Imágenes de páginas
PDF
EPUB

cargas públicas y concejiles para que no les ceptuan en el artículo 89, pueda juez alguno, ucupen oi distraigan de sus encargos, y puedan ni tampoco los mismos intendentes poner preso tener la puntual y debida asistencia á ellos; pe á ningun sugeto que tenga á su cargo caudales ro esta exencion no se ha de estender a los de- de mi real hacienda sio que primero , salvo que rechos reales y municipales que causaren por sea de noche, se le conduzca á la caja real, ó razon de sus personas, haciendas , tratos rentas parage donde tuviere los caudales y papeles resó grangerias licitus que tuvieron y gozaren ade pectivos à su encargo, y alli exhiba por sí mismo mas de sus sueldos. (1) Y quiero asimismo que las llaves, y á su presencia se cuenten el dinero á los dichos empleados se les guarden cuales у efectos que dijere pertenecer á mi real baquiera otras exenciones y prerogativas que res cienda ; se reconozcan , señale él mismo, y se pectivamente les correspondan, y les estén con inventarien con toda individualidad los papeles, cedidas por la ordenanza ó particular instruc- libros, cuentas, vales ó resguardos que hubiere cion del ramo en que sirvan.

del mismo asunto: de modo que no pueda des

pues alegar ocultacion ni suplantacion de alguART. 92.

nos, ni que se le han quitado la libertad y los Es igualmente mi voluntad que ni los jueces medios de dar la cuenta justificada , ó de que. ordinarios, ni otros algunos impidan a los suge otro se la forme por los libros y documentos tos empleados en el resguardo de mi real hacien inventariados con su asistencia; y evacuada esda el uso de todas las armas ofensivas y defen ta primera diligencia, (que si la aprehension se sivas, que espresamente no les estuvieren prohi-hiciese de noche se practicará en la mañana inbidas por mis especiales órdenes y bandos de mediata con preferencia á cualquiera otra, y aquel gobierno, respecto de que siempre se en con las precauciones correspondientes a evitar tiende que van de oficio como los demas minis la fuga) se le tomarán las llaves, que no se le tros y alguaciles ordinarios: confiando del celo recibirán antes; se pondrá todo en seguridad, de los intendentes, bajo cuyo mando sirvieren y á cargo de sugeto que responda de ello y conque no les permitirán usar de puñales, rejones tinue la comision; se conducirá su persona ni pabajas, prohibidas por alevosas y sumamen adonde convenga, y se seguirá la causa que hute perjudiciales a la seguridad pública, y que les biere dado motivo a la prision, sin detener por advertirán seriamente no abusen de las otras ella la formacion de la cuenta , bien sea por él armas con hacer gala y ostencion de ellas, cor mismo si el caso y circunstancias se lo permirigiendo y castigando a los que contravinieren tiereo, ó por sus fiadores, ó por persona que á sus disposiciones sobre este punto; pues lo podrá nombrarse de oficio si él ni ellos no lo hique por sus oficios se les permite para evitar у cieren. Y de este modo, y no de otro, se pocontener á los defraudadores, no debe servir drán tomar llaves y papeles á los que tuvieren para amedrentar a los que no lo son, ni para es á su cargo caudales de mi real hacienda, pena candalizar al público.

de que el que lo contrario ejecutare será res

ponsable de las resultas, del mismo modo que ART. 93.

lo seria el empleado ó encargado y sus fiadores; Por cuanto la esperiencia ha demostrado los pues hay medios de proveer a la seguridad de gravisimos inconvenientes que suelen seguirse las personas, y á la administracion de justicia, contra mi real hacienda de poner presos á los sio faltar al respeto debido á mi real erario. encargados de la recaudacion de algunos ramos de ella , sin proveer del modo conveniente á la El articulo 94 se versa sobre MONTES-PIOS; seguridad de sus caudales y papeles, y á la for y el 95 sobre ESCRIBANOS.-De los articulos 96 macion de su cuenta , ordeno y mando que por al 108 son concordantes el 114 al 121 de la ordeningun acontecimiento, sea de la clase que fue nanza de 803, y se prefiere trasladar abajo la re, ni aun de los criminales y demas que se es letra de estos, por mas generales y contraidos

