Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[graphic][subsumed][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][ocr errors]

nian de muchos años atrás. En Florencia hizo su entrada el mismo dia que Pico Mirándula falleció en ella en edad de trein, ta y quatro años : persona de raro ingenio y excelente erudicion, por donde le dieron renombre de Fenix. Concertóse el Rey con los Florentines en que acabada aquella guerra les ress tituiria sus fortalezas, y que ellos por contemplacion suya perdonarian, á Pedro de Médicis y á sus hermanos, y para el gasto de la guerra contribuirian con ciento y veinte mil flori. pes. Estaba á la sazon Roma muy alborotada, los cardenales poco conformes, la nobleża dividida porque Próspero y Fabric cio Colona seguian el partido de Francia ; y Virginio Ursino el de Nápoles, y los Coloneses junto con el cardenal Ascanio Est forcia se habían los dias pasados apoderado de la ciudad de Ose tia, por donde tenian á Roma puesta en grande aprieto'y falta de bastimentos, que no le podian entrar por el mar. Todos tepian entendido que el Papa se concertaria con el Rey de Francia, o que pretendia salirse de Roma: por esto el pueblo comenzó á alterarse, y el Papa fué forzado en consistorio á de. sengañar los cardenales y caballeros Romanos con decilles que su intento era favorecer la justicia , y si el Rey de Francia por: fiase á entrar con el exército en Roma, hacelle rostro y defens dérselo hasta morir en la demanda. Todas sus razones eran de poco momento para animar la gente, que tenian atemorizada las nuevas que cada dia venian de la llegada del Rey, y de los pueblos de la iglesia de que los Franceses continuamente se apoderaban. El mismo Pontífice visto que no era parte para defender la entrada á enemigo tan poderoso ni con sus fuer, zas, ni con las de Nápoles , dado que Don Fernando duque de Calabria estaba a la sázon aposentado en el Burgo con búen número de gente , despedido el Duque porque no le fuese hecho algun agravio, se retiró al castillo de Santángel. Finalmen te el Rey con toda su gente entró en Roma postrero de, diciembre, principio del año mil y quatrocientos y noventa y 1495. cinco con grandes, demostraciones que todo aquel pueblo y aun algunos de los cardenales hicieron de alegría y contentamiento. Aposentóse en el palacio de San Márcos. En esta sazon el cardenal de España Don Pedro Gonzalez de Mendoza falleció en Guadalaxara á once dias del mes de enero en edad de sesenta y siete años y tres meses : persona de mucha noble

ta y partes &ventajadas, y que todo el tiempo que vivió, tova grán inano en el gobierno del reynd. Eni vida edificó un colegio en Valladolidt en su testamento mandó se fundase á sus expensas en hospital en Toledo y le nombró por su heredero; el título de ambas fábricas, de Santa Cruz. Vacó por su fin la iglesia de Toledo. Quisierala el Rey para Don Alonso su hijo arzobispo de Zaragoza : la Reyna no vino en ello, ofrecióla al doctor Pedro de Oropesa del su consejos, persona de virtud muy a venitajadas, natural de Torralva aldea de Oropesa ; no aceptó por mucha instancia que sobre ello le hicieron (1) Fibalmente se dió: iá fray Francisco Ximenez de Cisneros, frayle menor y de virtud muy conocida y de altos pensamientos: sa natural Tordelaguna'y sus padres pobres, estudio derechos, adelante fue capellan mayor, y provisor de Sigüenza por el cardenal de España. Tomó el hábito de San Fradcisco en Sao Juan de los Reyes en Toledo: vivió tiempo en el Castañar y en la Sazeda, monasterios Recoletos de aquella órden. Quando le nombraron por arzobispo era confesor de la Reyna a algunos años adelante de eierop el capelo y le hicieron cardenal. En Romaise trataba de cobcierto entre el Papa y el Rey de Frapeia: intervinieron personas de autoridad, por cuya medio se concerto que el cardenal. de Valencia fuese en compañía del Rey con título del legado, y que le entregase el hermano del grán Turco, y que se pusieśen en su poder los castillos de Ci+ vita Vieja , Terracina y Espoleto para que durante aquella guer ra se tuviesen' por él. Con esto se obligó el Rey, fenécida aquella guerra, de bacer restituir la ciudad de Ostia á la igle sia , y que antes de su partida daria en persona la obediencia al Papas, como lo hizo pocos dias adelante en el palacio de San Pedro. Ayudó mucho á facilitar estos conciertos el capeto que se dió entonces à Brissoneto obispo de San Maló. Hecho esto,

el Rey partió de Roma á veinte y ocho dias de enero la via de G Nápoles, donde tenia aviso que la ciudad del Aguila y otros

muchos lugares sin ponerse en resistencia , ni esperar los enem
migos, se le habian 'rendido y alzado por él banderas. El Rey
Don Fernando avisado de lo que pasaba , y particularmente del
rom i chiner .bt,'
by

it
(1) Alvar Gómez lib. 1. de la vida del carden. Ximenez.

