Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

nacion británica, y á los emigrantes, pero no á vencion serán responsables y esperimentarán su posteridad.

los efectos del real desagrado. Dada en San Lo5.° Los protestantes domiciliados, que hubie. renzo á 30 de noviembre de 1792. » ren contraido en territorio español, ó en el extrapgero antes del recibo y publicacion de esta instruccion, y hubieren vuelto en este segundo Demandas de esponsules, y espedientes matricaso á su domicilio, ó á otro parage de los do

moniales de militares. minios de España, deberán ratificar sus matrimonios á presencia del párroco católico respec.

Para instruirlos recopila el señor Colon cuano tivo y de dos testigos; pues siendo el único fim

tos datos y reglas pueden necesitarse en el prique les movió a salir del dominio español el cc

mer tomo de su obra, tercera edicion, desde el lebrar su matrimonio á presencia del ministro

número 330 hasta el 345 y en el tomo 4.* desde católico, ó de magistrado político, no para fijar la página 44 hasta la 75; y deben tenerse preallí su residencia, sino para regresar al territo

sentes las reales órdenes de 9 de setiembre de rio católico, donde tenian su domicilio, es visto

1817, y 27 de enero de 1826, que por la via de lo hicieron en fraude de la ley del Tridentino guerra se comunicaron á la capitania general de segun declaraciones espresas de su sagrada la Habana para su observancia con fecha 10 de congregacion citadas por la santidad de Bene- setiembre de 1829, que dicen:

La de setiembre de 1817.-«Con esta fecha dicto XIV; y prestándose como deben á la formalidad de la ratificacion, les indulta S. M. de digo al muy reverendo cardenal patriarca vicalas penas prescritas en el artículo 2.o, mediante

rio general lo que sigue: las dudas, aunque vencibles, en que ellos y al « He dado cuenta al Rey nuestro señor de la gunos de los curas han estado sobre este punto esposicion de V. Ema. de 25 de abril de 1815 importantísimo; pero si resistieren la ratifica acerca de que se restablezca la observancia de cion , serán espelidos sin demora, ni recurso, las reales órdenes de 28 de setiembre de 1774, y de los dominios españoles, y privados de volver 28 de noviembre de 1775, relativas á la admiá ellos, y asimismo de los bienes raices , que se sion de las demandas de esponsales contra los les hubiesen dado en establecimiento.

militares en los términos prevenidos de ellas, 6.° Lo mismo deberá entenderse del protes- suspendiéndose los efectos de la de 20 de febretapte domiciliado en territorio español, que an ro de 1787, circulada por el ministerio de la tes de recibida y publicada esta instruccion hu guerra de mi cargo en 8 de julio del mismo año, biere pasado á territorio católico, y contraido por las causas que ha manifestado, y teniendo en él con muger protestante del mismo territo presente que las referidas órdenes de los años rio para regresar con ella á su domicilio cató de 74 y 75 quedaron derogadas por la pragmalico; pues en tal caso estará sujeto á la ratifica tica posterior de 23 de marzo de 1776, que exicion , y en defecto a las penas establecidas en el ge en todo matrimonio la licencia paterna , y en capitulo anterior.

su defecto la declaracion de ser irracional el diPara que todo lo contenido en esta instruc senso por un juez, bajo las penas civiles prescion tenga cumplido efecto, y que en ningun critas en ella, hasta llegar a desheredar al hijo tiempo pueda alegarse ignorancia, ruego y en de familia que se casare sin'obtener dicha licencargo de parte de S. M. al R. obispo de la Ha- cia , cuya pragmática es general, y comprende bana , a cuya diócesis están sujetas las tres pro

á todos los militares y jueces castrenses, y adevincias referidas, á los vicarios párrocos, doc mas se publicó en su confirmacion la real cédutrineros, misioneros y demas eclesiásticos de la dc 1.° de febrero de 1784, para que no se adellas, y ordeno y mando en su real nombre a mitan en los tribunales demandas de matrimolos gobernadores, que en las mismas tienen el nios, sin llevar la licencia paterna, ó la declaraejercicio del real patronato, que cada uno en la cion judicial del irracional disenso: que á conparte que le toca cumpla y ejecute , haga cum secuencia de esta real cédula , y cn vista de las plir y ejecutar las declaraciones y resoluciones frecuentes instancias de mugeres sobre esponarriba espresadas, sin ir, ni venir en manera sales contra los militares se cspidió la citada alguna contra ellas, pues de cualquiera contra real orden de 20 de febrero de 1787, mandando

