Imágenes de páginas
PDF
EPUB

ESCRITOS SUELTOS.

ALGUNAS ADVERTENCIAS

SOBRE UN TRATADO CUYO TÍTULO ES

INSTRUCCION DE LO QUE SE HA DE HACER EN LA CONVOCACION, PROSECUCION Y CELEBRACION

DE LOS CONCILIOS PROVINCIALES.

de la provincia hagan ayunos y oraciones y otras obras SOBRE LA PREGUNTA TERCERA.

pias por el buen suceso de dicho concilio. Cosa averiguada es lo que el aulor de la dicha Instruccion aqui dice, conviene á saber que al metropoli

SOBRE LA CUARTA PREGUNTA. tano pertenece convocar los concilios provinciales; pero En la respuesta desta pregunta se dice solo pueden ofrécese advertir que la convocacion se puede hacer, no ser compelidos los obispos sufragáneos á venir al consolo por ediclo, sino tambien por epístolas, capítulo Si cilio; los demás, conviene á saber, abades y priores, etc., episcopus , d. 18, y que en nuestra edad ha habido di- solamente invitados y citados, lo cual, si no es yerro de versas maneras de hacerla. Paulo III convocó el conci

pluma, contradice á lo que en la sexta el autor dice por Jio de Trento por un edicto general, el cual, despues estas palabras : « Presupuesto que los que pueden ser de publicado en Roma, le envió á los metropolitanos compulsos solo son los obispos y los abades y priores , con sendas carlas, en las cuales, declarándoles su inten- las causas que los pueden excusar, etc.); y dado caso cion, les mandaba notificasen en su provincia el dicho que de lo que se responde á la duodécima pregunta, al fin edicto á lodas y cualesquier personas que por derecho della se entiende que esto segundo es lo que este autor debian ir al Concilio. De la misma manera de convoca- siente, todavía no carece de dificultad entender y avecion se usó en el concilio provincial de Valencia, año del riguar si los dichos abades y priores, quiero decir, los Señor de 1565; para convocar el Concilio compostela- que tienen plena y perpetua juridiccion episcopal, venno se hicieron muchos edictos, uno para los obispos, gan á él. Los doctores juristas sienten comunmente otro para los cabildos de las catedrales, etc. Podríase solos los obispos poder ser llamados y compelidos conconsiderar cuál destas dos maneras de convocacion es forme al capítulo Si episcopus , d. 18. Desta opinion es mas grave y seria mas á propósito para el futuro con- Inocencio IV sobre el capítulo Grave nimis de prebencilio; y de cualquiera manera que se haga, es buena dis, por estas palabras : Ad hoc concilium (nempe proadvertencia la que da el doctor Tomasio, obispo de vinciale) de necessitate vocandi sunt episcopi , et non Lérida , escribiendo sobre esta materia , conviene á sa- alii. Lo mismo dice Juan Andrés sobre el mismo capiber, que pues uno de los principales fines del concilio

tulo, y Panormitano en la cuestion primera en el númeprovincial es deshacer agravios y hacer justicia á los ro 28, diciendo: Ad concilium provinciale non vocanque injustamente estuvieren oprimidos, se dé aviso desto tur regulariler nisi episcopi, Turre-Cremata, in summa en la convocatoria , advir ndo que los que tuvieren de Ecclesia, lib. ii, cap. 12, in 2 arg., dice: Abbates queja y pretendieren ser desagraviados vengan aper- et alii inferiores praelati non sunt necessario vocandi cebidos de los iustrumentos y prevenciones necesarias ad concilium provinciale, nec tenentur ad illud venipara verificar en el concilio lo que proponer pretenden. nisi ex aliqua magna causa specialiter vocati, Tambien se puede advertir que ó en la convocatoria sed archiepiscopus vel episcopus , et in cap. discernigeneral ó particular edicto, como se hizo en el Concilio mus, d. 18. Del mismo parecer es Jacobadío, lib. 11 compostelano, se debe amonestar á todas las personas de Concilio, art. 2.', y Alava, obispo de Avila, De Concilio, parte 1.', cap. 6.", con estas palabras : Primum versos el himno Veni creator spiritus, conforme a la constat ad concilium provinciale quod metropolitanus loable costumbre de las demás congregaciones, que congregal non esse vocandos abbates nec alios quam suelen' comenzar por este himno. Hecho esto, el preepiscopos. Y hay entre otras una muy fuerte razon para sidente podrá brevemente decir las causas que le han comprobar esta opinion, couviene á saber, que en al- movido á celebrar el dicho concilio, la diligencia que gunas provincias, como en la tarraconense, es mayor ha hecho para convocarle, etc. Luego se debe determi. el número de los abades y priores que el de los obispos, nar si el dicho concilio es legitimo y si parece se debe y podrian, principalmente tiniendo voto definitivo, co- comenzar. En la dicha primera congregacion se puemo estos papeles dicen, juntarse y prevalecer contra de recibir el embajador de su majestad; la manera como lo que los obispos siutiesen. Verdad es que en algu- esto se hizo en el Concilio composteľano se puede ver nosconcilios provinciales antiguos, como en el VIII en él. Despues desto, lacer la dipulacion de los pero y XI toledanos, se halla gran número de abades y lados que hayan de examinar las causas de los ausentes que firman de la misma manera que los obispos; pero y los demás que se deben deputar, conforme a lo que se en los concilios provinciales modernos que parece se dice en la pregunta 18. Hase tambien en esta primera han arrimado al derecho comun, !o no ballo rastro de congregacion de nombrar por el metropolitano el seabades, á lo menos que hayan tenido autoridad de difi- cretario y los demás oficiales del concilio, el cual debe nir como los obispos. En los concilios de Alemania, lumbien ordenar que lodos los conciliares ayunen tres donde hay grau vúinero de aba les que, no solo tienen dias antes que se celebre la a percion del concilio. Así jurisdiccion episcopal, sino tambien son principes del se hizo en el Conc. toled. III, y así manda el Ceremoimperio, solo se hace mencion que fueron convocados y nia

re,

nial romano que se haga en el concilio general, lib. I, hicieron junto con el metropolitano los decretos los sec. 12, cap. 5.', in haec verba. Antequamprima ses. obispos sufragáneos, como se ve en los concilios mo- sio celebretur, indicetur omnibus conciliariis triduaguntino, trevejense y coloniense. lo mismo en los con- num jejunium. Ultimamente se señalará el dia en que cilios de Milan, hechos por el cardenal Borromeo, y en se ha de abrir el concilio. Todas estas cosas se han de España en el valentino y compostelano solo se halla- hacer antes de la dichá a percion del concilio, y si en ron y firman los obispos; y en el tarraconense, aun- una congregacion no se pudieren todas acabar, se poque estuvieron en él doce, parte alades, parle priores, drá hacer en dos ó mas como necesario fuere y por el en el principio los nombres de los obispos se ponen de órden que mejor pareciere, pues como se ha dicho, diversa letra , y al fin, donde suelen estar las firmas, las mas destas cosas son arbitrarias. En dos concilios solo se ponen los nombres de los obispos, por donde yo diocesanos de Alemania , conviene á saber, en el auno pue:lo entender con qué razon y motivo en el con- gustuno y treverense, hallo que el presidente ó mocilio provincial de Toledo fué llamado el abad de Al- tropolitano al principio del concilio ruega á todos los calá la Real dándole asiento y voto como á los obispos. que en él se hallaron que si alguna cosa siutiesen ó Mucho menos entiendo que pueda segun derecho ser juzgaseu habia en su vida digoa de enmienda , avisasea llamado y compelido á venir al dicho Concilio el abad libremente dello por escritura. Seria expediente usar de Valladolid, pues ni tiene posesion dello ni bay dere- desta misma ceremonia en el futuro concilio , aunque cho que fuerce á hacello; y parece basta ser llamados no sirviese sino de mayor edificacion y ejemplo para en general ó en particular citados y convidados sola- los demás perlados, pues se sabe el metropolitano no mente como los cabildos de las catedrales y los demás ser sujeto al concilio provincial, como está establecido del clero y del pueblo, y fuera desto, avisar en general á en derecho. los obispos que si ca su diócesi l-biera alguuo ú al- Dice el autor de la dicha lostruccion en esta misma gunos que por derecho deban ser llamados á concilio, į respuesta que cada uno de los perlados y de todos los ellos con autoridad y por inandailo del metropolitano que en las dichas congregaciones se hallaren podrá lilo hagan.

bremente proponer lo que quisiere, etc. Esta libertad,

á mi parecer , si nu se modifica en alguna manera , poSOBRE LA SESTA PREGUNTA.

dria ser causa de confusion, y seria mas espediente La manera como se ha de castigar la rebeldía de los depular uro ó dos perlados, á los cuales , así los conabsentes y cómo se ha de proceder contra ellos ponen ciliares como los de fuera, diesen sus memoriales de lo Turre-Cremala In summa de Ecclesia, lib. 111, cap. 20, que desean se trate en el concilio para que ellos rean y Alava, De conci., 1.'p., cap. 6.°, núm. 3.

lo que se debe tratar y lo que no. Aunque esto tiene

algunos inconvenientes, pero son menores que lo que SOBRE LA DUODÉCIMA.

de locoutrario resultaria. En el Conc.Toled. IV, cap. 3.°, La primera congregacion del concilio se debe hacer, y en la forma de celebrar los concilios de san Isidoo el mismo dia que se cumpliere el término de los edic- ro, se ponen estas palabras: Nam el si presbyter alitos, 6 luego al dia siguiente. Las ceremonias que en quis aut diaconus , vel clericus , sive laicus de his qui ella se han de hacer están bien particularizadas en es- foris steterint concilium pro qualibet adierit et ille ta respuesta, aunque las mas dellas son arbitrarias concilio denunciet; por donde se ve que antiguamente y se pueden mudar á voluntad del metropolilano. Lo no habia tabla libertad de proponer como este autor que a mí se me ofrece es que ultra de la oracion que pretende debe haber en los concilios. comienza Adsumus, domine sancte spiritus, etc., Dice mas en esta misma respuesta , que si alguna vez debria decir antes ó luego despues por los conciliares á los padres quisieren estar en congregacion solos, sin los que tienen voto consultivo, lo podrán hacer. Ad-1 Lo que en la primera sesion, que este auctor pone viértase que todas las veces que en las dichas congre- por diferenle de la apercion del concilio , de lo cual se gaciones se tratasen negocios 6 quejas contra alguno dirá adelante sobre la pregunta vigésimatercia se debe de los obispos, principalmente si tocan á sus personas, hacer, ha de ser lo primero preguntar á los padres si se deben tratar por los obispos solos, sin que interven- quieren que se comienze el concilio por estas ó seme. ga otro ninguno, & ejemplo del Conc. toled. X, donde jantes palabras. Placet ne nobis palres ad laudem et la causa de Lontanno, metropolitano de Braga, se lrató gloriam Dei, etc. ? Como, está al principio del concipor solos los obispos.

lio de Trento ó del Concilio compostelano. Lo segundo.

leer el decreto del Concilio tridentino De celebrandis SOBRE LA PREGCNTA DECIMATERCIA.

conciliis provincialibus; y si pareciese leer sobre lo La mayor parte do las ceremonias que este autor dice mismo algunos decrelos más antiguos, como se hacia en la respuesta desta pregunta se deben guardar en las antiguamente y se ve por la forma de celebrar los sesiones son arbitrarias y se pueden mudar como me- concilios de san Isidoro y de Burcardo, y en particujor pareciere. Solo se advierte en particular ser mas lar se poilria leer el decrelo tercero del segundo conconforme al pontifical no hacer mas de tres sesiones, cilio-loledano, como se hacia antiguamente. Pero esporque no pone ceremonias mas de para tres dias. Los tos decretos, ni aun el del concilio de Trento, no es pluviales de los perlados, que dice podrán ser de la co- necesario ni bay para qué ponellos entre los actos y lor y de la manera que cada uno quisiere, han de ser decretos que se han de hacer en el concilio. Lo tercero rojos como lo señala el Ceremonial romano, y es así se ha de hacer la confesion de la fe con el anaterna conveniente, pues principalmente en el oficio y cere- de las herejías, y es buena la forma de que se usó en monial se invoca la gracia del Espíritu Sancto, cuya

el concilio pasado de Toledo; mejor y mas conforme á misa, á lo menos el primer dia , se debe decir en el lo antiguo la que en el Concilio compostelano se puso. concilio; el Pontifical, hablando del diácono, dice que Con esto y con una breve exhortacion que ha de hacor irá vestido ó de paramentos rojos, 6 segun el tiempo. el metropolitano, como en el Pontifical se ordena, avi-. Las mitras han de ser llauas, salvo la del metropolita

sando a los conciliares de la moderacion en comino; así se guarda en los concilios generales, y Turre- das, etc., se dará fin á la primera sesion del conciCremata lo trae de Joan Andrés In summa de Ecclesia, lio. En el Conc. toled. Il, cánon 3.°, se ordena que las lib. II, cap. 26, por estas palabras : Episcopi in ipsa à puertas de la iglesia todas estén cerradas al tiempo de presentia legatorum Ecclesiae romanae et per conse

las sesiones , diciendo : Hora ilaque diei prima ante quens majorum suorum utuntur lantum mitris albis, solis orium ejiciantur omnes ab Ecclesia, observatiset planis, quod fortius observatum est in praesentia ro- que foribus cunctis, ad unam januam per quàm samani pontificis. Así entiendo se guardó en el Concilio cerdotes ingredi oporleat ostiares slent. Lo mismo se toledano, y es cierto se guarda en las procesionės don lee en san Isidoro , Burcardo y Yvon. El Ceremonial de va el papa. El salmo Quam delecta tabernacula se romano, lib. 1, sec. 19, cap. 2.", solo manja que la parcanta en el concilio general como lo dice el Ceremonial te de la iglesia donde se celebra la sesion esté cerrada romano; para el concilio provincial señala el Pontifical por estas palabras: Primum caveatur ut nullus omniotros salmos. Véase si será mas expediente cantar el no aditus relinquatur ad ipsum locum praeler unum dicho salmo, como en esta respuesta se dice, o segun tantum, qui valuis et firmis clausuris observari possit. el orden que en el Pontifical se pone.

Parece podria ser á propósito para todo cerrar con laEl que ha de predicar no ha de ser de necesidad blas desde el un coro al otro, de manera que quedaobispo, como en esta respuesta se dice, antes se puede sen tres cuerpos de iglesia , y en el coro mayor estucometer a alguno otro, y así el Pontifical solo previene viesen los conciliares solamente cou los demás oficiaque se dé el cargo, á quem virum doctum, idoneum. Mu- les del concilio , entre los dos coros el corregidor, cho menos es necesario que los decretos de la sesion ciudad y caballeros; en el coro de los canónigos todos los recite obispo, y basta que lo haga el diácono, los del clero que se quisiesen hallar presentes; el resto mo se hizo en el Concilio toledano pasado; así se or- del pueblo podria desde fuera oir los sermones y ver dena en el Ceremonial romano se haga en presencia del todo lo demás que pudiese, y no seria causa de tanto papa aun en los concilios generales. El Conc. toled. II, ruido y ostruendo como en semejantes concursos suey san Isidoro In ordine celebrandi concilią , dice: le haber Sicque omnibus in silentio in suis locis considentibus, diaconus, alba indutus, codicem canonum in medium

SOBRE LA PREGENTA DÉCIMACUARTA. proferens , capitula de conciliis agendis pronuntiat. En la respuesta desla pregunta se dice que los proLo mismo al fin del decreto de Burcardo y en el de curadores de los obispos ausentes no lendrán volo diYvon, parle 2.", cap. 228, salvo que adonde san Isidoro finitivo en el concilio, sino solo consultivo. Así entiendice que ha de ir vestido con alba, Yvon dice que ha do se guardó en el concilio de Treuto, y así lo refiere de llevar dalmática ; y pues el que lee los decretos ha Ambrosio de Morales en el lib. Xn de su Historia , cade preguntar á los perlados an placeant, no parece ex- pítulo 25, dado caso que en el Couc. toled. VII y pediente que el que pregunta sea uno de los que res- en otros algunos de los antiguos parece haber tenido ponden. En el Concilio compostelano se hizo lo que los procuradores de los obispos voto definitivo. Pero este auctor dice, que un obispo leyó los decretos. Yo esto ya no se guarda , y conforme á esta doctrina, no por mejor tengo se baga lo que queda dicho.

hian los procuradores de los obispos de usar de la mais.

ma manera de subscripcion que los obispos, porque cesario fuese. Estos traerán consigo los obispos conestos han de firmar en esta forma o semejante : Ego N., forme al uso de los concilios generales, y el metropoepiscopus N., definiens subscripsi; pero los procu- litano señalará de su parte otros, á los cuales los perrailores de los obispos desta : Ego N., procurator lalis lados deputados para reducir la materia en puntos y en episcopis assentiens, ó recipiens subscripsi , ó sola- artículos deben avisar para que se aparejen cuando mente subscripsi ; y base de advertir no ser confor- necesario fuese, los cuales no tienen volo definitivo ni me al antiguo ni conforme á lo que se usó en el Conci- consultivo, ni en las procesiones deben ir entre los lio trideutino , que todos los padres se subscribian en conciliares. Así lo dice el Ceremonial romano en el cada una de las sesiones , y basta que vayan signadas lugar citado, cap. 3.°, por estas palabras : Alii autem por el metropolitano y que en la úlliuna sesion se pon- scilicet doctores, ut dicimus , disserendi , instruendi, gan las firmas de todos los obispos y de los procurado- consulendive gratia poterunt interesse , non tamen in res de los obispos ausentes solamente, porque los demás sessionibus publicis induti sacris vestibus sedebunt, conciliares no parece lay costumbre que firmen. Véase neque sententiam dicent ; y por lo que añade indulisala adicion que sobre esta pregunta décimanona al fiu cris vestibus da á entender podrán estar en las sedeste papel se pone.

siones aparte en algun asiento con sus vestidos ordinaDicese tambien en esla respuesta ser cosa llana que rios como oficiales del concilio. Y mucho mas es conlos abades y priores que tienen jurisdicion episcopal veniente que en el lugar de las congregaciones se les tienen volo definitivo en el concilio. Bien creo que el haga asiento aparte para que sepan donde se han de concilio les puede dar el tal volo y auctoridad, y no asentar cuando se hobieren de hallar á las disputas. falta quien diga solo el metropolitano tener auctoridad

SOBRE LA PREGUNTA DÉCIMA QUINTA. para admitir algunos presbíteros de la provincia y hacer que tengan en todos los negocios voto definitivo, En la respuesta que á esta pregunta se bace se dice porque así parece lo dice san Isidoro en el dicho libro de que en las sesiones el fiscal, abogado y secrelario no la forma de celebrar los concilios por estas palabras. Et tienen asiento; que estarán cabe al allar mayor en pié, corona facla de sedibus episcoporum presbyteri à ter- porque no tienen que hacer otra cosa sino ir á pedir el go eorum resideant, quos tamen sessuros secum metro- placet ó non placct. Però el Ceremonial romano dice politanus elegerit qui utique et cum eo indicare ali- que han de dar fe de lo que alli pasa : Diaconus legit quid et diffinire possint. Lo mismo dice Anselmo, lu- decrela facienda, et rogat patres an ista placeant; cense, en su decreto, donde pone la forma de celebrar qui incipiendo à summo pontifice respondent placet, los concilios provinciales por estas palabras : Sacerdo- vel non placet ; el protonotarii apostolici clerici cates quos metropolitanus eligebat in synodo provinciali mera , et alii tabularii rogali decreta nolant et in puet indicare et diffinire poterant. Y así se ve que en blicam formam redigunt; que si esto se debe hacer, los concilios antiguos subscriben algunas veces pres- en el concilio provincial parece expediente que á lo bileros, no como procuradores de obispos ausentes, menos el secretario tenga su asiento. como en el Concilio tarraconense un Nebridio, y en el

SOBRE LA PREGUNTA DÉCIMANONA. Turonico II , y en el Parisiense l otros muchos; y á esla costumbre aludió san Jerónimo donde dijo: in En la respuesta desta pregunta se dice, el abogado, episto. ad Rusticum Narbonem. Presbyteri vero ab fiscal, secretario, macstro de ceremonias será conveinitio indices negotiorum esse mandati sunt, pres- niente sean sacerdotes , en el decreto de Yvon, pare byteri sacerdotum interesse debent conciliis , quoniam te 9.',cap. 296, se dice: Ingrediantur quoque subdiacoet ipsi presbyteri, ut legimus, episcopi nominantur. ni quos ad recitandum vel excipiendum congruus ordo Y en particular vemos que en los concilios loleda- requirit; de manera que por estas palabras se ve denos VIII y XI subscriben los abades de la misma manera ben á lo menos estos oficiales del concilio ser de órden que los obispos, cierta señal de haber tenido en aquellos concilios voto definitivo. Pero yo entiendo que aunque esto se haya usado antiguamente, pero que

SOBRE LA PREGUNTA VIGÉSIMASEGUNDA. segun el derecho mas moderno, así como los dichos En esta respuesta se trata de las materias y causas abades y priores por lo que se dijo sobre la novena que puede tratar el concilio provincial, en la cual mapregunta , no han de ser necesariamente llamados a leria es bueno el aviso que da el doctor Tomasio, obislos concilios ni compelidos á que vengan, por la mis- po de Lérida, hablando en este propósito por estas pama razon no han de tener en ellos voto definitivo, dado labras : Hoc tamen observandum erit quando caucuso que con los abades y priores muy principales, y sa alicujus episcopi tractabitur, et ipse et ali omen particular si fuesen exentos, de tal manera que solo nes ejus ecclesiae qui synodo intererunt in ea causa fuesen sujetos al metropolitano, y no á ninguno de los suffragium non ferant; in aliis vero causis proprias obispos sufragáneos de equidad, se les debria permi- ecclesiae addiri poterunt, nisi eos suspectos sibi esse tir luviesen en él dicho volo, principalmente haciendo aliqua parlium juraverit : universim tamen obserprotestacion de que no parase perjuicio para adelante. vandum est ut synodis hujusmodi leviores causae non

Fuera de las seis maneras de personas que en esta recipiantur, etc. respuesta se apuntan, lay otra, conviene á saber, los Jelrados, así teólogos como juristas, que conviene la

SOBRE LA PREGUNTA VIGÉSIMATERCIA. ya en el concilio para disputar las materias cuando ne- En la respuesta desta pregunta se trata de la aper

sacro.

« AnteriorContinuar »