Imágenes de páginas
PDF
EPUB

LEY XIII.

mera ocasion, y venir á estos reinos á hacer vi

da maridable con sus mugeres. D. Felipe II en Lisboa á 17 de mayo de 1582. Don Felipe IV en Madrid á 1.° de marzo de 1629. Y en

LEY XV. esta Recopilacion. Que los prelados procuren en las visitas, y en todas D. Felipe Ill en Madrid á 12 de febrero de 1608. las ocasiones la educacion, enseñanza y buen trata

D. Felipe IV alli á 4 de abril de 1627. miento de los indios.

Que los arzobispos y obispos no hagan concierto con Los indios son personas miserables, y de tan

los clérigos sobre la cuarta funeral. débil natural, que fácilmente se hallan moles. Resultan grandes inconvenientes de que los tados y oprimidos, y nuestra voluntad es que prelados y sus visitadores hagan conciertos con no padezcan vejaciones, y tengan el remedio y los doctrineros por la cuarta funeral, reduamparo conveniente por cuantas vias sean po ciéndola á cantidad señalada , y mucho perjuisibles, y se han despachado muchas cédulas cio á los indios, por las molestias y vejaciones nuestras proveyendo que sean bien tratados, que reciben de los doctrineros, introduciendo amparados y favorecidos; las cuales se deben Ofrendas y contribuciones. Por lo cual rogamos ejecutar sin omision, disimulacion ni toleran- y encargamos á los prelados de nuestras Indias cia, segun está encargado à nuestros ministros

que no hagan, permitan ni den lugar á tales reales. Rogamos y encargamos á los arzobispos conciertos con los doctrineros, y cobren esta y obispos que habiendo visto y considerado lo porcion en la forma

porcion en la forma que les pertenece, conforprevenido en estos casos, usando de los reme me á derecho. (3) dios

que les ofreciere su inteligencia y prudencia, para mayor y mejor cumplimiento de

LEY XVI. nuestra voluntad, dispongan por lo que les to

D. Felipe II en Madrid á 3 de setiembre de 1572. ca en las visitas que hicieren de sus diócesis y

Véanse las leyes 18, tit. 13 y 16, tit. 15 de este libro. en todas las demas ocasiones con toda atencion

Que los obispos no lleven cuarta parte de los salarios y vigilancia, lo que convenga para evitar la

de doctrineros, ni se paguen a los que no asistieren. opresion y desórdenes que padecen los indios, y procuren que sean doctrinados y enseñados Otrosi no lleven ni pretendan llevar á los con el cuidado, caridad y amor conveniente á clérigos que entienden en la doctrina de los innuestra santa fé, y tratados con la suavidad y dios cuarta parte de los salarios o estipendios, y templanza que tantas veces está mandado, sin provean que estos no se paguen a los que no redisimular con los que faltaren á esta universal sidieren por el tiempo que lo dejaren de hacer. obligacion , y mncho menos con los ministros y personas que debiendo entender en el reme

LEY XVII. dio de cualquier daño , hicieren de la oinision

D. Felipe II en Madrid á 17 de enero de 1593. Don grangeria, pues demas de que los prelados cum

Felipe Ill en Valladolid á 10 de febrero de 1601. Y plirán con su ministerio en lo mas esencial de

doo Felipe IV en esta Recopilacion. su oficio pastoral, desde luego descargamos que las iglesias, prelados y clérigos no pidan, ni linuestra conciencia, fiando de la suya, que asis-tiguen ante jueces eclesid sticos sobre mercedes, litirán á lo que tanto importa y deseamos; y por

mosnas, salarios o estipendios que tuvieren

por mer. ser la materia en que nos daremos por mas

ced de el Rey, y lo que se pagare de las cajas a preobligado y bien servido, se la volvemos á en

lados, y clérigos sea por los tercios de ól año. cargar repetidamente, y que nos den aviso del Porque los estipendios de los curas y docfruto y buenos efectos que resultaren de su triperos y otros beneficios eclesiásticos, estan desvelo.

consignados y se pagan de nuestras cajas y ren

tas reales , y de los frutos y demoras que perLEY XIV.

