Imágenes de páginas
PDF
EPUB

en celada, con lo qual sin dilacion se rindió la fortalezal. Por este mismo tiempo recibieron los de Castilla una nueva rota en los campos de Arabianà , que están á las haldas de Moneayo', harto conocidos y desgraciados de tiempo antiguo por la muerte desgraciada y desleal executada en las personas de los siete Infantes de Lara. Ruy Diaz de Mendoza por sobrenombre el Calvo , aunque ciudadano de Sevilla , era capitan de quatrocientos caballos de Navarra. Este venció en un encuentro á Iñigo Lopez de Mendoza señor de Hita por arriscarse con me nor número de gente á pelear con los contrarios : pocos fue ron los maertos porque el capitan, como vió los suyos desbaratados, se recogió con algunos á un ribazo en que se hizo fuerte. Los mas se pusieron en huida y se salvaron á causa que los contrarios no tenian noticia de la tierra, y por la escuridad de la noche que cerró. Hacíanse las cortes de Castilla en Medina del Campo por principio del año mil y quatrocientos y 1430. treinta , y por el mismo tiempo las de los Catalanes en Tortosa , presentes los dos Reyes cada qual en su parte. Era grande la falta de dinero para los gastos de la guerra, que pretendian seria muy larga; y era grande la dificultad que se ofrecia para allegallo, Las rentas de Aragon eran pequeñas, las riquezas de Castilla consumidas con los gastos y poco órden del Rey y

de su casa , como quier que la templanza del Principe sirva en lugar de muy gruesas rentas bastantes para el tiempo de la guerra y de la paz. En ambas partes se trató de la poca lealtad que algunos grandes guardaban á sus Reyes. Deseaba el de Aragon sosegar á Don Fadrique conde de Luna, ca se entendia inclipaba a seguir el partido de Castilla, movido del dolor y sentimiento que causaba en el habelle quitado el reyno ; demas que no faltaba gente liviana que despertaba su ánimo inconstante, y le ponia grandes esperanzas de vengarse y alcanzar mayores riquezas, si se arrimaba á Castilla. No pudo salir el de Aragon con lo que pretendia en esta parte , ni le pudo hạ. ber á las manos, pero confiscóle todo su estado, que le tenia muy grande. Lo mismo hizo el Rey de Castilla con los Insantes de Aragón, y aun pasó mas adelante, que ó por ser de su condicion pródigo, ó con intento que á aquellos señores no les quedase esperanza de reconciliarse con él

у

restituidos en sus bienes , los pueblos que les quitó, los repartió entre otros,

ser

[ocr errors][ocr errors][ocr errors][merged small][ocr errors][merged small][ocr errors]

caballeros principales. El maestrazgo de Santiago se dió en administracion á Don Alvaro de Luna, á Pedro Fernandez de Velasco en propiedad la villa de Haro, Ledesma á Pedro de Zúñiga (al uno y al otro con título de condes) á Pedro Manrique dió á Paredes, al conde de Benavente hizo merced de la villa de Mayorga, Medinilla fué dada á Pero Ponce. A Iñigo Lopez de Mendoza cupieron del repartimiento y del botin algunos lugares cerca de Guadalaxara , que eran de la Infanta Doña Cathalina : á Don Gutierre Gómez de Toledo , obispo que fué adelante de Palencia , Alva de Tormes en tierra de Salamanca': á otros caballeros diferentes dió otros pueblos y lugares en gran número. Por este modo de la caida destos Infantes como de un grande edificio se fundaron en Castilla nuevas casas y estados, que permanecen y se conservan hasta el dia de hoy, dado que algunos han hecho mudanza por diversas causas de apellidos y linages. A Don Fadrique conde de Luna, que huido de Aragon, por el mismo tiempo llegó á Medina del Campo, despues de habelle honrado y festejado mucho dieron primero las villas de Cuellar y Villalon, despues tambien Arjona y otras rentas con que pudiese sustentar su casa y estado. Doña Leonor Reyna de Aragon fué llamada á Tordesillas, y allí puesta en el monasterio de Santa Clara. Quitáronle asimismo tres castillos suyos que tenia con guarnicion , que ella entregó como le era mandado, todo á propósito que no pudiese ayudar a sus hijos ni con hacienda , ni de otra manera alguna; pero poco despues se revocó todo esto en Burgos. Despues del rigor suele seguirse la benignidad y compasion , demas que parecia cosa fea que la madre inocente pagase los deméritos de sus hijos. Fué puesta en libertad, y fueronle restituidos sus castillos con condicion y promesa que hizo de no acudir á sus hijos en aquella guerra. Ayudó mucho para tomar esta resolucion una embaxada que vino sobre estas diferencias de Portugal , dado

