultores , ley 22, lit. 19, lib. 1.
lo

que se obrare en los vegocios, sobre
fiscal les escribiere, en que no pongan escusa ni ! Que los acuerdos tengan dias señalados, y con-

viniendo hacerse en otros, se llame al fiscal,
dilacion, que asi conviene á nuestro real ser-
vicio.

y no esté en ellos persona que no tenga volo,
LEY XLVII.

sino el fiscal, leyes •26 y 30, tit. 15, de es

te libro.
D. Felipe II ordenanza 91 de audiencias en Toledo Que en vacante de fiscal sirva el oficio el oidor
å 25 de mayo de 1596. D. Felipe III en Ventosilla á

mas moderno de la audiencia, ley 29, tit. 16
15 de octubre de 1603.

de este libro.
Que siendo necesario solicitador fiscal, se nombre que el oidor mas moderno que hiciere oficio de
como se ordena.

fiscal preceda a los alcaldes del crimen, y es-
Conforme á la calidad y cantidad de nego.

cuse el ir á su sala , ley 30, lit. 16 de eslé
cios fiscales que hubiere, si pareciere conve libro.
niente que cada fiscal de nuestras audiencias que los fiscales de Santo Domingo no carguen
tenga un solicitador, como le tienen los fiscales

frutos , y de lo que se les llevare paguen los
de nuestros consejos y audiencias : Mandamos

derechos, ley 61, tit. 16 de este libro.
que le pueda tener y no mas, cuyo nombra. Que los relatores, escribunos de cámara ni olros
iniento se haga en la forma y por quien se acos ministros nu lleven derechos en causas fisca-
tumbra, y con la moderacion de salario que

les

, y los condenarlos en costas no las papareciere à presidente y audiencia, los cuales

guen por los fiscales. Véunse las leyes 26, 27 se le puedau señalar.

y 28, tit. 22, y la ley 52, tit. 23 de este LEY XLVIII.

libro.

Sobre los demas puntos comunes a oidores, al-
D. Felipe Il en Madrid á 26 de mayo de 1573. Don
Felipe III en San Lorenzo á 3 de setiembre de 1611.

caldes y fiscales, se vean las leyes de los li-
Y en Madrid á 23 de marzo de 1620.

tulos 15 y 16 de este libro.

1.

ZITULO DIEZ

Y

ITUZVE,

De los juzgados de provincia , de los oidores y alcaldes del cri-
теп, , de las audiencias y chancillerías reales de las Indias,

LEY PRIMERA.
D. Felipe II en Aranjuez á 8 de abril de 1565.
Que los oidores de audiencias donde no hubiere al-
caldes hugan provincia en el lugar y tiempo que se

declura.
Establecemos y mandamos que los oidores
de nuestras reales audiencias de las Indias don.
de no hubiéremos proveido de alcaldes del cri.
men hagan audiencia de provincia los inartes,
jueves y sábados de cada semana por las tardes
en las plazas de las ciudades donde residiere la
audiencia, y conozcan de todos los pleitos ci.
viles que ante ellos vinieren de dentro de las
cinco leguas, y cada uno haga la audiencia por
su turno tres meses del año, y tenemos por

bien que de lo determinado por el oidor se pue-
da apelar para la inisma audiencia , y no tenga
voto en los pleitos que como juez de provincia
hubiere sentenciado. (1)

LEY II.
D. Felipe II en Madrid á 19 de diciembre de 1568,
Y en el Pardo a 8 de abril de 1673. Y D. Felipe IV
en Madrid a 3 de setiembre de 1624, y 20 de octubre

de 1627.
Que los alcaldes del crimen de Lima y Méjico hagan

audiencia de provincia como se orden...
Mandamos que los alcaldes del crimen de
Lima y Méjico hagan audiencia de provincia
(1) Ni se halle presente cuando se vote

у

determine el pleito , ley 25, lit. 15 , lib. 2.

[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

en las plazas y no en sus posadas, los marles, | presentes; y en caso que mueran ó se ausenten jueves y sábados por las tardes de cada semana, todos los alcaldes se nombren letrados

que

bas coino es costumbre en estos reinos en las chan gan audiencia de provincia. cillerías de Valladolid y Granada, y los vireyes

LEY IV. · y presidentes lo hagan ejecutar, y que conozcan de todas las causas y pleitos civiles

D. Felipe III en S. Lorenzo á 27 de julio de 1613. hu

que biere y se ofrecieren en las dichas ciudades den.

