Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]
[ocr errors]

al respecto las otras piezas de plata , guardando los de causa de policía, dice: « La justa ley y lo dispuesto en cuanto a los registros; y si á proporcion de las monedas interesan á la socie. otras partes se sacare y llevare, incurran los dad pública y al estado; y siendo por esta razon culpados en las penas contenidas en las leyes y un asunto que merece las primeras atenciones, ordenanzas, que tratan de los que sacan moneda mando a los intendentes corregidores, que por de estos reinos de Castilla, y que lo mismo se sí mismos, sus tevientes y jueces subalterpos le guarde en la moneda, que en virtud de nuestras celen de continuo, para que no se corten pi falórdenes se labró en la oficina de Cartagena, por sifiquen las monedas de oro y plata que corren

у el tiempo de la permision.

en aquellos mis dominios, ni se vicien estos pre

ciosos metales que producen sus minas y placeLEY VI.

res, haciendo a los espresados fines cuantas inDe 1643. — Que no se ejeculen en las Indius dagaciones y encargos regularen convenientes, las pragmáticas del crecimiento del valor del

y las visitas ordinarias de platerías, tiendas y oro y plalu.

demas oficinas públicas que convenga, con asisOrdenamos, que las leyes dadas para estos tencia de escribano que dé fé de ellas y sus rereinos de Castilla y pragmáticas publicadas so- sultas. » bre el crecimiento del oro y plata, no se ejecu- Con arreglo á las leyes de los precedentes titen, ni alteren el valor , que hasta ahora han te- tulos 23 y 24, libro 4, en las Indias no podia lanido estos metales en todos nuestros reinos y brarse moneda de vellon, ni nada mas que la señorios de las Indias Occidentales, y que le de plata de las clases siguientes: reales de á ocho tengan y corran por el que hasta ahora han te- (pesos fuertes), de á cuatro, de a dos, de a uno nido, sin hacer novedad, usando de la moneda y medios reales. Despues se acuñaron equivade oro y plata , y de la que estuviere en barras, lentes monedas de oro, y cuartillos de plata, no y vajillas , de la misma forma y precio con que conociéndose otra fraccion inferior que la imaha corrido y corre ahora en aquellas provincias, ginaria de los 34 maravedises, que sagun la ley 4 conforme a las leyes y órdenes, que para lo de dicho titulo 24 ha de valer cada real de plata, que á ellas toca están dadas, las cuales es nues- ó 17 el medio, como se observa hasta el dia. Solo tra voluntad, que sean guardadas, cumplidas, en la isla Española por la ley final se permitió á y ejecutadas, y se hagan guardar, cumplir y la ciudad acudar moneda de vellon en cuartos ejecutar precisa , é inviolablemente. (1)

de 2 maravedises cada uno, valiendo así el real LEY VII. - De 1618. —Que las monedas de la de plata 17 cuartos, y asi respectivamente las

tierra en el Paraguay sean especies, y vulgan otras monedas. á razon de 6 reales de plata el peso.

De esta grave dificultad de carecer de las fracLeY VIII. - De 1583 y 95.- Que la moneda de ciones que son consiguientes al sistema 'moncta

vellon introducida y labrada en la Española rio de vellon, nace el no haber sido posible plancorra por el valor de 2 mrs. cada cuarto, va- tificarlo en las islas, como habria sido de desear, liendo asi el real de plata de 34 mrs, 17 cuartos,

para salir del embarazo, en que se ha visto la de y á este respecto las otras monedas (2). Cuba por la introduccion clandestina de consi

derable suma de las pesetas de vellon, por otro

nombre sevillanas, que admitidas insepsibleCurso valor de monedas.

mente como las columnarias de Indias al curso El artículo 74 de la ordenanza de 86, final de de 4 en peso fuerte, se dió así impulso con tan

[ocr errors]
[ocr errors]

(1) Esta ley con el capitulo 25 de la 17, tit. 22 de este libro se derogaron á solicitud de los plateros de Méjico por real orden de 15 de agosto de 178', concediéndoles permiso, para trabajar el oro de 20 quilates, conforme á la declaratoria hecha desde el año de 1744 para los artifices de España por los autos acordados 3 y 4, tit. 24, lib. 5 de la recopilacion de Castilla ; en cuya aclaracion y cumplimiento, mandó la audienci gobernadora , que a fin de no perjudicar los reales derechos se observase en la mani. festacion de las piezas lo dispuesto en la ley 34, tit. 10, lib. 8 de Indias.

(2) Seguo el texto de esta ley, el peso de plata ensay ada valia 450 maravedis, ó 225 cuartos de esta clase de moneda de vellon.

[ocr errors]

escesivo lucro al tráfico reprobado que se hacia que ofrece en los cambios menores, se procura de las procedentes de la Peninsula , y de las fal- vencer de comun acuerdo entre tenedor y tosificadas; fraude, que no bastó á contener la ! mador, que pierden la diferencia unas veces pena de comiso, y ademas otro tanto de multa uno, y otras otro, segun el caso , y el reciproco en liegando á 50 pcsos, con la pérdida del buque, inieres de cada cual. que imponía á los introductores el edicto de los dos gefes superiores de la Habana de 10 de mayo de 1827, repetido en 23 de agosto de 39. MONEDAS de oro y plata de Méjico, y deAl cabo, el complicado espediente del asunto, en mas estados umerico-hispanos. Habiendose que se trató de los medios de reprimir el abuso remitido de real órder por el ministerio de may sus perniciosas consecuencias, nivelando en rina y gobernacion de ultramar 13 monedas de el orden de ley la circulacion monetaria del pais, oro, y 16 de plata de la república mejicana al cnasi de las pesetas sevillanas, como del oro que sayador y marcador mayor de los reinos don tambien corria al curso exagerado de 17 duros Antonio Rafael Narvacz ; preseptó el estado de la onza, hubo de admitir la resolucion acordada su respectivo peso y ley, (que en las de oro las por los dos gefes en octubre de 1841, aunque

de mas quilates llegaba á 20 con 3/4 grados, y ceñida solo á la reduccion de aquellas al curso las de plata a 10 dineros y 20 granos); y redulegal de 5 en peso, que ya se habia fijado para ciendo su valor por las leyes supremas de 24 las del reinado de Isabel II desde febrero de quilates el oro, y 12 dineros la plata segun la 1840. Como una y otra medida no se acompañó real orden de 20 agosto de 1824, preventiva de de la reforma en la circulacion del oro, que que las casas de moneda de Madrid y Sevilla igualmente se promovia con copia de datos y pagasen el marco de oro de dicha suprema ley razones en el dictámen fiscal de 20 de agosto de à 3.040 rs. y el de plata á 181 , aparecen aque1839; y por otro lado el valor de las pesetas por

llas moncdas valoradas como pasta en: falta de fracciones equivalentes, resultaba deprimido en la mas baja estimacion de real y medio

onzas, año 1825 al 1834, cada una con pede plata, que se las dió para su recibo ó cambio

so de 7 oehavas, 3 tomines, 1 grano...... 311 19 al menudeo , de aquí el origen de haber vuel

3 medias de 1825 al 31, cada una con peso de

3 ochavas, 4 tomincs, 6 granos......... to á desaparecer la plata de los mercados de la

3 cuartas, de idem, cada una con 1 ochava, 8 isla de Cuba, y de la dificultad en los cam

tomines, 2 1/2 granos.. bios, y transaciones, de que vuelve a resen

9 octavos, ano de 25, con 5 tomines, 8 gratirse.

2 dieziseis avos del 25 al 31, con 2 tnmines, Asi pues, aunque por virtud del arreglo de

10 granos.....

195 1841 se indemnizó á los tenedores de lo que

De plata.-14 duros, del 23 al 27, cada uno con 7 ochaperdian por medio de cupones que se les despa

vas, 3 tomines, 1 grano........ charon, y del arbitrio aprobado sobre loteria

pesetas del 28 con 1, 5, 9. para su amortizacion verificada en 3 años (1); se tropezó en su planta con la dificultad del aco- Cuyo practicado cosaye se mandó en real órmodo a la diferencia del medio real de plata den de 25 de setiembre de 1841 circular y reresultante entre 5 pesetas sevillanas, admitidas mitir á las juntas de comercio , para precaver en sumas mayores por su justo valor de un duro, cualquier quebránto al público, con presencia y las mismas tomadas al menudeo al real y me- de lo mandado por el art. 9 de la ley de 11 de dio que se las considera de valor ; quebran- octubre de 1837 que asi lo disponia , permiliento que influyendo en la depreciacion de esa do la entrada en la Peninsula é islas adyacentes moneda, forzosamente obliga a los tenedores á de las monedas de oro y plata de los estados de sacarla fuera de la Isla. Entretanto el embarazo la antigua América española , como pasta ó'me

Rs. V

De oro,

155

77 6

nos........

38 11

19

2

9

(1) Por nota á la página 10 del impreso dictámen fiscal de 20 de agosto de 1839 se espresa haberse preseutado a la indemnizacion 4.423.694 pesos, calculando en 400.000 las isabelidas, que se dejaron fuera de circulacion por el bando de 21 de febrero de 1840, y con unas y otras en unos 5.000.000 de pesos el total de las introducidas.

tales no amonedados, para que como mercancia bianos y sus fracciones como los antiguos de cu. y á precios convencionales corran en el comer- ño español; y solo hay la diferencia en las oncio.- En la isla de Cuba por conveniencia y zas de oro, que circulando estas siendo española mayor espedicion del comercio se ha permi- las, á 17 duros; las otras se admiten á 16. tido, que corran los pesos mejicanos y colom

Tabla de la importacion y esportacion de metales preciosos en la isla de Cuba durante el decenio

de 1829 á 1738.

[merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small]
[ocr errors]
[ocr errors]

RESULTA. 1.° Que la plata en pesos fuertes importada en el decenio asciende á. 6.411.212 2." Que la esportacion de la misma fué.

5.502.625 3. Diferencia a favor de la Isla. ...

908.587 4.° Que las oozas importadas fueron en valor de pesos fuertes. 9.144,176 5.° Su esportacion en idem. . .

3.312.302 6.o Diferencia a favor de la Isla.

5.931.874 7.° Que el macho mas oro que plata, que se importa y queda en la: Isla,

dimana de la ventaja que en ella se dá al primer metal respecto al

segundo, estimándose la onza de oro generalınente por 17 duros, 8.° Que las dos diferencias saman.

6.840.461

.

Sigue la razon, deducida de las bases del comercio de la importacion y esportacion del oro

y plata amonedados en los años ulteriores.

[merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small]

Importacion y esportacion de metales, que ofrecen los puertos de la isla de Puerto-Rico

[blocks in formation]

CS

[ocr errors][ocr errors][merged small]
[ocr errors]
[ocr errors]

MONEDA MACUQUINA en Puerto-Rico.-equivocan entre sí, viéndose muchas piezas de Ha producido y produce alli su circulacion 2 y medio rs. mayores que las de cinco rs., casi iguales emburazos y perjuicios, que el an- necesario muchos dias para contar una cantidad liguo abusivo curso de las pesetas sevillanas en de consideracion; no pudiendo asegurarse con Cuba. Y se inserta, por lo que importe á su certeza haberla recibido. En el giro de las letras remedio , lo que la intendencia de Puerto Rico- es cuando mas se nota su pérdida, llegando hasinformaba en su Memoria de febrero de 40.

ta el 25 por 100 para obtenerlas ; de suerte que «Tiempo hace que se ventila en esta Isla si es el capitalista que cuente en esta Isla con 100.000 ó nó conveniente que continúe en la circulacion curos , solo posee en realidad 75.000.» la moneda macuquina. Las opiniones han sido « La macuquina trae su origen de Caracas. casi unánimes de que era llegado el caso de es- Antes de la revolucion de aquel pais el gobiero tinguirla ; tan visibles son los perjuicios y me- no habia percibido los males que causaba y noscabos que está sufriendo la riqueza pública, mandó por tanto recogerla , lo cual lejos de tey tan al alcance, que los comprendi desde el ner efecto, por las circunstancias de la guerra, momento que me encargue de esta intendencia.» se acudió a acuñar mas cantidad.»

«Sabido es ya de todos la influencia de la mo- «En esta Isla no fué introducida hasta 1813, neda , distinta de la que antes se creia tuviera, en cuya época la trajo la emigracion de Costacuando se la consideraba como único signo de firme, y el intendente don Alejandro Ramirez la riqueza pública. Es tambien constante, que mandó por su decreto de 18 de junio de 1813, en tanto llenará su objeto, en cuanto reuna las que se recibiera en tesoreria por el valor que circunstancias a que en todas partes se la suje- | la comun estimacion le diera.» ta , tales son las de cuño, peso y ley ; el cuño «Escasos y muy reducidos los medios que tu para conocerla; y el peso y la ley para justi- vo aquel celoso magistrado para sacar á la Isla ficar su valor , manteniendo correspondencia del estado de abatimiento y postracion en que entre ambos signos, de forma que no pucda al- la encontraba ; viendo imposible loda reforma lerarse el peso, sia que se advierta en el cuño.»

en la situacion económica del pais , interin exis«Luego no reuniendo la macuquina ninguno tiera el papel moneda, no merece su conducta de estos requisitos, sin los cuales la moneda de la censura ejercida por algunos, atendiendo solo ja de servir de agente que facilite las operacio a la situacion presente, y no puede lampoco nenes comerciales, evidentes son los datos que

garse que por de pronto aumentó la riqueza púcausa, teniendo como tiene la riqueza sujeta á blica, porque su valor fué mayor que el que telas operaciones de una casa de comercio , que nia el papel moneda.» hace subir ó bajar su valor conforme importa á «No lamentáramos lioy tantos perjuicios, si sus intereses.»

la circunstancia que fijó para su admision,

de «Ocasiona tambien dilaciones en los pagos, serlo solo por el valor que se le diera , y no por porque estando reducida á piezas de valor de el que marca, no hubiese sido lacgo olvidada. 5 rs. vn., 2 rs. y medio, y 1 y 8 mrs., que se Para juzgarle es tambien preciso tener en cuen

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

ta, que la macuquina que trajo la emigracion de Costa-firme , era de buena ley y peso, y no pue. de ser culpa suya que estraida luego por algunos agiotistas, para con supropio valor introducir mayor cantidad de la que se fabrica en los Estados-Unidos de América , no se hubiese tratado de corregir el daño.

«Si alguno pudiera aun estar en dudas del va: lor de la moneda macuquina , el informe que han dado el grabador y el ensayador mayor de los reinos en febrero del año próximo pasado, pondrá término á ellas. Ambos funcionarios despues del exámen que hicieron de las monedas se esplican :

« Examinadas detenidamente dichas monedas « por el gravador general y ensayador mayor » de los reinos, resulta que son tres clases.-La » primera y la mas numerosa es la de las mo» nedas, acuñadas y por consiguiente se debe » creer que han salido de la casa de moneda la

mada de Caracas segun su marca; son todas » ellas de 2 rs. de plata, y en general de los años » de 1818 y 1819 ; se nota en su peso una falta » de 3 ó 4 tomines, y su ley es de 9 dineros, de» biendo ser de 10 y 20 granos. Aun cuando no » tienen cordoncillo, no parecen cercenadas, » por lo cual se debe suponer que tales como » son, proceden de la referida casa de moneda. » La segunda clase se compone de un corto nú» mero de monedas evidentemente falsas, por

ser vaciudas sobre el tipo de las anteriores: » tienen unas con otras de 3 à 4 tomines menos » de peso del que les coresponde, y su ley no » pasa de 4 dineros y 20 grados. La tercera y » última comprende las monedas llamadas ma» cuquinas ó sea de cabo de barra, de uno y de » 2 rs. de plata , cuyo tipo presenta ciertas ano» malias, que hacen casi imposible formar una » opinion exacta acerca de ellas. Parece sin em» bargo que provienen de acuñacion, ya sea en » la dicha casa de Caracas , ó ya fuera de ella. » Están igualmen te faltas de peso en 3 ó 4 tomi» nes, y su ley es de 9 dineros, debiendo ser » de 10 y 20 granos como ya se ha dicho, por » cuya razon, a pesar de ser su tipo algo seme» jante al de las anteriores, deben considerarse » como falsas. Por todos estos datos, la comision » cree en resúmen que sin embargo de estar

permitida en las islas de Cuba y Puerto» Rico la circulacion de la mone da proce» dente de los Nuevos Estados de América es

"pañola , no debe permitirse el curso de las « monedas de 1 y 2 rs. de plata , de que se tra» ta, procedentes de la casa-moneda de Cara» cas.”

«Dije antes, que el valor de la riqueza pública de esta provincia pendia de las operaciones de una casa de comercio , á cuyo arbitrio se encnentra la alza ó baja del precio de la macuquina , y es este un hecho tan positivo, como lo son las condiciones ruinosas, que el comercio ha impuesto á los hacendados con tal motivo. Entre los ayuntamientos que asistieron á mi autoridad manisestándolo para su remedio, el de Patillas dice lo que sigue:»

« La notoria escasez de moneda macuquina que se advierte en todos los pueblos de la Isla, ha hecho discurrir al comercio el odioso cálculo de establecer un verdadero monopolio con las onzas y demas monedas de oro españolas y colombianas , dándoles un valor imaginario que varian á su antojo, segun la clase de especulaciones que va á practicar.- Llamo monopolio á este tráfico, porque confabulado el comercio en su propósito, hace la ley al labrador, al jornalero , y á los demas consumidores en los térnos que paso á esplicar á V. E.-Cuando un hacendado recibe del comerciante el premio de los frutos que le ha vendido, lo paga en onzas colombianas, á razon de 18 pesos. Si instantáneamente con aquella misma moneda compra algunos viveres para su hacienda , se las reciben á 17 pesos 4 rs.; y si quiere cambiar por macuquina sin hacer compra alguna , entonces le abova solo 17 pesos, ó menos; practicandose esto mismo en las demas clases de consumidores; a estos y aquellos no les queda el arbitrio de buscar otra casa de comercio para sacar mejor ventaja , porque la confabulacion está hecha , y no hay mas remedio que sucumbir. El monopolio está prohibido por nuestras leyes, y las de las Partidas hablan de él con bastante estension; y con respecto á variar el valor real de la moneda , enseña un intérprete de nuestras leyes, que siendo la moneda el medio ó instrumento de las permutas no solo entre los indivi. duos de un pueblo, sino entre los de todas las naciones, po debe hacerse depender su valor del capricho de cada gobierno, sino de la estimacion intrinseca de los metales de que se compone, y por fatales que sean las circunstancias en que se halle un estado , nunca debe darse á

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »