Imágenes de páginas
PDF
EPUB

pongan centinelas donde puedan dur aviso de los riendo en cualquier falta ó' descuido, sean casticosarios.

gadas conforme a buena orden y preceptos de mi

licia ; y el salario que hubieren de percibir sea Acaden los cosarios con mucha frecuencia moderado y pagado, la mitad de nuestra real donde hay pesqueria de perlas, y conviene ocur. hacieada, y la otra mitad repartida en la forma rir á los daños y robos que pueden cometer; y que al gobernador y cabildo de la ciudad donde para que no logren sus intentos, ordenamos que fuere la grangeria pareciere. los gobernadores a quien tocare la rancheria pon. gan en los lugares mas eminentes de la costa una Que los mayordomos y canoeros no vayan al ó dos centinelas, que siempre atalayen y velen, hostial sin las armas que alli se refiere para eligiendo el sitio donde han de cstar, como se defenderse de los cosarios, ley 28, tit. 25, fuerc mudando la ranchería; y en descubriendo

lib. 4. cualesquier navios ó barcos de enemigos, tengan que el gobernador de Cartagenn huga salir los obligacion de avisar al pueblo, y los gobernado- galeras o navios de su cargo á limpiar de cores de visitarlas continuamente, para que incur. sarios las pesquerias , ley 48, alli.

TIFULO CATORCX.

[ocr errors]

De los informes y relaciones de servicios, partes y calidades

Y
de que se debe dar cuenta al Rey.

.

[ocr errors]

re

[ocr errors]

LEY PRIMERA.

nidas en la ley 13, tit. 33, lib. 3, y las demas

que de esto tralan cerca de la suficiencia , parles D. Felipe III en San Lorenzo á 24 de abril de 1618,

y calidades de los sugetos que les parecieren dig. cap. 1.

nos de prelacias y prebendas, con sus paluraleQue los vireyes den cuenta al Rey de las malcrias zas, edades y servicios, y si son legitimos ó no, de religion, gobierno, guerra y hacienda. conforme a la ley 19, tit. 6 lib. i, ó espulsos

á 1 ó Porque los vireyes tienen obligacion de dar- de las religioncs. Y ordenamos à los vireyes, prenos may especial cuenta del estado general y par. sidentes y gobernadores, que asimismo nos avisen ticular de sus gobiernos como mas preeminentes

de la suficiencia y partes de los que deben ser ministrox, para que tengamos individual noticia ocupados en empleos seculares, en qué ministede las materias de su cargo y forma con que cum

rios han servido, como han dado sus visitas у plen nuestras órdenes: Mandamos que ajustán- sidencias , y de su vida y ejemplo, y satisfaccion

, dose á las leyes que tratan de esta obligacion, y

de lo que se les hubiere encargado, y cuales de se dirigen a los presidentes, aadiencias y prela- los que habierea aprobado son difuntos, guardan: dos, nos avisen continuamente en primer lugar do en todo lo que está resuelto por la ley 70, de todo lo que tocare a religion, culto divino y

tit. 3 de este libro. piedad; y en segnndo, de lo tocante á gobierno

LEY III. inilitar, político y de hacienda, proponiéndonos

У las personas, que jastainente pueden ser ocupa

D. Felipe III en San Lorenzo á 24 de abril de 1618. das en empleos eclesiásticos y de nuestro real ser

D. Carlos Il y la reina gobernadora. vicio, y advirtiendo, que cuanto mayor es la que se informe de las conoenlos y de sugelos reprerogativa de sus cargos, tanto mas serà la fé ligiosos para ser proveidos en prelacias. y crédito que lendrán en nuestra confianza.

Ordenamos á los vireyes, presidentes y goLEY II.

bernadores, que nos avisen distinta y separada.

mente del número de conventos de religiosos, que D. Felipe IV en Madrid á 22 de marzo de 1634, 20 de agosto de 1618, y 15 de marzo de 1619, y 15 de hay en cada provincia, de qué religiones, que abril de 1653.

renta's gozan, qué frato se consigue de su predi

cacion, y administracion de sacramentos, qué Que se cuenta al Rey de las vacanles eclesius

sugetos tienen dignos de ser presentados en prericas y seculares, y de las personas beneméritas.

lacias, sus calidades, servicios y partes, qné ocu. Encargamos á los arzobispos, obispos y ca- paciones han tenido en sus religiones, y la cuenbildos eclesiásticos en sede vacante, que nos dén ta y satisfaccion que han dado de elias, y opi . aviso particular secreto y auténtico de las prela- nion de sus personas, aplicándose à este cuidado cias, dignidades y prebendas que vacaren luego, con la atencion que requiere; y si los religiosos y sin omitir ninguna circunstancia de las conte- conservan la paz y buena correspondencia, que

[ocr errors]

9

2

deben tener con los de su propio instituto ó los

LEY VII. otros. LEY IV.

D. Felipe III en S, Lorenzo á 21 de abril de 1618.

Que los presidentes informen de los impedimentos D. Felipe III en San Lorenzo a 21 de abril de 1618.

que para servir tuvieren algunos ministros. Que los vireyes informen del estado de las uni

Asimisıno nos avisen si alguno de los oidores, versidades y colegios.

alcaldes, fiscales o relatores, contadores de cuen. Para la doctrina y enseñanza de nuestra san. tas, oficiales de nuestra real hacienda , ó minista fé católica, y facultades necesarias a la vida tros perpetuos lavieren tales impedimentos de canatural y politici, hemos fundado las universida- fermedades, vejez ú otros , que les estorben con. des de Lima y Méjico, y está a cargo de los vi- liouar en nuestro real servicio, y que resulte reyes principalmente velar sobre su buen gobier daño o perjuicio al bien público, ó å las partes

: ó à no, de forma que resulten los buenos electos pa- litigantes, o tuvicrea negocios con ellos, y si

, ra que se fundaron. Y porque Nos tengamos en:

: con vendrà jubilarlos, ó hacerles otra inerced, pa: tera noticia de su conservacion y auiniento, or. ra que conforıne á lo que cerca de esto nos avidenamos á los yireyes, que nos envieo relacion saren , provcamos lo que convenga. inny particular en las ocasiones de arnadas, de

LEY VIII. las rentas que gozan, su distribucion, calidad, estado y fábrica: si los catedráticus de propiedad

El mismo allí. y temporales acuden a su obligacion con la pan- Que los presidentes informen de los letrados y abo

á tualidad que conviene, conio se gobiernan los co

gados de sus distrilos, y de sus portes y calidades: lezios, y si los cursantes son regidos y goberna. dos , de suerte que aprovechea en las facultades Tamhien conviene que nos envien relacion que prosesan, y en tudo se guarden las consti- los presidentes de los letrados y abogados que

huo tuciones.

biere en el distrito, con particularidad у

distin LEY V.

cion de la edad, grados, estudios, vida, costum

bres y temor de Dios, anteponiendo la considera. El mismo en Madrid á 1.o de noviembre de 1607 , y cion de ésto á lodo lo demas: de dónde son naen San Lorenzo 24 de abril de 1618.

turales, que calidad y naciiniento tienen, si han Que los oireyes r presidentes informen sobre el pasado de estos reinos con licencia, que tiempo gobierno y administracion de justicia de las au,

ha, si soa casados en el mismo distrito, que deu, diencias y vacanles de plasas.

dos tienen, en que ejercicios de letras se han oça

pado, qué muestras han dado de sus personas, Los vireyes y presidentes nos avisen en todas

cuáles son eclesiásticos, qué órdenes han recibiocasiones sobre el gobierno de las audiencias, y

do, qué hacienda tienen, si son naturales de qué plazas habiçõen vacado que sean de nuestra

aquellas provincias, y descendientes de descubria

y provision : si convendrá hacer nuevas ordenanzas

dores por linea paterna, ó inaterna, en que esta para la mejor adıninistracion de justicia civil y

ráo mas dignamente ocupados para unas servir á criinioal, y las causas y razones, que para esto

Dios nacstro Señor , y á la causa pública, asi en se ofrecieren; y lainbien nos avisen si se guarda prebendas y eninisterios eclesiásticos, como en justicia á las viudas, y personas pobres y misera

plazas de asiento, ú oficios temporales de admibles, anteponiendo el despacho de sus pleitos y

nistracion de justicia. causas à los demas, como es justo.

