Imágenes de páginas
PDF
EPUB

resultan mares de amargura. No digo mas particulares, especial de aquella provincia y de esta, porque le tenian porque así de los dichos como de los que quedan por en buena figura y tenia muchos amigos, y la resolucion decir se tratará adelante mas por menudo. Solo pretendo de Roma se tuvo por rigurosa, daño que hasta hoy no probar que en el gobierno puede haber causas de la está reparado, antes las revueltas de aquella provincia desunion que vemos y de los disgustos que se experi- han siempre crecido. mpentan.

26. Animado nuestro padre general con que se ejeCAPITULO IV.

cutó en las dos provincias lo que ordenó en los dos casos

ya dichos y ayudado de su natural y del favor de GregoDe las revueltas entre los nuestros.

rio XIII, que se entiende que hizo mucho daño, deter22. Otro indicio de que el gobierno no está bien tem- minó de chocar con los padres antiguos de esta provincia plado son las muchas revueltas que, mal pecado, estos de Toledo, y comenzó por dos padres de esta casa profesa. años se han visto en la Compañía y que juntamente han Toda la ocasion fué que avisaron al general de algunas sido ocasion en gran parte de grandes y largos disgustos. faltas, que debió ser con alguna libertad; quiso, á lo que No diré cosas secretas, que son muchas, y seria contra la pareció, vengarse por este camino y enviarlos desterracaridad y aun contra la prudencia publicallas a quien las dos, al uno de esta provincia, y al otro de esta casa; no le ignora, ni trataré otras menudas, que las llamo así, no salió bien, porque el cardenal Quiroga defendió al uno, por ser ellas en sí pequeñas, sino por ser las personas de avisado no sé por quién, de lo que pasaba y de la intenno mucha cuenta. Tampoco pretendo hacer registro de cion de nuestro padre general. El otro salió á Castilla y todas las provincias, que ni sé lo que allí ha pasado, ni ya se sabe lo que pasó en el camino. Allá se juntó con aunque lo supiera me embarazara en escritura tan larga; otros disgustados, que pusieron a la Compañía en harto por lo que aquí se dijere se podrá entender lo demás y aprieto, tanto que para aplacarle fué necesario hacerle por la uña, como dice el refran, se conocerá al leon. rector de Segovia por todo el tiempo que él lo quiso ser

23. La primera ocasion de revueltas fué la eleccion y restituirle á esta provincia ya esta casa, adonde murió, del primer provincial de Andalucía, que envió nuestro sin reconocer jamás en vida ni en muerte su yerro, creo padre general desde Roma luego al principio de su ge- por entender habia procedido debidamente. neralato; era persona muy impropria, y siempre los que 27. Demás de esto, la eleccion del padre Antonio Marle conocimos temimos los daños que resultaron. Este cen en provincial de esta provincia fué uno de los mayoinconveniente tienen las elecciones que se hacen sin in- res yerros que jamás en la Compañía se hicieron; era formacion, ó por la de uno, 6 por la de pocos; debióle provincial de Castilla y estaba á la sazon denunciado á de aprobar el asistente, á quien succedia en el provin- la Inquisicion por haberse entremetido en cosas que tocialato y con quien tenia amistad, manera ocasionada á caban á aquel santo tribunal. No fué esto tan secreto que ficciones y engaños. Resultó que los padres mas graves no se supiese; para reparar el riesgo determinaron mude la provincia no debieron de aprobar sus cosas; acusó- dalle y honralle; mas bien se mostró que sabian poco de los al general y hízolos desterrar a todos, entre ellos á los humores de acá y que confiaban demasiado en el saalgunos de los provinciales pasados, y todos á una mano vor de allá, que no les valió; hicieronlo con tanta resolos mas buenos y mejores de la provincia.

