Imágenes de páginas
PDF
EPUB

LEY XCIX.

LEY CIII.
D. Felipe Il alli á 3 de febrero de 1573.

El mismo alli á 12 de diciembre de 1619. Que los oficiales reales prefieran en los asientos Que por murrie de vireyes y presidentes y de sus á los mariscales.

mugeres no Nsen los oidores y ministros de lobas Si concurrieren los oficiales reales en actos

de bule, ni faltin d las horas de audiercig. públicos con los mariscales de nuestras Indias, Ordenamos y mandanos à los oidores y miprefieran en asiento, y las demas preeminencias nistros de nucstras reales audiencias, que por á los mariscales, como ministros de nuestra real minerte de los vireyes y presidentes , y de sus hacienda. (29)

niugeres no se pongan lobas y chias de luto , y LEY C.

en las exequias y honras no usen de este trage, D. Felipe IV en Madrid a 23 de noviembre de 1636.

ni coosientan que se levante túmulo con la forY en Aranjuez á 7 de mayo de 1663. ma , suntuosi:lad

у traza que se hace

hace por las per

sonas reales , á quien solamente pertenecen estas Que el contador de Cruzada de la ciudad de los

ceremonias; y que en tales ocasiones no dejen de Reyes, en concurso con los fiscales, alguacil ma

asistir en los estrados todo el tiempo que deben, yor y conladores de Cuentas, tengo el lugar que se declara; y si el fiscal fuere oidor, prefiera.

conforine á las leyes de este libro y las demas

de estos reinos de Castilla, porque de la conDeclaramos que el contador perpetuo del travencion nos daremos por deservido , y se tribunal de la Sanla Cruzada de la ciudad de los procederá a la deinostracion y pena que conReyes , para haber de preceder á los fiscales de

venga. la real audiencia en actos públicos, sea y se en

LEY CIV. ticada caando cl concurso fuere con todo el cuer. po del tribunal de la Santa Cruzada, y no de otra

D. Felipe IV en Zaragoza á 30 de julio de 1616. forma, pero en todos los demas actos que fue.

Que el virey o presidente y oidores no vayan en ren y concurrieren juntos, ahora sea en cuerpo forma de audiencia á casamientos ni entierros, ý de audiencia, ó sin él, y en otro cualquiera, cómo hon de hacer los acompañamientos. no ha de preferir el contador á los fiscales, oi

Mandamos que á ningan casamiento , ni enal alguacil mayor y contadores del tribunal de

tierro, de oidor, alcalde, fiscal ó ministro de la cuentas ; porque nuestra voluntad is, que ellos

real aodiencia , ni de su muger , vayan el prele precedan; y tengan el mejor lugar, y asi se

sidente

у

los oidores en forma de audiencia. Y observe y guarde, sin embargo de otra cualquiera órden nuestra que haya en contrario; y

permitimos, que en el acompañar iccto de los el oidor que hiciere oficio de fiscal, guarde

cutierros pueda ir el virey o presidente, llevansiempre su antigüedad lugar y grado.

do el mejor lugar, y al lado derecho el oidur

mas ant guo, y el viudo al izquierdu , y los hiLEY CI.

jos entre los oidores , y en los asientos esten los El mismo alli á 12 de febrero de 1633.

hijos en bancú aparte, y que con otras cualesQue ninguna persona lengo lugar señalado en la

quier personas que les loquen por consanguini

dad, o afinidad, no se entienda esta permisión, iglesia de patrona:yo ni los familiares del Santo Oficio.

ni saquen el cuerpo del difunto de la casa donde En las iglesias de nuestro real patronazgo alcalde, fiscal ó alguacil mayor. Y en cuanto a

estuviere, á la calle , siuo hubiere sido oidor, no se consienta poner asientos ni tener lugares i asistir como particulares en casos may señalados particulares y señalados á ninguis personas, ni

y forzosos, se guarde lo proveido por las leá los familiares del Santo Oficio de la Inquisi

yes 49 y 50, tit. 16, lib. 2. (30)
cion, y los vireyes , presidentes y gobernadores
hagao que asi se paarde.

LEY CV.
LEY CII.

D. Felipe Il en Madrid á 24 de setiembre de 1598. D. Felipe III en Valladolid á 13 de setiembre de 1604. Que los contadores de la averia en concursos con Yen S. Lorenzo á 1.° de juuio de 1609. Y en Ma la casa de contratacion se asienten despues del drid á 21 de mayo de 1613.

fiscal, y usen de la misma forma de lulos. Que los capilanes, sargenlos mayores y castella

Los contadores de la averia de la ciudad de nos lengan asiento en las iglesias. Los gobernadores y justicias de los puertos

Sevilla, lodas las veces que concurrieren con los

presidentes , jueces, oficiales y letrados, y fiscal drn á los capitanes, sargentos mayores y caste

de la casa de contratacion , se asienten consecuti. lanos de los presidios y fuerzas, asiento en las

vamente despues del fiscal; y cuando se ofreiglesias sin silla, ni alınohada, y la justicia y

ciere traer lulo por personas reales, useo de la regimiento elija el lado que quisiere ocupar, dan doles el otro, y no hallándo.e presente el presi

misma forma en traer lobas y capirotes sobre

las cabezas. dente y audiencia real, si en aquel paei to la hobiere.

(30) Real cédula de 2 de febrero de 1716 , archi (29) No se entiendan los mariscales de campo vo 5.0, folio 182, se mandó guardar esta ley con las que hoy se usan , coino lo poosó cierto oficial real de calidades que ni como particulares asistan y con la Chile , sino aquellos mariscales de milicias que ha esclusiva de ningunas : y asi parecen derogados los bia, y de que hace mencion Cobures en el elogio de

casos señalados

y

forzosos. Habla tambien de los monla impresion española a Mariana y otros.

gius , liestas y convites.

mas

pasaren de

una

LEY CVI.

de Castilla está dada la órden y forma que se

debe guardar en los tratamientos y cortesías, de El mismo alli á 21 de abril de 1592.

palabra, y por escrito con nuestra real persona, Que con los escribanos que fueren á hacer rela principes herederos de estos reinos, reinas , incion o lás audiencias se guarde el estilo de lus de fantes é infantas, criados de nuestra casa real, Valladolid y Granada.

consejos , chancillerías , y sus presidentes : y con

los arzobispos, obispos', prelados, embajadores, En la forma que los presidentes y oidores deben guardar cuando los escribanos públicos y

duques, marqueses, condes y titulados; y asi

mismo la que se debe tener en polier coroneles del número de las ciudades fueren a hacer rela.

en los sellos, reposteros, y otras partes. Y por: cion á las audiencias ó visitas de cárcel, y si han

que conviene que se observen y practiquen en de estar asentados y cubiertos : Es poestra vo

nuestros reinos y provincias de las Indias, es luntad, que se guarde el estilo de las chancille

nuestra voluntad, y mandamos, que asi :e guar. rias de Valladolid y Granada de estos reinos, si

den y ejecuten en todo lo que contienen y deterpor las leyes de este libro no estuviere deler

minen en pontos de tratamiento y cortesia , y minado.

en el uso de poner coroneles , y usar de arLEY CVII.

у

blasones en los sellos, reposteros, sepulD. Felipe III en Badajoz à 23 de octubre de 1619. toras , y otras partes, en lo que nofueren co:1– Que los escribanos de cámara y gobernacion no

trarias a las leyes de este libro. (32) lengun obligacion à acompañar los ajusticiados.

Que los vidores tengan la antigüedad desde el Los escribanos de cámara y gobernacion no dia de la posesion; y los de Lima y Mesean obligados á ir con los reos ajusticiados, de jico conserven la antigüedad que tenian si cualquier calidad que sean , y cumplan con en.

de estas audiencias á la viar para el acompañamiento y ejecucion de la otra, ley 25, tit. 16, lib. 2. justicia á los oficiales de sus oficios que les pa Que los cidlores que en Lima, a Méjico sirviereciere , siendo escribanos reales.

ren de alcaldes no acompañen al virey hasLEY CVIII.

ta su aposento, ley 11, tit. 17, alli.

