Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

178

Libro v. Tit. vii. pena de suspension, y mas cuatro pesos para los Que no reciban dillivas de los presos, ni prenulan, n pobres de la cárcel si no lo hicieren.

suelten sin mandamiento.

No reciban dádivas, ni dones de los presos,
LEY IX.

ni se los lleven por aliviar prisiones, ni pren-
Los mismos.

dan, ni suelten sia mandamiento, con la misQue los alguaciles prendan d quien se les mandare ma pena impuesta a los de las audiencias. Prendan los alguaciles mayores, y sus te

LEY XVI. nientes á quien se les mandare , sin omision , ni disimulacion ; y si no lo cumplieren, incurran

Dl emperador don Carlos y el cardenal gobernador

en Madrid á 27 de octubre de 1540 El príncipe goen las penas impuestas á los alguaciles mayores

bernador alli á 31 de mayo de 1552. D. Carlos Iị y de las audiencias.

la reina gobernadora. Véase la ley primera , tit. 11, LEY X.

lib. 5.

Que declara la ley 3, tit 20, lib. 2.
Los mismos.

Lo ordenado por la ley 3, lit. 20, lib. 2,
Que no disimulen juegos ni pecados públicos.

sobre que los vireyes, audiencias, y justicias, en Guarden los alguaciles mayores, y los demas

caso de ejecutar algunos autos, o mandamien. de las ciudades, lo proveido con los de las aa

tos, sea por los alguaciles mayores, ó sus tenien. diencias, sobre que no disimulen juegos vedados.

tes, se ha de practicar de for ina , que los

aulos, ni pecados públicos; y todo lo deinas contenido

ó mandamientos de las audiencias se ejecuten por eą la ley 24 , lit. 20, lib. 2, que de esto trata,

los alguaciles mayores , ó sus tenientes, concedicon la misma pena.

dos por Nos, sino conviniere mandar especialLEY XI.

mente otra cosa , y los aulos y mandamientos de Los mismos.

los gobernadores, alcaldes ordinarios y las demas Que no aceplen oficios ni gobiernos.

justicias, se cometan al alguacil mayor de la cioMandamos que los alguaciles mayores de las dad, y á sys tenientes si los pudiereo nombrar, ciudades y villas no sean proveidos en oficios, ni y no á otro alguacil, ni persona algona. gobiernos, y si de hecho los aceptarea, incarran

LEY XVII.
en las mismas penas que los alguaciles mayores D. Felipe IV en Madrid á 19 de agosto de 1631. Don
de audiencias.

Carlos Il y la reina gobernadora.
LEY XII.

Que en los corregimientos de indios no haya 'algua-
Los mismos.

ciles mayores, y en cada pueblo se pueda nombrar

un indio alguacil. Que las justicias no desarmen á los que rondaren con los alguaciles mayores.

Algunos corregidores, y alcaldes mayores de Ordenamos que los gobernadores, y otras

indios han pretendido introducir y poner alguacualesquier justicias, no desarmea á los que an

ciles mayores propietarios, por tener mano con duvieren en la rouda con los alguaciles mayores,

los indios para sas tratos y grangerias, y mo. şi con este pretexto no hicierea inquietudes.

lestarlos, sirviéndose de ellos con autoridad de

justicia : Mandamos que los vireyes, presidentes, LEY XIII.

y audiencias no lo consientan, ni permitan, y por Los inisinos,

todas vias procuren el buen tratainienlo, y con: Que no quiten las armus á los que llevaren luz.

servacion de los indios , y si pareciere conveNo han de desarmar de noche á los

niente que en cada pueblo de indios nombre el Hle

que varea hacha, ó luz encendida , ó madragaren á corregidor, o alcalde mayor an indio por alguasus labores y grangerias, como está ordenado.

cil, con vara, lo podrá hacer.
LEY XIV.

Que los alguaciles mayores sean comprendidos
Los misinos.

en la prohibicion de los tralos, y contrutos, Que no tomen el dinero vi los que hallaren jugando.

ley 32, tit. 20, lib. 2. No lomen el dinero á los que hallarca ju.

