Imágenes de páginas
PDF
EPUB

410 -
AÑO 1613.

Vino por este tiempo ó poco antes á España la historia latina del presidente Tuano, gran favorecedor de herejes, y de los católicos muy contrario, en especial de los que llama jesuítas. No perdona á los papas ni á los reyes de Francia. Enemigo declarado de la casa de Guisa, que en un tiempo fué el apoyo en Francia de la religion católica. Tiene mentiras asaz. Vedóse esta obra en Roma año 1610; en España poco despues se mandó repurgar. Augiaestabulum escribió contra ella doctamente un francés, que se llama Juan Bautista Gallo, y parece nombre fingido, creo por no atreverse el autor á manifestarse contra persona tan poderosa, que era presidente en el parlamento de Paris. Mas daño hace el falso católico que el hereje declarado, como

lo dice san Bernardo en el sermon sesenta y cinco so

bre los Cantares.
AÑO 1614.

Sábado, 24 de mayo, en la isla Tercera tembló la tierra; el daño fué muy grande; en la villa de la Playa fué mayor, donde iglesias, monasterios y casas particulares cayeron por tierra. En la ciudad de Angla once iglesias de sacramento y diez y nueve ermitas sin las casas particulares se abatieron.

Por el mes de agosto nuestra armada, y por general don Luis Fajardo, se apoderó de la Mamora, como poco antes queda dicho. Está puesta sobre el mar Océano, cinco leguas distante de Tánger, y de Arcilla veinte y cinco.

AN0 1645.

De algun tiempo atrás se movió guerra en Italia entre los duques de Saboya y de Mantua. La ocasion que el duque de Mantua Alfonso, pasado en hija del de Saboya, á su muerte dejó una hija y ningun hijo varon. Sucedió en aquel estado su hermano Alejandro, renunciado el capelo, que era cardenal. El de Saboya pretendia que su nieta y hija del difunto, bien que por ser hembra no sucedia en el ducado de Mantua, pero sí en el estado de Monferrat, que de años atrás andaba junto con el ducado de Mantua. Vinieron á las manos, y el de Saboya se apoderó por fuerza de gran parte de aquel estado. El rey Católico don Filipe III quisiera que no se revolviera con esta ocasion Italia, y que esta diferencia se tratara por via de justicia; y porque el de Saboya no venia en esto, tomó contra él las armas. Hubo diversos encuentros; finalmente, á los 21 de julio deste año se concertó que las partes desarmasen, y la diferencia se remitiese al Emperador como á juez competente por ser aquellos estados feudos del imperio. Estas paces no aprobó el Rey por razones que para ello tuvo; á la verdad las palabras y estilo no venian bien con la grandeza de España. Volvióse á las armas, y don Pedro de Toledo, marqués de Villafranca, con un largo cerco se apoderó de la ciudad de Verceli; mas poco despues asentadas las cosas, la restituyó don Gomez de Figueroa, duque de Feria, que sucedió al Marqués en el gobierno de Milan y en el cargo de general. De venecianos se dijo asistieran de secreto al de Saboya durante la guerra; armó contra ellos el duque de Osuna, virey á la sazon de Nápoles, y en el golfo de Venecia les tomó algunas naves y les hizo otros daños.

EL PADRE JUAN DE MARIANA.

Poco adelante el mismo duque de Feria en tierra de grisones se apoderó de la Valtolina, y la fortificó con soldados y otros pertrechos, plaza importante por estar en los confines de Italia y de Alemaña y ser el paso corriente entre aquellas dos naciones y provincias.

En Búrgos, domingo, 18 de octubre, por procuradores se concertaron de todo punto y se celebraron los desposorios de nuestro príncipe don Filipe conmadama Isabel, hermana del rey de Francia; otrosí el casamiento del mismo rey Luis XIII con doña Ana, infanta de Cas. tilla, se celebró en la misma forma; la cual Infanta dos dias antes renunció en forma el derecho que podia pretenderá falta de sus hermanos á la sucesion destos reinos y de los estados de Flándes. Hízose la entrega de las doncellas en el rio Vedaso, término de España y Francia, á los 9 de noviembre. Hallóse presente á todo el Rey, y junto con el Príncipe, su hijo, en Búrgos recibió la Princesa, su nuera; dende fin del año dió vuelta á Madrid. El rey de Francia en Burdeos, donde estaba con su madre, recibió su esposa la Infanta.

AÑO 1616.

Una nave que por mayo del año pasado partió de Holandia, despues de una larga navegacion y dificultosa por el mes de enero deste año, mas adelante del estrecho de Magallanes descubrió en cincuenta y siete grados de altura hácia el otro polo otro paso para el mar del Sur y para las Malucas. Los principales en este viaje fueron Jacobo Maire y Guillermo Schotem. Dió esta nave una vuelta al mundo. Llegaron los que hicieron este viaje á Holandia, pasados dos años y diez y ocho dias despues que de allí partieron. Perdieron en la cuenta del tiempo un dia, ca contaban por lúnes el dia que en la verdadera cuenta era mártes, y así de los demás dias.

ANO 1617.

Sábado, á 15 de abril, en las islas Filipinas se ganó una notable victoria contra los holandeses; el general por los nuestros don Juan Ronquillo. De diez galeones contrarios, unos quemaron, otros echaron á fondo, los demás huyeron. Esta gente, como rebeldes á Dios por la herejía, y á su Príncipe, á quien debian obedecer, por tener gran número de bajeles y ser diestros por la mar, los años pasados con sus flotas han navegadoálas Indias, á veces por la carrera ordinaria de los portugueses, lo mas ordinario por el estrecho de Magallanes, y en el mar del Sur han hecho daños y corrido las costas del Perú y de la Nueva-España sin parar hasta las Fili, pinas y las islas Malucas, de que en gran parte están apoderados; y en ellas y en otras islas de aquel paraje están fortificados mas de lo que fuera razon. Hase deseado que juntas las fuerzas del Perú, de Méjico de las Filipinas con las de la India de Portugal los echen de aquellos puestos y de todos aquellos mares; algun dia se hará, que de otra suerte no hay cosa segura en aquellas partes. -w.

ANO 1618.

A los 4 de octubre, dia de San Francisco, el duque de Lerma partió de la corte y del Escurial, y dejó el gobierno del reino, en que tuvo los años antes mucha mano. Poco antes le trajeron el capelo de Roma. No mucho despues prendieron á don Rodrigro Calderon, gran privado suyo, contra el cualá cabo de dos años y medio de prision salió sentencia de muerte y privacion de bienes. La prosperidad es caballo desbocado; pocos la gobiernan y se gobiernan en ella bien. El cardenal y arzobispo de Toledo don Bernardo de Rojas y Sandoval falleció de repente en Madrid á los 7 de diciembre. Fuera de otras partes, tuvo siempre muy buenas y nobles entrañas. Sepultáronle en su iglesia en la capilla de nuestra Señora, que él mismo edificó y adornó, muy lucida y magnífica. Aquella iglesia pretendió el Rey para su hijo el infante don Fernando; gastáronse muchos meses en demandas y respuestas, causadas de la poca edad del sugeto, que era de nueve años y pocos 62S2S.

AÑO 1619.

El emperador Matías renunció los meses pasados en su primo el archiduque Ferdinando los reinos de Hungría y de Bohemia. Alteráronse los bohemos, de que resultaron guerras. Siguióse la muerte del Emperador en Praga á los 12 de marzo. No dejó sucesion. Juntáronse los electores como suelen. Salió por emperador álos 23 de agosto el mismo archiduque Eerdinando, rey de Bohemia y de Hungría.

A los 22 de abril partió el Rey de Madrid para Por

tugal. Hizo su entrada en Lisboa dia de San Pedro, 29 de junio. A los 14 de julio, que fué domingo, juraron al Príncipe, que presente estaba. El dia siguiente se abrieron las Cortes para asentar las cosas de aquel reino.

A los 25 de octubre el Papa beatificó al padre Francisco Javier, uno de los primeros compañeros del santo padre Ignacio, y gran apóstol de la India. Canonizóle el papa Gregorio XV á 12 de marzo de 1622 junto con el santo padre Iguacio.

AÑo 1620.

A los 5 de mayo en Toledo se tomó posesion del arzobispado de Toledo por el infante don Fernando, que ya era cardenal; déle Dios su santa gracia.

En Alemaña la guerra y los desgustos de los bohemos pasaron tan adelante, que nombraron por su rey al conde Palatino, elector del imperio. Favorécenle los herejes de Alemaña, no todos; el rey de Inglaterra, su suegro, los holandeses y el rey de Dinamarca. Al Emperador acuden los electores del imperio, Flándes, el rey Católico, el de Polonia, el Papa y las demás potencias de Italia. El mundo está suspenso en lo que para esta guerra, si bien á los 8 de noviembre junto á Praga, cabeza de Bohemia, de poder á poder vinieron á las manos. La victoria quedó por el Emperador con muerte de ocho mil de los rebeldes, y el dia siguiente se ganó la dicha ciudad de Praga y se entró por fuerza. Mal les va á los herejes de ordinario en estas contiendas, fuera de otras razones, porque son gente muelle, enemigos de asperezas, muy dados al regalo como su secta les enseña.

AN0 1621.

El pontífice Paulo V finó á los 28 del mes de enero. Sucedióle el cardenal Ludovico, boloñés, con nombre de Gregorio XV. Poco despues, es á saber, postrero de marzo, falleció el rey de España don Filipe III en la villa de Madrid, en edad de cuarenta y tres años. Dellos reinó veinte y dos y medio; téngale nuestro Señor en su santa gloria; su cuerpo fué llevado al convento de San Lorenzo el Real del Escurial, sepultura de sus abuelos y padres. Sucedióle su hijo don Filipe, cuarto deste nombre, en edad de diez y seis años; déle Dios su santa gracia. Suplicamos y esperamos serán tales los medios y los remates como los principios han sido agradables.

FIN DE LA HIsroRIA DE ESPAÑA

TRATAD0

CONTRA

LOS JUEGOS PÚBLICOS.

CAPITULO PRIMERO.

La causa que movió á escribir este tractado.

QUERENDo con nueva disputa de los espectáculos refrenar cuanto mis fuerzas alcanzaren la antigua locura de los juegos públicos, muchas veces me suelo maravillar que nuestras costumbres se hayan tanto apartado de las antiguas; que las cosas que los antepasados de comun consentimiento y casi con una misma voz todos reprehendieron como oprobio y arenta de la religion cristiana, á cada paso las veamos usar en nuestra edad como conformes á piedad y no ajenas ni contrarias á ejercicios virtuosos y honestos. Tanto puede la costumbre cuando poco á poco se va deslizando en peor, lo cual ciertamente hemos de reprobar con auctoridad y argumentos, y probar que la licencia y libertad del teatro, la cual principalmente nos pone en cuidado, no es sino una oficina de deshonestidad y desvergüenza, donde muchos de toda edad, sexo y calidad se corrompen, y con representaciones vanas y enmascaradas oprenden vicios verdaderos. Amonéstaseles lo que pueden hacer; y enciéndense en lujuria, la cual principallmente por los ojos y orejas se despierta, doncellas en primer lugar y mozos, los cuales es cosa muy grave y perjudicial en gran manera á la república cristiana que se corrompan con deleites antes de tiempo; porque ¿qué otra cosa contiene el teatro y qué otra cosa allí se refiere sino caidas de doncellas, amores de rameras, arlos de rufianes y alcahuetas, engaños de criados y criadas, todo declarado con versos numerosos y elegantes y de hermosas y claras sentencias esmaltado por donde mas tenazmente á la memoria se pega, la ignorancia de las cuales es mucho mas provechosa? Los movimientos deshonestos de los farsantes y los meneos y voces ornas y quebradas, con las cuales imitan y ponen de

lante de los ojos las mujeres deshonestas, sus meneos y melindres ¿de qué otra cosa sirven sino de encender en lujuria á los hombres, los cuales por sí mismos se son harto inclinados á los vicios? ¿Por ventura podríase inventar mayor corrupcion de costumbres ni perversidad que esta? Porque las cosas que por imágen y semejanza en tales espectáculos se representan, acabada la representacion se refieren y cuentan con risa, y poco despues se cometen sin vergüenza, incitando á mal el deseo natural del deleite, que son como ciertos escalones para concebir y obrar la maldad, pasando fácilmente de las burlas á las veras como la distancia no sea muy grande. Prudente y sabiamente Salomon en los Proverbios, cap. 10, versíc. 23, dice como riendo: Obra el necio la maldad, porque las cosas torpes en dicho y en obra cuando se rien juntamente se aprueban, y la maldad con su peso muy apriesa nos lleva á lo peor. Demás desto, como la piedad cristiana pida que oyendo mentar la maldad, con la cual las divinas leyes se quebrantan, y por la cual se incurre en los lazos de la muerte, tiemble el cuerpo y alma; ¿con qué cara con cuentos, representaciones y memoria de cosas torpes nos deleitarémos nosotros y permitirémos á los otros que públicamente se deleiten? Afuera tan grande afrenta, afuera tan grande oprobio del nombre cristiano y de aquella gente que, comparada con las demás gentes, era razon que como en las tinieblas de la noche las lumbreras del cielo resplandeciese por sanctidad de costumbres y puridad de toda la vida. Porque ¿qué dirian y harian las otras naciones de gentiles, entre las cuales no pocas constantemente desecharon esta torpeza en tanto grado, que juzgaron no poder sufrir en sus repúblicas tales espectáculos y juegos sin grave delito suyo y grande peligro de las costumbres y de la república? Esto pues pretendemos enseñar, que la libertad del teatro es una peste gravísima de lascostumbres cristianas, y que acarrea al nombre cristiano gravísima afrenta. Pluguiese á Dios que nuestras palabras fuesen iguales al argumento que se trata, para que cuantas son las fuerzas de la verdad, tanto por nuestra diligencia se mostrasen y se entendiese lo que esto importa; y no hay porqué perder la esperanza del buensucceso, dado que el caudal y erudicion sea pequeña, y que á esta pretension nuestra, demás de lo dicho, dos dificultades se oponen á manera de cierto bestion; la muchedumbre de los que pecan y la auctoridad de aquellosquedan favorá esta vanidad. Excusa suele ser de la locura la muchedumbre de los locos, y por este título tambien es perversa nuestra naturaleza que favorece á sus apetitos y cobdicias, y cierra los ojos por no ver su fealdad y la divina claridad que por los ojos se entra; demás desto, no se quiere apartar fácilmente de aquellas cosas que traen consigo deleite, del cual naturalmente somos muy amadores, principalmente si con velo de provecho y de honestidad se propone, que es aun mayor miseria. Ciega ciertamente la mala costumbre los ojos, y lo que á cada paso se hace, procuran algunos defenderlo, amigos de la libertad y defensores della, grandes por cierto teólogos, como cosa conforme á derecho y equidad, usando mal del ocio y de las letras, á los cuales fácil cosa es impugmarlos con el testimonio y auctoridad de los antiguos teólogos, que no discrepan en esta parte, de los cuales no creo se querrán apartar los teólogos de nuestra edad. Todos estos trampantojos y apariencias de verdad es razon que los descubramos. Sanar la locura de la muchedumbre será mas dificultoso si no ayuda la pública auctoridad de aquellos á quien esto toca, conviene á saber, los que gobiernan. A lo menos esto se sacará de nuestro trabajo, que de aquí adelante á los teatros donde se tractan cosas deshonestas vayan los que fueren, y no de otra manera que á los bodegones á hurtar ómatar, ó álas casas públicas de las malas mujeres, el cual será fructo muy grande de nuestro trabajo, porque conocida y descubierta la perversidad, no faltarán algunos que se aparten del pecado, teniendo en mas su salvacion que la torpeza del deleite, y no querrán á ojos vistas correrá la muerte loca, arrebatada y miserableImente.

CAPITULO II.

Varios géneros de espectáculos.

Habiendo pues tomado este asumpto de refrenar la mala y deshonesta licencia de los juegos públicos que se llaman espectáculos, parecióme ser conveniente primeramente declarar en breve qué cosa sea espectáculo y de cuán varios géneros de espectáculos usasen antiguamente. Espectáculo no es otra cosa sino un juego instituido públicamente para deleitar el pueblo; porque, dado que algunos juegos se instituyen y ordenan á mostrar la valentía ó para ejercitar las fuerzas, convieneásaber, en los que se contendia de las fuerzas y valentía, ó tambien se ordenan á la ganancia, en

aquellos tambien se pretende deleitar el pueblo. Los juegos, en latin llamados ludi, fueron inventados primeramente de los lidios, provincia de Asia la Menor, de donde esta voz se derivó, como lo afirman Tertuliano en el libro de Espectáculos, cap. 5, Isidoro, libro vul de las Etimologías, cap. 16; y dellos lo tomaron otros como cosa que notiene duda; antes Nonio Marcelo, de parecer de Warron, siente que la palabra latina ludii, que significa los que hacen los juegos, es como si dijésemos lidii, á los cuales Livio en la Década 6, libro vil, llama ludiones. La misma derivacion desta vo. toca Valerio Máximo, lib. II, cap. 1.o, donde tracta de la costumbre de los juegos; y pasando adelante, los espectáculos generalmente se pueden dividir en escénicos ygímnicos. En los escénicos se comprehenden las comedias y tragedias, mimos, pantomimos, archimimos, con toda la demás jarcia de representantes, los cuales en latin se llamaron histriones de Histria, provincia de donde primeramente fueron traidos á Roma, de los cuales no consta si solamente representasen callando con meneos y movimiento del cuerpo, pues muchos les quitan las palabras dándoles meneos deshonestísimos, de los cuales parece que habla Casiodoro en el lib. Iv de las Epístolas. En la epíst. 1.°á Simaco, donde hablando del teatro, á estos, dice, se añaden las manos muy parleras de las orquestas, los dedos habladores y el callar que da voces, la representacion callada y sin palabras. Pero Celio, en el lib. vii, cap. 5.o, á Polo histrion, da voz y lágrimas cuando en lugar de los huesos de Oreste sacó en brazos la urna de su hijo poco antes difunto, sacada entonces del sepulcro, en lo cual no me parece que hay mucho que reparar, ora sintamos de la una ó de la otra manera, pues extendida la significacion de aquella voz, entiendo se llamaban histriones, ansí los que con voz como los que con meneos del cuerpo imitabanálas mujeres deshonestas ópersonas de otra suerte; lo cual entiendo tambien aconteció en la voz de mimo, usada de los griegos. A la escena ó teatro pertenecian los timelicos, de los cuales hay mucha mencion en las leyes de los emperadores, código de Teodosio Descenicis, los cuales ayudabanálarepresentacion con el canto, vigüelas, danzas y otros movimientos, á los cuales con razon podrémos llamar compañeros teatrales, porque lavozde escénicos es masuniversal y comprehende todos los representantes, los mimos, los histriones y los timelicos. En los juegos gimnicos pondria yo y comprehenderia los que llamaban antiguamente agones, luchadores, corredores, cocheros, y los que apuñeándose, tirando ó saltando contendian,á los cuales pertenecen aquellos cuatro géneros de certimenes en tanta manera celebrados por los escriptores griegos, conviene á saber, los olimpios, á los cuales en Romaresponden los capitolinos, los istmios, los fitios, los nemeos, comprehendidos en aquel epígramma griego:

CUATRo soN Los CERTÁMENES EN GRECIA, cUATRo SACRAD0s, LOS D0S AMORTALES Y LOS D0SAINMIORTALES. JúPITER, APPolo, PALEMoN Y ARCHEMoRo, PREMIos DELLos, AzEBUCHE, MANZANo, APIo, PINo.

« AnteriorContinuar »