Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors][merged small]

libranzas á pagar en aquellas cajas de comunidad, cio de teniente, dará otras particulares por lo to.
ó mandaren cumplir las que dieren los corregi cante al juzgado, hasta en cantidad de mil pe-
dores, han de tener cuidado los oficiales reales á sos ensayados.
cuyo cargo estuvieren las cajas, como se lo en

LEY XXVI.
cargamos, de las justificar y ajustar antes de dar.
las cumplimiento, advirtiendo, que si no lo hi-

Los mismos. cieren coino deben, sera por su cuenta y riesgo; Que haya rador de los censos y bienes nombra. y los dichos jueces no han de poder enviar eje

do por la audiencia. cutores, ni otra persona, á estas cobranzas á cos. Ordenamos y mandamos, que donde hubieta de las cajas, porque las han de cometer a los re caja de comunidad, nombre el acuerdo de la gobernadores, ó corregidores, que si faeren omi. audiencia on cobrador, persona de toda satisfacsos, será por su cuenta , y costa, y con esta ad cion y confianza, que conforme a lo dispriesto, vertencia, y la contradicion, ó reparo, que nues entienda en saber lo que se debe de censos, y tros oficiales hicieren en las libranzas, se lleva comunidades, y solicitar las cobranzas de los lerrán á la audiencia, para que sobre ello delermi cios, que hubieren corrido, y corrieren, y en hane, de suerte que sin haberlo hecho, y precedi. cer las demas diligencias, que convengan, desdo estos requisitos, no las podrán pagar.

pachándole provision en forma, con titalo de co. LEY XXIV.

brador, y todas las veces que vacare, lo vuelva

à nombrar, guardando la misma forina. D. Felipe III en Madrid á 13 de febrero de 16:9, capítulo 10. D. Carlos Il y la reina gobernadora.

LEY XXVII.

. Que da forma en la cobranza de estos bienes.

Los mismos. Para que en todo tiempo se haga la cobran. Que el cobrador jure y de fianzas conforme á esla za de estos bienes puntual y efectivamente, el

ley. oidor fiscal, y oficiales reales, á cuyo cargo es Mandamos, que el cobrador haya de jurar, y tuviere, hagan sacar, y saquen al principio de jure, que usarà bien y fielmente su oficio, y que cada año una nomina, ó recepta de todo lo que de fianzas legas, llanas y abonadas en cantidad se ha de cobrar en el de censos, rezagos, y otra de dos mil pesos ensayados, de que dará cuenta cualquier cosa , que pertenezca á las comunida con pago de todo lo que hubiere estado á su cardes, que entregarán al cobrador, con las escrita

go, y resultare contra él. ras, recaudos, y despachos necesarios de los que estuvieren en la caja, dejando en ella recibo, que

LEY XXVIII. se le borrará cuando los vuelva, y para esto ha. D. Felipe III en el capítulo 13. D. Carlos II y la reina brá un libro, ó cuaderno en la caja, y todos ha.

gobernadora. rån, que ponga en la cobranza el cuidado posi Que el cobrador de cuenta cada mes de lo hecho y

cobrado. ble, sin atrasar las cantidades, cobrando cada tercio como se cuinpliere su plazo, y lo atrasado de

El oidor fiscal, y oficiales reales llamen cada una vez, sin perder ninguna diligencia.

mes en el dia que les pareciere mas conveniente,

al cobrador, y partida por partida , conforme á LEY XXV.

la nómina, y relacion, que aquel año le hubieD. Carlos II y la reina gobernadora.

ren dado, le pedirán cuenta de todo lo que tuvieQue el acuerdo nombre escribano y alguacil de este re por hacer, y el estado de cada cobranza, y él juzgado. la dará, para que se vea lo que ha hecho, у

falDonde hubiere caja de comunidad, nombre tare, y conforwe à esto se le ordene lo que pare. el acuerdo un escribano de satisfaccion , é inteli.

ciere necesario, de forma que siempre se mejogencia, que certifique las partidas, y ante el pa.

ren las cobranzas. son los pleitos, y cjecaciones, y todos los demas

LEY XXIX. autus judiciales, y extrajudiciales, locantes á la adiniaistracion, cobranza, y paga de los censos,

El mismo allí, capitulo 13. D. Carlos Il y la reina 90

bernadora. y escrituras, imposiciones, y redenciones, el cual cobre los derechos de los españoles, confor

Que al cobrador se le ayuda de costa moderada me al arancel, y de los indios no ha de llevar pin.

Al cobrador se le pague su trabajo, y dili gunos, si no estavieren permitidos por las leyes gencia en alguna ayuda de costa competente, y de esta Recopilacion, ni se le ha de dar salario, proporcionada, sin exceder de la jasta moderani ayuda de costa por su ocupacion; y asi inisacion, tasáodulo el juez, fiscal y oficiales reales. mo nombrarà el acuerdo un alguacil, que haga

LEY XXX. las ejecuciones, embargos, prisiones, llainamientos, y las demas diligencias, que convengan

D. Carlos II y la reina gobernadora. este juzgado, y sea uno de los tenientes del ma

pagas

de lo cobradio se hagan en la caja, y

de recibo á los deudores. yor de Corte, de quien se tenga mas satisfaccion, y cobrará sas derechos en la forma dispuesta

Luego que el cobrador teoga negociadas, y para el escribauo, y por lo que pudiere suceder, dispuestas las cobranzas, y pagas de su cargo de mas de las fianzas, que hubiere dado del ofi

avise à los deudores, o

las habierea

personas que

de hacer , que vayan con la cantidad á la caja couceterse en ambos efectos por cédula de 24 de fe

al tiempo y hora señalada por todos los minisbrero de 170).

tros, que han de tener las llaves, de suerte que Y véase la ley última de este título у

libro las pagas se hagan con efecto, y dentro de la caja, nola.

y alli se asiente la partida del recibo y paga,

1

Que las

[ocr errors]

24

zas de tierra al año para maiz,

en lagar del real bres los unos a los otios; y hábiéndose de

dando al deudor certificacion bastante, que le sir:

LEY XXXIV.2.1 va de carta de pago, señalada del oidor, fiscal y

D. Felipe Ill en Ventosilla á 26 de octubre de 1615. oficiales reales; y lo mismo se entienda en las

D), Carlos II y la d'eiva gobernadora: 11 partidas de censos, que se redimieren, y por nin

Que se ponga remedio en tos tratos de los corregidleguna forma consienta, que en poder del cobra

res con las cajas de comunidades. dor, ni otra alguna persona entre, ni sc deten

Sin embargo de estar prohibidos los tratos y ga, aunque sea por poco tiempo, el dinero, y cau. grangerias, que los corregidores de pueblos de indal de las comunidades.

dios tienen, y particularmente con las cajas de LEY XXXI.

comunidad, no solo se deja de ejecutar, sino'pro.

sigue el esceso á mayor, aumentu, libertad y puD. Felipe 11 en Lisboa á 4 de junio de 1582.

blicidad, y de las residencias no se consigue la Que los indios de Nueva España labren cada año diez reforınacion, porque como los sucesores vienen bruzas de tierra para sus comunidarles, y se intro

à continuar lo mismo, no tratan de averiguar la duzca en el Perú.

verdad, y satisfacer a los indios, antes procuran Está ordenado por el gobierno de la Nueva ocultarla, esperando el mismo suceso en sus resi. España, que cada indio haya de labrar diez bra. dencias, con que ordinariamente se dan por li

proy medio, que pagaban á sos comunidades: Man. ceder por terminos juridicos, no hay remedio que damos, que se continúe, con advertencia de que basie. Y porque una de las cosas de que mayor los caciques y principales sean relevados en algo, daño resulta á los indios, son los tralos, y grany lo mismo se introdazga en el Perú.

gerías, que tienen sus corregidores, en que los LEY XXXII.

trae'n ocupados, inpidiéndoles que acudan á sus

obligaciones, paga de sus tasas, y beneficio de sus D. Felipe IV en Madrid á 16 de abril de 1639, capí haciendas, con que se sustentan, aprovechándosc tulo 5. D. Carlos Il y la reina gobernadora. para esto del dinero de las cajas de sus comuni

dades: Mandainos á nuestros vireyes y audienQue los gobernadores y corregidores cobren por lo que toca á sus distritos, avisen a los oficiales reales, cias, que como materia tan importante, y escruy no impongan census.

pulosa , provean del remedio necesario, de forLos gobernadores y corregidores, cada uno

ma que ap.icando todos los medios juridicos, quien su distrito y tiempo, han de tener á su cargo

len y aparten de los indios tan grandes moles. las cobranzas enteramente, y lo que dejaren de

tias y vejaciones, procediendo a la averiguacion, cobrar ha de ser por su cuenta y riesgo y de su sa.

y castigo con toda severidad, y guardando las lelario, y á ninguno se le supla la falta del que se

yes y derechos. le debiere en nuestras cajas, porque no ha de

LEY XXXV. llegar à él, ni cobrarlo, si do constare primero,

D. Felipe IV en Madrid á 10 de junio de 1621. que ha enterado lo que es de sa obligacion. Y

Que las cansas contra corregidores sobre bienes de mandamos, qae en los gobiernos, corregirnientos comunidudes se sigun criminalmente hasta pena de у alcadías mayores, donde no hubicre oficiales

la vida, reales, ni sus tenientes, entren estos bienes, co

Las causas de alcances de cajas y bienes de ino se fueren recogiendo, en poder de los de

comunidad, contra corregidores de indios, se han positarios generales o en su falla, en el de la per

de seguir en juicio criminal, basia pena de la sana mas abonada, que nombre el cabildo, ó con

vida, segun la calidad del hurto, que llamau deucejo á sa riesgo, y luego de cuenta el justicia

da, porque la substraccion , que los corregidores mayor á los oficiales reales principales, para que hacen del dinero público, y de comunidades, con puestos en la caja de su carro, se empleen, y gas.

prelesto de sus oficios, es propiamente hurto, y ten en los fines para que fueron destinados, con

tal

se ba de castigar, hasla pena de la vida. forme á las leyes de este título, y no impongan Y porque el mejor gobierno consiste mas en imcensos, porque esta facultad toca al oidor, fiscal

pedir, que se cogielan delitos, que en castigarlos de la audiencia, y oficiales reales de la caja pria despues de cometidos, los vireyes y presidentes cipal. (7)

gobernadores, donde hubiere cajas de comunidad, adviertan en los medios, que se les pueden ofre

cer fuera de los prevenidos en este titalo, para D. Felipe IV allí å 11 de junio de 1621. que los corregidores por ninguna via puedan toQue los corregidores envien cada año al virey, 7 car en este dinero, ni usar de el, é impongan las jueces de censos un tanteo de las cajas de comunidad. penas de derecho. Locargamos à los vireyes, y jueces de censos,

LEY XXXVI. que en cada un año hagan, que los corregidores de indios les envien un tanteo, y balance de lo

D. Felipe III en Madrid á 28 de marzo, y á 7 de ju

pio de 1620. cobrado de bienes de comunidad, y estado que tienen todas estas cajas en sus distritos, para que

Que las justicias y jueces de residencia tomen cuenta

de estos bienes, y avisen á los administradores. los corregidores vivao con mas cuidado, y se re

Mandainos que todos los gobernadores, cormedien los daños, que en ellas suele haber, y los fiscales procuren, que asi se cumpla y ejecute.

regidores, alcaldes mayores y ordinarios, jueces de residencia, y los demas que gobernaren la

provincia , sean obligados en las cuentas que to. (O) Y al acuerdo principalmente, ley 7 de este

maren á los concejos de hacer la inisuna diligentítulo

y
libro.

cia en cuanto a los censos impuestos en lavor de TOMO II.

60

como

[ocr errors]

las comunidades de indios , cobrar los rezagos y

vados de acudir al aumenio de fos bienes comoresultas , y ponerlas en la caja inmediata de nes, son defraudados de ellos por diversas vias, aquella gobernacion; y si los bienes hipotecados y se hallaä tan atrasadas las cobranzas de los Chubieren pasado à terceros poseedores , ó se mu réditos, como ha constado en nuestro consejo ricren los principales censoalistas, provean que por diferentes relaciones: Nos aplicando todo se hagan los recouocimientos vecesarios con obli- nuestro cuidado y atencion á negocio lan grave gaciones en forma; y si en esto fueren omisos ó y escrúpuloso, ordenamos á los vireyes y presigegligentes : Ordenamos que de sus personas y dentes gobernadores qne hagan restituir, pagar bienes se cobre otra tanta cantidad como hubie y reintegrar en las cajas de census de sus distrire montado el daño y perjuiciu sobre que se les tos todas las cantidades que se debieren, no omihará cargo en sas : résidencias : y asimismo que tiendo ni perdonando ningun medio que pueda de todo lo que hubieren obrado avisen al oidor, conducir á esta resolucion, sin embargo de las fiscal y oficiales reales, para que en todo pon- leyes de este título , que conceden jurisdiccion á gan el cobro conveniente.

un oidor para la judicatura y cobranza de esta LEY XXXVII.

hacienda, sus efectos y resullas hasta estar las

cajas enteradas de lodo lo que ahora se debe , у D. Felipe IV. en Madrid á 16 de abril de 1636. de haberlo hecho nos avisarán en la primera ocaQue los vireyes, presidentes y oidores, jueces y ofi, sion; y respecto de que en algunas partes es nues. ciales reales cuiden de esta hacienda, g avisen al

Ira real Hacienda el mayor deudor, y en mas reg.

gruesas cantidades por empréstitos que de estos Ordenamos á los vireyes, presidentes, oido bienes de comunidad se le han hecho: Mandares y oficiales de nuestra real Hacienda, que

mos que con ningun pretesto no se pueda sacar pongan todo cuidado, por lo que a cada uno to

ninguna cantidad de las dichas cajas, por ser care, en que no solo se consigan con pantaali

contra leyes y ordenaozas de aquel juzgado : y dad las cobranzas ordinarias y corrientes de los

en cuanto á los réditos corridos de las cantidades ceosos y hacienda de indios , sino que se hagan que se han lomado para nuestra real bacienda, con efecto de todas las deudas atrasadas, pues no

haran que con la comodidad y brevedad posible es justo que por onvision, descuido y fines par- se vayan enteraodo y reintegrando a las dichas 'culares se hagan de mala calidad , ó pierdan las cajas, porque la real hacienda quede libre de grandes cantidades que se.deben de este género de

esta obligacion; y con este ejemplar, y el que Hacienda. Y encargamos á los vireyes y presiden dieren los vireyes y presidentes ejecutando lo á los oidores que fueren jueces de estos

contenido en esta nuestra ley, den entero cumbienes, y oficiales de nuestra real hacienda , que plimiento á lo referido los socesores en sus carlos tavieren á su cargo, que todos los años nos

gos y oficios, y en los casos que les pareciere coavisen de lo que obraren, conforme a lo dispues- manicar la materia con el acoerdo de la audiento, y estado gac luviere el entero de estas cajas, cia, lo podrán hacer por lo que toca á la puntual que de su atencion y puntualidad nos daremos ejecución, y de todo nos daran cuenta. (8) por bien servido. LEY XXXVIII.

Que los salarios de los corregidores de señorio

se paguen de los tributos de él, y no de la D. Carlos II y la reina gobernadora en Madrid á 14

comunidad, ley 32, tit. 5, lib, 2. de agosto de 1668. Que comete a los vireyes y presidentes la cobranza Que el oidor visitador de la provincia procure de las deudas atrasadas debidns á las cajas de co

que los indios tengan bienes de comunidad, y munidad.

planten árboles Y se les de

por

instruccion Estando prevenidos por nuestras reales cé

ley 9, tit. 31, lib. 2. dulas todos los medios que parecieron bastantes para el buen gobierno , seguridad y conservacion de las cajas de censos, y coosegoir que los in

(8) Sobre este negociado tienen comision especial dios tuviesen en ellas las cantidades necesarias

en Chile el obispo y el oidor decano por cédula de 9

de agosto de 1692. para alivio y socorro de sus necesidades, mate Sin embargo de lo prevenido en esta ley, no poria de tanta importancia , que siempre la tendre- drán los vireyes avocar las causas que ya pendieren mos may presente, ha llegado à tal estado y

en el juzgado de censos, pues esto se probibió por

cédula de 28 de abril de 1765. ha puesto de calidad que por mala administracion resulta en sa daño y perjuicio el remedio

Sobre rebaja de censos por terremoto, ruina etc.

véanse las cédulas dadas en Madrid a 31 de diciembre introducido para su alivio , pues quedando gra de 1695, y otra de 15 de octubre de 1696.

tes , Y

se

TITULO QUITTO.

De los tributos y tasus de los indios.

[ocr errors][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][ocr errors]

V.

LEY PRIMERA.

cias tengan cuidado de que no se les haga agra:

vio, y asi se ejecule la ley 20, tit. 1, de este El emperador D, Carlos en Valladolid á 26 de junio

libro. (2)
de 1523. Ordenanza 5. D Felipe II ordenanza 146
de poblaciones de 1573. D. Carlos Il y la reina go-

LEY IV.
bernadora
Que repartidos y reducielos los indios, se les per. El emperador D. Carlos y la emperatriz gobernado-
suuda
que acudan al rey con algun moderado tributo.

ra en Madrid á 18 de octubre de 1539. Porque es cosa justa, ý razonable, que los

Que tributen los indios milimacs que antes tribuindios, que se pacificaren, y redujeren á nues,

tabanr. ļra obediencia y vasallage, nos sirvan, ý den

En algunos pueblos del Perú, encomendados tributo en reconocimiento del señorío, y servis cia, que como nuestros súbditos y vasallos deben, y tasadas, residen los indios, llamados mitimaes,

que en liempo de su gentilidad andaban, serpues ellos tambien entre si lenian coslambre de tributar á sus tecles, y principales: Mandamos, principales, y despues se escusaban de servir,

vian,, y contribuian juntos con sus caciques, y que se les persuada á que por esta razon nos acu.

dicienslo.qne no eran natorales de la tierra, y so dau con algun tributo en moderada cantidad de

vinieron a vivir de otras partes. Y porque si se los frutos de la tierra, como, y en los tiempos, les perinitiese recibirian daño los demas indios, que se dispone por las leyes de este litulo. Y es nuestra voluntad; que los e«pañoles, á quien por

y recaeria el servicio, que antes hacian todos en Nos, ó nuestro poder hubiere, se encomienda.

estos solos , quedando libres los, mitimaes, sin em

bargo de que gozan de los beneficios, y aproveren, lleven estos tributos, porque cumplan con las cargas á que están obligailos , reservando pa

chamientos de la tierra, y su vecindad, mandara Nos las cabeceras y puertos de mar, y las de

moś, que si es asi, que los mitimaes han servido inas encomiendas, y pueblos incorporados, y que lidos, y apremiados ás que ju atamente con los ca:

y.contribuido a los que dominaban, séan compese incorporaren en nuestra real corona. (1)

ciques, y principales , coatcibuyan en los puen LEY II.

blos donde habitan, lo que estuviere tasado ,
D. Felipe II cu Madrid á 27 de febrero de 1575. sas encomenderos, sin escusa.
y en 13 de junio de 1594, capitulo 2. D. Felipe III
alli á 9 de noviembre de 1598.

LEY
Que los indios reducidos ý congregados á poblucio-
nes paguen por dos años la mitad del tribulo.

D. Felipe II á 30 de diciembre de 1571.
Los indios pacificados, y congregados á päe- Que los ganaconas contribuyan como los demas in-
blos, que tributaban en tiempo de su infdelidad,

dios, y ser para

reg.: han de tribular por tiempo de dos años de sa ré. ! Habiéndose ordenado , que en las Indias no duccion, en cantidad que no exceda de la mitad hubiese servicio personal de indios yanaconas, del tributo, que pagaren los demas; y si fueren se quedaron à soldada en estancias de españoles, infieles, la parte que se habia de aplicar para la y algunos se juntaron, é hicieron poblaciones en doctrina, se ponga en caja separada para formar los lugares, y partes, que luvieron por bien de los hospitales en beneficio de los mismos indios, y cuales ninguno pagaba Iributo á Nos, ni olra ninenviarles doctrina.

guna persona, por no estar debajo de encoinienLEY III.

da, y reconociendo, que seria bien que pagasen

lo D. Felipe III en Madrid á 30 de enero de 1697, y á lidad, y grangeria de las tierras donde viviesen,

que buenainenle pareciese , conforme a la ca10 de octubre de 1618. Que los indios in fieles reducidos d nuestra santa

como los demas indios, en algunas provincias, se por la predicacion, no scan encomendados, tributen, i dispuso , que fuesen reducidos à pueblos particu. ni sirvan por diez años.

lares, y especialınente á las ciudades, y desde lue, Ordenamos, que si los indios in fieles se re go contribuyesen para la doctrina , remitiéndolo dnjeren de su voluntad á nuestra Santa Fé Ca

å los vireyes en cuanto al tributar, para que protólica, y recibieren el bautismo solaincnte por la veyesen lo mas conveniente, y que de justicia ha. predicacion del Santo Evangelio, no puedan ser

biese lugar, y que si pareciese, que tribolasen, encomendados, ni paguen tasas por diez años, ni

fuese para Nos, ordenando a nuestros oliciales com pelidos á ningun servicio; pero bien podrán, reales, que lo cobrasen: Mandamos, que asi sc si quisieren, concertarse para servir, y las justi. haga, y guarde, segan en cada provincia estu

viere introducido , y dispue to, y confortne á lo (1) Para la inteligencia de este título véanse los

referido conviniere disponer.
artículos 126 y siguientes hasta el 142 de la ordenan,
za de Inteudentes de Nueva España, y el tílulo 9,
libro 8.

Por decreto de las Córtes de 13 de marzo de 1811 (2) Se estendió la exencion á 20, por cédula dada se abolió el tributo.

en Madrid á 6 de marzo de 1687.

[ocr errors][merged small]

el

[ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors]

:

LEY VI.

ordinario pueden , y deben pagar algano, como

se hace generalmente en lodas las Indias: MandaD. Felipe IV en Madrid a 9 de abril de 1628. Que se cobre la tasa de los indios que estuvieren

mos, que se dé órden como Iributen con toda mo-, fuera de sus reducciones.

deracion, de forma que ningunos desamparen las Mandamos, que de los indios, que estavie

minas , y sean bien doctrinados, y tratados como

conviene á sa salvacion, y conservacion. ren fuera de sus reducciones, se cobre la tasa á titulo de ganaconas, que no tienen, ni reconocen

LEY X. encomenderos, y que lo mismo paguen los que El mismo en San Lorenzo á 4 de julio de 1593. estando fuera de ellas los luvieren.

Que los indios ocupados en estancias, obrages y LEY VII.

otros egercicios, tributen para el rey. D. Felipe Il á 5 de julio de 1578. D. Felipe III en

Muchos indios, que trabajan en estancias, Madrid á 10 de octubre de 1618.

obrages, labores, ganados, minas, recuas, carreQuc los indios solteros tributen desde diez ocho

j

terias, y servicio de españoles en pueblos prinaños si no estuviere introducido otro tiempo. cipales, no tributan; y porque es razon que lo

Los indios, que estaban debajo de la potes hagan, como los demas repartidos, y encomentad paternal, no pagaban tributo, ni acudian á dados: Mandamos á los vireyes, y presidentes los servicios, que los demas, y por gozar de li. gobernadores, que habiendo ajustado cuantos son bertad, no se casaban muchos de edad de veinte los indios que se ocupan en estos ejercicios, proy cinco, y treinta años, casàndose en tiempo de vean, que no estando en costumbre de tributar su infidelidad antes de llegar á doce, y porque

á sus encomenderos, se les imponga el tributo esto era causa de que viviesen mal, á instancia posible, y proporcionado á las ganancias de sus de los religiosos , que los doctrinaban, y pedian ocupaciones, y este se cobre para Nos, guardando el reinedio, se ordenó que no fuesen reservados, en todo las leyes de este título, y lo que especial. de los servicios públicos á que acudiesen los de mente estuviere determinado. mas, y como á gente valdia y vagabunda, los

LEY XI. cargasen algo mas, para que ayudasen á relevar á los otros: Mandamos , que asi se guarde y eje.

D. Carlos Il y la reina gobernadora. Véase la ley 44,

título 16 de este libro. cate, y encargamos á los doctrineros, que procu

Que los indios oficiales no sirvan de mita : paguen ren hacerlos casar, para que cesen ofensas de Dios

sus tributos en moneda, y vivan sin escándalo. nuestro Señor, y vivan cristiana y políticamen

Los indios maestros en sus oficios de carpiate; y los que pasaren de diez y ocho años de edad,

teros, albañiles, herreros, sastres, zapateros, y tributen hasta que cumplan cincuenta , si no es

otros semejantes, de quien se fian, y encargan las taviere introducido en algunas provincias mas,

obras camo á los maestros españoles, no entren ó menos tieinpo de exencion. (3)

en mita y cumplan con pagar sa tribalo en mo. LEY VIII.

neda corriente, ó en obras : y remitimos al arbiD. Felipe II en Madrid á 18 de mayo de 1572, y á 26

trio de los gobernadores, ó corregidores, y en su de mayo de 1573.

ausencia á los tenientes, resolver cuales tienen Que los hijos de negros é indins habidos en matri

esta calidad, y señalar los jornales, que deben monio, tributen como indios.

ganar cuando se alquilaren; y habiéndolos me. Declaramos, que los hijos de negros libres,

nester el encomendero para sus obras, y co las ó esclavos, habidos en Indias por matrimonio,

de sus deudos, y amigos, sea preferido á los dedeben pagar tributo como los demas indios, aun

mas. Y mandamos, que estos indios vivan en las que se pretenda que no lo son, ni sus padres tri.

ciudades sin escándalo, y no hagan fiestas, y desbutaron. (4)

órdenes de comidas, y bebidas, en que reciben

mucho daño, y deben tener mayor castigo, que LEY IX.

los otros indios. El misino alli á 15 de febrero de 1575.

LEY XII. Que los indios que trabajaren en minas, huertas y otras haciendas, Iributen.

D. Felipe III ordenanza 20 del servicio personal de

1601. En algunas provincias hay grande número de

Que se modere el esceso de tasas á los indios que indios naturales, y de otras diferentes, ocupados

trabajaren en minas. en cuadrillas de mineros, estancias, huertas, y

Ordenamos, que los vireyes se informen si haciendas de españoles, que no tributan en pin.

las tasas que pagan, y están repartidas à los inguna cantidad, pudiéndolo hacer con mucha fa

dios, que trabajan en las minas de Potosi, son cilidad, y particularmente los que asisten à las

excesivas; y si no resultare inconveniente de conminas, por sacar mucha plata, y porque los inas

sideracion , las moderen, dándonos cuenta de lo ganan á cuatro y á cinco pesos al mes, y con co

que resolvieren, para que Nos dispongamos lo nodidad podrán tributar por lo menos a dos pe

que mas convenga , y los presidentes gobernadosos al año, y parece que en reconocimiento de

res hagan lo mismo en lo que tocare á sus disnuestro vasallage, los que no pagan el tributo

tritos.

LEY XIII. (3) Esta escepcion no pone el artículo 137 de la ordenanza de Intendentes, y por el contrario, estien

D. Felipe IV en Madrid á 31 de diciembre de 1626. de el artículo 110 á todos los indios la ley 9, tit. 17,

Que d los indios de las minas no se les cargue mas libro 6.

tributo del que debieren pagar. (1) Lo mismo dice la ley 2, tit. 5, lib. 7.

Por aliviar a los indios en todo lo posible, y

« AnteriorContinuar »