Que las justicias cjerzun con los escribanos

publicos, y alguaciles ordinarios, ley 33, gando, y puedan depositar la pena de la ley.

tit, 8, de este libro,
LEY XV.

Los escla 'os de alguaciles mayores puedan
Los mismos.

traer armas, ley 16, tit. 5, lib. 7.

[ocr errors]
[ocr errors]

1

[ocr errors]

KIRUNO OCHO.

De los escribanos de gobernacion, cabildo , y número, públicos,

y reales, y notarios eclesiásticos.

LEY PRIMERA.

se les hará cargo en las visitas , y residencias, y D. Felipe II en Madrid á 5 de agosto de 1564. Y á que todos los autos judiciales, y extrajudiciales, 19 de diciembre de 1568 , y 16 de octubre de 1570. escrituras públicas, testamentos, notificaciones, D. Felipe Ill alli à 4 de mayo de 1607. D. Felipe IV alli á 22 de noviembre de 1621. En Valencia s 9 de

los demas, que se deban hacer ante escribanos noviembre de 1645 , y a 15 de febrero de 1650,

en que intervenga su fè, legalidad y autoridad,

у 26 de abril de 1653. Én Aranjuez á 24 de abril de pasen y se otorguen, y actuen precisamente an1652. En Madrid á 4 de noviembre de 1665, y á 21 te los escribanos públicos y reales, que tienen, ó de marzo de 1666. D. Carlos Il y la reina goberna- túvicren titulo, y notaria de los señores reyes dora en Madrid á 31 de diciembre de 1669. Y en esta

nuestros progenitores, ó nuestro , despachado por Recopilecion. Véase la ley 3 de este lítulo.

el consejo de Indias , y ninguno que hubiere usaQue lo's vireyes y justicias no puedan nombrar es. do oficio de escribano por nombramiento de los cribanos, y hayan de sacar titulo y notaria del rey, despachado por el consejo de Indias.

vireyes, gobernadores, audiencias, y las demas

justicias referidas, sea osado á proseguir en el Habiéndose introducido que los vireyes, au uso y ejercicio de el dicho oficio, pena de quidiencias, gobernadores, y otras justicias de las

nientos pesos por la primera vez, y de ochocienIndias, con pretesto de que hay falta de escriba

tos pesos por la segunda, y creciendo la reinci. nos reales en las ciudades y poblaciones, nom dencia hasta la tercera, no solo se ejecutará en brabad personas para escribir, y actuar en las ellos la pena pecuniaria referida que aplicamos visitas y residencias, y otros negocios, y hacer á nuestra camara, juez, y denunciador, por terescritaras, testamentos, é instrumentos públicos, cías partes, sino la de seis años de destierro del como si propiamente fueran nuestros escribanos reino, ó provincia, donde se hallaren. Y es nues. reales, de que ha resultado venir los autos, pes tra voluntad, que se practique, y ejecute lo mis. quisas, averiguaciones con notables yerros, y no en los jueces, procuradores, y escribanos, que nolidades, y debiendo concurrir en ellos la sa adunitieren las escrituras, é instrumentos, autos ficiencia y pericia, que tanto conviene a su ejer- | jadiciales, y extrajudiciales, ó usaren de ellos, cicio, y se reconoce por el examen, siendo tan añadiendo a los escribanos , que actoaren, y fueconveniente la seguridad, y buena forma de los rea contra lo referido, las penas, que por dereregistros, y protocolos que no tienen, ni guar- ; cho estan impuestas a los falsarios. Y para mas dan con la custodia necesaria, de que se sigue Grmeza declaramos que todos los instrumentos, confusion , y variedad en el hecho de la verdad, escrituras, aulos judiciales, y extrajadiciales, que porque algunas veces se pierden los autos y es se hicieren, y actuaren, fecs, y testimonios , da. crituras, y con ellos la relacion de lo cierto: y dos en contravencion de esta näestra ley, no tencomo quiera que por nuestras reales cédulas está

gan valor, ni efecto, ni se puedan presentar en dispuesto , que no puedan usar estos oficios los juicio, ni fuera de el, pues faltando la forma que no tavieren titulo y notaría de nuestra real substancial, que es defecto de autoridad, y apropersona, ó de quien con nuestra licencia, y fa bacion nuestra al titulo ya dado, ó que de nnecoltad especial la pueda conceder, porque esto vo se diere por el dicho nuestro consejo, á quien es acto de jarisdiccion, y parte de nuestro se toca unicamente, no pueden tener efecto, ni vañorío real, descando que á estos y á

lor alguno: y asimismo los dichos nuestros juechos daños y raenoscabos que resultan al buen

go: ces, y justicias no permitan, que los escribanos bierno, y

derecho de las partes, se ponga el re. de gobernacion, que no tuvieren particular, y medio necesario: Ordenamos y anandainos que expresa facultad puestra , hagan autos, si no fueasi se guarde y cumpla precisa , é inviolablemen. re donde por sus oficios les tocare, so las penas te, y ninguno de nuestros vireyes, presidentes, referidas, y nulidad de lo actuado. Y ordenamos audiencias, gobernadores, corregidores, jueces á los fiscales de nuestras auiliencias, que tengan de comision , visitas ó residencias, pesquisido- particular cuidado de que en sus distritos se guar. res, alcaldes ordinarios ó justicias de cualquier de lo contenido en esta nuestra ley: y la misma nombre , dignidad , ó calidad, paeda hacer, ni obligacion de sacar título, у haga nombramientos, oi despache litulos de cs sejo de Indias , ban de tener los escribanos, que cribanos perpetuos, ni por tiempo limitado, pa fueren nombrados en estos reinos de Castilla para ningun efecto general, ni particular, por se ra acluar con los jueces de visitas, residencias, y creto, oi grave que sea , con pretesto de que hay pesquisas, que en virtud de nuestras órdenes, falta de cscribanos en la parte donde los preten- comisiones, y despachos pasaren á las Indias. Y dieren nombrar, ni por otra ninguna causa, por porque podia saceder , que al tiempo de bacer precisa que sea , ni los consienta, tolere, ni per nuevos descubrimientos, y poblaciones hubiese mita , con apercibimiento, que se procederá con falta de escribanos, ó en alguna ciudad, villa, ó tra los susodichos por todo rigor de derecho, y lugar falleciesen todos los que habia, y si se hu

otros mu

notaria por

el con.

[ocr errors]

el rey.

biese de aguardar á que se vendiesen estos oficios escribanos se hagan precisamente por las audien. cesaria el curso , y despacho de los negocios, con cias á quien por nuestras cédulas fueren especedemos licencia, y facultad a los vireyes, pre

cialmente cometidos, y no por otras, presupues. sidentes, y gobernadores, para que en los casos to que un examen con testimonio basta para toreferidos, y no en otros, provean los oficios de das partes, y distritos de audiencias ; y si alguescribanos del número, y concejo en las perso

nos escribanos vivieren tan distantes de las aunas que les pareciere, siendo hábiles, y suficien diencias, que sin gran incomodidad, y peligro tes, en iuterin que Nos proveemos de ellos, á no paedan ir á ellas á ser examinados, cométase quien fuere nuestra voluntad, ó se vendan, ó el examen al gobernador, con dos capitalares, ó al pasen las renunciaciones hechas con forine á de teniente letrado mas cercano, de forma que se recho, y luego nos avisen por el consejo de In atienda á la saficiencia: y lo mismo se guarde dias. (1)

con los escribanos de gobernacion, que no están LEY II.

examinados, y por las causas referidas no puedan

acudir á las audiencias. D. Fernando V en Burgos á 26 de junio de 1512. El emperador don Carlos y la princesa Doña Juana en

LEY V. su nombre, en Valladold á 6 de julio de 1555. Don Felipe IV en Madrid á 12 de junio de 1636.