que antes de admitirse demandas de esponsales cion que se nota de algun tiempo á esta parte en contra los oficiales ó soldados, se haga constar las solicitudes de matrimonios reservados de los la licencia real ó de sus gefes, y la paterna ó la militares, bajo varios pretestos; cooformándose resolucion del tribunal de ser irracional el di- igualmente el Rey con el parecer del propio senso : que el 13 de agosto de 1801 no tuvo á consejo supremo de la guerra, se ha servido bien acceder el Sr. don Carlos IV a otra soli- | mandar que en todos los casos de esta clase, auucitud igual del antecesor de V. Ema, por los ma que se dirijan por el conducto de V. Ema. se yores perjuicios, que la innovacion de las reglas observe á la letra el art. 18, cap. 1." del reglaestablecidas produciria al bien del servicio y al mento del Monte-pio militar, que previene que particular de las familias, disponiendo que no si por hallarse comprometido el honor de una solo se guardasen inviolablemente aquellas, y se muger ú otro motivo tuviere a bien S. M. no abstuviesen los tribunales eclesiásticos de ad negar á un oficial la licencia para casarse, aunmitir demandas de esponsales sin los requisitos que en la contrayente no ocurran las circunsprescritos, sino lo conveniente para en el caso tancias prevenidas en dicho reglamento, quede de que los capitanes ó coroneles negasen á los privado de su empleo; y que si el oficial tuviesargentos, cabos y soldados la licencia para ca re por su edad obligacion de pedir el consentisarse: que á los militares les comprenden las le miento paterno, con arreglo á lo establecido en yes del reino en todo lo que no esté espresa la enunciada pragmática de 18 de abril de 1803, mente prevenido en su ordenanza , y no es justo

se dé conocimiento de su enlace a su padre, maque renuncien á los privilegios que dispensandre, tio, etc., cada uno en su caso, á fin de que • dichas leyes, y les corresponden como indivi usen del derecho que les da la ley de oponerse, duos de esta monarquia ; y últimamente que es

entablando ante el juez competente las escepciotando establecido por la 18, tit. 2.°, lib. 10 de Des que pueda haber. » la Novisima Recopilacion, que es la pragmática de 28 de abril de 1803, que no pueda contraerse La de 27 de enero de 1826. — «Al reverendo matrimonio sin la licencia de los gefes y sin el patriarca de las Indias, vicario general de los consentimiento paterno, y que los vicarios ecle- reales ejércitos con esta fecha digo lo que sigue: siásticos que autorizaren alguno para el que no » Las diferentes dudas que se han suscitado estuviesen habilitados los contrayentes con los sobre la inteligencia que deba darse á la circu-, requisitos referidos, sean espatriados y ocupa de 29 de setiembre del año próximo pasado, por das sus temporalidades, deben los militares y la que el Rey nuestro señor, usando de su real sus jueces eclesiásticos castrenses arreglarse en piedad, y copformándose con lo propuesto por los matrimonios à esta ley general, que tanto be V. E., se dignó conceder indulto de la pena á neficio causa á las familias, las cuales pueden im que se hayan hecho acreedores, por haberse pedir de este modo ciertos enlaces de los incau casado sin la competente licencia á todos los mitos jóvenes que, sin reparar en la desigualdad litares que gozan del fuero de guerra ó marina; de la contrayente, llenan de deshonor á sus pa pero sin opcion su familia á los beneficios del dres y parientes; conformandose S. M. con lo Monte-pio militar, con la calidad de delatarse á que en vista de todo ha espuesto el consejo su sus respectivos gefes, estendiéndose dicho inpremo de la guerra, no ha tenido á bien alterar dulto á los que fraudulentamente se tienen por la observancia de las indicadas reales órdenes casados sin serlo, debiendo estos practicar las de 20 de febrero de 1787 y 13 de agosto de 1801, diligencias para realizar legitimamente su maque son consiguientes á lo prescrito en las le trimonio en el preciso término de 20 dias , sepayes del reino, de que no admitan los jueces ecle rándose entretanto los contrayentes , hau prosiásticos demandas de esponsales sin las licen- ducido varias consultas acerca de si compete cias prevenidas, y el consentimiento paterno, o privativamente el decisivo conocimiento de los la resolucion judicial de ser irracional el disen-espedientes de esta naturaleza á los capitanes so, en los términus establecidos en la indicada generales de las provincias : si los comprendipragmática de 20 de abril de 1803, que com dos en el primer caso del indulto necesitan real prende tambien a los jueces castrenses. Al mis- aprobacion de sus casamientos : si los que están mo tiempo, y con el objeto de atajar la repeti en el segundo han de solicitar préviamente la

