Imágenes de páginas
PDF
EPUB

1520 (4) ; pero antes de su expedicion y aun despues ocursieron varias intrigas de que es justo dar noticia : ya porque pertenecen á la Inquisicion de todas las provincias, ya porque se conozca mejor que los catalanes no cedieron de su empeño sino á mas no poder ; mereciendo atencion la circunstancia de que quando estos se hallaban sentidos de haber conseguido poquísimas ventajas , el rey por el extremo contrario, imbuido de las ideas de su maestro , vivia receloso de haber limitado mucho la jurisdiccion de los inquisidores.

En una instruccion que estando en Santiago de Galicia dió á Don Diego de Mendoza , su lugarteniente general de Cataluña con fecha de 9 de Abril de 1520 , decia : »Otrosi porque en „las córtes que allí (en Barcelona) tuvimos, por importunidad » de personas y síndicos que en ellas intervenian , se ordenawron algunas cosas en disfavor del santo oficio de la Inquisi»cion (á cuya causa diz que despues se han cometido algunos „insultos contra personas y ministros della , y no se la tiene wel respeto que solia), vos hablareis de nuestra parte con el » inquisidor y otros oficiales del dicho santo Oficio , encargán»doles que fagan la justicia bien y debidamente, y con toda „libertad, ofreciéndoles para ello el favor necesario. E así les »dareis causa que ellos fagan su oficio con la rectitud y ho» nestidad que conviene sin desorden é abuso , é goardando lo »que por Nos é por el inquisidor general se ha jurado y ca»pitulado en las córtes , siendo confirmado por la sede apos„tólica (5).”

Para quando daba esta instruccion habia ya manifestado al papa quejas de que se trataba mal á la Inquisicion en Roma. En 30 de Marzo escribió desde Santiago á su embaxador Don Juan Manuel , al sumo pontífice , al obispo de Alguer, Don Juan Loaisa , comisionado de la Inquisicion , y á los cardenales Colona , Medicis , Ancona, Santiquatro, y Lavalle, pidien

(4) Cantolla : continuacion de la compilacion de bulas de la Inquisicion lib. 3 pag. 89

(5) Real biblioteca de Madrid, en un códice que fué de Don Luis de Salazar.

do favor para el santo Oficio , y al papa decia entre otras cosas : »Al presente se halla muy desfavorecido de esa santa si„lla, porque ligeramente contra él se impetran muchas cosas, wé

muy pocas en su favor, y con gran dificultad é trabajo (6)."

Todo este disfavor que ponderaba Cárlos Quinto, consistia en que se admitian por la auditoría de cámara de su santidad los recursos de los procesados , y se abocaba el conocimiento de las causas quitándolo al tribunal español ; y en que se hallaban excomulgados los inquisidores de Toledo por no haber dado cumplimiento á varios breves pontificios expedidos en las causas de Bernardino Diaz , y Luis Alvarez de San Pedro.

Por eso escribiendo el emperador á Don Juan Manuel , desde la Coruña en 22 de Abril de 1520 , le encargaba mucho procurar el remedio de estos acaecimientos, añadiendo : „Que »en las cortes de Aragon y Cataluña el dicho santo Oficio ha » sido vexado y desfavorecido de algunas personas que poco ce„ laban su conservacion , y se han procurado muchas cosas en »su derogacion y perjuicio , á que nunca dieramos lugar sino » por la necesidad de nuestra breve partida.” Le encarga tambien que procure hacer salir de Roma y volver á España Diego de las Casas , á quien afirma su magestad que negocia mucho contra la Inquisicion con dineros.

Nada de particular tenia esto , pues nadie ignora que así se manejaban todas las cosas en Roma. El embaxador Don Juan Manuel , respondiendo en 12 de Mayo á otras cartas anteriores en que le habian hecho los propios encargos , у el obispo de Alguer , y aun el cardenal Ancona , habian procurado que el papa no favoreciese tanto á Diego de las Casas, comisionado de los enemigos de la Inquisicion, y que su santidad le habia respondido que no sabia como entender la verdadera voluntad del emperador , pues le parecia que alguna vez le habia recomendado la persona del dicho Diego.

dixo que él

(6) Coleccion de cartas de Carlos drid , en que se conservan las demas Quinto y sus embaxadores y vireyes, que aquí se irán citando , y en parte copiadas en la real biblioteca de Ma- copiando.

En 31 del mismo Mayo contestando á la escrita por el emperador en 22 de Abril dice haberle manifestado el papa que varias personas de autoridad, y españoles , recomendadas por su magestad le habian informado que los inquisidores hacian terribles cosas de males : y habiendo dicho el embaxador que esas eran especies de los que daban dinero, respondió á disgusto el papa. „Y en fin á elle parece (escribe Don Juan » Manuel) que los inquisidores hacen mucho mal, y que V. M. » no lo debia consentir ; y no piensa , segun creo , que la » Inquisicion la ponen los reyes con tan buen zelo como V. A. „la tiene (7).

En esto último tenia razon el papa ; pero como no conociesemos bien la corte de Roma parecería imposible conciliar este concepto, y el de que hacian los inquisidores terribles cosas de males con la conservacion del tribunal, y con dar fin á todas estas disputas , dexando las cosas en peor estado que antes. Algo se descifra con la carta del mismo embaxador , fecha en 27 de Junio , en que dando algunas esperanzas de que se compondrian á gusto las cosas de Inquisicion , y hablando de los cardenales á quienes el emperador habia escrito , dice lo que merece copiarse. „En lo de carde»nales , á quien V. M. muchas veces escribe , quiero decir mi »parecer. El de Santiquatro entiende en el despacho de to„das las cosas eclesiásticas; y en esto puede mucho, porque »lleva lo que puede para su amo y para : pero no tiene »con el papa autoridad de poder hacer sino mediante esto, » de lo qual es grande oficial. El rey de Portugal le dá cierta » cosa cada año, y por esto , y porque piensa que en Portu"gal no puede haber nada , face quanto el rey quiere , el qual - negocia aqui muy bien; y paresceme hia que V. M. siguie» se este camino con el cardenal.

„El de Ancona es muy grande letrado y enemigo de es„te : remitensele las cosas de justicia , y en esto puede , y es » tenido por cosa de V. M. ; pero es tenido por grande ra

[blocks in formation]

"pador como el que tengo dicho.” Prosigue hablando del cardenal Jacobacis , del de Santa María in portico, del de Cibo , del de Cornazo , y del de Medicis , en términos que dán á conocer la manera de negociar en Roma (8).

Consiguió con efecto algo el embaxador , pues en 13 de Julio expidió su santidad un breve abocandose todas las causas de Inquisicion de España que se hallasen cometidas á

personas ó tribunales particulares, y cometiendolas al cardenal Adriano , inquisidor general, menos las de su médico Fernando de Aragon y su muger , Diego de las Casas , Luis Gutierrez y Juan de Covarrubias, las quales se reservó para su conocimiento (9). En 22 de Julio escribia esto el embaxador , diciendo que la excepcion provenia de que los tres primeros estaban en Roma , y el Covarrubias era difunto, que habia sido condiscipulo de su santidad, quien por eso queria defender su memoria (10).

El emperador quedó contento : y mediante que la corte de Roma comenzaba á mostrarse propicia á sus ideas, escribió al papa en 28 de Julio dandole gracias por la expedicion del citado breve , y pidiendo que revocase las bulas libradas en Julio del año anterior contra la Inquisicion á instancia de los aragoneses , como si no bastara el breve de 12 de Octubre de dicho año, dirigido al cardenal Adriano. Exponia varias causas para persuadir al pontífice la necesidad de la revocacion expresa, y entre otras dixo: „Por quitar to»da la murmuracion y sospecha de los que contra verdad » piensan y dicen que vuestra santidad é yo nos habemos con» certado para que esta bula se diese por mucho dinero que » della recibimos.” Con la misma fecha escribió á Don Juan Manuel, encargandole mucho procurase la revocacion, y aun arrancarla del registro para que jamás pudiera publicarse , y esto al mismo tiempo en que con la propia fecha le decia en carta separada que pidiese la confirmacion de la concordia de

(8) Coleccion citada de cartas.
6) Lumbreras : Compilacion de bulas

de la Inquisicion , lib. 1. tit. 2. n. 19.

(10) Coleccion de cartas.

Zaragoza en la forma explicada en el artículo anterior, sobre cuyos dos puntos escribió aquel dia tambien á Don Juan de Loaisa , obispo de Alguer , comisionado de la Inquisicion de España.

Parece que prometió el papa revocar la bula segun carta de Don Juan Manuel , fecha en Roma en 12 de Agosto, bien porque Cárlos pusiera en práctica los medios proporcionados conforme a los avisos del embaxador, bien porque los negocios políticos de Italia dictasen al soberano de Roma tener contento al emperador , quien en 3 de Septiembre escribió á Leon Décimo dandole gracias y suplicandole la prontitud de su expedicion, cuya instancia encargó con la propia fecha a su embaxador Don Juan Manuel, y al obispo de Alguer , á quienes prevenia que volviesen á pedir la absolucion de los inquisidores de Toledo , y procurasen componer otras desavenencias ocurridas entre el sumo pontífice y el inquisidor de Sicilia.

Sin embargo, escribia el embaxador en 25 de Septiembre diciendo , que ponia el papa nuevas dificultades para revocar la bula dada contra la Inquisicion, lo que ratificó en 2 de Octubre, de cuya carta se infiere que Don Luis Carroz , antiguo embaxador, ausente de Roma entonces, y muy acepto al рара,

favorecia la causa contraria , insinuando al sumo pontífice que no revocase la bula hasta que dixese Carroz ser verdadera voluntad del emperador la que manifestaba el em

, pues creía que éste no queria de veras lo que sonaba en las cartas , tal vez por sugestiones del inquisidor general. Merecen copiarse dos capítulos de una carta larga del Don Juan Manuel al emperador en 12 de Octubre , uno en principios y otro en fin de la misma.

El primero dice así : „Se ha dilatado lo de esta bula de » Aragon

, que la de Cataluña ya he dicho que Don Luis »Carroz , tomó la palabra al papa que fasta que el allá fue»se llegado no la consintiese despachar. No se el fin que Don „Luis tuvo para esto; ni aun sé quien ha puesto embarazos »en esta otra de Aragon ; pero dicenme que en todas estas co»sas que tocan á la Inquisicion intervienen dineros con estos

baxador , pues

« AnteriorContinuar »