D. Felipe II en Madrid a 7 de julio de 1572. Que no usen oficio de escribanos publicos sino los Que los escribanos reales no usen sus oficios sin ha

nombrados
por

ber presentado sus títulos en los ayuntamientos, y Mandamos que en las Indias y sos Islas no

en las suscriciones digan de dónde son vecinos. puedau usar, ni osen oficios de escribanos públic

Por derecho de estos reinos de Castilla está cos sino los que de Nos tuvieren especial nom

ordenado , que los escribanos reales no puedao bramieoto para ejercer; y si algunos escribanos

dar se de las escrituras, que ante ellos pasan, sin reales; aunque no tengan titolo de escribanos haber presentado ante la justicia, y regimiento públicos, hubieren usado y ejercido de tales ofi de aquel lugar, y escribano del concejo, sus titucios con el titulo solo de escribanos reales, dado los: y en las suscripciones de las escrituras dipor Nos hasta quince de octubre de mil seiscien. gan y declaren de donde son vecinos, pena de los y veinte y tres, no sean comprendidos en la que por el misino hecho pierdan el oficio: y asi. prohibicion.

mismo que por las presentaciones no se lleven LEY III.

derechos; y porque nuestra voluntad es que se

guarde lo susodicho: Mandamos que los presidenLos mismos. Véase la ley primera , tit. 5 , lib. 8. tes, y oidores provean, y dén órden como asi se Que todos los escribanos de camara, gobernacion, haga y cumpla, y en los casos que ocurrieren cabildos , priblicos y reales, minas y registros sean impongan las penas referidas. examinados, y saquen fiat ý notaría.

LEY VI. Los escribanos de cámara , cabildos, gober

El mismo en Lisboa á 10 de diciembre de 1581, y en pacion, públicos, y reales minas, y registros,

Madrid á 21 de octubre de 1586. para ser recibidos al uso y ejercicio de sus ofi

Que el escribano de cabildo lenga libro en que asiencios, demas del título nuestro, han de ser exa

te las tulelas y fianzas. minados, y aprobados por las reales audiencias de sus distritos ; y tener licencia de ejercer, con

Mandamos que los escribanos de cabildo tenforme está ordenado por derecho de estos rei

gan libro, en que asienten y pongan razon de las nos de Castilla , y así se ponga en el despacho tutelas, y curadurias, y hacienda, que fuere á que se les diere , para venir por confirınacion; y cargo de los tutores , y curadores, y qué faozas hasta que lo hubieren hecho, y conste estar da

tienen. Y ordenamos à los jueces, que no las dis. dos por hábiles y suficientes, no los puedan usar, ciernan, si no fuere en personas abonadas, que у todos los susodichos sean obligados á sacar fat

aliancen de dar cuenta con pago cuando se les piy notaria, despachada por nuestro consejo de In- diere, precediendo las diligencias de esta ley. dias sin diferencia, ni excepcion, guardándose

LEY VII.
en todos esta calidad, como va expresada en los
públicos, y reales por la ley 1, de este titulo.

D. Felipe IV en Madrid á 18 de febrero de 1631.
LEY IV.
Que los tenientes de escribanos de cámara

que

los

pudieren nombrar den fianzas. D. Felipe III en Valladolid á 20 de marzo de 1610, y en Madrid á 3 de junio de 1620. D. Carlos Il y la rei

Sin embargo de estar prohibido que los esna gobernadora.

cribanos de las audiencias, y de la gobernacion Que las audiencias examinen á los escribanos, y s

puedan poner tenientes de escribanos de goberse hallaren muy distantes, se cometa el exámen.

nacion en las ciudades, villas, y lugares de sos Nuestra voluntad es, que los exámenes de

distritos, tienen algunos facultad nuestra, y es

tan en posesion, y costumbre de nombrar perso: (1). Sin embargo, por la ley 20, lil. 20, lib. 8, oas, que con los gobernadores despachea los nepermite nombrar interiuanente escribanos y otros

gocios tocantes á gobierno, y suerra; y porque empleados cuyos oficios no pueden estar vacos sin no pueden acudir á hacerlo respecto de ser esperjuicio de la república, principalmente siendo el interino el mismo renunciatario ó comprador del em

cribanos de las audiencias, y asistir al despacho pleo, siendo su nombramiento en el interin

ordinario de ellas: Mandamos qae los tenientes los títulos. La propia ley manda que á estos interinos

nombrađos por los escribanos de cámara, como aun siendo nombrados por las justicias ordinarias no

escribanos de gobernacion, en caso que lo puese les puede remover sin conocimiento de causa. dan, y deban hacer, conforme a las facultades,

[ocr errors]

se

que saca

que
de Nos tuvieren, dén fianzas luego que sean

LEY XI. nombrados, para el buen uso, y ejercicio de sus

Fl mismo en Madrid á 6 de diciembre de 1583. oficios, y que estarán á la residencia de ellos; y volverán los papeles à los propietarios, para que

Que estando en diferentes lugares el gobernador y

teniente general, pucda el escribano de gobernacion se pongan en su registro, y archivo donde tuvie

nombrar quien despache con el uno. ren los demas tocantes á la gobernacion de la provincia; y hasta que hayan dado estas fianzas Si el gobernador, y su teniente general estu. no se les consienta usar, oi ejercer.

vieren en diferentes paeblos de su provincia, y

hubiere escribano de gobernacion, podrá el dicho LEY VIII,

escribano nombrar, y noinbre otro que con el uno El emperador D Carlos y la emperatriz gobernadora

de ellos use, y ejerza este oficio, darante el tiem en Valladolid á 10 de junio de 1537. D. Felipe Il y po que estuvieren separados, con que tenga litula princesa gobernadora alli á 12 de junio de 1559. lo del consejo, y esté aprobado. D. Felipe IV en Monzon á 8 de marzo de 1626.

LEY XII. Que los escribanos de camara guarden la ley 2, titu. lo 23, libro 2, y los de cabildo y gobernacion no D. Felipe III alli à 25 de julio de 1620. pongan tenientes ni substitutos.

Que los escribanos de gobernacion no lleven el priMaodamos que los escribanos de cámara de mer mes de los oficios de guerra que se proveyeren. las audiencias guarden lo proveido por la ley a, En el reino de Chile se introdujo, que el estit. 23, lib. 2, y no puedan nombrar, ni poner

cribano de gobernacion lleve de cada oficio de escribanos de comisiones, ni receptores, ni de

guerra, que provee el gobernador y capitan gejueces de residencias, ni de ejecutores , porque neral, el primero mes de sueldo á título de deesto ha de tocar á nuestras audieocias ; y

los

rechos, sin mas justificacion que haber asentado, nombraren, y pusieren, no sean admitidos, ni

que esto mismo se practica en Flandes: Mandalas justicias actuen con ellos; y que los escribanos

inos que en aquel reino, ni otra parte de las Inde cabildo, y gobernacion no puedan nombrar, dias no se consienla, ni dé lugar a que los escrini poner tenientes, ni substitutos para materias

banos de gobernacion, ni secrelarios de los gober. de gobierno, justicia, ni otra de chalquier calidad

nadores lleven estos derechos, ni otros ningunos que sea, ni en ninguna ciudad, villa , ó lagar del

por esta causa. distrito, porque nuestra voluntad es que estos

LEY XIII. negocios pasen ante los escribanos del número de las ciudades, villas y lugares, conforme à las D. Felipe IV en Aranjuez á 23 de abril de 1625. leyes , y pragmáticas de estos reinos de Castilla. Que los escribanos de gobernacion despachen por

los indios con sus protectores. LEY IX.

Los escribanos de gobernacion despachen toD. Felipe II en Madrid á 17 de enero de 1593. dos los negocios tocantes á los indios, con sus pro. Que los escribanos de cámara y gobernacion asistan

tectores, segun el estilo de aquella provincia, sin à las audiencias de vireyes y gobernadores para los obligar a los indios á ir á sus casas, ni á que les negocios de indios.

lleven ninguna cosa, y tengan los gobernadores Los escribanos de cámara, y gobernacion, particular cuidado de que así se cumpla, y ejecuando los vireyes y presidentes gobernadores hi

cute. cieren audiencia de gobierno, y justicia para ma

LEY XIV. terias, y causas de indios, asistan, y se hallen

D. Felipe II en el Bosque de Segovia á 27 de setiempresentes , y dispache cada uno las peticiones, bre de 1565. D, Felipe IV en Valencia á 9 de 110

viembre de 1615. que les pertenecieren, los de gobernacion las de gobierno, y los de cámara las de justicia, y lo Que los escribanos de gobernacion y reales no puemismo hagan los demas escribanos, con diferen dan hacer autos ni escrituras, y guarden en esto el

derecho real. cia de ejercicios, ante los gobernadores que no fueren presidentes.

Ordenamos á los presidentes, audiencias y go. LEY X.

bernadores, que en sus ciudades, términos y ju

risdicciones no consientan, ni permitan que los El mismo á 22 de junio de 1573.

escribanos de gobernacion y reales, no siendo del Que habiendo dos escribanos de gobernacion se les

número de cada una, y dentro de su término, harepartan los negocios por provincias y obispados.

gan escrituras públicas, ni otros autos judiciales, Donde hubiere dos escribanos de gobernacion, y guarden el derecho de estos reinos de Castilla.

LEY XV. se les reparlan igualmente los negocios de gobierno por provincias, obispados, alcaldias mayores, D. Felipe II en Aranjuez á 27 de mayo de 1568. corregimientos, ó coino inejor pareciere. (2) Que cada escribano tenga libro de los depósitos que

se hicieren ante el. Cada uno de los escribanos tenga

gistros separado, donde asiente lus depósitos, que (2) Tambien han sido eternas las quimeras de los ante el se hicieren específicamente, para que consescribanos de gobierno con los secretarios de los vi

tando cuyos son, se acuda con ellos á sus dueños, reyes y presidectes; y en una cédula de 22 de noviembre de 1777 se deslindaron bastantemente los ejer

y si alguno se ausentare, deje el libro al sucesor cicios de ambos destinos. En otra de 11 de octubre

en su oficio, porque en todo haya buena cuenta y de 1790, se encargó el cumplimiento de aquella. TOMO II.

48

libro de re

razon

su

LEY XVI.

LEY XXI. El mismo en Madrid á 7 de julio de 1572.

El mismo ordenanza 137. Que los escribanos tengan registros de las escritu Que los escribanos y receptores no escriban por ras aunque las partes consientan que no las haya.

abreviaturas. Los escribanos guarden, y tengan siempre en Todos los escribanos, y receptores escriban sa poder registros de todas las escrituras, autos, sin abreviaturas, poniendo por estenso y letra, é informaciones, y todos los demas instrumentos los nombres y cantidades: y guarden la ley 29, públicos, que ante ellos se hicieren, y otorgaren, tit. 23, lib. 2. sin embargo de que digan, y consientan las par

LEY XXII. tes á quien tocaren, ó sus procuradores, que no

El mismo ordenanza 152. quede registro, pena de un año de suspension de oficio, y diez mil maravedis para nuestra cámara. Que apelandose para la audiencia de auto interlocuLEY XVII.

torio, el escribano vaya a hacer relucion.

Mandamos que los escribanos del número de El mismo en el Pardo á 24 de setiembre de 1571.

la ciudad ó villa donde residiere audiencia , en Que á los escribanos se entreguen los papeles y los

cualquier pleito, ó negocio de que las partes, ó vuelvan por inventario.

cualquiera de ellas apelare á la audiencia de auto A los escribanos de cámara , y gobernacion, interlocutorio, sean obligados el siguiente dia, y los demas que tuvieren oficios públicos, cuan que no sea feriado, à ir á los estrados á hacer re. do entraren á servirlos se entreguen por inven lacion, aunque las partes no se hayan presentatario, y memoria todos los papeles tocantes á nues do en grado de apelacion, sin aguardar que les Iro real servicio y derecho de las partes, anti sea ordenado, con pena, ni sin clla, pena de seis guos y modernos, que bubieren de tener en

pesos, y el daño é interes de las partes: y en poder, y de ellos se les haga cargo: y cuando fal caanlo á citarlas, ó á sus procuradores, para que taren de sus oficios, ó dejaren los papeles, se les se hallen presentes, guarden la ley 32, tit. 27, tome cuenta por los inventarios y menorias:

у

libro 2. (3) tambien se les haga cargo de los que recibieren

LEY XXIII. despues. LEY XVIII.

D. Felipe II en San Lorenzo a 15 de junio de 1573.

Que no se lleven derechos á los indios alguaciles de D. Felipe II y la princesa gobernadora en Vallado

los tambos. lid á 20 de mayo de 1557. Que los pupeles, procesos y registros pasen con los

A los indios alguaciles puestos en tambos de oficios de escribanos.

caminos y pueblos, para proveer de manteniMandamos que los papeles, procesos, y escri

mientos a los caminantes, es nuestra voluntad taras de cada oficio de escribano, y dependientes que no se les lleven derechos por los mandamien

tos, que para esto se les despachan por las jastide ellos, pasen con el oficio al sucesor en él, y

cias en cada un año, atento á que sirven sin sano queden en poder de la muger del antecesor ó

lario, ni emolumentos: y así lo hagan guardar, y sus herederos, ó del que hubiere servido el oficio

guarden nuestras audiencias, y justicias. en interin, ó de otra ninguna persona: y los que estuvieren fcnecidos se pongan en el archivo. Y

LEY XXIV. en lo que toca á derechos de los procesos causa

El mismo en Madrid á 28 de junio de 1561 , y en 19 dos en el tiempo, que el oficio hubiere estado va

de abril de 1583. cante, la audiencia del distrito baga justicia, ci

Que todos los oficios proveidos para un pueblo de tadas y oidas las partes.

indios se pongan en un mandamiento, y paguen de LEY XIX.

los bienes públicos.

Los escribanos de gobernacion son obligados D. Felipe II en Madrid á 11 de setiembre de 1570.

D. Felipe III alli á 11 de febrero de 1614. à poner en un mandamiento todos los oficios, que Que los escribanos que se ausentaren dejen sus re se proveyeren para cada pueblo de indios: y no gistros al escribuno de cubildó.

han de llevar derechos demasiados, y estos sean Los escribanos reales, que tuvieren facultad

de las calpizcas, que son bienes públicos del conpor derecho real para otorga escrituras públicas, cejo de aquel pueblo. (4) si se ausentaren, dejen los registros al escribano del cabildo: y para usar este oficio se obliguen

El emperador D. Carlos y el príncipe gobernador en primero ante el de lo guardar y cumplir, pena

Madrid á 9 de diciembre de 1551. D. Felipe Il y la de privacion de oficio, y quinientos ducados para

princesa gobernadora en Valladolid á 5 de junio de nuestra cáinara, y pagar el daño é intcres de las 1559. Y el mismo en San Lorenzo á 8 de agosto de partes: y las audiencias lo hagan así guardar. 1587. En Valladolid á 29 de julio de 1592. D. FeliLEY

(3) Que manda que notifique a las partes ó a sus D. Felipe II ordenanza 134 de audiencias de 1595.

procuradores el escribano que es mandado vaya ha Que los escribanos guarden con puntualidad la hacer relacion bajo la pena de dos pesos. ley 60, tit. 23, lib. 2.

(4) Bien pueden hoy hacerse las confirmaciones Ordenamos que los escribanos sean muy pun.

en distintos inandamienlos ó despachos , pues por el tuales en lener los registros cosidos, y signados España no se pueden llevar derechos algunos por

art. 14 de la ordenanza de lotendentes de Nueva como se ordena por la ley 60, tit. 23, lib. 2.

dichas confirmaciones.

LEY XXV.

:

« AnteriorContinuar »