Imágenes de páginas
PDF
EPUB

LEY XL.

bre, como se contiene en la ley 41 de este tiD. Felipe II en Madrid á 20 de octubre de 1578.

tulo respecto de las demas visitas. Y ordenaQue los visitadores de Tierra Firme procedan sobre

mos al virey, presidente, gobernador y oidolas licencias que se hubieren dado para pasar al

res de la dicha audiencia , que no conozcan por Perú.

via de apelacion, esceso vi en otra forma de lo Mandamos á los jueces que pór Nos fueren tocante à la residencia y comision; y que el vi. proveidos para visitar la real audiencia de Pa rey no se introduzga en ella con pretesto ó co. namà que procuren saber y averiguar si los

lor de la jurisdiccion que tiene para conocer presidentes y oidores han dado licencia á algu- privativamente de todas las causas que tocan á nas personas para pasar a las provincias del Pe la gente de guerra de aquellas provincias, corú ú á otras de las Indias sin nuestra licencia, mo su capitan general, que Nos desde luego, o han permitido que pasen por otra via , y de siendo necesario, la derogamos para en cuanlo que resultare les hagan cargo conforme à sus to á esto toca, y le damos por inhibido de su comisiones.

conocimiento, y que de al oidor el favor y ayu. • LEY XLI.

da que de nuestra parte le pidiere y hubiere

menester. *D. Felipe II en el Escorial á 28 de junio de 1565.

LEY XLIV. Que con las visitas y residencias se envien memoria. les de comprobaciones.

D. Felipe IV en Madrid á 28 de mayo de 1625 Todos los visitadores y jueces de residencia que los visitadores puedan ocupar las casas que les tengan por instruccion que juntamente con los

parecier e para sus personas y familias. procesos de ellas envien á nuestro consejo re

Permitimos que los visitadores de nuestras sacion particular , firmada de su mano, y sigo

reales audiencias puedan ocupar en las ciudades nada del escribano de la causa, en que digan y

donde hicieren la visita las casas que tuvieren declaren con particularidad qué cargos han re por mas á propósito para su vivienda y cjerci. resultado de la visita ó residencia , y los testi

cio de la comision ; y asimisino puedan tomar

las gos que depusieron en cada uno, y escrituras de que

hubieren menester, para que sus cria. su comprobacion , y á cuántas hojas y números dos vivan con comodidad y no en los mesones:

con calidad de que paguen el justo precio, y estan, para que mas breve y facilmente se puedan prevenir y despachar, pena de que si asi

no despojen á los dueños si las quisieren habi '210 lo hicieren mandaremos proveer justicia

tar. Y mandamos á los presidentes y oidores, y contra los jueces.

á las justicias de las ciudades, que no les ponLEY XLII.

gan inpedimento, y hagan dar todos los man

tenimicntos necesarios para sus personas y D. Felipe II en S. Lorenzo á 19 de octubre de 1588.

fa

milia á precios justos y moderados. Que los gastos de las visitas se paguen de los de jus.

LEY XLV. licia ó penas de camara. Ordenamos que todos los gastos que se hi

D. Felipe III en Madrid a 5 de abril de 1620. Véasc

la ley 28, tit. 1.o, lib. 7 con las que alli van pocieren en las visitas de audiencias y negocios

ladas, de ellas se paguen de gastos de justicia, y en

Que los visitadores jueces de grana guarden esta su defecto de penas de cámara ; y si no los hu

ley, y se procuren escusar estos oficios y el de sus biere , de nuestra real hacienda , con que ha

escribanos. biendo gastos de justicia , se reintegre de ellos Mandamos que los visitadores jueces de graá la real hacienda.

na en las visitas que hicieren no puedan vender LEY XLIII.

ni comprar, ni hacer otros contratos con los

indios sobre los frutos de sus cosechas ni otros D. Felipe III en Lisboa á 24 de agosto de 1619.

ningunos, aunque representen que es conveQue el oidor mas antiguo de Lima visite la armada

niencia y utilidad de los indios , y los vireyes de del Callao de vuelta de viage, y remita la visita al consejo.

la Nueva España procuren escusar estos jueMandamos que el oidor mas antiguo de

ces y escribanos, y lo encarguen a los corregi. nuestra real audiencia de Lima tome residencia

dores, alcaldes mayores y otras personas que en juicio secreto de visita cerrada á los genera

tengan ministerios públicos, los cuales despales , almirantes , capitanes , ministros y oficia- chen cou los escribanos ordinarios de los jueces les de la armada del mar del Sur, luego que de

á quien se encargare; y si en algun caso fuere vuelta de viage llegare al puerto del Callao

den- inescusable pombrar juez ó escribano , no se les tro del mas breve término que fuere posible, pague el salario si no presentare primero para en la forma que se practica y guarda con los cada paga , ante el virey, testimonio de haber

hecho la visita, con relacion de lo ininistros perpétuos, y procure averiguar to: dos los escesos que hubieren cometido en el resulta, para qne conste del beneficio, aumenejercicio de sus plazas y oficios ; y hechas las to y estado de la

grana. averiguaciones , y dado los cargos , admita sus

LEY XLVI. descargos; y dejando un traslado signado del

El emperador D. Carlos y la reina de Bohemia goescribano ante quien pasare en el archivo de la

bernadora en Valladolid á 28 de febrero de 1551. audiencia , envie a nuestro consejo de Indias

Quie los jueces nombrados para retasar los tributos los originales cerrados y sellados en pública no lleven salario, bastimentos, derechos de escrituforina, y en manera que haga fé juntamente ras y mandamientos di costa de los indios. con su parecer, y relacion firmada de su nom

Porque los indios no reciban molestia de

que de ella

que se nombren jueces para reconocer y tasar enviar otro escribano fuera del lugar donde re. sus tributos asi en los salarios como en las cos sidiere el visitador, que en tal caso se le ha de tas de mandamientos y gastos de bastimentos pagar su ocupacion y derechos por los visitados, que

les causan , hemos cometido este cuidado à y asi se esprese por cláusula particular en las los oidores visitadores de la tierra. Y porque comisiones que se despacharen por nuestro conpodria suceder que las audiencias tuviesen por sejo , y las que despacharen los vireyes y presiconveniente y necesario nombrar otra persona dentes de las audiencias de las Indias, conforque

hiciese las retasas á pedimento de nuestros me á las facultades que de Nos tienen. fiscales o de los indios, segun se sintiesen agra. viados, ordenamos y mandamos que el salario, | Que no se cumpla cèdula, ni despacho de otro escrituras y mandamientos que se dieren en fa.

consejo,

,, que no fuere pasado por el de Invor de los indios, no sean en ningun tiempo á

dias, y lo mismo se ejecute con los despu

chos de los visitadores de las órdenes militasu costa , y qne se paguen de vacaciones de corregimientos ó alcaldias mayores, ó de otros

res: y en cuanto a provisiones para informaefectos, y que los jueces paguen los bastimen . ciones, no se haga novedad por ahora, ley tos

39, tit. 1, de este libro. hubieren menester. que

Que donde no cesaren los agravios hechos a inLEY XLVII.

dios, se avise , para que vaya visitador, ley D. Felipe IV por auto acordado del consejo, en Ma 22, tit. 10, lib. 6. drid á 27 de marzo de 1627. Alli á 3 de abril del di.

Véase el acuerdo 9, referido tit. 2, de este cbo año.

libro. Que los escribanos de visitas no lleven mas derechos

por
decreto de 12 de

mayo

de 1651, fue

servido de resolver , á consulta de una junta Mandamos que los escribanos ante quien

formada de los consejos de Indias y órdenes, pasaren las visitas, que por nuestra orden y co.

que

las visitas de caballeros de las órdenes, mision han de dar las audiencias reales y las de

S. M.

que el salario.

se remitan a los vireyes de las Indias, para mas comunidades y personas comprendidas en

que las puedan hacer de cinco en cinco años, ellas, y asimismo sus oficiales no puedan lle.

Y subdelegarlas en caballeros profesos, con var ni lleven derechos á los visitados ni depen

sus religiosos , si los hubiere , o sin ellos; y dientes de las visitas, ni los cobren de nues.

si el virey no fuere caballero de orden , sea tra real hacienda por los cargos, descargos, au.

obligado precisamente a subdelegar en cabatos y escrituras que ante ellos pasaren, como

llero profeso, con religioso profeso, si le escribanos de visitas, y solamente lleven el sa

hubiere, y en esta conformidad, se den por lario que les fuere señalado, no escediendo de

parte del consejo de Indias los despachos pados mil inaravedis, ni el visitador lo consienta si no fuere necesario para hacer los descargos

ra su ejecucion y cumplimiento. Anto 162.

FIN DEL TOMO PRIMERO,

1592

BIBLIOTE

DERECHTE

[ocr errors]

DE LEYES

DE LOS REINOS DE LAS INDIAS.

MANDADAS IMPRIMIR Y PUBLICAR

POR LA MAGESTAD QATÓLIGA

Do)

NUESTRO SEKTOR.

VA DIVIDIDA EN CUATRO TOMOS, CON EL ÍNDICE GENERAL, Y AL PRINCIPIO

DE CADA TOMO EL ESPECIAL DE LOS TITULOS QUE CONTIENE.

[graphic][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small]
[merged small][ocr errors][ocr errors]
« AnteriorContinuar »