(1) Este periodo de cursiva es sostituido en el artículo 109 de la ordenanza de 1803 por este otro, rentas ú otros motivos que no sean negociaciones en la provincia, pues estas les están absolutamente prohibidas.

rosos.

en la materia de funciones y responsabilidad de que debieren á los plazos señalados, reconvilos ministros.- El 109 al 115 véanse en LIBRO niendo en tiempo y con eficacia á Jas justicias y DE LA RAZON GENERAL.

demas personas obligadas á su exaccion , é in

formándose mensualmente de los ministros de ART. 116.

real hacienda de su territorio del estado de las En las rentas que se administren de cuenta de cobranzas, para dar con oportunidad las necesami real erario celarán cuidadosamente los inten: rias providencias contra los renitentes ó modentes la exactitud de sus cobranzas, y el ma

ART. 119. yor aumento que con justicia y equidad se pucda dar á sus productos, como tambien sobre el La esperiencia tiene acreditado en todas pardesinterés y pureza con que deben proceder los tes que el relevar á los pueblos de ejecutores y ministros de real hacienda contadores y tesoreapremios ha producido efectos muy ventajosos,

, ros, los otros administradores , ya generales ya por que siempre les faltaba para enterar sus principales o particulares, y los demas subalter principales alcances todo lo que consumian en nos a quienes estuviere encargada su recauda- negociar esperas y satisfacer salarios; y en esta cion, para evitar los muchos perjuicios que de consideracion procurarán los intendentes evitar lo contrario se originan á mi real erario con no cuanto sea posible el despacho de ejecuciones, menores molestias de los pueblos; y si necesi- sino es en casos muy precisos , con moderadas taren de auxilios superiores para contener y

dietas y términos prefinidos, enviando un solo castigar á los empleados darán cuenta al supe. ministro para toda calidad de débitos , á fin de rintendente subdelegado, y observaráu las ór- que lo exija al mismo tiempo con menos daño denes

que
les comunicare.

de los deudores, y guardando en estos casos los

privilegios de los indios , y los meses de moraART. 117.

toria concedida á los labradores en todos mis Si algun ramo ó derecho de mi real erario dominios, que siendo en estos de España, con estuviere arrendado en todo, o en parte, cui

atencion á sus cosechas, los de junio, julio y darán los intendentes de evitar las demasias y agosto, se señalarán por cada intendente en su violencias con que los asentistas suelen aniqui provincia, con aprobacion de la junta superior lar los pueblos precisándolos a escesivos pagos,

de hacienda , aquellos que correspondan con la que arreglan á medida de su ambicion , y no de misma consideracion y respecto. la posibilidad de los contribuyentes, a quienes

ART. 120. afligen en las cobranzas con apremios y gastos que no pueden soportar. Y supuesto que el me- Con igual esmero deberán averiguar secreta dio mas eficaz de precaver estos daños será y reservadamente como proceden las justicias siempre el de preferir, como lo tengo mandado en el repartimiento y exaccion de las cantidades en la renta de alcabalas y otras, la administra- que contribuyan los pueblos encabezados con cion bien arreglada, y los equitativos ajustes o nui real hacienda , si los hubiere, por el ramo encabezamientos donde no pueda establecerse, de alcabalas ú otros; inquiriendo tambien si carordeno que los jueces subalternos y exactores gan á los vecinos la contribucion bien considede tributos y demas derechos reales que me pa.

rados los bienes , tratos, negociaciones y grangan aquellos vasallos, los cobren en los tiempos gerias de cada uno, y si arriendan ó administran oportunos á fin de escusarles el gravámen de con pureza los puestos públicos, donde los hacostas, y los atrasos de un año para otro, que ya , para que sirva su producto en beneficio del regularmente proceden de omision de los ad- comun, aplicándole a satisfacer, en la parte á ministradores, ó negligencia de las mismas jus- que alcance, el encabezamiento, á no tener otro ticias.

preferente destino. ART. 118,

ART. 121. Tambien cuidarán muy particularmente de que los administradores , depositarios ó recau- Mediante que todos los que se sintieren agradadores de ramos de mi real erario en su dis- viados en estos repartimientos de los pueblos trito, pongan en las tesorerías respectivas lo encabezados podrán acudir a los intendentes, deben estos tomar conocimiento de sus quejas, mismos pueblos y causas de que provengan esy dar las órdenes convenientes a las justicias tos atrasos, despachando , si fuere necesario, respectivas para que se deshaga el perjuicio; y persona de su satisfaccion que las averigüe sucuando ellas no cumplan lo mandado, ó espon- maria y exactamente á fin de que, hallando ser gan circunstancias de hecho que necesiten de ciertas, puedan consultar á la junta superior de exámen ó justificacion, cometerán las instancias hacienda para que conceda la espera que estiá sus tenientes , ó subdelegados de los distritos mare conveniente segun las circunstancias, y con facultad de nombrar personas prácticas que lo que acerca de este particular se ordena en el revean los repartimientos para que, verificado artículo 141. el agravio, lo reparen; pero si estos espedien

ART, 125. les se retardaren por maliciosa detencion de En el caso de hallar los intendentes que en las justicias, las apremiarán con multas, hacien- sus provincias estan oscurecidos ó usurpados do que a su costa se ejecute todo, y se iodemoi- algunos derechos de portazgos, pontazgos, pesce el daño de las partes.

querias ó cualesquiera otros que pertenezcan á

mi real erario, ó á la causa pública, tomarán ART. 122.

conocimiento de ellos, y los informes conduNunca han de permitir se reparta mas que lo centes para dar cuenta á los fiscales de mi conliquido de la contribucion, prohibiendo todo sejo, ó al de la audiencia del distrito, segun abuso ó aumento con pretesto de derechos de corresponda á la naturaleza de las cosas; y al escribanos, salarios de repartidores, ú otros mismo tiempo pondrán en mi real noticia por la cualesquiera gastos, por ser carga y obligacion via reservada lo que descubrieren sobre estos de las justicias, ó de las personas diputadas en puntos, para que mande dar las oportunas prolos pueblos encabezados, hacer la cobranza, videncias, ó que se pongan las demandas conconduccion, y entero en mis reales tesorerias, venientes. con el premio que por ello les hubieren asignado, cuyo importe será lo único que deba in- El articulo 126 al 141 refierense á la renta de cluirse y aumentarse en los repartimientos, con TRIBUTOS, y el 142 ul 144 á la de ALCABALAS. tal que no esceda de un 5 por 100.

ART. 145.
ART. 123.

A fin de que los admiðistradores de alcabalas En consideracion á este premio concedido y otras rentas no carezcan de la competente por los pueblos á sus jueces ó exactores de las autoridad y facultades para el mejor desempeño, contribuciones, se despacharán los apremios quiero que ejerzan todas las coactivas econócontra ellos, sus bienes y fiadores cuando se

micas, y oportunas para su efectiva recaudacion hallen en descubierto, y no contra los comunes en los mismos términos que se declara en el aró primeros contribuyentes; advirtiéndoles con tículo 76 respecto de los ministros de real haanticipacion los intendentes por sus avisos y cienda, quedando, como en él se espresa, la cartas órdenes para que no pretesten ignoran- jurisdiccion contenciosa reservada a los intencia , ni difieran la exaccion por motivo alguno, dentes; bien que estos, ó porque no tengan pues haciéndola en los debidos tiempos podrán subdelegados en los respectivos partidos, ó por pagar en tesoreria á los términos ó plazos se- las distancias y dificultad en los recursos, poñalados.

drán delegarla en los mismos administradores ART. 124.

en cuanto baste á que pongan las causas en estaSi, no obstante, se reconociere que la re- do de sentencia para que así se las remitan. Petardacion dimana de absoluta imposibilidad en ro esceptuo de esta limitacion al superintenlos pueblos por algun suceso estraordinario, y dente administrador de la aduana de Méjico y no de omisiones ni contemplacion de las justi- de los partidos que la están agregados; porque cias en las diligencias que sean obligadas á prac- recaudándose en ella muy considerables sumas ticar para la cobranza de los tributos reales y de las alcabalas , conviene y es mi soberana vodemas ramos que corran á su cargo , deberán luntad , que continúe espedita su administracion informarse los intendentes del estado de los en el territorio que la es privativo, y en el con

[ocr errors]

la jurisdiccion y facultades que por la ordenan- Arliculos de la causa de hacienda , que en la za formada para la misma aduana con fecha de ordenanza de 1803 varian en algo, ó concuer26 de setiembre de 1753 se le concedieron; bien dan del todo con el texto de los precedentes. que ceñidas en su ejercicio á solo proceder en

ART. 95. primera instancia contra los causantes y deudores de alcabala, y á conocer en la propia forma A las obligaciones que en general se han esde los casos en que se hiciere controvertible es. plicado correspondientes a la administracion de te derecho, ó se dudare en cualquiera modo de justicia , gobierno y policia de los pueblos, han su legitimo adeudo, y en todo ello con las res- de unir los intendentes las que son no menos imtricciones y ampliaciones que por reales órde- portantes para la direccion y buen manejo de nes posteriores estuviesen prevenidas, y otor- mi real hacienda , que en todos sus ramos y degando las apelaciones de sus sentencias definiti-rechos que de cualquier modo le pertenezca, vas, satisfecha antes la alcabala , para la junta estará sujeta a su privativa inspeccion y conocisuperior de real hacienda ; pues para todo lo micnto , á cuyo fin ordeno y declaro: que la ju · demas, á que por la citada ordenanza se esten- risdiccion contenciosa concedida por la ley 2, dieron las enunciadas jurisdicciones y faculta- tit. 3, lib. 8 á los oficiales reales, y la que á su des, se han de tener por espresamente dero- imitacion ban ejercido los directores y adminisgadas, y observarse lo dispuesto en esta ips- tradores generales o particulares de cualesquietruccion.

ra rentas, ha de entenderse en lo sucesivo reu

nida en todo y trasladada a los intendentes, sin Continúan los restantes articulos de la orde- perjuicio de que los oficiales reales, con el nomnanza de 1786, dundo reglas para cada ramo o bre de ministros principales de real hacienda, negociado particular de hacienda , y de ellos se contador y tesorero, continuen con la mancohace mencion en sus lugares. Contraido al munada responsabilidad y fianzas, que siempre desempeño de los empleados de las oficinas pre- han tenido; y ellos, y los demas á cuyo cargo viene el

esté algun particular ramo, lo administren ó reART. 238.

cauden, ejerciendo las facultades coactivas ecoDispondrán los intendentes que los ministros rómicas conducentes al intento, sin mezclarse de real hacienda principales y foráneos, y los en las contenciosas, que reservo á los intendendemas administradores de su respectiva provin- les para todos los casos en que sea necesario cia , les den relaciones individuales de todos los proceder judicialmente. empleados en las oficinas, cobro y resguardo

ART. 96. de mis rentas reales , desde el primer dependiente hasta el último guarda, con distincion de Para aclarar las dudas que han sido tan frelos ramos en que sirvan, y sueldos que gocen, cuentes sobre el uso de estas facultades coactipara que, forniando un libro de todos, y to- vas económicas, y de la jurisdiccion contenciomando los informes que tuvieren por conve- sa de los intendentes, se tendrán presentes los nientes de la capacidad , pureza y costumbres artículos 16, 18 y 19, y consiguiente a la esplide cada uno, celen con la mayor vigilancia cacion que en ellos se hace de ambas jurisdicsobre la conducta de ellos, y el exacto cum- ciones, deberá entenderse la coactiva y econóplimiento en sus respectivas obligaciones, amo- mica estensiva á realizar las cobranzas por medio nestando primera y segunda vez á los que incur- de prisiones y embargos, cuando se trate de deurieren en alguna falta ó descuido, y suspendiendo das líquidas, como lo son las de alcances que á los que por su reincidencia merecieren esta ya lo estén, las de plazos cumplidos en oficios demostracion, de que darán cuenta justificada al vendibles y renunciables, alcabalas, tributos y superintendente subdelegado de mi real hacien- otros ramos en que suele darse y señalar tiemda, para que determine el castigo que corres- po para su pago; pues en estos y cualesquiera ponda a la calidad y circunstancias del esceso ó otros casos en que el derecho de mi real haciendelito.

da sea claro, y por las mismas leyes , reales órdenes ó peculiares reglamentos no admita duda

deberán los ministros de real hacienda , y deTOM. III.

59

mas á quien toque la recaudacion, verificarla, nada puede servir de embarazo á la literal obdando por sí mismos las providencias necesarias, servancia del artículo anterior, ni dar justo sin que á pretesto de las contradicciones y re- motivo á disculparse en las cobranzas y diligencursos que se hagan, puedan llamarse dichos cias judiciales que pidan; y porque en las de negocios contenciosos, hasta despues de haber fuera no padezcan atraso, y por la distancia de satisfecho y puesto en la tesorería , á lo menos algunos partidos se hagan dificiles los recursos á ley de depósito, la cantidad de que se trate (1). á los intendentes, cometerán estos todas sus fa

cultades para solo lo contencioso de las causas ART. 97.

de hacienda y económico de guerra á los subCon lo dispuesto en el precedente artículo se delegados, segun queda declarado en los arafianza mas la responsabilidad, que por las leyes tículos 38 y 41, y á ellos acudirán cualesquiera tienen los ministros y deroas encargados de la ministros ó administradores de real hacienda cobranza de mi real hacienda ; pues no pueden de aquel partido, cuando asegurada la deuda eximirse de ella por falta de facultades, cuando haya de procederse á la venta de bienes embarse les conservan las necesarias para asegurar gados, ú otros actos y providencias judiciales; los créditos con la prision y embargo de los y puestos los autos en estado de sentencia , los deudores, siempre que la necesidad obligue á remitirán al intendente, para que con acuerdo tal estremo ; pero luego que así lo hayan prac. de su asesor pronuncie la que corresponda en ticado, han de dar cuenta al intendente con las justicia.

ART. 99. diligencias obradas en el asunto , y entonces las continuarán aquellos magistrados, procediendo Los ministros de todas las oficinas de real haá la venta y remate de los bienes embargados, cienda que hubiere dentro ó fuera de la capital y demas actuaciones que conforme á derecho de la intendencia, han de pasar mensualmente correspondan, para lo que sustanciarán los au- á ella una razon por mayor de los recursos que tos ó espedientes con los mismos ministros ó hayan hecho al intendente ó subdelegados, administradores respectivos de mi real hacien- providencias que se hayan dado y estado, que da á quien corresponda; pues tanto en estos ca- lengan, y los intendentes han de remitir la genesos, como en cualesquiera otros en que se trate ral de toda la provincia al superintendente, pade su cobranza, han de reputarse por parte para

ra que examinándose en la junta superior de seguir la demanda á representacion de mi real gobierno , se note el celo ó morosidad de unos fisco; y para que lo hagan con el decoro debido y otros, y pueda ocurrirse a repararla: en la y que que no se distraigan de sus ocupaciones, inteligencia de que a los primeros no se admitini se les obligue á estar como otros litigantes rán en sus cuentas las partidas, que dieren pencuidadosos de saber las providencias, pasarán dientes de los autos ó diligencias ante los subdelos escribanos á noticiarselas y entregarles los legados ó intendentes, si no acreditasen tambien autos en sus oficinas , ejecutándolo con toda la haber dado este mensual recuerdo , con el cual atencion que corresponde á sus oficios, y que la cubrirán su responsabilidad, y será toda de los leg 26, del tít. 3, lib. 8 encarga se les trate. intendentes, contra quienes el tribunal de cuen

tes sacará las resultas que sean justas, y proceART. 98.

derá con todas las facultades que le son propias, En las oficinas de la capital de la intendencia participándolo al superintendente para que las

(1) La real órden de 13 de diciembre de 1811 á la intendencia de la Habana renueva, y confirma estas facultades coactivo económicas concedidas, para que anden expeditas las cobranzas reales, esplicándolas en los propios términos de este articolo, con la sola variacion de suprimir lo del apremio prisiones, como para reservarlo, seguo parece conforme, á la autoridad jurisdiccional de los intendentes, en cuyas atribuciones , para conocer en todos los casos que fuese necesario proceder judicialmente, prohibe la real órden, se mezclen los ministros priocipales y foráneos de hacienda. En consecuencia otra de 27 de noviembre de 1839 aprueba el acuerdo de la junta superior directiva de la Habana, en que sobre consulta del administrador de rentas de Santo-Espíritu se les faculta, para hacer efectiva por la via económica y de apremio toda deuda liquida, que como tal resulte en los libros.

« AnteriorContinuar »