Imágenes de páginas
PDF
EPUB

en las

esce

mu

ca.

muchos inconvenientes, porque los regidores y que los vireyes no se hallaren se puedan
sus deudos son dueños de muchas chacras y he. escusar de señalar y firınar.
redades de los contornos, y proveyendo a las

LEY XXXI.
ciudades de mantenimientos, los

ponen

á sivos precios, y crece este perjuicio por

el

D.

Felipe Il en el Pardo á 26 de noviembre de 1575. cho número de esclavos y regatones, puestos

en Aranjuez á 21 de mayo de 1579. por mano de personas poderosas, de que se si- Que los alcaldes del crimen no prendan al corregidor

. guen muchos fraudes y engaños. Y para que

de Méjico sin consulia de elvirey. en todo se ponga eficaz remedio, mandamos á Los alcaldes de el crimen de nuestra real los vireyes, que pareciéndoles conveniente remitir estas causas sobre provision y manteni, regidor de aquella ciudad por ninguna causa,

audiencia de Méjico no puedan prender al cor, mientos a los alcaldes del crimen , se las remi- sin haberlo comunicado, y consultado primero tan, para que conozcan de ellas, y procedan

con el virey de Nueva-España, para que se haconforme a justicia. (3)

ga con su parecer y acuerdo.
LEY XXVIII.

LEY XXXII.
El emperador D. Carlos en Valladolid á 28 de mayo
de 1527.

D. Felipe II en Madrid á 26 de mayo de 1573 ,

pítulo 4. Véase la ley 7, tit. 1.o, lib. 7. Que los aloaldes del crimen no conozcan de pleitos sobre indios, y los remitun al consejo. Que el virey nombre las personas que hubieren de

sulir de orden de la sala del crimen, dejando a los, Los alcaldes del crimen no conozcan de alcaldes el señalamiento de sularios, y si otra cosa pleitos sobre indios, que Nos los inhibimos del

se hubiere de mandar. conocimiento de ellos. Y mandamos que se guar. Los vireyes de Lima y Méjico pretenden de lo ordenado por las leyes 123 y siguientes, nombrar todos los receptores y personas, que titulo 15 de este libro.

salen proveidos por la sala de alcaldes, y seña. LEY XXIX.

lar los salarios que han de llevar, y mandan al'

sello y registru, con pena, que no despachen D. Felipe II á 4 de julio de 1570. las provisiones de la sala donde hubiere

persoQue los vireyes no firmen las sentencias con los al.

na nombrada : Declaramos, que los vireyes socaldes aunque se hallen á ver y votar los pleitos.

los han de hacer la eleccion de las personas que Los vireyes no firmen las sentencias que en

en la sala de los alcaldes se ordenare y acordacualquier causa ó negocio criminal dieren y pronunciaren los alcaldes del crimen,

re, se deben proveer y enviar fuera de las ciusola

у dades donde residieren, y que todo lo demas mente las firmen los alcaldes, aunque los vire.

lo han de dejar hacer y ordenar á los alcaldes.
yes se hallen presentes al tiempo de votar las
causas, no siendo en el caso de la ley siguiente.

LEY XXXIII.
LEY XXX.

D. Felipe Ill á 16 de julio de 1603. Y en Lerma á 26

de julio de 1608.
D. Felipe II en San Lorenzo á 19 de junio de 1597.
D. Felipe III eu Barcelona á 8 de junio de 1599

Que el alcalde mas antiguo no se escuse de rondar. Que los alcaldes no determinen en revista causa de Mandamos que los alcaldes del crimen mas que los vireyes hayan conocido en primera instan- antiguos de Mejico y Liina no se escusen de cia, sin que se hallen presentes, y firmen ó señalen.

rondar, segun y como lienen obligacion los de-
Porque los vireyes de Liina y Méjico cono- mas alcaldes. (4)
cen en primera instancia de las causas de indios

