Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors][ocr errors]

ENCICLOPEDIA MODERNA:

DICCIONARIO UNIVERSAL

DE LITERATURA, CIENCIAS, ARTES, INDUSTRIA Y COMERCIO.

M

MAR. (Marina.-Hidrografia.) El conjunto Mar de batalla, es el parage donde comó gran masa de aguas que rodea á la tierra en baten ó han combatido dos escuadras. Lebanuna estension de su superficie mucho mayor tar, meter mar (el viento), es frase que sigque la que ocupan sus continentes é islas. Para nifica la accion de éste sobre aquella hasta hafacilitar la comprension de las descripciones, cerla elevar en olas. Hacerse, echarse, meterse el mar se considera dividido en algunas por-á la mar es salir del puerto y separarse de ciones ó partes que toman un nombre particu- la costa, que es lo mismo que largarse. (Véasc lar, distintivo y adecuado al lugar que estas este verbo.) Correr la mar, navegar sin desporciones ocupan en el globo; como mar At-tino fijo. Aguantarse con la mar, es mantelántico, Pacifico, Mediterráneo, mar Rojo ó Bermejo, Germánico, Cantábrico, Caspio, Muerto, Negro, etc., y en general el de la costa, pais ó reino que bañan sus orillas.

Tambien se designa con la palabra mar su propia agitacion ó el conjunto y movimiento de sus olas causados por el viento. Usase mucho en plural, y se denomina igualmente marejuda, oleage y oleada. En este sentido y considerada su elevacion ó volúmen, y su velocidad ó fuerza, se distingue llamándola mar llana, cabrilleada picada, gruesa, arbolada, ampollada, cava ó cavada, encrespada, larga ó tendida, sorda, de leva, de capillo, de fondo, etc., y con respecto á su direcion, mar de popa, de proa, de mura, de anca, de costado ó de través, del viento ó de tal rumbo y res encontradas.

nerse el buque marinero, desembarazado, á pesar de la gruesa mar que procura inclinarlo y hacerlo derivar. Navegar con la mar, seguir con el buque la direccion que esta lleva. (Dicc. Mart, Esp.)

La mar es tambien la confluencia universal de los rios y de los torrentes que surcan los continentes. El color de sus aguas sobre las costas y bajos fondos, es generalmente limpido y ligeramente verdoso ó azul, segun los climas; pero en los golfos, á causa de la gran profundidad, son estos colores muy subidos ú oscuros. Su sabor, que varía segun las estaciones y los lugares, y tambien por la vecindad de los rios, no es tan solo salado, sino ácre y nauseabundo en el mas alto grado, lo cual es, ma-verosimilmente, el resultado de la disolucion de las materias de toda especie que afluyen á la mar y que se conservan como suspendidas, segun lo demuestra tambien el analisis quimico de sus principios componentes tomados en diversas profundidades y latitudes.

Hablando del flujo y reflujo, se dice la mar crece, mengua, entra, sale, llena, vacia, su be, baja, etc.

Mar bonanza, en calma, en leche, mar como un plato, como un espejo, como una bal sa de aceite, son espresiones habituales que usan los marinos para designar la tranquilidad, mas o menos absoluta ó perfecta del mar por efecto de la calma.

A los caractéres propios del agua del mar conocidos por el analisis, puede añadirse que su densidad es superior en cerca de á la del agua dulce, y la cantidad de sal comun que segun aquel contiene, varía del 3 á 4 por

MARASMO. (Medicina.) Marasmo es VOZ que viene del latin marasmus, hecha del griego marasmos, derivado de maraino, yo ajo ó marchito, yo deseco. Es el equivalente de labes consuncion, tisis, etc. Es el marasmo una languidez, una disipacion y destruccion lenta de todo el hábito del cuerpo; es una enfermedad caracterizada ordinariamente por una debilidad general siempre en aumento, por una calen

