Imágenes de páginas
PDF
EPUB

des partes.

á

у Rey dió la vuelta a Castilla para dar orden en negocios у

y mente estaban. Demás destn, se quitó del Calendario el

AÑO 1584. aureo número, que mostraba las conjunciones de la luna, y en su lugar fué puesto otro número o ciclo ma- El duque de Alanzon de Inglaterra, donde fué, y de yor, que llamaron epactas; por el cual y con dejar los Flandes volvió a Francia con perdon y licencia que pabisiestos á ciertas distancias y á cierto número de ra ello le dió el Rey, su hermano; pero como saliese do años, se mostrarán las conjunciones de la luna perpe- la corte, que estaba en Paris, falleció de su enfermedad,

tuamente sin algun yerro ni mudanza , porque el áureo ó con yerbas que le dieron, como muchos pensaron, : número de muchos años atrás no servia desto, dado á 10 de junio; y con su muerte se desbarataron las es

que para esto le inventaron; correccion con que los peranzas mal cimentadas de hacerse señor de Inglatertiempos correrán de aquí adelante mas enmendados y ra, Flándes y Francia. con mas puntualidad y acierto que hasta aquí.

El príncipe de Oranges, á 10 de junio, fué muerto de La emperatriz doña María vino á España, y fué á Lis- un arcabuzazo por un mozo, llamado Baltasar, borgoboa, donde el Rey, su bermano, estaba ocupado en ñon de nacion, el cual con intento de hacer esta asentar las cosas de Portugal, y en su compañía el car- asentó por su criado poco antes. Tal fué la muerte del denal Alberto, hijo de la Emperatriz, príncipe de gran- que causó tantos males, sin que los flamencos con todo

esto se sosegasen. Don Antonio, que se llamaba rey de Portugal, des- Quedaron al rey don Filipe de la reina Isabel, su mupues de vencido, no paró hasta Francia; dende con una jer, dos hijas, la infanta doña Isabel y doña Catalina. armada que juntó pasó á las islas Terceras, por otro Decíase que la mayor se guardaba para casar con su nombre de los Azores, que se tenian por él. Fué ven- primo el emperador Rodolfo; la menor estaba concercido en batalla naval que le dió don Alvaro Bazan, tada con Cárlos, duque de Saboya. Para celebrar estas marqués de Santacruz, junto a la isla de San Miguel. bodas pareció á propósito la ciudad de Zaragoza , caLos dos principales caudillos de la armada francesa Fi- beza que es de Aragon. lipe Strozi sué muerto en la pelea, el señor de Brisac Pero antes que el Rey con sus hijos se pusiese en cajuntamente con el mismo don Antonio se salvó huyen-mino, los tres estados de Castilla juraron en Madrid al do. Los cautivos franceses, que eran nobles, hasta príncipe don Filipe como á heredero destos reinos. Hiochenta, y otros muchos hizo justiciar el Marqués por zose la ceremonia á 11 de noviembre, que fue dominÓrden que para ello tenia del mismo rey de Francia; sin go y dia de San Martin, en el monasterio de San Jeróembargo, los isleños no se quisieron rendir , digo los nimo, que está junto á aquella villa ; dijo la misa el carde la Tercera,

denal de Toledo Quiroga. AÑO 1583.

AÑO 1585. Hasta, que el año siguiente el mismo Marqués dió la vuella contra ellos, y los sujetó á la jurisdiccion del Acabada esta solemnidad y auto, se partió el Rey rey don Filipe, con que quedaron del todo sosegados. para Zaragoza en tieinpo muy áspero y que todavía du

