Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

LEY XXI.

y habiendo precedido el examen conforme à

derecho, el cual examen se ha de hacer en D. Felipe III en Madrid á 8 de marzo de 1620.

concurso de los mismos opositores , como se Que las sacristias se provean por el patronazgo ; y hace en estos reinos en las iglesias donde los si el lesorero de la iglesia catedral nombrare quien sirva en la sacristia lo pueda hacer á sus expensus.

beneficios se proveen por oposicion, nombran

do examinadores cada año conforme a lo que Mandamos que en la provision de las sa

manda el Santo Concilio de Trento. De los asi cristias de las iglesias de las Indias se guarde examinados y opuestos en esta forma escojan nuestro patronazgo real, sin embargo de cual. los arzobispos y obispos tres los mas diguos y quier uso contrario, y al sacristan que fuere suficieutes para cada uno de los dichos benefinombrado para iglesia catedral, se le acuda con cios, prefiriendo siempre los hijos de padre y el salario que conforme á la ereccion hubiere madre españoles nacidos en aquellas provinde haber; y si con este salario no se pudiere cias, siendo igualmente dignos á los demas ballar sacristan, se le pueda acrecentar por el opositores nacidos en estos reinos y éstos los cabildo de bienes de la inesa capitular hasta la propongan al virey, presidente de la audiencia cantidad coinpetente; y si el tesorero quisiere

si el tesorero quisiereó gobernador de su distrito, por su orden, esnombrar persona que sirva en la sacristia para presando la edad, órdenes de epístola, evange.' lo que toca su dignidad, lo pueda hacer, pa lio ó misa, y grados de bachiller, licenciado ó gándole á espensas suyas.

doctor en teologia ó cánones, y su naturaleza, LEY XXII.

y los beneficios que hubiere servido y las de

mas calidades y requisitos que concurrieren D. Felipe IV en Madrid á 19 de abril de 1639. en cada uno, para que de ellos el virey, pre

sidente ó gobernador escoja uno, el que le paQue el colector general se presente por el real Patronazgo.

reciere mas á propósito, y le presente en nuesEn las iglesias catedrales y metropolitanas colacion el arzobispo ú obispo à quien tocare,

tro nombre, y con esta presentacion le dé la de nuestras Indias se ha creado un oficio ecle

sin que los prelados puedan proponer ni prosiàstico, con título de colectur general, à cuyo

pongan otro alguno si no fuere de los opuescargo està a puntar las misas, limosnas entier.

tos y examinados, y de estos los mas dignos, ros, diezmos, oblaciones y obvenciones, y so advirtiendo

que

los que se propusieren para licitar las cobranzas, pleitos y otras cosas, se las doctrinas de indios, se pau su lengua para gun se declara en los concilios provinciales y

que en ella los puedan doctrinar y predicar, Sinodales celebrados para el gobierno de las

y tengan los demás requisitos necesarios. Toiglesias. Y

es y
debe

do lo cual es nuestra voluntad prendido en nuestro real patronazgo, rogamos da y cumpla con los beneficios curados y docy encargamos á los arzobispos y obispos de

Irinas que se proveyeren eu clérigos, y en las puestras Indias, que todas las veces que el ofi doctrinas que están ó estuvieren á cargo de cio de colector general vacare, guarden por lo religiosos, se ha de guardar lo que está proque les toca y hagan guardar en la provision veido por las leyes que de ello tratan. (12) de el la forma de nuestro real patronazgo.

LEY XXV.
LEY XXIII.

Don Felipe Il en la Ordenanza 12 de el Patronazgo. D. Felipe II en S. Lorenzo á 28 de

agosto
de 1591.
Y Don Felipe IV en esta Recopilacion. Véase la ley

12 , tit. 15 de este libro.
Que los proveidos á beneficios por el Rey solo se
diferencien de los otros en no ser amovibles ad

Que no habiendo mas que un opositor á beneficio

vacante, se envie nombrado; y constando al gobier. Declaramos que los proveidos por Nos á

no, que no hubo, ni se hallaron mas, le presente, y

se le de la institucion. beneficios en las iglesias de nuestras Indias solo se diferencien de los otros en no ser amovi:

Cuando no hubiere mas de un clérigo opobles ad nutum del patron y prelado,

sitor al beneficio vacante, y el obispo no ha

llare mas, envie la nominacion ante nuestro LEY XXIV.