LEY IX.
LEY VI.

El mismo alli.
El nismo alli. D. Fclipe IV en Balsain á 23 de octu-
bie de 1621.

Que los vireyes y. copilanes generales informen de

los sugelos idóncos para ocupar en la guerra. Que los presidentes informen sobre los procedimientos de los ministros de las audiencias, y guar: Los vireyes y capitanes generales, y las deden las leyes.

mas personas á cuyo cargo esluviere la guerra, Ordenamos y mandamos á los presidentes,

aviseo de los sugetos que fueren mas idóneos que nos informen si los ministros de nuestras

para los ininisterios y ocupacioncs militares, y

declarándonos sus naturalezas, origen, edad, ser. reales aulliencias son dignos de ser acrecenlados

vicios y ocasiones en que los han hecho, y resiy promovidos á mayores puestos, y si dan buena cuenta de los que ejercen, declarando la edad, en las ocu paciunes que han tenido, para que Nos

dencia en las Indias, y cómo se han gobernado partes, calidades y suficiencia , que cada uno tuviere, y como proceden en la vida y costumbres

les hagamos merced. y ejercicios de sus oficios; y si faere materia que

LEY X. requiera ej-inplo para conservacion de la paz, y adininistracion de justicia, hagan informacion

D. Felipe III alli. con secreto, y la envien al consejo, guardando que los presidenles informen de los sugelos legos lo ordenado por las leyes 38, 39 y 4i lit. 3 de

seculares este libro, y las dernas que tratan de la forma en De los sugetos legos seculares de capa y esque los vireyes, presidentes y ministros nos han

pada, que fueren à propósito para gobiernos, cor. de informar.

regimientos y otros ministerios, nos envien rela. cion los presidentes, con noticia de su nacimien

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

les

to, residencia en las Indias, ocupacion en ofi- noticia de la verdad: Mandamos á los vireyes, a cios, cuenta que han dado de ellos, descenden, presidentes, que en todas ocasiones nos envien cia de descubridores, y por que lineas, con todos muy particular, y. puntual relacion de todos los los demas servicios, y si habiendo estado ocupa- beneméritos, que pretendea gratificacion de sus dos han dado residencias, y en la determinacion

servicios hechos en la reduccion, pacificacion y han sido dados por libres, y declarados por bue- conservacion de aquellas provincias con las calinos jueces.

dades y circunstancias, que concurrieren en cada LEY XI.

uno, y de los que hubieren alla gratificado y preEl misımo alli.

ferido, en qué efectos, y la razon y justificacion con que

lo hubieren hecho, para que nos consté Que los vireyes y presidentes sepané informen de

de la verdad y fundamento que tiene la queja el proceder de los gobernadores y corregidores.

y agravio: y esta relacion sea may puntual, sin Encargamos à los vireyes, presidentes, y alender á respetos ningunos de odio ni aficion, audiencias, que con mucho cuidado y vigilancia como la calidad é importancia de la materia reprocuren informarse, y saber coino proceden los quiere. gobernadores, corregidores y alcaldes mayores,

LEY XIV. pues aunque sus salarios son bastantes á alimentarlos, como no bastan á enriquecerlos, buscan