lucion y secreto, que nadie lo supo hasta que le vimos 24. No es buen gobierno que se tenga por inquieto el entrar por nuestras puertas; temian que aquella resoluque no aprueba todo lo que el superior liace y que se cion pareciera mal y que si daban lugar replicarian; retenga por desunion el no decir que es blanco lo que es sultó que prendió la Inquisicion al dicho padre provinnegro, porque la verdad y virtud han de andar sobre cial y ásotros tres, uno de los cuales fué aquel padre todo. Bien se puede entender el disgusto que esta reso rector de Salamanca, en que se entendió quisieron los lucion causó en todos los que lo supieron. Poco adelante hombres ó Dios vengar el rigor de que usó contra aquel sucedió en Salamanca cierta diferencia entre el rector y padre su encontrado. Fué esta prision muy nueva y muy un padre que habia sido provincial y por su persona y ca grave, tanto mas de sentir, que se encaminó, á lo que se nas muy grave; llegó la pesadumbre á que aquel padre dijo, por los mismos de la Compañía y que entraron á la escribió al rector una carta sin firma con alguna libertad parte los dos padres desabridos, el preso de Salamanca y que parece tocaba algo en el linaje, lenguaje muy fuera y el echado de Toledo. de nuestra profesion y de gente espiritual. De la ocasion 28. Lo que mas hay aqui que advertir es que aquella que el rector dió no se sabe masque de muchos años hubo eleccion tan errada del padre Marcen siempre los de Rogran mano en aquella provincia, que es persona muy ma la quisieron apoyar, y si algnno los contradecia, se conocida por de no mucha prudencia y que á título de volvian contra él como leones. Como se ven cerca del espiritual tiene dictámenes extravagantes. Paréceles á general, en son de volver por su autoridad, atrévense á esta gente que todo lo que conciben se puede y debe eje- todos, aunque sean unos gusanos salidos de la tierra; cutar, sin mirar la diferencia que hay entre la especu- todo es cebo de disgustos y echar leña al fuego que ardia lacion y la práctica.

y arde y privarse de la lástima que les tuvieran si se co25. Resultó que nuestro padre general hizo prender nocieran. aquel padre y le tuvo preso por mas de un año. Esta re 29. De aquí resultó otra revuelta, la mayor de todas. solucion linchó de amargura el pecho de muchos, en Los descontentos, demás de lo liecho, por vengar mas

su saña, acudieron al Rey y al Papa con sus memoriales y dieron tal informacion del desórden que decianandaba en nuestro gobierno, que se resolvieron en hacer visita á la Compañía por personas de afuera; tuvieron sacada bula y llamaron á Madrid el visitador: la mayor befa que se pudiera hacer y que fué menester grande ayuda de Dios y de la gente para atajar los daños; queforzosamente aquella traza traia consigo grandes inconvenientes, y el mayor de todos tener la gente desabrida, que el poder del general es muy flaco, y si le pierden el respeto, le pueden contaminar en muchas maneras. 30. ¿Qué diré de las revueltas del padre Abreu, ocasionadas de su mala condicion y del mo dalle la profesion, pero que se pudieron atajar con tiempo? Mas el gobierno desde tan léjos tiene este inconveniente, que en dos ó tres réplicas se pasan años, y el mal olor se continúa, cual fué de esta persona que, entre otras cosas, por largo tiempo, estando en la Compañía, abogó en la corte y otros lugaresá mas caro precio y salarios que los abogados cosarios, y al fin salió con cuanto quiso y aun dicen dejó robada la Compañía. 31. La revuelta del padre Enriquez se armó sobre cosa bien ligera de mo sé qué palabras que dijo en una profesion de dos de los muestros, que niellos se debieran sentir tanto, ni el general hacer caso de ello. Sobre esta niñería se armó el pelotero que vimos, y puso en necesidad á la Compañía de hacer lo que con él se hizo y del ruido que intervino tantos años en el Consejo Real con la Inquisicion y con el Papa. Sospecho que si se procediera con mas caridad y con mas tiento, que el escándalo mo fuera tan adelante; mas los yerros pasados mal se pueden remediar. 32. ¿Qué es lo que hizo el padre Bartolomé de Sicilia y por qué tantos años trajo al retortero á la Compañía, ya en hábito de seglar, ya de clérigo, ya con estruendo de criados para buscar dineros para el Rey, ya fuera de la Compañía, ya dentro? Hombre era de buena ley y homesto; pero sus cosas y ocupaciones muy fuera de nuestro instituto. Creo se pudiera todo atajar al principio si la codicia de algunos no le hiciera espaldas con informaciones en su favor. 33. ¿Qué diré del libro de Ratione studiorum, con que muestro padre general, al principio de su generalato, pretendió, no solo dar órden en la policía de nuestras escuelas, sino tambien reglas de doctrina para todos? Veia que la libertad en opinar se entraba mucho entre los muestros, y parecióle que por este medio se podia atajar este daño; fué bueno el celo, la traza la mas nueva que jamás se haya intentado en congregacion alguna. Es muy dificultoso sujetar los ingenios, especialmente que de los cuatro que para esto se escogieron los tres eran poco á propósito. Lo que resultó fué que las provincias se resintieron, la Inquisicion se interpuso y vedó el libro, y sin embargo, la porfía pasó muy adelante, en que intervinieron cosas muy indignas de personas tan prudentes y que no son para ponerlas por escrito. Todo fué falta de saber y de prudencia para conocer los pechos de los hombres doctos y cuán malos son de domeñar y mas por se

mejantes caminos. Así, la libertad de opinar, sin embargo, se ha quedado y está en su punto, de que han resultado muchas y ordinarias revueltas con los padres domimicos, á quien debiamos antes reconocer por maestros. 34. No dejaré de confesar que aquellos padres pudieran templar su rigor, ni que los muestros les han dado algunas ocasiones, que todo se pudiera excusar, ni quiero hacer memoria de todas estas diferencias, que han sido muchas y en materias de doctrinas muy graves; solo diré que con ocasion de un libro que imprimió el padre Luis de Molina sobre la Gracia y libre albedrio, aquellos padres se alteraron grandemente, acudieron á la Inquisicion y de allí á Roma, donde todavía anda el pleito y se trata con grande porfía; y cuando se saliese con la victoria, que todavía está en duda, habria costado muchos millares, trabajos y inquietudes de muchos años. 35. Acuérdome que persona que tenia muchas noticias de estas cosas avisóá los nuestros con tiempo no se embarazasen ni empeñasen mucho en este negocio, por temer lo que ha sucedido. No prestó nada, porque el general se hallaba empeñado, prendado digo, de la licencia que dió para imprimir aquel libro, y de acágente moza lo allanaba todo. Quiso la desgracia que así el asistente en Roma como el provincial acá, por quien todo pasaba, eran personas sin letras; calzáronselos la gente de humor y brio; ha resultado lo que se ha visto y lo que resultará siempre que por este camino se proceda de gente briosa y superiores sin letras. 36. Dejo lo del padre Alonso Sanchez, que fueron cosas para avergonzarnos, y lo del padre JosefAcosta por no alargar, no porque no fueron las revueltas memorables; solo una diré, que es la última revuelta que tenemos entre manos y es la mas grave de todas. 37. Nuestro padre generalquiso descomponerá cierto padre, primero en Nápoles, y despues en España, con informaciones que tuvo. Revolvió aquel padre, y con el favor que tenia en la corte de España y en Roma hizo echar de Valladolid varios padres y aun penitenciar á algunos de ellos gravemente. No paró en estola tragedia, sino que con color que nuestro padre general no conoce la gente y que le engañan, su Santidad le mandó venir á España á visitar, que es la mayor befa que á todos se nos pudiera hacer. No trato si nos conviene que el general visite, que esto antes parece muy expediente, pero que á contemplacion de uno y porque le mandó salir de Valladolid en trueco le hagan salir de Roma, es traza que hace maravillar y que nosafrenta á todos. Los cuatro provinciales de España con los procuradores que fueron á Roma han acudido á la corte para atajar esto; no sé en qué parará. Dios, nuestro señor, lo encamine todo á su servicio, que sin duda las revueltas de estos años han sido muchas y graves, como se ve de lo dicho, y muestra que el gobierno tiene puntos que reformar.

CAPITUL0 V.

De la crianza de los novicios.

38, Dice un sabio: Senectus me amariorem facit

omni stomacho (1). No hay punto en que los mas de la sale, el que envian á las Indias no deje con su gasto y Compañía piensen que va tan acertado nuestro gobier- poco servicio hecho grande hoyo ; que de estos partino como en la crianza de los novicios : yo tengo el juicio culares y de otros se forjan las deudas que nos atierran. tan extravagante, debe de causallo la vejez, que en nin Esto tiene mas fuerza en la Compañia, por ser el tiempo guna cosa entiendo vaya mas errado y fuera de toda ra de las probaciones mas largo, y larguísimo el de la prozon; daño, que dado fuera muy pequeño, era de grande fesion; y así se debe procurar que si gastan, sirvan; que consideracion, por ser en los principios, de que depen- así se practicaba en tiempo de nuestro padre Ignacio, y de todo lo restante. No hay duda sino que los de la Com así lo sentia él mismo que se debia hacer. pañía se crian para soldados, para andar por las plazas, 42. Lo cuarto, que por falta de servicio se multimesones y hospitales , vivir entre soldados, herejes y plica en gran manera el número de religiosos legus, gentiles. ¿Para este fin es por ventura á propósito que es otro daño asaz grave, y que en gran parte se atajacriallos tan encerrados y retirados como cartujos, que ria si en los servicios de casa se ayudasen de los novino vean ni aun los vean los de su misma religion? ¿Có cios; mas de este daño se tratará en otra parte en parmo se acostumbrarán á los soles y á los frios, á andar á ticular. pié ó á mal pasar los que en tiempo de sus fervores se 43. La quinta razon, que con esta manera de vida acostumbran al regalo que sabemosy á tantas comodida y crianza no se cumple con las probaciones que se podes? Los puercos que se matan para regalallos, las frutas nen en el cap. 4.° del Examen : lo de los hospitales, reescogidas y para todos tiempos, ¿cómo será posible que regrinaciones y oficios de casa, que ó se dejan ó se hasin sentirlo no crien unos espíritus amigos del regalo cen de paso ó por cumplimiento. Donde hay cincuenta y enemigos del trabajo? Lo cual se experimenta en gran novicios, ¿cómo puede haber oficios para todos ? Espenúmero de ellos la edad adelante. Yo no soy de parecer cialmente que no se contentan con ser tantos, sino que que los traten miserablemente, y en particular en sus tienen buen número de legos antiguos para los oficios enfermedades es justo no sientan la falta del regalo de suas de mas trabajo. casas; y en la salud, que en el vestido interior y comida 44. Dirá alguno que si el trabajo no es muy medise le provea con liberalidad; mas el regalo en aquella do enfermarán y morirán; digo que en buena demanda edad y en aquellos principios siempre es dañoso. |- les faltará la salud. Fuera de que mas quita la salud el

· 39. Sobre todo se yerra en criar los novicios en ca regalo y mas mueren por esta causa; y aun yo creo que sas aparte, que llamamos casas de probacion. Es averi las mas de nuestras enfermedades vienen de muchocoguado que esta manera de casas fué una muy nueva mer, mas que de trabajo; y llamo mucho , respecto el introduccion y muy fuera de lo que nuestro Fundador poco ejercicio corporal que se hace. dejó trazado, y que en tanto que él vivió, nunca se fun 45. La sexta razon es porque nuestras virtudes mas dó casa semejante ; antes en el Examen, cap. 2.', dice: deben de ser prácticas que especulativas, quiero decir, Hujusmodi domus probationis velut membra sunt col- que para la humildad es mas á propósito humillarse que legiorum. Cierto la casa de Villarejo y la nueva que se hacer actos y especulaciones sobre la humildad ; para fundó en Madrid , de ningun colegio son miembros, ni aumentar la caridad, hacerla y ejercitarla con los enfercomo miembro, si no, digan en qué : si en el gobierno, mos y con los sanos ; para la paciencia los trabajos. De si en la renta, si en el edificio, que todo es distinto. Si lo cual todo hay tan poca comodidad y ejercicio en vialguno dice que la constitucion declara puedan estas da tan regalada y retirada , como es en la que nuestros casas tener sus rentas, digo', que no para hacer rancho novicios al presente se crian; pues los ejercicios corpoaparte, sino como la sacristía, la librería , etc., de ma rales en que los ocupan dicen son muy improprios. nera que estas casas son, no solo fuera , sino contra las ¿Cuánto fuera mejor imponerlos en remendarse, adereconstituciones, que es una razon muy fuerte, y mas para zar una comida, curar una bestia, que son cosas que los que sienten no se debe alterar cosa alguna en el Ins- pueden servir toda la vida, y se excusarian gastos grantituto y siempre apellidan esto.

