Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

„Pero sin duda ni en presencia ni „por letra la reprehendió él, ni otros le» trados que la vieron , porque son pala

bras de San Agustin epístola 149 sobre wel párrafo de los hereges donatistas. Si

aquellas palabras hallais ser reprehensi„bles , habedlo allá con San Agustin que » las dixo, y dexad á mí que las alego...

» Asímismo decís que mi carta dice „ que yerran los inquisidores de Sevilla

que

hacen ; y que se seguiria que »la reyna nuestra señora habria errado „en gelo cometer. Yo por cierto no es»cribí carta que tal cosa dixese ; y segun » parece conozco tanto della que no dirá „lo que no le mandé :

: porque

ni
yo

dijogo que ellos yerran en su oficio, ni la „reyna en su comision; aunque posible se»ría su alteza haber errado en gelo come„ter , y aun ellos en el proceder; y lo uno „y lo otro no por malas intenciones su»yas, mas por dañadas informaciones age

»en lo

nas.

[ocr errors]

Bueno era por cierto y discreto el „rey Don Juan de gloriosa memoria , pe»ro pensando que hacia bien cometió

esa ciudad de Toledo á Pedro Sarmiento "que gela guardase, el qual, pervertido

» Así

„de malos hombres della , rebelló contra

el rey é hizo tiro al título real, y aun »tiró piedras á su tienda.

„La reyna nuestra señora bien pensó „que hacia quando confió la fortaleza de „Nadar á Martin de Sépulveda , pero alzose con ella y

vendiola al

rey

de » Portugal.

que ,

señor enmendador, no es » maravilla que su alteza haya errado en la comision

que

hizo pensando que co»metia bien ; y ellos en los procesos , pen

sando que no se informaban mal; aun" que ni

agora

afirmo cosa nin» guna de estas.

» A las otras cosas que tocais de la sa„cra escritura no os respondo porque no »sé quien sois: aclaraos, y satisfaceros he » quanto pudiere; y aun daros he á enten

der claro como pecais en el pecado de la » mentira por me macular del pecado de la , heregía (4)."

A pesar de la cautela con que Fernando del Pulgar escribió esta carta , y

yo dixe, ni

(4) Carta 21 de las de Fernando del Pulgar , impresas con el tratado de los Claros varones de Castilla.

habló en la crónica , se conoce con claridad la opinion que tenia formada del establecimiento de la Inquisicion ; y de

positivo no pudo encubrir que reprobaba el imponer á los hereges la pena capital, porque manifestó conformarse con la doctrina de San Agustin , la qual me parece digna de copiar aquí para conocimiento completo de las opiniones de Pulgar , y de los otros que las adoptaban segun el testimonio de Mariana.

Escribiendo el santo doctor al conde Bonifacio , procónsul de Africa sobre la ley que el emperador Honorio habia promulgado año 405 contra los donatistas, decia entre otras cosas lo que sigue : »An

tes que fuesen remitidas al Africa estas » leyes , por las quales los donatistas son

compelidos á entrar en el santo convi»te, opinaban algunos hermanos (y yo „ con ellos) que a pesar de la crueldad wcon que los donatistas se conducian, » no se debia pedir á los emperadores la extincion de la heregía por medio del

castigo de los que quisieran permanecer wen ella , sino solo una ley que contu„, viese á los donatistas en las violencias fuuriosas que hacen a los que siguen la

F4

وو

[ocr errors]
[ocr errors]

verdad católica: lo qual pensabamos que » se podria conseguir en cierto modo con »solo extender á los donatistas la ley del „piadosísimo emperador Teodosio, que » castigaba con multa de diez libras de »oro al obispo ó presbítero que incurria

en heregía. Y aun esto no queriamos „ que se mandase contra todos los dona» tistas sino solo contra aquellos que hacian las violencias á los católicos. Pen» sabamos que aterrados así los donatis» tas, y absteniéndose de hacer violencias, » podia enseñarse y conservarse libremen

te la verdad catolica , sin compeler á „ nadie a profesarla , siguiéndola solamen» te los que quisieran voluntariamente, sin » miedo de violencias , pues así se evitaba la exîstencia de católicos fingidos y aparentes.

„Fueron de opinion contraria otros „, hermanos mas provectos, fundados en wel exemplo de muchas ciudades y pue„blos en que con el favor de Dios está „consolidada la verdad católica, despues, » de haber comenzado por compulsion en „ virtud de leyes de los emperadores an»tecesores, pero sin embargo prevaleció »en el concilio el pedir al emperador so»lamente la providencia indicada.

[ocr errors]
[ocr errors]

„Nuestros legados fueron a la corte : mas Dios (que preveeria ser necesario wel rigor del castigo para los hombres »cuya dureza no se pudiese ablandar con „, leyes suaves) dispuso que no consiguie»ran el objeto de su mision, porque ya

nos habian adelantado algunos obis„pos con gravísimas quejas de los muchos »males padecidos ; entre los quales era »uno la expulsion de sus propias sillas; „y porque obstó sobre todo el horrendo „é increible homicidio cometido contra

Maxîmiano , obispo católico de la iglesia vagiense ; pues estaba ya publicada la » ley de no dexar impune la heregía de

los donatistas , y se reputó por cruel»dad mayor el perdonar entonces.

Esto no obstante no se impuso á „los donatistas el último suplicio por conservar aun con los indignos la mansedum

bre cristiana. Solo se les castigó con mul»tas pecuniarias y destierro de sus obispos »y clérigos (5).”

Así se explicaba San Agustin aíío 405; y habiendo ido en aumento la ferocidad

[ocr errors]

(5) S. Agustin , ep. so. de las ediciones antiguas, que es la 185 de la edicion de S. Mauro.

« AnteriorContinuar »