Compendio histórico del descubrimiento y colonizacoin [!] de la Nueva Granada en el siglo décimosexto

Portada
Librería colombiana, Camacho Roldán & Tamayo, 1901 - 296 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Índice


Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 16 - ... Yo, Alonso de Ojeda, criado de los muy altos y muy poderosos Reyes de Castilla y de León, domadores de las gentes bárbaras, su mensajero y capitán, vos notifico y hago saber, como mejor puedo, que Dios, Nuestro Señor, uno y eterno, crió el cielo y la tierra y un hombre y una mujer, de quien vosotros y nosotros y todos los hombres del mundo fueron y son descendientes procreados y todos los que después de nosotros vinieren.
Página 283 - Del Nuevo Reino de Granada, sus riquezas y demás cualidades y de todas sus poblaciones y curatos, con específica noticia de sus gentes y gobierno.
Página 11 - Las Indias, que son parte del mundo, tan ricas, te las dio por tuyas: tú las repartiste a donde te plugo, y te dio poder para ello. De los atamientos de la mar océana, que estaban cerrados con cadenas tan fuertes, te dio las llaves; y fuiste obedecido en tantas tierras, y de los cristianos cobraste tan honrada fama.
Página 17 - Así que su Majestad es Rey y señor de estas Islas y Tierra Firme, por virtud de la dicha donación...
Página 17 - Majestad, y tomaré vuestras mujeres y hijos y los haré esclavos, y como tales los venderé y dispondré de ellos como su Majestad mandare, y os tomaré vuestros bienes y os haré todos los males y daños que pudiere...
Página 281 - La descripción de Panamá y su Provincia, sacada de la relación que por mandado del Consejo hizo y envió aquella Provincia.
Página 50 - Esta es la justicia que manda hacer el rey, nuestro señor, y Pedrarias su lugarteniente, en su nombre, a este hombre, por traidor y usurpador de las tierras subjectas a su real corona, etc.
Página 125 - Llenos de regocijo las entrañas Por ser aquel el fin de las montañas. Alégranse de ver alegre suelo, Contemplan otras muchas maravillas; Alaban los verdores y elegancia Y al sabio general por su constancia.
Página 215 - Yten ordenamos y mandamos que de aquí adelante por ninguna causa de guerra ni otra alguna, aunque sea so título de rebelión ni por rescate ni de otra manera no se pueda hacer esclavo indio alguno : y queremos que sean tratados como vasallos nuestros de la Corona de Castilla, pues lo son.
Página 127 - Mas como sin saber nada de esto entramos por la espada sin oírles ni entenderles, no nos parece que merecen reputación las cosas de los indios, sino como de caza habida en el monte y traída para nuestro servicio y antojo.

Información bibliográfica