tenecen a nuestra regalía y gozan los encoEl emperador don Carlos en Valladolid á 19 de oc

menderos por merced nuestra , y algunos pretubre de 1544. D. Felipe II en Madrid á 10 de mayo

lados de nuestras Indias proceden por censuras de 1569. En Navalcarnero a 21 de junio de 1579. Y contra nuestros oficiales reales

y encomenderos en el bosque de Segovia a 29 de julio de 1505. Véa

sobre la paga de los estipendios, tocando y se la ley 2, tit. 3 , lib. 7.

perteneciendo à nuestra jurisdiccion real. ManQue los prelados se informen de los españoles que damos que cualesquier iglesias, monasterios, hay alli casados ó desposados en estos reinos, y prelados, prebendados , clérigos, curas y doc. avisen d los vireyes, presidentes, audiencias y gobernadores para que los hagan embarcar.

trineros que por merced nuestra o de los seño

res reyes nuestros antecesores tienen algunas Rogamos y encargamos á los prelados de mercedes ó limosnas de dineros ó especies o de nuestras Indias que por sus propias personas, ó otros derechos , sean obligados à pedir y delas de sus visitadores, se informen si en sus dió mandar ante los vireyes, presidentes y gobercesis viven algunos españoles casados ó despo- nadores que ejercen nuestra jurisdicion real, sados que tengan en estos reinos sus mugeres, y constándoles que hay algunos de esta calidad, (3) Por cédula de 12 de abril de 1767 se manda avisen de ello á nuestros vireyes, presidentes, guardar las de 27 de octubre de 689 y 8 de diciembre audiencias y gobernadores, los cuales, sin re

de 690 para que los obispos solo lleven de cuartas mision, tolerancia, dispensacion ni proroga

200 pesos, coino se habia determinado con parecer

del Acuerdo de Lima para Arequipa. Véase las lecion de término, los hagan embarcar en la pri yes 50 y 51 de este título.

han

escuisar

los cuales hagan justicia , sabida solamente la que se tome resolucion en los lugares que verdad, lo mas breve que ser pueda, cono

de tener en tales aclos, por

las

compe. ciendo de todo ello simplemente y, de plano. tencias, diferencias é inconvenientes que se Y encargamos á los prelados eclesiásticos que han reconocido de lo contrario. no procedan por censuras ni en otra forma en la cobranza de los estipendios, mercedes ó li

LEY XX. mosnas, porque nuestra voluntad es que esto

D. Felipe II en Badajoz á 26 de mayo de 1580. corra por la mano y jurisdiccion de nuestros ministros reales.

Que los arzobispos y obispos no lengan religiosos

por provisores, y en esto guard.n el derecho panoEl enperador D. Carlos y el príncipe G. en Monzon

nico. de Aragon á 25 de noviembre de 1552. Y en Aranjuez á 1.° de junio de 1551.

Rogamos y encargamos á los arzobispos y Otro si mandamos á los oficiales de nues

obispos de nuestras Indias que no tengan relitra real hacienda, que paguen á los pre

giosos por provisores, y los que nombraren sean lados y clérigos de las iglesias de sus distri

tales, que debau ejercer este ministerio, contus, lo que hubieren de haber y les pertenecie. forme a lo que dispone el derecho canónico. (4) re, conforme à las leyes de este libro por los

LEY XXI. tercios de cada un año luego que sean cumplidos sin dilacion ; y no lo haciendo, nos avisen D. Felipe II en Madrid á 8 de mayo de 1568. los interesados para que Nos proveamos del

Los arzobispos guarden lo determinado en el santo remedio conveniente.

concilio de Trento en cuanto a visitar á los obispaLEY XVIII.

dos sufraganeos.

Porque algunos arzobispos de las Indias en. Don Felipe III en Madrid postrero de octubre de vian visitadores á los obispados sufraganeos sin 1599. El mismo alli á 28 de marzo de 1620. Y don

observar la forma del santo concilio de Trento, Felipe IV en esta Recopilacion.

de

que los obispos reciben agravio: ordenamos Que los prelados y jueces eclesiásticos concedan llanamente las absoluciones a los jueces seculares, y las

y encargamos à los arzobispos que subre esto uudiencias reales despuchen provisiones de ruego y

guarden y hagan guardar lo contenido en el encargo, para que asi se ejecute.

santo Concilio, sin esceder de lo que dispone Rogamos y encargamos à los arzobispos y

en ningun caso. obispos de todas y cualesquier iglesias metro

LEY XXII. politanas y catedrales de nuestras Indias Occidentales, asi de las provincias del Perú como D. Felipe III en el Pardo a 14 de noviembre de 1620. de la Nueva-España y á sus vicarios, oficiales, Que se guarde lo dispuesto por el santo concilio de provisores y demas jueces eclesiásticos de ellas, Trento, en no llevar los prelados derechos de las via que cuando sucediere algun caso en que hayan

sitas, ni proceiler contra legos. de absolver á alguno de nuestros oidures, al.