LEY XXXIV.
y soldados, y en las criminales se suele apelar
de lo

D. Felipe II en Madrid á 26 de mayo de 1573, que proveen para la sala del crimen, 'don

pitulo 2. de se determinan estas causas en revista por so

Que los vireyes dejen á los alcaldes egercer libre. los los alcaldes: Ordenamos y mandamos, que

mente, y no suelten sus presos. los alcaldes no vean , ni determinen en revista

Ordenamos á los vireyes de Lima y Méjico ningunas causas de indios, ni soldados, de que hubiere conocido en primera instancia el virey

que dejen á los alcaldes usar y egercer sus oficios libremente, y egecutar lo

que acordaren en los casos que lo pudiere hacer , si no se hallare presente, o con orden y escusa, de que no

en su sala y acuerdo, y no den soltura á sus se puede ballar. Y mandamos à los vireyes, que

presos: cuando estos negocios y causas requierau su

LEY XXXV.
presencia, se hallen a la determinacion, siuem- D. Felipe Il en San Lorenzo a 5 de agosto de 1621.
bargo de la ley 24, tit. 15 de este libro, y en- Que los alcuides del crimen escriban al rey libre-
tonces firmen ó señalen las sentencias y autos mente, y los vireyes no vean sus carias.
que se proveyeren en revista; y si no fueren Los vireyes dejen escribir libremente a los
de tanta consideracion, y estuvieren ocupados, alcaldes del crimen las cartas qué fueren para
ordenen, que se determinen por los alcaldes, y Nos, y no las vean si ellos no se las quisieren
(5). En esta conformidad la nieve que es un abase

participar.
to principal corre en Lima á cargo de un ministro
con una ayuda de costa de 500 pesos con arreglo á
la real cédula de 17 de noviembre de 1760, en que
se dió facultad al virey de nombrar el ministro que

(4) Véase la nota á la ley 27, titulo 16 de este luviese por couvenieute.

1

ca

[ocr errors][ocr errors]

libro.

.

LEY XXXVI.

oficiales de la audiencia, y de la sala del criD Felipe IV en Madrid a 28 de mayo de 1621.

men, y castigarlos conforme á justicia. Que los vireyes den audiencia a los alcaldes del cri.

LEY XXXVIII. men sin dilucion, y los alcaldes les participen los iuo

D. Felipe IV en Madrid á 5 de abril de 1630. sos que ocurrieren.

Que cada alcalde del crimen no pueda tener inas de Todos los negocios públicos requieren breve

un portero con vara. despacho y egecucion, y especialmente los cri.

Mandamos que viuguno de los alcaldes de minales : Manilamos á los vireyes de nuestras el crimen pueda tener, vi nombrar mas que un Indias que ocupen el tiempo de su gobierno, de solo portero con vara, sin embargo de cualforina que ninguno les iinpida la audiencia y quier costuinbre que haya en contrario. noticia de ellos, y cada dia por tiempo de dos horas, y á la noche el que fuere necesirio ,

LEY XXXIX.

les de noticia el alcalde del crimen mas antiguo, D. Felipe IV en Madrid á 30 de enero de 1635. de lo que hubiere sucedido, para que coino ca Que los alcaldes del crimen alministren justicia sin bezas de las reales audiencias estén infurinados omision ni escepcion de personas, y los vireyes avi

sen ul rey si asi se ejecuta. de todo; y si alguno de los alcaldes tralare causa, ó tuviere noticia de algun caso que conven Ordenamos y mandamos á los alcaldes de ga participar al virey, tenga tau prevenida su crimen, que inquieran y procuren averiguar y familia, que aunque esté comiendu o durinien- castigar los delitos, siv omision, excepcion de do, se haga avisar ó despert:r, y viga al alcal- personas, ni otros respetus, conforme a su obli

que asi conviene á la administracion de gaciou , y descargo de muestra real conciencia, justicia; y si ballare que alguno de sus criadus y á lus vireyes, que estén muy atentos á lo sufaltare á la urbanidad y respeto en recibir al sodicho, y en todas ocasiones nos avisen si asi se alcalde, y avisar al virey, lo despida sin dila- ; cumple y egecuta. cion, y con tal demostracion, que su egemplo autorice las personas y causas, y cuando oyeren que los alcaldes del crimen conozcan de las céá los alcaldes, los honren como tales ministros, dulas

y provisiones, que se dun contra casapuestos en tav preeninente lugar.

dos

y estrangeros, aunque vayan dirigidas a LEY XXXVII.

presidente y oidores , ley 14, lit. I de este

libro. D. Felipe II en Madrid á 13 de diciembre de 1597.

Que donde no hubiere ulcaldes del crimen coQue un alcalde haga la visita ordinaria de los oficia. nozcan los oidores de las causas civiles y cri. les de la sala del crimen.

minales, ley 68, tit. 15 de este libro. La visita ordinaria de los oficiales de la sala Las leyes comunes á villores, alcaldes y fiscade el crimen en las audiencias de Lima

у

Mé. les, se vean en los titulos 15 y 16 de este jico, haga uno de los alcaldes, conforme à ley libro. de estos reinos de Castilla, no quitándose por que los alcalules del crim n no condenen a esto al presidente y oidores la jurisdiccion que tiles hombres de galera en Lima , ley 14, tienen para conocer de los delitos de todos los tit. 8, libro 7.

de ,

[ocr errors][ocr errors]

gen

D.

TITULO DIEZ Y

OCSO

De los fiscales de las audiencias y chancellerias reales de las

Indias.

[ocr errors][ocr errors]

LEY. PRIMERA.

fiscales los pleitos, causas y negocios, como meD. Felipe IV en Madrid a 5 de octubre de 1626. Y jor les pareciere, de forma que eu su vista y en Valencia a 22 de abril de 1652.

determinacion no haya alguna dilacion. (1) Que en las audiencias de Lima y Méjico haya dos fiscales, y que negocios han de despachar.

(1) Esta ley primera en cyanto á la reparticion Es nuestra merced y voluntad, que en cada

se manda observar en real cédula del Pardo á 5 de

abril de 1770. una de las reales audiencias de Lima y Méjico Eo cédula de 6 de abril de 1776 se unió á las haya dos fiscales, que el mas antiguo sirva la

fiscalias del crimen el empleo de protectores geneplaza en todo lo civil, y el otro en lo criminal.

rales de indios que antes se serviau separadamente;

pero si por muerte, ausencia ú otro impidimento Y porque á los mas antiguos pueden ocurrir

despachare uno las dos, debe abovársele la mitad tantos negocios, y pleitos civiles, que les falte

del sueldo de la que se le una por real orden de 13 tiempo, y los de el crimen se hallen mas des de marzo de 1788. Véanse las de 26 de junio, у

la socupados : Mandamos à vuestros vireyes del de 2 de agosto de 89, aunque estas reales órdenes Perú y Nueva-España, que provean y ordenen,

parece deben entenderse derogadas ya por otra de

15 de abril de 99. que siendo necesario se repartan entre los dos

Téngase tambien presente que a los fiscales los

4

[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

res, y

LEY II.

de seticmbre de 1587. En Toledo' a 25 de mayo de

1596. Ordenanza 90 de audiencias. D. Felipe Ill en D. Felipe II en Madrid á 29 de agosto de 1570. Y Madrid á 20 de setiembre de 1607. Y D. Felipe IV en la ordenanza 89 de audiencias en Toledo á 25 de

en esta Recopilacion.
mayo de 1596. D. Felipe IV en esta Recopilacion. Que los fiscales se hallen en las audiencias , juntas y

acuerdos estraordinarios.
Que los fiscales tengan el lugar y asiento que por
esla ley se declara.

Porque en audiencias y acuerdos extraordi.
Los fiscales de lo civil se asienten en los rea-

narios se tratan muchas cosas tocantes à nuestra

real hacienda y bien de los naturales, y convieles estrados en la misma orden que los oidores; pero en el último lugar, y lo mismo se guarde Mandamos a nuestros presidentes y oidores que

ne que se hagan con asistencia de los fiscales: en Lima y Méjico respecto de los alcaldes, para el asiento que ha de tener en su sala el fiscal del los hagan llamar para todas las audiencias, jun . crimen, y en las visitas de carcel, prefiriendo tas y acuerdos extraordinarios, asi de justicia, 'en ésta y todas las demas concurrencias a las

como tocantes á real hacienda, con los oficiales justicias ordinarias y alguaciles mayores ,

de de ella, ó para cosas de gobierno, ó en otra forma

que se les guarde en todo lo pertene- cualquier forma, aunque sea fuera de los acuerciente á sus oficios lo que està ordenado, y se

dos, o en otras cualesquier partes donde se haguarda con los fiscales de nuestros consejos, y

llaren ó los trataren, y no hagan las audiencias, chancillerias de Valladolid y Granada.

juntas y acuerdos extraordinarios sin avisar á

los fiscales, y que se hallen presentes.
LEY III.