licencia segun su clase; pues entonces no seria 5.° Estas mismas reglas son respectivamente suficiente el término señalado de 20 dias para estensivas á los sargentos, cabos y soldados se la realizacion de los matrimonios; y si los que gun sus casos, observándose lo prevenido en á pretesto de estar comprometidos, vivian ma cuanto a la realizacion de sus matrimonios, liridablemente con mugeres de las que tienen pro

cencias conocimiento y aprobacion de sus gefes le que legitimar, se hallan ó nó comprendidos para gozar del indulto; sin que se suscite duda en el mismo segundo caso, aunque no gocen del por deber procederse respecto á estas clases concepto público de casados. Enterado S. M. sobre sus licencias, como esta concedido á los de todas las dudas consultadas; de lo que el

con

oficiales por la suya. sejo supremo de la guerra ha informado sobre 6.° Sola y esclusivamente para gozar del receda una de ellas; y de lo que V. E. propone en

ferido indulto , y su adicion, se suspenden los su esposicion de 13 del actual, se ha dignado de requisitos necesarios prefijados para celebrar clarar que su soberana intencion es que, cesan los matrimonios con las licencias y consentido el escándalo público de los amancebamientos, mientos marcados por las leyes, ordenanzas y pueda legitimarse la prole habida de ellos, y se reales órdenes vigentes, que han de conservar remedien estravios de consecuencias tan tras en lo sucesivo toda su fuerza y vigor, cendentales, y á su consecuencia se ha servi

7.• Para que los auscotes de los cuerpos en do S. M. mandar se observen los artículos si comisiones, los enfermos, los que por hallarse guientes :

con licencia temporal, limitada ó indefinida, di1. Los oficiales que a consecuencia del real seminados en pueblos distantes de las capitales, indulto de 29 de setiembre último se hayan de y demas a quienes pueda alcanzar esta gracia, clarado espontáneamente á sus gefes de haberse tengan facilidad de acogerse á ella , proroga casado sin real licencia, no necesitan solicitarla S. M. por dos meses mas este indulto, mandanpor los conductos que prescribe el reglamento do se circule á los cuerpos nuevamente por el del monte-pio militar.

ministerio de la guerra de mi cargo, y á las au2.° Los mismos que por estar comprendidos toridades civiles por el de gracia y justicia para en el segundo caso del propio indulto se hayan que en adelante ninguno alegue ignorancia. declarado á sus gefes de no estar legitimamente 8.• Finalizado el término del indulto, se imcasados, aunque gozan el concepto de tales, pondrán rigorosamente, sin contemplacion ni pueden proceder desde luego á realizar legal- disimulo, las penas señaladas en la misma citada mente sus matrimonios, sin que necesiten pedir circular de 29 de setiembre último, sin tolerar previamente la real licencia , ni que preceda la la menor alteracion de lo que se ordena en la de declaracion de indulto por el consejo supremo 2 de setiembre de 1817, reiterada en 4 del pre

sente; y manda de nuevo S. M. que los gefes y 3.• Los que tengan prole que legitimar por capellanes párrocos celen con exactitud sobre haber vivido maridablemte, aunque hayan teni este punto tan interesante por el debido cumplido la reputacion de solteros , serán considera-miento de sus obligaciones; y que se exija á unos dos y comprendidos en el segundo caso del re- y á otros la responsabilidad por cualquiera opiferido indulto, bajo la misma condicion de ma sion, á fin de que la firmeza y constancia eviten nifestarlo a sus gefes , estendiéndose á ellos la la reproduccion de iguales desórdes. » regla del articulo anterior.

4.° Todos los oficiales que se acogen á dicho Otra real orden de 20 de febrero de 1832 coindulto y esta ampliacion, deberán acudir para municada a las capitanias generales de ultraque sea válido, con sus respectivas instancias, mar sobre matrimonios de militares contraidos acompañando los documentos de reglamento, sin licencia. — « Al secretario del consejo suescepto las escrituras de dote los obligados en premo de la guerra digo con esta fecha lo que otro caso á presentarlas, en solicitud de real sigue : aprobacion de sus matrimonios, tanto para ha El Rey nuestro señor se ha enterado del escer constar la calidad y opinion de sus consor pediente instruido á consecuencia de diferentes tes, cuanto para patentizar con este acto de su solicitudes de individuos militares de todas clamision el arrepentimiento de su falta.

