Imágenes de páginas
PDF
EPUB

en

Muchas veces se hacen las tasas de tribulos Que la parte de las iglesias de pueblos de la corona por informaciones, sin estar presentes los visi

se guarde con separacion. tadores, ver, ni reconocer los pueblos, y su cali

De los pueblos que estavieren en la corona, dad, de que resultan inconvenientes: Mandamos, coyos tributos ó su valor vinieren á poder de que los visitadores vean los pueblos por sus mis

nuestros oficiales reales, sean obligados á sepamas personas, y reconozcan el número de los rar la cantidad que estuviere señalada para la indios, y sa posibilidad, para que coa was justi- fabrica , ornamentos y ministerios de las igleficación, y entera noticia procedan.

sias de cada uno, y ponerla en diferente arca, LEY XXVIII.

sin jantarla con las otras partes que á Nos per

tenecen en los tributos. El emperador D. Carlos en Monzon á 19 de diciembre de 1534.

LEY XXXII. Que las tasas de pueblos de la corona se hagan con

Los mismos allí, capítulo 4. los oficiales reales.

Que los tributos aplicados a iglesias no se saquen del Las tasas de tributos de indios, que están

arca sin licencia ni libranza. nuestra real corona, se han de hacer juntamen Ordenamos que de esta arca tengan llaves dite con los oficiales reales, que tienen noticia de ferentes nuestros oficiales reales , y no paedan nuestra hacienda , y es justo que tengan de ella gastar ni distribuir ninguna cantidad de la por. toda buena cuenta, y razon, y déseles rnemoria. cion de tributos que en ella pusieren , si no luede las que estuvieren hechas, y se hicieren de re por man lainiento del virey o presidente goaquellos indios.

bernador, y parecer de el prelado en cuya dióLEY XXIX.

cesi estuvieren los pueblos de que se pagare. D. Felipe Il y la princesa gobernadora en Valladolid

LEY XXXIII. á 29 de octubre de 1556. Šl inismo en Madrid á 17

El emperador D. Carlos y la emperatriz gobernadode marzo de 1567. Eo Córdoba á 19 de marzo de

ra en Valladolid á 31 de mayo de 1538. 1570.

Que se ajuste la parte de tributos que se debe emplear Que habiéndose de hacer baja de tributos de la coro.

en las iglesias y ornamentos, na, asistan el fiscal y oficiales reales, y si estuvieren ausentes, nombren procurador.

Si en la tasacion de los pueblos que estan Al tiempo de tasar los indios de nuestra real

en nuestra corona, y encomendados á diferentes corona asistan el fiscal de la audiencia

personas, no estuviere declarada la cantidad que oficia

у les reales , y si estuvieren ausentes nombren un

se ha de gastar en las iglesias, ornamentos y miprocurador à quien otorgcen poder bastante, el

nistros de ellas : Manda nos que se esprese y decual parezca ante el tasador y juez que hiciere

clare, y si necesario fuere , se lasen y inoderen., las informaciones , coenta y tasa , y por nuestro

ajustando la parte de tributos asignados en cada real Patrimonio alegue y responda á lo que pi.

pueblo para el dicho efecto, y que lo risino se ha:

los dieren los indios sobre bajas de tributos y lo de

que

fueren de señorio. mas, y haga todas las defensas que convengan.

LEY XXXIV.
LEY XXX.

El emperador D. Carlus allí, capítulo 6.
D. Felipe II en Madrid á 4 de agosto de 1561. Don

Que haya libro en que se asiente la parte de Iributos
Carlos Il y la reina gobernadora.

tocante ci las iglesias. Que en las tasas se hagan las separaciones conteni

Para saber y entender lo que toca á cada pre . das en esta ley.

blo de la parte de tributos que se aplicare à las Todas las veces que se hicieren tasas ó reta

iglesias

у

inejor cuenta : Mandamos que nuestros sas de indios, spa con particular separacion de

oficiales reales tengan on libro con separacion lo que han de haber los caciques y principales del obispado y provincia, y en el distintos los y hubieren menester para sus comunidades y pueblos en que declaren la cantidad de tributos y doctrina , con que los caciques, como interesa

porcion

que

cabe á cada iglesia , con la razon de dos, no ocultarán los indios: y téngase conside lo que todos los años se librare y gastare, conracios á los tribalos que pagaban á Nos, ó à sus forme a lo mandado. encoinenderos, caciques y principales , y á las

LEY XXXV. otras cosas necesarias á la adivinistracion de la

D. Felipe II en 27 de setiembre de 1563. doctrina y conservacion de las comunidades, y

Que se tasen los repartimientos que no estuvieren todos generalmente guarden, que deias de lo

tasados en tiempo de la vacante. que asi fuere tasado, no se les ha de imponer Coino fueren vacando los repartimientos an• otro tributo ni repartiiniento por sus caciques ni principales oi por otra ninguna persona, y en

les que se vuelvan á encoinendar, si no estuvie

ren tasados, se haga con citacion de nuestro fisesta tasacion quede muy espreso, declarado y

cal, porque estando vacos, será sin copiradi:ion: separado lo que han de slar á Nos by a los enco

у
los

que han de recibirlos en encomienda se menderos, caciques y principales, de forma que ajustaran de buena volantad à la tasa que se les lo tocante á caciques y comunidades no entre en

diere , y asi se ailvertirá á los que tuvieren fapoder de nuestros oficiales reales

por
hacienda

cultad de encomendar. nuestra: y en cuanto al estipendio del doctrine

LEY XXXVI. ro se guarde lo misino, donde no hubiere estilo, ó resolucion en contrario.

El emperador !: Carlos y la princesa gobernadora

en Valladolid a 31 de julio de 1354. LEY XXXI.

Que cuando se hubiere de hacer tasa de pueblos de El emperador D. Carlos y la emperatriz gobernado

indios se citen los interesarlos. ra allí, capítulo 2

En las comisiones que se dieren á los que

ga en

[ocr errors][merged small]

COS

fueren á tasar tributos, måndesc notificar á las lugares donde los vireyes , presidentes y audienpartes , asi encomenderos como indios, que en el cias, y gobernadores reconocieren que los indios término asignado hagan sus probanzas de lo que pagan el tribolo en dinero y conmolárselo en fro: les conviniere, con apercibimiento, que si se los para los fines referidos, se lo conmuten en los a pelare de los tasadores se ha de determinar por que cogieren, y criaren en sus tierras y granellas, sin hacer mas probanzas ninguna de las gerias para que con mas conveniencia puedan partes, y asi se guarde y cumpla.

tributar en lo mismo que cogieren y criaren, LEY XXXVII. pues este apremio resalta en sa beneficio

у

de la

causa pública. (6) D. Felipe II y la princesa gobernadora en Valladolid á 10 de inayo de 1558. El mismo eo Madrid á 3 de ju

LEY XL. lio de 1571. D. Felipe III alli á 13 de diciembre de 1618.

D. Felipe III en Ventosilla á 28 de octubre de 1612 Que al votar pleitos de lasas se hallen en el acuerdo Que si los indios por justas causas y por algun tienlos oidores con los oficiales reales, y en Méjico el po quisieren tributar en dinero, se haga justiciu contador de tributos.

las partes. Hase dudado si es conveniente que nuestros En los casos particulares que los indios por oficiales reales ó las personas que los propietarios justas causas y por algunos tercios ó anos pidienombraren por su ausencia ó enfermedad, con ren que se les admila toda la paga de sus iribu. curran con los oidores en el acuerdo cuando se tos en dinero, conforme á la lasa, los vireyes, auvoien negocios ea vista ó revista , sobre mode diencias y gobernadores los favorezcan en cuan. raciones, tasas y retasas de algunos pueblos de to (sin hacer injusticia oi agravio á las partes) indios de la corona: y si en caso que entren es

fuere posible (7). tarán preseoles al acuerdo: ó si dado sus volos

LEY XLI. y comunicado el negocio, se saldrán para que sin ellos puedan los oidores votar y proveer lo que D. Felipe II à 1.o de diciembre de 1573. convenga: Declaramos y mandamos, que en lo Que si los indios tributaren oro ó plata , todo sea enreferido no se haga novedad de lo que en cada

sayado y marcado. ona de nuestras audiencias estuviere en

Mandamos, que habiendo de pagar los indios tunibre, y que nuestros oficiales que entraren å á sus encomenderos en oro ó plata , todo sea lo susodicho juren de guardar secrelo y mirar lo ensayado y marcado, que conviene al servicio de Dios noestro Señor,

LEY XLII. y bien de los indios, y asi se guarde. Otrosi mandamos, que en el acuerdo de la audiencia de D. Felipe III en Valladolid á 24 de noviembre de

1601. Mejien eotre el contador de tributos, cuando se hicieren las tasas , y tenga asiento despues de los

Que los indios de Méjico y su contorno no lengan oficiales reales, como generalmente se dispone, obligacion precisa de dar gallinas d cuenta de sus

tasas, cuando concurre con ellos.

Hasc introducido en la Nueva España que LEY XXXVII.

los indius de vcinle leguas en contorno de la ciu. El emperador don Carlos y el príncipe gobernador

dad de Méjico diesen una gallina por un real ca. en Monzon á 11 de agosto de 1552.

da año, á cuenta de los ocho que pagan de triQue se lleve al acuerdo el libro de tasas, y en el fir

buto. Y porque en esta comutacion se les hizo men los oficiales reales lo proveido.

agravio y se hallan obligados á comprarlas por Si se hubiere de hacer moderacion ó conmu

mayor precio, ordenamos, que se escuse esta fortacion de tributos y servicios de nuestra real co

ma de cobranza y paguen la tasa ordinaria como rona, por cualquier causa , sca obligado el con

corria antes, si no las quisieren dar de su volonlador o oficial real à llevar al acuerdo de la au

tad, y los vireyes hagan que asi se guarde. diencia el libro de las tasaciones, que está á su

LEY XLII. cargo, para que alli en él y otro libro que ha de estar en poder del escribano de la goberna.

El mismo en Madrid á 12 de diciembre de 1619. cion, se asiente lo provcido y nuestros oficiales

Que se tome cuenta cada año â los indios alcaldes del padron que

tienen lo firmeo, y ambos libros esten conformes en la orden y sustancia de todo,

En la cobranza del toston, que nos pagan lus

indios de Guatemala, y otras partes de la Nueva LEY XXXIX.

España, se han reconocido algunos yerros acasio. D. Felipe II y D. Carlos Il y la reina gobernadora. nados de tomarse las cuentas de los indios á sus Que si pareciere conveniente se conmuten los tributos alcaldes por las tasaciones antiguas, y no por los de dinero en frutos.

padrones, que los alcaldes tienen para si: Manda. Por haberse conmutado en algunas partes mos que se tomen cada año por los dichos padromuchos tributos de indios à dinero, han llega nes y no por las tasaciones antiguas, teniendo en do á subir el trigo, maiz, aves, mantenimientos esto toda buena cuenta. y frutos à escesivos precios y pagando el tributo co moneda, no cuidan de trabajar ni se aplican á la sementera, oi otras grangerias provecho

(6) Se concede generalmente a los indios faculsas y faltan los frutos que mediante el trabajo géneros por cédula dada en Madrid á 29 de junio

lad de pagar á su arbitrio los tributos en plata ó en hicieran abundante la provincia, y acomodada de 1693. en los precios, inconveniente digno de remedio: (7) Como les está concedido á los indios del Cuzpara cuyo reparo mandamos, que en las partes y co por céduia de 21 de junio de 1693. TOMO II.

62

para si,

LEY XLIV.

Mandamos que los vireyes y presidentes goberEl emperador D. Carlos y la princesa gobernadora

oadores no lo consientan oi den lugar; y si alguen Valladolid á 12 de mayo de 1551.

nas tasaciones se hubieren hecho con este de.. Que los indios piguen los tributos en sus pueblos.

fecto, las del por ningunas, contando y señalao. Ordenamos que los indios paguen los tribu

do á los que hubieren recibido nuestra merced tos en sus pueblos en la cantidad y cosas que

lo que valieren los repartimientos que se les apliimportaren las tasas, y no scan apremiados á lle

caren por las tasas que en aquella ocasion, y ap. varlos á otra parte fuera de ellos.

les cómoda y debidamente podian tributar los

indios, y en esto no haya fraude.
LEY XLV.

LEY XLVIII.
El emperador D. Carlos y el principe gobernador en
Madrid á 10 de mayo de 1516.

El em: erador D. Carlos y el cardenal Tavera gober

nador en Fuensalid. á 26 de octubre de 1541. El Que ltabiendo peste en pueblos de indios se moderen

principe gobernador en Valladolid á 13 de setiembre las lusas

de 1543. Ordenanza 5. Si los indios padecieren contagio de peste y Que ningun encomendero lleve sus tributos sin eslar morlandad, es nuestra voluntad que sean releva tasados los indios, y no perciba otra cosa. dos. Y mandamos que se reconozcan las tasacio Ningun español que taviere indios en enco. oes hechas de lo que deben tributar, asi los que mierda, pueda llevar tributo, si no estuviere estuvieren en nuestra real coroia, como los de

primero tasado y moderado por los vireyes, premas encomendados á particulares, y con ateacion sidentes ó personas para esto diputadas; y hecha al daño que hubieren recibido, se informen los

la tasacion, no pueda percibir de los indios otra visiladores y comisarios de lo que buenamente ninguna cosa directé, ni indirecté, por si ni por pueden pagar

de tributo, y se: vicio sin gravamen, otro, con cualquiera causa ó color que sea, ano. y lo lasen y noderen, de forma que reconozcan que diga que los indios lo dieron de su voluntad que en tan precisa y coinun necesidad, son favo

en rescate ó recompensa de otra cosa: porque recidos y aliviados, y de lo que se hiciere se nos nuestra voluntad es, que no reciba mas de lo dé aviso. (8)

que fuere tasado, pena de privacion de la enLEY XLVI.

comienda, que desde luego mandamos poner en

nuestra real corona : y que en el proceso y ejeD. Felipe IV en Madrid á 19 de agosto de 1631.

cucion de lo susodicho se proceda solamente Que no se haga repartimiento de maiz a los indios

la verdad sabida, remota loda apelacion; pero para las casas de vireyes ni otros ministros. · En la ciudad de Mejico se hace un reparti

bien permitimos que preda coinprar á los indios miento de maiz a los indios para las casas del vi.

cosas de comer y beber, y otros rqanleniinientos rey, oidores, alcaldes y fiscales de aquella audien: necesarios, pagando sa justo precio, como se lo

pagaria otro espanol estraño. Y ordenamos, que cia, contadores de cuentas y oficiales de nue tra

lo mismo guarden nuestros oficiales reales en los real hacieoda y otros ministros, lasado a cinco o

tributos que hubieren de cobrar de los indios, seis reales, de que cada uno saca recudimiento

que están en nuestra real corona, pena de pere para el pueblo que le loca, ! despues le cede,

dimiento de sus oficios y que

sean restituidos vende o hace gracia de él à otra persona, ó le envia à cobrar del initio en diuero à mayor pre

los indios agraviados en lo que montare el esce

so; y no llegando esta cantidad al cuatrolaolo, cio del qoe se le hace bueno en nuestra real ca

sea lo deinas para nuestra cáinara. ja: Prohibimos el repartimiento de maiz, y ordenamos y mandamos á los vireyes que no consien

LEY XLIX. tau á los ministros referidos ni olros ningunos El emperador D. Carlos y los reyes de Bohemia gotomar tales libranzas ni recudiinientos, pena de bernadores en Valladolid á 22 de junio de 1519. incurrir en las estatuidas por derecho contra los Que los indios no reciban agravio en pagar mas de que no cumplen nuestras órdenes y mandatos.

sus tasus ni en sus grangerius. LEY XLVII.

Los encomenderos de Nueva España, demas

de los tributos que perciben, hacen que los inD. Felipe II en Madrid á / de febrero de 1563.

dios les crien seda, valiéndose de los morales Que las mercedes en tributos de indios se cumplan

que tienen en sus tierras, en que reciben pero según sus casas.

juicio y daño, quitándoles sus frutos, y grangeHacemos merced á algunos beneméritos de

rias: Mandamos que nuestras audiencias poncierta cantidad de pesos en repartimientos que "an el remedio que mas convenga, y hagan de estuvieren vacos ó vacaren, y estos los hacen ta

forma que los indios no sean agraviados, y goo sar en nenos y mas bajos tributos de lo que en

cen de sus haciendas libremente, sin estorbo co aquella ocasion y antes comunmente solian ini

sus grangerias y aprovechainienlos, como persoportar por sus particulares intereses, y en frau

nas libres

у

vasallos nuestros. de y grande perjuicio de nuestra real hacienda, porque lae;o que se les adjudican los vuelvan a

LEY L. retasar, no solo en la tasa antigua, sino en ma

El emperador D. Carlos y el principe gobernador yor suma de tribatos, escediendo coo esta indus.

allí á 4 de setieinbre de 1551. tria la inerced que les hiciinos otro tanto mas: Que las audiencias despachen egeculores con dias y

salarios contra los culpados en esceso de lusas. (8) Véase el artículo de la ordenanza de Inten

Si despues de notificadas las tasaciones á los dentes de Nueva Espaita que habla de

esperas y ba.

encoinenderos constare á nuestras audiencias qne jas de tributos.

esccden y no las guardan, proveau ejecutoies

[ocr errors]

ceso.

Sucede que

con dias y salarios, á costa de culpados, para que

LEY LV. las hagan guardar y cumplir, y ejecuten en El mismo en Madrid a 23 de diciembre de 1595. personas y bienes las penas en que hubieren in

Que la revista de los pueblos se cometa d los correcurrido, con costas y salarios, dando los despa

gidores. chos necesarios, asi de oficio, como á pedimento

Mandamos , que cuando fuere necesario hade parte, y teniendo especial cuidado de esta ma

cer revisitas de tasas y tributos, en tiempo que teria tan importante a nuestro servicio, descar:

el oidor no visitare la tierra, ó anduviere may go de nuestra real conciencia, bien y conserva •

lejos de aquel pueblo, se cometan á los corregicion de los naturales.

dores de los partidos, LEY LI.

LEY LVI. El emperador D. Carlos y los reyes de Bohemia go

D. Felipe IV en Madrid á 13 de junio y á 9 de octubernadores en Valladolid á 7 de julio de 1550.

bre de 1623, y á 2 de octubre de 1624. Que se restituya á los indins lo que se les llevare mas de lo tusado, y modere el esceso en las tusuciones. Que las retasas se cometun á los corregidores al

caldes mayores para que las hagan con la menos Todo el esceso y lo mal llevado a los indios

costa que sea posible. se les ha de restitair, ó á sus herederos; y si por las últimas tasaciones hallaren que los indios es

Si los indios pidieren cueota, y relasa , por tảa agraviados o son esces vas por despoblacion

haberse minorado, no se nombren jueces que la ó muerte, ú otro cualquier accidente, tal que no

hagan, y remitanse á los corregidores y alcaldes mayores, sin salario,

ni costas: puedan buenrıente pagar, quedando aliviados

donde no los

У

habiere, vayan personas de toda satisfaccion, coo para poder sustentar sus casas, tasar sus hijos, y acudir á otras necesidades, conforme à lo que

la menos costa que sea posible, y no reciban prepor Nos està ordenado, las moderen y hagan con

seoles, ni obliguen a los indios á otros gastos,

sobre que los vireyes, presidentes, y audiencias estas calidades.

impondrán las penas correspondientes al exLEY LII.

(9) D. Felipe II eu Madrid á 30 de julio de 1568.

LEY LVII. Que si el encomendero en sui testamento remitiere D. Felipe 11 en Monzon á 23 de agosto de 1585. los tributos por algunos años, se huga justicia y Que quien pidiere la tusa ó retasa pague los salarios. cumpla su voluntad.

Ordenamos, que si saliere oidor á hacer talos encomenderos ordenan en sus

sacion de indios, ó estando ocupado en la visita testamentos, que por descargo de sus conciencias

y muy distante enviare comisario , .se paguen los no paguon tributo los indios de sus encomiendas

el que pidiere la cuenta , tasa, ó repor algunos anos, para que los sucesores en ellas

tasa. (10) lo cumplan. Y los dichos sucesores y es.

porque pecialmente las mugeres, por cisarse, dejan de

LEY LVIII. complir esta voluntad : Mandamos á puestras au

El emperador D. Carlos y la reina de Bohemia godiencias, que cuando se ofreciere este caso, si el bernadora en Valladolid a 28 de febrero de 1551. Don siguiente entrare por via de sucesion y no por l'elipe II en Madrid a 29 de julio de 1578. U. Carúltima vacante, bagan y administren enlero y

los Il y la reina gobernadora. breve cumplimiento de justicia, de forma que la Que los inalios no paguen salarios á los comisarios voluutad de los testadores se guarde y cumpla

de tasas. y no haya necesidad de ocurrir ante Nos.

Cuando los indios pidieren tasa, y modera

cion de tribulos, ó se hiciere de oficio por comi. LEY LIII.

sario, que no sea el oidor visitador, o goberna. D. Felipe II'en Monzon á 22 de agosto de 1585.

dor, no sean gravados en salarios, mantenimien. Que el oidor visitador haga las cuentas y lasas.

tos, erechos de escrituras, y otras costas, y es

los salarios se paguen de vacantes de cor. El gidor, que en cada audiencia saliere á vi sitar la provincii por su turno, haga las cuen

regimientos, ó de otra cualquiera hacienda tas , y tasas de los indios, y no las cometa á,olra

nuestra , y el vidor ó gobernador no los lleven,

porque ha de ser obligacion de sas cargos, y persona, si no se bubiere de extraviar notable

oficios.
nicote.
LEY LIV.

LEY LIX.
El mismo allí.

D. Felipe II en Madrid á 1.0 de junio de 1567. Que declara quién puede pedir reiasas, y que el oi

Que no se retasen indios de la corona real hasta desdor visitador las haga de oficio.

pues de tres años de la última tasa.

Los pueblos de indios, que estuvieren en No se hagan relasas, ni cuentas de los in

nuestra real corona, no se han de relasar, hasta dios encomendados, si no fucre á pedimento de nuestro fiscal, ó del encomiendero, ó de los in

que sean pasados tres años despues de la última

tasacion, salvo si alegaren inortandad, esterilidios, y no por esto deje el oidor visitador de la

Jad, ú otro caso fortuito, porque entonces detierra , si hallare que estan algunos indios demasiadamente gravados en los tribalos, de los desa. graviar, porque en tal caso, de sa oficio, aonque

(9) Maydada observar en cédula de 15 de no

viembre de 1766 con motivo de consulta ellos no lo pidan, podrán moderar la tasa, y des

que

bizo el

gobernailor de Potosí que se denegó. hacer el agravio.

(10) Véase la ley que sigue despues de esta.

salarios por

tas, y

terininarán nuestras reales audiencias lo que fue. / regidores , y alcaldes mayores de las Indias, anre justicia. (11)

les que eotren á servir sus oficios, sean obligaLEY LX.

dos a dar, y dén fianzas de pagar los rezagos de

tribolos de indios, que en su tiempo se causaren, El emperador D. Carlos y la emperatriz gobernadora año 1550.

demas de las que dan para el ejercicio de sus ofiQue en las relasas se declare la cantidad cierta que

cios, y que en los titulos, que se les despacharen han de tributar los indios.

por nuestro con-ejo, ó por los vireyes, goberEn algunos pueblos hay tasaciones confusas, nadores, y capitanes generales, y presidentes de que no tienen número, ni cantidad cierta de lo las audiencias, de oficios, que son á su provique han de pagar los indios, con que muchas ve sion, se prevenga, y ordene lo susodicho. Y porces tributan mas de lo que deben : Mandamos, que asi conviene, mandamos, que enteren en las que se hagan relasas claras, ciertas , y deterinis cajas reales', por tercios, las tasas, y si no lo hinadas, porque cose este inconveniente.

cieren dentro del término, sean pribados de sus LEY LXI.

oficios, y déo residencia luego. D. Felipe III en Madrid á 14 de marzo de 1620.

LEY LXV. Que se escuse el enviar jueces á contar indios, y co D. Felipe II en San Lorenzo a 9 de agosto de 1589. meta a los ordinarios.

D. Felipe III en Zamora á 16 de febrero de 1602, Para solo contar los indios tributarios, se acos Que los indios de Filipinas paguen de tributo á dies tumbra enviar jueces á los pueblos, pudiendose

reales en dinero ó especies, como no se cause falta

'de frutos. hacer por las justicias ordinarias sin salario: Or.

Para proveer de doctrina á algunos preblos denamos, que se escuse, y á los gobernadores,

de las islas Filipinas, que no la tenian, y si la corregidores, y alcaldes mayores, que hagan es

habia , no era suficiente, se resolvió aumentar ta diligencia con todo cuidado ante los escriba.

los tributos, que solian ser de ocho reales, ó su nos publicos. O reales de su jarisdiccion, ó se

valor

por
cada peso ,

á razon de diez reales casenviará persona á su costa para el mismo efecto.

tellanos cada uno, y mandó, que este creciinienLEY LXII.

to enlrase en uuestra real caja, aplicando el meD. Felipe II en Toledo á 20 de febrero de 1561. dio real para pagar las obligaciones, que se haQue la nueva visita o cuenta no suspende lu paga de bian de cumplir con los diezmos; y el real y me. los corridos.

dio restante para sueldos de aquella milicia, y Aunque á pedimento de algunos poeblos de otros electos, alento á que de nuestra real haciea. indios, que estan en nuestra real corona , se dé

da se sup'e lo necesario al envio de religiosos, por las audiencias la carta acordada para ser vi que entienden en la predicacion del Santo Evan. silados y contados, no han de suspender los ofi gelio, y que los encomenderos fuesen obligados ciales reales la cobranza de lo corrido, y liquido

con los ocho reales á pagar la doctrina ordinaria, que se nos debiere, hasta el despacho de la pro y necesaria , y la parte que les cu piese de la favision , y

lo
que

hubiere de proveer será para brica de las iglesias, quedando a eleccion de los despues. (12)

se

indios el pagarlo todo co dinero, ó en frutos, ó LEY LXIII.

en ono, y otro, y asi se ejeculó, y asentó: Man. D. Felipe II y la princesa gobernadora en Valladolid damos, que en esto no se haga novedad, teniená 2 de junio de 1557.

do consideracion al bien, y conservacion de aqueQue los tributos se rematen y cobren en la forma de llas provincias, y sus natarales, y á que la elecesta ley.

cion de pagar en dinero no ocasione falta de fru. Los tribotos de nuestra real corona se rema

los y cause esterilidad. ten luego que sea cumplido el tiempo de su en

LEY LXVI. trega, en la junta de hacienda , y póngase luego el dinero en nuestra caja, despachando recudi

D. Felipe IV en Madrid á 19 de junio de 1627. snienio al que los sacare en almoneda, para que

Que no se distribu yan los tributos sin orden del concobre de los indios en la cabecera, y sáquelos en

sejo, y los oficiales reales tengan cuenta de lo que

montaren. recuas, sin tener con ellos mas comunicacion, ni

En los títulos de encomiendas se han de ex. hacerles ningon daño. LEY LXIV.

presar todas las clàusulas prevenidas por las le

yes de este libro, y los vireyes y presidentes goD. Felipe IV en Madrid á 25 de agosto de 1637. Don bernadores no distribuyan cosa alguna de los tri. Carlos Il y la reiva gobernadora allí a 20 noviembre de 1668. Véase la ley 9, tit. 9, lib. 8.

butos, sin órden de nuestro consejo rcal de las Que los gobernadores, corregidores y alcaldes ma

Indias. Y inandamos á los oficiales de nuestra real den nuevas fiunzas por los rezăgos de tributos,

hacienda, que tengan cuenta y razon de lo que yores g lus enteren por lercios.

moniaren , y cada ano la envien al consejo. Ordenamos, que indos los gobernadores, cor. Que las redlucciones se hagan á costa de los tri

los indios dejaren de pagar ,

ley (11) Cinco años dice la ordenanza de Intendevies

11, tit. 3 , de este libro. de Nucva España, artículo 133. Véase tambien el ar

Que los negros , y negras , mulalos , y mulatas, tículo 40.

(12) Por el artículo 135 de la ordenanza de luten pagnen tribulo al rey , ley 1, tit. 5, lib. 7, I dentes se deroga esla ley en alguna parte, y se man y los hijos de neyros, libres, o esclaros, hada que

las cobranzas se hagan con arreglo a las nue bidos en matrimonio con Julius , ley 2, los Vas' matrículas sin esperar su confirmacion de la

mulatos junta superior. Véase el artículo 140 y 141 que son

, y negros libres vivan con amos coinuy importantes para la inteligencia de las leyes an nocidos, para que se puedan cobra sus triteriores.

buros , ley 3, tit. 5, lib. 7.

I

1

1

butos, que

« AnteriorContinuar »