virey, presidente ó gobernador como está disDon Felipe III en Madrid á 4 de abril de 1609. Y don

puesto, para que le presente y el prelado le Felipe IV en esta Recopilacion.

de la institucion con calidad de que constan

do al virey, presidente ó gobernador , asi por Que en la provision de los beneficios curados se

los autos hechos por el prelado como por las guarde la forma de esta ley. Ordenamos y mandamos que, en vacando

(12) Esta ley 24 en cuanto ordena lener consideracion en nuestras indias Occidentales é islas de ellas

á los criollos, bacer espresion del mérito de los opositores de cualesquier beneficios curados , asi en los en las nóminas, y que en estas se ponıbren efectivamente pueblos de españoles como de los indios , que

tres sugelos, sin que á ello satissaga nombrarse los mis

mos en distintos lugares, se ha mindado y encargado la se llaman doctrinas, los arzobispos y obispos observancia al marques de Osorno en cédula de 20 de judistrito vacaren, pongan

edictos pú lio de 1799, sin per juicio de dejar correr la nominacion blicos

de las resultas de las primeras propuestas, sin necesidad para cada uno, con término competente

de nuevos edictos como se acostumbraba y á que parecia para que se vengan á oponer espresando en oponerse la espresion. « En vacando.» ellos

Véase la cédula de 2 de noviembre de 1733, en que se que esta diligencia se hace por orden y

encargó á los vireyes que en la provision de curatos se comision nuestra , y admitidos los opositores, arreglasen á las leyes. TOMO I,

8

porque este oficio

ser com.

que se entien.

nutum.

en cuyo

[ocr errors]

titulo. (13)

diligencias que hiciere, siendo necesario, que los examinadores, puedan los vireyes, presidenno hubo mas opositores, hagan la presenta tes y gobernadores que tuvieren el ejercicio de cion ; y si pareciere que los hubo, no la hagan nuestro real patranazgo, informarse estrajudihasta que en la nominacion vengan propues

cialmente de las partes y suficiencia de los protos los tres, que disponen las leyes de este ti puestos para elegir el mejor; y dado que nintulo.

guno de ellos sea á propósito, ni suficiente para LEY XXVI.

el beneficio u oficio que se hubiere de proveer,

y sean todos tan insuficientes, que con ninguEl emperador dou Carlos y el principe G. en Mon

no de ellos se pueda descargar nuestra concienzon á 23 de setiembre de 1552. D. Felipe Il en Madrid á 21 de febrero de 1563. Y en San Lorenzo á 3

cia , pedirán al prelado que les proponga sugede noviembre de 1567. Y en Madrid á 11 de setiellja tos en quien concurran las calidades necesabre de 1569. rias ; pero esto ha de ser en caso que

de otra Que los presidentes de Quito y la Plata ejerzan el manera no se cumpla con la obligacion de nuesreal patronazgo en sus distritos, y las justicias, ofi tra real conciencia, guardando las leyes de este ciales reales y encomenderos no se enti omclun d nombrar curas.

LEY XXIX. Ordenamos y mandamos, que sin embargo de que los presidentes de las audiencias rea

D Felipe II en la Ordenauza 18 de el Patronazgo. les de las provincias de Quito y las Charcas Que en la presentacion y provision sean preferidos no tengan la gobernacion secular de los dis

los que esta ley declara. tritos de ellas

, por estar cometida à nuestro Encargamos á los prelados diocesanos , y á virey del Perú y á la audiencia de los reyes los de las órdenes y religiones, y mandamos á en falta suya, los dichos presidentes puedan nuestros vireyes, presidentes, audiencias y goadıninistrar y administren lo que toca à lo bernadores, que en las nominaciones, preseneclesiástico de nuestro real patronazgo, y ha taciones y provisiones que hubieren de hacer gan las presentaciones de los beneficios en

para las prelacias, dignidades, oficios y benefinuestro nombre, por escusar las dilaciones, cios eclesiàsticos ev igraldad, siempre prefieran costas y vejaciones, y otros inconvenientes