D. Felipe III en S. Lorenzo á 24 de abril de 1618. medios ilic tos para juntar increibles sumas y can

Que los vireyes y presidentes informien si hay per. tidades en perjuicio de nuestros vasallos, y de

sonas que vivan con escundalo o han hecho agralos pobres y miserables indios: y para que ten

vios con mano poderosa. gan comprobacion de lo que conviene castigar, y

Es may de la obligacion de los vireyes, preremediar , usen de todo recalo y cuidado en sa- sidentes y gobernadorcs averiguar y saber, si ber , y procurar con diligencia las ganancias de algunas personas, de cualquir estado, viveo eslos gobernadores, corregidores y alcaldes mayo- candalosamente, y procurar en todos la modestia, res, y los grandes aprovechamientos con que sa- recalo y buenas costumbres, que justamente delen : y cuando hallaren que crecen en la ganan.

ben tener. Y por ser inateria de tal calidad, cia y auinento de hacienda, lo tendrán

por

bas- ordenamos y mandamos, que nos avisen especialtante para la averiguacion, y procederán al cas · mente si hay quien con mano poderosa haya extigo, conforme à derecho, dándonos particular cedido , ó exceda en esto los limites de la razon, cuenta y aviso de todo, y del tratamiento que ha- y si ha hecho algun agravio de que no haya sido cen, y forma en que administran justicia á los castigado, y la causa porque lo ha dejado de ser, iodios.

y órden que se podrá dar para que las repúblicas LEY XII.

goceo toda quictud y sosiego. El mismo alli.

LEY XV. Que los presidentes informen de los corregimien

El mismo alli. j alcaldias mayores, su provision y estado de sus distritos.

Que los oireyes y presidenles informen del trataConviene que Nos tengamos relacion particu

miento y estado de los indios. lar del núinero de gobiernos, corregimientos ó Entre las materias , que mas importan para alcaldias mayores , que hay en el distrito de cada servicio de Dios nuestro Señor, conservacion y audiencia, y que los vireyes, y presidentes nos aumento de los estados de las Indias, es el ain: la eovien ; con distincion de los que son á pro- paro y buen tratamiento de los indios, y que sean vision nuestra , y los que proveen los vireyes, y bien gobernados, y mantenidos en paz y justipresidentes en nuestro nombre, y que informen cia, coino vasallos de esta corona. Y reconociensi para el gobierno de los españoles, y cooserva- do lo que conviene, que Nos tenganios muy pare cion de los indios importa in ujar de forma, y con ticular noticia de todo lo que toca á su bien y proespecial cuidado si hay algunos vicios y pecados teccion, ordenamos y mandamos, que los vireyes

y públicos que averiguar y castigar, á otras cosas y presidentes procuren, que con toda puntualidad que debainos tener noticia, para poner se ejecute lo que está prevenido, y mandado por

, inedio necesario.

nuestras leyes reales, y en todas ocasiones nos en. LEY XIII.

vien particular relacion del tratamiento, que se D. Felipe II en Aranjuez á 20 de marzo de 1596.

hace á los indios, en qué parte se aumentan,

ó disminuyen sus poblaciones, si están á cargo de

, Que los vireyes encien relacion de los que prelen- gobernadores, encomenderos y caciques, que tradieren ser gralificados y de los que hubieren gra. tamiento reciben de los doctrineros, de qué cau. tificado.

sas nace el aumento ó diminncion, para que los Deseamos hacer las mercedes y gratificaciones, buenos efectos se agradezcan, y remuneren á las y repartir los oficios y aprovechamientos de las personas que los hubieren causado, y sean cas. Indias en personas beneméritas, y que mejor nos tigados los que fueren ocasion del dago, pues hayan servido, como se contiene en las leyes del siendo los indios tan miserables y necesitados de tirulo 2 de este libro. Y porque algunos vienen amparo y alivio, demas de tener descargada nues. de aquellos a estos reinos á pedir que les haga- tra conciencia en las de tales ministros, baremos mos merced, representando agravios, y quejas castigo ejemplar en los que faltando á csla oblide los vireyes, y presidentes, por no haberlos ocu- gacion, les ocasionaren algun perjuicio en sus ha. pado, y darlo encomiendas, y otros aprovecha-ciendai, y servicios personales, donde y en la mientos, y conviene, que Nos tengamos entera forma que por Nos se hubierea concedido.

tus

[ocr errors]

de

el re

[ocr errors]

