Imágenes de páginas
PDF
EPUB

ZAM

BIBLIOTECA

hib

[merged small][merged small][merged small][ocr errors]

CONIVERSITARIA

DERECHO

CONTIENE

[ocr errors]

RID

El testo de todas las Leyes vigontes de Indias, y estiactadas las do algun uso, aunque solo 50? para rcourtdo históricas

Ordenanzas de Intendentes de 1786 y 1803; el Código de Comercio de 1829, con su Ley de Enjuiciamiento ; las reales
Cédulas , Ordenes, Reglamentos y demas disposiciones legislativas aplicadas a cada ramo, desde 1680 basta el dia , en que
se comprenden las del Registro Ultramarino con oportunas reformas, y agregacion de doordados de Audiencins, Bandos
y Autos generales de gobierno; y cuantas noticias y datos estadísticos se han creido convenientes para marcar el progreso
suoesivo de las posesiones ultramarinas, y á los fines de su mas acertado régimen administrativo, mejoras que admuita , y
represion de abusos.

POR

DON JOSÉ MARIA ZAMORA Y CORONADO,

MINISTRO TOGA DO DONORARIO DEL SU PRIMIDO CONSEJO DE HACIENDA,

CESANTE DEL TRIBUNAL MAYOR DE CUENTAS DE LA JABANA.

[merged small][ocr errors][ocr errors][merged small][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small]

BIBLIOTECA

LEGISLACION ULTRAMARINA.

minales. — Una de las prerogativas del fuero En ultramar

, á falta de la comunicacion de es-

eclesiástico era no ser obligados los clérigos á tas reglas, continúa la fórmula antigua de im-

deponer como testigos en causas criminales an- partirse para la declaracion de un aforado el

te el juez secular, pero si en las civiles con el auxilio del respectivo gefe ó superior, que de

prévio impartimiento de auxilio del prelado. ordinario lo presta por medio de un decreto es-

Pero el decreto de cortes de 11 de setiembre de tendido á continuacion del que lleva a partici-

1820, restituido á vigor por el de 30 de agosto par en su solicitud el escribano actuario. Y asi

de 36, establece en ello (art. 2): « Toda persona, se atienden las órdenes é ilustraciones que la

de cualquiera clase, fuero y condicion que sea, obra Juzgados militares, tom. 3, pag. 340 á 359,

cuando tenga que declarar como testigo en una reune acerca del modo de recibirse las
causa criminal, está obligada à comparecer para

Declaruciones de gefes , jueces y ministros ca-
este efecto ante el juez que conozca de ella, lue-

racterizados , y si han de ser juradas , ó por

go que sea citado por el mismo, sin necesidad

certificacion.

de prévio permiso del gefe o superior respecti
vo. Igual autoridad tendrá para este fin el juez La real orden de 30 de octubre de 1773 se
ordinario respecto á las personas eclesiásticas y modificó por las de 14 de octubre de 74 y 7 de
militares, que los jueces militares respecto á 'julio de 75, previniendo, que la distincion conce.

[ocr errors]

dida en la prinrera á los oficiales del ejército de secretarias de estado en el caso ocurrido de
pasar los escribanos de cámara á sus casas á re- uno de la de guerra.
cibirles declaraciones, se entendiese cuando fue- Respecto de administradores de rentas se cir-
sen dichos escribanos comisionados para el efec- cularon órdenes del ministerio de hacienda en
to, y no habiéndose de ejecutar a la presencia 20 de marzo de 1790 y del de guerra en 23 de
del juez. Las de 18 de diciembre de 1787 y 11 setiembre siguiente, para que en causas leves
de marzo de 1800 distinguen el caso de ser exa- no se les obligue á concurrir á declarar con
minados ante jueces militares y auditores, atraso del servicio, sino que se les prevenga
oficiales de capitan inclusive abajo, del de sar- manifiesten por escrito lo que entendiesen; pero
gento mayor arriba, pues en el primero con- que en las graves, lo cumplan á la casa del juez,
curriria el testigo á la casa del que forma el como lo hacen las personas mas distinguidas
proceso; y en el segundo a la del capitan ó co- « bien que cuidando los jueces (concluye la de
mandante general a la hora que se convocase al 20 de marzo) de evitar incomodidades y per-
efecto. Pero para el evento de producirse por juicios al real servicio y distincion de los em-
testigos los mismos gefes de sargento mayor pleados. » Sobre que para evitar disputas, se
arriba ante ministro de audiencia ó juez civil, dictó por guerra otra real orden de 4 de no-
y no permitir la causa se comisione al escribano, viembre de 1805, en que con motivo de la escu-
la real órden circular de 12 de octubre de 1805 sa de un regidor de Sevilla de pasar á declarar
renovando las eitadas de 74, 75, 87 y 800 pres- á casa de un ayudante en proceso militar, se de-
cribe : que en tal caso « pase el juez de la causa clara: «que á escepcion de los jueces ordinarios

a
á la posada del capitan general, como presidente ó delegados, que se hallan en actual ejercicio de
de la audiencia, y no existiendo en el pueblo, la real jurisdiccion ordinaria o delegada, todas
lo haga en la audiencia y sala primera de ella las demas personas , de cualquier clase y condi-
en las horas que se halle disuelto el tribunal; cion que sean en la república, por empleo , ni
y que cuando ocurra la necesidad de recibir de- otro motivo, puedan escusarse á comparecer á
claraciones á oficiales de dicha graduacion en la casa de oficial propietario, ó que haga sus
los pueblos, donde ni resida audiencia ni el ca- veces de juez fiscal en las causas militares; y
pitan general, por su corregidor, alcalde mayor, que los jueces, de quienes dependan, les obli-
ó juez ordinario o delegado de distinta juris-guen a comparecer y declarar, con solo decir

á diccion, pase el uno á recibirla, y el otro á en los oficios ser necesario que lo ejecuten. » darla á las casas consistoriales. » Y se reiteró Y en este propio concepto se espidieron las por la de 14 de julio de 1817, mandando que en reales órdenes de 25 de febrero y 20 de marzo Madrid (como que no habia audiencia) se tuvie- de 1824 trasladadas a las autoridades de la Haran esos actos en la sala de alcaldes; mas la de bana para que todo individuo, que segun la ley 7 de setiembre de 1842 dispuso, que para la de puede y debe declarar, requerido que sea para claracion que el juez de primera instancia pe- ello por la comision militar, lo verifique desde dia á un gefe militar y político, se ocurriese á luego, sin necesidad de auxilio de otra jurisdicprestarla al piso bajo de la audiencia, donde el cion , y lo mismo se entienda con los peritos. juez administra justicia.

Ofrecido el caso con un título de Castilla de la En las clases de los que pueden declarar por Habana, gentil-hombre de cámara, se le declaró certificacion, trayendo dicha obra las órdenes comprendido en la clase de los que pueden atescorrrespondientes, incluye a los ministros de tar por certificacion, y que al efecto se presenaudiencia , á los gefes principales de alguna ju- tase con el fiscal militar en las casas de gorisdiccion, los oficiales generales, y las justi- bierno, segun con dictámen de asesor lo dispuso

, cias que ejercen jurisdiccion ordinaria y no el gobernador capitan general por auto de 3 pedánea, á quienes basta se pida una manifesta- de junio de 1835. cion del hecho que quiera comprobarse, sin ne- Sobre la forma de jurar, y si la que es propia cesidad de juramento. Tambien á los oficiales de militares competa á individuos del ministede la secretaria de estado por real orden del rio politico y hacienda de guerra y marina, se año de 1798, que se estendió por la de 8 de se- circuló al ejército, y á todos los tribunales del tiembre de 1819 á los oficiales archiveros de las reino, y se trasladó en 14 de agosto de 1805 á

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
« AnteriorContinuar »