Que los vireyes no usen de la ceremonia del El mismo en Madrid á 19 de enero de 1619. palio en sus recibimientos, y en el del

Perii se puedan gastur hosta doce mil peQue en el traloiniento de palabra se guarden las leyes y costumbre.

sos, y en el de Nueva Espana hasta ocho

mil , ley 19, tit. 3, de este livro. En el tratamiento de palabra guarden los Sobre la forma en que se ha de disponer la vireyes, presidentes y gobernadores las leyes, y sala de audiencia de la casa de contratahooren y comuniquen a cada uno conforme á su

cion de Sevilla , y los lugares que han de calidad, estado y persona , sin alterar la costom tener el escribano y visiladores de navios, bre observada por sus antecesores. (31)

y otras personas, y el mayordomo, y diLEY CIX.

putados de la universidad de Mariantes, se

vean las leyes !1, y 12, tit. 1, lib. 9 y la D. Felipe Il en S. Lorenzo á 22 de junio de 1588. ley 31 lit 21, lib. 10. D. Carlos Il y la reina gobernadora.

Que el prior y cónsules de Sevilla prefieran Que se quorden en las Indius las pragmáticas de

en asiento y voto al proveedor de la armalas cortesias y coron les.

da, ley 29, tit. 6, lib. 9. Por las leyes y pragmáticas de estos reinos i Que el prior y consules y contadores de ave.

ria , tengan el lugar y asiento que se de.

clara , ley 31, lit. 6, lib. 9. (31) Sobre esta ley hay una celebre cédula en cabildo de 5 de setiembre de 1714 digna de verse. Sobre esta misma ley véase la cédula de 28 de se (52) Es la ley 16, tit. 1.o, lib, 4 de Cast. tiembre de 1788, en que se mandó dar á todos los Sobre varias diferenc as de cortesania entre el ministros de las audicucias de América de palabra presidente y .bispo , véase la cédula real de 8 de sey por escrito el tratamiento de señoria,

tiembre de 1710, núm, 85, tomo 4.

[ocr errors]

De las cartas , correos , é indios chasquis.

LEY PRIMERA.

nas cosas que convenga proveer, acuda primero d

los vireyes, presidentes y audiencias. D. Felipe II en el Pardo á 17 de octubre de 1575. Y en el Cimpillo á 15 de octubre de 1595. D. Felipe III

Todos los vecinos ó residenles en nuestras Inen Valladolid á 28 de marzo de 1605. En Madrid á dias, é islas adyacentes que nos quisieren escri5 de novicinbre de 1609. En San Lorenzo á 26 de bir, y hacer relacion de algunas cosas importanabril de 1618. Eu Madrid á 17 de marzo de 1619. Y

tes á nuestro real servicio, buen gobierno de en S. Lorenzo á 14 de agosto de 1620.

aquellas provincias, ó sobre agravios hechos á Que se guarden las leyes que dan forma en escri los indios, ó injusticias que padecen nuestros bir al Rey.

vasallos , ó con esta ocasion intentaren venir ó Mandamos á los vireyes, presidentes, audien- enviar sus cartas á estos reinos, antes de hacias, gobernadores, corregidores, oficiales rea

cerlo den noticia , y memoria del intento al vi. les, visitadores, y otros cualesquier ministros de

rey ó presidente y oidores de la audiencia de justicia y guerra, que en la for na de escribir, y

distrito, para que como ministros que tienen darnos cuenta por nuestro consejo y junta de guer

nuestro lugar, y la materia presente, provean lo ra de Indias de las materias de su cargo y obli

que conviniere, y de justicia hubieren

y

debie. gacion , y otras cualesquier que fueren de nues

ren hacer, y si no la hicieren, traigan ó envien tro real servicio, se guarden las leyes 6 tit 16, y

ante Nos recaudo auténtico, para que con mas la 42 tít. 18, y la 33 tit. 34, lib. 2 de esta re

acuerdo y deliberacion podamos resolver lo que copilacion, y las demas que de esto tratan, pro

convenga; y si á los vireyes, presidentes y aucurando que el estilo sea breve, claro, substan

diencias les pareciere informarnos de las razones cial y decente, sin generalidades, y usando de las

y motivos que tuvieren, lo hagan por sus carpalabras que con mas propiedad puedan dar á

tas. Y mandamos, que asi se cuinpla: con aper. enteder la intencion de quien las escribe.

cibimiento, de que nu se tomará resolucion has.

ta enviar órden a los vireyes, presidentes y auLEY II.

diencias, para que nos remitan sa parecer sobre

lo que convendrá proveer. Y ordenamos á los D. Felipe IV en Madrid á 9 de agosto de 1621. vireyes, presidentes y audiencias que dén y haQue los ministros avisen del recibo de las cédulas

gan dar à las partes respuesta de lo que hicieren despachos.

y ordenaren con su parecer, y nos avisen como

va referido , para que incjor informado podamos Los vireyes, presidentes, gobernadores, y resolver. ministros nos avisen siempre del recibo de nues

LEY IV. tros despachos, con dia , ines y año de su data, poniéndolos por órden, inserto el capitulo de

La reina doña Juana en Valladolid á 14 de agosto de

1509. El emperador D. Carlos, y doña Juana en Vicarta ó cédula á que respondieren, y satisfacien.

toria á 15 de diciembre de 1521. D. Felipe III en do á él, pasarán a otro en la misma forma, con Valladolid å 10 de mayo de 1605. D. Carlos Il y la lo cual se sabrá singular y esplicitamente los que

reina gobernadora. recibieren, y lo que hubiereo respondido á ca Que no se impida el venir ó enviar dar cuenta sos particulares; y sin embargo de que con pra al Rey de lo que convenga á su real servicio. dencia hayan prevenido algunos, que cuando se

Ordenamos que habiendo precedido las diliordenaren, ya eslen ejecutados en todo, ó en

gencias de la ley antecedente, nuestras justicias parte, ó estén con deliberacion de bacerlo, avisarán de lo que si les hubiere ordenado, y de sa

reales, ó personas de cualquier grado ó dignidad

que sean, no pongan embargo, ni impedimento cumplimiento; y en carta a parte nos darán no

directa, ni indirectamente a los que quisieren ticia de lo demas que convenga tener entendido

venir, ó enviar a darnos cuenta de lo que cooen onestro consejo para que se responda á toda,

venga á nuestro real servicio, oi á los maestres, guardando la forma contenida en las leyes que

pilotos y marineros, que los hubieren de traer tratan de esta materia.

en siis navios á estos reinos, pena de perder cuaLEY 11.

lesquier mercedes, privilegios y oficios , jaros y

otras cosas, que de Nos lengan, y todos sus bieD. Felipe Il y la princesa doña Juana gobernadora en Valladolid á 3 de octubre de 1558.

nes para nuestra càmara y fisco, y de caer en

mal caso, en que desde luego los condenamos, y Que quien hubiere de dar cuenta al Rey de algu hemos por condenados: y mandamos que se eje

sores.

de

cute. Y porque podria suceder, que importase á nistros de las Indias han tomado, abierto, y denegocio principal disponerlo de forma que no lle. tenido las cartas, pliegos y despachos, que se gase á noticia de los vireyes, oidores y personas nos enviaban, y los que pertenecian á poderosas, por consistir en darnos cuenta de in- particulares, y pasaban de unas partes a otras, y justicias, agravios ú otras sirirazones, que hu que por esta causa no hemos sido informado de bierea cometido, y deben correr con secreto: De muchas cosas tocantes al servicio de Dios nuesclaramos que en estos casos no tienen obligacion tro señor, buen gobierno , adıninistracion de los interesados à dar cuenta á los vireyes, pre-justicia, y nuestros vasallos han recibido mucho sidentes y oidores. Y mandamos que no se les daño, manifeståndose sus secretos, de que alemoponga impedimento para que acudan á Nos por rizados no osan, ni se atreven á escribir, récelanel remedio que hubiere lagar de derecho, ó se do, que de ello se les puedan seguir inconvenienejecutarán las dichas penas en los transgre tes; y reconociendo que este es el instramento

con que las gentes se comunican, y demas de ser LEY V.

ofeosa de Dios nuestro senior abrir las cartas, es.

tas han sido D. Felipe IV en Zaragoza á 14 de octubre de 1642.

deben ser in vioiables á todas las

у Y en Madrid a 7 de octubre de 1617.

gentes, pues no puede haber comercio, ni comuQue los regidores no escriban cartas al Rey no

nicacion entre ellas por otra mejor disposicion, siendo acordadas por sus cabildos.

para que Nos seainos informado del estado, inaMandamos que los regidores de las ciudades,

terias, y accidentes de aquellas provincias, ni villas y lugares de las Indias, habiéndonos de

para que los agraviados, que no pueden venir escribir cartas en aprobacion de alganos sagelos,

con quejas, nos den cuenta de ellas; y de necesió dándonos cuenta de excesos ó defectos, que im

dad necesaria ó se impediria notablemente el tra

to y comunicacion, si las cartas, y pliegos no an. porte corregir y enmendar, o de otra cualquier daviesen, y se pudiesen enviar libremente, y sin inateria de nuestro real servicio, den cuenta pri: impedimento; y conviene no dar lugar, ni permero en sus cabildos, y ayuntamientos y si faeren acordadas por los copitulares, las hagan dicho, es opresion, violeacia, é inarbanidad, que

mitir esceso se inejante, pues deinas de lo sobrecopiar en un libro, que para este efecto han de tener , y con ellas remitan testimonio de que politica: Ordenamos y mandamos, que ninguna

no se permite entre gente que vive en cristiana fueron acordadas, y concurrieron todos los ca

de nuestras just cias, de cualquier grado, preropitulares ; advirtiendo que a las que remitieren

gativa, ó dignidad, prelado eclesiástico, ni persin guardar esta forma no se dará crédito.

sona particular eclesiàstica, ni secolar se atreva LEY VI.

á abrir, ni detener las cartas, pliegos, y despachos, El emperador don Carlos y el cardenal gobernador que a Nos se dirigieren á estos reinos, ó de ellos á en Talavera á 11 de enero de 1541. El mismo em los de las Indias, ni los que se escribieren entre perador, y

los

reyes de Bohemia gobernadores en personas particolares, ni impidan á ningon géneValladolid á 16 de abril de 1550.

ro de persona la reciproca y secreta correspopQue la correspondencia con las Indias sea libre y dencia por cartas, y pliegos, pena de las temposin impedimento.

ralidades, y estrañeza de nuestros reinos á los pre. Los que llevaren de estos reinos cartas , ó lados eclesiásticos: y á los religiosos de ser luego despachos dirigidos á residentes en las Indias, enviados á España: y á los jarces y justicias, coalos dén ó remitan libremente à quien los babies lesquier que sean, de privacion perpetua, é irrere de recibir, y no lengan obligacion á manises misible de sus oficios, y á estos, y á los demas tarlos ante ningua gobernador , ni justicia ; y si seglares, de destierro perpetuo de las Indias: y Nos enviáremos algunas cartas, ó despachos à de azotes y galeras á los que confirme á derecho los vireyes, audiencias, ó gobernadores, ú otras se pudiere dar esta pena para ejemplo: y que los personas para nuestros ininistros, y oficiales, los vireyes tengan particular cuidado de ejecutarlo: entreguen, y envien á buen recaudo, y no los y por ningun caso, que no.sca de manifiesta sos. abran, lean, ni retengan en su poder, y la mis pecha de ofensa de Dios nuestro señor, ó peligro ma forma, y puntualidad se observe en los que de la tierra, no abran, ni detengan las cartas, ni vinieren de las Indias, removiendo y quitando despachos, porque de lo contrario aos tendremos todo impedimento, para que la correspondencia por deservido, y mandaréinos proveer de el recon estos reinos sea libre у sin dificultad pena medio que convenga. (1) de que el que lo estorbare directa o indirecta

LEY VIII. mente, incurra en perdimieotw de todos sus bie. nes para noestra cámara y fisco, destierro de las D. Felipe IV en Madrid á 7 de octubre de 1662. lodias, y privacion del oficio, que de Nos tuvie Que para la averiguncion de este delilo basle la de ren, en que le damos por condenado. Y man los casos ocullos y de dificil probanza, y se proce. dainos que nuestras justicias cuiden del cumpli

da en risilą secreto. sniento y ejecacion.

Porque sin embargo de lo contenido en la ley LEY VII. D. Felipe II en Burgos á 14 de setiembre de 1592. (1) Sobre esta ley debe tenerse presente la 6

en su art. 9 á 12, y la 15 tit. 13, lib. 3 de la Novi. Que ninguna persona eclesidstica ni secular ebra sima, la que prescribe lo que debe practicar en ni detenga las carlas y despachos del Rey ni de la entrega y apertura de cartas dirigidas a preparticulares.

sos con comunicacion ó sin ella. La misma ley 15

enseña lo couveniente acerca de a quien se han Habiendo sido inforınado, que algunos mi de entregar las cartas de los comerciantes fallidos. Y TO:I) II.

23

car

la ca

antecedente, de que se envió el despacho necesa.

LEY IX. rio al tiempo de su data, se continúa el esceso de tomar, y abrir los pliegos, y en las provincias de

El emperador don Carlos y los reyes de Bohemia golas Indias se está con gran recelo de

bernadores en Valladolid á 18 de julio de 1551. Don las que

Carlos Il y la reina gobernadora. tas, que vienen para nuestra real persona, ó con. sejo de Indias, con noticias, y avisos del modo Que los duros y maestres de navios entreguen con que los vireyes, presidentes, oidores, conta luego los pliegos, y nadie los abra ni deshaga. dores de cuentas, y oficiales reales, y los demas

Los dueños, y maestres de navios, luego que ministros proceden , asi en la administracion de llegaen á los puertos de las Indias entreguen las justicia, como en la de nuestra real hacienda, y

cartas y pliegos, y no los detengan en sy poder los susodichos tienen disposicion para haberlas en ningun tiempo, pena de perdimiento de la mitail su poder, y reconocer quien las escribe, con que de sus bienes, y destierro de aquel puerto, y su tomando otros pretestos, proceden à grandes mo provincia, por diez años, y de esto lengan cuilestias, y vejaciones, de que se sigue no haber dado nuestras justicias, y oficiales reales, y ninen nuestro consejo las noticias necesarias de la

guno sea osado á detenerlas, ni abrir los pliegus, forma con que obran los vi. eyes, y ministros para

ni deshacer los paqueles, y envoltorios, é incurra aplicar el reinedio conveniente: y por ser este de

en la misma pena el que coolraviuiere. lito de tan difcil probanza, que se debe castigar con toda severidad, y evitar los inconvenientes,

LEY X. que hasta ahora se han esperimentado: Ordena

D. Felipe IV en Madrid á 2 de setiembre de 1623. mios y inandamos (en atencion á que por falta de prueba no se deje de castigar lan grave deli

Que el virey de Lima y presidente de Panamá

uvien los pliegos y despachos. to, y pueda mcjor averiguarse la verdad de todo lo que en razon de él babiere pasado, y los que Por lo

que conviene tener aviso moy de orhubieren sido transgresores en tomar, abrir y re dinario del estado en que se hallan las provinconocer los plie: os por sus personas, ó hubieren cias del Perú, y que con tiein po anticipado reci. ordenado á otras que lo hagan, sin reservar å ban los ministros de aquel reino los pliegos, y ningun ministro, ni persona, de cualquier grado, despachos, que de estos se les enviaren, y en todo ó.calidad) que tengan los casos referidos en su haya buena órden, puntual y continua correspoa. favor lodo lo que por el derecho basta para dencia: Mandamos al virey, que en conserva de lidad del delito, ocalio, y de dificil probanza, asi la armada en que se trae la plata de las proviopor naturaleza, como por lagar, ó tiempo, sin sal cias de Tierra - Firme, envie siempre un barco lar circuostancia de las que se consideran, y re pequeño, en que luego como llegue embarque el quieren en los de esta calidad, procediendo con presidente de Panamá todos los pliegos, y destra los vireyes, y los demas mioistros, y personas, pachos, que fueren en nuestra armada real, y el que intervinieren en lomar las dichas cartas: hora presidente con todo cuidado procure que el barsea por hecho sayo, ó de órden de otros, que de co vuelva à salir luego, de forma que puedan es. cualquier modu impidieren que vengan a nues tar en el Callao los pliegos a mediado Agosto, con tras inanos, ó a nuestro consejo, y sus ministros, que tendrá tiempo de responder basta Noviem. por via de visita secreta, sio darles nombres de

bre, que entonces ha de remitir el virey sus destestigos. Y ordenamos que con las noticias, que

pachos, y luego que los reciba el presidente, los tuvieren los oidores, alcaldes, y fiscales de nues

envie con cualquier barco a la ciudad de Carlatras audiencias de las Indias, ó alguno de ellos,

gena, para que los traiga el aviso, que de alli par. paedan hacer informacion secreta de lo que cer tiere a los primeros de Enero, y podrán llegar á ca de esto entendieren, y nos la remitan por la España á inediado Marzo, y se responderá á lo via mas reservada, que les pareciere, con diferen.

que fuere mas preciso en los primeros galeones, tes daplicados, é enviarla al presideote, ó gober que hubieren de ir por nuestra hacienda , y de nador del coosejo de Indias, teniendo entendido, particulares. que nos darémios por muy servido de los que así

LEY XI. lo hicieren, y les haremos merced , y que en esto, y en lo dependiente se guardarà todo secreto a

D. Felipe IV alli á 17 de junio de 1628. los jueces, y á los testigos, que depusieren:y que Que en llegando à Carlageng los pliegos para tambien haremos merced a las personas, que con

Nuevo Reino se remitan sin dilacion. verdad, y puntualidad nos dieren aviso, ó al dicho nuestro consejo , del estado en que se hallare el

El gobernador de Cartagena con mucho cuigobierno de aquellas provincias, así en lo tocan

dado y diligencia provea y ordene, que en llegan. ie á la administracion de justicia, como de puestra real hacienda, y escesus, que se comictieren

mala versacion que se decia haber sobre las cartas

en la estafela de la misma ciudad: de sus resullas, por los ministros, porque nuestra resolucion es

por real orden librada por el ininisterio de Estado, castigar con toda severidad a los que faltaren á y comunicada por el secretario del consejo de Indias esto, sia escepcion de persona de cualquier gra (su fecha de aquella 21 de junio de 1819, y la de la do que sea. (2)

carta acordada de comunicacion , 12 de julio del mis.

mo ano) se mandó que el presidente subdelegado Ja 16 enseña lo mandado sobre pago de portes de es

del ramo instruyese la causa , ampliando la sumaria

de la audiencia, y que en caso de que resultase juspedientes y procesos.

lificado el grave cargo de la mala versacion en las (2) Con arreglo á esta ley hizo la audiencia de cartas, suspewdiese a los culpados, los arrestasc etc., Guatemala ( comisionando al efecto uno de sus mi admitiéndole las apelaciones para la Jula suprema uistros) informacion secreta en el año de 1815 de la de postas y correos.

« AnteriorContinuar »