scs, asi como de las viudas y huérfanos de estos

de la guerra.

pidiendo se les apliquen las gracias del sobera dole ó manteniéndole en su destino, no por eso no indulto de 17 de diciembre de 1830, respecto recobrará para su familia el derecho a los beá que aquellos y sus maridos ó padres respec neficios del monte , de los cuales serán tambien tivos habian contraido matrimonio en diferen escluidos los que habiendo obtenido mi real tes épocas sin la correspondiente real licencia;

licencia se casen clandestinamente contra lo y conformándose S. M. con el parecer del con prescrito por las leyes y disposiciones de la sejo supremo de la guerra en pleno sobre este iglesia.” asunto, con audiencia de sus fiscales, ha venido en resolver lo siguiente:

Real órden circular para guerra, de 8 de enero Art. 1.° El derecho que se concede á los mi de 1804, sobre que se ha de justificar calidad, litares para gozar de los beneficios del monte aunque sea hija de togado la que se pretenda pio de este ramo en el referido real indulto de en matrimonio por oficial del ejército. 17 de diciembre, solo es y debe ser aplicable a aquellos individuos que hayan contraido sus ma:

« Habiendo solicitado doña Joaquina Aznar, trimonios sin real licencia desde el 25 de mayu

viuda de don Ramon Jover, oidor de la real aude 1828, en cuya fecha se publicó el último real diencia de Santo Domingo, que a su hija doda indulto.

Maria Teresa Jover se la eximiese de la presen2.• A las viudas de los que se casaron igual-tacion de documentos para contraer matrimonio mente sin real licencia, cuyos maridos no se con oficial del ejército, se sirvió resolver el acogieron á ninguno de los indultos publicados Rey, conforme con el parecer del supremo concon posterioridad a sus enlaces sin distincion de sejo de la guerra, que todos debian sujetarse á época, las será aplicable por solo esta vez el re- las reglas prevenidas en el último reglamento ferido real indulto de 17 de diciembre; y en es del monte pio militar, segun estaba mandado te concepto ellas y los huérfanos à quienes cor por real órden de 30 de setiembre de 1788, por responda pension en el monte pio, so lo tendrán las cuales solo se eximen de dicha presentacion derecho a ella desde el dia en que S. M. se dig- las hijas de los ministros togados del espresado ne señalársela como gracia , y nó desde el dia consejo.» siguiente al del fallecimiento de sus maridos ó « El capitan general de Santo Domingo, conpadres.

testando á dicha rcal resolucion, que le fué co3.° Queda prohibido para en adelante que municada en 20 de julio de 1797, espuso que en las viudas soliciten los indultos que solo debie su concepto obraba al mismo tiempo la real céron pedir sus respectivos maridos, por lo muy dula de 20 de abril de 1790, espedida por el perjudical que es semejante tolerancia, como ha consejo de Indias, por la que S. M. dispensó a demostrado la esperiencia.

las personas de esta clase la justificacion de ca4.° Para cortar de raiz en lo sucesivo seme lidad con la presentacion del título del padre, antes abusos , es la voluntad de S. M., que todo pidiendo se le dijese cual de las dos debia reoficial que se case sin la correspondiente real gir. S. M. tavo á bien oir de nuevo á su suprelicencia pierda irremisiblemente su empleo, ob mo consejo de la guerra, y conformándose con servándose en esta parte con la mayor puntua lo que este le ha espuesto, ha determinado que lidad lo dispuesto en el artículo 1.o del capítu se observe el artículo 5 del capitnlo 10 del relo 10 del reglamento del monte pio militar del glamento del monte pio militar, mientras S. M. año de 1796, que dice asi :

no dispone otra cosa.” Cualquiera de los individuus comprendidos en el monte pio militar que llegue á efectuar Real cédula de 20 de abril de 1790, que se cita matrimonio sin preceder mi real permiso, ade

en la precedente real órden. mas de ser privado de su empleo, perderá todo el derecho que pudiera tener su familia a los El Rey.- Por cuanto por parte de don Marbeneficios de este establecimiento; y aun cuan tin José de Urrutia, oidor de mi real audiencia do por un efecto de mi real piedad, ó por al de Guadalajara, se me ha representado en 7 de cauzarle las gracias de algun indulto, tenga Yo julio del año pasado, que don Luis de Tovar, á bien perdonar su desobediencia, reintegán teniente de navio de mi real armada, previo su

32 TON. IV

consentimiento, contrajo esponsales con dora ello en 22 de diciembre próximo pasado, he reFrancisca de Paula, hija suya, y que habiéndose suelto execuar en esta parte a las hijas de los remitido para impetrar mi real permiso no solo consejeros y oidores, con las de los oficiales de las fées de bautismo en crédito de ser hija legi- mis reales ejércitos, comisarios ordenadores de tima suya y de doña Rosalia Urrutia , hija del guerra, y demas individuos del monte-pio milioidor honorario de Santo Domingo don Bernar- tar, siempre que intentasen contraer matrimodo de Urrutia y Montoya, con la correspon nio. Por tanto, por la presente, ordeno y mandiente escritura de dote de 60.000 reales, sino do á mis vireyes, capitanes generales de mis tambien copias legalizadas de los títulos de oidos reales ejércitos de mar y tierra, audiencias, gores, con que se hallaban condecorados su padre bernadores, y demas gefes militares de los reiy abuelo materno en justificacion de su calidad, nos de las Indias, guarden, cumplan y ejecuten, cuyos documentos presentados con lo demas

y hagan guardar, cumplir y ejecutar , esta mi prevenido por la ordenanza del monte-pio mili- real resolucion en los casos que se ofrezcan,” tar al capitan general del departamento del Ferrol, bajo de cuyo mando se hallaba el contra Facultad que tengan los capitanes generules de yente, rehusó darles curso, mientras no se ultramar para dar licencias de casarse á los le hiciera constar la nobleza, ó calidad de la oficiales.-Ordenes comunicadas por guerra. interesada, no bastando el que fuera hija de un ministro, y por parte de madre nicta de otro de La de 3 de febrero de 1773.- Que no viene igual caracter, como acredito: que sin embargo S. M. en conceder esa autorizacion, sino que la de que el referido oidor Urrutia tepia justificada licencia para matrimonios de oficiales y minissu notoria calidad, é hidalguía en los supremos tros se ha de solicitar en España con los docuconsejos de guerra é Indias , lograba ademas de mentos establecidos, á que se dará la real aprolas preeminencias, y exepciones que me habia bacion siendo conformes.-La de 28 de noviemdignado conceder a los ministros, honrándolos bre de 1781 la concede por el solo tiempo que con la distincion del tratamiento , que les ponia dure la guerra, y con la precisa circunstancia de en alternativa con títulos de Castilla, mariscales remitir a la real aprobacion los documentos y de campo, brigadieres, coroneles del ejército; espedientes de las concedidas licencias; y termiy que no solamente á estos, sino á cualesquiera vada la guerra, quede sin uso esta facultad conde los grados inferiores, comisarios de guerra, forme á la orden de 3 de febrero de 73. y otros subalternos que estaban inclusos en el Circular á los gefes de Indias de 21 de junio monte pio militar , y a quienes no se les habia de 1798, de conformidad con el consejo de la declarado, estaba mandado que les bastaba en guerra.- Que en tiempo de guerra puedan con. igual caso para justificacion de su calidad, el ceder á los oficiales de su distrito licencias de presentar copias legalizadas de los títulos de es casamiento « en los casos de que se sigan notatos empleos, por lo que consideraba padeceriables perjuicios, y con los documentos prevenialgun menoscabo el lustre, y distincion de los dos en el reglamento del monte-pio militar, ministros, el que en iguales casos no infiriera á remitiendo despues los espedientes de las licensus hijas este carácter, la misma que á las de los cias que concediesen , para la soberana aprobaespresados oficiales subalternos, comisarios de cion. » guerra y demas individuos del monte-pio militar; La de 2 de febrero de 1830, que espedida por respecto á lo cual concluyó suplicando me dig guerra se traslado por marina con fecha del 16 nase declarar, que las hijas de los oidores, y á la direccion general de la armada en resoludemas ministros de mi consejo, para obtener el cion de dudas ocurridas. Que la facultad real permiso á fin de contraer matrimonio con dispensada á los vireyes y capitanes generales, militares , no necesitaban otro documento para para conceder interinamente y en tiempo de acreditar su calidad, que los títulos, ó copias guerra licencias para contraer matrimonio a los autorizadas de semejantes empleos que hubie oficiales que sirven en ultramar, se amplió á los sen obtenido sus padres ó abuelos; y habiéndose tiempos de paz por decreto de las córtes genevisto lo referido en mi consejo de las Indias con rales y extraordinarias en Cádiz á 21 de diciemlo espuesto por mi fiscal, y consultándome sobre | bre de 1811, que no resulta derogado.» – Ese

« AnteriorContinuar »