Otrosi encargamos á los arzobispos y obiscaldes, corregidores, gobernadores ú otros

pos de nuestras Indias que guarden lo dispuesnuestros jueces y justicias, ó sus ministros y oficiales contra los cuales hubieren procedido provinciales de ellas, en razon de no llevar de

to por el santo concilio de Trento y concilios por censuras, por algunas de las causas que rechos en las visitas que hicieren de iglesias y conforme á derecho lo puedan hacer, les con

ermitas, ni recibir counidas, y en el proceder cedan la absolucion llanamente, como se prac contra legos. tica en eslos nuestros reinos de Castilla , y no los obliguen á ir personalmente á recibirla de sus propias personas, y en sus casas episcopales (4) Por cédula de 4 de agosto de 790 se ha manó iglesias, ni para dársela saquen cruz alta cu

dado

que los obispos comuniquen a los vireyes y prebierta , ni los hieran con vara ni hagay otros

sidentes los nombramientos de provisores, y que con actos semejantes. Y mandamos a nuestras au

su aprobacion se pongan en posesion. Véase la ley 11,

tit. 1.o, lib. 2 de la Novísima. diencias reales que libren provisiones ordina Por carta acordada del Consejo fecha 10 de agosrias de ruego y encargo, para que sucediendo to de 1796, se desaprobó al virey don Francisco Gil el caso los dichos prelados y jueces eclesiásticos

haberse conformado con el nombrainiento de proviabsuelvan llanamente à nuestras justicias y á

sor que el reverendo obispo de Arequipa, el señor

Chavez de la Rosa, hizo en don Tadeo Llora, cura sus ministros, como se practica en estos nues de Santa Marta de aquella ciudad, por estar prohitros reinos de Castilla.

bido los curas scan vicarios, visitadores, liscales

у secretarios. LEY XIX.

Por cédwa de 20 de setiemhră de 97 se ha decla

rado que la de 1 de agosto de 90 no comprende a los Dou Felipe III en San Lorenzo á 3 de octubre de cabildos cu sede-vacante.

1601. Y don Felipe IV en esta Recopilacion. La prohibicion real á que puede referirse la carta Que los prelados no asistan á edictos de la , ni re

acordada que se cita, puede ser la cédula de 12 de cibimientos de la cruzada.

junio de 1752, en que se mandó no dispensar en la

residencia ni aun á pretesto de necesitar los preiados Encargamos á los arzobispos y obispos que

de algun cura para el servicio de su dignidad, y melos dias que hubiere edictos de la fé o recibi

nos para

el de su persona: y que en el caso de ser iumientos de la bula de la Cruzada , se escused

evitable echar mano de alguno para fiscal, secretario,

visildur etc., se haga con asenso del vice-patrode ir à las iglesias donde se publicaren, hasta

que

nate.

LEY XXIII.

te, que cuando nombren visita dores do conD. Felipe III en Elvas á 12 de mayo de 1619.

sientan ruegos, intercesiones ni otros medios

injustos y reprobados. Y porque se ha entenQue los indios no paguen comida a los prelados cuan. dido

que los procedimientos de algunos no han do sulieren a visitar, y los vire yes y audiencias los amparen y den las provisiones necesarias,

sido cuales conviene, interpongan su autori

dad, y usando de la jurisdiccion que les dá el Exortamos à los dichos prelados que cuan derecho , procedan con tanto rigor y severa dedo visiten sus diócesis no lleven dineros en po mostracion , que sea ejemplo y ocasion de enca ni en mucha cantidad á los indios para su mienda de aqui adelante, y nos informen en comida y la de sus familias, y en todo se con cada un año con relacion firmada de sus nonformen con la disposicion del santo concilio de bres de las personas que hubieren nombrado Trento. Y inandamos à nuestros vireyes y au por visitadores ; qué tiempo lo han sido, en diencias

que amparen à los indios; y si algunos qué lugar , y en que ministerios se habian ocuprelados intentaren

lo contrario, nuestros fis. pado antes que se les encargáran las visitas y cales pidan que lo contenido en esta ley se cum las causas que tuvieron para nombrarlos, para pla y ejecute, y para ello se den las provisiones que visto en nuestro consejo , provea lo que necesarias.