[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]

poco respeto que se tuvo al Papa , determinó declararse para este efecto desde Ocaña , do estaba á fin del año pasado, desi pachó á Antonio de Fonseca y Juan de Albion para requerir al Francés que desistiese de hacer guerra á Roma у

á las tierras de la iglesia , pues sabia que en el asiento que se tomó el año pasado, exceptuaron la persona del Papa y sus cosas. Juntamente despachó al conde de Trivento para que fuese general del armada que tenia aprestada en Alicante: por otra parte enviaba á Gonzalo Fernandez de Córdoba con quinientas lanzas para que hiciese la guerra por tierra, Los embaxadores llegaron á Roma el mismo dia que partió el Rey de Fran, cia: sin detenerse le siguieron, y como le hallaron en el campo á caballo , le presentaron las cartas que llevaban de creencia, y le protestaron no pasase adelante sin satisfacer primero á la Iglesia. Turbóse el Rey con esta embaxada: respondió que lle+ gado á Velitre les daria audiencia. En aquel lugar declararon mas por estenso su embaxada : la suma era quexarse de los agravios y desacatos hechos al Papa; y en quanto a la empresa del reyno protestalle no pasase adelante, sin que primero por términos de justicia se declarase á quien pertenecia. Hobo de: maodas y quexas de una y otra parte, por conclusion, el Rey se resolvió, y dió por respuesta que tenia las cosas tan adelan, te que no se podia volver atrás: que conquistado aquel reyno, holgaria se viese por términos de justicia el derecho de cada qual. Entonces Antonio de Fonseca replicó : « Pues vuestra mágestad asi lo quiere, y sin dar lugar á la razon determiną proceder por via de fuerza , Dios nuestro Señor que está en el cielo, y suele volver por la inocencia , será juez desta caur sa : por lo menos.el Rey mi señor, con hacer esto ha cumpli do con lo que debe, y de aquí adelante quedará libre para disponer de sí y de sus cosas, y acudir con sus fuerzas donde y como le pareciere. Esto dixo, y juntamente en presencia del Rey y de su consejo rasgó la escritura de la concordia que se concertara últimamente: grande osadía, y que faltó poco para que no pusiesen en él las manos; pero en fin los dexaron vol, ver á Roma. Fué esta embaxada de grande efecto ; porque et Papa se animó con ella, y se determinó de no pasar por el concierto hecho con el Francés; y la noche siguiente el cardenal de Valencia se salió disfrazado de Velitre , aunque no tomó el camino de Roma porque no se entendiese huia con órden del Papa, sino fuese á Espoleto ciudad de la Iglesia muy fuerte.

1:1 till Ilir

Capitulo viu.

1

"}... Que el Rey de Francia entró en Nápoles.

Al mismo tiempo que el Francés estaba en Roma, Don Alonso Rey de Nápoles, perdida la esperanza de poderse de. fender; trataba de renunciar aquella corona que aun no habia tenido un año entero. Junto para esto los grandes de su reyno y los principales de su consejo; juntos les habló en esta manera: « Bien veis , amigos y parientes; el aprieto en que están las cosas : el enemigo poderoso y bravo á las puertas , en los nuestros poca seguridad; no se dan mas priesa á entrar los Franceses, que los del reyno á rendirse y alzar por ellos las banderas. Los socorros de fuera están lexos; y los que eran mas obligados á valernos, muestran cuydar menos de nuestra afrenta. No pretendo quexarme de nadie, ni mostrar en está parte flaqueza : mis pecados ison, bien lo veo , y es justo que lo laste quien lo hizo. La vida no está en poder y en mano de los hombres : Dios es el que alarga y acorta sus plazos como es servido. Con lo que yo puedo satisfacer, es con esta corona que quito de mi cabeza, como indigno de traella,.y la pasoʻá la del Duque mi hijo de las esperanzas y valor que todos sabeis: trueque de mucha ganancia , pues en lugar de un viejo y enfermo os doy un Rey mozó, valiente, y que tiene fuerzás y ánimo para poner el pecho al trabaxo. Mucho quisiera que las cosas estuvieran en estado con que pudiera mostrar al mundo quan poco caso hago de sus grandezas. Esto fuera muestra de valor; y no lo será de menor prudencia rendirme á la necesidad, cuyas fuerzas son muy grandes, pues no todas veces el sabio piloto debe contrastar á las olas y al viento, antés caladas las velas dexar pasar la tormenta. Finalmente esta és mi determinada resolucion; y pues no puedo ayudar en este aprieto, quiero aunque lo siento á par de muerte salirme desterrado de mi cara patria siquiera por no ver los trabaxos de mi casa y dę mi reyno. Por ventura con este sacrificio que

« AnteriorContinuar »