Imágenes de páginas
PDF
EPUB

libertad se esmeraban en dar señalados testimonios de adhesion y respeto a las nuevas instituciones. Un interes universal, desconocido hasta entonces, unido á la mas noble emulacion, estimulaba a todas los ciudadanos a tomar parte en la formacion de los ayuntamientos constitucionales. Las clases mas ilustres y opulentas, lo mismo que las mas industriosas y activas contribuían á porfía á elegir de su seno las personas mas distinguidas por su celo, su honradez y su capacidad para que ejerciesen tan preciosa magistratura, verdadero fundamento y salvaguardia de todo gobierno libre. Como por encanto la nacion se halló casi simultáneamente en todas partes dirigida por las autoridades municipales, segun la planta constitucional, sin que para ello hubiese sido necesario el esfuerzo mas leve del gobierno.

La eleccion para diputados en las nuevas Córtes no despertó sentimientos ménos dignos y patrióticos en todos los españoles llamados por la Constitucion á ejercer este inapreciable derecho. Entre las clases que manifestaron mas actividad y diligencia se hizo notable el clero secular. Es indecible el empeño con que procuro introducirse en el número de los candidatos.

Las discusiones que hubo en las Córtes estraordinarias para examinar las actas de eleccion de las provincias descubrieron los esfuerzos que

hizo en todas partes. Esta conducta, ademas de otras pruebas que sería fácil presentar, hace ver que en aquella época, todavía no confiaba llegar á destruir, como lo consiguió con el odioso auxilio de los estrangeros, una institucion tan poderosa, tan nacional y respetada; y por eso aspiraba á entrar en ella para dominarla del modo que pudiese, ó neutralizar á lo ménos su espíritu y su influencia.

No era tampoco menos digna de atencion la estraordinaria actividad

y
celo
con que

las

personas ilustradas y amantes de la prosperidad y gloria de su patria se esmeraban en promover de mil maneras todo género de empresas

útiles

у beneficiosas; en inspirar confianza á los que podían emplear sus capitales y su industria en la reparacion y fomento de todos los ramos y fuentes de riqueza pública que se habían puesto en plena libertad por las instituciones y leyes constitucionales. La nacion había adquirido nuevo ser y nueva vida. La alegría, la inas pura fraternidad y estrecha union reinaba entre

todos los españoles, sin que la diferencia de las opiniones que se agitaron durante el periodo recorrido hasta aquí hubiese alterado la cordialidad con que se sostuvo tan ilustre causa. La controversia política sobre la reforma constitucional no solo era justa, no solo era legítima, sinó igual para todos. La libertad de hablar

у de escribir, proporcionando el natural y noble desahogo de los ánimos, no permitía que se acumulase la cólera, que se concentrase la saña en el corazon de los oprimidos, como en la época anterior a la insurreccion. Los que ahora defendían el partido de los antiguos opresores no solo se valieron como sus adversarios de la imprenta y el debate, sinó que ușaron de ambos sin la menor represion ni límite. Así fué que el gobierno constitucional, para no hablar de los · dos años que precedieron á su instalacion, no

ménos ilustres por la moderacion y dulzura con que se administró el reino, subsistió desde 19 de marzo de 1812 hasta 10 de mayo de 1814, sin espionage ni policía, sin leyes de escepcion, sin providencias estraordinarias ni secretas, sin otro apoyo ni defensa mas que el amor y respeto que inspiró a los españoles. Su trastorno a la venida

del rey procedió de causas enteramente distintas de las que señalan los parciales y agentes del partido opresor. Una rara combinacion de circunstancias favorecía aquel atentado, el cual solo prueba la ingratitud y la perfidia de los que

le cometieron. Pero esto corresponde á otra época, y á otro lugar.

CAPÍTULO XII.

ELECCION DE DIPUTADOS PARA LAS CÓRTES ORDINARIAS.

ACTIVOS ESFUERZOS DEL CLERO PARA INTRODUCIRSE ENTRE LOS CANDIDATOS. ESPÍRITU CONSTITUCIONAL EN

LAS CLASES ILUSTRADAS Y LABORIOSAS. TENTATIVAS DE LOS ENEMIGOS DE LA REFORMA CONSTITUCIONAL PARA TRASLADAR LA RESIDENCIA DE LAS CORTES Y EL GOBIERNO Á PUNTO MAS FAVORABLE Á SUS DESIGNIOS. BATALLA DE VITORIA, Y ADJUDICACION QUE HICIERON LAS CÓRTES AL LORD WELLINGTON DEL SOTO DE ROMA. PLAN DE LA REGENCIA SOBRE EL PRESUPUESTO DE GASTOS Y PAGO DE LA DEUDA PÚBLICA. LAS CÓRTES ESTRAORDINARIAS CIERRAN SUS SESIONES. CONCLUSION DE ESTE EXÁMEN.

La toma de Ciudad Rodrigo y Badajoz, la batalla de los Arapiles, la libertad de Madrid, el mando de todas las fuerzas en España confiado á un solo gefe, hicieron concebir las mas lisongeras esperanzas de ulteriores triunfos, no obstante la inesperada retirada de los aliados a las fronteras de Portugal sin haber podido rendir el castillo de Búrgos. A pesar de este contratiempo, la ofensiva que habían tomado los ejércitos daba á

« AnteriorContinuar »