En el mismo año el duque de Alba don Fernando Al- raban los frios del invierno. Vino allí otrosí por mar el varez de Toledo pasó desta vida en Lisboa en edad de duque de Saboya; fué grande la honra que el Rey, su setenta y cuatro años, maravilloso en sus cosas y dig- suegro, le hizo, los juegos y aparatos y gastos, con que no de inmortal renombre. Salió vencedor en todas las las bodas, á 18 de marzo, se celebraron con grande reguerras que hizo, que fueron muchas. Táchanle de se- gocijo y concurso de grandes. vero y grave; lo cierto es que fué mas esclarecido en Al mismo tiempo vino nueva de Roma que el pontila guerra que despues de la victoria, mas recatado en fice Gregorio, cargado de años, muy esclarecido por el tiempo de la adversidad que de la prosperidad; sin las cosas que hizo, por su prudencia y piedad, falleció duda gran personaje, honra de España. Fué hijo de don 12 de abril. Pusieron en su lugar el mes luego siGarcía, el cual antes de heredar fué muerto en los guiente al cardenal Félix Montalto, que fué primero Gelves; nieto de don Fadrique , primo hermano del rey general de los franciscos claustrales, despues obispo, y don Fernando, porque las madres de los dos fueron últimamente cardenal. Tomó nombre de Sixto V. Gohermanas. El padre de don Fadrique se llamó don Gar- bernó la Iglesia cinco años y cuatro meses; tenia mucía, que fué el primero de aquella casa que tuvo título chas partes; pero como no hay persona sin tacha , mude duque, cuyo padre don Fernando Alvarez de Tole- | chos le reprehenden de severo y de grande diligencia do fué el primer conde de Alba de Tormes. Poco des- que puso en allegar dinero y acrecentar y enriquecer á pues del Duque falleció allí misino Sancho de Avila de sus deudos, dado que los hechos de los príncipes es justo una coz de un caballo, á 8 de junio. Fué de la casa de echallos a la mejor parte, principalmente de los quo Velada , natural de Avila.

son ya muertos. Hubia fallecido en Madrid el príncipe don Diego, Canonizó á san Diego, fraile de San Francisco, cuyo hijo del rey don Filipe; por esto á 1.o del mes de he-cuerpo se guardá y honra en Alcalá de Henares en el brero todos los estados de Portugal juraron al príncipe monasterio de su orden de San Francisco. don Filipe, su hermano, por heredero de aquella corona. El príncipe de Parma hacia la guerra contra los reDespedida esta junta y nombrado el príncipe cardenal beldes en Flándes, y recobrada Gante con otras ciudaAlberto, su sobrino, por gobernador de aquel reino, el des que estaban alzadas los meses pasados, este año con un largo y estrecho cerco que tuvo sobre Anvers retirado á Inglaterra el año vigésimo antes deste, y sin la cansó y redujo á necesidad de rendirse por el mes de embargo, la hizo entonces prender, y al presente la priagosto. Grandes fueron los pertrechos, grandes los in- vó de la vida; ; cruel carnicería! ¡En una maldad cuángenios de que usaron, grande la obstinacion de los cer- tos delitos se encierran! Achacábanle que habia concados; pero todo lo vencieron los españoles con su va- jurado contra la Reina y tratado de huir de la prision; lor y constancia.

á la muerte confesó esto segundo, pero negó lo de la Acompañó el rey don Filipe á sus hijos los nuevos

muerte de la Reina. Lo que parece mas verisimil es que casados hasta Barcelona, donde se hicieron a la vela los herejes teniap por entendido que su secta no podria para påsar en Italia. A la vuelta en Monzon se tuvieron pasar adelante, si ella vivia, por ser la mas cercana en Cortes de Aragon que duraron mucho tiempo; ofre- deudo y que mas derecho tenia á la sucesion de aquel ciéronse grandes dificultades. Con los calores del estío reino , y estaban persuadidos que defenderia con todas y el otoño, que fué malsano, fallecieron muchos en aquel sus fuerzas la religion católica y castigaria la herejía. Jugar, especial de los forasteros y cortesanos. En estas Para vengar esta muerte parecia era justo que los Cortes últimamente juraron al príncipe don Filipe por príncipes tomasen las armas, y que lo habian de hacer, heredero de aquella corona de Aragon y de aquellos lo cual no ignoraba aquella hembra desapoderada y estados."