y propongan en primer lugar á los

que

en vida que se podian recrecer, si de las dichas pro y ejemplo se hubieren aventajado a los otros, vincias se fuesen á pedir las presentaciones al y ocupado en la conversion y doctrina de los virey. Y prohibimos y defendemos á los cor indios, y adininistracion de los santos sacraregidores, alcaldes mayores y otras nuestras mentos, y á los que mejor supieren la lengua justicias, y á los oficiales de la real hacienda de los indios que han de doctrinar y hubieren presentar curas doctrineros en los pueblos de tratado de la estirpacion de la idolatria, conindios que están puestos en nuestra real co forine á lo dispuesto por las leyes de este título; á los encomenderos en los que

les fue y en segundo lugar à los que fueren hijos de ren encoinendados. Y encargamos á los arzo españoles, que en aquellas partes vos hayan bispos y obispos á cada uno en su diócesi, que servido. sin presentacion nuestra é de quien tenga po.

LEY XXX. der para hacerla en nuestro real nombre, no hagan colacion ni canonica institucion de nin Don Felipe II en el Pardo á 2 de diciembre de 1578. gun beneficio de cualquiera calidad que sea.

Y en Badajoz á 19 y 23 de setiembre de 1580. Y en

Lisboa á 26 de febrero de 1582. D. Felipe Ill cn MaLEY XXVII.

drid á 10 de octubre de 1718. Ordevauza 23.

Que los clérigos y religiosos no sean admitidos d docDon Felipe II en Madrid á 6 de abril de 1583.

Trinas, sin saber la lengra general de los indios, que

han de administrar. Que no presentando los gobernadores sacerdotes beneméritos á las doctrinas, los presenten los vireyes. Encargamos y mandamos, los sacerdo

Mandamos, que si los gobernadores no pre. tes, clérigos ó religiosos que fueren de estos sentaren en sus distritos sacerdotes benemé nuestros reinos á los de las Indias, ó de otras ritos para las doctrinas y beneficios, conforme cualesquier partes de ellas, y pretendieren ser à lo dispuesto por las leyes de este título, los presentados a las doctrinas y beneficios de los puedan presentar y presenten los vireyes ó | indios, no sean admitidos sino supieren la lenpresidentes, o los que tuvieren la superior go gua general, en que han de administrar, y bernacion.

presentaren fé del catedrático que la leyere,

de LEY XXVIII.

han cursado en la cátedra de ella un que

curso entero, ó el tiempo que bastare para po. D. Felipe IV en Madrid á 8 de noviembre de 1627. Y á 10 de abril de 1628.

(13) Asi se mando al virey don Manuel de Amat por Que el que tuviere facultad de presentar por el Rey,

queja de los patricios de Trujillo en cédula de 5 de ociu

bre'de 1766, fól. 508, tit. 19, y cuando trataba de inforse pueda informar de los propuestos, y pedir se pro

mar, se le remitió otra de 12 de abril de 1767, sól. 353, pongan otros

tit. 20, en que desde luego se le ordena, que siendo cierDeclaramos, que aunque el examen de los tas las quejas, devuelva las nóminas al prelado. Y habién

dolo asi' egecutado, éste las remitiò segunda vez acompropuestos para beneficios loca a los ordinarios

panadas de las causas que tuvo para escluirá ciertos y a nuestros vireyes, presidentes y gobernado

sugelos y proponer otros; las que examinadas en Lima res cl elegir para cada doctrina , beneficio ú una gente del asesor, los dos fiscales y el chantre se oficio uno de los propuestos y aprobados por

le a probaron á escepcion de una, y se dio cucnta á S. M., y lo aprobó en cédula del Pardo de 14 de enero de 1771.

que

por

der administrar y ser curas; y si habiéndolos

LEY XXXIV. examinado constare que tienen la suficiencia necesaria , en las presentaciones que se les die

D. Felipe III en Madrid á 8 de marzo de 1620. ren se ponga relacion de todo lo susodicho; y Que los prelados no prefieran en las doctrinas á paaunque sean los clérigos ó religiosos naturales, rientes ó dependientes de ministros, ni las provean no se les admita la presenlacion, si en ellos no

por sus intercesiones. concurrieren las dichas calidades : y esto se Rogamos y encargamos á los prelados de cumpla y ejecute inviolablemente, porque

nuestras Indias

que tengan particular cuidado nuestra voluntad es que lo contrario sea nulo

de que las doctrinas y beneficios curados y todo y de ningun efecto. (14)

lo demas que hubiere de pasar por sus personas

y ministerio episcopal , se provea sin ningun LEY XXXI.

respeto huinano; y cuando alguno de nuestros

vir«yes, presidentes y oidores, oficiales de nues. D. Felipe II en Montemar 20 de febrero de 1583.

tra real hacienda y otros ministros nuestros, por Que no se pre ente, ni sea admitido á beneficio clé.

si mismos o con autoridad de nuestras audienrigo estrangero sin carta de naturaleza, ii órden del cias reales o en otra forma, intercedieren en Rey. que los prelados antepongan y prefieran los

pa. Mandamos que nuestros vireyes, presiden-rientes y criados de los ministros y de sus mutes y gobernadores no presenten persona algu- geres, nueras y yernus, á los que verdaderana para beneficio ú oficio eclesiàstico, que no mente tieneo las partes y requisitos necesarios sea natural de estos reinos ó de las Indias, con

para los efectos referidos, los prelados nos aviforme à las leyes de este libro, sin espresa or

sen en nuestro consejo de las Indias secretaden ó carta de naturaleza dada por Nos : y los mente de lo que en esto pasare, para que visto arzobispos y demas prelados de las Indias no se aplique remedio conveniente y proceda los reciban, aunque sean proveidos por Nos en

coutra los que fueren culpados. dignidades, canongias ó beneficios, si les cons

LEY XXXV.
tare que son estrangeros y no llevaren los di-
chos despachos.

D. Felipe II en Badajoz á 5 de agosto de 1580. Y en
Madrid'à 6 de diciembre de 1583. Y en el Campillo

à 19 de octubre de 1595.
LEY XXXII.

Que en las presentaciones no se pongan las dos clauEl emperador D. Carlos y el principe G. en el Par sulas, que esta ley, prohihe, y las vacantes no pasen do i 28 de abril de 1553. D. Felipe II en Lisboa : 13

de culatro meses. de noviembre de 1581.

Maudamos

que en las presentaciones que Que los clérigos de Navarra sean tenidos en las In los nuestros vireyes, presidentes y gobernadodias por naturales de Castilla.

res dieren á religiosos y clérigos no pongan dos Declaramos á los clérigos de Navarra pre

cláusulas : la una que el religioso presentado sentados por Nos á prebendas, y proveidos á

use del proprio motu que su orden tiene, si el beneficios curados, conforme à nuestro real pa

obispo ó su vicario, en virtud de la presenta

cion, no diere licencia para servir el beneficio trovazgo, por naturales de estos reinos de Castilla. Y rogamos y encargamos á los prelados veido bubiere estado sirviendo el beneficio o

ó doctriva : y la otra, que si el sacerdote prode nuestras Indias que les den posesion y hagan colacion de ellos, no obstante que sean na

doctrina en que es presentado, antes que tenga turales del reino de Navarra.

la presentacion, no se le pague salario del tiein

po que hubiere servido sin ella. Y provean que LEY XXXIII.

se pague el salario al sacerdote del tiempo que

hubiere servido el beneficio, ó doctrina por en. D. Felipe II en el Cainpillo á 28 de mayo de 1597. comienda, avisando el prelado de la vacante Que para las doctrinas no se presenten deudos de

dentro de cuarenta dias, lo cual hará á costa de los cncomenderos.

los frutos del beneficio ó doctrina que vacare, o

se hubiere de Mandamos a nuestros vireyes, audiencias y

proveer, con que no pase este gobernadores que para los beneficios y doctri. | tiempo de cuatro meses, y dentro de ellos, el pas de indios no presenten sacerdotes deudos,

sacerdote haya de sacar la dicha presentacion; ni parientes de los encomenderos. Y rogamos haya de llevar ni gozar algun salario. (15)

y sino lo hiciere lo que mas sirviere sin ella no y encargamos a los prelados , que si los preselitaren esten advertidos de no hacerles colacion

LEY XXXVI. de ellos, que asi es nuestra voluntad.

D. Felipe II en Badajoz á 19 de setiembre de 1580.

Que las presentaciones, e despachen con brevedad, (1) Esta cualidad de cstar instruido en la lengua pa y no dando el prelado la institucion dentro de diez rece que ha cesado desde que por cèdula circular de 10

dias, se recurra al mas cercano. de mayo de 1770 se aprobó el medio propuesto por el arzobispo de Méjico á fin de abolir la diversidad de idio

Nuestros vireyes, presidentes y gobernadomas, y se mandó encargar á los obispos que en las propuestas que se hacen para curalos se atienda únicamente (15) Si se pusiere por ausencias, se ha de comunicar al mayor mérito, aunque ignoren el idioma, con la obli al patron para que a pruebe la causa. Cédula de 3 de agosgacion de toner los ricarios necesarios , y que ponga el to de 1763. Por cédula de 25 de agosto de 1768 se declaró mayor cuidado en que los párrocos no pierdan por saber que cumplen los prelados con participar simplemente las solo el caste!lano. E lá á fól. 475. tit. 31, del gobierno de licencias dán y coadjutorias que proveen; y esta se Lima. Vide ley 3, tit. 13, ipf.

halla confirmada en cédnla de 27 de diciembre de 1792.

que

res tengan particular cuidado de procurar que movibles ad nutum los dichos beneficios, y en no haya falta en las doctrinas, ordenando que la forma en que ha de constar a nuestros virese despachen las presentaciones con mucha bre

yes y personas que en nuestro nombre gobiervedad, de manera que siendo posible se escu nan, y á los prelados, de las causas que hubie, sen de acudir por ellas los presentados; y si los re para remover o quitar á los tales beneficiaprelados no quisieren instituirlos dentro de diez dos de los beneficios que sirven : y si ha de ser dias, recurran al prelado mas cercano, confor- la reformacion por sola autoridad del prelado, me á la bula de nuestro real patronazgo, para conformándose con la relacion que él diere, la ser instituidos , y que puedan ir à cumplir con persona que en nuestro nombre gobierna; y solo que son obligados.

bre si se ha de dar lugar á las apelaciones que

las partes intentan, y el llevar las causas por LEY XXXVII.

via de fuerza à las audiencias: ordenamos y D. Felipe IV en Madrid á 10 de abril de 1628. Y á 11 mandamos , que lo dispuesto por nuestro pa

de junio de 1621. Y á 2 de mayo de 1634. tronazgo, acerca de la forma en que se ha de Que para el examen de los doctrineros en sede va

hacer la provision, colacion y canonica institucante se nombre por el gobierno persona que asista

cion de los beneficios, y todo lo demas se guarcon los examinadores.

de, cumpla y ejecute, segun y como por las Ordenamos y mandamos á los vireyes, pre

leyes de este título que hablan en esto, se con

tiene y declara sin darle otra interpretacion ni sidentes y gobernadores de nuestras Indias Occidentales y otros cualesquier ministros, que

sentido alguno. Y para lo que toca á las remoen nuestro nombre real ejercen el patronazgo,

ciones, los prelados hayan de dar y den á nuesconforme à las leyes y órdenes dadas cada

tros vireyes y personas que gobernaren las cau.

que uno en su distrito nombre una persona eclesiás

sas que tuvieren para hacer cualquier remocion tica de letras, conciencia y esperiencia , que

y el fundamento de ellas; y que tambien los cuando por los cabildos de las iglesias sede va.

vireyes y gobernadores a quien locare la precantes, o por los examinadores nombrados en

sentacion de los beneficios, las den a los prelalos casos permitidos por derecho, se examina

dos de las que llegaren á su noticia , para que ren sacerdotes para los beneficios curados, y

ambos se satisfagan: y que concurriendo los doctrinas de indios, asista con los examinado

dos en que conviene hacerse la remocion , la res á los exámenes sin voto; y si los vireyes y

hagan y ejecuten, sin admitir apelacion, guarministros tuvieren por conveniente informarse

dando en cuanto à esto lo que está ordenado, del

sobre asistiere cerca de las

gre que

nuestras audiencias no puedan cono: personas que nombraren sobre lo que les pareciere, para cum

cer ni conozcan de los casos y causas en que

los plir mejor con la obligación de nuestro patro

vireyes y ministros que gobiernan, y los prela

dos de comun consentimiento hubieren vacado nazgo , lo puedan hacer. Y rogamos y encarga: los beneficios y desposeido de ellos á los sacermos al dean y cabildo de todas las iglesias se

dotes de-vacantes, que por la parte que les tocare

que

los sirvieren. (17) guarden y cumplan lo susodicho, y no proce

LEY XXXIX. dan á examen ni aprobacion de personas para ninguno de los dichos beneficios ni doctrinas, D. Felipe III en S. Miguel à 15 de febrero de 1601. sino fucre conforme a lo contenido en esta Que las audiencias reales no conozcan, por via de ley. (16)

de las causas de sacerdotes removidos de las LEY XXXVIII.

doctrinas, conforme al patronazgo.