que

sobre todo con ella se pretendia, era que entre los Reyes de Castilla y de Aragon se hiciesen treguas hasta tanto que jueces señalados por ambas partes tratasen entre sí, y asentasen las condiciones de la paz. No tuvo esto efecto por no estar aun sazonadas las cosas. En Peñíscola este año el domingo de Ramos, que fué á los nueve de abril, y el jueves adelante salió del sepulcro del Papa Benedicto tan grande y tan sua

[ocr errors]

que lo

ve olor, que se hinchó del todo el castillo : así lo testifican algunos autores (1), como yo pienso, mas por aficion que con verdad. Esta fama por lo menos fué ocasion que Juan de Luna su sobrino le hiciese trasladar á Illueca , villa suya puesta entre Tarazona y Calatayud. La licencia para hacello alcanzó de. baxo de condicion que ni le hiciesen hopras , ni fuese enterrado en lugar sagrado en pena de su contumacia, y de haber por ella muerto descomulgado. Aprestábase el Rey de Castilla para la guerra, y con gran cuydado juntaba una hueste muy grande, como el que estaba determinado de hacer de nuevo con mayor fuerza y pujanza otra entrada en Aragon, Junto con esto tepia mandado á Don Fadrique Enriquez, almirante del mar que con su armada que tenia á punto, trabaxaśe las riberas y mares de Aragon con todo género de daños. Hecho esta, movió con sus gentes y llegó a Osma. El Rey de Aragon en Tab razona se aparejaba para la guerra, el de Navarra en Tudela: ambos con mayor porfía y diligencia que recaudo, á causa que aquellas dos naciones aborrecian aquella guerra como mala y desgraciada. Fueron sobre el caso enviados embaxadores de Aragon, que llegaron á Osma á catorce dias de junio. Dióseles luego audiencia : Don Domingo obispo de Lérida, que era el principal y cabeza en aquella embaxada, habida licencia de has blar, con un largo razonamiento que hizo, relató quan grang des beneficios tenian los Aragoneses recebidos de los Reyes de Castilla. Que la memoria dellos seria perpetua , sin embargo que tomaron las armas po por voluntad sipo forzados de los engaños de algunos señores, que se aprovechaban de la facili dad y nobleza de su Rey para echar sus deudós de la corte, sin dar lugar aun de hablalle como los que estaban con la privanza hinchados y acostumbrados á malas mañas. Que de buena gana las dexarian, si con reputacion lo pudiesen hacer y que los partidos fuesen hộprosos y tolerabļes. Ninguno ignoraba: quan grande seria el estrago y desventura de todos si se vinie se á las manos de poder a poder. Las espadas que una vez se tiñen en sangre de parientes, con dificultad y tarde se limpian no de otra manera que si los muertos y sus cenizas anduviesen por las familias y casas pegando fuego y furia á los vivos, to.

(1) Zurit, lib. 13. cap. 70.

[merged small][ocr errors][ocr errors]

dos se embravecen, sin tener fin ni término la locura y los males. Punzados por el razonamiento del obispo Don Alvaro y el conde de Benavente respondieron por sí y por los demás, Hegaron á malas palabras, y parece buscaban ocasion de pa sar adelante! Ranion Perellos', uno de los embaçadores, Icon loco atrevimiento se ofreció á hacer campo y probar con las armas a qualquiera que quisiese salir a la causa , que tenian la razon de su parte: grande resolucion y brava ; pero por estar el Rey presente no se pasó á mas que palabras. Con esto se acabo aquella juntal: despues los embaxadores de Aragon hablaron de uno en uno á los grandes de Castilla, y hicieron con sub amonestaciones tanto que los inclinaron á la paz. Está bán los reales de Castilla á la putente de Garay, sitio en que se entiendo estuvo asentada la antigua Numancia", mas por las 'medidas y sitio de los lugares , que porque hay algun rastro ciero to desta antigüedad. Pasó el Rey con' sti campo á Majano. Allí pou grap diligencia que los embaxadores hicieron, asentaron trogaas por parte de Castilla Don Alvaro de Luna y Don Los pez de Mendoza arzobispo de Santiago, que nombraroit para tratar de las capitulaciones con los 'embaxadores de los dos Re. yesu Concertaron finalmente que dura sen las tregtas por espad eiol de cinco años con estas condiciones : dexadas por ambas partes las armasi, se abriese la contratacion como antes :llos Infantes de Aragon restituyesen á Alburquerqne dentro de treinta diasis y que no pudiesen entrar en Castillo en tbdo el tiempo de las treguas, ni tampoco el Rey de Castilla fes quíta sėklos päeblos que por ellos se tenian 'ultimamente que Don Fadrique conde de Luna, y Don Jofre marques de Cortes bijo de Don Carlos Rey de Navarra, que andaban foragidos en Cast tilla, no fuesen maltratados por los Reyes de Aragon y Navara ra:¡Para las demas diferencias se nombrasen catorde jueces , siete de cada parté: y que basta concluirlestuviesen y residied sen en Tarazona y Agreda pueblos á la raya de Aragon." Luego que estas condiciones fueron aprobadas por los Reyes', sepie govaron las treguas en los reales la misma fiesta del Apóstól Santiago ulo mismo se hizo en las cindades y lugares de los tres reynos con grande alegria de todos, que se regocijabant no solo por el bien presente, sino mucho mas por la

esperana za que cobraron de asentar una paz muy larga. Despacháronse

correos a todas partes que llevasen puevas tan alegres, y en particularlal Rey de Portugal, el qual con su embaxada y grande instánėia que hizo muchas veces, procurarase composiet sen estos debates dei los Reyes y en aquella sazon se mostraba alegre por los desposorios que festejaba de Doña Isabel su hija con Philipe duque de Borgoña viudo de su segunda muger's Deste matrimonio nació Cárlos Ollamador el Atrevidol, duque que fué adelante de Borgoña y conocido no mas porda grandes za de sus hechos y valor , que por el triste y desgraciado tiñ que tuvo. El Rey de Aragon despadhor'una armada á Portugal para llamár á sus hermanos: Pretendia el que dèxando a Alb burquerque, se acompañasen ziy empleallos' en»largiterra de Italia, que le tenia ensimacho cuydado, y de dialy de noche no pensaban sinolenvplver a ella pagngud'la ida de las Infantes no se efectuowego. Las gentes del Castilla fueron desde Osma despedidas con órden que tá la primaveralno falta sen de acudir á sus banderas para dar principio a la guerra de los Morošidle Granada Hechoresto y el Rey pasó 10 deniras deli estroën Mal, drigal villa muy conocida'; db álaisązon la Reyna se hallaba. 201 96, c11 201 on veosedi 201 caloe ota) wasil culoar fiestaq ilb) anissa 56.1 mon by amit 911p 2:19TI film) (19

Capitulo III. /<l <zoinitzada solo sbarys post is dalojo 92 coboken col cibojol bomulov 11., O pilib: 190 l, iDesda guerra de Granada: 1.16520 1199 Onits -29b aid 19 104.200ciszino ob 2031:3369 201 11402 $7) SUP04 f1 Eu e fit de la guerra de Avagon' fué principio de loiras dos guertas: de la que á los Maros se hizo wyde la de Nápoles' co mo quier que nunca tos Reyes sosiégan, en especial quando su imperio 'está muy estendidos antes unas diferencias se trabani de otras y se mueven de nuevo cada dia, ademas de la ambicion mal desapoderado y cruel y que no tiene límite algunos el que mas tiene, mas desea , y demas cosas está menguados mis serable y torpé condicion de la naturaleza de los mortales zesil bien á Don Juan Rey de Castilla puede escusap selideseo que tenia de ensanchar el nombre Christiano , y extirpar:ļa nacion de los Môros, por lo menos en España. El Rey iMabomad llamado el Izquierdo, restituido que fué en el reynó (como antes desto queda dicho ) rehusa bà sin embargo de pagar el tributa y parias que asi él como sus antepasados tenian costumbre de

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »