Imágenes de páginas
PDF
EPUB

dido hallar noticias de su carrera precedente, ni de la clase militar que trajo Gainza. Los dichos cuerpos regresaron á España por el Cabo de hornos reducidos á cuadros por haber quedatio en el Perú cierto número de oficiales y mucha tropa; esta reforzando el regimiento fijo real de Lima, aquellos con destino á servir diferentes colocaciones quc se les dieron, y entre los cuales se contó á Gainza que fué empleado en las provincias del norte. Contrajo matrimonio con Da. Gregoria Rocafuerte perteneciente a una notable familia de Guayaquil, y hermana del distinguido patriota D. Vicente Rocafuerte que en tiempos posteriores fué Presidente de la república del Ecuador.

En 1809 hallándose Gainza de teniente coronel agregado al real de Lima, lo ascendió la suprema junta central de España á coronel de dicho regimiento, con motivo de haber pasado el que lo era brigadier D. Manuel Gonzalez á ejercer la presidencia y capitania general de las islas Filipinas. Por este tiempo sucedió á Gainza un caso bien estraño, desagradable y provocado por él mismo. Se hallaba de certinela en la puerta del palacio, calle de la Pescaderia, el cadete de su regimiento D. José Mariluz que terminó sus servicios en Ayacucho de teniente coronel graduado. Intentó entrar el coronel Gainza, y como no valiese que el centinela le advirtiera estar prohibido el paso de ginetes por esa puerta, lo contuvo dando un bayonetazo al caballo que montaba. Cuando este hecho llegó á conocimiento del virey, aprobó la conducta de Mariluz y lo ascendió a subteniente.

El brigadier D, Antonio Pareja falleció en Chile en 21 de Mayo de 1810, estando á su cargo el ejército español que en el sud de aquel pais so sostenia y luchaba contra la revolucion y el go erno inde nte erigido en la capital de Santiago. El virey D. José Abascal reemplazó á Pareja con Gainza, quien en 1811 habia ascendido á brigadier. Salió este del Callao en 31 de Diciembre de 1813 llevando dos piezas de artillería, mil quinientas lanzas, un regular parque, dinero, tabaco, azúcar y doscientos hombres del real de Lima, trasportado todo en los buques de guerra corbeta “Sebastiana” y bergantin "Potrillo”, los cuales fondearon en la bahia de Arauco en 31 de Enero sin el menor contratiempo. Allí encontró Gainza un batallon procedente de Chiloé; y despues de entrar en relaciones con los principales caudillos de los indios, y de darles vestidos, medallas, bastones y otros obsequios en nombre del virey, se puBO en movimiento, cruzó el Biobio el 8 de Febrero y se dirigió á Chillan donde le entregó el mando el coronel D. Juan Francisco Sanchez que lo investia accidentalmente.

Las instrucciones que Abascal dió á Gainza fueron suscintas y terminantes. Lo ordenó mejorar las fortificaciones de Arauco: entusiasmar é las tropas y pueblos por la causa del rey, desacreditando por tɔdos mediog la revolucion: cargar solo precios de costo segun factura por los efectos que distribuyera al ejército. Que investigase los antecedentes y aptitudes de los jefes y oficiales para separar á los inútiles. Que avisase los Ascensos que hubiesen conferido el brigadier Pareja y el coronel Sanchez, para aprobar ó anular los que conviniese en justicia. Le hizo prevenciones para la mejora del armamento y fuerza de los cuerpos, y para averi. guar bien la de los enemigos. Que calculase mucho antes de decidirse á hacer solo una guerra defensiva, 6 tomar la ofensiva con todo vigor, en cuyo caso cuidaria de guarnecer á Chillan y dejarlo bien fortificado. Que eritase al gobierno creado en Chile para que depusiera las armas y se evitara la efusion de sangre: que las bases para un acomodamiento fuesen un absoluto perdon, y que se reconociese y jurase al rey y la nueva constitucion de España. Que si se lograba así, tomase á su cargo el gobierno del reino: y que en caso de fijarse otros términos ó capitulaciones, concediese una suspension de armas hasta que el virey resolviese. Llevó Gainza muchos periódicos de la Península, proclamas de Abascal á los chilenos, y encargo de dar gracias por sus buenos servicios á los religiosos de propaganda de Chillan á quienes obsequiuba doce arrobas de chocolate.

