Imágenes de páginas
PDF
EPUB

LEY XLIV.

Mandamos que los vireyes y presidentes goberEl emperador D. Carlos y la princesa gobernadora

oadores no lo consientan oi den lugar; y si alguen Valladolid á 12 de mayo de 1551.

nas tasaciones se hubieren hecho con este de.. Que los indios piguen los tributos en sus pueblos.

fecto, las del por ningunas, contando y señalao. Ordenamos que los indios paguen los tribu

do á los que hubieren recibido nuestra merced tos en sus pueblos en la cantidad y cosas que

lo que valieren los repartimientos que se les apliimportaren las tasas, y no scan apremiados á lle

caren por las tasas que en aquella ocasion, y ap. varlos á otra parte fuera de ellos.

les cómoda y debidamente podian tributar los

indios, y en esto no haya fraude.
LEY XLV.

LEY XLVIII.
El emperador D. Carlos y el principe gobernador en
Madrid á 10 de mayo de 1516.

El em: erador D. Carlos y el cardenal Tavera gober

nador en Fuensalid. á 26 de octubre de 1541. El Que ltabiendo peste en pueblos de indios se moderen

principe gobernador en Valladolid á 13 de setiembre las lusas

de 1543. Ordenanza 5. Si los indios padecieren contagio de peste y Que ningun encomendero lleve sus tributos sin eslar morlandad, es nuestra voluntad que sean releva tasados los indios, y no perciba otra cosa. dos. Y mandamos que se reconozcan las tasacio Ningun español que taviere indios en enco. oes hechas de lo que deben tributar, asi los que mierda, pueda llevar tributo, si no estuviere estuvieren en nuestra real coroia, como los de

primero tasado y moderado por los vireyes, premas encomendados á particulares, y con ateacion sidentes ó personas para esto diputadas; y hecha al daño que hubieren recibido, se informen los

la tasacion, no pueda percibir de los indios otra visiladores y comisarios de lo que buenamente ninguna cosa directé, ni indirecté, por si ni por pueden pagar

de tributo, y se: vicio sin gravamen, otro, con cualquiera causa ó color que sea, ano. y lo lasen y noderen, de forma que reconozcan que diga que los indios lo dieron de su voluntad que en tan precisa y coinun necesidad, son favo

en rescate ó recompensa de otra cosa: porque recidos y aliviados, y de lo que se hiciere se nos nuestra voluntad es, que no reciba mas de lo dé aviso. (8)

que fuere tasado, pena de privacion de la enLEY XLVI.

comienda, que desde luego mandamos poner en

nuestra real corona : y que en el proceso y ejeD. Felipe IV en Madrid á 19 de agosto de 1631.

cucion de lo susodicho se proceda solamente Que no se haga repartimiento de maiz a los indios

la verdad sabida, remota loda apelacion; pero para las casas de vireyes ni otros ministros. · En la ciudad de Mejico se hace un reparti

bien permitimos que preda coinprar á los indios miento de maiz a los indios para las casas del vi.

cosas de comer y beber, y otros rqanleniinientos rey, oidores, alcaldes y fiscales de aquella audien: necesarios, pagando sa justo precio, como se lo

pagaria otro espanol estraño. Y ordenamos, que cia, contadores de cuentas y oficiales de nue tra

lo mismo guarden nuestros oficiales reales en los real hacieoda y otros ministros, lasado a cinco o

tributos que hubieren de cobrar de los indios, seis reales, de que cada uno saca recudimiento

que están en nuestra real corona, pena de pere para el pueblo que le loca, ! despues le cede,

dimiento de sus oficios y que

sean restituidos vende o hace gracia de él à otra persona, ó le envia à cobrar del initio en diuero à mayor pre

los indios agraviados en lo que montare el esce

so; y no llegando esta cantidad al cuatrolaolo, cio del qoe se le hace bueno en nuestra real ca

sea lo deinas para nuestra cáinara. ja: Prohibimos el repartimiento de maiz, y ordenamos y mandamos á los vireyes que no consien

LEY XLIX. tau á los ministros referidos ni olros ningunos El emperador D. Carlos y los reyes de Bohemia gotomar tales libranzas ni recudiinientos, pena de bernadores en Valladolid á 22 de junio de 1519. incurrir en las estatuidas por derecho contra los Que los indios no reciban agravio en pagar mas de que no cumplen nuestras órdenes y mandatos.

sus tasus ni en sus grangerius. LEY XLVII.

Los encomenderos de Nueva España, demas

de los tributos que perciben, hacen que los inD. Felipe II en Madrid á / de febrero de 1563.

dios les crien seda, valiéndose de los morales Que las mercedes en tributos de indios se cumplan

que tienen en sus tierras, en que reciben pero según sus casas.

juicio y daño, quitándoles sus frutos, y grangeHacemos merced á algunos beneméritos de

rias: Mandamos que nuestras audiencias poncierta cantidad de pesos en repartimientos que "an el remedio que mas convenga, y hagan de estuvieren vacos ó vacaren, y estos los hacen ta

forma que los indios no sean agraviados, y goo sar en nenos y mas bajos tributos de lo que en

cen de sus haciendas libremente, sin estorbo co aquella ocasion y antes comunmente solian ini

sus grangerias y aprovechainienlos, como persoportar por sus particulares intereses, y en frau

nas libres

у

vasallos nuestros. de y grande perjuicio de nuestra real hacienda, porque lae;o que se les adjudican los vuelvan a

LEY L. retasar, no solo en la tasa antigua, sino en ma

El emperador D. Carlos y el principe gobernador yor suma de tribatos, escediendo coo esta indus.

allí á 4 de setieinbre de 1551. tria la inerced que les hiciinos otro tanto mas: Que las audiencias despachen egeculores con dias y

salarios contra los culpados en esceso de lusas. (8) Véase el artículo de la ordenanza de Inten

Si despues de notificadas las tasaciones á los dentes de Nueva Espaita que habla de

esperas y ba.

encoinenderos constare á nuestras audiencias qne jas de tributos.

esccden y no las guardan, proveau ejecutoies

[ocr errors]

ceso.

Sucede que

con dias y salarios, á costa de culpados, para que

LEY LV. las hagan guardar y cumplir, y ejecuten en El mismo en Madrid a 23 de diciembre de 1595. personas y bienes las penas en que hubieren in

Que la revista de los pueblos se cometa d los correcurrido, con costas y salarios, dando los despa

gidores. chos necesarios, asi de oficio, como á pedimento

Mandamos , que cuando fuere necesario hade parte, y teniendo especial cuidado de esta ma

cer revisitas de tasas y tributos, en tiempo que teria tan importante a nuestro servicio, descar:

el oidor no visitare la tierra, ó anduviere may go de nuestra real conciencia, bien y conserva •

lejos de aquel pueblo, se cometan á los corregicion de los naturales.

dores de los partidos, LEY LI.

LEY LVI. El emperador D. Carlos y los reyes de Bohemia go

D. Felipe IV en Madrid á 13 de junio y á 9 de octubernadores en Valladolid á 7 de julio de 1550.

bre de 1623, y á 2 de octubre de 1624. Que se restituya á los indins lo que se les llevare mas de lo tusado, y modere el esceso en las tusuciones. Que las retasas se cometun á los corregidores al

caldes mayores para que las hagan con la menos Todo el esceso y lo mal llevado a los indios

costa que sea posible. se les ha de restitair, ó á sus herederos; y si por las últimas tasaciones hallaren que los indios es

Si los indios pidieren cueota, y relasa , por tảa agraviados o son esces vas por despoblacion

haberse minorado, no se nombren jueces que la ó muerte, ú otro cualquier accidente, tal que no

hagan, y remitanse á los corregidores y alcaldes mayores, sin salario,

ni costas: puedan buenrıente pagar, quedando aliviados

donde no los

У

habiere, vayan personas de toda satisfaccion, coo para poder sustentar sus casas, tasar sus hijos, y acudir á otras necesidades, conforme à lo que

la menos costa que sea posible, y no reciban prepor Nos està ordenado, las moderen y hagan con

seoles, ni obliguen a los indios á otros gastos,

sobre que los vireyes, presidentes, y audiencias estas calidades.

impondrán las penas correspondientes al exLEY LII.

(9) D. Felipe II eu Madrid á 30 de julio de 1568.

LEY LVII. Que si el encomendero en sui testamento remitiere D. Felipe 11 en Monzon á 23 de agosto de 1585. los tributos por algunos años, se huga justicia y Que quien pidiere la tusa ó retasa pague los salarios. cumpla su voluntad.

Ordenamos, que si saliere oidor á hacer talos encomenderos ordenan en sus

sacion de indios, ó estando ocupado en la visita testamentos, que por descargo de sus conciencias

y muy distante enviare comisario , .se paguen los no paguon tributo los indios de sus encomiendas

el que pidiere la cuenta , tasa, ó repor algunos anos, para que los sucesores en ellas

tasa. (10) lo cumplan. Y los dichos sucesores y es.

porque pecialmente las mugeres, por cisarse, dejan de

LEY LVIII. complir esta voluntad : Mandamos á puestras au

El emperador D. Carlos y la reina de Bohemia godiencias, que cuando se ofreciere este caso, si el bernadora en Valladolid a 28 de febrero de 1551. Don siguiente entrare por via de sucesion y no por l'elipe II en Madrid a 29 de julio de 1578. U. Carúltima vacante, bagan y administren enlero y

los Il y la reina gobernadora. breve cumplimiento de justicia, de forma que la Que los inalios no paguen salarios á los comisarios voluutad de los testadores se guarde y cumpla

de tasas. y no haya necesidad de ocurrir ante Nos.

Cuando los indios pidieren tasa, y modera

cion de tribulos, ó se hiciere de oficio por comi. LEY LIII.

sario, que no sea el oidor visitador, o goberna. D. Felipe II'en Monzon á 22 de agosto de 1585.

dor, no sean gravados en salarios, mantenimien. Que el oidor visitador haga las cuentas y lasas.

tos, erechos de escrituras, y otras costas, y es

los salarios se paguen de vacantes de cor. El gidor, que en cada audiencia saliere á vi sitar la provincii por su turno, haga las cuen

regimientos, ó de otra cualquiera hacienda tas , y tasas de los indios, y no las cometa á,olra

nuestra , y el vidor ó gobernador no los lleven,

porque ha de ser obligacion de sas cargos, y persona, si no se bubiere de extraviar notable

oficios.
nicote.
LEY LIV.

LEY LIX.
El mismo allí.

D. Felipe II en Madrid á 1.0 de junio de 1567. Que declara quién puede pedir reiasas, y que el oi

Que no se retasen indios de la corona real hasta desdor visitador las haga de oficio.

pues de tres años de la última tasa.

Los pueblos de indios, que estuvieren en No se hagan relasas, ni cuentas de los in

nuestra real corona, no se han de relasar, hasta dios encomendados, si no fucre á pedimento de nuestro fiscal, ó del encomiendero, ó de los in

que sean pasados tres años despues de la última

tasacion, salvo si alegaren inortandad, esterilidios, y no por esto deje el oidor visitador de la

Jad, ú otro caso fortuito, porque entonces detierra , si hallare que estan algunos indios demasiadamente gravados en los tribalos, de los desa. graviar, porque en tal caso, de sa oficio, aonque

(9) Maydada observar en cédula de 15 de no

viembre de 1766 con motivo de consulta ellos no lo pidan, podrán moderar la tasa, y des

que

bizo el

gobernailor de Potosí que se denegó. hacer el agravio.

(10) Véase la ley que sigue despues de esta.

salarios por

tas, y

y si la

terininarán nuestras reales audiencias lo que fue. regidores , y alcaldes mayores de las Indias, anre justicia. ( 11)

les que entren á servir sus oficios, sean obliga. LEY LX.

dos á dar, y dén fianzas de pagar los rezagos de El emperador D. Carlos y la emperatriz gobernado

tribotos de indios, que en su tiempo se causaren, ra aro 1550.

demas de las que dan para el ejercicio ile sus ofi. Que en las retasas se declare la cantidad cierta que

cios, y que en los titulos, que se les despacharen han de tributar los indios.

por nuestro consejo, ó por los vireyes, goberEn algunos pueblos bay tasaciones confusas, nadores, y capitanes generales, y presidentes de que no tienen número, ni cantidad cierta de lo

las audiencias, de oficios, que son á su prović que han de pagar los indios, con que muchas ve sion, se prevenga, y ordene lo susodicho. Y porces tributan mas de lo que deben : Maodamos, que asi conviene , mandamos, que enteren en las que se hagan relasas claras, ciertas , y deterini cajas reales', por tercios, las tasas, y si no lo hinadas, porque cese este inconveniente.

cierea dentro del término, sean pribados de sus LEY LXI.

oficios, y déo residencia luego. D. Felipe III en Madrid á 14 de inarzo de 1620.

LEY LXV. Que se escuse el enviar jueces a contar indios, y co D. Felipe Il en San Lorenzo a 9 de agosto de 1589. meta á los ordinarios.

D. Felipe III en Zamora á 16 de febrero de 1602. Para solo contar los indios tributarios, se acos Que los indios de Filipinas paguen de tributo á dies tumbra enviar jueces á los pueblos, pudiéndose

reales en dinero ó especies, como no se cause falta

'de frutos. hacer por las justicias ordinarias sin salario: Or. denamos, que se escuse, y á los gobernadores,

Para proveer de doctrina á algunos pueblos

de las islas Filipinas, que no la tenian, corregidores , y alcaldes mayores, que hagan es

habia , no era suficiente, se resolvió aumentar ta diligencia con todo cuidado anle los escriba.

los tributos, que solian ser de ocho reales, ó su nos públicos. ó reales de su jarisdiccion, ó se

valor por cada peso, á razon de diez reales casenviará persona á so costa para el mismo eseclo.

tellanos cada uno, y mandó, que este crecimienLEY LXII.

to enlrase en uuestra real caja, aplicando el meD. Felipe II en Toledo á 20 de febrero de 1561. dio real para pagar las obligaciones, que se haQue la nueva visita o cuenta no suspende lu paga de bian de cumplir con los diezmos; y el real y me. los corridos,

dio restante para sueldos de aquella milicia, у Aunque á pedimenlo de algunos poeblos de otros efectos, alento á que de nuestra real hacien. indios , que estan en nuestra real corona , se dé da se sup'e lo necesario al envio de religiosos, por las audiencias la carla acordada para ser vi que entienden en la predicacion del Santo Evan. silados y contados, no han de suspender los ofi

gelio, y que los encomenderos fuesen obligados ciales reales la cobranza de lo corrido , y liquido con los ocho reales á pagar la doctrina ordinaria, que se nos debiere , hasta el despacho de la pro

y necesaria , y la parte que les cupiese de la favision,

, y

lo que se hubiere de proveer será para brica de las iglesias, quedando a eleccion de los despues. (12)

indios el pagarlo lodo co dinero, ó en frutos, o LEY LXIII.

en ono, y otro, y asi se ejeculó, y asentó: Man. D. Felipe Il y la princesa gobernadora en Valladolid damos, que en esto no se haga novedad, teniegá 2 de junio de 1557.

do consideracion al bien, y conservacion de aque. Que los tributos se rematen y cobren en la forma de llas provincias, y sus naturales, y á que

la elecestu ley.

cion de pagar en dinero no ocasione falta de fru. Los tribotos de nuestra real corona se rema

los y cause esterilidad. ten luego que sea cumplido el tiempo de su en

LEY LXVI. trega, en la junta de hacienda , y póngase luego el dinero en nuestra caja, despachando recudi

D. Felipe IV en Madrid á 19 de junio de 1627. miento al que los sacare en almoneda, para que

Que no se distribuyan los tributos sin orden del con

sejo, y los oficiales reales tengan cuenta de lo que cobre de los indios en la cabecera, y sáquelos en

montaren. recuas, sin tener con ellos mas comunicacion, ni

En los títulos de encomiendas se han de ex. hacerles ningan dano. LEY LXIV.

presar todas las cláusulas prevcaidas por las le

jes de este libro, y los vireyes y presidentes go. D. Felipe IV en Madrid á 25 de agosto de 1637. Don

bernadores no distribuyan cosa alguna de los tri. Carlos Il y la reina gobernadora allí á 20 de noviembre de 1668. Véase la ley 9, tit. 9, lib. 8.

butos, sin órden de nuestro consejo rcal de las

Indias. Y inandamos á los oficiales de nuestra real Que los gobernadores, corregidores y alcaldes mayores den nuevas finnzas por los rezagos de tributos,

hacienda, que tengan cuenta y razon de lo que gilus enteren por tercios,

moolaren , y cada año la envien al consejo. Ordenamos, que lodos los gobernadores, cor. Que las reducciones se hagan á costa de los tri

butos, que los indios dejaren de pagar,

ley (11) Cinco años dice la ordenanza de Intendentes

11, tit. 3, de este libro. de Nueva España, artículo 133. Véase tambien el artículo 40.

negros , y negras , mulalos, y millatas, (12) Por el artículo 135 de la ordenanza de Inten paguen tribulo al rey , ley 1, tit. 5, lib. 7, Identes se deroga esla ley en alguna parte, y se inan los hijos de negros, libres , ó esclavos, hada que las cobranzas se hagan con arreglo á las nue bidos en matrimonio con Iudius, ley 2,

los Was matrículas sin esperar su con Grmacion de la junta superior. Véase el artículo 140 y 111 que son

multos , y negros libres vivan con amos coInuy importantes para la inteligencia de las leyes an

nocidos

; para que se puedan cobriu sus triteriores

buios , ley 3, tit. 5,

lib.7.

Que los

ZITULO SIIS.

De los protectores de indios.

LEY PRIMERA.

LEY IV. D. Felipe II en Madrid á 10 de enero de 1589.

D. Felipe IV en Madrid á 13 de junio de 1623. Que sin embargo de la reformacion de los protecto

Que sean castigados los ministros que llevaren ci los

indios mas de suis salarics. res y defensores de indios los pueda haber.

Cada indio de la Nueva España paga medio Sin embargo de las órdenes antiguas, por las real, que se distribuye, en salarios de asesores, cuales se inandaron quitar y suprimir los pro relatores, escribanos de cámara y gobernacion, tectores y defensores de los indios, en caya eje- letrados, procuradores, solicitadores y otros iniCucion se han experiineotailo grandes inconve nistros, por los pleitos y negocios, que tienen aientes: Ordenamos, que los paeda haber, y en el gobierno, audiencia y otros tribunales, y sean elegidos y proveidos nuevamente por nues no se les pueden llevar mas derechos; y porque tros vireyes y presidentes gobernadores en las sin embargo de que son aventajados, hay granprovincias, y partes donde los habia , y que estos de exceso en llevarles mayores cantidades y presean personas de edad compeleole, y ejerzan sus senles , y los detienen y relardan, con mucho oficios con la cristiandad, limpieza y puntuali- agravio y vejacion : Mandamos á los vireyes y dad, que son obligados, pues han de amparar y l audiencia de Noeva España, y el Perú, y las de. defender a los indios. Y mandamos á los minis- mas provincias de las Indias, que pongan todo tros á cuyo cargo fueren su provision, que les dén remedio en el inconveniente, bagan guardar las iostracciones y ordenanzas, para que canforme leyes, no permilan llevar mas derechos, presenta à ellas usen y ejerzan; y á los jueces de visitas

tes, ni otra cosa, y que sean bien tratados, y desy residencias, y las demas justicias reales, que pachados con brevedad, y castiguen a los culpatengaa mucha caenta y continuo cuidado de mi. dos. rar como proceden en estos oficios, y castigar con

LEY V.
rigor y demostracioo los excesos que cometie-
rea (:).

D. Felipe IIl'alli à 4 de julio de 1620.
LEY IT.

Que los protectores generales de los indios no sean

removidos sin causa legitima. El mismo allí.

Los vireyes y presidentes no remuevan ni que en el Perú se den las instrucciones conforme a quiten á los protectores generales de los indios

, las ordenanzas del virey D. Francisco de Toledo

que una vez hubieren sido elegidos, si no fuere

con causa legitima, cierta, y examinada por auct En los reinos del Perú se han de dar las ing tra real audiencia, donde cada uno asistiere tracciones á los protectores, conforme a las ordenanzas que hizo el virey Don Fraocisco de To

LEY VI. Iedo, añadieddo lo que conforme á la diferencia El mismo en Sau Lorenzo á 2 de abril de 1608. de los tiempos conviniere al amparo y defensa que los protectores generales no pongan substitutos. de los indios.

Mandamos á los protectores geoerales que LEY III.

no pongao substitutos, y acudan por sus persoEl mismo allí, y á 9 de abril de 1591. D. Felipe III.

nas con el cuidado y vigilancia que requiere sa

oficio. en Ventosiila á 17 de oclubre de 1614.

LEY VII. Que donde hubiere audiencia se nombre abogado ý procurador de indios con salario.

D. Felipe II en Madrid a 20 de noviembre de 1578. Mandamos, que en las ciudades donde hubie. Que no se den protectorias á mestizos. re audiencia, elija el virey ó presidente un le Ordenamos á los vireyes y presidentes, que Irado y procurador, que sigan los pleitos y cuando hubieren de nombrar proleclores de incausas de los indios,

у

los defiendan, á los cua dios, no elijan á questizos, porque asi conviene les señalarán salario competente en penas de es

á su defensa y de lo contrario, se les puede setrados, ó en bicnes de comunidad, donde no hu- guir daño y perjuicio. biere especial consignacion. Y ordenamos, que

LEY VIU. en ningun caso puedan llevar derechos, sobre que los vireyes y presidentes impongan penas El mismo en capítulo de carta de Madrid á 17 de graves á

enero de 1593 su arbitrio; y en cuanto al fiscal protector de la agdiencia de Lima, se guarde lo pro.

Que en las Filipinas haya protector de los indios. veido especialmente en ella.

Estaba encargada por Nos á los obispos de Filipinas la protectoria y defensa de aquellos in•

dios; y habiendo reconocido que no pueden aca(1) Por cédula de 11 de marzo de 1781 se mandó dir a la solicitud, autos y diligencias judiciales, que estos protectores se nonbrasen en adelante pur fos fiscales del crimen de las audiencias en todos

que requieren presencia personal: Ordenamos á aquellos lugares en que fuese necesario ó bubiere

los presidentes goberoadores, que nombren prosido cestwinble baherios.

tector y defensor, y le señalen salario compelenTOMO II.

63

te de las tasas de indios prorata entre los que es. por ellos: y si hacen guardar, y guardan inviotavieren en nuestra real corona y encomenda-labl

lablemente todo lo proveido en su beneficio: y si dos à particulares, sin tocar á nuestra real ha tienen otras relaciones y noticias que les han de cienda, que proceda de otros géneros. Y decla - enviar los protectores, en que refieran si se guar. ramos, que por esto no es de nuestra intencion da todo lo proveido en beneficio de los indios, y quitar á los obispos la superintendencia y pro en qué parles se aumentan y disminuyen , cómo teccion de los indios en general.

son tratados, si reciben molestias, agravios, reLLY IX.

jaciones, de qué personas, y en qué cosas, si les

falla doctrina, á cuáles, y en qué parles se aumen: D. Felipe II en Madrid á 13 de febrero de 1593.

tany disminuyen, como son lratados, refiriéndolo Que á los indios bogavantes del Rio Grande se les con especialidad, y advirtiendo lo

qne convencrie protector.

drá proveer para su enseñanza, alivio y conserEs nuestra voluntad que haya protector ge- / vacion: con todo lo demas que paeda conducir Deral de los indios, que andavieren en la boga á este fin, las cuales dichas relaciones remitaa del Rio Grande de la Magdalena, para que los am los vireyes, presidenles y jasticias al fiscal de pare y haga guardar sus ordenanzas ; y de todo nuestro consejo de Indias, para que interponga lo que entendiere que se hace en su perjuicio de su oficio, y Nos podamos proveer con mas fognoticia á las justicias , procurando que se rene

damentales noticias lo que convenga. dien y castiguen los excesos, que contra ellos se cometieren. Y encargamos a las justicias y pro

LEY XIII. tector, que les dén todo favor, y soliciten su au D. Felipe II en Madı id á 9 de abril de 1591. D. Felimento y conservacion.

pe III allí à 12 de diciembre de 1619. LEY X.

Que si el pleito fuere entre indios, el fiscal y pro

Lector los defiendan, y se procure excusar que va-
D. Felipe IV allí á 27 de marzo de 1622.

yun á seguir sus pleitos,
Que los vireyes, presidentes y gobernadores den Cuando habiere pleito entre indios ante noes.
grala audiencia d los protectores.

tras audiencias reales, el fiscal defiendla á la ona Encargamos y mandamos á los vireyes, pre parle , y el protector y procurador á la otra, con. sidentes y gobernadores, que den grata audien forme a lo proveido: y si el pleito comenzare an. cia a los protectores y defensores de indios; y

te el gobernador , corregidor o alcalde mayor, y cuando fueren à darles cuenta de sus negocios y

!

se hubiere de llevar a la audiencia, sin dar locausas , y pidieren el cumplimiento de las leyes, gar á que los indios salgan de sus tierras, en cuan. y cédulas dadas en su favor, los oigan con mu to permiliere la ralidad del negocio , envien los cha atencion, y de tal forma , que mediante el despachos y procesos , para que en ellos pidan, agrado con que los recibieren y oyeren , se ani y sigan justicia , y despues de senecidos remitaa men mas á sa defensa y ainparo.

la resolucion a los gobernadores, corregidores y

alcaldes mayores (2).
LEY XI.

LEY XIV.
D. Felipe II en Toledo á 25 de mayo de 1596.
Que los indios de señorio contribuyan para el salario

El emperador D. Carlos y la reina de Bohemia,
de sus protectores como los demas.

Que los eclesiásticos y seglares avisen a los prolecLos indios de señorío acudan y contribayan

tores, procuradores y def nsores si algunos indios

.no gozan de libertad. en la paga y repartimiento hecho para salarios de sus procuradores y protectores, como los de

Encargamos á los prelados y eclesiásticos, y mas epcomendados segua generalmente está man.

mandamos a todos nucstros ministros, y personas dado.

secolares de las lodias, que tengan á s' cuidado

avisar y advertir a los protectores, procurado. LEY XII.

res, abogados y defensores de indics, si sopieEl mismo en San Lorenzo á 28 de agosto de 1596.

ren que algunos están debajo de servidumbre de D. Carlos Il y la reina gobernadora.

esclavos en las casas , estancias, niinas, grangeQue los protectores envien relaciones a los vireyes ñoles, ó indios : y de su número y nomlires, para

rias , haciendas y otras partes, sirviendo á espa9 presidentes del estado de los indios, y estas se remitan al consejo.

que luego sin dilacion pidan la libertad, que na

turalmente les compete, y pues la obra es de tan• Para lener noticia co nuestro real consejo de

la caridad, y en que Dios nuestro Serior será ser. el tratamiento que se hace á los indios, у

vido, pongan en ella toda diligencia y solicitud; amparados y defendidos como conviene , es muy

Y
los

protectores , procuradores y defensores sin inportante que en todas ocasiones se nos envie

percier tiempo apliquen toda su industria, y sirelacion del estado en que se balla su boen go

gan estas causas. bierno, conservacion y alivio; y si los vireyes, presidentes, y justicias, como se lo mandamos, tie. non cuidado de mirar con particular ateucion (2) Véase la lay 31, tit. 18, lib. 2.

si son

[ocr errors][ocr errors]
« AnteriorContinuar »