Imágenes de páginas
PDF
EPUB

que se debiere.

los puertos de nuestras Indias que tengan es reales y escribano del juzgado; y si no la enviapecial cuidado de tomar juramento à todas las ren en esta forma , se les haga cargo por ello personas que quisieren salir de ellas, sobre si

en sus visitas y residencias, han sido a su cargo algunos bienes de difuntos,

LEY XLI. y si hubieren sido tenedores o albaceas, y pareciendo haberlo sido, ó deber algunos bienes de D. Felipe Il en Madrid á 11 de noviembre de 1580. difuntos, no los dejen salir sin llevar testimo.

Que los escribanos den cada año al cabilelo los tesnio de haber dado cuenta con pago, pena de tamentos , y éste al juez general , si lo mandare. que la darán y pagarán los alcances por los albaceas , testamentarios y tenedores , si de otra

Si el juez general mandare a los escribanos forma los dejaren salir, ó por su negligencia que le den los testamentos de los difuntos, los salierei).

entreguen al escribano de cabildo, y este al LEY XXXVIII.

juez que en caso de contravencion les impon

drá las penas que convenga hasta que lenga D. Felipe II en Madrid á 8 de febrero de 1575. Don

efecto. Felipe IV en esta Recopilacion. Véase la ley 53, ti

LEY XLII. tulo 7, lib. 10, y allí la ley 70, tit. 12. Que no se de' licencia d persona ninguna para venir

El emperador D. Carlos en Granada á 9 de noviein

bre de 1526, cap. 6. D. Felipe IV en esta Recopid estos reinos, si no constare que no es deudor de

lacion. bicnes de difuntos.

Que donde no hubiere herederos y ejecutores de Los vireyes , audiencias y gobernadores no testamentos , los jueces de bienes de difuntos no code licencia á ninguna persona, de cualquier

bren los bienes. calidad que sea, para venir à estos reinos, si Mandamos que cuando de algun difunto primero no les constare por testimonio de la pareciere testamento, 'y los herederos ó ejecujusticia y escribano de la ciudad, villa ó lugar tores estuvieren en el lugar donde falleciere ó de donde fuere vecino, que no debe cosa al. vinieren á él, en tal caso el juez general ni la guna á los bienes de difuntos.

justicia ordinaria no se entrometan en ello, ni

tomen los bienes, y los dejen cobrar á los beLEY XXXIX,

rederos o cumplidores ó ejecutores del testa D. Felipe IV en Madrid á 16 de abril de 1639, capí- mento, y si algunos se bubieren col rado, el tulo 16.

juez general ó justicia se los entreguen, dando Que el juez general envie cada año relacion de lo cuenta con pago á los herederos o ejecutores ; y

esto mismo se guarde cuando en el lugar don

de fallereciere el difunto estuviere ó viniere á Conviene que Nos tengamos entera noticia

él de los que debieren bienes de difuntos , y si

persona que tenga derecho de heredar sus

bienes ab intestato, porque en cualquiera de en poder de algun ministro ó criado de los vireyes, presidentes, oidores, fiscales oficiales

estos dos casos ha de cesar y cesa el oficio de los de nuestra real hacienda ha parado ó para al.

jueces de bienes de difuntos, y se ha de

guar

dar lo contenido en esta ley, asentando el esguna de este género , y por qué titulo • causa,

cribano del juzgado en su libro la razon de toque ha pasado : Ordenainos y mandamos al juez general que nos envie en cada un año

do, para que se sepa cuando convenga la

perrelacion may particular de las deudas y perso

sona que heredó al difunto. (4) nas que las debieren, cou certificacion de los

(4) Por real cédula del Pardo de 31 de enero de oficiales reales, y fé del escribano de el juzga 1772 con motivo de la competencia entre el alcalde or do , de que no hay otros deudores, para que dinario y el juez de bienes de difuntos sobre á cuál de con vista de

lo
que mas con-

los dos tocaba hacer los inventarios de D. Juan An

tonio Bustamente por haber dejado tres herederos venga.

ausentes en España y siete en Lima, resolvió S. M., LEY XL.

que no solamente han debido en el caso de que se El mismo alli, cap. 17. Y en esta Recopilacion.

trata formarse los inventarios por el juzgado de bie

nes de difuntos; debiéndose practicar lo mismo en los Que el oidor que acabare de ser juez, envie al con semejantes que ocorran en lo sucesivo, sino que con sejo la relacion que se ordena.

respecto al principalísimo fin de la creacion de tales Mandamos los jueces generales luego de los bienes del difunto pertenecientes á personas

juzgados, que es la legitimna recaudacion seguridad que se cumplan los dos años de su juzgado, nos residentes en estos reinos, «he resuelto, que aun en envien relacion del estado en que hallaron los «aquellos casos en que segun la disposicion de las lebienes de difuntos cuando entraron á ejercer

« yes deben conocer las justicias ordinarias, si por ra

« zon de legados o de otro cualquier motivo tuvieren este cargo, qué pleitos habia pendientes, cuán

« intereses algunas personas residentes en España, tos fenecieron , asi de los atrasados como de los «esten las referidas justicias obligadas a participarlo que se comenzaron en su tiempo, y del que tu « al juez de bienes de difuntos para que al tiempo vieren los no fenecidos, y de la hacienda

« oportuno se remita el caudal correspondiente á escieron remitiren cada uno de los dos años a la casa

atos reinos, con noticia é intervencion del mismo de contratacion Sevilla, con declaracion de

a juez; pues esto, sin perjudicar de modo alguno la

a jurisdicciou ordinaria, asegura la conduccion de dilas cantidades de bienes conocidos y de los vacan. «chos bienes para su entrega á los legitimos interetes, distinto lo uno de lo otro, y de las deudas

у

a sados.» efectos que hallaron atrasados, refiriendo los

Sobre el conocimiento de intestados en que no hay

herederos y quedan los bienes vacantes. Véase la céque hicieron cobrar y los que no cobraron en

dula de 19 de noviembre de 789. su tiempo, y con certificacion de los oficiales

La verdadera inteligencia de esta ley 42 y siguien

y lo

todo se provea

que hi

[ocr errors]

con

que

si el que

en

[ocr errors]

LEY XLIII.

recaudos, y no se entreguen los de estrangeros, ni

de naturales á estrangeros. D. Felipe IV en Madrid á 5 de octubre de 1653. Y en esta Recopilacion.

Ordenamos y mandamos á los vireyes y auQue en el conocimiento de las causas de los que

diencias que si personas legitimas con recaumucren ab intestato, ó memorias particulares

dos bastantes acudieren á pedir los bienes de se proceda conforme á esta ley.

difuntos en las Indias, se los manden entreOrdenamos que

las causas de ab intestatos gar no siendo de estrangeros ni de naturales á se traten y conozcan en los juzgados de bienes estrangeros, en que han de tener particular de difuntos, aunque no conste de la calidad de cuidado y advertencia , y en que para ello, y que

los herederos é interesados esten en estos Jas demas justificaciones necesarias se examinen reinos de Castilla ó fuere donde sucediere la con gran vigilancia los recaudos y legitimacion muerte, con tal meditacion, que si el difunto de personas, de forma que no se contravenga dejare en la provincia donde falleciere noto á las prohibiciones hechas en esta razon por el riamente hijos ó descendientes legitimos ó as- riesgo que tiene la verdad en tau grande discendientes, por falta de ellos, tan conocidos tancia. no se dude del parentesco por descenden

LEY XLV. dencia o ascendencia, no ha de conocer el juez

El mismo en San Lorenzo á 27 de octubre de 1626. general sino las justicias ordinarias, y no con

Y en esta Recopilacion. tando con notoriedad lo contrario, tocará el

Que no se entreguen bienes de difuntos sino á he. conocimiento al juez general, y faltando here rederos, ó con poderes suyos legitimos; y en cuanderos , quedaràn los bienes vacantes, y tocará

to á los acreedores guarden las leyes, cédulas y

ordenanzas. el conocimiento al juzgado de bienes de difuntos, pues el privilegio fiscal escluye á la juris

Las personas que pidieren ienes de difundiccion ordinaria en este caso ; pero

tos en las Indias han de parecer personalmuriere dejare memoria en forma de testainen mente en las audiencias ú otros

por

ellos to, que se ha de verificar con testigos , ó sien virtud de sus poderes legitimos, y, bien do estranjero hiciere testamento, aunque de examinados y han de ser herederos , y de otra je herederos en estos reinos, toca el conoci. forma no serán oidos ni admitidos. Y mandamiento de ellos á la justicia ordinaria con el mos que con los acreedores á los dichos bienes recurso de apelacion y suplicacion , conforme que pidieren la paga de sus débitos, con recauá nuestras leyes y ordenanzas. Y para mayor dos legitimos y bastantes, los jueces generales justificacion mandaınos que sucediendo cual y reales audiencias en el grado que les tocare, quiera de estos dos casos, no baste la determi. guarden y cumplan las leyes, cédulas y ordenacion del juez ordinario, ni su sentencia se nanzas que sobre esto se han despachado predeclare por pasada en autoridad de cosa juzga- cisa y puntualmente , y sin esceder de ellas. da si no conocieren primero nuestras reales au

LEY XLVI. diencias de lo deterininado por la justicia ordinaria , donde es nuestra voluntad que para

El emperador D. Carlos y el príncipe D. Felipe en

su noinbre en la ordenanza 100 de la Casa. Los reesto se lleven y pasen los procesos de esta cali

yes de Bohemia en la dicha carta acordada de 1550, dad, aunque por las partes no se interponga cap. 13. D. Felipe III en San Lorenzo á 20 de junio apelacion de las sentencias. (5)

de 1609.
LEY XLIV.

Que los albaceas y testamentarios envien los bienes
que

hubieron de remitir dentro del año de su albaD. Felipe IV en el Pardo á 9 de enero de 1623. En

ccazgo, con la cuenta y razon, registrados y conMadrid á 28 de mayo de 1625. Y en esta Recopila-signarlos a la casa, con relacion de lo que quedare ciou.

por cobrar, y pasado el año den cuenta con pago,

si no hubiere inandado otra cosa el testador. Que al entregar bienes de difuntos se examinen los te debe verse en la cédula de 27 de junio de 753, in

Los albaceas, testamentarios , herederos y serta en otra de 3 de abril de 791, en que dice

que

tenedores de bienes de difuntos que conforme estos juzgados son para recoger los bienes de los que á sus testamentos tuvieren obligacion á restimuereu dejándolos á ausentes por testamento ó sin él.

tuirlos ó parte de ellos, á personas que viven Sobre esta ley 42 y siguiente debe tenerse presen

en eslos nuestros reinos , sean obligados á ente, que fallecida en Lima la condesa de Visla-florida, dejando por su heredero en España á su hijo primo viarlos dentro de un año, habiendo cumplido génito, que tenia dado poder para el caso a su cuna

y ejecutado lo que toca al ànima del difunto; do D. Domingo Ramirez, intentó el juzgado conocer

у si lo que restare no estuviere cobrado, de la testamcutaría de la condesa; y por cédula de

envien lo

que

fuereu cobrando, con el tes. 30 de octubre de 92 se mandó pasasen los autos al alcalde ordinario á quien el juzgado disputaba la ju tameuto, inventario, alunoneda

у

relacion risdiccion sobre este negocio. Igual declaracion con de lo que faltare por cobrar á costa de los tieae la cédula de 25 de octubre de 1791 en la testa

bienes , registrado en navío de registro, y inentaría de D. N. Panizo; y debe notarse en ella,

consignado a la casa de contratacion de Sevi. que allí aprobó S. M. el auto del gobierno en que

lla á riesgo de los mismos bienes, para que connotó que

la audiencia hubiese intentado tomar conocimiento del artículo de competencia formado por el forme a las leyes y ordenanzas que de esto tradefensor del juzgado.

tan, se entreguen a quien los ha de haber; y (5) Pero debe advertirse, que por cédula de 19 si por falta de navios ú otro justo impedimende noviembre de 89 se declaró, que luego que el juz

to no lo pudieren cumplir dentro del año, gado haya decidido ser bastantes los bienes, debe comunicarlo a la intendencia para el uso de su autori sean obligados á dar cuenta con pago al juez dad y facultades en todo lo que es real hacienda. general y oficiales reales, los cuales envien la

[ocr errors]

coslas que por

cuenta y razon firmada de su nombre con lo

LEY XLVIII. procedido y alcanice, y los albaceas y testamen.

D. Felipe III en Almada á 1.9 de junio de 1619. Y tarios no puedan tener estos bienes en su poder

D, Felipe IV ep esta Recopilacion. mas de un año , aunque sucedan unos á otros, Que no habiendo herederos en las Indias, se envien pena de pagar con el doblo lo que mas tiempo

los bienes de difuntos a España. retuvieren en su poder, que aplicamos mitad

Mandamus á los jueces generales y oficiales para nuestra cámara y fisco , y la otra mitad para los herederos y personas que lo hubieren

haya en esos juzgados de difuntos ú otros cualesquice de haber, demas de pagarles todo el daño y

ra de invertir el quinto de los que mueren ab intes

Lato en fundaciones piadosas por el alma del difuuto la retencion se recreciere a los en patronatos de legos, capellanias vi en otra forma, interesados, salvo si el testador en su testamen y todos guarden y cuinplan precisa y literalinente, to mandó otra cosa, porque aquello se ha de

la cédula de 20 de junio de 1966, entregando inte

gros y sin deducciou alguna los, bienes cumplir. (6)

y herencias de los que muereu ab intestato a los parientes que LEY XLVII.

debeu heredarlos, quienes harán por si mismos el

funeral y, sufragios que se acostumbran en el pais El emperador don Carlos y el príncipe D. Felipe y con arreglo à la calidad, caudal y circunstancia del reyes de Bohemia alli, capítulo 13, y ordenanza 10i. difunto , sin hacer novedad por lo pasado. Sétima, Que en las mandas , legados , deudas, obras pias y

que con arreglo a lo declarado en cédula de 7 de mayo

de 1782, con motivo de la testamentaria del otras disposiciones, se guarde la ley antecedenté.

brigadier don José Molina, que falleció en Nueva En las mandas, legados y disposiciones España, no conozcan esos juzgados de difuntos de las que los testadores hicieren por descargo de sus

testamentarias en que los herederos estan presenconciencias, deudas, obras pias y otras cosas,

tes, aunque haya mandas ó legados ultramarinos,

bastando que los herederos ó albaceas en estos casos a personas que residen en estos reinos, los he cumplan cou lo dispuesto por las leyes 46 y 47 del rederos , albaceas, testamentarios y tenedores tit. 32 , lib. 1.° S'eudo mi real ánimo queden absode bienes , guarden y cumplan lo contenido en

lutamente derogadas cualesquiera de ellas, como la ley antecedente, con las penas y aplicaciou. fueren contrarias a estas declaraciones. Por tanto,

las reales cédulas que se hallen espedidas en cuanto pes alli contenidas. (?)

mando á mis vireyes, audiencias y gobernadores

de mis reinos de las ludias , Islas Filipinas adyacen(6) Estinguida la casa de coutratacion por real les , guarden, cumplan , y ejecuten y hagan guardesrelo de 18 de junio de 1790 se han maudado eu cedula de 19 de julio de 1792, que supuesto que eo

dar , cumplir y ejecutar esta mi real' resolucions ha

ciéndola entender a todos aquellos a quienes corresconsecuencia solo debeu entrar eslos bienes por via de depósito en la tesoreria de real hacienda de Cádiz,

ponda, por ser asi mi voluptad. Fecha en San Ilde

fonso á 28 de setiembre de 1797.-Yo el Rey.-La cécorriendo su cueula y razon á cargo de la contaduría dula de 27 de abril del año de 1881 que se cita, del consejo para escusar embarazos en aquella ciudad manda

que el juzgado general en los casos de su coSubre los lletes, los oficiales reales de América los nocimiento observe las misinas reglas que las justiajusten allí al tiempo del embarque.

cias ordinarias en cuanto á validacion ó nulidad de (7) Debe tenerse muy presente en la materia la

testamento, faccion de inventarios etc., cuando la he. real cédula de 28 de sctiembre de 97 , la que por su rencia corresponda á obras pias ó los testadores y hesuma importancia se copia casi literalmente, y con rederos sean clérigos. La misma cédula ordena que tiene los artículos à reglas siguientes:

la jurisdiccion eclesiástica no se mezcle acerca de la : Primera , que d chos juzgados no couozcan con validacion ó nulidad de lestamentos, nacei inventaningun motivo de las herencias ab intestato ó extestamento de los que dejan en las partes en que

rios, sequestros etc., aunque los testadores y heredeinueren descendientes legítinios, ó ascendieutes,

ros sean clérigos ó hayan instituido á su alma ó de

jado alguna otra obra pia, por corresponder todo esparientes transversales dentro del grado que por de to á las justicias ordinarias. La cédula de 20 de junio recho deben heredar. Seguoda , que para que estos de 1766, que tambien se cita , ordena, que se objuzgados puedan tomar conocimiento haya de cons

scrve literalmente la ley 10, tit. 4, lib. 5 de Casti. Iar de público o notorio, ó por diligencias judiciales lla, y que en su consecnencia las herencias de los que los herederos estan ausentes en provincias Ul que inueran intestados se entreguen sin deduccion tramarinas de estos ó de esos mis reinos, y que es alguna á los que por derecho les correspondan, y inayor el número de los ausentes, en caso de haber

que

solo en el caso de no hacer estos las exequias y los ausentes y presentes. Tercera, que dichos juz

demas sufragios que se acostumbrad en el pais con gados no conozcan de las herencias ex-testamento ó

arreglo al caudal y circunstancias del difunto poab intestado de los indios, caciques ó plebeyos con dran ser compelidos á ello por sus propios jueces, sin ningun pretesto Cuarta , que los juzgados dichos

que de ningun modo se mezcle el juzgado eclesiástino conozcan indistintamente de los bienes de los

co , ni que el secular solo por esta omision proceda clérigos naturales y originarios de aquellos domi hacer inventario de los bienes. Se advierte tamnios; y en su consecuencia declaro fundada la ju.

bien: 1 ° Que por cédula de 9 de mayo de 785 enrisdiccion ordinaria por la presuncion de que existen tre otras cosas ordena , que los que perciban herenen aquellas partes los que deben heredarlos inien- cias ó legados pertenecientes á berederos ó legatatras no conste que la herencia pertenezca a personas rios ultramariuos con poder de estos asiancen á satisresidentes en estos reinos, ó

que en
ellos debe

faccion al juzgado, debidos de bienes de difuntos convertir en obras pias , teniéndose muy presente la de que efectivamente entregarán a los referidos hereal cédula de 27 de abril de 1784 para su observan. rederos y legatarios : 2.° Que por célula de 5 de no. cia en defensa de la real jurisdiccion. Quinta , que viembre de 95 se ordena , que no se haga por ahora asi los jueces de bienes de difuntos como los ordina

novedad en cuanto no obligar a los testamentarios de rios cuando pareciere testamento con herederos ó ultramarinos á que muestren al juzgado las, memo. ejecutores presentes , dejen cobrar los bienes á los rias ó comunicados secretos que les bayan dejado: herederos testamentarios con arreglo á la ley 42, ti 3.° Por cédula de 20 de noviembre de 1801 dirigida tulo 32 , lib. 2, sin molestarlos con facciones de in

al juez de alzadas del consulado de Guatemala , se ventarios ; venta de bienes, costas indebidas ni en declaró quc el juez de difuntos y no el consulado de. otra forma: en razon de lo cual mis audiencias esta

bia conocer del ab intestato de don Francisco Galin, rán á la rnira para corregir cualquier desórden y á pesar de haber sido comerciante y haber muerto contravencion. Sesta, que cese desde luego cual en quiebra por ser aquel europeo y haber dejado en quiera práctica que hubiese habido, ó al presente ! España madie. TOMO I.

81

se

ca.

gar.(8)

. Tit. xxv. de nuestra real hacienda que eu todas ocasio

LEY LII. nes de armadas

у
flotas remitan a la casa de

D. Felipe III en Valladolid á 4 de agosto de 1603. contrataciou de Sevilla , 'registrados por cuen: E. Balsain á 5 de setiembre de 1609. Y eu Lerma á ta aparte todos los bienes de difuntos que no

15 de mayo de 1610. hubieren dejado berederos en las Indias, redu.

Que lus partidas de bienes de difuntos y, redencion ciendo los géneros a dinero, consignado a la de caulivos vengan separadas de la real Hucienila. sa de contratacion de Sevilla , para que hechas Mandamos á los oficiales reales de las Indias alli las diligencias necesarias, contenidas en las leyes y ordenanzas que de esto tratan , justifi-| que en las cartascuentas que enviaren en flutas

y armadas , pongan distintas y separadas las quen los herederos y las demas personas que lo partidas que tocan à bienes de difuntos y rehan de liaber , y se les entregue para que ha. ilencion de cautivos sin mezclarlas con las de gan las obras pias, funden capellanias, y ejecu. ien la voluntad de los difuntos; con apercibi

nuestra hacienda , con relacion particular de lo

que viniere , y orden de que se paguen las cos. iniento de que si los jueces generales escedie tas de las mismas partidas. ren de lo susodicho, se cobrará de sus personas y bienes lo que en otra forma hicieren pa

LEY LIII.
LEY XLIX.

El emperador don Carlos y los reyes de Bohemia go.

bernadores en la dicha carta acordada , cap. 3. El D. Felipe IV en Madrid á 22 de sctiembre de 1629. principe gobernador en la ordenanza 91 de la Casa.

Y D. Felipe IV en esta Recopilaciou. Que los bienes de difunlos se envien con distincion de los que luvieren dueños conocidos ó fueren va

Que los jueces no lleven derechos por asistir á los

inventarios almonedus, cunles,

al escribano

j pregu

nero se les pague á tasacion. Los bienes de difuutos y vacantes por falta de herederos se traigan a estos reinos en la for

Los jueces generales y ordinarios no lleven

derechos en poca ni en mucha cantidad por que hasta ahora, y el juez que los remitiere

asistir a los inventarios y almonedas de las bie. envie relacion particular al consejo de los que tuvieren: dueños conocidos , y aparte de los

nes de difuntos, y tasen y paguen de los mis.

inos bienes al escribano y pregunero lo que me. . bienes vacantes cuyos dueños no parecieren.

recieren , segun su trabajo, dias que se ocupa • LEY L.

ren, y calidad de hacienda , y no les consien

tan llevar derechos de tanto por ciento, pena El inisıno allí á 26 de abril de 1639, cap. 11. Y en esta Recopilacion.

de volverlo con el cuatro tauto. Que lo que montaren las demandas puestas á bienes

LEY LIV. ile difuntos no se remita , y lus deinandas se sigan y fenezcan

D. Felipe III eu Valladolid å 2 de abril de 1605. Ordenamos que si se pusieren demandas à Que los tenedores de bienes no lleven derechos, ģ los bienes de difuntos, y estas montaren menos con los depositarius se guurde lo proveido. cantidad de lo que importaren los bieues, se remita lo demás a la casa de la contratacion, re.

Ordenamos que los tenedores de bienes de

difuntos no lleven derechos de ellos, y en cuanteniendo solamente lo necesario para satisfacer a los acreedores, con relacion particular de

to á los depósitos hechos en generos se guarde lo todo, y de el estado de las demandas y pleitos, los cuales encargamos mucho que se sigan con

LEY LV. todo cuidado , de suerte que el año siguiente El emperador don Carlos y los reyes de Boliemia venga á estos reinos el residuo.

en la scordada, y ordenanza 89 de la casa. El empc

rador en Granada a 9 de noviembre de 1526. D. FeLEY LI.

lipe III co S. Lorenzo a 20 de junio de 1609, Y don

Felipe IV. en esta recopilacion. D. Felipe II у los reyes de Bobemia gobernadores en Valladolid á 6 de inayo de 1550. El mismo y la Que da la forma de inventariar y vender los teslapriucesa doña Juana gobernadora en Valladolid a 1.o

albaceas los bienes de difuntos. de inayo de 1557.

Cuando los testamentarios., albaceas y teQue los testamentos , inventarios y papeles, se frai. gan separados del oro y plata, en parle donde no

nedores, de bienes de difuntos, que dejaren se pueda romper.

herederos en estos reinos , ó conforme a su vo

luntad tuvieren que cumplir y ejecutar en las Los ministros y oficiales á cuyo cargo estan Indias los hubieren de vender , sea en pública los bienes de difuntos , envien á la casa de con. almoneda , con autoridad del juez general y en trataciou los testamentos , inventarios, obliga- su presencia, donde estuviere ó ante la justieiones

у las demas escrituras por duplicado y ci, si no estuviere en el lugar, con las solemen diferentes vageles, separados del oro y pla- nidades y por los términos de derecho y no de ta en parte que no se maltraten, y lleguen eu. Otra forina, y esten obligados a dar noticia en teros roinperse, para que sirvau al efec

el juzgado mayor , para que alli se ordene al to que se reiniten.

defensor si le hubiere en el lugar que asista al

inventario y venta de bienes, y se haga con to(8) Mandada guardar con la 58

da justificacion , pena de pagar cou el doblo cédula dada

por en Buen Retiro á 27 de febrero de 1948, por la omi

todo lo que por su autoridad ó en otra forina sion esperimentada.

vendieren, mitad para nuestra cámara y fisco,

proveido.

mentarios

y sin

el oro que

en la

са

ja ,

y la otra mitad para el juez y denunciador, y enterar las cajas de bienes de difuntos de las declaramos la venta por de ningun valor ni cantidades que se les debieren, y de ellas se hu. efecto; pero si el testador hubiere mandado bieren sacado de becho, y que se remitan en otra cosa , se ha de cumplir su última vo la forma

que

se acostunubra a la casa de la con.. luntad. (9)

tratacion de Sevilla, y que por ninguna cauLEY LVI.

sa vi razon se valgan de este género para niaD. Felipe II en Madrid á 23 de abril de 1569.

gun efecto, porque es hacienda agena. Que para vender bienes de difuntos preceda tasa

LEY LX. cion de peritos. Mandamos

D. Eelipe III en Madrid á 13 de diciembre de 1620. que no se puedan vender biepes de difuntos sin ser primero tasados por perso

D. Felipe IV en esta Recopilacion.

Que los bienes de difuntos en Filipinas entren en nas peritas y de buena conciencia.

la real caja y se paguen en la de Méjico. LEY LVII.

Nuestra voluntad es que el dinero proce. D. Felipe II en el Carpio á 26 de mayo de 1570. Don

dido de bienes de difuntos en las Islas FilipiFelipe IV en Madrid á 23 de mayo de 1622. nas entre en nuestra caja real de la ciudad de

Manila. Y mandainos que la cantidad que mon. Que no se trueque el oro ni saque ninguna cantidad de la caja, y los vireyes, presidentes y oidores no

tare se descuente y pague en la caja real de den lugar á lo contrario.

Mejico del situado que se hubiere de enviar á Ordenamos y mandamos que el juez gene

aquellas islas. ral ni las demas personas que intervinieren en

LEY LXI. la adıninistracion y cobro de bienes de difun

D. Felipe Il en Madrid á 17 de junio de 1563. Dou tos, no truequen hubiere

Felipe IV en esla Recopilacion. ja para intereses ni comodidad particular su Que los bienes de difuntos de la Española se envien ya , ni de los propios bienes, ni tomen ningu.

en cueros y azicar, na cantidad prestada para si mismos ni otra

Mandamos que los bienes de difuntos que persoua, con fianzas ni sin ellas, ni en otra for

hubiere en la isla Española se envien á la casa ni la saquen de la caja , aunque sea á titulo de ganancia é interés , ó(como dicen) ho

de contratacion de Sevilla, como está dispuesnesto lucro , y los vireyes, presidentes y oido

to, y que vengan empleados en cueros y azú. res no consientan ni den lugar á lo contrario.

cares á riesgo de los interesados,

LEY LXII.
LEY LVIII.

D. Felipe II en Aranjuez á 19 de abril de 1589. Don Đ. Felipe III en Segovia á 1 de julio de 1609. Y don

Felipe III en Madrid á 23 de marzo de 1620. Dom Felipe IV en esta Recopilacion.

Felipe IV alli a 26 de noviembre de 1621. Que los vireyes y audiencias hagan cumplir los les Que los bienes de difuntos recogidos en Cartagena, tamentos de los difuntos, y remitir el residuo á no se lleven á Santa ; y los de Santa Marta se estos reinos.

lleven a Cartagena Los vireyes y audiencias tengan muy es Los bienes de difuntos que por orden del cial cuidado de hacer cumplir en todos sus juez general del distrito de la audiencia del distritos los testamentos de los difuntos que Nuevo Reino de Grana:la, se recogieren en la murieren sin herederos en las Indias, y que ciudad de Cartagena, han de entrar en la caja tengan efecto las mandas y legados que se hu. real de ella, para que derechamente vengan å bieren de ejecutar en ellas, y hagan que

el

estos reinos, y no se han de poder llevar a San. juez general recoja y envie el residuo á la casa

ta Fé; y si el jaez general contraviniere á es. de contratacion para que premisas las diligen

to pague los daños que se causaren. Y mandacias necesarias, se paguen los legados , y ha mos al presidente y oidores que no contraven. gan las disposiciones de los testadores , y no lo

gan

á lo susodicho, y los dejen en poder de las retengan ni tomen prestado ni en otra forma,

personas á cnyo cargo debieren estar, sin dar por ningun caso.

lugar á que se retengan en todo ni en parte, y LEY LIX.

vengan en la primera ocasion. Otrosi , mandaque

todos los bienes de difuntos que se reD. Felipe IV en Madrid á 28 de mayo de 1630. Don cogieren en la provincia de Santa Marta se lleFelipe Il año 1573.

ven cada año derechamente á nuestra caja real Que en las Indias no se valgan de bienes de di

de Cartagena, con los testamentos, cartascuenfuntos,

tas, inventarios y almonedas, para que de alli,

conforme a lo ordenado, sean remitidos á la caMandamos á los vireyes y presidentes de

sa de contratacion de Sevilla, las audiencias, que sin omision alguna hagan

LEY LXIII. (9) Este defensor en Chile lleva un dos por ciento por su trabajo escluidos los bienes y caudales des Capítulo de Instruccion de generales de flotas de tivados para memorias y obras pias, segun cédula de

1595. 25 de junio de 68, y en Guatemala por real disposicion de 16 de agosto de 97 tira derechos por arancel.

Que los generales de galeones y flotas hagan cobrar

los bienes de difuntos luego que lleguen a los puerEsta ley 55 se ha mandado observar en real.ce.

. dula de 25 de junio de 68, sedaladumeole en la pare

tos, y que se traigan con los papeles. le que hace escepcion.

Luego que llegaren los generales de galea

mos

« AnteriorContinuar »