Imágenes de páginas
PDF
EPUB

trueque como tenian acordado con el Príncipe Don Juan aportó al puerto de Santander por el mes de marzo. SaliéronJa á recebir el Rey y el Principe con grande acompañamiento : viéronse en Reynosa, do los desposados se tomaron las manos. Veláronse en Bürgos principio del mes de abril con las mayores fiestas y regocijos que jamás se vieron en España velolos el arzobispo de Toledo; los padrinos fueron el almi rante Don Fadrique y su madre Doña María de Velasco. No quiso la Reyna que se hiciese alguna mudanza en la casa de la Princesa , sino que tuviese sus mismos criados que traia , y se sirviese á su voluntad. Tratábase de concierto entre los Reyes de España y de Francia : para este efecto fué á Francia Hernan duque de Estrada , y para que allí hiciese oficio de embaxador. La paz no se podia concluir tan en breve : acordaron principio desde año en Leon de Francia que se asentasen-treguas generales,

, que comenzasen en España á cinco dias del mes de marzo, y para los otros 'Principes de la liga á veinte y cinco de abril; y que para todos durasen hasta primero de noviembre. Esta fué la causa que el gran Capitan se apresurase para dar la vuelta de Roma á Nápoles por apoderarse de aquellas fuerzas del cardenal de San Pedro antes que comenzase á correr la tregua , y por ella fuesen forzados á sobreseer en las armas. No jo pudo efectuar como lo deseaba é hiciera si no fuera por cierto motin de sus soldados. Proseguíase el tratado de la paz. Habíase propuesto diversas veces por parte de Francia que pues 'era cosa averiguada que el Rey Don Fadriqne por la base tardía de su padre no tenia algun derecho al reyno de Nápoles, era forzoso que aquel reyno perieneciese á uno de los dos Reyes, es á saber de Francia' ó de España, que seria bien se concertasen entre sí. Daba á esto oidos el Rey Catholico, y vepia de buena gana en que se comprometiese la diferencia en el César, con seguridad que pasariqo por lo que el determinase. Al Francés no contentaba este partido por tener como el decia su derecho por muy củaro; pero ofrecia al Rey Catholico que si le dexase aquel reyno libre, le daria recompensa en dinero ó de otra manera,

hasta ofrecer de dalle el reyno de Navarra; del qual el Rey Catholico y de sus Principes tenia poca satisfaccion por estar muy avenidos con Francia el señor de Labrit y los otros señores de la casa de Fox. Altercábase sobre este negocio en Medina del Campo , dò vinieron 'á versel con el Rey y resolver esto los embaixadores de Francia. Pasaron tan adelante en este tratado que ofrecian de parte de su Rey la provincia de Calabria, á tal que si conquistado lo demás;(sü Rey la quisiese para sí, cumpliese con dar al Rey Catholico lo de Navarra fly más treinta mil ducados cada un año por lo que mas valfa y rentaba Calabria que Navarra, todavia el Rey Catholico se inclinaba mas a que se escusase la guerra, y que el Rey Don Fadrique se quedase con el reyno don dar al Fran éés dinero por los gastos hechos y, cierto tributo cada un año; ofrecia otrosi que el duque de Calabria casaria con la hija del duque de Borboni sobrina del Francés, que era camino para dexar aquella demanda muy honrosamente. Con esto se despi dieron los embaxadores ; y sin embargo porque pasadas las tres guas se entendia que volverian á-las armas, el Rey Catbálico trataba de asegurarse por la parte de Navarra por do seimbstraban asonadas de guerra : pretendia que aquellos Reyes le diesen seguridades de homenage y castillos y nombró por ge neral de aquella frontera á su condestable Don Bernardino de Velasco. El mismo recelo tenian por la parte de Ruysellon: Avino que en cierta revuelta que se levantó en Perpiñan entre los vecinos de aquella villa y los soldados, el general Don Enrique por salir á despartillos fué herido con una piedra que tiraron de un terrado , de que murió. Por esta causa fué puesto por general de aquella frontera el duque de Alba, y aun se dió órden á la armada de España que acudiese á aquellas marinas, cuyo capitan era Don lõigo Manrique. Estos apercibimientos se hacian por la parte de España. En Italia el Rey Don Fadrique no se descuydaba, ca en primer lugar procuraba ganar al duque de Milan, y porque estaba viudo de Hipólyta su muger que falleció el año pasado, para mas aseguralle ofreció de casalle con Carlota su hija hábida en su primera mager bija del duque de Saboya; y para el hijo mayor del Duque ofrecia á Doña Isabel de Aragon su hija y de la Reyna Doña Isabel su segunda muger hija del Principe de Altamura partidos 11oniestos que al fin no se efectuaron por la grande caida que en breve dieron aquellas dos casas. Por otra parte hacia instancia con el Papa para que le diese la investidura del reyno, con lo que parecia aseguraba del lodo su derecho ; y para esto hacia muchas comodidades á los Borgias, que era el camino para salir con la que deseaba : pretension que en fin alcanzó, y el cardenal de Valencia poco despues fué enviado para coronar á Don Fadrique, como se bizo con solemoidad y fiestas muy estraordioarias, ep fiq.comojen tiempo de paz y en ciudad tan populosa , noble y rica como es Nápoles, y que en esto echó el resto Coronóse, por mano del legado : asislió el arzobispo de Cosençia, mostróse el Rey muy liberal con los que le habian servido. Acabada la misa mandó publicar por duque de Trage, to y conde de Fundi á Próspero Colona, , á Fabricio Colona por daque de Tallacozo: al gran Gonzalo de Córdoba hizo duque de Monte de Saptángels y á Don. Iñigo hermano del mar, quéside- Pescara que mataron , marqués del Masto, sia otros títulos que dió á barones y caballeros del reyó. El Principe de Salerno Antonelo de Sanseverino no se halló en esta festividad, sin embargo del perdon pasado y que se hizo llama. mientoʻgeneral de los barones del: reyno : todo se enderezaba á nuevo rompimiento , porque demas deste excesó se entendia que fortalecia sus castillos y se pertrechaba de municiones y de armas.?

Capitulo xvii.

b. Que los Portugueses pasaron á la India Oriental.

En el mismo tiempo que las otras provincias de Europa, y particularmente Italia, estaban trabaxadas con los males que de presente padecian, y mas por las sospechas que de mayores daños amenazaban; Portugal que es la poștrera de las tierras ácia donde el sol se pone, con la grande y larga paz de que go, zaba y con ella de toda prosperidad y abundancia, trataba de ensanchar por otras partes muy apartadas su imperio, y llevar la luz del Evangelio lá do postrero del mundo y á la misma India Oriental e empresa que al principio pareció temeraria , y adelante fué de gran gloria, y no menos interés para todo Portugal. Don Enrique hermano del Rey Don Duarte fué el primero que entró 'en esta imaginacion , y con armadas que enviaba por la parte de Mediodía, acometió a descubrir nuevas tierras é islas por las costas ' de Africais Atajálei lo muerte los pasos, que ler sobrevino el año que se contaba de nuestra sali vacion de mil y quatrocientos y sesenta y en edad de: sesenta ly siete años. Ilustre Príncipe y de renombre inmortal así por lais demas virtudes , y la castidad que guardó sin ensucialla porito, da la vida como priocipalmente por el principio que dió á coc sas tan grandes. Desistió desta empresa el Rdy Don Alonso su sobrino no tanto de su voluntad quanto por las muchas gaerts ras y desgraciadas con que estuvo lembarazado. Su hijo el Rey D. Juan el Segundo y como era Principe de pensamientos muy altos, vuelto a esta demanda com armadas que envió diversas yet ces descubrió gran parte de las costas de Africa y de Ethiopia; sin parar hasta llegar de la otra parte de la reqoinoucial, y avea riguar que todas aquellas marinas se remataban en un caboró promontorio , que los marineros llamaron de ļas Tormentas por las muchas que en aquellas costas y mares muy altos | se levantan , y él le llamó de Buena Esperanza, coino hoy dia se Hama , por la que cobró de pasar con sus armadas por aquella parte á las costas r de Asia y de la India ,'y por: aquel camino participar de sus grandes riquezası Para mejor informarse en: vió por tierra á Pedro Covillan , Alonso Payva, como en su lugar queda dicho , para que calasen dos secretos de aquellas tierras, y, traxesen relacion 'verdadera de aquellas costas de Asia y Africa por la parte de Levante. Marió en la demandalel Payva: Covillan andado que hobo todas aquellas marinas , dia vueltalácia el Cayro ,y sabida la muerte de su compañero , des terminó de pasar á ļas tierras del Preste Juan. Desde allí envió á su Rey entera relacion y de todo to que: dexaba averiguado? De Ethiopia ni pudo volver á Portugal, que no le dexaron, ni tuvo coniodidad de enviarimas aviso. Así le tuvieron por muere to hasta que adelante se supo la verdad. En este media falleció el Rey Don Juan: so sucesor el Rey Don Manuel se inclinaba á Hlevar adelante esta empresa. Tratóse el negocio en su consejo: los pareceres fueron varios. Quien de todo punto condenaba aquellas navegaciones tan peligrosas y tan largas , 'encarecia los peligros que eran ciertos, los intereses pequeños, y la esperana za muy incierta : qüe' harto mar tenian descubierto, y que se ria mejor abrir y labrar los baldíos de Portugal, y no permitie que con semejantes ocasiones se hiciese la gente holgazana. Quien at contrario decia qué debian pasar adelante, pues vi hasta entonces tenian de que arrepentirse de lo hecho como lo daba a entender el aumento de las rentas Reales por el trato de Africa : que siempre las cosas grandes tienen al principio dificultades que das veíce el generoso corazon , y el pusilanime queda en elļas atoļlado: el temor y recato demasiado nunca hicieron cosa honrosa ; á los valientes ayuda Dios , á los cobardes todo se les deshace entre las manos. Algunos eran de parecer que se continuase la conquistas y descubrimiento de Africa, y que no pasasen adelante, pues lo razonable tiene tér mino, da codicia desprdenada con ninguna cosa se harta hasta tanto que despeñarên sá perdicion al que le da lugar y por ella se gobieróa: que para las fuerzas de Portugal bastaban algunos millares de leguas' que tenian las costas der Africa. Entre esta diversidad de pareceres prévaleció el quelera de mas honra y reputacion. Resuelto pues el Rey de seguir aquella empresa mandó aprestar quatro naves., y por general nombró á Vasco de Gama hombre de gran corazon; y bien Je fue mienester para abrir el viage mas largo y mas dificultaso que jamás se intentó en el mundo. Iban en su compañía su hermano Paula de Gama y Nicolas Coello sin otros hombres de cuenta. Entre marineros y soldados todos no pasaban de ciento y sesenta. Bendixeron el estandarte Real en una iglesia de Nuestra Señora que estaba á la marina , fundacion del Infante Don Enrique, donde despues edificó el Rey Don Manuel el monasterio muy nombrado de Belen. Desde allí con acompañamiento muy grande de gente , que Jos, loraban no de otra manera que si los llevaran á enterrar, se hicieron a la vela este año a los nueve de julio. Tomaron la derrota de las Canarias, y de allí pasaron a las is. las de cabo Verde que los antiguos llamaron Hespérides. Pasa. das estas islas, y la de Santiagol que es la principal: de ellas, volvieron las proas á Levante por un golfo muy grande, en que por las grandes tormentas y'allos mares pasaron tres meses antes que descubrieseb tierra, hasta que diez grados de la otra parte de la equinoccial descubrieron un rio muy fresco y de grandes arboledas, do surgieron para hacer agua y tomar refresco. La gente era negra , el cabello-corto y encrespado. Contrataron con ella: por señas porque nadie entendia şu lengua, y con cosillas de rescate que les dieron , proveyeron sus

« AnteriorContinuar »