convenga al servicio de Dios nuestro Señor y LEY XXIV.

bien de nuestros vasallos. D. Felipe II en San Lorenzo á 5 de agosto de 1577.

LEY XXVI. D. Felipe III en Madrid á 12 de febrero de 1608. Y en San Lorenzo á 22 de agosto de 1610. Don Felipe IV en Madrid á 22 de enero de 1636. Y en 13 de

D. Felipe II y la princesa G. en Valladolid á 12 de

junio de 1559. D. Felipe III en Lerma á 17 de junio abril de 1641.

de 1607. Dun Felipe IV en Madrid á 8 de agosto Que los prelados visiten sus diócesis, y cuando nom.

de 1621. braren visitadores, ó los cabillos eclesiásticos en

Que los visitadores eclesiásticos no lleven aprovechasede vacante, sean cuales conviene.

mientos ilicilos, cumáricos, comidas, ni procuracioEncargamos á los prelados de nuestras In

nes, ni mas de lo que permite el derecho, santo condias que personalmente visiten todas sus dióce

cilio de Trento, ý los prelados lo hagan guardar y

ejecutar, sis y reconozcan el estado de las doctrinas, predicacion del santo Evangelio y conversion de

Los visitadores eclesiásticos no lleven a los las almas, y administren el santo Sacramento legos aprovechamientos ilícitos , camáricos, code la confirmacion , procurando informarse de midas, ni procuraciones en especie ni en dinetodo tan particularmente, como encargan los

ro, pues conforme á derecho, no tienen obli. sagrados Cánones y Concilios y nuestras ley

gacion de pagarlos, y especialmente los indios, reales, y hagan estas visitas con moderadas fa

y procuren llevar la menos gente, vagaje y car. milias, porque sin molestia de los naturales ruaje que sea posible, deteniéndose en los puesean de ejemplo y edificacion : y hallándose le.

blos el tiempo que fuere preciso para que no gitimamente impedidos y con precisa necesidad causen costa ni molestia ; y á los curas y eclede nombrar visitadores, los prelados y cabildos

siásticos no lleven mas de lo permitido por deeclesiásticos en sede-vacante elijan personas

recho y santo Concilio de Trento; y sus preeclesiásticas,

, y no seculares, de ciencia', temor lados y cabildos en sede-vacante asi lo hagan de Dios, buena vida y ejemplo ; y tales, que guardar , cumplir y ejecutar precisa é invioconforme la vida con la profesion, y todos vi

lablemente ; y nuestros vireyes y audiencias van con grandísimo cuidado y desvelo de no amparen á los indios, y no consientan que rerecibir ni consentir se reciba por sus familias

ciban vejacion ni agravio , librando las provicosa alguna en poca ni en mucha cantidad ; de

siones necesarias conforme á la ley 23 de este

titulo. los naturales queden persuadidos á que solo se trata del servicio de Dios y aborre

LEY XXVII. cimiento de la avaricia , y acabadas las visitas, nos envien los prelados y cabildos en sede-va

D. Félipe II en Madrid á 15 de enero de 1569. Y don cante relacion distinta , clara y especial de to

Felipe IV en esta Recopilacion. Véase la ley 6, ti

tulo 10 de este libro. dos los lugares y doctrinas de sus distritos , lo que proveyeron en cada uno, qué cosas re

Que los prelados y jueces eclesidticos no saquen ininediaron, y de cuáles será bien, tengamos en

dios de sus pueblos; y si algun delito hubieren co

metido, los castiguen en ellos. tera noticia en nuestro consejo de Indias para

Por los

inconvenientes

graves que se provea lo conveniente.

daños у

que se siguen de sacar los indios de sus pueblos, y LEY XXV.