Mandamos a nuestras audiencias reales de D. Felipe III en Aranjuez å 29 de abril de 1603. Don

las Indias que no conozcan Felipe IV en Madrid a 15 de junio de 1654. Véase

via de fuerza

por con la ley 9, tit. 15 de este libro.

de los casos y causas de sacerdotes, á los cuales, Que por concordia del prelado del

que tuviere el real patronazgo pueda ser removido cualquier doc

(17) Esta ley 38 se mandó observar en cédula de 28 trinero.

de mayo de 58, sobre las causas de un cura de Popayan.

Sobre los casos de remocion por concordia veasc la el derecho de puestro pa

cédula de Villaviciosa de 5 de abril de 759.

Se mandó observar esta ley en cédula de 18 de onero tronazgo real, que se practica en nuestras In de 1758 con dos curas de Tamarque que hirieron al godias Occidentales, está dada la orden que se ha

bernador Bustamente; pero no tuvo efecto porque no de tener en la presentacion y provision de los

concordaron el virey Manso y el arzobispo Berroeta. Esta

misma concordia ý noticia de causas se requiere para beneficios y oficios eclesiásticos, y que á los que poner coadjutores y ausentarse los caras por cédula de 10 halle se proveyeron por oposicion, se les haga la

de agosto de 1763. Pero sobre licencias y coadjutores provision y canónica institucion por via de en

véase lo que nuevamente determina la cédula de 25 de comienda, , y no en titulo perpetuo, sino amo Y novisimamente en real cédula de S Ildefonso de 1, vible ad nutum de la persona que en nuestro

de agosto de 1795 con ocasion de los recursos de don

José Hoyo, cura de Chacayán, diócesis de Lima, se denombre los hubiere presentado, juntamente rogó finalmente esta ley que habia motivado tanlos discon el prelado; y hemos sido informado que en

gustos, y se mandó «ique en adelante no puedan ser re

movidos los curas y doctrineros instituidos canónicamenalgunas partes de las Indias se ha dado diferen

te sin formarles causa y oiiles conforme á derecho. Y en te sentido á lo susodicho, dudándose si son re este supuesto ya los prelados para las suspensiones de los

curas nada tendrán que comunicar á los vice-patrocos,

pues cuando aquellos proceden judicialmente obran iné (16! En real célula de 17 de junio de 1799 se ha de dependientes, y no deben estos entrometerse en el neclarado el lugar que debe ocupar en estos actos el asisten gocio como se habia declarado para Quito y el asunto tc rcal.

de que habla la cédula de 5 de abril de 1759.

fuerza,

Por cuanto por

agosto de 1763

que dudaren

conforme à nuestro real patronazgo , los vire | monasterio, hospital, ermita , iglesia, ú otra yes, presidentes y los demas que le ejercen, y obra de piedad en nuestras Indias, premisa la los prelados de comun consentimiento hubie licencia nuestra en lo

que

fuere necesaria, se ren vacado los beneficios y desposeídolos de cumpla la voluntad de los fundadores, y que ellos, que por la presente los inhibimos del en esta conformidad tengan el patronazgo

de conocimiento de estas causas,

ellas las personas a quien nombraren y llamaLEY XL.

ren, y lus arzobispos y obispos la jurisdiccion

que les permite el derecho. D. Felipe II y la princesa G. en Valladolid á 4 de agosto de 1557. Y en Madrid a 18 de noviembre de

LEY XLIV. 1576. Y en San Lorenzo á 28 de agosto de 1591. Que se guarde la forma de esta ley en la division

D. Felipe II en San Lorenzo á 28 de agosto de 1591. union y supresion de las doctrinas.

Que el mayordomo de fábricas de iglesias y hospiDamos licencia y facultad á los prelados tales de indios se nombre conforme al paironazgo. diocesanos de nuestras lodias, para que habien Mandamos que el mayordomo ó adminisdo necesidad de dividir, unir o suprimir algu. trador de las fábricas de las iglesias y hospitanos beneficios curados , lo puedan hacer, pre les de los indius se nombre conforme à lo que cediendo consentimiento de nuestros vice-pa- está dispuesto por la ley del patronazgo real, tronos, para que juntamente con los prelados sin que en esto haya novedad, y asi lo ejecu. den las órdenes que convengan. (18)

ten los vireyes y presidentes y los demás á quien

toca el uso del LEY XLI.

patronazgo. D. Felipe II en Madrid á 26 de mayo de 1573.

LEY XLV. Que los beneficios de pueblos de indios son curados.

D. Felipe II en Madrid á 29 de diciembre de 1593. Declaramos

que
todos los beneficios de

pue.

Que los prelados guarden el patronazgo, y en lo que blos de indios que Nos presentamos, o nuestros dudaren avisen al consejo, sin hacer novedad. ministros en nuestro noinbre, son curados y no simples.

Rogamos y encargamos á los arzobispos y

obispos y deinas prelados de nuestras Indias, LEY XLII.

que vean, guarden y cumplan las leyes de

nuestro patronazgo , segun y como en ellas se El emperador don Carlos y el príncipe G. en Valladolid á 26 octubre de 1551. Don Felipe II en

contiene, y de lo

y les pareciere San Lorenzo á 18 de octubre de 1583. D. Felipe III que no nos pertenece por no estarnos concedi. en el Pardo á 24 de noviembre de 1608.

por el dicho patronazgo, nos avisen en puesQue no se puedan dar, ni vender capillas en las igle

tro real consejo de Indias, donde se verà y sias catedrales sin licencia del Rey, como patron,

considerará lo que mas convenga , conforme a ni se pongan otras armas, que las reales. las preteusiones de los dichos prelados, sin per

que
les

perte1. Mandamos que no se den ni vendan capi- judicarles en cosa alguna de las sin nuestra licencia ; y que á las puertas de las hagan alguna novedad contraria á lo contenilo casas reales de las escuelas y hospitales y otras

en nuestras leyes, y antes tengan la buena corde fuéremos patronos, no se pongan mas

respondencia que

famos de los prelados con los que armas, escudos ni blasones que los nuestros, es.

vireyes, presidentes, audiencias y gobernadocepto en los seminarios, conforme a la ley 2,

res, cumpliendo, como lo deben hacer, las protítulo 23 de este libro.

visiones

las audiencias despacharen, y con.

que

forme a las leyes y estilo de estos reinos las LEY XLIII.

pueden y debeu despachar, sin dar lugar à lo

contrario. D. Felipe II en el Pardo á 27 de mayo de 1591.

LEY XLVI. Que si algun particular fundare iglesia , ú obra pia, tenga el patronazgo de ella, y los preludos la juris D. Felipe II en San Lorenzo á 25 de julio de 1593. dicion, que les da el derecho.

Don Felipe III en Madrid á 10 de octubre de 1618. Es nuestra voluntad que cuando alguna | Dou Felipe y en Zaragoza á 22 de setiembre de

1643. Y en esta Recopilacion. persona de su propia hacienda quisiere tundar

Que los prelados reconozcan las doctrinas, señalen

los distritos, y no pasen de cuatrocientos indios (18) Pero sobre todo véase la cédula de 19 le oc

caula una, alenta la disposicion de la tierra. tubre de 1764, en que se mandó proveer acerdote á todo pueblo que estuviese á mas tancia de Habiendo tenido noticia que en la educacuatro leguas de la cabecera: se repitió en otra de 1.° de junio de 1765. Pero debe advertirse , que por

cion de los indios y enseñanza de los artículos

de nuestra santa fé católica romana, no se cédula de 9 de marzo de 98 se advirtió al virey, marqués de Osorno, que no se contentase con esto, y

ne todo el cuidado

que

deben tener los minisprocurase dividir los curatos. En cédula de 5 de fe tros de doctrina , y siendo esta nuestra primebrero de 1795 se desaprobó la desmembracion que se ra obligacion, para el cumplimiento de ella habia hecho del curato de Santa-Ana de Lima por hemos fundado y dotado todas las iglesias que haberse procedido á ello sin oir a los poseedores actuales don Fernando Roman y don Agustin Flervoso,

han parecido necesarias, y señalado a los curas prohibiéndose espresamente suprimir curatos.

y doctrineros rentas competentes de las que

á TOMO I.

9

do

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »