Imágenes de páginas
PDF
EPUB

de

especialmente a los que acuden a labor de las ini hecha computacion de ellas, conforme al valor nas: Ordenamos, que a los que fueren á trabajar que la viesen, nos haya de servir, y sirva, con á ellas no se les reparta inas tributn del que de mil

pesos

cada ano, pagados á los tiempos, y por bieren pagar , y

ésle se cobre con toda suavidad. la orden, y forma, que estan obligados, á los cinLEY XIV.

co mil de su casa, y en esto no se pueda hacer,

ni haga descuento de diezino, ni otras cosas, aten. D. Felipe II en Badajoz á 26 de mayo de 1580. Eu to á que no es tasa , sino servicio, que se nos haLisboa á 4 de junio de 1582.

ce, para el efecto , que en su principio se señaQue los indios forasteros de la calidad que se refie

ló: y que lo mismo se haya de entender en los re, no tributen en las minas

por
ahoru.

otros repartiinientos, cuyas gruesas estuviesen taHan resultado pleitos entre los encomenderos, sadas en mas, o menos cantidad , regulándolo al é indios forasteros, que acuden a la labor de las

respecto de la quinta parte, de tal manera que sea minas, y beneficio de los inctales, sobre preten- uniforme, é igual : y que los indios de las proder los encoing menderos, que por haber minas de

vincias de Nueva España, y Guatemala, y las plata en sus pueblos, y aprovecharse los indios adyacentes nos sirviesen con cuatro reales cada de los inontes, y aguas, les deben tributar como uno todos los años, en lugar de el quinto, que los los de nas naturales; y Nos, considerando que al del Perú, Nuevo Reino, y Tierra-Firme nos pagunos de estos indios forasteros, y advenedizos

gan: y en cuanto a los repartimientos, que no es• hacen la parte que les cabe por su trabajo encen tuviesen tasados en el Perú, Nuevo Reino, y Tier. dradilla, de que nos tocan muchos derechos, y ra-Firme, en todos ellos se nos hiciese este serque es mayor el provecho que da an indio de es

vicio con la misma consideracion, y respecto de tos, que veinte de los tributarios: Declaramos,

la quinta parte; y para que los indios pudiesen que no conviene por ahora pedir el tributo a los

adquirir lo que montase, y pagarlo con mas conque tuvieron esta calidad, antes deben ser rele

veniencia, y pontualidad, se les diesen los dias vados de la paga del impuesto en las minas, pues de huelga necesarios, y equivalentes å su granasi se aumentará el número de gente. Y ordena geria : y asimismo, que los yanaconas, y exentos mos, que a los encomenderos se les haga alguna

pagar tasa, y lodos los demas, que no se comgratificacion proporcionada a los indios, que de prenden en ninguno de los dichos repartimientos este género estuvieren en las ininas, la cual remi

por andar ocapados en otros oficios , y ejercicios, timos à nuestros vireyes, audiencias, y goberna ó

que sirven, han de pagar cada uno en las die dores, que habiendo considerado si se les debe, la

chas provincias del Perú, Nuevo Reino, y Tierdarán con moderacion, con que no sea de nuestra ra-Firme un peso de plata ensayada : y en las de real caja y hacienda.

Nueva España, y Guatemala al respecto de los cua. LEY XV.

troreales, que pagan los demas: y aunque los io.

dios de la provincia de Tlaxcala por privilegio par. D. Felipe III en San Lorenzo á 6 de junio de 1609. ticolar son exentos de pagar tributo, es justo, que Que los indios no sean agraviados en tribulur por por ser este servicio de necesidad, y causa púmuertos y ausentes.

blica, en que todos generalmente son interesados, Somos informado, que al tiempo de cobrar los tributos de los indios les hacen pagar por en

contribuyan sin exencion, como lo hacen todos

los demas en cualquiera forma cxentos. Y por tero, conforme á la última visita, sin atencion

coanlo todo lo susodicho se ejecutó al tiempo de su á que de estos son muertos algunos tributarios, y primera promulgacion en algunas provincias enotros se han huido , y como los pagan los caci

teramente, y en otras coo moderacion, y en otras, ques, cobran lo que pagaron de las mageres, her

por ser mas pobres, se suspendió de el todo sa manos, hijos, y parientes de los muertos, ó hui.

ejecacion, en virtud de nuestras órdenes, mandos: Mandamos, que los vireyes, audiencias, y damos , que todo lo susodicho se guarde, y cumgobernadores; provean de remedio, de forına que

pla, sezun, y de la forına que entonces se ejecaen esta parte no reciban agravio los indios, ni

tó, y ahora se guarda , y ejecuta, porque nuescaciques.

tra voluntad es, que no se haga novedad en la co. LEY XVI.

branza, donde no hubiere limitacion especial D. Felipe II en el Pardo á 1.o de noviembre de 1591.

dada por Nos. D. Carlos Il y la reina gobernadora.

LEY XVII. Que los indios paguen al rey por servicio el requinto y toston demas de sus tributos.

D. Felipe III en Madrid á 14 de marzo de 1614. A causa de las públicas necesidades, que

Que los indios del Nuevo Reino no puguen el tomin ocurrieron el año de mil quinientos y noventa y

de los corregidorcs, ni los de l'ierra caliente el re

quinto. ono , taviinos

por

bien de ordenar, que todos los indios naturales de las provincias del Perú, Nue.

Relevainos á los indios de tierra caliente de vo Reino de Grananada, y Tierra-Firme, y las

el Nuevo Reino de Granada, de la paga de el readyacentes á estas, que estuviesen tasados, de quinto, que el año de mil quinientos y noventa mas de los tributos, que pagaban, conforme a sus y uno se inandí que pagasen, por ser tan pobres, tasas, á Nos, ó á sus encomender os , nos sirvie y miserables: y que en los pueblos de tieri a fria, sea por el tiempo de nuestra voluntad, con lo donde son mas ladinos, y tienen mayores gran• que montaba la quinta parte de los tribalos, que gerias, y comodidades para poderlo pagar, se conpagaban , segan las tasas, hecha la cuenta en esta

tinúe la cobranza. Y mandamos, qne de lo, onos, forma. Que el repartiniento cuya gruesa está ta

ni otros indios de tierra fria, ó caliente, no se sada en cinco mil pesos eo oro, plata, ó especies, cobre el tomin, que pagaban para salario de sus ΤΟΜΟ ΙΙ.

61

corregidores, y nuestra real audiencia en esta con en su infidelidad, guardando en todo lo que está forinidad de las órdenes convenientes.

dispuesto.

Despues de bien informado de lo que justa, y LEY XVIII.

cómodamente podrán tributar por razon de nues. D. Felipe II en Madrid á 17 de julio de 1572 Don tro señorio, aquello declaren, tasen , y moderen, Carlos Il y la reina gobernadora.

segun Dios, y sus conciencias, teniendo respeQue los caciques y sus hijos mayores no paguen to a que no reciban agrav.o, y los tribalds sean tributo.

moderados, y á que les quede siempre con que Declaramos , qne son exentns de pagar

tribu

poder acudir a las necesidades referidas, y otras tos, y acudir á mitas los caciques, y sus hijos semejantes, de forma que vivan descansados y remayores: y en cuanto a los demas hijos, y des

levados, y antes enriquezcan que lleguen a padecencieotes, que no estuvieren en tal posesion, no cer pobreza, porque no es justo, que pues vinie. se haga novedad, ni las audiencias den provisio ron á nuestra obediencia , sean de, peor condi. nes de exencion, guardando en cuanto a los mi cion, que los otros nuestros subditos. Y es nueslimaes lo resuelto por la ley 4, de este titulo.

Tra voluntad, que en ninguna de estas ocasiones LEY XIX.

haya comidas, banquetes, gastos, ni otras super

fluidades, ni servicio alguno para los comisarios, D. Felipe III en Madrid á 10 de octubre de 1618.

ministros, corregidores, tenientes, ó alguaciles, Que lus indias no paguen tasu

estén presentes ó ausentes de los pueblos, porque Las mugeres de cualquiera edad que sean,

en ningun caso se ha de hacer cosla á los indios, no deben pagar lasa.

El emperador D. Carlos ordenanza 10 de 1528. Don LEY XX.

Felipe II en Monzon de Aragon á 29 de noviembre

de 1563. En Toledo á 6 de junio y en San Lorenzo á El mismo allí.

25 de agosto de 1596. Que el indio alcalde no pague tasa ni servicio. Los indios, que estuvieren puestos en nues

El indio alcalde no pague lasa, ni otro ninguo tra real corona, y encomendados, á españoles, y género de servicio personal, aunque esté iolro personas particulares, paguen los tributos , que ducido, por

el año

que
lo fuere.

debiereo á Nos, y á sus encomenderos en los mis. LEY XXI.

mos frutos que criaren , cogieren , y luvieren en

sus propios pueblos, y tierra donde fueren veEl emperador D. Carlos y la emperatriz gobernado cinos y naturales, y no en otra cosa alguna , ni ra en Valladolid á 19 de julio de 1536. Él cardenal

se de lugar á que sean apremiados à bascar, ni Tavera gobernador en Madrid a 19 de junio de 1510.

rescatar los tribulos en otra ninguna parte para El principe gobernador en Valladolid i 14 de agosto de 1543. La reina de Bohemia gobernadora alli á 8

pagarlos, y asi lo declaren los tasadores

у de junio de 1551, y la princesa gobernadora alií á 29

tra's reales audiencias do bagan ejecutar, y no per. de setiembre de 1555.

milan contravencion, porque de ello nos tendreQue en tasar los tributos de indios se guarde la fora inos por descrvido. ma de estu ley

En la lasacion guarden lo que por Nos está Porque no reciban agravio los indios en ba mandado, acerca de que no haya servicios percerles pagar as tributo, de los que buenamente sonales, oi se echen los indios por sus encomenpueden, y gocen de toda conveniencia: Encargaderos á las minas, ajustándose à las loyes de este inos y mandamos a nuestros vireyes, presidentes libso, y espreso en ellas. y audiencias, que cada uno en su distrito haga fa Asi declarada, y hecha la tasacion, hagan una sar los tributos, y los comisarios, que para esto matricula, é inventario de los pueblos y poblafueren poinbrados, guardca la órden, y focuia si - dores, y de los tributos que se señalaren, para que guiente

los indios y naturales sepan, que aquello es lo Primeramenle , los tasadores asistan á ana que deben pagar, y no mas, y nuestros oficiales, misa solemne del Espíritu Santo, que alumbre y encomenderos, que entonces lo furren, ó husus entendimientos, para que bien , jusla , y de bieren de ser, sepan lo que hao de llevar, aperrechamente hagan la tasacion, y acabada la mi cibiendo de nuestra parte, y mandándoles, que sa, promelan, y juren can solemnidad ante el sa

ningun oficial nuestro, di otra persona particucerdote, que hubiere celebrado, que la harán lar sea osado, pública, ni secretamente, directe, bien, y fielmente, sin odio , ni afic on, y luego ni iodirecté, por si, ni por otra persona,

de lle. verán por sus personas lodos los pueblos de la pro var, ni lleve de los indios mas de lo contenido en vincia, que se hubieren de tasar, y estén en nue: la declaracion y lasacion, pena de que por la priIro noinbre encomendados, é para encoinendar, mera vez que escediere, incurra en el cuatro taná los descubridores, y pobladores, y el número to del valor, que asi hubiere llevado, para nuesde pobladores y naturales de cada pueblo, y ca Ira cámara y fisco; y por la segunda vez pierda lidad de la tierra donde viven, y se inforınarán la encomienda , y otro cualquier terechu que de lo que antiguamente solian pagar á sus caci tenga á los Tributos, y mas la mitad de sus bicques, y á los otros , que los señoreaban y gober

nes para nuestra cámiara, de la cual lasacion de naban, y asiinismo de lo que al tiempo de la la tributos dejarán los comisarios en cada pueblo lo 'sacion pagaren á Nos, y á sus encomenderos, y

que

á el locare, firmado de sus nombres, y autode lo que justamente debieri:n pagar de a'li ade rizado en pùblica forma en poder del cacique, ó lante, quedándoles con que poder pasar, dotar, principal , avisándole por lengua, ó interprete de y alimentar sus hijos, reparo , y reserva para cu lo que contiene , y de las penas en que incurrirarse en sus enfermedades, y suplir otras necesi ràn los que contravinieren, y la copia darán i la dades comunes, de forına que paguen menos, que persona, que hubiere de haber, y cobrar los tri

pues

[ocr errors]

butos, porque no puedan pretender igoorancia. I blos de nuestra real corona, ó de particolares,

Hecho en esta forma, envien á nuestro con: si tuvieren algun servicio personal, se quite ahora sejo an traslado de loda la lasacion, con los au sea por via de tasacion, ó conmutacion, por cuan. tos que se hubieren substanciado

to nuestra voluntad es, que no le haya, ni se con. Demas de lo contenido en esta ley, se darà mute, sin embargo de cualquier reclamacion que por instrucion al oidor, ó juez, que luere à ha hiciereo nuestros oficiales, ó encomenderos. cer las tasaciones, lo que pareciere al virey, pre

LEY XXV. sidente

у audiencia, como va ordenado por las leyes de este título, y harán las advertencias ne

D. Felipe IV en Madrid á 9 de abril de 1633. cesarias, y que mas convinieren al propósito.

Que se quiten las tasas de servicio personal, y se ha

gan en frutos ó especies. LEY XXII.

Sin einbargo de estar ordenado, que cese , y El emperador D. Carlos y el principe gobernador en se quite del todo el servicio personal de los inMonzon de Aragon á 18 de diciembre de 1552.

dios, y hagan tasas de los tribulos, reduciéndolos Que se especifiquen las cosas que han de tributar los

å dinero en los casos permitidus, trigo, maiz, indios, de que calidad.

yuca, gallinas, pescado, ropa, algodon, grana, Sean las tasas claras, distintas, y sin gene iniel

у

otros frutos, legumbres, y especies que ralidades, especificando todo lo que han de tri hubiere, y cómodamente se cogieren, y podiebutar los indios , y no espresen los tasadores co

ren pagar por los indios, segun el temple, calisas menudas, disponiéndolo de forma que solo

dad, y naturaleza de las tierras, y lugares en que tributen en cada pueblo dos, ó tres especies de

habitan, pues ninguna deja de llevarlos tales, que las que en él se cogicren, y los indios tuvieren,

no puedan ser estiinables, y de algun provecho y no se ponga el gravamen de hacer, y reparar a la necesidad, uso, y comercio humano, hay al. las casas, y estancias de los españoles, y asi mis

gunas provincias en que duran todavia los ser. mo dispongan , que donde hubieren de tributar

vicios personales, con grave daño y vejacion de en ropa, mantas, y algodon, sea todo de un gé

los indios. Y Nos, alento á so proteccion, ampa. nero en un repartimiento, y pneblo, y no de

ro, y alivio: Mandamos. que en estas, y todas machas diferencias de mantas, camisetas, mante

las demas se alce, y qoile el servicio personal, les, y camas labradas, porque en esto solia ha.

como quiera qne se hallare introducido, poes asi ber grande esceso, y agravio, dándoles cada dia

conviene á los indios para su conservacion y aq. la muestra, que querian los encomenderos, y es

mento: y á los encomenderos para mas duracion, Decesario que haya peso y inedida en las inantas,

y seguridad de los tributos, guardando lo resuel. porque no se las puedan alargar, ni ensanchar:

lo por las leyes, que de esto tratan. Y ordenay quitese la mala costumbre de algunos lugares,

mos, que disponicodelo con la en que los caciques hacen juntar las inugeres en

que fuere posible, se juolen los que tuvieren el una casa á lejer las mantas, donde cometen mu

gobierno secular con el obispo, y prelados de las chas ofensas de Dios nuestro señor: y ordenese

religiones, oficiales reales, y otras personas noque los indios hagan las semevleras en sus pue' liciosas, y desinteresadas de la provincia traten, blos, y no en las cabeceras, y que de alli las haga

y confieran en qué frutos, especies, y cosas se llevar á su costa el encomendero; y si algun año

pueden tasar, y estiinar cóinodamente los tribu. no se cogiere pan por esterilidad, ò tempestad,

tos, que correspondan, y equivalgan al interés, no sean obligados los iodios á pagarlo al enco

que justa y legitimamente podiera in portar el mendero por entonces, ni despues: lodo lo cual

servicio personal, sin esceder del uso, esaccion, y conviene, y inandainos que se ponga en las ta

cobranza de el; y hecha esla conmutacion , harán sas, remediando en cada provincia lo que tuvie

que se reparta á cada indio lo que asi ha de dar, re inconveniente.

y pagar en dinero, segun va referido, frutos, á LEY XXIII.

Otras especirs, haciendo nuevo padron de ellas, D. Felipe III en Madrid á 10 de octubre de 1618. y de la lasa: y los encomenderos no puedan peQue en los padrones de las ensas se pongan los hijos

dir, llevar, y cobrar de los indios mas de lo que y sus edades.

esto montare: y apercibimos à los vireyes, y prePor los padrones de tasas de los indios, en

sidentes gobernadores que de coalquiera tardan. que mandarnos se pongan tambien los hijos, se

za, onision, ó disimulacion, que en esto hubiere, han de averiguar las edades , y obligacioni, que

nos tendremos por deservido, se les hará cargo tuvieren de pagarlas, en que debe haber muy en sus residencias, y seráu condenados en los da. buen órden, para escusar pleitos, y no tener ne ños, y menoscabos, que recibieren los iudios, en cesidad de valerse de los padrones que hacen los que les encargamos las conciencias. curas, porque no se persaadan en ninguna forma

LEY XXVI. los indios á que estos se hacen en orden al iole.

El emperador D. Carlos y el principe gobernador en res de los españoles, sino para el fin que se in:

Madrid á 17 de abril de 1553. trodujeron, como ministros de la iglesia. (5) Que no se tasen tributos en cuza ni en otros regalos. LEY XXIV.

No se tasen tribalos en caza, y regalos, y conEl emperador D. Carlos у.

los

reyes de Bohemia go málesiles en otras especies de las releridas, pabernadores en Valladolid á 22 de febrero de 154 1. reciendo que estará mejor à los indios. Que los tributos no se tasen ni conmulen en servicio personal.

LEY XXVII. Las tasaciones que estavieren hechas en pue.

Los mismos á 11 de julio de 1552.

Que los visitadores vean y reconozcan los pueblos (5) Véase la ley 25, tit. 13, lib. 1.o

que van i Lasar.

mayor suavidad

[ocr errors]

en

Muchas veces se hacen las tasas de tribulos Que la parte de las iglesias de pueblos de la corona por informaciones, sin estar presentes los visi

se guarde con separacion. tadores, ver, ni reconocer los pueblos, y su cali

De los pueblos que estavieren en la corona, dad, de que resultan inconvenientes: Mandamos, coyos tributos ó su valor vinieren á poder de que los visitadores vean los pueblos por sus mis

nuestros oficiales reales, sean obligados á sepamas personas, y reconozcan el número de los rar la cantidad que estuviere señalada para la indios, y sa posibilidad, para que coa was justi- fabrica , ornamentos y ministerios de las igleficación, y entera noticia procedan.

sias de cada uno, y ponerla en diferente arca, LEY XXVIII.

sin jantarla con las otras partes que á Nos per

tenecen en los tributos. El emperador D. Carlos en Monzon á 19 de diciembre de 1534.

LEY XXXII. Que las tasas de pueblos de la corona se hagan con

Los mismos allí, capítulo 4. los oficiales reales.

Que los tributos aplicados a iglesias no se saquen del Las tasas de tributos de indios, que están

arca sin licencia ni libranza. nuestra real corona, se han de hacer juntamen Ordenamos que de esta arca tengan llaves dite con los oficiales reales, que tienen noticia de ferentes nuestros oficiales reales , y no paedan nuestra hacienda , y es justo que tengan de ella gastar ni distribuir ninguna cantidad de la por. toda buena cuenta, y razon, y déseles rnemoria. cion de tributos que en ella pusieren , si no luede las que estuvieren hechas, y se hicieren de re por man lainiento del virey o presidente goaquellos indios.

bernador, y parecer de el prelado en cuya dióLEY XXIX.

cesi estuvieren los pueblos de que se pagare. D. Felipe Il y la princesa gobernadora en Valladolid

LEY XXXIII. á 29 de octubre de 1556. Šl inismo en Madrid á 17

El emperador D. Carlos y la emperatriz gobernadode marzo de 1567. Eo Córdoba á 19 de marzo de

ra en Valladolid á 31 de mayo de 1538. 1570.

Que se ajuste la parte de tributos que se debe emplear Que habiéndose de hacer baja de tributos de la coro.

en las iglesias y ornamentos, na, asistan el fiscal y oficiales reales, y si estuvieren ausentes, nombren procurador.

Si en la tasacion de los pueblos que estan Al tiempo de tasar los indios de nuestra real

en nuestra corona, y encomendados á diferentes corona asistan el fiscal de la audiencia

personas, no estuviere declarada la cantidad que oficia

у les reales , y si estuvieren ausentes nombren un

se ha de gastar en las iglesias, ornamentos y miprocurador à quien otorgcen poder bastante, el

nistros de ellas : Manda nos que se esprese y decual parezca ante el tasador y juez que hiciere

clare, y si necesario fuere , se lasen y inoderen., las informaciones , coenta y tasa , y por nuestro

ajustando la parte de tributos asignados en cada real Patrimonio alegue y responda á lo que pi.

pueblo para el dicho efecto, y que lo risino se ha:

los dieren los indios sobre bajas de tributos y lo de

que

fueren de señorio. mas, y haga todas las defensas que convengan.

LEY XXXIV.
LEY XXX.

El emperador D. Carlus allí, capítulo 6.
D. Felipe II en Madrid á 4 de agosto de 1561. Don

Que haya libro en que se asiente la parte de Iributos
Carlos Il y la reina gobernadora.

tocante ci las iglesias. Que en las tasas se hagan las separaciones conteni

Para saber y entender lo que toca á cada pre . das en esta ley.

blo de la parte de tributos que se aplicare à las Todas las veces que se hicieren tasas ó reta

iglesias

у

inejor cuenta : Mandamos que nuestros sas de indios, spa con particular separacion de

oficiales reales tengan on libro con separacion lo que han de haber los caciques y principales del obispado y provincia, y en el distintos los y hubieren menester para sus comunidades y pueblos en que declaren la cantidad de tributos y doctrina , con que los caciques, como interesa

porcion

que

cabe á cada iglesia , con la razon de dos, no ocultarán los indios: y téngase conside lo que todos los años se librare y gastare, conracios á los tribalos que pagaban á Nos, ó à sus forme a lo mandado. encoinenderos, caciques y principales , y á las

LEY XXXV. otras cosas necesarias á la adivinistracion de la

D. Felipe II en 27 de setiembre de 1563. doctrina y conservacion de las comunidades, y

Que se tasen los repartimientos que no estuvieren todos generalmente guarden, que deias de lo

tasados en tiempo de la vacante. que asi fuere tasado, no se les ha de imponer Coino fueren vacando los repartimientos an• otro tributo ni repartiiniento por sus caciques ni principales oi por otra ninguna persona, y en

les que se vuelvan á encoinendar, si no estuvie

ren tasados, se haga con citacion de nuestro fisesta tasacion quede muy espreso, declarado y

cal, porque estando vacos, será sin copiradi:ion: separado lo que han de slar á Nos by a los enco

у
los

que han de recibirlos en encomienda se menderos, caciques y principales, de forma que ajustaran de buena volantad à la tasa que se les lo tocante á caciques y comunidades no entre en

diere , y asi se ailvertirá á los que tuvieren fapoder de nuestros oficiales reales

por
hacienda

cultad de encomendar. nuestra: y en cuanto al estipendio del doctrine

LEY XXXVI. ro se guarde lo misino, donde no hubiere estilo, ó resolucion en contrario.

El emperador !: Carlos y la princesa gobernadora

en Valladolid a 31 de julio de 1354. LEY XXXI.

Que cuando se hubiere de hacer tasa de pueblos de El emperador D. Carlos y la emperatriz gobernado

indios se citen los interesarlos. ra allí, capítulo 2

En las comisiones que se dieren á los que

ga en

[ocr errors][merged small]

COS

fueren á tasar tributos, måndesc notificar á las lugares donde los vireyes , presidentes y audienpartes , asi encomenderos como indios, que en el cias, y gobernadores reconocieren que los indios término asignado hagan sus probanzas de lo que pagan el tribolo en dinero y conmolárselo en fro: les conviniere, con apercibimiento, que si se los para los fines referidos, se lo conmuten en los a pelare de los tasadores se ha de determinar por que cogieren, y criaren en sus tierras y granellas, sin hacer mas probanzas ninguna de las gerias para que con mas conveniencia puedan partes, y asi se guarde y cumpla.

tributar en lo mismo que cogieren y criaren, LEY XXXVII. pues este apremio resalta en sa beneficio

у

de la

causa pública. (6) D. Felipe II y la princesa gobernadora en Valladolid á 10 de inayo de 1558. El mismo eo Madrid á 3 de ju

LEY XL. lio de 1571. D. Felipe III alli á 13 de diciembre de 1618.

D. Felipe III en Ventosilla á 28 de octubre de 1612 Que al votar pleitos de lasas se hallen en el acuerdo Que si los indios por justas causas y por algun tienlos oidores con los oficiales reales, y en Méjico el po quisieren tributar en dinero, se haga justiciu contador de tributos.

las partes. Hase dudado si es conveniente que nuestros En los casos particulares que los indios por oficiales reales ó las personas que los propietarios justas causas y por algunos tercios ó anos pidienombraren por su ausencia ó enfermedad, con ren que se les admila toda la paga de sus iribu. curran con los oidores en el acuerdo cuando se tos en dinero, conforme á la lasa, los vireyes, auvoien negocios ea vista ó revista , sobre mode diencias y gobernadores los favorezcan en cuan. raciones, tasas y retasas de algunos pueblos de to (sin hacer injusticia oi agravio á las partes) indios de la corona: y si en caso que entren es

fuere posible (7). tarán preseoles al acuerdo: ó si dado sus volos

LEY XLI. y comunicado el negocio, se saldrán para que sin ellos puedan los oidores votar y proveer lo que D. Felipe II à 1.o de diciembre de 1573. convenga: Declaramos y mandamos, que en lo Que si los indios tributaren oro ó plata , todo sea enreferido no se haga novedad de lo que en cada

sayado y marcado. ona de nuestras audiencias estuviere en

Mandamos, que habiendo de pagar los indios tunibre, y que nuestros oficiales que entraren å á sus encomenderos en oro ó plata , todo sea lo susodicho juren de guardar secrelo y mirar lo ensayado y marcado, que conviene al servicio de Dios noestro Señor,

LEY XLII. y bien de los indios, y asi se guarde. Otrosi mandamos, que en el acuerdo de la audiencia de D. Felipe III en Valladolid á 24 de noviembre de

1601. Mejien eotre el contador de tributos, cuando se hicieren las tasas , y tenga asiento despues de los

Que los indios de Méjico y su contorno no lengan oficiales reales, como generalmente se dispone, obligacion precisa de dar gallinas d cuenta de sus

tasas, cuando concurre con ellos.

Hasc introducido en la Nueva España que LEY XXXVII.

los indius de vcinle leguas en contorno de la ciu. El emperador don Carlos y el príncipe gobernador

dad de Méjico diesen una gallina por un real ca. en Monzon á 11 de agosto de 1552.

da año, á cuenta de los ocho que pagan de triQue se lleve al acuerdo el libro de tasas, y en el fir

buto. Y porque en esta comutacion se les hizo men los oficiales reales lo proveido.

agravio y se hallan obligados á comprarlas por Si se hubiere de hacer moderacion ó conmu

mayor precio, ordenamos, que se escuse esta fortacion de tributos y servicios de nuestra real co

ma de cobranza y paguen la tasa ordinaria como rona, por cualquier causa , sca obligado el con

corria antes, si no las quisieren dar de su volonlador o oficial real à llevar al acuerdo de la au

tad, y los vireyes hagan que asi se guarde. diencia el libro de las tasaciones, que está á su

LEY XLII. cargo, para que alli en él y otro libro que ha de estar en poder del escribano de la goberna.

El mismo en Madrid á 12 de diciembre de 1619. cion, se asiente lo provcido y nuestros oficiales

Que se tome cuenta cada año â los indios alcaldes del padron que

tienen lo firmeo, y ambos libros esten conformes en la orden y sustancia de todo,

En la cobranza del toston, que nos pagan lus

indios de Guatemala, y otras partes de la Nueva LEY XXXIX.

España, se han reconocido algunos yerros acasio. D. Felipe II y D. Carlos Il y la reina gobernadora. nados de tomarse las cuentas de los indios á sus Que si pareciere conveniente se conmuten los tributos alcaldes por las tasaciones antiguas, y no por los de dinero en frutos.

padrones, que los alcaldes tienen para si: Manda. Por haberse conmutado en algunas partes mos que se tomen cada año por los dichos padromuchos tributos de indios à dinero, han llega nes y no por las tasaciones antiguas, teniendo en do á subir el trigo, maiz, aves, mantenimientos esto toda buena cuenta. y frutos à escesivos precios y pagando el tributo co moneda, no cuidan de trabajar ni se aplican á la sementera, oi otras grangerias provecho

(6) Se concede generalmente a los indios faculsas y faltan los frutos que mediante el trabajo géneros por cédula dada en Madrid á 29 de junio

lad de pagar á su arbitrio los tributos en plata ó en hicieran abundante la provincia, y acomodada de 1693. en los precios, inconveniente digno de remedio: (7) Como les está concedido á los indios del Cuzpara cuyo reparo mandamos, que en las partes y co por céduia de 21 de junio de 1693. TOMO II.

62

para si,

« AnteriorContinuar »