El brigadier Gainza no tenia la inteligencia necesaria para dirigir las operaciones militares de una empresa como la que se le habia encomendado; y sin embargo alcanzó algunas ventajas y avanzó sus tropas hasta Talca. Pero muy luego esperimento reveses, y su situacion llegó á hacer. se demasiado crítica: no habia subido ejecutar su mismo plan de batir sucesivamente las fuerzas contrarias que estaban divididas y con el rio Itata de por medio: dejó pasar el tiempo sin atacarlas aun siendo como eran inferiores por su número y calidad. Despues que los independientes triunfaron en Membrillar y otros puntos, Gainza se refugió en Talca & tiempo que los realistas de Chillan se apoderaban de la ciudad de Con. cepcion y del puerto de Talcahuano que antes habian perdido.

Hallabánse en el Callao la fragata “Phæbe" y la corbeta “Cherub" do S. M. B. de próxima partida para Valparaiso al mando del comodoro Mr. James Hillyar, y destinados á proteger los buques de su bandera que hostilizaban a los de Estados Unidos con ocasion de la guerra de ambas nacionus. Hillyar opinaba que en la situacion de la España, prudente y aun necesario era tentar en las provincias de Sud Amériva los medios de conciliacion fraternal con preferencia al ejercicio de las armas; y ofreció al virey presentarse en Chile como mediador y hacer lo posible para al. canzar una transacion amistosa. Abascal con formal estudio comprendia las dificultades que surgian en la guerra de Chile, y no rehusó la intervencion del comandante ingles: diólo credencial bastante y las apuntaciones que juzgó oportunas. En ellas se esmeró el virey en figurar como terminada la guerra de España con Francia, y en el estado was ventajoso la que sostenian las armas del rey en diferentes partes de América. Cuidó tambien de tocar puntos relativos al comercio del Perú y Chile en los artículos 2.', 8.' y 9.o que son los siguientes. 2.° “ Para que el Br. Hillyar pueda emplear los buenos deseos que le asisten con motivo de

su ida á Valparaiso, podrá significar al gobierno de Chilo la propension "en que considera al virey de entrar con él en un acomodamiento razon “nablo, sin que se crea quo le muove á esto modo de pensar otro estímu.

no

señales de su arrepentimiento, y apeló á diversos efugios para frustrar los efectos de pactado. Por parte de Chile tampoco hubo voluntad sincera al estipular el convenio que aprobó el senado; y como dice con su acostumbrado criterio el historiador Barros Arana, "ambas partes obraron con doblez al contraer un compromiso que no querian cumplir.”

Fué tal el descontento en el ejército español, en que estaban de por medio muchos intereses privados, que hubo una conspiracion para quitar el mando á Gainza: el intendente D. Matias de la Fuente, el secretario Fr. José Almirall y el Dr. Rodriguez auditor de guerra, encabezaban el proyecto. Las tropas, el cabildo, los misioneros de Chillan, todos rehusaban la paz en términos vergonzosos; y Gainza conocedor del riesgo que le rodeaba, hizo comprender que tendria efecto el tratado de Lircay, y que su propósito era demorar la retirada de Chile hasta que Legasen refuerzos del Perú.

El brigadier Gainza no dejó de pasar revista como coronel en el regimiento real de Lima hasta su baja que fuó á fin de 1816, sucediendole el coronel D. Juan Antonio Monet que vino nombrado por el rey para mandar dicho cuerpo con el nuevo nombre de Infante D. Cárlos 50 de linea.-Véase Monet.

Creemos que Gainza se volvió entonces á España, y que promulgada la constitucion de 1820 fué nombrado jefe superior político de Guatemala. En efecto, vemos en la Gaceta de Lima de 12 de Diciembre de 1821, que ejerciendo ese cargo, é invitado por el gobierno mejicano, proclamó la independencia de aquel reino en union de la diputacion provincial y en un cabildo abierto, siguiendo los principios del cambio político efectuado en la provincia de Ciudad real. Consta en otra gaceta, la de 26 de Junio de 1822, que el general D. Manuel del Llano, agente diplomá. tico del Perú en Guatemala enviado por el general San Martin, partici. pó el 22 de Abril, que habiendo anunciado su comision al capitan general D, Gavino Gainza desde Leon de Nicaragua, le manifestó mucha satisfaccion, y los mas sinceros deseos de estrechar sus relaciones con el Perú; indicandole que daba cuenta de todo al gobierno del imperio mejicano.

GALDIANO Y MENDOZA--EL Dr. D. JOSÉ MARIA:--Nació en Lima en 7 de Julio de 1780, hijo del fiscal de esta real audiencia, y oidor de Méjico D. Joaquin Galdiano, y de Da. Juana Margarita de Mendoza У

de los Rios entroncada con muchas principales familias, y hermana de D. Tiburcio de Mendoza y Fios poseedor de los mayorazgos de estos dos apellidos. Galdiano estudió en el colegio de San Carlos de esta capital con notable aprovechamiento. Fué catedrático de la Universidad de San Marcos, Dr. en ambos derechos, capitan del regimiento de la Concordia, abogado del ilustre colegio desde 1805, regidor del cabildo constitucional en 1813, cruzado de la orden de San Juan, alcalde ordinario en 1821 y diputado por el virey Pezuela en las malogradas negociaciones de paz de Punchauca con los comisionados del general San Martin en el mismo año de 1821. Galdiano despues de la independencia fué diputado á congreso, miembro da la corte suprema de justicia, consejero y ministro de estado. Falleció en 5 de Febrero de 1863 á la edad de ochenta y tres años.

GALIANO-EL DR. D. FR. FRANCISCO GUTIERREZ-natural de Lima, de la orden de la Merced, catedrático de prima de escritura y de teo logia en la real universidad de San Marcos, y provincial de su órden. Fué o bispo de Rosalia in partibus y auxiliar de Lima, nombrado por el rey y el Sumo Pontífice á solicitud del arzobispo D. Francisco Antonio Escandon: mas no llegó á ejercer su ministerio por haber coincidido la llegada de la bula con el fallecimiento del arzobispo ocurrido el año de 1739. En el de 1746 pasó de obispo á Guamanga, donde fallecio en 1748.

GALIAVO—D. Tomas GONZALEZ.-El año 1696 el rey Carlos II le nombró marques de Sotoflorido. Era proveedor y pagador general de la plaza y presidio del Callao. Este empleo vinculado por vidas en su casa, sustituyó á los de veedor, proveedor y pagador que antes existian separadamente. D. José Galiano de la orden de Calatrava que le sucedió en el marquesado, murió en 1735, y entonces quedó suprimido el citado destino del Callao.-Véase Sotoflorido.

GALINDO DE SAN RAMON-Fr. Luis—de la orden de la Merced. Nació en Trujillo en 1636: predicador apostólico y calificador del santo oficio. Su vida fué ejemplar, y sus conocimientos literarios muy sólidos y esten. Bos: hemos visto algunas de sus poesias. Publicó en Lima en 1666 su obra titulada “Voces que dá el entendimiento a la voluntad.” Falleció en 8 de Marzo de 1706 á la edad de 70 años. Está considerado entre los distinguidos é ilustres varones de la órden militar á que perteneció.

GALVAN Y CUELLAR-DA. ANA MARGARITA. Nació en Lima en 9 de Julio de 1709: fué hija del ayudaute mayor D. Juan José Galván y de Da. Silvestra Cuellar y Orellana naturales de esta ciudad, Da. Ana, religiosa del monasterio de Mercedarias, fué de estraordinaria capacidad y muy dedicada á las letras; notable por sus conocimientos y discrecion en el estilo epistolar: diestra y celebrada por sus composiciones de música, y manejo de diferentes instrumentos.

GALVAN-EL PADRE FR. MANUEL de la orden de San Agustin, natural de Lima, y de la anterior familia, catedrático de filosofía y teología en el colegio y universidad pontificia de San Ildefonso de Lima, maestro de número en la provincia del Perú, secretario de ella y procurador general. Pasó á España donde fué definidor. Poseia muchos conocimientos literarios que le dieron merecida reputacion; y escribió en Cadiz en 28 de Junio de 1758 una apología que hemos leido de las obras de su compatriota D. José Eusebio Llano Zapata.

GALVEZ Y MONTES DE OCA-D. JUAN Maria---de la orden de Carlos III. Nació en la ciudad de Ecija en Andalucia, hijo de D. Pedro Galvez Solis propietario y poseedor de un mayorazgo, y de Da. Gerónima Montes de Oca y Melgarejo natural de Utrera. Sirvió D. Juan Maria en las reales guardias de Corps, y vino al Perú de secretario de cámara del vireinato en 1781, siendo virey D. Agustin de Jaurégui. Desempeñó este destino hasta 1783, año en que creadas las intendencias de provincia, fué nombrado intendente de la de Tarma que sirvió hasta 1791. Estuvo agregado despues como coronel de milicias al batallon de españoles de Lima. En el artículo Sanchez Fr. José, decimos que el año de 1784 hizo el gobierno demoler el fuerte de Chanchamayo por temor de que los indios gentiles interceptasen el camino nuevo de la quebrada de Palca. En 1787 se encargó á D. Juan Maria Galvez la apertura de otro por la parte del valle de Vitoc. El dirigió la obra que concluyó en 1788, fabricó en en el valle el nuevo fuerte de Chanchamayo con cuatro baluartes en que puso destacamento y restauró los pueblos de Pucará y Collac que estaban perdidos desde la revolucion de D. Juan Santos Atahuallpa. Al segundo se le denominó San Teodoro de Collac en honor al nombre del virey Croix. Debido al acierto y empeño de Galvez, se consiguió la repoblacion del valle de Vitoc y el restablecimiento de sus labores agrícolas tan importantes a la capital de Tarma, El rey mandó darle las gracias en cédula de 24 de Marzo de 1790. Pasó en 1793 de intendente y gobernador á la provincia de Huancavelica que mandó hasta 1805 en que vino á serlo de Lima: En dicho año fué ascendido á coronel de ejército, y aunque en 1810 cesó en la intendencia por haberla reasumido el virey, volvió á ella en 812 ya graduado de intendente de ejército: la tuvo á su cargo hasta 1820 en qne falleció el dia 15 de Marzo, y fuó nombrado en su reemplazo el capitan de fragata D. Bartolomé Maria de Salamanca de la órden de Alcántara, que lo habia sido de la provincia de Arequipa.

El intendente D. Juan Maria Galvez que conocia cuan perniciosa era la acumulacion de cadáveres en el único templo que tenia la villa de Tarma, se propuso combatir el error que sostenian muchos vecinos opuestos á que se erigiese un Campo santo fuera de poblado. Cuidó de hacerlo por la persuacion, usando á la vez de los medios que como autoridad principal tenia en sus manos y podia emplear energicamente. El consiguió vencer y disipar las falsas impresiones de los que intentaron en vano crearle obstáculos, espidió la resolucion competente, eligió el lugar mas adecuado, é hizo trazar el cementerio â distancia de algunas cuadras. Dióle la figura de un paralelogramo rectingulo con cincuenta y cuatro pasos geométricos de longitud en sus laclos mayores, y procedió á emprender el trabajo despues de preparar los recursos que la obra demandaba. Todo esto aconteció en 1789, y en el año inmediato quedó concluido y se estrenó el panteon. El vecindario, que habia ayudado con erogaciones, y que dió pruebas de buen sentido en su misma docilidad y obediencia, vió en breve el benéfico resultado que Galvez habia previsto, y quedó convencido por la esperiencia; pues en cuanto desapareció la costumbre de enterrar en la iglesia, disminuyeron las fiebres y tercia

sus

« AnteriorContinuar »