Que el oidor asesor de cruzıda haga audiencia de

provincia d hora acomodada para todo. tro de las cinco legnas, guardando en hacer las audiencias, y asistir á ellas en las horas y cono.

El oidor asesor de la Santa Cruzada donde cimiento de los negocios, la orden que se tiene no hubiere alcaldes del crimen haga la audien. y guarda por los alcaldes del crimen de Vaila- cia de provincia cuando le tocare, en los dias dolid y Granada, y que despachen todas las cau. у horas mas acomodadas, de forma que no haga sas ante los escribanos de provincia que tuvie- falta para todo, y los presidentes den las orderen tilulo nuestro, y no ante otras personas.

nes necesarias. LEY I!I.

LEY V. D. Felipe II en S. Lorenzo á 31 de julio de 1573. D. Felipe III en Madrid á 16 de marzo de 1607. Que muriendo ó ausentindose algunos alcaliles no Que los jueces de provincia den los despachos para se notubre oiilor en su lugar para hacer provincia, y oficiales reales por requisitoria y no por nuindafaltando lodos, nombren letrados que la hagan.

miento. Ordenamos que si sucediere morir ó au. Declarainos que en todos cuantos casos se sentarse alguno o algunos alcaldes del cri ofreciere dar despachos los jueces de provincia men no se nombre a oidor en su lugar para ha. para oficiales reales, se deben y han de ordecer audiencia de provincia, y los escribanos del nar por requisitoria , y no por mandamiento, alcalde o alcaldes difuntos o ausentes, se re sin embargo de cualquier costumbre que haya partau entre los demas alcaldes que estuvieren en contrario.

calid:

urder

Lo

[ocr errors][merged small][merged small][merged small]
[ocr errors]
[ocr errors]

LEY PRIMERA.

LEY III. D. Felipe Il ordenanza 97 de audiencias. En Toledo El emperador D. Carlos y el príncipe D. Felipe goá 25 de mayo de 1596.

bernador en Madrid á 31 de mayo de 1552. Y el carQue si los alguacilés mayores de audiencias se guar deval gobernador o 27 de octubre de 1540. Y D. Feden las preeminencias que a los de las de Valladolid lipe IV en esta Recopilacion. Véase la ley 16, tit. 7, y Granada,

lib. 5. Mandamos que á los alguaciles mayores de que los vireyes y audiencias y las demas justicias nuestras audiencias de las lodias se les guar

usen sus oficios con los alguaciles mayores y sus te

nientes. den las liouras y preeminencias, lugar y asiento que tienen los alguaciles mayores de las de Ordenamos á los vireyes y audiencias y Valladulid y Granada. (1)

las demas nuestras justicias, que en los negocios LEY II.

y casos que se ofrezcan y sea necesario ejecutar D. Felipe II en Madrid á 25 de noviembre de 1578.

algunos autos ó mandaunientos, usen sus oficios Y D. Felipe IV en esta Recopilacion.

con los alguaciles mayores ó los tenientes que Que el alguacil mayor de la auliencia tenga el lugar

para esto fueren aprobados. que se declara.

LEY IV. Cuando el alguacil mayor de la audiencia D. Felipe II ordenauza 111 de audiencias de 1595. fuere á la sala donde se hace audiencia pública que los alguaciles mayores ejecuten lus ordenanzas y á la visita de cárcel que hicieren los oidores,

de gobierno, se asiente (lespues del fiscal en el banco y asiento de los oidores, y en los actos públicos, mi

Los alguaciles inayores de audiencias hagan sas, procesiones, visitas generales y recibimien. y egecuten lo que está mandado en las ordetos sea su lugar despues del presidente, oidores nanzas para el buen gobierno y regimieny fiscales asi en el ir por su orden en el lugar to de la ciudad ó villa donde residiere audoude fueren, como en el asiento.

diencia.

(1) Véase el tit. 7 , lib. 5,

por

lo con el presente.

que concuerda

« AnteriorContinuar »