lo mucho que se debe atender à su flaqueza de D. Felipe III en Madrid á 16 de mayo de 1620. Don ànimo, y lo que conviene, que cuando los jueFelipe IV alli á 4 de abril de 1627.

ces eclesiásticos y visitadores hallaren

que

han Que en el nombramiento de los visitadores no inter cometido algunos escesos, cuya correccion y vengan ruegos, intercesiones, ni otros medios injus- castigo les pertenezca conforme á derecho, los los y reprobados, y los prelades y cabildos en sede corrijan por medios tan suaves, que ellos misvacante castiguen sus excesos y envien relacion al mos les obliguen a su enmienda y á la perseveconsejo.

rancia en nuestra santa fé católica : rogainos Iten , rogamos y encargamos a los dichos y encargamos á los arzobispos y obispos, vicaprelados y cabildos eclesiásticos en séde-vacan rios, visitadores y otros cualesquier jueces ecle

TOMO I,

forma que

en

siàsticos, que por ninguna causa manden sacar conviene que los eclesiásticos den buen ejemni saquen indios ni indias de sus pueblos y na plo con su vida y costumbres, especialmente tu ralezas, ni sean llevados a otros, y en los casos fos curas doctrineros y predicadores, pues prode su jurisdiccion los castiguen en sus pueblos cediendo como deben , y sin codicia, harán atendiendo a la flaqueza , cortedad de ániino y mayor fruto en los indios qne no saben distincaudales de estos puestros vasallos, porque nues

guir la vida de la doctrina, y los edificarán y tra intencion y voluntad es que no reciban convertirán de sus vicios á Dios nuestro señor. agravio ni molestia , y sean favorecidos y ayu

Y

el medio mas
este es
porque

eficaz

para consedados.

guirlo, rogamos y encargamos á los arzobispos y LEY XXVIII.

obispos de nuestras Indias que en la eleccion de

personas para estos ministerios pongan todo su D. Felipe III en Madrid á 29 de marzo de 1621. Don cuidado

у

los elijan cuales conviene , por lo Felipe IV allí á 7 de junio de dicho año. Y en esta

la conversion

у

sal. mucho que

importa para Recopilacion. Que los visitadores no den esperas de los albaceas, ni

LEY XXXI. testamentarios. Porque los visitadores eclesiásticos

D. Felipe II en Madrid á 3 de setiembre de 1572. que

los prelados nombran para reconocer los testamen Que las audiencias reales remedien los agravios que tos y mandas que hicieron los testadores difun. hicieren los obispos y visitadores en casos que no

son de su jurisdicion. tos, y ejecutar su voluntad despues de haber cobrado, las limosnas de las misas, y todo lo

En nuestro consejo real de las Indias se nos que toca á las iglesias, dan esperas para la

hizo relacion de que algunos obispos y sus vipaga de los legados y mandas, mediante lo sitadores se introducen a contar los indios en cual las personas a quien tocan reciben agra- | aquellas provincias y hacer procesos contra ellos vio, y particularmente los indios por sus nece casos que no tocan á la jurisdiccion eclesidades, y ser procedido del trabajo personal: siàstica, y les llevan muchos derechos, con rogainos y encargamos a los prelados que orde que los naturales son molestados; y nos fue nen á sus visitadores que no den estas esperas, suplicado, mandásemos que los prelados y sus pues solo les toca la ejecucion de los testamen visitadores con color de protectoria ni en tos, por ser ordinariamente en perjucio de los otra manera no se introdujesen á conocer entre indios, y proceder de su trabajo. (5)

indios de negocios pertenecienles à nuestra

jurisdiccion real; y en los que fuesen de la LEY XXIX.

jurisdiccion eclesiástica no hiciesen procesos D. Felipe III en Madrid á 12 de dicieinbre de 1619.

ordinarius , ni ellos ni sus notarios les lle asen derechos escesivos, sino

que

sumariamente coQue las audiencias despachon provisiones sobre que nocicsen de ellos y se hiciese justicia : mandano se se echen derramas d los indios

para dos y visitadores.

mos á nuestros presidentes y oidores que acuNuestras audiencias reales, con asistencia

diendo algunas persouas à vuestras reales au

diencias sobre los agravios que los obispos y sus de los fiscales y á su pedimento), despachen las visitadores les hicieren ó à los indios, usen de provisiones necesarias para que los clérigos y el remedio que conforme á derecho nos pertereligiosos que

asisten en pueblos de indios no les echen derramas y ni hagan repartiinientos á

nece, y hagan justicia. titulo del gasto que hacen con los obispos, vi

LEY XXXII. sitadores o provinciales de las órdenes ó de

D. Felipe II en Toledo : 2 de marzo de 1560. Y co rechos de visita , aunque los indios los den vo Madrid à 17 de enero de 1593. Y don Felipe IV en luntariamente ; y para que esto se ejecute con

esta Recopilacion. mas puntualidad, despachen asimisino provi- Que los prelados no pongan fiscales, sino fuere en siones dirigidas a los prelados de las órdenes,

las ciududes donde residieren las catedrales, jo no para que en las comisiones que dieren à los vi

excedun de su jurisdiccion. sitadores

pongan
clàusula de que no hagan es-

Porque ha llegado a nuestra noticia que al tos repartimientos ni los lleven ; con apercibi- gunos arzobispos y obispos han escedido en pomiento de

que

serán removidos de las doctri ner fiscales en las ciudades y pueblos de sus diswas , y se proveerá de el remedio que pareciere tritos, prender y azotar indios é indias en mas necesario. (C)

perjucio de nuestra jurisdiccion real : rogamos

y encargamos á los prelados que no poogan ni LEY XXX

consientan poner fiscales mas que en las ciuda.

des donde hubiere iglesias metropolitanas y ca. D. Felipe III en San Lorenzo á 22 de agosto de 1620. D. Felipe IV en Madrid á 8 de agosto de 1621.

tedrales, en las cuales tenemos por bien que

se puedan poner y nombrar, y no en otras Que los prelados clijan eclesiasticos virtuosos para curas doctrineros y predictores.

ciudades, villas y pueblos de sus diócesis, y que

no hagan prender ni azotar indios vi indias Para descargo de nuestra real conciencia,

en los casos que no fueren de su jurisdiccion. y que los prelados cumplan su oficio pastoral, Y mandamos a nuestros presidentes y goberna

dores que no den lugar a que los prelados esce(5) Ley 115, tit. 15, lib. 2.

(0) Ley 41 inf. dicho título, lib. 8, tit. 13, dicho dan, guardando lo dispuesto por las leyes de libro.

estos nuestros reinos de Castilla.

los prelu

que valie.

LEY XXXIII.

y á Nos por nuestra regalia, y como patron

universal de lodas las iglesias toca el cuidado D. Felipe II en Burgos á 14 de setiembre de 1592.

de proveer que se guarde y ejecute. Y porque Que los obispos cobren lo que dejaren los indios de venirse á estos reinos los arzobispos y obispara capellanias y obras pias, y tomen las cuentas.

pos de nuestras Indias, Islas y Tierra.firme Mandamos que de las cajas de comnnidades del mar Océano, dejando sus ovejas sin pas. de indios donde está ordenado entren los bie- / tor, y á los clérigos sin el gobierno personal nes de los difuntos, se saque y pague lo que que tanto importa, se siguen gravisimos daños hubieren dejado para capellanias, obras pias y

é inconvenientes : mandamos á los vireyes, pre. hospitales en dinero ó rentas. Y encargamos á

sidentes y oidores , que no den á los arzobispos lus arzobispos y obispos que tomen cuentas á u obispos licencia para venir a estos reinos, y à cualesquier poseedores de estos efectos , y ha los gobernadores y alcaldes mayores y otros gan cumplir y ejecutar las disposiciones de los nuestros jueces, que no los consientan ni dejen testadores, y los vireyes, y audiencias y gober- venir si no fuere teniendo espresa licencia nadores no se entrometano en lo sobredicho

, y

nuestra para venir, ni los dejen embarcar en lo dejen á cargo de los prelados. (?)

ninguna manera ni por ninguna via, porque

asi conviene al servicio de Dios nuestro señor LEY XXXIV.

y al nuestro, y bien de los naturales y espa

ñoles El emperador D. Carlos y el cardenal Tavera G. en

que residen en aquellas provincias. Talavera á 6 de julio de 1540. D. Felipe IV en Ma

LEY XXXVII. drid á 8 de noviembre de 1638. Véase la ley 28, litulo 16 de este libro.

