Estudios históricos, políticos y literarios sobre los judíos de España

Portada
Díaz, 1848 - 655 páginas
0 Opiniones
Las opiniones no están verificadas, pero Google revisa que no haya contenido falso y lo quita si lo identifica

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 576 - Perdí mi estimación, parte primera, del cortesano estilo noble llave, adonde el juicio halló su primavera. Hablaba el idioma siempre grave, adornado de nobles oradores, siendo su acento para mí suave. Eran mis penas por mi bien menores, que la patria, divina compañía, siempre vuelve los males en favores. Gané la noche, si perdí mi día; no es mucho que en tinieblas sepultado esté quien vive en la Noruega fría.
Página 160 - Pulgar, persona de agudo y elegante ingenio; cuya historia anda impresa de las cosas y vida del rey don Fernando...
Página 125 - ... sean las fuerzas de la muchedumbre alterada, y que el resplandor del nombre real y su grandeza mas consiste en el respeto que se le tiene que en fuerzas ; ni el Rey, si le miramos de cerca, es otra cosa que un hombre con los deleites flaco; sus arreos y la escarlata ¿ de qué...
Página 505 - Y a tus muros derrocados Por la justicia divina, Que no vea en tus pecados La causa de tu ruina? ¿Quién te podrá contemplar, Viendo tu gloria perdida, Que no desee que un mar De llanto sea su vida, Para poderte llorar? ¿Cuál pecado pudo tanto Que no te conoHco agora ? Mas, no advertiendo, me espanto, Que tu fuiste pecadora Y quien te ha juzgado santo.
Página 369 - ... el primero comprendía largamente los sucesos hasta el año 1419 inclusive, y el segundo con no menos extension los siguientes quince años hasta el de 1434, en que levantó la mano y dió lugar á que entrase la de otro á la continuacion, y él se trasladó á escribir la historia de D. Alvaro de Luna, ya dos veces publicada, que es ciertamente de este mismo Alvar García, aunque hasta ahora se ha ignorado su autor, sin que sepamos el misterio de este trueque, sino que como á la sazon todo...
Página 57 - ... é poderosos, para que con mano fuerte é poder alto se sustentase esta casa. Non se hallaba gente en los cantones del mundo que...
Página 259 - El orden en todo: que en ellos dispuestos se ven en la tabla, guardando sus puestos, con ocho distintas cuadradas secciones en dos campamentos osados varones. Sus fuertes reales los reyes colocan y á guerra segura sus faces provocan y é veces continuo se ven caminando y firmes animan á veces su bando ; mas en sus contiendas no sacan espadas, pues son lides de ellos lides figuradas.
Página 46 - Manuel, tío de don Sancho, en nombre suyo y de los grandes, por sentencia pública que se pronunció en las Cortes, privó al rey don Alonso de la corona. Castigo del cielo sin duda, merecido por otras causas y por haberse atrevido con lengua desmandada y suelta, confiado en su ingenio y habilidad á reprehender y poner tacha en las obras de la divina Providencia y en la fábrica y compostura del cuerpo humano; tal es la fama y voz del vulgo desde tiempo antiguo continuada de padres a hijos.
Página 159 - Lo que sobre todo extrañaban era que los hijos pagasen por los delitos de los padres, que no se supiese ni manifestase el que acusaba, ni le confrontasen con el reo ni hobiese publicación de testigos, todo contrarío á lo que de antiguo se acostumbraba en los otros tribunales.
Página 19 - Finalmente, el imperio y señorio ganado por el valor y esfuerzo , se perdió por la abundancia y deleites que de ordinario le acompañan. Todo aquel vigor y esfuerzo con que tan grandes cosas en guerra y en paz acabaron, los vicios le apagaron , y juntamente desbarataron toda la disciplina militar, de suerte que no se pudiera hallar cosa en aquel tiempo mas estragada que las costumbres de España , ni gente mas curiosa en buscar todo género de regalo.

Información bibliográfica