De los informes y relaciones de servicios,

69 LEY XVI.

cajas principales de nuestra real hacienda, que en D. Felipe IV en Madrid á 1.° de octubre de 1626.

vien cada tres años á nuestro consejo relacion, con

grande puntualidad, de todos los miembros de ha. Que se envie relacion de los oficios vendibles, su cienda, que loviéremos en cada provincia de las valor, poseedores y fucullades, cuáles vacan, y su

de su cargo, espresando por menor de que se comprocedido,

pone, y en que se distribuye y gasta; y donde Los vireyes, audiencias y gobernadores nos

hubiere audiencia real, se haga con asistencia del aviseu muy particularmente, que oficios vendi- fiscal, y la firmen el presidente y oidores ; y si no bles hay en sus jurisdicciones, lo que cada uno

la hubiere, el gobernador, ó corregidor, guardan. vale , que personas los poseen,

si tienen conce- do en todo lo dispuesto por la ley 16, tit. 4. lib. 8. dida alguna gracia ó facultad , y en qué forma,

LEY XX. si los ejercen con algunos defectos contra lo dis- El mismo alli, ordenanza 46. D. Felipe IV en Mapuesto y ordenado; y en todas las ocasiones de drid à 8 de noviembre de 1623 , y 21 de julio de arınada nos envien relacion furmada por años de

1625. los oficios que vacaren y se reunieren, poseedo- Que los vireyes, presidenles, audiencias y goberna. res que inadaren, y cantidad de dinero, que en- dores envien relacion de salarios y sueldos, y valor trare en questras reales cajas, procedido de este

de repartimientos y novenos. gènero.

Para efectos importantes á noestro real servi• LEY XVII.

cio conviene tener relaciones de los salarios, qae 1). Felipe III en San Lorenzo á 24 de abril de 1618.

se pagan en todas las Indias, asi á los vireyes, Véause las leyes 55, tit. 3 de este libro, y la prime- presidentes, oidores , fiscales, alcaldes, y minisra tit. 8, Jib. 8.

Iros de las audiencias, como á los gobernadores, Que los direyes y presidenles, informen como po

corregidores, alcaldes mayores, tribavales de cuen

tas, y oficiales de nuestra real hacienda , ayudas drá ser aumenluda lu real hacienda.

de costa, entreteniinientos, y quitaciones; y á los Encargamos y mandamos á los vireyes, pre- elesiásticos, y seculares, que cantidad tiene cada sidentes y gobernadores, que coinuniquen con los uno, y eo que género de hacienda se paga , y la oficiales de nuestra real hacienda, y procuren

que se gasta , y distribuye cada año entre la gen. descubrir algunos arbitrios y modos lícitos y jus. te de mar y guerra, de las armadas y presidios; tos, con que pueda ser acrecentada, y si en la que

y que sueldos se dan á los gobernadores, capitaal presente tenemos será bien poner mejor or- nes, oficiales, y mioistros, de fornia, que estas den de la que se ha tenido y tiene para su co

relaciones comprehen han á los que en cualquiera branza , excusando los gastos, que les pareciere

forma llevaren salario, y sean tan precisas y ajussuperfluos, y admitien lo solamente los que fue- tadas, y con tanta claridad y distincion, como reo tan necesarios y forzosos, que sin ellos no se conviene; y otras relaciones aparte de todos los pueda pasar, ni conservar el gobierno público, y repartimientos de indios, que fuerea á provision de lo que resultare nos déa cuenta muy partie de nuestros vireyes, ó gobernadores, así de los

que estuvieren incorporados en nuestra corona LEY XVIII.

real, como encomendados à particulares, en cuan

to está tasado cada uno, y lo que rentan y valen, D. Felipe IV en Madrid á 11 de julio de 1625.

