Historia del Tribunal del Santo Oficio de la inquisición de Lima (1569-1820)

Portada
Imprenta Gutenberg, 1887

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 28 - Dios verdadero, y procurar el aumento de su santa ley evangélica y que se conserve libre de errores y doctrinas falsas y sospechosas, y en sus descubridores, pobladores, hijos y descendientes nuestros vasallos...
Página 122 - Y juro y prometo que recibiré humildemente y con paciencia la penitencia que me ha sido y fuere impuesta, con todas mis fuerzas y poder, y la cumpliré en todo y por todo, sin ir ni venir contra ello, ni contra cosa alguna, ni parte de ello.
Página 20 - Majestad, hallé cuando llegué a él que los clérigos y frailes, obispos y prelados de las órdenes eran señores absolutos de todo lo espiritual, y en lo temporal casi no conocían ni tenían superior y VM tenía un continuo gasto en vuestra Real Hacienda con pasar a costa...
Página 28 - ... y sospechosos, castigando y extirpando sus errores, por evitar y estorbar que pase tan grande ofensa de la santa fe y religión católica a aquellas partes, y que los naturales de ellas sean pervertidos con nuevas, falsas y reprobadas doctrinas y errores...
Página 20 - En cuanto al gobierno de aquel reino, Católica Majestad, hallé cuando llegué a él que los clérigos y frailes, obispos y prelados de las órdenes eran señores de todo lo espiritual, y en lo temporal casi no conocían ni tenían superior...
Página 28 - ... con nos, ordenó y proveyó, que se pusiese y asentase en aquellas provincias el Santo Oficio de la Inquisición, y por el descargo de nuestra real conciencia, y de la suya diputar y nombrar inquisidores apostólicos contra la herética pravedad y apostasía, y los oficiales y ministros necesarios para el uso y ejercicio del Santo Oficio.
Página 125 - Un trabajo incesante de papeles y asuntos me ocupa diariamente desde las seis de la mañana hasta las once de la noche, sin más descanso que el de la mesa y la siesta, lo que ha aniquilado de tal forma mi naturaleza que ya no puedo sostener carga tan insoportable (2)".
Página 94 - Y declaramos los hijos e hijas del dicho fulano y sus nietos por línea masculina ser inhábiles e incapaces y los inhabilitamos para que no puedan tener ni obtener dignidades, beneficios, ni oficios, así eclesiásticos como seglares, ni otros oficios públicos...
Página 5 - Y porque es muy conveniente que los días de audiencia los Inquisidores y oficiales se junten por la mañana en la Sala de la Audiencia, en donde se les ha de decir su misa rezada, para que allí se ordene a cada uno lo que ha de hacer en su oficio, ordenamos que...
Página 13 - VISTO POR NOS LOS INQUISIDORES contra la herética pravedad y apostasía en la ciudad de México...

Información bibliográfica