Diccionario historico-biografico del Peru, Volumen4

Portada

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 198 - Cuzco con los suyos inclusive, partiendo términos por el septentrión con la Real Audiencia de Quito: por el mediodía con la de la Plata; por el poniente con la mar del Sur: y por el levante con provincias no descubiertas, según les están señalados, y con la declaración que se contiene en la ley 14 de este título".
Página 143 - ... presencia la ambición y el orgullo de aquellos naturales, que les acompañase un buen Consejo con ministros responsables, que gobernase allí con ellos un Senado, mitad de americanos y mitad de españoles, que se mejorasen y acomodaran...
Página 198 - En la ciudad de San Francisco de Quito, en el Perú, resida otra nuestra Audiencia y Cnancillería real, con un Presidente, cuatro Oidores que también sean Alcaldes del Crimen, un Fiscal, un Alguacil Mayor, un Teniente de Gran Chanciller y los demás Ministros y Oficiales necesarios.
Página 36 - Turco y cómo vino en persona con trescientos y tantos mil hombres de guerra y otra muy gran muchedumbre de gastadores a dar la batalla, y que cuando se halló cerca de Su Majestad junto a Viena, entendió que no era parte para darla y que se perdería si la diese, y se vio en tan grande necesidad, que olvidada su autoridad, le fue forzado retirarse, y para poderlo hacer tuvo necesidad de perder tantos mil hombres de caballo que delante echó para que ocupado en ellos Su Majestad, no viese ni supiese...
Página 293 - Entre tanto los pasquines no cesaban. Por fin, un día presentáronse dos hombres ante la autoridad, denunciando a don Francisco Pérez Lezcano como reo de tamaña infamia. Dijeron que habían visto un encapado pegando carteles, que...
Página 143 - Pero en España todo es lento. El deseo de acertar, hace amontonar informes y consultas, y el mejor proyecto se deshace ó se malogra por dejar pasar la hora y el instante conveniente. ' Vino el tiempo que yo temía; la Inglaterra rompió la paz traidoramente con nosotros, y en tales circunstancias no osó el rey exponer sus hijos y parientes á ser cogidos en los mares.
Página 198 - Humasuyo, desde Atuncana por el camino de Arequipa, hacia la parte de los Charcas, inclusive con las provincias de Sangabana, Carabaya, Juríes y Diaguitas, Moyos y Chunchos, y Santa Cruz de la Sierra, partiendo términos: por el septentrión con la Real Audiencia de Lima y provincias no descubiertas: por el mediodía con la Real Audiencia de Chile; y por el levante y poniente, con los dos mares del Norte y del Sur y línea de la demarcación entre las coronas de los reinos de Castilla y de Portugal,...
Página 73 - como un gobierno de todo saca partido, ha tenido la gloria de co"nocer por todos medios, que cuando el peligroso incendio de la "irreligión y del fanatismo cunde de un polo o otro, haciendo en "todas partes prosélitos, reposan incontrastables en el dulce seno "de la religión y lealtad los pueblos numerosos a quienes rige".
Página 42 - Majestad, especialmente las que ha hecho en las guerras, que muy pocos hay de los que en ella se hallan que me hagan ventaja en saber el verdadero punto de todo lo que en ellas ha sucedido...
Página 133 - ... venido á dar este descontento, y estas cabsas: unas han sido y son generales que han desabrido casi á todos; otras particulares, que han dañado partidas de gente á quien particularmente han tocado; otras propias y que solamente tocaban á la persona de Francisco Hernández: de todas las cuales ansí juntas se hizo levadura, con que se acedó la maza, y muchas destas cabsas han sido y son tales, que si en ellas ha habido ó hay culpa, mas ha sido de los traidores que las han querido tomar...

Información bibliográfica