Imágenes de páginas
PDF
EPUB

dor á los divinos oficios dentro de la iglesia:

LEY XXVII. Declarainos, que la aspersion de la agua ben

D. Felipe III en Madrid á 13 de junio de 1599. En dita , antes de la misa mayor, se debe hacer

San Lorenzo á 25 de agosto de 1620. primero al obispo y clero juntos, y despues al gobernador; y si el obispo estuviere en la ca

Que no se pongan estrados sino cuando la audienpilla mayor, se le dará la paz, y despues al go

cia concurriere por el tribunal, y los oidures cobernador, y estando el obispo en el coro, saldrán

mo particulares puedan poner silla , alfombra y

almohada. juntos dos eclesiásticos, cuales dispone el cercmonial, y darán la paz, uno al obispo, y otro Mandamos que en los dias de tabla en que al gobernador : en los demas aclos eclesiásticos concurrieren el virey y audiencia á oir los divinos se ha de llevar la falda al obispo, aunque vaya oficios , ó a otros actos públicos, se guarde lo oralli el gobernador; pero solo ha de llevar al cau denado, y costombre en poner los estrados; y si datario; y cuando fuere à las casas del gober los oidores no fueren en forma de audiencia, se nador, se le podrá llevar hasta la puerta del escuse el ponerlos; pero no por esto se entienda, a posento donde estuviere , y volverla á recoger que si fueren como particulares, no pueda llevar donde se quedare el gobernador.

cada uno silla, alfombra

у

almohada. LEY XXIV.

LEY XXVIII. D, Felipe VII en Villacastin á 23 de febrero de 1610.

D. Felipe IV en Madrid á 1.° de octubre de 1632, J.

á 20 de setiembre de 1619, Que el prelado asista en el coro de su iglesia , y Que los gobernadores proveidos por el rey guar

en las demas lomne el lugar que le pareciere. den la costumbre en usar de silla , alfombra y Encargamos à los arzobispos y obispos de las

almohuda, quien está prohibido. ciudades donde hubiere audiencia real, que los Ordenainos y mandamos, que los gobernadias que no celebraren de pontifical en sus igle. dores proveidos por Nos guarden la costumbre sias, procuren asistir en el coro, por lo

que
im-

que hallaren introducida, sobre que estando eo porta alli su presencia, y en las deinas iglesias

sus ciudades dentro ó fuera de la iglesia, en fur. y monasterios tomen el lugar que les pareciere. ma de cabildo, usen de silla, tapete y almohada, LEY XXV.

ó se asienten en la cabecera del escaño, y que

ninguno de los corregidores y alcaldes mayores, El emperador D Carlos en Valladolid á 4 de abril de 1512. D. Felipe II en Córdoba á 20 de abril de

proveidos por los vireyes, presidentes y audien. 1570.

cias de cualesquier ciudades, villas y lugares,

pueda poner silla , alfombra, ni almohada, ni Que el presidente y oidores se asienten en sillas en

separarse de sus ayuntamientos, y precisa é inlas iglesias y los vecinos en bancos."

violablemente se asienten con ellos en sus baq. El presideate, oidores y ministros que ha

sin diferencia, ni singularidad en esto; y cen cuerpo de audiencia, y concurren senta - aunque concurran en las iglesias en cuerpo de dos, tengan en la iglesia sillas, poniendo la ayuntamiento con alguno de los del nuestro conde el presidente con preeminencia á las demas:

sejo, ó visitador general, no obstante que tenga y los vecinos honrados, se asienten en bancos; y

la silla, ó asiento con mas preeminencia ó caliá otra ninguna persona se consienta llevar silla dad, los corregidores y alcaldes mayores no haá la iglesia , si no fuere obispo, ó titulado. gan novedad, ni contravengan á lo sasodicho.(12) LEY XXVI.

LEY XXIX. D. Felipe IV en Madrid á 12 de agosto de 1623. D. Felipe III en Madrid å l1 de octubre de 1618. Que los oidores en cuerpo de audiencia no tengan

Que cuando los oidores se juntaren en aclos eclealmohada , sino solo el mas antiguo, gobernando:

siósticos en iglesia ó fuera de ella no traten ne ni vayan sino é fiestas de tabla.

gocios ni hablen de oos à los capitulares. Declarainos y mandamos, que en las iglesias

En los actos eclesiasticos, y otros lugares pú. donde concurrieren los oidores de Lima y Méji

blicos co hagan el presidente, y oidores audienco en cuerpo de audiencia con el virey, ó parti- cia, ni voten negocios, y solo asistan colegialcularmente, no tengan almohadas, sino sillas, y

mente; y si se ofreciere hablar con prebendado alfombra, aunque el virey no esté presente, y

para algun caso ó accidente que toque al gobier. que no vayan en cuerpo de auiliencia á ninguna

no, el presidente y oidor mas antiguo en su aufiesta que no sea de las de tabla, y entonces ha

sencia, le llame, quite la gorra, y trate como es ya de ser acompañando al virey, si no se escuó al decano en vacante de virey , y en los

Sin embargo la audiencia de Guatemala asistió en concursos, que no fuerea fiestas de tabla, no va.

cuerpo de tal a la misa de gracias que se celebró por

la feliz llegada á Cadiz de la Reina dona Isabel de yan mas de los que el enviare à llamar: y en

Braganza, y se le aprobó su conducta por real orden este caso de gobernar las audiencias, el oidor de 1817 , en la que se le diero: las gracias. nias antiguo, como cabeza de ella, tenga silla de No pudiendo ser comprendidos los regentes en terciopelo y almohada. (11)

estos llamamientos: art. 69 de la Instruccion de re gentes. Esta ley parece opuesta a la 13 , ti. 16, li

bro 2; ya se ve que esta es anterior. (11) Nótense las palabras de Lima y Méjico; pues (12) Por la ley 35 que es posterior en fechr, se en Giratemala usan los oidores almohadas en cuerpo prohibe á estos inagistrados asistir a las funciones de audiencia.

de iglesia cuando asisten los cabildos.

[ocr errors]

sare ,

re.

justo, y lo hiciera fuera del acto de judicatara, los oidores como particulares , encargamos á los estando en el tribunal y audiencia, que la mis deanes y cabildos, que les den lugar en el coro, ma órden se observa en estos reinos de Castilla, con que no ocupen las sillas colaterales inmediaу po le llame de vos.

tas å la de el prelado. (13)
LEY XXX.

LEY XXXIII.
El mismo allí á 12 de diciembre de 1619. D. Felipe II en el Pardo á 13 de diciembre de 1573.

Y en Madrid á 18 y 19 de enero de 1576. D. FeliQue en actos públicos , estando la audiencia en

pe III alli a 4 de marzo de 1602. Y en Cerezo á 26 forma de tribunal, no se asiente con los oidores

de

mayo de 1603. D. Felipe IV eu el Pardo á 25 de ninguna persona,

enero de 1623. Y 27 de enero de 1633. Declaramos, que en ningunos actos públicos, que en las caledrales no haya estrados de madedonde noestras reales audiencias estuvieren en

ra, y las mugeres de los ministros lengan el asien. forma y cuerpo de audiencia, y acuerdo, y los

lo que se declara. ministros y oficiales públicos que de él, y de la

Ordenamos, que en las capillas mayores de audiencia dependen, ninguna persona, fuera de

las catedrales no haya, ni se perinitan estrados los que son miuistros actuales de justicia, y resi.

de piadera para las mugeres de los presidentes, den, y pueden residir en el acuerdo, y asisten

y oidores, alcaldes del crimen y fiscales, y los ordinariainente en la audiencia, pueden, ni de

demas que tienen asiento en cuerpo de audiencia, ben juntarse, ni introducirse en ella, aunque sean

con espaldar pi sin él, ni mas bancos de asiento prelados, o titulados, ó criados de los vireyes, en

que los permitidos por otras leyes, y se acomocoalquier ejercicio por preeminente que sea. Y

den de modo que no haya escándalo, teniendo sus mandamos á los presidentes y oidores de nuestras

asientos en la peana de la capilla mayor por la reales audiencias, que cumplan con lo que son

parte de afuera, con algunas personas de autoriobligados, y miren por el decoro debido a las

rad, sus familiares u otras mugeres principales, audiencias y acuerdos, y à nuestro real servicio,

que llevaren consigo, y no indias, negras, ni mo. y no consientan ni permitan, que en ningunos

latas : y donde no hubiere comodidad para

lo actos públicos se junte, é incorpore con ellos nin

ferido, o estuviere en costumbre, que las mugeguna persona de cualquier eslado ó dignidad que

res de presidentes, oidores, y ministros tengan sea, guardando en todo lo dispuesto por leyes y

sus asientos en la capilla mayor, se les dará, y estilo, uso y costumbre, que en ejecacion de ellas se guarda en estos reinos de Castilla ,

donde re

permitirá el que bubieren tenido, sin hacer no

vedad por ahora. siden ; y asisten en noinbre y cuerpo de audiencia; y adviertan á cada uno del lugar que le toca,

LEY XXXIV. haciendo conservar el respeto y autoridad, que son tan debidos y tanto imporian á la adminis.

D. Felipe IV en Madrid á 22 de febrero de 1638. tracion de justicia , y otros efectos de nuestro rcal Que no se permitan sillas de particulares en el servicio,

presbiterio ni allar mayor de caledral. LEY XXXI.

Encargamos á los prelados eclesiásticos, que D. Felipe III en San Lorenzo á 25 de agosto de 1620. no permitan poner sillas á las personas particuQue dos o tres oidores, y algun alcalde ó fiscal, lares en el presbiterio, ó cerca del altar mayor

de las iglesias catedrales, porque este lugar es, no hagon cuerpo de audiencio.

у debe estar desembarazado para los oficios divi. El concurrir en ig'esia , casa ó lugar priva.

Dos, prebendados. do, dos o tres oidores, alguno de los alcaldes, ó fiscal por devocion ó voluntad,

cuerpo

LEY XXXV. de audiencia , porque este solo se causa en actos

El misino allí á 5 de abril de 1650. públicos ó dependientes de la jurisdiccion, y ór.

Que los oidores y ministros togados no asistan en denes dadas por leyes, y ordenanzas en los con

las iglesias donde las ciudades celebrun sus fiestas. gresos públicos

Ordenamos y mandamos, que los oidores, LEY XXXII.

ministros togados de nuestras Indias, cuando saEl mismo en el Pardo á 20 de febrero de 1609. Don len á los distritos á las visitas, y otras comisioFelipe IV en Madrid á 24 de abril de 1631.

no asistan á los divinos oficios, ni coocur. Que el virey , presidente, oudiencia y cabildo se ran en las iglesias donde aquellos dias celebracular se asienten en la iglesia como esta ley de ren fiestas las ciudades en forma de cabildo, y las clara; y los oidores, como particulares, no dejen hacer, y cumplir sus fanciones con la sopen en el coro las sillas colalerales à la del prelado.

(13) Hay una cédula circular dada con ocasion de

una competencia que hubo en Caracas, en la que En la iglesia mayor y otras, donde concor

se dispone que en las catedrales de los lugares donrieren el virey, presidente, real audiencia, y ca. de no hay audiencia se debe dar asiento en los coros bildo de la ciudad, se asienten todos dentro de la á los oidores, aun cuando no vayan de toga ; y que capilla mayor , ó doode fuere costumbre, tenien. cuando estos magistrados asistan con los canónigos

en dia de Candelaria , Ceniza etc., tomen la candela do la audiencia la mano derecha al lado del evan

y la ceniza incorporados con los canónigos, y en gelio, y el cabildo la izquierda al de la epís

aquel orden ,nismo en que se les dá el asiento en el Lola, y el corregidor no lenga almohada: en me.

coro; es decir , que deben ser los terceros en semedio esté el virey con su sitial, y cuando fueren jantes actos, Véase á Beleña que la trae. TOMO II.

20

no hace

У

nes,

Ocu

Que

lemnidad y autoridad que se permite por paes tadores de cuentas ocupen el sitio y lugar, que tras leyes reales.

estuviere resuelto por las leyes de este libro, y LEY XXXVI.

luego el sello y registro , y justicia, y regimico

to de la ciudad, y los otros ministros inferiores D. Felipe II en Lisboa á 27 de mayo de 1582. D. Fe

y oficiales vayan delante del regimiento con los lipe IIl en San Lorenzo á 19 de octubre de 1600. Y vecinos. en Madrid a 20 de diciembre de 1608, y 28 de enero de 1609.

LEY XXXIX. Quc da forina en los lugares que han de tener los

D. Felipe II en Toledo á 2 de junio de 1596. D. Feprelodos, oireyes, presidentes y audiencias en las

lipe III en Valladolid á 12 de enero de 1602, y 14 de

marzo de 1605, y en Ventosilla á 17 de octubre, y procesiones y otros aclos.

en Valladoliit á 4 de noviembre de 1612. Declaramos

у ordenamos, que en concurso Que declara cuando el prelodo se podrá llevar la de virey , presidente y audiencia, con arzobispo fulda en presencia del direy o presidente. u obispo en actos eclesiasticos y procesiones, el virey, ó presidente vaya con los oidores sola

Declaramos que a los arzobispos y obispos en mente, y el prelado delante en el mejor lugar,

las procesiones, y actos eclesiásticos se les podrá y sa clerecía detras del preste, y loego se siga

llevar la falda, aunque vaya en ellas, o asista inmediatamente el presidente, de forma que en

virey , ó presidente y audiencia ; pero que vaya

solamente con el caudatario: y que cuando algu. ningua caso se incorpore el prelado con la audiencia; pero si fuera de estos actos se juntaren

no de los arzobispos, ú obispos fueren á visitar

al virey, ó presidente a las casas reales, se le para otra cosa el virey, ó presidente solo con el prelado, y hubieren de salir por el pueblo, va.

podrá llevar la falda , advirtiendo al page, qoc

la suelte á la puerta de el aposento donde eslaya á la mano derecha el virey o presidente, por.

viere el virey o presidente, en cualquier parte que representa nuestra real persona.

del cuarto de su habitacion; y en saliendo de LEY XXXVII.

donde el virey o presidente qnedare , volverá el D. Felipe III en Balsain á 27 de octubre de 1617.

page á lomar la falda, conforme a lo proveido. D. Felipe IV en Madrid á 24 de abril de 1631, y 20...

LEY XL. de 1637.

D. Felipe IV en Madrid á 6 de marzo de 1632. Que el virey, presidente, audiencia, cabildo eclesidslico y secular lengan en los procesiones y concur.

concurriendo el prelado de pontifical con vi. sos los lugares que se declara.

rey, presidenle, audiencia, ó gobernador, pueda lle

vor consigo ul caudatario, maestro de ceremonias, En los actos públicos de honras de personas

I otro capellan. reales, y otros semejantes donde asistieren el vi

En las procesiones y actos públicos en que rey, real audiencia, y cabildo de la ciudad, va

el prelado fuere de pontifical, asistiendo y con• ya el cabildo delante, é inmediato a la real an

corriendo con virey, présidente, audiencia ó godiencia, y solo se interponga el tribunal de cuen

bernador, pueda llevar consigo al caudatario, las, y el que sirviere el sello y rigistro, y en las

maestro de ceremonias, y otro capellaa. procesiones generales y juntas, donde lambien concorriere el cabildo eclesiàstico, prefiera el ca

LEY XLI. bildo eclesiástico al secular, y ain bos vayan por esta orden, inmediatos á la real audiencia, con

D. Felipe III en Lisboa á 6 de julio de 1619. interposicion del tribunal, sello y registro, y que los prelados en las procesiones del Corpus esesto se guarde así en todas las demas audiencias, cusen llevar silla en que asentarse yendo la auaunque en ellas no haya virey, pena de inil pe

diencia. sos de oro para nuestra cámpara. (14)

Algunos prelados ban introducido llevar el LEY XXXVIII.

dia de Córpus Christi en la procesion una silla D. Felipe II en Aranjuez á 27 de inayo de 1568. En

en que sentarse siempre que el Santisiino Sacra. Lisboa á 10 de diciembre de 1582. En San Lorenzo mento se detiene en altar, u otra parte, asistiena 26 de mayo de 1581. En Madrid a 31 de diciembre do en la procesion nuestra real audiencia. Y por. de 1591, y'á 28 de mayo de 1592. D. Felipe III en que es indecente introduccion, y no se debe per Ventosilla á 17 de octubre de 1602. En Buitrago á

mitir, encargamos a los prelados que lo excusen, 19 de inayo de 1603. En Valladolid á 2 de agosto de 1608. D. Carlos Il y la reina goberoadora.

y no hagan semejante novedad. Que en procesiones y actos públicos lengan los mi.

LEY XLII. nistros el lugar que se diclaro.

D. Felipe IV en Madrid á 5 de octubre de 1650. En las procesiones y actos públicos vayan en Que no concurriendo virey, presidente, audiencia cuerpo de audiencia el virey o presidente, oido

ó gobernador, pueda llevar el prelado lres criados. res, alcaldes, fiscales, alguacil mayor: y los con

Si en las procesiones y aclos públicos no con.

carrieren virey , presidente, audiencia ó gober(14) Por cédula de 10 de setiembre de 1748 se mandó guardar esta ley à pedimiento de D. Francis- nador, pueda llevar el arzobispo, ú obispo deco Agüero, canciller de Lima, y que en todos los ac tras de su persona tres criados , y los corregido. los públicos en que concurriese la audiencia y el iri

res, alcaldes mayores y justicias no se lo imbunal de Cuentas llevase el lugar inmediato, despues de esta y antes del cabildo secular, la que se man

pidan. au observar por decreto de 10 de junio de 49.

[ocr errors]

LEY XLIII.

LEY XLVIII.
El nismo alli á 16 de enero de 1627.

D. Felipe II en Madrid á 24 de setiembre de 1570. Que se guarde la coslu'nbre sobre ir los pagos de Que no entren seglares en el coro de la catedral, el oirey alumbrando al Santisimo Sacramenio.

si no fuere de los que permite el derecho. Mandamos que

los

pages del virey del Perú, En el tiempo que se celebraren los divinos ofiy el de Nueva España, que van con hachas alum. cios en las iglesias catedrales, no entren los seglabrando al Santísimo Sacramenlo en la procesion res en el coro si no fueren oidores , alcaldes del del Córpus, no tomen lugar entre la custodia y crimen, fiscales, ú otras personas, que por derecho, cabildo eclesiástico, como algunos vireyes han y concilios puedan entrar y asistir. Y mandamos querido introducir , y que en el lugar en que á los vireyes, y audiencias, que dén á las iglesias hao de ir se guarde la costumbre.

lodo el favor y ayuda que convenga, para que asi

se guarde y cumpla. LEY XLIV.

LEY XLIX. D. Felipe II en Madrid á 19 de diciembre de 1568. En Aranjuez á 15 de mayo de 1576, y en Lisboa á D. Felipe IV alli à 9 de setiembre de 1622. 10 de diciembre de 1581. D. Felipe Il en el Pardo á 5 de noviembre de 1600. D. Carlos Il y la reina

Que concurriendo obispo y oidor é alquilar casa gobernadora.

seo preferido el obispo. Que los prelados y oidores no impidan llevar el

Si concurrieren obispo, y oidor á alquilar casa palio á los regidores.

para su vivienda, sea preferido el obispo, sin coni. Encargamos á los arzobispos y obispos, que petencia, pues por su paslor y prelado, se le dedejen á los regidores llevar el palio del Santisiino be guardar esle respeto. Sacramento en las fiestas del Corpus, y otras de

LEY solemnidad, como lo han acostumbrado. Y man

L. danios á los oidores de nuestras reales audiencias

D. Felipe II alli á 21 de agosto de 1571. Véase la que no les pongan impediinento, ni intenten con.

ley 21, tit. 26, lib. 10. travenir à esta nuestra ley, aunque sea en las ciu

Que en las iglesias y ocios públicos se d los dades donde residiere la audiencia.

jueces oficiales de Canaria el asiento que LEY XLV.

antecesores. D. Felipe IV en Madrid á 2 de setiembre de 1634.

Ordenamos, que a nuestros jueces oficiales de

registros de las Islas de Canaria, se les dé en las Que los prebendados, en concurso con audiencia,

iglesias, actos públicos , y otras partes el asiento no lleven quitosul.

que han tenido sus antecesores, y en esto, y lo Todas las veces que concurrieren los preben

demas, que en su tratamiento se ofreciere, lengan dados de las iglesias con audiencia real en pro

todos consideracion al cargo que ejercen, y

á

que çesiones, y otros actos, no usen de quilasol, ni

son nuestros jueces. dejen de ir à las funciones de su obligacion por

LEY LI. falta de él. LEY XLVI.

D. Felipe IV allí á 9 de agosto de 1621', y á 16 de

setiembre de 1621. El mismo allí á 23 de febrero de 1627.

Que habiendo duda sobre ceremonias locantes á Que si concurrieren los nidores y prebendados presidente, ó su muger, ó ministros, la resuelva fuera de la coledral, se asienten en sillas los pre

con los oidores, y avisen al Conscjo. bendados, y prefieran los oidores.

En materia de ceremonias, y lo que deben Declaramos, que si en alguna iglesia, que no usar, y practicar los presidentes, ó sas mugeres, ó sea la catedral, concurrieren oidores, y preben oidores, ó ministros de las audiencias entre si dados à fiestas de solemnidad, y hubicre costum mismos reciprocamente, suclen acontecer muchas bre que se pongan sillas, deben estar asentado los dudas en actos públicos y privados, de que resul: prebendados en sillas, como los oidores, prece ta, que algunas veces dejan los ministros los la. diendo los oidores á los prebendados.

gares, y se salen de las iglesias con escándalo, y LEY XLVII.

mal ejemplo, faltando por emulaciones a la paz,

y conformidad que conviene á naestro real serD. Felipe III en Valladolid á 30 de agosto de 1615. vicio. Y porque cesen estos, y otros muchos inD. Felipe IV en Madrid å 28 de setiembre de 1629, convenientes, ordenamos y mandamos, que los y 18 de noviembre de 1637.

presidentes , y oidores, habiéndose propaesto en

el acuerdo la duda que se ofreciere, con quietad, Que los vireyes traien de merced y den silla d los dignidades de las iglesias catedrales. modestia, y brevedad, las resuelvan el presiden

te y oidores, y esto se guarde, con calidad de que Mandamos, que cuando visitaren los dignida- loego nos consulten, porque visto en el consejo, des de las iglesias de Lima y Mejico, y las deinas

provea lo que mas convenga. (15) catedrales de las Indias, á los vireyes, en voz y noinbre de sus cabildos , les dén silla y traten de. merced; y esto se entienda solamente con los dig. (15) Encargado el cumplimiento de esta ley por nidades.

el art. 76 de la Instruccion de regentes.

;

LEY LII.

acompañándole, para mayor honra y veneracion, D. Felipe III en S. Lorenzo. Ordenanza 16 de Con

el virey, oidores, y regimiento van á vísperas y tadores D. Felipe IV en Madrid á 28 de mayo

misa: en Lima á la Iglesia mayor, y en Mejico de 1628. Véase la ley 70, tit 1.o, lib. 8. á la de San Hipólito. Y porque nuestra voluntad Que en las juntas de hacienda se asienten los mi es, que esta costumbre se continúe, mandainos, nistros, como se ordena.

que los vireyes, presidentes, y audiencias de nues. En las juntas de hacienda, y otras, donde

tras Indias, en las ciudades principales donde las concurrieren el virey, ó presidente, oidor, fiscal,

hubiere, asistan à esta ceremonia , como se hace contadores de cuentas, y oficiales reales, prece

en Lima y Méjico, y lleve el pendon el regidor da el fiscal a los contadores de cuentas, y estos

á quien locare por turno, desde el mas antigao, à los oficiales reales, y el asiento sea uniforme,

donde no hubiere alférez real por Nos proveido, sentándose todos en sillas.

cayo lugar ha de ser el izquierdo del virey ó pre

sidente, porque á el derecho ha de ir el oidor LEY LIII.

mas antigao; y en las ciudades donde no resiD. Felipe III en Madrid á 4 de junio de 1614. diere audiencia, le acompañen el gobernador, corQue entre el obispo y presidente de l'ierru Firme regidor, ó justicia mayor, y regimiento, desde la

se guarde la orden y costumbre de Quito. casa del regidor, ó alférez inayor que le lleva, Encargamos y mandamos, que en cuanto à

hasta que vuelva á ella; y en cuanto al lugar que las ceremonias entre el obispo, y presidente de

ha de tener en la Iglesia, y acompañamiento, se la provincia de Tierra-Firme, se guarde la ór

gaarde la costambre. (17) den y costumbre que hubiere entre el obispo, y D. Felipe IV en Zaragoza á 16 de agosto de 1642. presidente de Quilo, en lo que no estuviere re

Y asimismo la guarden los vireyes presidensuelto por leyes de este libro.

tes, y ministros en acompañar á nuestro peodon. LEY LIV.

real, у sia gravisima causa no se excusen. El emperador D. Carlos y el príncipe gobernador en

LEY LVII.
Madrid á 11 de marzo de 1513.
Que las audiencios honren d los prelodos, fuor-

D. Felipe III en San Lorenzo á 5 de setiembre den sus precminencias d los coledroles.

de 1620. D. Carlos Il y la reina gobernadora. Los presidentes y oidores honren mucho, y

Que los vireyes trolen á los oidores, alcaldes y dén el tratamiento que es justo, a los prelados fiscales conforme al estilo del Consejo y d lo que elesiásticos, é Iglesias caledrales, haciéndoles

esta ley dispone. guardar sus preeminencias y prerogativas y dén Los vireyes traten á los oidores, alcaldes y todo el favor, que para esto fuere necesario.

fiscales en presencia de merced, y en ausencia de LEY LV.

señor, no escusen, ni recaten las cortesias, usen D. Felipe III en Madrid á 7 de febrero de 1610. En

de el agrado, bacn modo y término debido a sus San Lorenzo à 11 de junio de 1612.

conjudices y compañeros, pues así conviene, y Que el virey de su lado al oidor mas antiguo de

es necesario para aumento de la estimacion, que

requiere el uso de sus oficios, y respeto que se los que concurrieren con él, y no á los alcoldes ni fiscales.

les debe guardar, conforme al estilo observado

en la presidencia de nuestro consejo de Indias; Delaramos, que si concarrieren, d fueren con

y cuando fueren á casa del virey á negocios púel virey los oidores de la real audiencia donde

blicos ó particulares, no los detenga, ni haga que presidiere, siempre esté, y vaya a su lado el mas

aguarden, y les dé asiento, y así los oiga, poes antiguo oidor; y si no hubiere mas de uno, le

como padre, cabeza, presidente y protector de lallame, y se le dė, y este lugar en ningan caso le les ministros, los debe estimar, estando advertido, tenga alcalde, ni fiscal, porque es preeminencia,

que será cargo y ofensa contra la causa pública que solamente tuca á los oidores. (16)

faltar a esta honra y nrbanidad, y que la debida LEY LVI.

á los vireyes por nuestra real autoridad, es la mise

ma que se comunica á los dichos ministros, con El emperador D. Carlos y la emperatriz gobernado

la distribucion y graduacion, que pertenece á ca. ra en Madrid a 28 de mayo de 1530. D. Felipe II en Buengrado á 22 de mayo de 1565. Y en Lisboa a 4 de da ano, seguo su ejercicio. (18) junio de 1582. D. Felipe III en Madrid á 31 de octu

LEY LVIII. bre de 1607. D. Carlos Il y la reina gobernadora.

D. Felipe II en 27 de febrero de 1575. Que da forma en el acompañamiento del pendon real cuando saliere en público.

Que los vireyes se correspondon con las audien:ias

por carla y no por palenles ni mandolo. En las ciudades de las lodias es costumbre usada y guardada, sacar nuestro pendon real las

Es nuestra voluntad

у

ordenamos á los virevísperas, y dias señalados de cada un año, y el de Pascua de Reyes en Lima: el de San Hipólito

(17) Esta ley 56 se habia derogado por decreto en Mejico , le lleva on regidor por su turno, y de las córtes estraordinarias de 7 de..... 1812. Pe

ro S. M. en real cédula de 11 de febrero de 1815

ha mandado que se restablezca el paseo anual del (16) Esta ley sc aclara en un artículo de la Ins pendon ó estandarte , como mandaba esta ley, y se trucion de regentes, en que se manda, que en las hacia generalmente en todas las ciudades de Améprocesiones vayan las audiencias en dos hileras, ocu rica. pando el fin de ellas el virey y el regente à su iz (18) Hoy el tratamiento de los ministros es de se. quierda.

ñoría , por real cédula de 28 de setiembre de 1775.

« AnteriorContinuar »