Colección eclesiástica española: comprensiva de los breves de S.S., notas del R. Nuncio, representaciones de los S. S. obispos á las cortes, pastorales, edictos, &c. con otros documentos relativos á las innovaciones hechas por los constitucionales en materias eclesiásticas desde el 7 de marzo de 1820, Volumen6

Portada
E. Aguado, 1824

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Contenido

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 150 - Id pues, y enseñad á todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo : 20 Enseñándolas á observar todas las cosas que os he mandado.
Página 22 - En cuanto en aquellas indeterminadas palabras, y el estenderla á las cosas esteriores, nota como abuso de la autoridad de la Iglesia el uso de su potestad recibida de Dios , de la cual usaron aun los mismos Apóstoles al establecer y sancionar la disciplina esterior.
Página 49 - No hay príncipe j ruino ni ulguno de los mortales que deje de reconocerse sublimemente beneficiado de la liberalisima mano de esta piísima y poderosísima madre: luego sus exenciones, aunque por una misteriosa providencia del Criador, traigan origen de la potestad regia, ya deben considerarse como remuneraciones onerosas é indelebles, y como contratos de rigurosa justicia, exentos de tas comunes reglas de los privilegios.
Página 98 - Estado para que exponga su dictamen, después de haber oído el parecer de 'una Junta de personas ilustradas, que designará todos los años de entre las que residan en la Corte; pudiendo asimismo consultar á las demás que juzgue convenir.
Página 162 - ... este mundo, en el otro entre las manos de un juez severo, que es el rey de los reyes...
Página 52 - Christianos, que han verdadera creencia, é cierta salvación, é por ende franquearon á sus Clérigos é los honraron mucho; lo uno por la honra de la Fe, é lo al, porque mas sin embargo pudiesen servir á Dios, é facer su oficio, que non se trabajasen si non de aquelloNo obstante, la incomparable fuerza y veneración de los privilegios (16) Leg.
Página 49 - ¿Pues qué se dirá, por el opósito, de los privilegios que los mismos " príncipes concedieron á su dignísima Madre la Iglesia? ¿Hay en la línea de lo criado mérito comparable con los que en su principio y progreso hizo, y los que continúa y continuará hasta su termino?
Página 87 - por ende mandamos y establecemos por «siempre que todos los homes de nuestro «Reino den su diezmo á nuestro Señor Dios «cumplidamente de pan, é de vino, é de ga«nados, é de todas las otras cosas que deben «dar derechamente, segun manda la santa «Iglesia.
Página 73 - ... obedeced, pero sin servidumbre:» y á las príncipes: «gobernad, pero sin tiranía:» el que prescribia , en fin, dar al Cesar lo que es del Cesar, y á Dios lo que es de Dios.

Información bibliográfica