D. Felipe IV en Madrid á 5 de octubre de 1626, 23 Que cuando los diezmos no llegaren d quinientos de junio de 1627 , y 17 de julio de 1618. Y en esla mil maravedís, se pague á los obispos lo que faltare Recopilacion. Véase la ley 2, lit. 24 , lib. 8. de la hacienda real.

Que los vireyes ordenen d los oficiales reales, q11e Los oficiales reales de todas las provincias cobren y administren las vacantes y espolios, y ellos de nuestras Indias, Islas y Tierra-lirme del

lo ejecuten, y se ponga cobro en los bienes de los mar Oceano, averiguen y sepau lo

prelailos, re en cada un año la parte de diezmos

De los diezmos que a Nos pertenecen por

que pertenece a los obispos de aquellas provincias; y

concesiones apostólicas, hemos dotado todas las hallando que no llega á quinientos mil inara

iglesias de nuestras Indias, arzobispados y obisyedis en cada un año, se los suplan y paguen pados de ellas , supliendo de nuestra real hade cnalquier hacienda nuestra desde el 'fiat de cienda lo necesario para su dotacion , alimensu Santidad.

tos y congrua sustıntacion ; y por ser las di

chas iglesias , arzobispados y obispados de nues LEY XXXV.

tro patronazgo real, y estar debajo de la inme D. Felipe IV en Monzon å 25 de febrero de 1626. Y

diata proteccion nuestra, atendiendo a lo que en esta Recopilacion.

conviene, que

lo

que montaren las vacantes y Que los prelados tengan canformidad con sus cabil- espolios de los arzobispados y obispados esté dos , y sobre dudas en lus erecciones guarden la

siempre de manifiesto para quien lo hubiere de ley 14, tit. 2 de este libro.

haber conforme á derecho : inandamos á los Porque conviene que los eclesiásticos vivan

vireyes de nuestras Indias que den las órdecon toda paz y buena conformidad , pues de lo

nes que convengan a nuestros oficiales reales

de todos sus distritos y jurisdicciones, para que contrario se pudieran escandalizar los recien convertidos á nuestra santa fé católica : roga- polios de los arzobispados y obispados, y lo len

cobren lo que montaren todas las vacantes y es. mos y encargamos á los prelados de nuestras

gan en su poder por cuenta a parte, para disIndias que procedan con sus cabildos, como padres y pastores , y los subditos como hijos oficiales reales lo cumplan y ejecuten precisa y

tribuirlo segun nuestras órdenes , y los dichos obedientes á sus prelados , esc:usando cuanto

puntualmente. Y asiinismo hagan tomar cuenfuere posible quejas y sentimientos, porque de esto resulta faltar al servicio de la iglesia han causado á las personas en cuyo poder hu

tas de las vacantes y espolios que hasta ahora se con desconsuelo de todos ; y si se ofreciere al

bieren parado , y nos avisen en todas las ocaguna duda sobre las erecciones, guarden lo

siones de armadas, del estado tienen estos proveido por la ley 14, tit, 2 de este libro.

que

efectos, y con qué órdenes se han distribuido, LEY XXXVI.

para que visto en nuestro consejo real de las İndias provea lo

que convenga. (8) D. Felipe II en Madrid á 26 de octubre y á 14 de diciembre de 1561. Y don Felipe IV en esta Recopilacion.

(8)

La real cédula de vacantes mayores y meQue d ningun arzobispo ni obispo se consienta venir

es dada en S. Ildefonso á 5 de octubre

de 1737. Por cédula de 23 de junio de 1712 se preá España sin licenciu del Rey.

viene, que pagadas las deudas, el resíduo de espoLos arzobispos y obispos de nuestras Indias lios se ha de remitir al Rey para distribuirlo. Por estan obligados á residir en sus prelacias con otra de 5 de octubre de 1737 estan aplicados a la forme á derecho y al santo Concilio de Trento, iglesia. Por el reglamento del Monte Piedad se aplicó

la vigésima parte a éste en virtud de la facultad que

el concordato de 20 de febrero de 1753 se dió al (3) Véase la ley 145, tit. 15, lib. 2 inf.

Rey para distribuirlos eo usos piadosos.

nores

с

« AnteriorContinuar »