LEY VI.
D. Felipe II en Toledo á 2 de junio de 1560. D. Felipe II en la ordenanza 79 de 1563. En Toledo

á 25 de inayo de 1596. Ordenauza 88 de Audiencias.
Que los fiscales asistan en las audiencias las tres ho-
ras de la mañana, y se puedan escusar de ir d los Que los fiscales no aboguen, sirvan por sus personas,
acuerdos, y tratándose negocios del fisco sean avisa-

y vean si se guarda lo ordenado. dos y vayan á ellos.

Mandamos

qut

los fiscales no puedan aboMandamos

que

los fiscales asistan en las au gar en ningun negocio, y entiendan solamente diencias las tres horas de la mañana , aunque en lo que á Nos tocare, y á nuestra cámara y no se traten vcgocios fiscales, y para que ten fisco, y asi lo juren ante los presidentes y oidogan lugar de ver los pleitus, ordenar las peti

sirvan por sus personas;

salvo cuando se ciones, y otras cosas que tocan à sus oficios, se ausentaren por justa causa , y por breve tiempuedan escusar las tardes: y en caso que en los po, y con licencia de nuestros presidentes, ó si acuerdos se traten, ó determinen pleitos ó ne dieren poder para algunos pleitos que se siguiegocios que toquen á nuestro real fisco, sean ren fuera de las ciudades donde residen las auavisados y se hallen presentes.

diencias, y tengan grande cuidado eu ver si se LEY IV.

guardar las provisiones dadas, y las ordenanzas

que están hechas, mayormente las que tocan á D. Felipe II en Madrid á 15 de agosto de 1564. Y á

la instruccion, conversion y buen tratamiento 3 de marzo de 1566. Y D. Felipe IV eu esta RecopiJacion.

de los indios, y su conservacion. (3) Que los fiscales se puedan hallar en los acuerdos , y

LEY VII. no se les ponga impedimento.

El emperador D. Carlos y el principe en Valladolid Ordenamos á los presidentes, oidores y al. á 2 de agosto de 1553. D. Felipe IV en esta Recopi

lacion. caldes, que en los acuerdos que se hicieren en las reales audiencias y salas de alcaldes, no im Que se muestren y participen ó los fiscales las cés

dulus, provisiones y curfus del rey. pidan, ni estorven a los fiscales, segun les tocare por el egercicio de sus plazas, el estar y ha Porque los fiscales puedan mejor servir sus

dellarse presentes todo el tiempo que duraren, oficios, y estén mejor informados de lo

que lo que toca á negocios de nuestra real

ben hacer: Tenemos por conveniente y necesaLacienda, como a otros cualesquiera que hubie. rio, que los presidentes y oidores les muestren re y se trataren, porque asi conviene a nuestro

y participen nuestras cédulas, instrucciones, real servicio, buena administracion de justicia provisiones, y las demas escrituras que para las y hacienda. (2)

audiencias se hubieren dado y dieren todas las LEY V...

veces que las pidieren. (4)

LEY VIII.
D. Felipe II en Madrid á 15 de agosto de 1564. En
Méutrida á 21 de mayo de 1577. En San Lorenzo à 2 D. Felipe Il en la ordenanza 131 de 1563 , y 146 de

audiencias de 1596. Y D. Felipe IV en esta Recopi

lacion.
hace censores régios la cédula de 19 de mayo de
1:01, la que no es otra cosa que una literal repe-

Que los escribanos entreguen los procesos ó escritu. ticion de las leyes 3 y 4, tit. 5, lib. 8 de la Novisi

ras que el fiscal piviere. ma Recopilacion.