cruel; pero el Francés estaba embarazado con los alEl pontífice Sixto al principio de su pontificado, á 9 de borotos de su reino para no poder acudir á esta vensetiembre, expidió una bula contra Enrique, duque de ganza, dado que la injuria tocaba principalmente a su Vandoma, en la cual le declaró por hereje y por desco- corona á causa que la Reina muerta fué mujer del rey mulgado y le privó del derecho de la sucesion del reino Francisco, su liermano. El rey don Filipe se aprestaba al de Francia, así ú él como al príncipe de Condé, su priino mismo tiempo que Francisco Draques, cosario inglés, hermano, llamado tambien Enrique, para que no pudie- el cual los años pasados habia acometido y trabajado sen suceder en aquella corona en caso que el rey En- las marinas de las Indias de la parte del mar del Sur y rigue, cuñado de Vandoma, falleciese sin bijos, cosa que del mar del Norte por tres ó mas veces, y robado y lleparecia muy probable por no haberse hasta entonces la vado á Inglaterra grande cantidad de oro. Pasó tan adeReina hecho preñada.

lante, que se atrevió esta primavera de acometer la isla

de Cád con esperanza cierta que llevaba de apodeAÑO 1586.

rarse de aquella ciudad por estar sin guarnicion y los Sin embargo, el rey de Francia pretendió dejar por moradores descuidados; y saliera con su intento, si sucesor á Vandomna, sin hacer caso del peligro en que dos galeras que estaban en aquel puerto no le entreluponia la religion y cosas de Francia; muchos señores vieran algun tanto y los comarcanos no acudieran al franceses se concertaron entre sí de tomar las armas en socorro, y entre todos el principal don Alonso de Guz

man.

mucha pesadumbre portemer puevas disensiones y guerras que entrada del cuerpo de santa Leocadia , virgen y mártir, resultarian de aquella liga, y que los males y estragos que por muchos siglos estuvo en Flándes cerca de Mons se aumentarian con ser ya tres las parcialidades, dado de Henao en un monasterio de benitos, llamado San que al principio dió muestra de estar aplacado y favo- Gişlen. Fué grande la fiesta que en aquella ciudad se recer los intentos de los conjurados, tanto, que no solo hizo, y la procesion muy solemne á 26 del mes de abril. ofrecia de ayudallos, sino ser tambien su capitan y ca«, Halláronse presentes demás del Rey su hermana la embeza; pero duró poco esta máscara.

peratriz doña María y su hijo el príncipe don Filipe, que El Pontífice, como al principio por favorecer á estos ayudó á llevar las andas en que venian las reliquias. señores hubiese condenado al de Vandoma, poco des

La Francia estaba dividida en tres parcialidades por pues como arrepentido de lo hecho dió muestra de abor. la ocasion que queda dicha, cuando treinta mil alema. recer los intentos de aquellos señores y de no estar tan nes entraron en ella en favor del príncipe de Baerne indignado con el de Vandoma, tanto, que comuumente debajo la conducta del duque de Bullon. Fué grande el se decia que pretendia emparentar con él, lo que sin espanto y cuidado en que pusieron. Saliéronles al enduda tengo por falso; lo cierto es que al embajador de cuentro, por una parte el rey de Francia, por otra el duVandoma daba mas grata audiencia de lo que los carde- que de Guisa; como les fuese siempre á la cola y en nales quisieran y el estado de las cosas parece pedia; todas partes los apretase, demás desto por la aspereza pero las cosas y intentos de los papas pocos los en- del invierno que se siguió, muerta una gran parte destienden.

ta gente, todos los demás se desbarataron. Falleció AÑO 1587.

otrosí poco despues el duque de Bullon; con esto los

católicos cobraron algun aliento. La misma España Maria Stuarda, reina de Escocia, en el castillo de estaba en cuidado no pasase aquella peste, ayudada de Fodringhaye, donde estaba presa, fué justiciada ; cor- tantos socorros, los montes Pirineos y diese que határonle en una sala de aquel castillo la cabeza á 17 de cer en estas partes. hebrero. Pronunció la sentencia en Londres contra ella No solo fue trabajada la Francia por esta gente, sino la reina Isabel de Inglaterra, su tia, prima hermana de afligida con hambre y peste muy grave. Hacíanse grandes su padre. Habíase esta señora por las revueltas de Es- procesiones para aplacar la ira del cielo. Los pueblos cocia, á persuasion de la Inglesa, debajo de su palabra, enteros salian vestidos de blanco con cryces y pendones

[ocr errors]

y vista miserable, y con voces llorosas cantaban himnos - ridad que dió para venir a los estados y de la que seen alabanza de Dios.

mejantes juntas suelen traer consigo, en su casa real

mató al de Guisa , 23 de diciembre, dia viérnes, y al AÑO 1588.

cardenal de Lorena, su hermano, el dia siguiente en la El rey don Filipè tenia en Lisboa una muy grande cárcel donde le puso. Prendió juntamente al hijo mayor y fuerte armada aprestada para vengar la muerte de del duque de Guisa , al duque de Nemurs, al cardenal aquella Reina inocente y castigar los muy ordinarios de Borbon y al arzobispo de Leon por baberle hecho desacatos y atrevimientos contra su majestad. Era cau- rostro y resistido á sus intentos en los estados. dillo de la armada el marqués de Santacruz; mas como falleciese en medio destos apercebimientos, el duque

AÑO 1589. de Medina Sidonia, nombrado en su lugar, por el mes Pareció esta gran maldad: el odio que se despertó de julio se hizo a la vela con medianos temporales, contra el Rey fué grande; la Reina, su madre, por la dobló el cabo de Finisterre, y llegado a la Coruña, con 'pena que recibió de aquel caso y por estar cargada de una tempestad que de repente sobrevino la armada se años y trabajos, dentro de pocos dias rindió el alma, desbarató de tal manera, que apenas por el mes de se- doce dias despues de la muerte del duque de Guisa, con tiembre pudo tornar á la navegacion. Llegó á las ma- pronosticar á su hijo las revueltas y males que por rinas de Flándes con la armada inglesa por las espaldas; aquella ocasion resultarian. Las mas de las ciudades por con cuya artillería y por los muchos bajíos que tiene aborrecimiento de una cosa tan sea se apartaron del aquella mar, se vieron los nuestros en grande peligro. servicio de su Rey. La primera y que mas se señaló fué Algunas naves fueron presas por los enemigos, la ma- Paris, ciudad a la cual ninguna otra se iguala en granyor parte maltratada con las balas que sobre ellas llo- deza, muchiedumbre de gente, riquezas y estudios de vian; por lo cual y porque para dar la vuelta a España todas las ciencias. Pasados algunos meses y desbaratarodearon loda aquella isla por la parte de setentrion, dos los estados de Bles, el Rey pretendia apoderarse de fué la navegacion tan larga, que gran número de naves Paris. Puso sitio sobre ella, cuando fray Jaques Clemense anegaron y-fueron á fondo, y con la fuerza del frio te, de la orden de Santo Domingo', mozo de veinte y y falla de bastimentos perecieron muchos soldados, cualro años, natural de Borgoña, nacido en una aldea tanto, que muy pocas naves y pequeño número de sol- llamada Sarbona, salió de la ciudad con color que quedados al principio del invierno llegaron y surgieron en ria dar aviso de algunos secretos de los ciudadanos. Con diversos puertos de España; desta suerte los intentos esto, alcanzada audiencia, á 1.° de agosto metió al Rey de los hombres se desbaratan por fuerza mas alta. Sin por las tripas sobre la vejiga un cuchillo que traia emduda la flor de la milicia de España pereció en esta em- ponzoñado. Fué este atrevimiento muy grande, dado presa, y con este desastre castigó Dios muchos y muy que sin tardanza fué él muerto y despedazado por la graves pecados de nuestra gente.

gente de palacio. Estaba presente Enrique de Borbon, No paró en España este daño, antes llegó á otras príncipe de Bearne, rey que se decia de Navarra; así provincias, en especial en Francia el rey Enrique pre- sin dilacion se llamó rey de Francia, pero las mas de las tendia castigar al duque de Guisa, como el principal ciudades no le querian reconocer. Muchas batallas se autor de la liga hecha entre los católicos, y junto con han dado, ora venciendo los unos, ora venciendo los esto reprimir á los de Paris, que estaban mucho de su. otros; muchas ciudades hart sido tomadas, saqueadas parte. Con este intento hizo venir á aquella ciudad so- y cercadas. La principal de todas Paris el año siguiente bre cuatro mil soldados extranjeros. Vino tambien el se vió en grande peligro de ser tornada, del cual el de Guisa, llamado por el Rey ó por los ciudadanos, pero duque de Parma con las fuerzas del rey don Filipe II sin gente, asegurado de su conciencia; y si algun en- la libró y sacó de la garganta de los contrarios: Juntágaño ó peligro resultase, pensaba que la aficion de los ronse en aquella ciudad los estados para nombrar rey; ciudadanos no le podria faltar. Fué así, que con su ve- el concurso fué grande, muchas ficciones y engaños. nida el pueblo tomó las armas y bizo salir de aquella Este año en que vamos de 89 las cosas de Portugal ciudad los soldados extranjeros. El mismo Rey fué for- estuvieron en peligro á causa de la armada inglesa que zado á retirarse ; poco despues fingió querer tomar me- vino sobre aquel reino con voz de restituir y poner en jor camino y juntar los estados del reino para tomar posesion á don Antonio, que muchos dias estuvo desacuerdo sobre lo que se debia hacer. Expidió un ediclo terrado en Inglaterra , en el reino de sus antepasados. en este propósilo, donde, entre otras cosas, decia tener Venia en persona, y se adelantó tanto, que con buen nú. muy averiguado que todo lo que el de Guisa y el car- mero de gente llegó á ponerse sobre la misma ciudad denal de Borbon habian hecho fué con buen ánimo. de Lisboa; pero como los de dentro no se rebullesen por Poco adelante por otro edicto convocó los estados del la diligencia y valor del príncipe Cardenal y del conde reino para la ciudad de Bles. Acudieron gran número de Fuentes, fué forzado por falta de bastimentos de de señores; comenzáronse las juntas á 16 de setiembre. volver alrás; y poco adelante toda la armada , habiendo Tratose de nombrar sucesor para la corona ; fueron de recebido mayor daño que hecho, se hizo á la vela la parecer que el cardenal de Borbon, tio de Vandoma, vuelta de Inglaterra. Con su ida España se libró de era el que tenia mejor derecho, y así le nombraron en gran miedo y cuidado. Descubrióse en Lisboa que caso que el Rey muriese sin hijos, por estar en grado ciertos ciudadanos estaban conjurados en favor de don mas cercano que sus sobrinos y por ser gran defensor Antonio; fueron algunos pocos justiciados; castigo con de la religion católica. El Rey, sin embargo de la segu- que los demás desistieron de desear y intentar cosas nuevas; principalmente la nobleza se mostró cons- dentro de pocos meses, de otra que le sobrevioo fatante y leal, porque á la verdad si el reino se altera- lleció en Toledo; varon sin duda pio y modesto, dechaba, corria mayor peligro de perder sus haciendas y do de la antigua simplicidad y gravedad. En su sepulestados.

cro hicimos entallar un letrero muy verdadero para En aquella ciudad cierta monja con muestras falsas memoria de su mucha bondad y de la amistad que de santidad tenia ganado gran renombre y burládose, teníamos muy grande. no solamente del pueblo, sino de personas de letras y Antonio Perez, secretario que fué del Rey, y quc autoridad; mas descubierto por los inquisidores el en- en algun tiempo tuvo mano y cabida en la casa real, gaño, fué castigada con pena que le impusieron muy despues que estuvo preso por espacio de mas de doce menor que su delito. Dióse la sentencia por el mes de años, se huyó de la cárcel, donde le ténian en Madrid marzo. Siguióse la muerte de fray Luis de Granada, de por el mes de abril del año pasado. Pasó á Aragon para la orden de Santo Domingo, persona muy señalada en presentarse delante el justicia de Aragon y dar razon letras y devocion, cuyo contemporáneo fué el maestro de la muerte que hizo dar al secretario Escobedo una Juan Dávila, predicador muy señalado y de los mas ce- noche al salir de palacio, junto con otras cosas que le losos de su edad. El uno y el otro dejaron escritos ii- achacaban. La alegría que con su llegada y huida recibros muy provechosos en su lenguaje vulgar.

bieron algunos inquietos, en breve la trocaron en IrisEn Barcelona hubo grande peste; de la causa deste teza y en lágrimas. Tales son las cosas humanas. Faé mal se dijeron muchas cosas, pero ninguna se averi- así, que á 24 de mayo deste año de 91 de la cárcel del guó que sepamos.

justicia de Aragon pasaron el preso a la de los inquiEn el reino de Toledo se concluyó por este tiempo la sidores. El pueblo tomando las armas y apellidando fábrica de San Lorenzo el Real, al cabo de poco menos libertad acometieron las casas donde estaba don Iñigo de treinta años, que por mandado del rey don Filipe, jun- de Mendoza , marqués de Almenara, ministro por el to al Escorial, tierra de Segovia, se comenzó con gran- Rey; teníante antes desto sobre ojos, y así no pararon de majestad y pertrechos. Hay en ella un monasterio hasta que le dieron la muerte. Despues desto, con el de San Jerónimo con un colegio para estudiar y una mismo furor y rabia acudieron á la Inquisicion con incasa real para pasar los reyes los calores del verano. El tento de quebrantar aquella cárcel, sin desistir hasta gasto ha sido tan grande, que apenas lo creerán los que tanto que Antonio Perez fué vuello á la primera donde vinieren, y los que hoy viven con dificultad; obra que estaba. Lo que resultó sué que á 24 de setiembre se se iguala con los antiguos milagros y edificios sober- levantó otra vez el pueblo porque querian volver el bios por su hermosura, grandeza, ornamentos, forta- preso á la Inquisicion, y quebrantada la cárcel de la Jeza y por el culto divino que se hace con gran majes, manifestacion, le pusieron en libertad; hubo en esta tad. Las rentas son conforme al edificio. No hay para revuelta algunos muertos y huidos. Antonio Perez poco qué pasar en eśto adelante; la traza desta obra y sus despues se huyó á Francia, donde murió pasados alpartes describimos bastantemente en otro lugar. gunos años. Aquellos ciudadanos revoltosos en breve AÑO 1590.

pagaron el alboroto que levantaron, porque un buen

ejército fué á Zaragoza, por general don Alonso de Este año fué señalado por la muerte de dos pontífices: Vargas, soldado viejo y de muy gran valor, muy ejerde Sixto, que sucedió por el mes de agosto, á los 28, dia citado en las guerras de Flandes y de gran renombre, mártes; y de Urbano VII, cuya eleccion fué á 15 de se- por cuya diligencia el atrevimiento de aquellos ciudatiembre; Hamóse antes de ser papa Juan Bautista Cas- danos fué reprimido; muchos perdieron las vidas; entre taño. Fué arzobispo, primero de Rosano y nuncio de otros el mismo justicia de Aragon don Juan de Lanuza España, despues cardenal, y finalmente llegó a ser su- fué el primero que pagó con la cabeza por salir, como mo pontífice, pero vivió solos doce dias; ni aun los salió, con gente contra el estandarte real. Tambien corpontificados de Gregorio XIV y Inocencio IX, que fue- taron las cabezas á don Diego de Heredia y don Juan de ron puestos en la silla de san Pedro, pasaron de pocos Luna , que fueron los principales alizadores de aquel meses, basta tanto que el cardenal Hipólito Aldobran- alboroto, sin otro buen número de personas justiciadas. diuo sué adelante elegido por pontifice con nombre de El duque de Villahermosa y el conde de Aranda fueron Clemente VIII, natural de Roma, aunque su origen de presos.y enviados á Castilla, donde en breve fallecieron Florencia; sus costumbres sin reprehension, su edad en la prision; mas despues los dieron por libres de entera, la salud y fuerzas de cuerpo no muy grandes. traicion. Para asentar las cosas de aquel reino se junEl otoño deste año fué muy enfermo; mucha gente

taron Cortes en la ciudad de Tarazona, y por presidente pereció en España. El mal cargó mas en las aldeas y

don Andrés de Bovadilla, arzobispo de Zaragoza. El en los campos, sea por falta de medicinas y de regalos, mismo Rey, tomando d camino de Valladolid, de Búrsea porque el aire corrupto tenia menos reparos. Entre gos y de Pamplona, últimamente al fin del año 1592 llelos demás el doctor Juan Calderon, insigne teólogo, y gó á la dicha ciudad; iban en su compañía la infanta doña que por sus letras fué canónigo de Toledo, enfermó en Isabel y su hermano el príncipe don Filipo, al cual en un sitio muy fresco, donde estaba retirado para pasar Pamplona y Tarazona juraron por heredero de aquellos los calores del verano, que se llama el Piélago.

estados. Por esta manera, casi pasados dos años despues AÑO 1591.

que las revueltas de Aragon comenzaron, castigados los

culpados y puestas guarniciones en Zaragoza y en olros Convaleció muy fácilmente desta enfermedad, pero lugares, concluidas las Cortes de Tarazona, los alboro

tados últimamente se sosegaron, avisados por la expe- á 17 de setiembre le absolvió y habilitó para aquella riencia y por su daño, que si los ímpetus de la muche- corona, con que todo aquel reino se le allanó. Item, dumbre son grandes, las fuerzas del Rey son mayores; á 23 deste mes don Pedro de Toledo, marqués de Villaque el atrevimiento sin suerzas es vano, y las mas ve- franca , en. la Morea tomó y saqueó la ciudad de Paces el pueblo se alborota para su mal.

tras; partió de Mecina con veinte galeras para esta AÑO 1593.

empresa.

A 3 de octubre el conde de Fuentes con un largo El papa Clemente VIII este año entre cuatro carde- cerco ganó á Cambray , que se tenia por Francia; tres nales que crio fué uno el doctor Francisco de Toledo, de veces acudió gente de Francia para hacer alzar el cerla compañía de Jesus; fué natural de Córdoba, de co, y otras tantas vencidos volvieron atrás.

grande ingenio y letras , prudente en los negocios, en A* 25 del mes de noviembre el Papa hizo catedral la

que sirvió mucho á la Sede Apostólica; murió en Roma iglesia de Valladolid, y poco adelante el Rey hizo ciutres años adelante; sepulláronle en la iglesia de Santa, dad aquella villa; su primer obispo fué el doctor BarMaría la Mayor.

tolomé de la Plaza. Al fin deste año cargaron mucho las Enrique, que se decia rey de Navarra , 'por este

aguas, hincháronse los rios; en Sevilla aquel rio entró tiempo daba muestra de católico, y pretendia ser ab- en la ciudad y hizo gran daño en la aduana. suelto de las censuras. El duque de Nevers, enviado por él á Roma para

AÑO 1596. suplicar que el Papa le absolvicse, hacia para ello gran- Francisco Draques, cosario inglés, echó gente en des diligencias; mas el Padre Santo se mostraba muy tierra en el Nombre de Dios con intento, pasado el severo, y reprehendia al arzobispo de Bourges, porque Estrecho, de saquear á Panamá; apellidáronse los espasin órden de su Santidad le absolvió de las censuras en

ñoles, cargaron sobre él, y le forzaron á volver á sus Francia, y aun muchos sospechaban que en esta pre- naves al principio de enero. Otras veces dió pesadumtension no habia llaneza, mas el tiempo los desen- bre por aquellas partes, y al cabo murió en Portovelo, gañó. AÑO 1594.

y su armada se retiró destrozada, forzándola a dejar

las Indias don Bernardino de Avellaneda. En Roma, á 17 de abril, canonizó el pontífice á san Por el contrario, el archiduque Alberto, á 17 de abril, Jacinto, polaco, de la orden de los Predicadores. se apoderó de Cales y la quitó á los franceses; pero En Madrid, á 22 de noviembre, dia martes, falleció

poco despues por concierto se restituyó. Estaba á este el cardenal y arzobispo de Toledo don Gaspar de Qui- mismo tiempo el Rey en Azeca , cerca de Toledo, muy roga, en edad de ochenta y tres años. Enterróse en un apretado de dolencia, que le tuvieron por muerto; pasó monasterio de agustinos de la villa de Madrigal, de á Toledo, donde vino nueva que la armada inglesa , donde era natural. Tuvo partes aventajadas de pruden- á 1.° de julio, tomó y saqueó la isla y ciudad de Cádiz, cia y rectitud; nadie vive sin tachas. Llegó mucho di- quemó la flota que allí estaba á la cola para ir á Méjico, nero por ser las reglas gruesas y el gasto moderado. que fué gran daño, y muchos mercaderes por todo el No hizo testamento; por mandado del Padre Santo la reino padecieron y quebraron. hacienda se repartió por partes iguales en obras pias

AÑO 1597. y cámaras apostólica y real. Sucedió en el arzobispado el cardenal y archiduque Alberto, que adelante con li- Sigismundo Batori, príncipe de Transilvania, por este cencia del Papa y por orden de su tio el rey Católico tiempo con gran valor hacia la guerra contra turcos y mudó estado.

herejes. Vino á Viena á verse con el Emperador; ayudóle Este año en Hungría se perdió Javarino, plaza im- con dineros, lo mismo hicieron el Papa y rey Católico; portante; rindióse á los turcos que la tenian cercada. mas las esperanzas que dél se tenian se trocaron por

cierta enfermedad que le sobrevino, quién dice que AÑO 1595.

fueron hechizos, por la cual dejó las armas y la mujer, Al principio deste año murió en Flándes el archidu- hija que era del archiduque Carolo, y renunciados que Arnesto, que por el Rey, su tio, gobernaba aquellos sus estados en el Emperador, pasó la vida en Praga estados. El archiduque Alberto, su hermano, á los 3 de como, particular, y allí falleció de apoplejía los años abril tomó posesion del arzobispado de Toledo. Nunca adelante. vino á su iglesia ni se consagró, á causa que el Rey, su

AÑO 1598. tio, le encargó el gobierno de Flandes, para donde partió Este año, á 6 de mayo, renunció el Rey en favor de de Madrid por fin de agosto. Quedó por gobernador del su hija mayor la infanta doña Isabel los estados de arzobispado García de Loaisa, que por su renunciacion Flándes con intento de casalla , como se hizo, con su tres años adelante le sucedió en aquella dignidad. Los primo el archiduque Alberto, que para esto renunció el estados de Flandes por la muerte de Arnesto quedaron capelo y el arzobispado de Toledo, y se dió á García por un tiempo á cargo de don Pedro Enriquez de To- de Loaisa, maestro que era del príncipe don Filipe. ledo, conde de Fuentes, gran soldado.

Ordenó que aquellos estados fuesen feudo de Castilla, El duque de Vandoma, que se decia rey de Navarra y reservóse la orden del Tuson y nombrar castellanos y pretendia la corona de Francia, acudió como cató- en algunas fortalezas, como la de Anvers, la de Gante Jico y como se dijo al Papa por absolucion. Ventilóse y la de Cambray. Poco adelante concertó paces con mucho la causa; finalmente, el Padre Santo se resolvió, y Francia, en que el Papa puso grande diligencia ; agrá

« AnteriorContinuar »