100 de su peso. La mar no es igualmente salada sobre los diversos puntos que cubre: lo es generalmente mas en los paises cálidos que en los frios, y esta cualidad, que es muy frecuente bajo la zona tórrida, va disminuyen-ó do sensiblemente hacia los polos y por todas las latitudes elevadas, sobre todo en aquellas que esceden de los 70°. Estas diferencias provienen sin duda de la evaporacion que se opera en razon de la intensidad del calor, de mo-tura continua, á veces imperceptible, ó por un do que el agua que queda, debe encontrarse cargada de las partículas salinas mas abundantes en las regiones cálidas que en las frias.

estado apirético, una turbacion notable en las facultades asimilatrices y reparadoras, y una perpétua pérdida de sustancia; enfermedad que despues de haber reducido los enfermos á un estremo grado de demacracion y aniquilamiento, suele terminar con la muerte. A los ataca

Respecto á la temperatura del agua del mar, se sabe que esta es menos fria sobre las costas y los bajos fondos que en alta mar, y que su calor disminuye en razon de su pro-dos de consuncion llámaseles éticos, hécticos fundidad. ó tísicos; el marusmo es el último grado de esta enfermedad.

*La mar se presenta tambien en ocasiones, luminosa en la oscuridad, circunstancia que comunmente se observa cuando el tiempo es cálido y la atmósfera está cargada de electricidad; fenómeno cuyas causas no están suficientemente establecidas.

Cuando semejante estado de estenuacion proviene de una perturbacion en todo el organismo, privado por esta causa de nutricion, los griegos han acostumbrado á darle tambien el nombre de atrofia, y cuando esta ataca un miembro tan solo, dejándole desecado, se ha dado en llamarle aridura.

El descenso periódico de sus aguas y la consiguiente disminucion de volúmen ha debido ser uno de los principales asuntos de Nosotros no establecemos diferencia alguobservacion: se ha estimado que este descen- na entre el marasmo y la tísis, considerada en so ó disminucion en ciertos parages de la su- general, pues ambos nos representan una lenta perficie del mar, y mas particularmente sobre estenuacion del cuerpo, sea cual fuere su caulas costas del mar Báltico, es de 5 à 6 líneas por sa, y ambos necesitan igualmente un epiteto año, que vienen á ser cerca de 50 pulgadas que caracterice el género ó especie de enfercastellanas en cada siglo. Es verdad que ella ga-medad, no obstante de que à menudo suélese na, por el contrario en altura en otros lugares, impropiamente emplear la sola voz tisis para y que en virtud de su movimiento general de designar la especie de consuncion que provieOriente á Occidente dirige de continuo sus es-ne de la lesion orgánica de los pulmones. fuerzos contra las costas orientales, tanto de Africa como de América, á la par que se retira de las occidentales de estos continentes; pero si se esceptúan algunos parages en que la mar va tambien ganando terreno por causas particulares, como acontece entre los trópicos y por el efecto del viento del Este que sopla alli con constancia, ha perdido y pierde evidentemente por todas partes.

Hace largo tiempo que los esfuerzos de los marinos se han dedicado á hacer potable agua del mar despojándola de las partes salinas que contiene. Los escelentes resultados que en esta importantísima investigacion obtuvieron los primeros nuestros marinos usándola desde luego en una ocasion apremiante, están ya consignados en esta Enciclopedia y puede consultarlos el lector en el articulo que con el titulo de DESALAZON DEL AGUA DEL MAR (1) hemos destinado á este punto de tanto interés para la navegacion.

Una de las señales características de la consuncion, es el seguir una marcha lenta y crónica, que sirve para distinguirla perfectamente de aquel estado de flaqueza fortuita y de corta duracion, que se manifiesta con frecuencia despues de las enfermedades agudas y acompaña los primeros dias de la convalecencia. Acontece, sin embargo, algunas veces que la consuncion va haciendo rápidos progresos y llega al término fatal en poco tiempo, y es que en estos casos la acelera, sin duda, là influencia de alguna circunstancia accidental ó de alguna complicacion grave.

Tantas son en número las causas que preparan ó deciden el marasmo, que llegan á hacerle una de las enfermedades mas comunes, y al propio tiempo mas mortiferas. En efecto, predisponen á ella un temperamento seco y ardiente, una sensibilidad esquisita, una estremada susceptibilidad para todo linage de impresiones, la residencia en climas donde reinen simultáneamente el frio y la humedad, el desarrollo demasiado rápido de todas las partes del cuerpo en las épocas de la infancia ó de la pubertad, una debilidad nacida de algunas enfermedades anteriores, la influencia perniciosa de ciertas profesiones, aquella constitu(1) Véase HIELOS FLOTANTES, MAREA, OCEANO. cion orgánica, débil y delicada que presentan

MARABUS. (Historia natural.) La ciconia marabou, de Tem., es una de las dos especies en que se dividen las cigüeñas de sacos; su manto es de un solo color, y se encuentra en el Senegal.

las personas de cutis blanco, pecho estrecho, Illas épocas en que reina un calor atmosférico omoplatos alados y cuello echado hácia ade- muy intenso; los órganos musculares que van lante, estado, que segun la feliz espresion de disminuyendo de masa todos los dias, se sienAreteo, asemeja estos individuos á planchas. ten acometidos de una debilidad general; ya Hay, empero, otras muchas causas asi fisi-no se ejercen con la misma actividad las funcas como morales, que obran con mucha ma-ciones intelectuales, acabando por caer en una yor energía para hacer producir el marasmo: especie de impotencia, y hace la emaciacion tales son los trabajos violentos, los ejercicios progresos mas o menos rápidos, hasta que el forzados á que se sujeta el cuerpo, en tanto cuerpo, llegado al verdadero estado de marasque solo se le da una comida muy ligera, bas-mo, parece en cierta manera privado de músta y mal sana; la lactacion escesiva, durante la culos y solo presenta huesos cubiertos deuna cual los órganos de las nodrizas no tengan piel seca y mugrienta. Los mas de los autores reconocen en la una reparacion proporcionada á sus pérdidas; el abuso de los placeres venéreos y de la consuncion tres períodos, no siempre bastante masturbacion, que echa bien pronto en el ma-narcados para ofrecer una distincion fácil, y rasmo á los imprudentes que se entregan á que en consecuencia sirven con preferencia ella con esceso; las pérdidas considerables que para señalar grados sucesivos y diferentes en resultan de hemorragias, diarreas y diabéticas; intensidad. los vicios hereditarios ó adquiridos, las escrófulas, el mal venéreo, los empeines, la sarna, el escorbuto, la raquitis, la gota, mas o menos inveterados y degenerados; las enfermedades orgánicas, sobre todo, tubérculos, esquirros, úlceras, cánceres que atacan las partes internas, y señaladamente los pulmones, el estómago, el canal intestinal, el mesenterio, el bazo, el hígado, los riñones, la vejiga, el útero, etc., En el segundo periodo de la consuncion, la finalmente, la influencia ya de afecciones mo- calentura se distingue fácilmente y tiene exrales, tristes y debilitantes, como pesares pro- acerbaciones manifiestas; el pulso bajo, vivo longados, celos, envidia, nostalgia, esplin, y frecuente, ofrece una exacerbacion notable etcétera; ya de pasiones violentas y exalta- en los crecimientos, y mientras estos duran das, como el amor, la ambicion, el juego, el hácese sentir un calor intenso en las palmas esceso de estudio, un trabajo de bufete desme- de las manos y en las plantas de los pics, terdido, etc. Fácil es de concebir que la accion minando por copiosos sudores que inundan lenta y continua de estas causas y de muchas el cuerpo y acaban de sumirle en el mayor otras que pasamos en silencio, basta para in- abatimiento y postracion. Al propio tempo troducir en las funciones un desórden ó alte- pierden los enfermos el apetito, esperimentan racion que vaya minando la máquina sorda-una sed mas o menos viva, el menor movimente, consuma las fuerzas y conduzca lenta-miento los deja sin aliento; á veces se apodemente á una estenuacion con frecuencia irre-ra de sus miembros un frio intolerable y nada parable. es capaz de calentarles, y el cuerpo con sus

En el primer período las funciones de la máquina orgánica no han esperimentado todavia mas que un desarreglo de poca consideracion; no siempre hay movimiento febril, y si existe es irregular, ó tan ligero y oscuro que es preciso prestar mucha atencion para advertirlo, señaladamente cuando no lo indica lesion alguna de órgano particular.

Pero sean cuales fueren las causas del ma- continuas pérdidas y sin el beneficio de reparasmo, hay una porcion de fenómenos comu- racion alguna, va enflaqueciendo casi visiblemunes y generales, por los cuales puede reco-mente, caminando con esta rápida emaciacion nocérsele. Tienen los enfermos un movimien- al tercer período de la enfermedad. to febril, lento y continuado, que se exaspe- Ya en este postrer grado exaspéranse los ra ordinariamente por la tarde y despues de síntomas, y la descripcion de su conjunto forla comida, ofreciendo crecimientos mas ó me- ma aquel cuadro repugnante que pintó el ménos irregulares, durante los cuales las palmas dico de Capadocia con colores de tan terrible de las manos y las plantas de los pies se cons- verdad. Tienen los enfermos ánsias continuas tituyen centro de un calor intenso, cuyas y disgusto para el alimento: al caer la tarde exacerbaciones van seguidas de sudores mas o apodérase el frio de sus estremidades y no les menos abundantes y de un efecto muy debili- deja hasta por la mañana, en que tiene entratante. Es la respiracion algo mas frecuente que da el calor; el pecho se cubre de un sudor mas en estado de salud, y ordinariamente va acom-ó menos fuerte; la voz se hace ronca y cortapañada de una tosecilla seca que crece junto da á menudo por una tos molesta; adelgázase con aquella al menor ejercicio. El apetito va el cuello, se pone un poco de través, estendisminuyendo de dia en dia, y frecuentes in- dido y antes tieso que flexible; vuélvense deldigestiones, acompañadas de una diarrea que gadas las falanges de los dedos, mientras que se va renovando sin cesar, indican la atonía de las articulaciones se presentan voluminosas, las facultades digestiva y asimilatriz. Apodé- encórvanse las uñas, consúmense las carnes, rase de todos los sistemas del organismo una desaparecen los músculos y hasta'de las tetas no estremada susceptibilidad nerviosa; hácense los queda mas que la estremidad; no solo pueden enfermos muy sensibles al frio, hasta en aque-'contarse distintamente las costillas, si que tam

bien conocer hasta si falta alguna y observar | acompañado de una debilidad general y una sus inserciones en el esternon y en las vérte-demacracion progresiva, ya con pulso lento ó bras; los intervalos que las separan forman débil, ya con un movimiento febril que tiene otras tantas cavidades; los omóplatos se ase- exacerbaciones periódicas, deberá considerarmejan á las alas de las aves; el vientre está se este estado como una hectisia proveniente pegado á la espina dorsal; la piel está floja, de un rápido crecimiento, de una elaboracion seca y mugrienta; cáense los cabellos; la cara demasiado enérgica para órganos débiles aun, está descarnada, pálida ó lívida, y algunas ve- é inmediatamente será preciso esforzarse en ces hinchada; hundidos los ojos, pero claros y prevenir sus funestas consecuencias. He aqui brillantes; la nariz puntiaguda y afilada; los uno de los puntos en que la higiene podrá pómulos encarnados y proeminentes; el bue- desplegar con mayor ventaja los diferentes co del carrillo pegado á los dientes; el enfer- métodos de conservacion que posee; á cuyo mo parece reirse, y finalmente, todos tienen efecto se pondrán en práctica todos los recuruna cara hipocrática, una apariencia cadavérica sos que pueda ofrecer el conveniente uso de y no tardan en sucumbir cuando se agrega á un aire puro, señaladamente de el del campo, este deplorable estado una diarrea colicuativa. de alimentos escogidos entre los que fortifiTales son las espantosas señales que caracte-can el estómago, de buen vino añejo, de la rizan el marasmo llegado á su último pe- gimnástica proporcionada á las fuerzas del inriodo. dividuo, etc. A estos medios higiénicos hay Difere esta enfermedad segun es esencial que añadir la administracion de medicamentos ó sintomática. En el primer caso es debida á tónicos, entre los cuales ocupa el primer puesuna perturbacion de acciones ó funciones de to la corteza del Perú. Y como la naturaleza en todo el cuerpo ó de algun sistema de órganos, esta época de desarrollo es susceptible de maperturbacion independiente de toda enferme-nifestar su potencia conservadora y hasta de dad preexistente, de toda alteracion de tejido. triunfar por si sola de una multitud de obsEn el segundo es consiguiente á otra afeccion táculos, razon hay de esperar una lucha y esmórbida, ya sea calentura, flegmasia, hemor-fuerzos saludables, por su parte, tendencias ragia, ya lexion orgánica, como tubérculos, que el médico á quien compete conocerlas, esquirros, úlceras, cáncer, ya vicio heredita-procurará favorecer con todas sus fuerzas dánrio ó comunicado, como escrófulas, venéreo, dolas conveniente direccion. raquitis, gota, etc. Siguiendo esta distincion, La consuncion senil ó por descrecimiento, puede dividirse la consuncion en dos grupos, subdivididos despues en varias especies, que iremos indicando someramente.

Hay una consuncion primitiva ó esencial, que es, como acabamos de decir, resultado de una perturbacion general ó particular en el organismo, sin que se altere la integridad de tejido alguno, y sin que haya contribuido á su origen enfermedad alguna hereditaria ó adquirida. Este género de consuncion abraza:

es opuesta á la anterior; pues si esta tiene por causa el desarrollo escesivo y pronto de todas las partes del cuerpo, aquella parece resultar de su decadencia en razón á la acumulacion de años. Bajo este concepto, la consuncion senil es patrimonio de todas las personas que llegan á una edad adelantada, porque á medida que el hombre va avanzando hacia la decrepitud, enflaquece, se deseca y se consume, sin poder reparar las pérdidas que diariamente La consuncion por crecimiento rápido. Vén- esperimenta. Semejante estado, de mas ó mese algunas veces niños y jóvenes cuyo cuerpo nos lenta progresion, puede ir ó dejar de ir va creciendo con increible rapidez, y cuya na- acompañado de calentura. Señálalo ordinariaturaleza opera evidentemente en pocas sema- mente una degradacion sucesiva de los órganas ó meses, lo que debiera ser fruto de uno nos y de sus funciones: hacese la circulacion ó muchos años; de donde resulta que no débil y lánguidamente: los sentidos solo reciteniendo tiempo los órganos para adquirir fir-ben impresiones incompletas: la nutricion se meza y una fuerza de cohexion suficiente, es- verifica con lentitud é imperfectamente: floja perimentan en sus funciones cierta languidez, y arrugada la piel pierde su flexibilidad y solo de que nace una perturbacion, que á durar al-presenta una superficie seca, árida y mugriengun tiempo, puede determinar un estado de con- ta: en una palabra, todo el organismo está hesuncion funesto. Esta elongacion del cuerpo rido de una atonía que lentamente le va conhácese á veces á espensas de la rectitud del duciendo à una destruccion inevitable. Exige tronco y de los miembros, que pueden verse tambien la consuncion de los ancianos una atacados de vicios de conformacion y de de-alimentacion escelente y restaurativa, el uso vaciones mas o menos pronunciadas; y otras, á espensas de las facultades intelectuales, que parecen languidecer en una especie de apatia ó idiotismo, etc.

No son ciertamente dificiles de conocer las señales de este linage de consuncion. Cuando se nota que el cuerpo de un niño toma de repente un desarrollo considerable en estatura,

habitual de vino generoso, la contínua esposicion à un calor templado, baños y fricciones, y sobre todo las diversas preparaciones de la quina. No imitaremos, empero, el ejemplo de algunos autores que proponen el dulce remedio que tan bien le salió á David, pues solo en casos muy raros y particulares, puede per'mitirsele á un anciano que divida su lecho con

« AnteriorContinuar »