Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[merged small][ocr errors]

voluntad hasta Ebora, en que la corte se hallaba : allí fue preso, ca se tenia aviso que por medio de Pedro Iusarte de nuevo volvia á los tratos de antes que tenia con el Rey Don Fernando. Descubriólo Gaspar lusarte hermano de Pedro Iusarte, y en premio deste aviso y oficio fueron adelante ambos honrados y galardonados, en particular á Pedro se hizo merced de un pueblo llamado Arroyuelo. Pusieron acusacion al de Berganza , , oidos sus descargos, por no parecer bastantes le sentenciaron á muerte, como quien cometió, delito contra la magestad. La sentencia se executó á veinte y dos de junio: aviso para los demas que pocas veces las novedades paran en bien, antes son perjudiciales, y mas para los mismos que les dieron principio: juntamente con el Duque justiciaron otros seis hidalgos que hallaron culpados en aquel tratado. El condestable de Portugal con otros se salieron de aquel reyno , y los hermanos del duque de Berganza con presteza se ausentaron : asimismo la duquesa Doña Isabel luego que le vino la triste nueva de la prision de su marido, envió á Castilla sus tres hijos Philipe, Diego y Dionysio por no asegurarse que les valdria su inocencia si venian á las manos del Rey sañudo y airado. Destos Don Philipo falleció en Castilla sin casarse, Don Diego volvió á Portugal con perdon que adelante se le dió, Don Dionysio casó en Castilla con hija heredera del conde de Lemos. Al duque de Viseo valió su poca edad; solo el Rey otro dia despues de justiciado el de Berganza le avisó y reprehendió de palabra sin pasar adelante. Ni el castigo del up duque, ni la clemencia que con el otro se usó, fueron parte para que los conjurados amaynasen y desistiesen de sus intentos; antes de secreto se quexaban de tiempos tan miserables, que eran tratados como escla. vos, y por estar algunos pocos, apoderados de todo, no se hacia caso alguno de los demas: que el duque de Berganza por no poder disimular con aquellas insolencias pagó con la cabeza; lo

que con el hicieron , ¿quién los aseguraria que no se executase con los que quedaban? « Hasta quándo señores sufrirémos cosas tan pesadas ? Si no ganamos por la mano, y no prevenimos tan malos intentos, todos juntamente pereceremos. ¿Por qué no vengamos aquella muerte con matar, y con la sangre del tyrano hacemos las exèquias. y honras de aquel Príncipe inocente y bueno ? » Acordaron que se hiciese así, y que

[ocr errors][ocr errors]

muerto el Rey pondrian en su lugar al duque de Viseo: intento atrevido, pórfía pertinaz, niiserable remate. Esperaban soJamente coyuntura para executár lo concertado, mas antes que lo pudiesen hacer toda la conjuracion fué descubierta por esta manera. Tenia Diego Tinoco una hermana amiga del arzobispo de Ebora : ésta muger, sabido lo que pasaba , y el peligro que corria el Rey, lo descubrió a su hermrno , y él al Rey en 'hábito de frayle Francisco, con que fué á Setubal á hablalle y dalle el aviso para qué fuese mas secreto : lo mismo le aviso Vasco Coutiño, cuyo hermano llamado Gutierre Coutiño era cómplice en la prática ; en premio, pasado el peligro , le hizo merced del condado de Barba y de Estremoz. Salió el Rey un dia de aquella villa con intencion de visitar una iglesia muy devota que estaba alli cerca : iban en su compañía los conjurados, alegres por parecelles que en tantos dias no habían sido descubiertos, determinados al salir el Rey de la iglesia acometelle y malalle, quiso su ventura que su camarero llamado Faria le avisó á la oreja del riesgo que le amenazaba. Habló á los conjurados cortesmente, con que ellos reprimieron algun tanto su rabia; sin embargo, como no se tuviese por seguro, se entró en otro templo que se dice de Naestra Señora la Antigua, y está en el arrabal de aquella villa ácia el mar. Hizo esto disimuladamente por entretenerse hasta tanto que le acudiesė mayor púmero de cortesános: para esto de propósito alargaba ła plática que tenia con Vasco Contiño. Pesábales á los conjurados de aquella tardanza : temian que si perdian aquella ocasion, alguno de tantos como eran participantes por ventura los descubriria , y querria ganar gracias á costa de los otros. Quando esto sucedió era viernes veinte y siete de agosto. El Rey libre de aquel peligro envió con otro achaque á llamar al duque de Viseo, que se hallaba con la duquesa su madre en Palmela á la mira de en qué paraba lo que tenian los conjurados tramado : el peligro á que se ponia en obedecer á aquel mandato era grande; pero en fin se resolvió, confiado en que ningano le habria faltado, á ir al llamado del Rey. Engañóle sú pensamiento: Juego que llegó, y entró en el aposento del Rey en presencia de algunos pocos que allí se hallaron, él mismo de dió de puñaladas. Díxole solamente estas palabras : « Andad, decid al duque de Berganza el fio en que ha parado la tela que

dexó comenzada. Era el duque de Visco como de treinta años quando acabó desta manera. Los astrólogos por el aspecto de las estrellas le tenian pronosticado que seria Rey : gente vanj. sima, cuyas mentiras bien que muchas , y conocidas de todos, en todas las naciones han siempre corrido y correrán. Sn estado todo fue luego dado á Don Emanuel su hermano, salvo que mudado el apellido le llamaron duque de Beja. El cielo le tenia aparejado el reyno de Portugal, lo qual dió á entender y pronosticó como decian una esfera que traia acaso en su escudo por divisa y blason : á su ayo Diego de Silva en premio de sus servicios hizo él mismo adelante merced de Portalegre con título de conde. Los dernas conjurados unos fueron presos, como el arzobispo de Ebora y Don Fernando su hermano y Gutierre Coutiño, los mas en Castilla vivieron desterrados, pobres

у miserables. Por el mismo tiempo el Rey Luis Onceno de Francia falleció en un bosque en que se entretenia junto á la ciudad de Turon, á treinta dias de agosto : dexó en su testamento mandado que lo de Ruysellon y Cerdania se restituyese á cuyo solia ser. Sucedióle su hijo Cárlos Octavo en edad de trece años , enfermizo, de muy poca salud, y mal talle. Su padre le hizo criar en Amboesa , sin dar lugar á que le hablasen, ni conversasen fuera de unos pocos criados que le señaló (1). El retiramiento fué tal que aun no quiso estudiase gramática : decia que bastaba supiese en latin estas tres palabras solas : el que no sabe fingir no sabe reynar. Pero nuestro cuento ha pa. sado en el tiempo muy adelante : será forzoso volver á relatar las cosas de Castilla, y tomar el agua de un poco mas atrás.

(1) Emil, al fin del lib. 10 de su histor.

LIBRO VIGÉSIMOQUINTO.

Capítulo primero.

Del principio de la guerra de Granada.

(rincipio de una nueva narracion , y fin deseado de toda

esta obra será la famosa guerra de Granada , la qual debaxo la conducta y por mandado de los Reyes Don Fernando y Doña Isabel se continuó por espacio de diez años, llena de varios y maravillosos trançes , y en cuyo discurso se dieron batallas muy bravas : su remate últimamente alegre y dichoso para España y para todo el orbe Christiano, pues por esta manera cayó por tierra de todo punto el reyno de los Moros que en aquellas partes se conservó por mas de setecientos años : grande mengua y afrenta de nuestra nacion. Llegamos á vista de tierra despues de una larga y dificultosa navegacion: queremos caladas las velas tomar puerto, y con un nuevo aliento y fuerzas de nuestro ingenio poner fin á este trabaxo: el socorro y ayuda del cielo y de los Santos confiamos que como hasta aqui no nos faltará. El reyno de Granada esta puesto entre el de Murcia y el Andalucía , parte de la antigua Bélica y de la provincia Carthaginense. Tiene en ruedo setecientas millas ; que hacen casi docientas leguas, y es mas largo que ancho. Desde Ronda hasta Huescar se cuentan sesenta leguas por el largo: por el ancho desde Cambil hasta Almuñecar so

las veinte y cinco. Sus aledaños a la parte de Levante el rey99 de Murcia , por la parte de Mediodía le baña el mar Meditere ráneo , por las demas partes del Poniente y del Septentrion le ciñen las otras tierras de la Andalucía: Goza de cielo muy,ale gre y suelo muy apacible. Sus campos son muy fértiles y abun dantes en todo género de frutos y esquilmos tanto como los mejores de España. La tierra doblada por la mayor parte: los mismos montes empero por las muchas aguas con que se rida gan', son á propósito para ser cultivados, y criar toda suerte de árboles , por donde perpetuamente están verdes y muy frest cos. De aquí resulta ser el ayre templado en invierno y jen veb rapol, cosa muy saludable para los cuerpos mayormente en la ciudad de Granada cabeza del reyno, una de las mas nobles abastadas y mas grandes de toda España si de cuyo nombre todạ da proviscia se llama el reyno de Granada, y la ciudad șe Hamó asi de una cueva que llega hasta :una aldea llamada. Als sabar, en que hay fama que antiguamente los naturales, se exercitaban en el arte de Nigromancia. Gar en lengua arábiga es lo mismo que cueya , y cierto, número de soldados, que vie

bieron en compañía de Tarif á la conquista de España y natus u rales de una ciudad de las Suria Idamada Natao , acabada aquella

guerra desgraciada, hicieron su asiento en aquella parte. De

Gary de Nata se forjó el nombre de Granada, como lo sientent & y dicen personas de prudencia y erudicione otros traen otras i etymologias deste nombre y en que no hay para que gastar

tiempo , ni ser pesados con referir diversas opiniones y derim ( vaciones de vocablos , mayorinente inciertas. Averiguasel al

cierto que en aquel reyno á la sazon que se comenzó esta guer-> ra, y quando últimamente quedaron vencidos los Moros y surl gelos, se contaban catorce ciudades s.yiñoventa y siete villasb Laz mas principales ciudades, fuera de la ya dicha» erant Almería, Málaga y Guadix . Plinio la llamó Accia todas, tres i tienen iglesias cathedrales y buen número de ciudadanos. Muel chas causas se ofrecian para emprender esta guerras el odio i comun contra aquella gente, la diversidad en la religion yrs haberse fundado aquel reyno en España á sinrazon ; y conser

por largo tiempo con vergüenza y afrenta de los Chris-/ tianos, muchos y grandes agravios de la una y de la otra parte, como suele acontecer entre reynos comarcanos. La flaquezas

23

vado

TOMO V.

« AnteriorContinuar »