des que se hacen en servirlos toda la vida, porque nun40. Otra razon , y á mi ver de mucho peso, es que toc ca aprendieron á ser hombres ? das las religiones han experimentado y experimentan los 46. La postrera razon sea que los que alcanzamos inconvenientes que hay en criar los novicios en los con los primeros tiempos de la Compañía, en que se rigieron ventos; sin embargo, todas, sin faltar ninguna, los crianacerca de los nuevos del modo dicho, sabemos muy en ellos, y ninguna ha seguido este nuestro camino; y si bien que hoy los novicios con tantas contemplaciones y alguna le probó, todas le han dejado y seguido el con- retiramientos no salen mejores que entonces salian cuantrario.

do sus probaciones eran con los oficios de casa y por 41. Lotercero, que es gran prudencia trazar las cosas los caminos y hospitales. Verdad es que el fervor de de suerte, que los que están en la Compañía como co entonces hacia mucho al caso para que el aprovechamen vayan sirviendo, para que el que muere , el que miento fuese mayor; pero puédese pensar que no sea

esta la causa principal, sino que los novicios no están (1) Senectus secum portat, et facit omnia stomacho amara. Asi en

bien tratados. Yo seria de parecer que con algunos se el MS. Vaticano, núm. 6344, fol. 118. EI MS. de Vargas trae en el cuerpo de la obra las mismas palabras latinas que el mio, y por probase otra vez á traellos y reducillos en los colegios, adicion interlineal pone las del Vaticano,

como se hacia al principio, y conforme a las constitu

ciones, y ver si salian tan aprobados y aprovechados ñia para acudir a estos daños. Uno de ellos es el de los como los retirados para escoger lo mejor. Hace para seminarios de humanidad; no sé si el provecho es basesto que cuando estas cosas se pusieron en su punto se tante, por ocuparse los estudiantes muy de paso en esto ordenó que, no solo los estudiantes, sino los legos, se y poner la mira de ordinario en el púlpito ó en los estucriasen en ellas; viéronse al cabo de poco tiempo nota dios escolásticos. El remedio seria que los colegios de bles daños, y algunos pasaron por mis manos, que des estas lecturas fuesen menos y honrar los que profesan pues de aquel ocio no los podían volver al trabajo; y así estas letras, que como vean a los que menos de esto saacordaron que los legos no los probasen de aquella suer ben estimados y puestos en oficios, todos ó casi todos te. Podria ser que en los estudiantes hiciese lo mismo al dejan este camino y toman el mas acreditado, que es el gun daño que no se echase de ver tan presto ; y tornar de la ignorancia. Punto es este de los mas dificultosos á probar lo que se hizo al principio no veo que seria que hay, templar estos estudios de manera que se cumyerro, sino grande prudencia, para con humildad esco pla y no se perjudique á las otras letras y profesiones ger lo mejor.

que la Compañía tiene á su cargo. CAPITULO VI.

50. Los estudios mas altos se tratan con mas cuida

do, si bien el número de los que se adelantan es pequeño De los estudiantes.

para tan buenos ingenios como entran en la Compañía 47. En los estudios de la Compañía considero tam y para la quietud de que gozan todo el tiempo de los esbien muchos yerros y algunas faltas notables. Diré pri tudios. La causa debe de ser verse tan falta de puestosen mero de los de humanidad , despues de los de artes y que se ejerciten los sugetos y aun el poco fundamento teología. Hanse encargado los nuestros de enseñar las que tienen en las letras de humanidad. Los estudios esletras de humanidad en los mas principales pueblos de colásticos son secos y no para toda la vida; y como no España; asunto sin duda de consideracion , porque con entienden los santos, ni tienen lenguas para entrar en la ellas la tierna edad de los mozos se encamina á toda vir Escritura, deságuanse por los sermones ó danse á la tud y devocion para que no se estrague con vicios en ociosidad. los primeros años, pero de grandes dificultades, por no 51. Hay otro daño en estos estudios, que es la poca ser los de nuestra nacion muy inclinados á estos estu union ; quiere cada cual ir por su camino, y se salen con dios y por la falta que de ordinario tenemos de buenos ello sin remedio, en que hay dos inconvenientes, que se maestros. Leen de ordinario dos ó tres años los que no experimentan cada dia. El primero, que en los puntos saben ni quieren aprender, propria condicion de necios. no se pasa adelante ni se pueden enriquecer; lo que Enseñan á los oyentes impropriedades y barbarismos, uno dice, el otro lo desdice; lo que uno tiene por claro, que nunca pueden olvidar, como lo demás que se les otro dice que no es verdad. Con que la doctrina de los imprime en esta tierna edad. No hay duda sino que hoy nuestros viene á ser semejante a la tela de Penélope, que en España se sabe menos latin que ahora cincuenta lo que se teje de dia, se desteje de noche. El segundo, que años.

en pocos años todo se muda, no solo las opiniones, sino 48. Creo yo, y aun antes lo tengo por muy cierto, la manera de hablar, en tanto grado, que á cabo de seis que una de las causas mas principales de este daño es años los unos no entienden á los otros, no solamente los estar encargada la Compañía de estos estudios ; que si la que dejaron las escuelas y despues vuelven á ellas , sino gente entendiese bien el daño que por este camino se los que las han continuado y nunca dejan los estudios hace, no dudo sino que por decreto público nos quita de la mano, que no entienden los que vienen de otro corian estas escuelas, como se ha empezado á tratar. Vea legio do han estudiado ó leido algun nuevo curso de mos si seria buen gobierno que en los otros oficios se artes ó de teologia. permitiese los enseñasen remendones, con color de 52. Algunos son de parecer que para evitar estos y que son hombres de bien y enseñarán virtud á sus apren otros inconvenientes seria único remedio señalar á los dices. No es la Compañía la primera religion que se ha maestros, así artistas como teólogos, un autor que declaencargado de esto. Antes en la de San Benito los monas rasen á sus discípulos, sin poder salir de él, á lo menos terios eran las escuelas públicas, como se ve de la coró hasta haberle leido algunos años. Las razones que hay nica de Tritemio. Temo yo que como aquellos padres para hacer esto quiero poner aquí, por ser uno de los se las quitaron ó las dejaron, lo mismo habrá de ser de puntos mas importantes para encaminar nuestros estulas nuestras. Es sin duda carga intolerable, y como los dios como conviene. colegios son tantos, no se puede llevar. Antiguamente 53. La primera de todas, que por este camino se los preceptores de gramática seglares, como gastaban unirian los nuestros en una misma doctrina y opiniones, toda la vida en aquel oficio, unos sabian preceptos, otros cosa de grande importancia para quitar disensiones y poesia, otros erudicion, entre los nuestros apenas hay aun bandos, que comienzan ya. Mandallos pues que quien sepa de esto. Los seglares, por ver los puestos ocu en la teologia sigan á santo Tomás, como se manda en pados, no se dan á estas letras y profesion. Y así, si al la constitucion y se aprieta mas en el decreto en la quinguna dificultad se ofrece, no se halla apenas en España ta congregacion y en el libro de Ratione studiorum, no quien sepa cuatro palabras en latin.

basta, porque cada cual, aunque sea apospelo, quiere 49. Algunos medios se han intentado en la Compa traer á santo Tomás á su opinion, en que gastan gran

parte de sus lecturas, que es otro nuevo daño, demás de con los mismos términos, sin que cada dia se inventasen las muchas cuestiones que hoy se ventilan, y no en tiem nuevas cuestiones y en las antiguas, nuevas y peregripo de santo Tomás. Forzoso será pasar adelante en la cu nas maneras de hablar, todo por dejar libres los ingera y probar si se podrian unir con señalarles un intér nios y no atallos á una manera de doctrina. prete de santo Tomás, del cual no salgan de ordinario 61. La nona razon sea que por este camino se han ni se aparten por lo menos por su juicio particular. unido las otras religiones : los dominicos en la doctrina

54. La segunda, que por este camino irian con se de santo Tomás; los franciscanos en la de Escoto; los guridad sin tropezar en novedades, que a veces son per carmelitas en la de Bacon, que debieron al principio de judiciales y peligrosas; que por ser los ingenios lozanos experimentar las dificultades en que nosotros nos hallay amigos de señalarse, siempre buscan por lo menos mos de presente; y no hallaron mejor camino que señaalgunas nuevas sendas, en que se despeñan si no les Jarles un autor de quien no se pudiesen apartar, que dequitan de todo punto esta libertad de leer cosas suyas y bieron ejecutar al principio con mayor rigor que al prenuevas. Si no, mírense las alarmas que cada dia nos dan sente, cuando todavía les permiten dictar sus escritos, á por esta causa y los tragos que nos hacen beber. tal que no se aparten del autor que abrazaron.

55. La tercera razon es que los estudiantes, fuera de 62. La postrera sea las cátedras que en las universiseguir por este camino doctrina segura y sendereada de dades se instituyeron de Santo Tomás, de Escoto, de Dumuchos, sabrian con mas fundamento, pues de ordinario rando, sin duda enderezadas á que los maestros solael que imprime sabe mas que el que comienza á leer, mente

leyesen aquellos autores, por excusar las extravamira mejor las cosas y las traba unas con otras, que es gancias que hoy andan, que las debieron experimentar el todo en la teologia escolástica y en las artes.

tambien en aquel tiempo. En la universidad de Sala56. La cuarta , que por este camino las opiniones manca hay constitucion antigua, que los maestros no que parecieran á propósito y convenientes á la Compañía dicten; así lo refiere Antonio de Nebrija en una de sus se introducirian con mucha suavidad y sin las violen- repeticiones. La confusion de escritos que hoy vemos cias que en el libro de Ratione studiorum y en su eje les debió de mover a hacer aquella constitucion, con cucion se experimentaron al principio. Cada dia se en que pretendieron atajar aquel daño. Finalmente, el rey riquecerian mas, porque uno hallara una razon para de don Felipe II, despues de grandes consultas y acuersendella y otro hallara otra, adonde al presente lo que dos, resolvió que los maestros del Escurial no dictasen, uno hace, otro lo deshace, y ninguna opinion medra ni sino que leyesen por un libro, y ansi entiendo que reluce; todo es tejer y destejer, y yo veo muchas opi se guarda. niones válidas en las escuelas al presente por esta causa que antiguamente se tuvieron por extravagantes

CAPITULO VII. y por falsas.

De los coadjutores temporales. 57. La quinta, que por este camino se leeria al doblado de lo que hoy se lee; podríanse acabar las partes 63. En ninguna cosa se echa mas de ver que este de santo Tomás en cuatro años, como se desea, y correr gobierno va errado en algunos principios prudenciales el número de cuestiones que el libro de Ratione stu que en este punto de los coadjutores temporales. Uno de diorum señala á cada lector, lo que de la manera que los muchos grados que tiene la Compañía son los herhoy va se tiene por imposible.

manos coadjutores, 6 legos y el mas bajo de todos, los 58. Item, que por este modo se excusaria el dictar, cuales, segun las constituciones, quedaron fundados en con que se miraria por la salud de los oyentes, que la tanta humildad, que, segun ellas, habian de traer hábipierden muchos con tanto escribir, yexcusaríanse gastos to de seglar, y nunca los admiten á votos solemnes, sino en escribientes y en portes cuando llevan sus escritos; que en cualquier tiempo los pueden despedir, y ellos que ya no hay mozuelo que no tenga para hinchir bauló despedidos, se pueden casar. arca , con que sin sentir se nos entra la propriedad en ca 64. Sin embargo, en ninguna religion están hoy sa. El tiempo que gastan en escribir y copiar le gastarian tan subidos, porque en el hábito no se diferencian de en leer los autores, con que se varian mas doctos que los demás, por cuanto se alteró esta constitucion años por via de los escritos que dictan los maestros. ha, no sé con qué autoridad. El tratamiento es el mis

59. La séptima razon, que los maestros trabajarian mo, y aun quieren decir que mejor, por estar en su pomenos y se harian mas doctos; porque el tiempo que hoy der lodo el vestido y toda la provision. En las conversagastan en juntar sus lecturas y en escribillas le podrian ciones , recreaciones y todo lo demás corren á las paregastar en estudios mayores de Escritura, con erudicion jas con todos. Todo lo cual se pudiera llevar bien, pero eclesiástica y en lenguas; á lo menos podrian ocupar la mucha igualdad no lo es, sino desórden y demasía. en esto muchos ratos, con que se despojarian de la bar 65. El mayor daño es que el número se ha multibarie que comunmente reina hoy en España.

plicado mucho. En esta provincia por las listas se halla 60. La octava, que unos á otros se entenderian, que de quinientos y cuarenta que somos, los doscientos dado que estudiasen en diversos pueblos ó provincias, y y treinta son coadjutores, que si á este número añadilos que hoy estudian con los que estudiaron veinte y mos mozos y pretendientes, pasarán de trescientos. Esto treinta años antes verian tratadas las mismas opiniones es muy grande inconveniente por la costa, que es grande;

« AnteriorContinuar »