Si los fiscales pidieren algun proceso ó esTéngase igualmente presente que en los casos graves que conviniese que se junten los dos fiscales, (5) Breve tiempo , parece ser hasta dos meses, Yo determinarán el virey o presidente y el regente segun parece indicarlo la ley 42, tit 22, ley pria que asi se ejecule. Si ambos no esluviesen conformes sobre el particular, lo decidirá el acuerdo sin (+) Véase la ley 29. titulo primero de este libro. concurrir ni el virey ó

presidente niel

regente , ar Ésta ley y la 29 del litulo primero de este libro, ticulo 26 de la lustruccion de regenles.

se mandan observar en cédula de 20 de agosto de (2) Véase la ley 30, tit 15 de este libro.

1767. TOMO 1.

66

asi por

[ocr errors][merged small]

1

mero.

[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][merged small]

critura, diciendo que lo quieren ver, é se les lo hagan en todos los dichos negocios en los ca.
hubiere mandado, que lo vean para alegar y sos que fueren citados por los oficiales reales,
procurar el derecho de nuestra real cámara y con el cuidado y diligencia que à vuestro real
fisco, el escribano de cáinara , ú otro cualquie- servicio y buen cobro de vuestra hacienda con.
ra ante quien pasare, ó hubiere pasado, se lo viene. Otrosi ordenen á sus solicitadores, que
entregue, ó envie el dia que lo pidieren, ó acudan a ellos con mucho cuidado, y les noten
mandare la audiencia, ú otro dia siguiente, las peticiones, y hagan las demas advertepcias
pena de cuatro pesos para los estrados por cada convenientes.
vez que hubiere falta en lo susodicho.

LEY XIII.
LEY IX.

D. Felipe II en Badajoz á 11 de noviembre de 1580.
D. Felipe Il en Aranjuez á 31 de mayo de 1573.

Y D. Felipe IV en Madrid á 4 de agosto de 1626. Que pidiendo los fiscales algunos testimonios se los Que los fiscales se muestren parte en los pleitos de den los escribanos, y las audiencias lo provean.

hacienda real que fueren en grado de apelacion de Nuestra voluntad es que por ninguna via ni

oficiales reales. forma se impida a los fiscales el darnos cuenta

Los fiscales salgan á todos los pleitos y nede todo lo que pareciere necesario a nuestro gocios tocantes á hacienda real, que en grareal servicio y causa pública. Y para que

asi se

do de apelacion de los autos y procedimientos

de los oficiales reales fueren å las audiencias, cumpla y egecute, mandarnos, que los escriba. nos de cámara de las audiencias, y todos los de.

hasta que sean fenecidos y egecutoriados, y lo mas de sus distritos, dén á lus fiscales todos los proveido sea llevado á debida egecucion. testiinonios que les pidieren en pública forma,

LEY XIV. para que los puedan enviar a nuestro consejo,

D. Felipe II en Madrid á 18 de mayo de 1572. Don o á las partes que tuvieren por convenientes.

Felipe III a 23 de mayo de 1607.
D. Felipe III en Madrid á 16 de junio de 1617. Que los fiscales sigan los pleitos de condenaciones

hechas por los fieles ejecutores, aplicadas a la cama.
Y ordenamos á las audiencias, que les hagan dar ra si se apelure para lus audiencias.
Jos testiinonios que pidieren en todas las cau-

Conviene al buen gobierno de las ciudades, sas y materias de nuestro real servicio

у
ha-

y. cobranza de las condenaciones aplicadas à cienda, citando las partes, si las hubiere, y es

nuestra real cámara , que cnando se apelare pa. tuvieren presentes, y no lo estando, sin citar

ra las audiencias de las condenaciones que hilas.

ciecen los fieles egecutores á algunos mercadeLEY X.

res, y regatones, de lo que compran y venden D. Felipe IV en Madrid á 25 de agosto de 1627. contra ordenanza, sigan nuestros fiscales las diQue los fiscales salgun á las causas de gobierno. chas causas, para que no se queden por deter

Los fiscales salgan á las causas que se siguie. minar, y administranduse justicia no sea perren en gobierno ante los vireyes o presidentes, judicada la real hacienda. Y inandamos á las au

diencias por los inconvenientes y daños que de no lo

y tiscales, que asi lo hagan, cumplan hacer asi resultan contra nuestra real hacien y egecuten. da, y los vireyes y presidentes los compelan á lo susodicho, y los fiscales pidan lo

LEY XV.

que convenga.

D. Felipe IV en Madrid á postrero de diciembre de
LEY XI.

1626.
D. Felipe IV en S. Lorenzo á 20 de ociubre de 1633. Que en pleitos de acreedores en que la real hacienda
Para esta ley y las siguientes se vea la ley 106, tit. 1, sea interesada, salga el fiscal y se le guurde su privi-
lib. 8

legio. Que los fiscales respondan d los negocios de que los Siempre que nuestra real hacienda fuere contadores de cuenlus les manduren dar traslado.

interesada en algun pleito de acreedores que
Mandamos à los fiscales de las audiencias pasare ante los jueces ordinarios por derecho
de Lima y Méjico y Santa Fe, que respondan que nos pertenezca : Mandamos que salga á él
á todos los negocios de que nuestros contadores nuestro fiscal, y que se le guarde el privilegio
de cuenlas les dieren traslado, pidiendo y ale que por derecho se le debe.
gando lo que tuvieren por mas conveniente.

LEY XVI.
LEY XII.

D. Felipe II en San Lorenzo á 1.9 de junio de 1574.
D. Felipe II en San Lorenzo á 1.° de junio de 1574 Que el fiscal salga a los pleitos que resullaren de
Y en Arroyo el Puerco a 8 de marzo de 1583. Don

cuentas de oficiales reales. Felipe IV en Madı id a 12 de octubre de 1625, y á

Mandamos que en todos los pleitos que se 10 de setiembre de 1630.

ofrecieren ante contadores que tomen cuentas Que los fiscales defiendan los pleitos de hacienda real,

sobre hacienda real, en virtud de nuestras órque pasaren ante oficiales reules

, y puedan ser ciluo 1 denes y comisiones á oficiales reales, salgan los para

fiscales de las audiencias y hagan las defensas En todos los pleitos que se ofrecieren de convenientes. nuestra real hacienda ante oficiales reales, se inuestren parte los fiscales de las audiencias, y la defiendan y hagan su oficio, sin poner dificultad ni otro algún impedimento: y'asimismo

[ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][merged small]

dos

ti

y lenj,

por

LEY XVII.

los vireyes con asistencia de oidores , fiscales y

oficiales reales para gastos que parece pecesaEl emperador D. Carlos y la emperatriz gobernado- rio se hagan de nuestra real hacienda , ra en Valladolid á 31 de julio de 1536 D. Felipe II en la ordenanza 60 de audiencias de 1573.

gan particular cuidado de enviarlas con toda Que el fiscal se halle å las almonedas de hacienda

claridad , para que conste lo resuelto en ellos, real.

y hagan una relacion de todo lo demas que se En todas ocasiones que se hubiere de ven

tratare, y deterıninare en los acuerdos donde der por los oficiales reales alguna cosa de nues

pongan por su propia mano lo tratado y deter: trá hacienda , donde hubiere audiencia , se ha

mivado cada dia, ó lo encarguen al escribano lle presente juntamente con ellos el fiscal á la que alli asistiere, y en cada un año envien una venta remate. Y mandamos á los oficiales rea

copia á nuestro consejo para que se pamos y enу les que no vendan ninguna sin esta calidad.

tendamos lo que se hace en aquellos acuerdos,

y qué utilidades resultan. Y inandamos á los LEY XVIII.

vireyes y presidentes que de la ejecucion ten. D. Felipe II en Monzon de Aragon á 25 de setiembre

gan continuo y especial cuidado. de 1563. Y en capítulo de carta de 1570 Y en Ar.

LEY XXI. royo del Puerco a 8 de marzo de 1583. D. Felipe III en San Lorenzo á 21 de setiembre de 1612 'Y en D. Felipe II en Madrid á 15 de diciembre de 1567. Mérida á 4 de mayo de 1619.

D. Felipe III en Lerma á 5 de junio de 1610. Que los fiscales de Santo Domingo y Filipinas se ha- Que en cada un año se envie al consejo relacion de lend las visitas de navios con los oficiales reales, y los pleitos sobre hacienda, en que el fiscal sea actor, no conozcan de las causas,

y se determinen con brevedad. Ordenamos y mandamos

que

los fiscales de nuestras reales audiencias de Santo Domingo y presidentes, o en su ausencia los oidores mas

Mandamos que en fin de cada un año los Filipinas se hallen juntamente con los oficial antiguos con los fiscales de nuestras reales aules reales á las visitas de los navios que entra- diencias manden hacer y que se baga con efece ren en aquellos puertos y

salieren para

estos

to, y nos envien en todas las ocasiones de via. reinos ó los de la Nueva España : denuncien lo que llevaren ó trajeren de mas de la permi- ges á estos reinos relacion muy particular y

puntual de los pleitos fiscales que hubiere, en sion : pidan se aplique á nuestra hacienda, y

que por nuestro real fisco sea actor el fiscal,

у que los culpados sean castigados con rigor de

nos pueda pertenecer. cualquiera bacienda y derecho, y no consientan que los navios vuel.

maravedis por comisos y coudenaciones, van sobrecargados , ni se entrometan en cono

otro cualquier derecho, refiriendo la calidad y cer de ninguno de los negocios que de ellas re- cautidad sobre que son o pueden ser, y el estasultaren, ni en mas de lo referido.

do en que estuvieren, todo con mucha dis. LEY XIX.

tincion, para que la mandemos ver, y se en.

tienda el cuidado y cuenta que en esto tienen, D. Felipe II cu Madrid á 17 de enero de 1578. Que los fiscales defiendan la real hucienda y contra- y provean que en los pleitos fiscales pendien digan el cumplimiento de libranzas en la cuja. les se haga lo que convenga , y sean determi. Nos tenemos proveido y mandado à los vi

nados siu' alguna dilacion.
reyes y audiencias de las Indias que no den li

LEY XXII.
brauzás sin nuestra orden espresa en las cajas
reales á nuestros oficiales, que en caso que

D. Felipe II y la princesa gobernadora en Valladoу

lid a 5 de setiembre de 1556.
los susodiclios libren algunas cantidades no cun-
plan sus órdenes ni libranzas. Y porque nues-

Que el fiscal prefiera en asiento si los oficiales reales

en las almonedas.
tra voluntad es que precisa y puntualmente se
guarde y ejecute: Mandamos á los fiscales de Los fiscales de nuestras reales audiencias
las audiencias que cuando se hicieren estas li prefieran en asientos en las almonedas à los ofi-
branzas en las cajas reales contra lo proveido ciales reales.
por Nos, salgan y se muestren partes Juego

LEY XXIII.
que les fuere avisado por los oficiales reales, o
de cualquiera suerte llegare a su noticia, y ha-

D. Felipe II en la ordenanza 94 de audiencias de

1563. Y D. Felipe IV en esta Recopilacion. gan todas las diligencias convenientes para que

Que los fiscales tomen la voz de las causas concerno se cumplan, y sea guardado y ejecutado lo

nientes á la ejecucion de la justicia.
proveido

por
Nos en esta razon.(5)

Ordenanos y mandamos que los fiscales de las
LEY XX.

audiencias tomen la voz é interpongan su oficio D. Felipe II en San Lorenzo á 28 de agosto de 1595. en los pleitos y ca'usas concernientes á la ejecu. D. Felipe Ill en el Pardo a 27 de febrero de 1620.

cion de nuestra real justicia , cuando se apelare Que los fiscales envien al consejo copias y relacio

de los corregidores y de otros jueces. nes de los acuerdos de hacienda.

LEY XXIV. Los fiscales de nuestras audiencias, donde conforme a lo dispuesto se debieren hacer é D. Felipe III en Madrid á 9 de marzo de 1620. bicieren acuerdos de hacienda , envien al con- Que los fiscales tengan cuidado de que se ejecute lo sejo copias de los acuerdus generales que hacen proveido sobre el tratar y contratar los ministros.

Porque está ordenado lo que ha parecido (5). Véase la ley 5, tit. 28, lib. 8.

conveniente para remedio de los escesos que ha

[ocr errors]

.

[ocr errors][ocr errors][merged small][ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors][merged small][ocr errors]
« AnteriorContinuar »