y en qué, y como pagan los indios sus tributos, Que los oficiales reales envien relacion

si es en plata, ó en especie , y lo tidades y situaciones que pagan en sus cajas. encomenderos despues de pagadas las costas de Ordenamos que los oficiales reales nos envien

corregidor, doctrina, y las demas cargas, y, qué relacion por menor de todas las cantidades, que

personas las poseen, y en que vidas es:á á cada de nuestra real hacienda se pagan à los arzobis

ana; y de lo que rentan y valeo en cada un año

los novedos que nos pertenecen en las Iglesias; pos, obispos, dignidailes, canónigos, prebenda

las mercedes, que asi en lo eclesiástico como en dos, beneficiados, doctrineros, pensionarios y

lo temporal están hechas de cincuenta años á esta otros, que perciben estipendios, porque los fru

parte; y qué rentas, y consignaciones se pagan en tos y emolumentos no alcanzan a su cóngrua sas

nuestras cajas reales, y á que personas, y desde tenlacion; y lainbien nos la envien de todo lo que

qué tiempo, y las que están hechas con calidad se paga a gobernadores, corregidores y ministros

de enterarlas en repartimientos de indios; y lo de justicia y guerra, que nos sirven en las Indias,

que han montado los tercios, que se pagan de to. y á otras caalesquier personas eclesiásticas ó se

das las encoiniendas, que se han dado con esta rulares, con espresion del motivo, causa ó res

obligacion, y de todo aquello que locare, y perpeto por que se les paga.

teneciere á nuestra real hacienda. Por lo cual LEY XIX.

mandamos á los vireyes, audiencias y gobernado.

res, que hechas las dichas relaciones, con toda D. Felipe II ordenanza 75 de Audiencias. En Toledo á 25 de mayo de 1596.

puntualidad nos las envien.

LEY XXI. Que los nficiales reales envien relacion de la real hacienda.

D. Felipe III en S. Lorenzo á 24 de abril de 1618. Mandamos á los oficiales reales de todas las Que los ar zobispos y obispos avisen al Rey del

tiempo en que hubieren tomado poscsion de sus

iglesias, y si han residido. (1) Véase el art. 232 de la orderanza de Intendentes.

Rogamos y encargamos á los arzobispos y

cular. (1)

las can

que gozan los

obispos de las Indias, que nos avisen del tiempo tas cofradías y hermandades hay, sa advocacion,

у en que hubieren tomado la posesion de sas igle é instituto, y para que ministerios: y si de estas sias, y si conforme á los sagrados cánones y obras de caridad y cristiana devocion resulta apro. Concilios han residido en ellas, y si hao, hecho vechamiento en los fieles para mayor servicio de algunas ausencias, á que partes y lugares han Dios nuestro señor, y en qué se podrán n:ejorar, sido, y con que causa y licencia.

y si hay algo que reformar. LEY XXII.

LEY XXVI. D. Felipe IV en Madrid á 11 de julio de 1625.

D. Felipe III alli. Que los prelados envien relacion de sus renlas ja

que los prelados informen de el número de persolos de sus iglesias y curatos.

nas, doctrinas y purroyulus de sus disirilos, Locgo que los prelados tomen posesion, for

Rogamos a los prelados que tengan listas y men una relacion de lo que montan las rentas y

memorias de los lugares, y doctrioas, parroquias frutos, que deben percibir, y de todos los demas y pilas baulisınales de sus diocesis, у

les encaremolamentos anejos a la dignidad; y asimismo de á

gamos que nos avison de todos los que son, y à lo que montan los de sus Iglesias, curatos y doc- que distancia, si la tierra es Hana, anontuosa, á

á trinas, y en la primera ocasion nos la remitan de serrania, á qué núinero de alınas se adminis. por duplicado.

tran, y con cuanla punlualidad los Santos Sacra

inentos, con distincion de espawoles, é indios, LEY XXIII.

cuantos, y cuales son los curas y doctrineros, y D. Felipe III en S. Lorenzo á 24 de abril de 1618. con que presentaciones, si son clérigos, ó religio

sos, de que ordenes y edad, que tiempo ha que Que los prelados informen si han visitado sus dió.

sirven, y si es con la diligencia, virtud, modestia, cesis y los efectos que hubieren resultado.

recogimiento, y buen ejemplo, à que son obliga.

હૈ Los: prelados nos a visen en todas las ocasio- dos, ó si faltan en algo, y particularmente en la nes si han visitado los lugares y doctrinas de sus cyepia y cuidado, que tienen con la enseñanza, diócesis por sus personas, administrando los San- doctrina, y educacion de los indios, y si les hacen tos Sacramentos a sus feligreses, y especialmen- | buenos tratamientos, ó molestan á que los sir,

. te el de la confirmacion; y en caso que la bayan van, faltando á lo que está dispuesto y ordenado visitado, ó alguna parte por sus personas, ó las ó

y si convendrá poner remedio en algunas desorde sus visitadores, nos avised con especialidad de denes , y cual será tan eficaz, que se consiga su ,

. lo que hubiere resultado en cuanto a reformacion bien y conservacion, pues para administrar á gea. y enmienda de costumbres, y á todo lo demas de te tan miserable, es de suma imporlancia qoe los sa ob'igacion, dispuesto por derecho canonico, coras sean personas, que atiendan con mucho celo concilio Tridentino, y sinodos provinciales, como al servicio de Dios, y provecho de sus próxiinos, lo tenemos ex lorlado por las leyes de el lit. 7, sobre que a todos encargamos las conciencias; y у lib.

eolrelanto que los prelados nos avisan de lo que LEY XXIV.

se debe proveer y remediar, acudirán por su par

te con los medios, que les parecieren nias conve. El mismo en Madrid a 8 de marzo de 1619.

cientes. Que los prelndos y sede vacanles envien copia de

LEY XXVII. las constituciones, ordenanzas I gulos de gobierno de sus iglesius,

El mismo en el Pardo á 11 de diciembre de 1613. Con mucho cuidado deben los prelados y ca.

Que los prelados eclesiàsticos no procedan con crn

suras contra las justicias reales, que hicuren dilibildos eclesiásticos sede vacantes atender à lo que

gencias en averiguar los agravios de los indios por Nos les està encargado por la ley 34. tit. 1. sobre envien á nuestro consejo copias

aunque resulten contra eclesiàsticos. que auténticas de las ordenanzas, autos, y acoerdos de

Porque nuestras justicias reales en ejecucion gobierno, usos y costumbres con que se practi- de lo que tenemos ordenado cerca del-aniparo y can, para que Nos tengamos en todas materias las proteccion de los indios, hacen informaciones para noticias convenientes a la direccion del gobiernu: averiguar, saber y darnos cuenta de las personas Rogamos y encargamos que así se haga, sin oni. que los agravian, imponiéndoles contribuciones tir diligencia, que tanto in porta.

de dinero, especies y servicios personales, y de

ellas suelen resultar culpados los ministros, y otros LEY XXV. .

eclesiásticos que los deben doctrinar, y adminisEl mismo en S. Lorenzo á 21 de abril de 1618. trar los Santos Sacramentos, y dar buen ejemplo:

y porque nuestra voluntad es, que se les guarden Que los prelados informen de los hospitales y co

sus esenciones y privilegios, y las justicias reales fradias de sus distritos.

no procedan a actuar, ni procesar contra eclesiás. Encargamos á los prelados que nos avisen ticos, y los indios sean bien tratados, y no recicuantos hospitales hay en sus diócesis, de que ad- ban injuria, aplicando el remedio, que como á sq vocacion, en que lugares están fandados, que ren. Prey y señor natural nos pertenece: Rogainos y tas tienen de limosnas temporales , ó perpetuas, encargamos a los prelados seculares y regulares,

у que enfermedades se curan eu cada uno, si son de que con mucha atencion y particular cuidado am. hombres, ó de mageres, en que cuarios, ó forma paren y defiendan á los indios, y no permitan que están dividos, y lo demas que pareciere conve- sus súbditos les hagan tales agrarios en sus perniente á nuestra noticia; y asimismo cuales y cuan: sonas y bieņcs, ni procedan con censuras conļra

lib. 2.

« AnteriorContinuar »